agricultura

Go Fertirriego pretende asegurar el abastecimiento de corcho en Extremadura mediante riego en alcornoques

Posted on

En él colaboran las dos industrias corcheras más importantes implantadas en la región, DIAM Corchos y Cortiçeira AMORIM

Extremadura es una de las mayores potencias en superficie de alcornoque para producción de corcho en la península ibérica. Un sector muy importante en número en empresas e industrias, impacto en el empleo rural y a nivel de exportaciones en la región que depende sobre todo de asegurar la producción de corcho. En un escenario amenazado por el cambio climático y también por enfermedades como La Seca. El Grupo Operativo Go Fertirriego avanza en el cultivo con fertirrigación de alcornoques para lograr la entrada en producción más temprana y un abastecimiento estable. Una jornada informativa celebrada a finales del pasado año en el vivero Ruda Chica de Pueblonuevo del Guadiana mostró las innovaciones desarrolladas hasta ahora por sus socios operativos.

Se trata de un proyecto piloto que propone innovar con el cultivo intensivo de este árbol a través de un sistema de riego con fertilizantes o nutrientes que busca optimizar el resultado. La empresa Jogosa lidera esta iniciativa, de la que también son socios la Asociación de Propietarios de Monte Alcornocal de Extremadura (APMAE) y Administraciones Rurales. 

El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), la Universidad de Évora y la empresa TRAGSA participan en el proyecto como miembros subcontratados. Así mismo, colaboran en Go Fertirriego las empresas DIAM Corchos y Cortiçeira AMORIM, junto a administraciones como la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y los servicios de regadíos y ayudas sectoriales de la Junta de Extremadura. 

Manuel Bejarano, gestor de proyectos de Jogosa, adelantó en la Jornada los datos sobre las actividades en ejecución en las tres parcelas piloto de ensayo: la hectárea de alcornocal adulto situada en el propio vivero de Rueda Chica -que pudo ser visitada al final de la jornada-, la parcela de actuación sobre una reforestación de los años 90 -en la finca Azagala, escenario habitual en las dehesas de Extremadura- y la plantación completamente nueva de una hectárea con varios marcos en la finca Ballesteros. 

Industria corchera
Tras él, intervinieron los socios principales del proyecto. Por parte de la Asociación de Propietarios de Monte Alcornocal de Extremadura (APMAE), María Teresa González; de Administraciones Rurales, Antonio Tarruella; y de Jogosa Obras y Servicios, José Paniagua. Los tres subrayaron la importancia de aunar fuerzas “en un proyecto muy importante para la región”, que pretende “resolver el problema de un posible desabastecimiento en el futuro de la industria corchera” y “recuperar la dehesa y aportar valor a zonas marginales de regadíos”. José Luis del Pozo, jefe del Servicio de Ordenación y Gestión Forestal de la Junta de Extremadura, destacó la importancia de resolver el problema de desabastecimiento y de “generar soluciones para estas zonas marginales de regadíos cuyos cultivos actuales requieren de unos grandes recursos”.

Laura Luquero, de la empresa TRAGSA, explicó el ensayo previo que han realizado y que ha dado como resultado la plantación de alcornocal ya adulto del vivero de Rueda Chica. De ella se han seleccionado las plantas que han sido clonadas para las nuevas plantaciones del proyecto. Los individuos a plantar en la parcela de Azagala provienen de un estudio de resistencia a la seca, enfermedad provocada por el patógeno Phytophtora cinnamomi y principal causante de la desaparición de encinas y el alcornoques.  

Adrián Montero, Ingeniero de Montes del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal de CICYTEX, destacó que el cultivo de alcornoques para la producción de corcho tal no es comprable con otros cultivos leñosos en intensivo y con fertirrigación como el olivo o el almendro, ya que el objetivo no es lograr un incremento en la producción por superficie sino un aseguramiento de la supervivencia y un adelanto en el tiempo de las primeras producciones. Las dosis de riego están muy por debajo de estos otros cultivos y el riego pretende ser un apoyo en edades tempranas para asegurar la supervivencia.

Teófilo Moreno (Grupo de Trabajo de Tabaco en Copa-Cogeca): “En 2022 hay una rebaja importante en número de productores, hectáreas y toneladas a producir en el tabaco extremeño”

Posted on

Entrevista con
Teófilo Moreno
Presidente del Grupo de Trabajo de Tabaco en Copa-Cogeca

Teófilo Moreno renueva como presidente en COPA-Cogeca además de mantenerse como portavoz de la sectorial de tabaco en UPA.

