tomate

El municipio que unirá Don Benito y Villanueva de la Serena concentrará el 35% de tomate para industria extremeño

Posted on

Vista aérea de la fábrica de tomate de Alsat en Don Benito

Entre Pronat y Alsat en Don Benito y Transa en Villanueva de la Serena, suman 750.000 toneladas y el tomate de 8.000 hectáreas de cultivo

La unión de Don Benito y Villanueva de la Serena que tantas portadas ha tenido a nivel nacional tras su referéndum, tendrá también importantes consecuencias en materia agraria y agroindustrial. Y entre ellas destaca especialmente el protagonismo que sumarán, ya de por si destacado por separado, en el cultivo y en la transformación de tomate para industria. Tras su unión, el municipio saliente de nombre todavía desconocido, se convertirá en la gran capital del tomate para industria de Extremadura y de España: sumará una transformación media por campaña –si la climatología lo permite- de 750.000 toneladas provenientes de una superficie de cultivo de unas 8.000 hectáreas. Con estas cifras, el municipio que dé lugar Don Benito-Villanueva de la Serena concentrará el 35% del procesado de tomate de toda Extremadura. Por delante de otros municipios claves para la industria tomatera regional como Villafranco del Guadiana, Miajadas o Santa Amalia. Gran parte de esta producción se destina al mercado exportador, lo que convierte al nuevo municipio en uno de los líderes de la exportación agroalimentaria de la región al ser el tomate, junto a la fruta, el producto con más peso en la balanza exportadora.

Industrias
En el término  de Don Benito, en el Polígono San Isidro, se ubica la industria cooperativa Pronat, fundada en 2003 vinculada a la cooperativa Casat, que en una campaña normal puede transformar unas 250.000 toneladas y tener contratos con unas 2.780 hectáreas. También mantiene su actividad desde hace muchos años la empresa Alsat, creada en 1985, dedicada a la producción de concentrado y dados de tomate en aséptico. La fábrica es propiedad del grupo Centunión. En una campaña normal puede producir en torno a las 170.000 toneladas, procedentes de unas 1.850 hectáreas de cultivo.

Mientras, a las afueras de Villanueva de la Serena se ubica una de las industrias gigantes del tomate extremeño, Transa, empresa fundada en 1965 por Rafael Carranza, que cuenta también con presencia industrial en el mercado portugués en la zona de Ribatejo. Desde el año 1972 elabora tomate en polvo. En una campaña normal produce en torno a las 340.000 toneladas de tomate procedentes de unas 3.500 hectáreas de cultivo, siendo junto a la industria de Conesa en Villafranca del Guadiana y a Tomates del Guadiana en Santa Amalia, una de las de mayor capacidad de transformación del tomate regional.

Entre Transa, Pronat y Alsat compran cada campaña en torno al 34% de las hectáreas de cultivo de tomate para industria de la región, unas 8.000, sobre una media de 23.000/24.000 cuando las condiciones climatológicas acompañan.

Estas otras dos localidades, Villafranco del Guadiana, como centro operativo más destacado de Conesa Group, la industria líder del tomate regional, y Santa Amalia, que cuenta con las industrias cooperativas de Tomates del Guadiana y Tomalia, también mantienen un importante peso en el tomate para industria extremeño.

Aunque en número de industrias, el municipio que alberga más empresas relacionadas con el cultivo, debido especialmente a su ubicación estratégica al lado de la Autovía Madrid-Lisboa, es Miajadas (Cáceres). A las afueras del municipio se encuentran las instalaciones de las industrias transformadoras Conesa Vegas Altas –la antigua industria cooperativa Tomix que promovió Acorex- e Inpralsa, propiedad de GB Food (Gallina Blanca). Mientras, alberga también las industrias envasadoras y comercializadoras de tomate Solis del grupo Nestlé –que en su día llegó a transformar tomate- y Tomcoex. Esta última promovida en su día por Acorex con apoyo financiero de Extremadura Avante, y que actualmente es propiedad del grupo Aceitunas Cazorla.

