agricultura

Cosmética, infusiones y biomasa con subproductos agrarios y ganaderos

Posted on

Campo de aromáticas de Pambiótica

CTAEX participa en un proyecto europeo para revalorizar subproductos del aloe vera, lactosuero y plantas aromáticas para Dehesa San Salvador, Covica y Pambiótica

La economía circular cada vez llega a más empresas y cooperativas extremeñas. CTAEX participa en el proyecto europeo ReiNOVA S.i. para revalorizar subproductos del aloe vera, lactosuero y diferentes plantas aromáticas y medicinales. Y lo hará colaborando con Dehesa San Salvador (Don Benito), Pambiótica (El Raposo), y Sociedad Cooperativa Agrícola Ganadera de Castuera (COVICA) que tendrán acceso a una solución concreta para cada una de ellas.

El proyecto REiNOVA Si ‘Reindustrialización del sector agroalimentario: Sostenibilidad e innovación’, que finalizará en marzo de 2022, es un proyecto colaborativo cofinanciado con el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) en el marco del Programa INTERREG V-A España – Portugal (POCTEP) 2014-2020, en el que intervienen CTAEX y la Cámara de Comercio de Badajoz junto a otras diez entidades de España y Portugal. Este proyecto proporcionará a las empresas agroalimentarias herramientas para promover procesos productivos con vertido cero y ayudarles a adaptarse a la legislación medioambiental vigente, promoviendo la prevención, minimización y revalorización de residuos previamente a su eliminación

COVICA: lactosuero
El lactosuero es un subproducto o residuo que se genera durante la elaboración del queso, y que actualmente es entregado a explotaciones autorizadas para su gestión.A través del proyecto POCTEP REiNOVA S.i. se pretende valorizar este residuo mediante el desarrollo de nuevos productos que puedan ser comercializados, aportando un valor económico. Se ha realizado una caracterización fisicoquímica del lactosuero, identificando determinados compuestos, como son las proteínas globulares hidrosolubles o el ácido láctico, con un alto interés para el sector cosmético debido a sus propiedades antioxidantes, entre otras. Así, se están desarrollando diferentes formulados para jabones, cremas y geles enriquecidos en estos compuestos.

Pambiótica: aromáticas
Durante el cultivo de plantas aromáticas, y durante su procesado se genera como residuo o subproducto los palos de las plantas, ya que los productos que comercializan se obtienen a partir de las hojas.

Actualmente, la empresa gestiona este residuo mediante su envío a vertedero, por lo que no aporta ningún valor económico. Dado que se trata de biomasa lignocelulósica y que la empresa dispone de una caldera de biomasa para la generación de energía térmica, se ha propuesto la valorización de estos palos mediante la peletización para su aprovechamiento energético a modo de autoconsumo en la propia caldera de la empresa. Se está trabajando en el proceso de peletización para conseguir un producto densificado apto para su uso como biocombustible y una vez obtenido el pelet con las condiciones y características deseadas se procederá a la evaluación de su poder calorífico.

Dehesa San Salvador: aloe vera
Tanto los hijuelos como las flores son subproductos del cultivo de aloe vera que actualmente suponen un residuo, ya que no generan ningún valor para la empresa. Mediante el proyecto POCTEP REiNOVA S.i. estamos evaluando opciones de valorización de estos residuos con el desarrollo de nuevos productos de valor añadido tanto para el sector cosmético como para el sector agroalimentario.

En el caso de los hijuelos, se están elaborando productos cosméticos basándose en su contenido en minerales, vitaminas, aminoácidos y aceites grasos, y sus conocidas propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antioxidantes, humectantes y calmantes. En cuanto a las flores, se ha realizado una amplia consulta bibliográfica, además de una caracterización de las mismas, y se ha decidido optar por su valorización dentro del sector alimentario, con la elaboración de infusiones.