¿Con que retos renuevas la presidencia del Grupo de tabaco en el COPA COGECA?

Asumo la presidencia con dos mandatos consecutivos y este es el tercero, con lo cual parte de la estrategia ya la venimos trabajando. Retos importantes son poner en marcha la próxima  PAC en el sector del tabaco, ya tenemos avanzado bastante y faltan unos flecos. Esperamos que a partir del año 2023 empiece a funcionar perfectamente. Otro reto es tratar de conseguir contratos plurianuales con las empresas de primera transformación para dar más estabilidad al sector y generar más certidumbre, a partir de la campaña 2023.

Y que por primera vez el tabaco está incluido en la Ley de la Cadena  Alimentaria. No se puede hacer contratos por debajo de los costes de producción y lo que tenemos por delante es hacer que se cumpla esta ley. Queremos poner en valor desde el sector productor europeo que las autoridades sanitarias y reguladoras traten con  diferentes criterios los nuevos productos con tabaco calentado y no quemado que no son tan nocivos como el cigarrillo tradicional. Y equiparar los precios europeos a lo que se debe pagar por estos tabacos que son de buena calidad y con precios inferiores. Esto es primordial para que el cultivo se mantenga en Europa.  

El tabaco extremeño siempre ha tenido precios más bajos que el resto de productores. ¿Hay soluciones reales?

Es ilógico que tabacos producidos como en Extremadura, todo bajo producción integrada, cuidando la sostenibilidad y el medio ambiente ya que todo su curado se hace con biomasa y no se utilizan otro tipo de energías como gasoil, propano, etc, sea su precio, el extremeño, inferior al europeo, a pesar de que en varios países europeos los precios son muy bajos también.

El tabaco extremeño, al igual que el europeo, dependen mucho de las ayudas agroambientales de la UE. ¿Están aseguradas en un horizonte de medio plazo?

Las ayudas agroambientales están en muchos cultivos de la UE. El tabaco extremeño si tiene ayuda agroambiental desde hace más de una década. Su producción se hace bajo las normas de producción integrada y eso conlleva que se cobre la llamada ayuda agroambiental y que está sustentada en el segundo pilar de la PAC. No todos los países tienen este modelo, no es obligatorio, es opcional y se cobra por el lucro cesante. 

El tabaco extremeño también vive pendiente de los acuerdos que firman las grandes multinacionales con Cetarsa. ¿Es un modelo que ha funcionado bien o es mejorable?

Nosotros vendemos a las empresas de primera transformación y Cetarsa compra el 80% y con quien negociamos los precios es con estas empresas y ellas negocian  con las multinacionales.

Nos encontramos en una encrucijada. Los precios que quieren pagar las empresas para la campaña 2022 no cumplen con la Ley de la Cadena Alimentaria, y las multinacionales pagaran a las empresas cuando estas paguen a los agricultores, así ha sido siempre. Si tienen que pagar las multinacionales más, lo pagaran, pero lo primero es que las empresas de primera transformación compren y paguen al agricultor.

¿El tabaco extremeño ha logrado estabilizarse o está en descenso?

Hasta la contratación de la cosecha 2022 ha tenido una estabilidad tanto en hectáreas como en productores y toneladas producidas, pero en el año 2022 hay una rebaja importante tanto en números de productores como en superficie y toneladas a producir en esta cosecha. Todo es debido a que las empresas no quieren pagar la gran subida en los costes de producción. Ahora mismo se está produciendo a pérdidas. Se ha pasado en producción de 27.209 tn en 2021 a 23.081 en 2022. En hectáreas de 7.992 en 2021 a 6.269 has en 2022, y en productores de 1.174 en 2021 a 962 en 2022. El resultado es que si las empresas siguen pensando en pagar menos habrá una bajada importante en el empleo tanto en el campo como en la primera transformación. Esto lo vamos a ver plasmado en la cosecha 2022.

Antonio Soto (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “El mercado internacional de cereales está viviendo un continuo vaivén y lo vamos a notar todos”

Posted on

Entrevista con
Antonio Soto
Presidente Sectorial Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Tradicionalmente cuáles son los cultivos herbáceos más destacados en Extremadura en cuanto a extensión y producción?

