La fruta extremeña busca reinventarse con nuevas variedades y mercados más lejanos

Posted on

La fruta extremeña llega a 50 países, desde Europa a Hong Kong o Singapur

ciruelas_0

El sector de la fruta de hueso en Extremadura, que concentra más de 14.200 hectáreas de cultivo en las Vegas del Guadiana, quiere reinventarse. Y lo quiere hacer cuando ha tenido una de las mejores campañas en producción de su historia pero que ha traído consigo unos precios ruinosos para el productor.

El veto ruso a las importaciones de ciruela provocado por el conflicto de Ucrania, los problemas para la exportación vía Francia y la mayor competencia internacional han terminado por encender las alarmas.

Desde la Asociación de Fruticultores de Extremadura (AFRUEX), que preside Antonio Chavero, se ha exigido a la Junta de Extremadura un plan estratégico global que garantice el futuro del sector. El sector agrupa a 5.000 fruticultores y más de 42 centrales hortofrutícolas.

Transporte
Los productores quieren abordar la necesaria reconversión varietal que incluya nuevos productos y variedades emergentes que tengan menos competencia exterior; mejorar el transporte de mercancías tanto por tren como por avión para abordar más mercados y llegar a los ya consolidados con más rapidez; del I+D y de aumentar la industrialización del producto para no centrarse sólo en su venta en fresco y poder alargar más su salida comercial y también aumentar el empleo en las centrales hortofrutícolas.

La administración regional también quiere avanzar en la concentración de la oferta en un sector en el que todavía existen muchas cooperativas produciendo los mismos productos en la misma época –nectarina, ciruela y melocotón sobre todo– a muy pocos kilómetros de distancia y con una gestión comercial por su cuenta.

Más competencia
El sector productor tiene claro que cada vez es mayor la presión de terceros países productores en los mercados europeos de consumo, tanto de Italia como de Francia o Grecia. A los que se están uniendo en los últimos años nuevos productores potentes como Turquía o Serbia más cercanos geográficamente a los mercados de Centroeuropa.

“Hay una crisis de consumo evidente, porque hay muchísima oferta de otros países productores y todo se junta para que este año estemos viviendo una campaña nada positiva”, asegura Antonio Chavero.

Cultivo estrella
Actualmente el sector de la fruta en la región concentra más de 14.500 hectáreas en las Vegas del Guadiana, casi todas en la provincia de Badajoz: 8.250 hectáreas de melocotón y nectarina: 5.300 hectáreas de ciruela, unas 1.000 hectáreas de pera y unas pocas de albaricoque. A esta cantidad habría que sumar unas 7.000 hectáreas de cerezos en las comarcas del norte de Cáceres, especialmente en el Valle del Jerte.

Mercados
La fruta extremeña llega cada campaña a cerca de 50 mercados exteriores, desde los europeos hasta Hong Kong o Singapur. Por volumen de compras, Brasil, Portugal, Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, Polonia y Países Bajos son los mejores compradores de la fruta de hueso extremeña que vende en el exterior cada campaña más de 120 millones de kilos.

La Junta de Extremadura prepara para los próximos meses visitas comerciales al exterior o inversas de China, Argelia o Egipto para potenciar las ventas de fruta.Tras la industria de tomate, es el segundo sector con mayor volumen de exportaciones. El 8% de lo que exportó Extremadura en el 2013 fueron frutas, según datos de Aduanas.

Portugal concentra el 30% de las exportaciones extremeñas y el 41% de las importaciones

Posted on

Cada año las empresas y cooperativas de la región exportan más de 500 millones de euros al mercado portugués, frente a los 237 de Alemania y los 226 de Francia

in-portugal

Las exportaciones extremeñas han diversificado su “mapamundi” en los últimos años, pero siguen teniendo cierta dependencia de Portugal y sus compras. Los datos de Comercio Exterior del año 2013 –último completo– así lo demuestran.

Extremadura exportó el año pasado un total de 1.667 millones de euros, de los que 503,1 millones tuvieron como destino Portugal, lo que supone el 30,1% del total. Una cifra muy alta si la comparamos con el total de España, donde Portugal sólo supone algo más del 7% de las exportaciones.

El segundo mayor comprador de mercancías extremeñas el pasado año fue Alemania con 237 millones de euros y el tercero Francia con 114 millones. En cuarto lugar se situó Italia con 114,1 millones y en quinto Reino Unido con 75,9 millones.

En cuanto a las importaciones, Portugal volvió a ser también el principal destino de las compras extremeñas en el exterior con un total de 455,5 millones de euros en el 2013, lo que sitúa el saldo favorable a la región en sus relaciones con Portugal en sólo 47,6 millones de euros. En los últimos años, las importaciones extremeñas desde Portugal han aumentado con mayor fuerza que las exportaciones.