Cultivo de aloe vera

Los productores extremeños de arroz piden que se mantengan los límites a la importación desde Camboya y Myanmar más allá del 2022

Posted on

En el mercado arrocero compiten grande empresas como Ebro Foods o Arrocerías Pons con cooperativas como Arrossaires del Delta de l’Ebre o Extremeña de Arroces

El arroz sigue siendo un cultivo estratégico en las Vegas del Guadiana, con más de 21.000 hectáreas de cultivo, especialmente en algunos pueblos y cooperativas donde se mantiene como la principal producción con una gran especialización por parte de sus agricultores. Extremadura se mantiene como la segunda región de España en producción, con un protagonismo importante de las variedades de arroz largo, debido también en parte a un más fácil manejo para el control de las malas hierbas. Los problemas de riego que afectan al Valle del Guadalquivir en la provincia de Sevilla, principal productora de España de arroz, van a dar aún más protagonismo al arroz extremeño en esta campaña.

La importación masiva de arroz procedente del sudeste asiático -con Camboya y Myanmar (Birmania) como principales mercados- ha facilitado a la gran distribución un abastecimiento constante a precios bajos que han presionado a la baja a los arroces nacionales.

Sudeste Asiático
Ante la presión del sector productor de Italia y España (concentrado en Andalucía, Extremadura, Cataluña y Comunidad Valenciana) la Unión Europea impuso una cláusula de salvaguardia para limitar la importación de arroz de estos países. Que ha permitido mejorar relativamente los precios en origen del producto. La cláusula de salvaguardia sólo estaba destinada a la importación de arroces de tipo índica o grano largo, cuyas importaciones en la Unión Europea habían aumentado un 90% en las últimas cinco campañas. En concreto, la carga arancelaria establecida desde enero del 2019 era de  175 euros por tonelada para el primer ejercicio; esta pasará a ser de 150 euros por tonelada para el segundo año y de 125 euros por tonelada en el tercero. Italia y España concentran el 80% de la producción arrocera de la Unión Europea.

El problema radica en que dicha cláusula, que era por tres años, finaliza en el año 2022. Y los productores están presionando en Bruselas para que se mantenga al menos otros tres años para dar estabilidad de precios al mercado. Según la organización agraria UPA, “la cláusula se estableció para un periodo de tres años, el cual finaliza en 2022, por lo que no conseguir una prórroga supondría una amenaza de ruina para los productores extremeños, quienes se ven obligados a competir con estas producciones en una posición desventajosa ya que las mismas no cumplen los mismos requisitos que las producciones europeas. Pediremos que esta prórroga se extienda no solo al arroz largo, sino que se introduzca también el japónica ya que en los últimos años hemos visto cómo se han contenido las importaciones de arroces largos de estos países pero, sin embargo, han crecido las importaciones de arroz redondo, perjudicando así a las producciones europeas”.

Precios en origen
La producción española de arroz se sitúa en las 750.000 toneladas anuales con unas 103.000 hectáreas de cultivo. Del total producido, unas 387.000 tn son de tipo Japónica -de las que 27.000 tn son bomba- y unas 360.000 de tipo Índica.

Según datos del Ministerio de Agricultura, los precios del arroz blanco de la variedad Japónica en la campaña 2020/2021 han oscilado -con precios a finales de julio- entre las 577 y las 662 euros/tonelada. En el caso del arroz de la variedad índica, la horquilla de precios ha sido mayor, entre los 485 euros/tonelada de precio mínimo y los 611 euros/toneladas.

El sector español del arroz está muy dominado por grandes grupos empresariales como Ebro Foods o Arrocerías Pons, además de contar con grupos cooperativos que transforman y comercializan arroz, como es el caso de Extremeña de Arroces en Miajadas o la Cooperativa Arrossaires del Delta de l’Ebre en Deltrebre en Tarragona, esta última con gran presencia en el mercado de consumo final gracias a su marca Nomen.

Carlos Dobado (Ajos de Aceuchal): “El mercado está asimilando la necesidad de producto y los precios del ajo están subiendo”

Posted on

Entrevista con
Carlos Dobado
Gerente de Cooperativa Extremeña de Ajos de Aceuchal S.C.

El municipio de Aceuchal (Badajoz) está considerado a nivel nacional como una de las referencias en la comercialización de ajos, en diferentes presentaciones y formatos. Un producto con una demanda creciente debido a sus grandes virtudes saludables, que depende mucho de la climatología y también de las producciones internacionales, especialmente la del ajo chino. La Cooperativa Extremeña de Ajos de Aceuchal ha conseguido que gran parte de su producción se destine a los mercados internacionales.