Si tomamos como referencia la producción total de cultivos herbáceos de Extremadura en 2021, destaca el cultivo de maíz. De hecho, Extremadura es la tercera región productora en España, con más de 534.000 toneladas. Esta cifra ha variado en los últimos años, aunque no significativamente, excepto en 2019 que la mayor de los últimos seis años.

En producción destaca el trigo blando y la cebada, con distintas oscilaciones registradas en las últimas campañas debido fundamentalmente a la meteorología.

Ya si nos centramos en la superficie cultivada, en 2021 se destinaron 283.000 hectáreas a cultivos herbáceos, lo que supone poco más de 30.000 hectáreas respecto a hace seis años. En superficie destaca, en la última campaña, la avena con 91.200 hectáreas, seguida del trigo blando y de la cebada, con 70.500 y casi 53.900 hectáreas respectivamente en 2021. Unas cifras muy próximas a la media de superficie de los últimos seis años.

¿Cuál se espera que sea el comportamiento del cultivo de maíz en la región?

Según los cálculos realizados por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, a falta de conocer aún los datos PAC, se espera una reducción del 45% en la superficie de maíz, de forma que las 42.700 hectáreas extremeñas de maíz pasarán esta campaña a ser unas 20.000 hectáreas debido a las 16.000 que pierde el Canal de Orellana. De ahí el gran logro también de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura de que se permita a las cooperativas realizar ERTEs al quedarse sin actividad durante esta campaña debido a la falta de producción agrícola, concretamente de arroz, maíz y tomate, provocada por la sequía.

La disponibilidad de agua no nos ha permitido sembrar más, teniendo en cuenta también que esta esuna decisión que hay que adoptar con tiempo. En un momento en el que había buenas perspectivas para los productores por el precio, no se puede sembrar más por la falta de agua.

Tanto la inflación como la guerra en Ucrania han provocado una cierta psicosis en el mercado mundial de cereales. ¿Cómo afecta esta situación global a los agricultores extremeños de cereal?

Es una situación preocupante por el posible desabastecimiento que puede suponer y por el incremento de precios que va a llevar aparejado. A los agricultores extremeños de cereal les afectará porque los costes no dejan de subir, en una situación además de sequía que va a reducir nuestra cosecha este año. Pero es que también afectará a los ganaderos porque el pienso seguirá incrementando su precio y la consecuencia puede ser que se reduzca la cabaña ganadera porque no se pueden soportar los costes. Pero es que además nos va a afectar a toda la sociedad en alimentos básicos como el pan, que subirá su precio de nuevo seguramente al encarecerse todo. El mercado internacional de cereales está viviendo un continuo vaivén y eso lo vamos a notar todos, porque la ley del mercado es muy básica: a menor oferta, mayor es el precio.

Existe una cierta presión sobre los terrenos tradicionales de cultivos herbáceos para cambiar a cultivos leñosos en superintensivo o intensivo. Si los precios acompañan ¿pueden seguir manteniéndose?

Ahora mismo existe una alta demanda de cereales y, con ello, un incremento de su precio en origen, la única dificultad que estamos teniendo es la baja disponibilidad de agua y el extraordinario incremento de insumos y, con ello, de costes de producción.

Sí, es cierto que Extremadura está registrando un importante crecimiento de la superficie productiva dedicada a almendra, que es del 32% respecto a la campaña anterior por la rentabilidad que se obtiene de este cultivo. Ahora bien, ¿es fácil conseguir ser rentable? La respuesta es compleja, porque los costes de implantación son altos y tienen que pasar unos años hasta que el almendro entre en producción. Y que hay que analizar bien la ubicación, el terreno y el agua que haya en la parcela.

La empresa ISFA abrirá una procesadora de almendras en Miajadas para reforzar su expansión en Extremadura, Andalucía y Alentejo

Posted on

Ya gestiona más de 2.350 hectáreas de almendro en seto y espera alcanzar las 5.000 en 2023

El cultivo de la almendra sigue cogiendo velocidad de crucero en Extremadura. Según los últimos años del ESYRA del Ministerio de Agricultura, la región contaba a finales del 2021 con 18.314 hectáreas de este cultivo, de las que más de 15.000 estaban con riego. La llegada de las plantaciones en superintensivo e intensivo, al igual que ocurrió en su día con el olivar, han cambiado la forma de entender el cultivo. Lo que unido a los precios en origen de la almendra en los mercados ha puesto el cultivo en el radar de grandes empresas, fondos de inversiones y muchos agricultores profesionales. España cuenta actualmente con más de 745.000 hectáreas de cultivo de almendra, de ellas 157.000 en riego.