España como país exportó un total de 17.485 millones de euros a Portugal en el año 2013, comprando en el país luso mercancías por valor de 9.814 millones. En el primer semestre del 2014, las exportaciones españolas a Portugal han subido un 8,6% hasta los 8.690 millones de euros.

Las mejores conservas gallegas de pescado llevan tomate de las Vegas del Guadiana

Posted on Actualizado enn

Grandes conserveras compran a industrias como Transa las salsas para las latas de atún o sardinas con tomate

El tomate extremeño de las Vegas del Guadiana no sólo acaba en los tetra briks de salsa, en los botes de ketchups o en las pizzas. También lo hace en miles de latas de atún o de sardinas de las principales industrias conserveras del norte del país, especialmente las de Galicia.

Cada vez más las industrias extremeñas aprovechan esta creciente demanda, en la que empresas como Transa, de Villanueva de la Serena, figuran entre las más activas.

No hay que olvidar que España es el mayor productor europeo de conservas de pescado con una media de 342.500 toneladas anuales. Aunque el sector ha tenido que enfrentarse a una fuerte reestructuración motivada por el auge de las marcas blancas y la competencia de terceros países de Asia y del norte de África, de la que sólo quedan unas 130 empresas.

Más de la mitad se concentran en Galicia, que acapara el 87% de la producción española. Grupos como Jealsa-Rianxeira, Calvo, Frinsa, Garavilla o El Consorcio dominan el mercado, que en los últimos años no ha parado de innovar con nuevos productos, entre los que destacan las presentaciones con tomate.

El cava extremeño aumentará ventas por la consulta catalana sobre la independencia

Posted on

cava

Cuatro bodegas de Almendralejo –Vía de la Plata, López Morenas-Bonaval, Romale y Marcelino Díaz– están inscritas de la DO Cava

Las cuatro bodegas de cava extremeñas –Vía de la Plata, López Morenas-Bonaval, Romale y Marcelino Díaz– esperan aumentar sus ventas en el mercado español de forma significativa estas navidades. Y no porque el consumo familiar haya repuntado con fuerza, sino sobre todo por el efecto rebote que se producirá como consecuencia de la polémica sobre la consulta catalana sobre la independencia.

Hay que recordar que el boom del cava extremeño vino motivado por el boicot al cava catalán en el año 2004 tras unas declaraciones del líder de ERC, Josep Lluís Carod Rovira, en las que pedía boicotear la candidatura de los Juegos Olímpicos de Madrid. Desde entonces, el cava extremeño gana cuota de mercado a las marcas catalanas.

Las ventas de cava en general alcanzan los 81 millones de litros, el 33% de la producción, frente a unas exportaciones superiores a los 160 millones de euros. Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia y Estados Unidos son los mejores clientes. Las mayores bodegas se concentran en Cataluña, con Freixenet y Codorníu a la cabeza, aunque García Carrión ha crecido con mucha fuerza,

El despegue del cava extremeño también tiene que ver con la llegada del gigante López Moreras al sector, tras la compra de Bonaval-Lar de Barros. Esta empresa es de largo el mayor productor extremeño de cava, cuya marca llega ya a más de 65 países. Hasta la llegada de esta bodega, más del 80% de las ventas de cava regional se hacía en España.

Rusia compra cada año unos 15 millones de kilos de aceituna de mesa de Tierra de Barros y el norte de Cáceres

Posted on

aceituna_de_mesa

Extremadura es la segunda región productora de aceituna de mesa, tras Andalucía, con grandes industrias y cooperativas concentradas en Tierra de Barros y en la zona norte de Cáceres.

El sector respiró aliviado cuando Rusia dejó fuera del veto a las exportaciones de productos agroalimentarios a la aceituna de mesa. Para Extremadura, Rusia y otros mercados del Este, como Ucrania y Polonia, resultan claves en su estrategia futura.

La empresa pública Extremadura Avante ha firmado un convenio de colaboración con la interprofesional del sector Interaceituna para promocionar la aceituna de mesa extremeña en Rusia.

Más del 7% de las exportaciones españolas de aceituna van al mercado ruso. En el caso de Extremadura, de los 52 millones de kilos de aceituna que se exportaron en 2013, cerca del 30% –unos 15 millones– tuvo como destino al mercado ruso.

Junto a Estados Unidos, es uno de los mercados estratégicos. SegúnAntonio de Mora, director gerente de la Asociación Española de Exportadores de Aceituna de Mesa (Asemesa), “EE.UU. sigue siendo el principal mercado de la aceituna de mesa española, representando el 22% de nuestras exportaciones, aunque la tendencia en los últimos años refleja una pérdida importante de cuota de mercado frente a otros países”.

Otros países importantes son Italia, con el 10%; Rusia, con el 7,6% y Francia y Alemania con el 6,2%.