¿Cómo se comportó la pasada campaña de la cooperativa en cuanto a producción y calidad de ajos?

La producción ha sido parecida a la de años anteriores, pero es cierto que teniendo en cuenta los problemas climatológicos de otras comunidades productoras, hay más más cantidad de cosecha para comercializar. La campaña pasada, el seguro obligó a muchos agricultores a destruir su cosecha. Este año a pesar de las intensas lluvias sufridas en Castilla-La Mancha y otras regiones, la cosecha comercializable será mayor que el año pasado, pero parecida a años anteriores normales. En Extremadura no llovió en época de recolección y esto ha hecho que la calidad sea diferencial con respecto al resto de España.

Desde el punto de vista de los precios, ¿fue una buena campaña para los productores o dependerá mucho finalmente de lo que suceda con la producción y exportación desde países como China?

El mercado empezó dubitativo por la crisis general que estamos sufriendo a mediación del COVID-19, pero con buenos precios. Poco a poco el mercado está asimilando la necesidad de producto y los precios están subiendo. China es una incertidumbre, pero tenemos claro que los precios que ofertan son altos y la subida de los costes de los contenedores harán que los precios de aquel país sigan manteniéndose arriba.

Desde el punto de vista de la comercialización, ¿la exportación sigue siendo prioritaria para la Cooperativa? ¿Cuáles serían sus principales mercados y formatos de producto más comercializados?

La exportación es una de nuestras principales fuentes de ingresos, ya que año a año seguimos creciendo y conquistando nuevos mercados, pero años como el anterior, en el que las lluvias hicieron estragos en cuanto a calidad, el mercado nacional, en origen, ha sido muy interesante.

La demanda está creciendo con fuerza en mercados de gran poder adquisitivo como Estados Unidos o Canadá por ejemplo. ¿Son gran parte del futuro del sector español?

Estos mercados llevan años siendo interesantes para nuestro sector varios años y el crecimiento dependerá de las barreras arancelarias que estos países impongan al producto chino.

¿Es posible seguir innovando en la presentación y formatos de ajo en los próximos años como lo ha hecho la cooperativa para adaptarse a nuevos gustos y necesidades del consumidor?

Adaptarse no es una posibilidad, sino una obligación. Al final, una empresa vende lo que sus clientes necesitan. El éxito se alcanza cuando solucionas e identificas una necesidad.

Desde el punto de vista de la producción de ajos, en provincias como Córdoba está habiendo muchos problemas por la escasez de agua. ¿Los productores extremeños de ajos están preparados en el futuro para estas contingencias?

En los últimos años estamos adaptando nuestros cultivos a sistemas de riego mucho más eficientes, como son el goteo o la aspersión. Aún así, es cierto que la escasez de lluvias es un problema muy grave, que afecta a la agricultura en general, no sólo a nuestro sector.

Las indemnizaciones del seguro agrario en Extremadura superan los 51 millones de euros en 2021

Posted on

Las indemnizaciones de Agroseguro a los agricultores y ganaderos asegurados en Extremadura por los siniestros producidos durante el año 2021 se han situado en 51,1 millones de euros. Por provincias, Badajoz ha cerrado el año 2021 con 42,3 millones en indemnizaciones, y Cáceres con 8,3 millones. Del total de daños registrados en Extremadura, más del 98% de los pagos ya han sido abonados a los productores asegurados, hasta superar los 50,2 millones de euros. En el total nacional, las indemnizaciones registradas superan los 722 millones de euros.

Por producciones, destacan las indemnizaciones abonadas a los productores asegurados de hortalizas, que cerraron la pasada campaña con 20,1 millones de euros, tras sufrir reiterados siniestros graves a causa de la lluvia y las inundaciones.

Además, destacan los daños sufridos por los fruticultores (9,9 millones) tras sufrir fuertes heladas y tormentas de pedrisco; la uva de vino (5,6 millones), los herbáceos extensivos (2,7 millones), la cereza (1,9 millones) y el olivar (1,7 millones). En el caso de los seguros pecuarios, los daños registrados por ganaderos extremeños se han situado en 7,3 millones. El resto de indemnizaciones, -hasta completar el total- corresponde a producciones aseguradas en otras líneas de seguro.