Entre las empresas que más interés están mostrando por la expansión del cultivo del almendro en Extremadura destaca Iberian Smart Financial Agro (ISFA), con sede en Vitoria (Álava) y liderada por un grupo de profesionales con gran experiencia en banca, financiación de grandes proyectos y desarrollo agrario. ISFA acaba de presentar un proyecto en Miajadas para instalar su primera procesadora de almendras -cerca de las grandes fábricas de tomate- y de esta forma seguir la cadena de valor del producto para reforzar su expansión en fincas de almendros en Extremadura, Andalucía y Portugal. El proyecto ha sido presentado el CEO de ISFA, Asier Ugaldea, durante la celebración del evento Demoalmendro en Navalvillar de Pela y Logrosán a finales de junio.

Finca en Badajoz
Las primeras plantaciones de almendro de ISFA fueron en Córdoba (450 has) y el Alentejo portugués (600 has) en el año 2020, para sumar otras 1.300 hectáreas de cultivo en el año 2021 en este caso también en la provincia de Badajoz, en la Finca El Cincho. En total ya gestionan más de 2.350 hectáreas de almendros, esperando su primera cosecha este año y mayores volúmenes -ya con la procesadora de Miajadas operativa- para el 2024. La empresa ha situado el foco de expansión para la plantación de almendro en el Alentejo portugués, Andalucía, Extremadura y también el Valle del Ebro.

El perfil de fincas que busca la empresa son núcleos de producción de más de 300 hectáreas con capacidad de crecimiento para poder alcanzar núcleos de 1.000 hectáreas en entornos cercanos.

Buscamos núcleos de producción de más de 300 hectáreas con capacidad de crecimiento para poder alcanzar núcleos de 1000 hectáreas en entornos cercanos. La concentración le permite optimizar las inversiones de la fase de transformación preindustrial de descapotado y secado con instalaciones específicas en cada uno de esos núcleos. Siempre en fincas con riego con arrendamiento a largo plazo. Los proyectos de plantación los está desarrollando con el modelo SES,  con un marco de plantación de 1,25 x 3,25.

Inversión
“El objetivo de la empresa vasca es alcanzar las 5.000 has para el año 2023 con una inversión total de 150 millones de euros según reconocía uno de los socios de ISFA, Miguel Ángel López,, en Olint (Agromillora). Según la página web de la compañía, el “pipeline” actual de la empresa alcanza las 5.000 hectáreas de terrenos en estado de análisis y due diligence. Según explicaba Barón, el modelo es similar en todos los territorios: se crea una empresa para cada proyecto que puede ser integrada por varios inversores. Para incorporarse a este proyecto, cada inversor deberá abonar al menos 200 mil euros. Al final, además de un proyecto agrícola, el modelo seguido es el de una inversión financiera. El propio nombre de la empresa, Iberian Smart Financial Agro muestra a las claras las sinergias que pretenden conseguir entre ambos modelos.

La cotización de los precios en origen de la almendra ha sido el gran reclamo para que muchos agricultores y empresas decidan entrar al cultivo. Actualmente, en la Lonja de Albacete, los precios por kilo varían desde los 7,35 euros de la variedad Marcona a los 3,80 de la Comuna o los 5,45 de la Guara. La ecológica cotiza a 7,85 euros/kilo.

El cultivo del arroz pasa de 21.800 has a 1.500 y el del maíz de 42.700 a 20.000 has por la falta de agua

Posted on

El fuerte aumento del girasol (+16.000 has) y de los cereales no impiden ver bastantes parcelas de regadío en barbecho

Las cartas parecían echadas desde hace varios meses esperando el milagro de un mayo muy lluvioso que no llegó. Los pantanos de la cuenca del Guadiana seguían en la primera semana de junio a un 30% de su capacidad, con 3.000 hectómetros menos que la media de los últimos diez años. Los cultivos del arroz y el maíz, como se preveía, han sido los más castigados. Hacía muchos años que no se veían tantas parcelas de regadío en barbecho en las Vegas del Guadiana. Justo cuando estos cultivos podían haber obtenido buenos precios en origen por la inestabilidad del mercado mundial.