Por zonas geográficas, la U.E. encabezaría el ranking con el 39,7%, seguido de EE.UU., Canadá y Puerto Rico con un 25,5%, Europa del Este con el 11% y Países Árabes con el 7,8%.

La región dispone de 85 empresas entamadoras de aceite de oliva, de las 400 que hay actualmente en España.

Mafresa, Acosierra y Dehesa Serrana cambian de dueños

Posted on Actualizado enn

loncha_de_jam_n_ib_rico_de_bellota

Una desconocida consultora de Madrid compra Mafresa al grupo aragonés Jorge, un grupo catalán comprará Acosierra a Acorex y la extremeña Extrem Puro Ibérico crece con Dehesa Serrana

El ibérico extremeño sigue de mudanza. En los últimos meses, tres de los mayores grupos del sector han cambiado de manos o lo harán en breve:Mafresa en Fregenal de la Sierra, Acosierra en Granja de Torrehermosa yDehesa Serrena en Herreruela.

Mafresa
El caso más llamativo es el de Mafresa, considerada como la mayor empresa de cerdo ibérico por volumen de la región que fue comprada por el grupo aragonés Jorge, a través de su filial Campodulce, a finales del 2010 al empresario Ángel del Cid para evitar su cierre.

Sin embargo, el grupo aragonés no ha sido capaz de acabar con losproblemas financieros y de deuda que arrastra la empresa. Por ello, ha decidido vender un 41% de sus acciones por unos 8 millones de euros –a pagar en varios años– a la sociedad Kepler 2016 Consultores Estratégicos.

Esta empresa, dirigida por un grupo de abogados y asesores fiscales que dirige Ángel Gallego Martínez, tiene su sede en Madrid y carece de experiencia en el sector del ibérico. Su socio-director está especializado en el sector de las artes gráficas.

Grupo Jorge, a través de su empresa Campodulce Curados se mantiene en el capital con el 19,52% de las acciones pero ya no será el gestor principal de la empresa. Un cambio de accionistas -en el que se mantiene expectante la sociedad pública Avante Extremadura como segundo accionista- que ha sido visto con recelo por los sindicatos de la empresa de ibérico ante el desconocimiento del sector de los nuevos dueños.

Acorex
El segundo movimiento de importancia en el sector del ibérico tiene su centro en Granja de Torrehemosa (Badajoz), donde el grupo cooperativo Acorex levantó en su día una gran factoría de ibérico con ayuda de la antigua Sofiex.

La primera piedra se puso en la primavera del 2004 sobre una parcela de 72.000 metros cuadrados que estaba pensada para sacrificar 30.000 canales/año y producir unos 300.000 jamones y paletas. Cifras que nunca se cumplieron y que con los años ha provocado importantes pérdidas a Acorex.

Ahora, un grupo catalán del sector ultima su compra para ampliar su gama de productos y actividad.

Extrem Puro Ibérico
El tercer gran movimiento del sector en las últimas semanas lo protagoniza Agricultura Diversas S.L., con sede en Llerena, más conocido por su marca Extrem Puro Extremadura.

Esta empresa, con secadero en Montánchez y cuyos socios poseen varias miles de hectáreas dehesa en la región, han comprado la factoría deDehesa Serrana a las afueras de Herreruela (Cáceres). Una factoría abierta en 1990 por un grupo de grandes ganaderos de ibérico y especializada en la producción de productos de alta calidad, con una capacidad de 80.000 piezas año.

Los responsables de Extrem Puro Ibérico, con Francisco Ruiz de la Torre a la cabeza, aseguran que con esta compra “hemos sentado las bases para consolidar nuestra expansión comercial, tanto en el ámbito nacional como en el internacional”.

Las almazaras de Badajoz producen tres veces más aceite de media que las de Cáceres

Posted on

almazara

El olivar extremeño debe replantearse su futuro para poder obtener mejor rentabilidad en un panorama de precios bajos en origen ante el creciente aumento de la producción mundial.

El volumen de toneladas de aceite de oliva por almazara elaboradas en la región sigue siendo muy bajo en relación a otras regiones. Sobre todo en el caso de la provincia de Cáceres, que cuenta con 42 almazaras activas para una producción de sólo 9.500 hectáreas la campaña pasada. Una media muy baja de 226 toneladas por almazara que dificulta su supervivencia, especialmente en el caso de los graneles.

En el caso de la provincia de Badajoz, sus almazaras producen en torno a los 657 toneladas de media. El 75% del aceite de oliva extremeño procede de almazaras ubicadas en la provincia de Badajoz.

Tanto por sus variedades más habituales -verdial, cornezuelo, manzanilla cacereña, morisca- y por su orografía, el olivar extremeño presenta una baja productividad, en torno a los 196 kilos de aceite por hectárea, frente a los 610 kilos de media de Andalucía o los 234 kilos de Castilla-La Mancha.