En definitiva, los datos anteriores vuelven a reflejar los graves efectos del cambio climático sobre el campo y constatan la necesidad de contar con un seguro agrario para proteger el futuro y viabilidad de las explotaciones agrícolas y ganaderas. El aumento de los fenómenos meteorológicos graves ha sido constante a lo largo de la última década, como lo pone de manifiesto la siniestralidad registrada en cuatro de los cinco últimos ejercicios (2017, 2018, 2020 y 2021), que, junto a 2012, son los años de mayores indemnizaciones en los 42 años de historia del sistema español de Seguros Agrarios Combinados.

La tecnología Agro ContiSeal gana el premio a la innovación de Agritechnica

Posted on

Agro ContiSeal se ha hecho con el prestigioso premio a la innovación de Agritechnica, entregado por Deutsche Landwirtschafts-Gesellschaft (DLG), la Sociedad Agrícola Alemana. Esta tecnología de Continental evita que los pinchazos en los neumáticos agrícolas provoquen tiempos de inactividad gracias a un polímero patentado en el interior del neumático que sella inmediatamente cualquier pinchazo.

En palabras de Benjamin Hübner, director de la línea de producto de neumáticos agrícolas de Continental Commercial Specialty Tires: «Estamos muy contentos de que la DLG haya premiado nuestra innovadora tecnología para este segmento. Sin ninguna duda, un pinchazo puede llegar a ser muy costoso para los agricultores y Agro ContiSeal permite que el vehículo siga funcionando incluso después de un pinchazo de hasta 12 mm de diámetro, lo que permite ahorrar tiempo y dinero, a la vez que ofrece tranquilidad durante todo el año».

Aquellos vehículos equipados con neumáticos revestidos con ContiSeal no necesitan reducir la velocidad o cambiar el neumático inmediatamente tras un pinchazo, pues el polímero cubre el pinchazo y evita la pérdida de presión. «Parece una solución sencilla para un problema común, pero Agro ContiSeal ayudará a muchos agricultores a seguir avanzando hasta que tengan tiempo de cambiar el neumático», afirma Benjamin Hübner. La tecnología aún está en desarrollo y todavía no está disponible en el mercado, pero desde Continental “estamos trabajando para llevar esta tecnología a la producción en breve», añade.

La agricultura de labranza cero o mínima, es cada vez más popular, ya que los agricultores buscan reducir cada vez más el impacto de la maquinaria pesada en la tierra. Sin embargo, los loa residuos en forma de rastrojos, se endurecen y representan un riesgo para los neumáticos. «Agro ContiSeal ofrecerá una forma de operar con mayor fiabilidad en los campos, lo que supone una garantía a quienes buscan mejorar la salud del suelo practicando métodos de labranza mínima», concluye Hübner. 

Con ContiSeal para neumáticos agrícolas, Continental transfiere su experiencia en la industria del automóvil al sector agrícola, donde esta tecnología ya se aplica con éxito. Como parte del programa de estrategia de Continental «Visión 2030», la compañía se esfuerza por crecer en el segmento de los neumáticos agrícolas y por ampliar esta unidad de negocio.

El cultivo de girasol logra triplicar producciones hasta 5.000 kg/ha en regadío frente al secano

Posted on

Aunque el cultivo de girasol ha perdido fuerza en Extremadura en los últimos años, nuevas variedades y prácticas agronómicas asociadas al riego quieren ayudar a relanzarlo. Unas jornadas organizadas por Cicytex en la Finca La Orden de Guadajira (Badajoz) dentro de las actividades del Grupo Operativo Oleoprecisión han mostrado a agricultores extremeños las mejoras en la rentabilidad del cultivo con la introducción del riego. Además, se presentó una aplicación web para la gestión agronómica del cultivo de girasol.

El grupo operativo Oleoprecisión está formado por la empresa de comercialización de semillas Sovena Oilseeds España, junto con la Agrupación de Cooperativas Acor, Manzanilla Olive y Acopaex, y el apoyo de tres centros de investigación: Cicytex (Extremadura), ITACYL (Castilla León) y Ideagro (Murcia).