Según los cálculos realizados por Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura a mediados de junio,y a falta de conocer aún los datos PAC, Extremadura perderá las 16.600 hectáreas de arroz que se producen en las tierras regables del Canal de Orellana, por lo que la región contará únicamente con unas 1.500 hectáreas dedicadas a arroz en esta campaña. Hay que tener en cuenta que en la pasada campaña la superficie de arroz fueron 21.300.

En el caso del maíz, se espera una reducción del 45%, de forma que las 42.700 hectáreas extremeñas de maíz pasarán esta campaña a ser unas 20.000 hectáreas debido sobre todo a las que pierde también el Canal de Orellana. Del mismo modo, el tomate para industria se verá también afectado y contará con unas 5.000 hectáreas menos aproximadamente este año.

Grandes cooperativas
La situación ha sido muy pareja en casi todas los grandes grupos cooperativos regionales, aunque con matices dependiendo del mayor o menos peso de unos canales u otros. Según Bartolomé Martínez, gerente de CASAT de Don Benito, ”hemos pasado de unas 1.800 has de arroz a 150, de unas 2.200 de maíz a 600 y de unas 2.800 has de tomate a unas 2.450 has. De girasol tenemos unas 1.000 has, cuando el año pasado habría unas 200.La diferencia se ha quedado sin sembrar, excepto las parcelas que se pusieron en su momento de cereal de invierno. Hay bastante sin sembrar, porque se retrasó mucho las condiciones para este año, en previsión que hubiese un mayor dotación de agua o que lloviese. Además hay muchas tierras de regadío que no son aptas para girasol. La zona más del Canal de Orellana, como Miajadas, Santa Amalia, Madrigalejo,… tiene una mayor reducción, pues nosotros tenemos gran parte en canal del Zújar”, asegura el gerente de CASAT.

En el caso de ACOPAEX, con sede en Mérida, y gran presencia en las Vegas del Guadiana, su gerente Juan Francisco Blanco estima que en arroz se pasará de 1.000 hectáreas a ninguna, en maíz habrá una reducción destacada de unas 5.000 hectáreas a unas 2.000 y en el caso del tomate, la reducción será de casi 1.000 hectáreas para situarse en unas 4.000 más o menos. En el caso del cultivo del girasol la subida oscilará entre las 2.000 y 3.000 has. “Hubo agricultores que ya en diciembre pensaron en plantar cereal de invierno tal como eran las previsiones. Hay terrenos que si lo permiten al igual que en el caso del girasol pero en el caso del arroz resulta más complicado. Esperamos que las administraciones reaccionen rápido con ayudas al arroz”.

El cultivo más beneficiado en esta coyuntura ha sido el del girasol, que lleva languideciendo varios años en la región. Los buenos precios de la pipa de girasol en los mercados internacionales ante la guerra de Ucrania -uno de los grandes suministradores mundiales del producto- unido a la búsqueda de alternativas con menos consumo de agua que el arroz y el maíz sobre todo han impulsado su plantación. Según los datos de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura la superficie destinada a cultivo de girasol será de 24.100 hectáreas, frente a las 8.076 hectáreas del pasado año. En el caso de la provincia de Badajoz, pasará de 7.624 has a 20.600 y en Cáceres de 452 has a 3.500 has.

Los productores de tomate extremeño plantan 18.748 has y producirán 1,75 millones de toneladas

Posted on

Mejoran sus previsiones iniciales de febrero en un 12% en kilos y en un 10% en superficie, pese a la menor campaña por la limitación de riegos

El sector del tomate para industria en Extremadura se enfrenta a una de sus campañas más complejas de los últimos años en sus dos vertientes. Para los productores, pese al sensible aumento de los precios en origen, las limitaciones por la falta de lluvias y agua embalsada reducirán la siembra en unas 4.500/5.000 hectáreas. Y por el lado de la industria, aunque se ha conseguido asegurar una producción de materia prima razonable en relación a las perspectivas muy negativas que había en el mes de febrero, la subida del precio en origen pagada a los productores unida sobre todo a la fuerte subida de costes energéticos, costes logísticos de transporte y exportación, envases y otros elementos auxiliares -sin contar el tema de los derechos de emisión de CO2- van a complicar su margen comercial.

Según el análisis de los datos de la Mesa del Tomate de mediados de junio, el sector del tomate para industria regional ha podido salvar los muebles en esta campaña, y escapado mejor de lo que lo han hecho otros cultivos como el arroz y el maíz. Los productores extremeño va a plantar unas 18.748 hectáreas frente a las 23.800 has de la campaña pasada. La producción estimada será de 1,75 millones de toneladas, con un rendimiento medio por hectárea de 93,8 toneladas. Los productores esperan que la climatología acompañe y el rendimiento medio pueda compensar en parte la menor cantidad de hectáreas. La situación actual poco tiene que ver con la que había en las previsiones iniciales del mes de febrero cuando las hectáreas de tomate apenas alcanzarían las 17.000 has y la producción se quedaría en las 1,56 millones de toneladas. La aportación de 3.500 hectáreas de la zona del Canal de Orellana ha sido clave para alcanzar las cifras actuales.

Andalucía
Una situación radicalmente diferente a la que ha ocurrido a los productores andaluces, cuyas previsiones iniciales en febrero nada tienen que ver con las actuales, mucho más bajas. Así, en Andalucía a producción esperada será de 256.000 toneladas frente a las 432.000 iniciales de febrero, con solo 2.562 hectáreas, el rendimiento esperado por hectárea será de 99,98 toneladas. En el  caso de los productores portugueses con contrato en Extremadura, la Mesa del Tomate apunta a una contratación de 116.868 toneladas y unas 1.287 hectáreas de cultivo, con 90,75 toneladas por hectárea.

En el caso de las industrias de tomate ubicadas en la región, las más importantes del país, la contratación será de 1,83 millones de toneladas, que vendrán de 19.559 hectáreas de cultivo de Extremadura, Andalucía y Portugal. Las previsiones iniciales de las grandes industrias en el mes de febrero apuntaban a 1,65 millones de producción y 17.958 hectáreas de cultivo. Hay que tener en cuenta que algunas fábricas de tomate extremeñas tienen importancias clientes en Andalucía y Portugal, por lo que los datos de producción en estas zonas influyen también de forma sensible a su campaña y previsiones de producción. La campaña del año pasado supero en las industrias de la región los 2,16 millones de toneladas contratadas.

La importancia del sector del tomate en el campo regional no solo se limita a la extensión de su cultivo -solo superada por el maíz en el regadío- sino sobre todo por su impacto industrial. Hasta 16 industrias están de una u otra forma relacionadas con la transformación y comercialización del tomate regional: Agraz, Alsat, Carnes y Vegetales (Apis), Cidacos, Conesa, Conesa Vegas Altas, Inpralsa, Nestlé-Solis, Martinete, Monliz, Pronat, Sol de Valdivia, Tomalia, Tomcoex, Tomates del Guadiana y Transa. Entre todas ellas han logrado que el sector de las conservas del tomate sea el más importante en el sector exportados agroalimentario.

Extremadura se acercará a las 300.000 toneladas de fruta de hueso esta campaña con menor competencia de Aragón y Cataluña

Posted on Actualizado enn

La ciruela con  116.000 tn y la nectarina con 69.500 tn serán las frutas de mayor volumen en producción

Un año de oportunidades para la fruta de hueso extremeña. La fuerte reducción de la cosecha prevista en Cataluña y Aragón sitúan a los productores, empresas y cooperativas extremeñas en un escenario optimista aunque muy condicionado por el fuerte aumento de los costes de transporte y logísticos. Las previsiones aportadas por AFRUEX muestran una campaña que se acercará a las 300.000 toneladas de fruta -297.415 tn- en la que vuelve a destacar el producto estrella de la fruticultura regional, la ciruela, con 116.310 tn.

La segunda fruta en volumen será la nectarina con 69.500 tn, seguida del melocotón con 35.700 tn, la cereza con 30.215 tn, el paraguayo con 18.870 tn, la pera con 8.100 tn, el albaricoque con 7.210 tn, la granada con 3.880 tn, el caqui con 3.200 tn, el higo fresco con 930 tn y otras frutas varias con 3.500 tn. En la pasada campaña 2021, la producción regional de fruta de hueso fue de 275.592 tn. Según datos de la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura, la región cuenta  con unas 22.068 hectáreas de fruta de hueso.

Según las estimaciones de Cooperativas Agro-Alimentarias de España, la campaña española de fruta de hueso será la más baja de la última década, con 1.099.284 tn, un 21% inferior a la anterior. Las caídas en la producción nacional de nectarina será de un 27%, la de melocotón en un 25%, la de pavía un 46%, la ciruela un 14% menor y la de albaricoque un 37% menos. Las heladas, lluvias torrenciales y prediscos en primavera en muchas de las comarcas productoras, especialmente en Cataluña y Aragón, explican esta sensible producción que puede trasladarse  a los precios de la fruta, ya de por sí altos en los últimos meses por el fuerte aumento de los costes en los insumos, embalajes, energía y transporte logístico.