El girasol es un cultivo que con la aplicación de riego consigue triplicar sus producciones, lo que permite mejorar la rentabilidad del cultivo, pasando de producciones de 1.000 a 1.500 kg/ha en secano a producciones de 4.000 a 5.000 kg/ha e incluso superiores en regadío y con volúmenes de agua de 4.000 a 5.000 metros cúbicos por hectárea. Esto hace que sea muy interesante como alternativa a otros cultivos, que tienen mayores consumos de agua como podría ser el caso del maíz con dotaciones de 8.000 a 10.000 m3/ha.

Además el girasol es una buena alternativa a otros cultivos frente al cambio climático, debido a que sus necesidades hídricas son mucho menores que otros cultivos de regadío, como el maíz y tomate. Otra ventaja es su capacidad para aprovechar nutrientes en el suelo, reduciendo así las posibilidades de que éstos provoquen una contaminación de los acuíferos.

Jesús López Prieto (Arándanos Sierra de Gata): “Estamos comercializando en torno a 15 tn al año de arándanos sobre todo para exportar a Europa”

Posted on

Entrevista con
Jesús López Prieto
Gerente de Arándanos Sierra de Gata

Bajo el nombre jurídico de Organic Blue, y con la marca comercial de Arándanos Sierra de Gata, la experiencia de Jesús López Prieto ha demostrado como el cultivo de berries en el  Norte de Cáceres concretamente en Valderde del Fresno, es una alternativa viable. Su principal mercado es el europeo, donde es muy apreciado por su imagen de superalimento. Con olivares propios, esta campaña también han lanzado al mercado su propia marca de aceite de oliva virgen extra, “Lubentia Olivi”.

¿Cómo surgió la idea de plantar arándanos en Sierra de Gata y cuál ha sido su adaptación a la zona y el clima?

Estuvimos buscando un cultivo que pensamos podía ser rentable en pequeñas extensiones y que a su vez que fuese un cultivo técnico y de difícil mecanización.  Bajo estas premisas lo único que nos cuadraban eran los berries. Y tras visitar alguna explotación nos decidimos por el arándano.

La adaptación ha sido muy buena en general, incluso mejor de lo que esperábamos, enfermedades que son habituales en el norte de España, aquí en Extremadura no aparecen porque hay menos humedad. Por contra, hay que tener en cuenta que el calor puede ser un factor limitante muy a tener en cuenta en determinadas variedades.

Desde el punto de vista agronómico, ¿cuáles son las claves del cultivo y qué dificultades presenta?, ¿está en ecológico?

Para que el arándano pueda vivir y se desarrolle correctamente necesita suelos muy ácidos en torno a 4,5 de ph, también necesita aguas de riego de buena calidad, ambas cosas son lo habitual en nuestra zona, la Sierra de Gata. Con respecto a las  dificultades, aquí se nos presentan dos fundamentales: por un lado los pájaros, que nos obligan a cubrir la totalidad de la plantación con mallas antipájaros. Y por otro lado las temperaturas sostenidas por encima de los 38º pueden llegar a reblandecer los arándanos.

La totalidad de la plantación de arándano la tenemos certificada en ecológico  y este año, además, hemos implantado la normativa europea Global Gap de buenas prácticas agrarias.

¿La producción es estable año a año o depende de muchos factores?

Sí, la producción la tenemos estabilizada entorno a las 8 tn hectárea.

¿Qué cantidad comercializáis una campaña normal?, ¿más para exportación que para mercado nacional?

Actualmente, estamos comercializando en torno a 15 toneladas  al año que fundamentalmente exportamos a Europa.

Su imagen de superalimento, especialmente por su alto contenido en vitaminas, ¿mantiene su demanda creciente?

Sí, año a año el consumo por habitante en Europa se va incrementado, si bien, en España ese incremento es más bajo, se ve la tendencia al alza de su consumo.

¿Trabajáis otro tipo de frutos o pensáis hacerlo en el futuro?