Aragón ha sido la región productora que ha recortado más su previsión de producción (-62,85%) para 2022, ya que tan solo prevé alcanzar un volumen de 161.756 toneladas. Le siguen Cataluña, con un descenso del 51,53% (170.770 toneladas) y Comunidad Valenciana (-31,46%, 18.520 toneladas). La mayor región productora nacional, Murcia, espera aumentar su cosecha un 4% hasta las 378.000 tn.

Mercado internacional
Recientemente, la consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de Extremadura, Begoña García, anunció  el reconocimiento de la Asociación de Fruticultores de Extremadura (AFRUEX) como la primera Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (AOPFH) en la región, garantizar que la producción se planifique y ajuste con arreglo a la demanda, sobre todo en lo referente a la calidad y cantidad, así como concentrar la oferta y la comercialización de sus miembros, incluyendo la comercialización directa.

Hay que tener en cuenta que una gran parte de la fruta de hueso regional se destina a los mercados de exportación, donde la guerra de Ucrania ha provocado también importantes cambio geoestratégicos en los mercados. Entre ellos, el que más puede afectar a la fruta extremeña, la entrada en Europa de fruta de Turquía al desviar gran parte de su producción tradicional al mercado ruso -tras la pérdida de poder el rublo- a otros mercados. El aumento de los costes logísticos a ultramar de las granes navieras internacionales, unido al de los transportes frigoríficos por carretera por el precio del gasóleo han estrechado también el margen operativo de las empresas y cooperativas productoras. Está por ver también, ante la situación de alta inflación y menor renta disponible de las familias y hogares, cómo reacciona el consumidor ante los precios actuales en los lineales.

Syngenta elige Madrid como sede para localizar su Digital Hub internacional “Techfarm”

Posted on

Madrid acogerá el nuevo centro de Syngenta para el desarrollo de nuevas innovaciones y soluciones de Agricultura digital para Europa, África y Medio Oriente (EAME). El objetivo principal de esta “TechFarm” de Syngenta, es garantizar que todos los agricultores tienen a su alcance las mejores soluciones de agricultura digital que puedan ayudar a la remodelación de la agricultura a nivel mundial.

En palabras de Marcio Correia, responsable del área digital en Syngenta para EAME: “Estamos trabajando en la creación de soluciones de ciencia digital, ya sea inteligencia artificial, aprendizaje automático o Big Data, que nos permitan descubrir nuevas y mejores soluciones para mantener saludables las plantas, el suelo y el medio ambiente”.

Para ello Syngenta ha lanzado una campaña de reclutamiento destinada a profesionales creativos y tecnológicos que quieran dedicar sus habilidades en el sector agro-tecnológico. En 2022 la empresa busca alrededor de 40 personas principalmente desarrolladores, ingenieros de datos y diseñadores de UX/UI.

“Buscamos expertos en tecnología apasionados por abordar el cambio climático y mejorar la seguridad alimentaria. Es lo que en Syngenta llamamos ‘Tecnología para un mundo mejor’. Su trabajo va a liberar el potencial de la agricultura mediante el aprovechamiento de la tecnología y los datos digitales”, afirma Marcio Correia.

Más información sobre los puestos disponibles para la Techfarm Syngenta en esta dirección web y canal de Linkedin

La DOP Cereza del Jerte espera certificar más de 500.000 kilos de cerezas y más de 4 millones de kilos de picotas

Posted on Actualizado enn

La actividad en todos los pueblos del Valle del Jerte desde el mes de abril gira entorno a la cereza y la picota. El producto estrella de la zona que supone importantes ingresos para una buena parte de las familias de la zona debido a sus precios en origen y sobre todo a su alta demanda nacional e internacional. Y dentro de las cerezas y picotas, las amparadas en la DOP Cereza del Jerte con las más demandadas. Este año la campaña ha sido menor aunque esperan compensarlo con la gran demanda de fruta de hueso existente en los mercados internacionales.

Según la presidenta del Consejo Regulador, Clara Prieto, “La producción de la cereza ha disminuido levemente este año, como consecuencia de la inestabilidad climatológica”. “Comenzó muy bien, gracias a las condiciones meteorológicas iniciales, pero el frío posterior provocó un corte de savia y un atraso en la floración”, explica Prieto. “Para mantener las condiciones de calidad que garantizan la Denominación de Origen la producción de este año ha sido menor y se calcula que se certificarán entre 500.000 a 700.000 kilos de cerezas y unos 4 o 5 millones de kilos de picotas”, añade.