Tenemos mucho olivar y este año hemos sacado una marca de aceite propia. Lo comercializamos con el nombre de “Lubentia Olivi” (el placer del aceite). Es un aceite de gran calidad que de momento está teniendo una gran aceptación en el mercado.

Syngenta lanza Ratron®GL, una nueva y eficaz solución para el control del topillo en cereal

Posted on

Los topillos y pequeños roedores causan daños considerables en los cultivos de cereal, colza o especies de trébol, generando grandes molestias ya que tienen tendencia a multiplicarse de forma muy numerosa en ciclos de 3 a 4 años. Por tanto, es importante plantear estrategias eficaces de control que incluyan prácticas culturales y el uso de cebos que reduzcan significativamente o eliminen las poblaciones de roedores.

En este sentido, Syngenta acaba de lanzar al mercado Ratron®GL, una nueva herramienta que va a ayudar al control de esta plaga y que se ha presentado en la Jornada Online organizada por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, Itacyl, bajo el título “Una nueva herramienta para la lucha contra el topillo campesino” y en la que se ha repasado las estrategias de lucha frente a esta plaga, la situación del registro de productos fitosanitarios y las principales ventajas de esta nueva solución de Syngenta.

Ratron®GL es una innovadora solución para el control de topillos en fincas de cereal, presentándose en forma de pequeñas lentejas cuya materia activa, el fosfuro de zinc (8g/kg), actúa rápidamente en la lucha frente a estos pequeños roedores. Ratron®GL se presenta con un aplicador especial, denominado Appli-Gun®, que facilita la aplicación de las lentejas del producto en el campo de forma segura y eficaz. Además, Ratron®GL no genera polvo y es resistente a la lluvia y los mohos.

El hecho de que sea un producto en forma de cebo listo para su consumo, con un aplicador especialmente concebido para una aplicación cómoda y segura, hacen de Ratron®GL una solución muy atractiva para los agricultores. Simplemente hay que enroscar el envase de 750g de lentejas Ratron® GL en la pistola de aplicación Appli-Gun® y, a cada pulsación del gatillo del aplicador, se liberará la dosis necesaria de 5 lentejas directamente en las madrigueras de los topillos. Así de fácil. 

Las pequeñas lentejas están formuladas para mantener la materia activa en su interior, sin generar polvo ni pérdidas antes de ser consumida. Una vez el cebo es consumido el cebo, el fosfuro de zinc libera en el estómago del topillo, la fosfina (fosfuro de hidrógeno) al contacto con los ácidos gástricos. La fosfina es una neurotoxina y una toxina del metabolismo muy potente que mata al topillo en un período de 1 a 3 horas después de la ingestión. La materia activa es completamente degradada y no puede conllevar una intoxicación secundaria.

En resumen, Ratron®GL es una nueva solución para sumarse a los programas de control del topillo y pequeños roedores, que tiene múltiples ventajas como son: disponer de cebos listos con la materia activa integrada de forma homogénea y que no se degrada; un rápido y eficaz modo de acción; una enorme facilidad de aplicación, sin generar polvo; una excelente resistencia a la lluvia y a los mohos; y su producción a base de ingredientes de calidad que lo hacen altamente atractivo para los topillos.

Seipasa amplía su planta de producción de biopesticidas para dar respuesta al crecimiento de la demanda

Posted on

Seipasa, empresa española especializada en el desarrollo y formulación de bioinsecticidas, biofungicidas y bioestimulantes para la agricultura, ha presentado la ampliación de su planta de producción de biopesticidas de l’Alcúdia, en Valencia.

La instalación cuenta con 2.000 nuevos m2, anexos a las actuales dependencias de fabricación, destinados a la formulación, producción, envasado y logística de producto, con los cuales la compañía se rearma para dar respuesta al incremento de la demanda en mercados clave como España, México, LATAM y EE. UU., entre otros.

La nueva planta, en funcionamiento desde hace algunos meses, está diseñada con el equipamiento y la tecnología más puntera para optimizar el proceso de fabricación y hacerlo todavía más sostenible.

Francisco Espinosa, director de I+D+i de Seipasa, ha destacado el valor de esta ampliación, la segunda gran intervención en la planta de producción en apenas tres años después de la acometida en 2018.