La variedad Navalinda, es la única variedad de cereza que cuenta con pedúnculo certificado del Valle del Jerte. Tras la certificación de la Navalinda, se procede a continuar con las picotas del Jerte, que cuenta con cuatro variedades diferentes: Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado, todas ellas también recogidas bajo la D.O.P.

En los últimos años, en el Valle del Jerte se está produciendo un cambio de las variedades más tradicionales por otras más modernas y con mejores marcos de plantación, que aseguran una mejor  productividad, calibre, sabor y dureza. Este último punto, muy importante para la exportación a mercados cada vez más lejanos que se quieren explorar como los del Golfo Pérsico.

El campo español podrá recibir los primeros ingresos en 2023 por la absorción de carbono de esta campaña

Posted on

José Luis Vaca (BALAM Agriculture) y Sebastian Kinegaard (Agreena)

La alianza de BALAM Agriculture y Agreena ofrece al agricultor español la posibilidad de sumarse a un programa pionero en España capaz de obtener los primeros resultados económicos provenientes de certificados de carbono para los agricultores a principio de 2023. No queda fuera de la percepción social que el incremento de niveles de carbono y otros Gases Efecto Invernadero (GEI) está suponiendo un progresivo cambio climático en nuestro planeta. El sector agrícola será uno de los más damnificados por estos cambios que supondrán eventos climáticos extremos más intensos y frecuentes, poniendo en grave riesgo la seguridad productiva de los campos, o desplazando zonas de cultivo por escasez de agua.

Además, el sector agroalimentario es responsable del 15% de las emisiones globales de GEI. Prácticamente la mitad de las emisiones están generadas por el uso de fertilizantes y la degeneración de los suelos. Este 15 % no incluye las denominadas emisiones indirectas de la agricultura, como la energía gastada en la fabricación de productos agrícolas, ni en la producción y utilización de maquinaria agrícola, ni en el transporte de insumos y cosechas.

Sin embargo, el sector agrícola ofrece un potencial significativo para mitigar el cambio climático, además de ofrecer muchos más beneficios ambientales, si se opta por prácticas más sostenibles como por ejemplo la agricultura regenerativa o de conservación, o sistemas de producción super eficientes.

BALAM Agriculture, en su proceso constante de innovación y puesta en marcha de servicios integrales para los agricultores, firma acuerdo con Agreena y su programa líder en créditos de carbono a nivel internacional para agricultores, ofreciendo a los propietarios de cultivos extensivos como cereales, oleaginosas, proteaginosas, asesoramiento en prácticas de agricultura de conservación que permitan la obtención de certificados de carbono que el agricultor pueda vender en los mercados voluntarios.

Este programa pionero en España, pretende tener los primeros resultados económicos para los agricultores en a principios de 2023, obteniendo así una recompensa para aquellos que se impliquen en un cambio hacia una agricultura más respetuosa con el planeta, ayudando a los compromisos climáticos de neutralidad climática de la Unión Europea para 2050.

La metodología de obtención de certificados gestionada por Agreena, se basa en un solvente sistema de certificación a través de estándares industriales reconocidos.

José Luis Vaca, Director Técnico de Sostenibilidad y Medio Ambiente de BALAM Agriculture afirma que “es una enorme oportunidad para los agricultores de revisar sus prácticas, sus insumos, y la gestión de sus suelos, mejorando así la eficiencia de las actuaciones y obteniendo a la larga una mayor rentabilidad por la reducción de costos, el aumento de la calidad del suelo o la mejora de la retención de agua y nutrientes. Además, contribuye de una forma directa al aumento de la biodiversidad”. Fincas agrícolas como “Cortijo de la Reina” en Córdoba o “Dehesa de los Llanos” en Albacete, ya se han unido a este programa como parte de sus compromisos con una agricultura mejor para el planeta.

Esta asociación entre la firma española BALAM Agriculture con más de 75.000 hectáreas de superficie transformada, gestionada y asesorada por toda la península y Agreena, con el programa de certificación de carbono en suelo número 1 de Europa, siendo uno de los primeros acreditados internacionalmente, supone nuevamente una gran oportunidad y avance para el sector agrícola en España.