“Nos capacita para seguir creciendo y liderar el mercado de protección biológica de cultivos. México, América Latina y Estados Unidos son territorios en los que la Tecnología Natural de Seipasa crece y se asienta de forma cada vez más sólida. La nueva planta nos permite rearmarnos para respaldar la creciente demanda y avanzar en esa posición de liderazgo”, ha asegurado Espinosa.

La nueva instalación, donde también se fabrica la nueva línea Bioactive lanzada en España el pasado mes de septiembre, incorpora tecnología que evita la generación de aguas residuales e incrementa los estándares de calidad y sostenibilidad de la producción.

Juan Pizarro (Ecoaromas Extremeños): “El cultivo de plantas aromáticas para la industria cosmética, farmacéutica o alimentaria tiene gran potencial en Extremadura”

Posted on

Ver plantas aromáticas en muchos jardines y patios de pueblos de Extremadura siempre ha sido muy común, pero ver 10 hectáreas plantadas con fines comerciales no resulta tan sencillo. Un emprendedor de Ribera del Fresno (Badajoz), Juan Pizarro se quedó sorprendido hace unos años por las posibilidades de las plantas aromáticas en uno de sus viajes profesionales con su empresa de reparación de molinos de viento, Altagri, por tierras de Cuenca y Guadalajara, donde es muy común. “En otras comunidades españolas como Castilla-La Mancha, Murcia o Andalucía siempre ha habido más tradición y facilidades por las ayudas de sus administraciones a este tipo de cultivos complementarios a otros más asentados. Aquí la Junta no se ha dado cuenta de su potencial.”

Actualmente, bajo la marca comercial de Ecoaromas Extremeños, Pizarro dispone de 10 hectáreas de Lavandín –de tres variedades, algo de Tomillo francés e Hisopo, esta última muy apreciada también por sus propiedades expectorantes y antisépticas. “La idea en el futuro es ampliar poco a poco con nuevas plantas y variedades”.

Vivero
Uno de los objetivos de Juan Pizarro es popularizar el cultivo de plantas aromáticas en Extremadura, porque está convencido de su futuro comercial para la industria cosmética, de laboratorios farmacéutico e incluso para usos alimentarios como repostería. Y para ello se han convertido también en vivero de plantas aromáticas de las que ellos cultivas. “Ya hemos comercializado en torno a las 300.000 plantas, en algunos casos para grandes proyectos como los de una finca en la provincia de Cáceres. La idea es ofrecer también un servicio de asesoramiento en la plantación y el cuidado, así como proporcionar las máquinas para sembrado y para la siega y recolección. Se trata de un cultivo que no exige excesivos cuidados, ni tratamientos. Nosotros ya estamos en tramitación para hacerlo en ecológico, ya que tiene aún más salida comercial en los mercados de exportación”.

Pizarro siempre considera que las plantas aromáticas serán un buen cultivo complementario, de apoyo, para que agricultores profesionales pudieran diversificar sus cultivos. Y con no excesivo trabajo en campo.

Destilación
Uno de los puntos clave de todo el proyecto de Ecoaromas Extremeños es la destilería con la que cuenta para la extracción de aceites esenciales como los que elabora de lavandín, tomillo o eucalipto actualmente. “Es la parte fundamental que completa todo el proyecto y que no solo hemos abierto para nuestra producción sino también para terceros que quieran elaborar sus productos con sus propias plantas aromáticas. Lo estamos haciendo por fases pero cuando esté concluida del todo tendrá una capacidad para destilar hasta 100 hectáreas de plantación y habrá supuesto una inversión de unos 140.000 euros. De ellos, unos 50.000 euros han sido en la primera fase”.

Actualmente bajo la marca de Ecoaromas Extremeños están vendiendo jabones naturales de lavanda y de eucalipto, así como aceites esenciales en pequeños envases y también en formatos más industriales. También realizan ramos de flores desecadas para floristerías. ”Estamos suministrando también producto a mayor escala para fabricantes de jabones y cremas artesanas de varios puntos de España e incluso del extranjero”.

Como próximo reto está introducir colmenas en la plantación para la elaboración de miel de plantas aromáticas. “Todo tiene salida. Lo importante es buscar la forma de lograrlo”.