Manuel Vázquez Calleja (Conesa Group): “El precio del tomate ha aumentado un 31% con respecto a la campaña pasada”

Posted on

Entrevista con
Manuel Vázquez Calleja
CEO de Conesa Group

Ante un escenario complejo desde el punto de vista climatológico y de aumento de costes -energéticos, envasado y logísticos- ¿cómo afronta una industria tan importante como Conesa la campaña?

En todo negocio o en toda empresa siempre hay un factor de riesgo y por tanto una incertidumbre que es inherente a los mismos, pero en este momento la incertidumbre se ha multiplicado por 10 o por 20, lo que nos obliga a realizar una gestión diferente de la que veníamos realizando.

 Por ejemplo, el precio del gas natural se ha incrementado alrededor de un 460% y la electricidad igualmente alrededor de un 400%, esto en muy poco tiempo lo que hace muy difícil que se puedan mantener por ejemplo precios a un año en los productos que se fabrican todo el año. Los incrementos de coste de las energías se han acrecentado con la invasión de Ucrania, pero ya desde diciembre habían aumentado muchísimo los precios. Esto hace que o bien se hagan contratos por un corto periodo de tiempo o bien se indexe el precio de venta a los costos energéticos. Otro ejemplo es el incremento continuo de los costes de entrega de las mercancías. Antes se podía mantener el precio durante todo el periodo de contrato, ahora se han de introducir clausulas en los contratos para revisar los costes de transporte.

En definitiva, estamos en un entorno muy volátil y hay que tener mucho cuidado con las decisiones que se toman. No queda otra que adaptarse a las circunstancias y tener una visión más cortoplacista hasta que el entorno se normalice.

En lo que respecta al punto de vista climatológico, poco podemos hacer y solo queda ver si estamos en un ciclo de sequía o es una cuestión estructural.

El sector alcanzó hace semanas un acuerdo de precios por toneladas, sensiblemente superior al abonado la campaña pasada, ¿cómo lo valora?

La situación de incremento de costos para agricultor en la gran mayoría de los inputs del cultivo como pueden ser los fertilizantes, que ha triplicado el precio, el gasóleo, la cinta de riego, los fitosanitarios, etc hacían necesario que el precio del tomate sufriera un aumento acorde a ese incremento de Costes. Además, el precio de los productos agrícolas alternativos como el maíz u otros cereales hacían necesario dar un plus para hacer que el agricultor se decantará por cultivar tomate. Pero ha habido un factor clave determinante para que el precio, en mi humilde opinión, haya subido por encima de lo que debería haber sido razonable, que es la situación de escasez de agua a la que nos enfrentamos en la Cuenca del Guadiana.

Estos tres factores han hecho que el precio aumente en un 31% con respecto a la campaña pasada. Es el aumento de precios más importante que ha habido en la cuenca del mediterráneo y que de un año para otro ha supuesto que España pase de ser el país con el precio más competitivo de Europa a uno de los países con el precio de la materia prima más alto.

Situaciones como la actual de falta de agua pueden repetirse -y de hecho lo hacen cíclicamente. ¿Qué puede y debe hacer el sector productor para afrontarlo en el futuro?

Gran parte del sector productor, tanto los transformadores como los agricultores, hemos hecho los deberes en los últimos años en lo relativo a la gestión eficiente del agua. Las industrias contamos todas con modernos sistemas de depuración de agua que no solamente nos permiten verter la misma a cauce público dentro de lo que nos exige la legislación medioambiental, sino que además nos permite reutilizar el agua en las industrias. Aproximadamente un 80% del agua que utilizamos las industrias se reutiliza y además las industrias transformadoras de tomate somos generadoras de agua al evaporarla y posteriormente condensarla en nuestro proceso de concentración.

En la parte agrícola, el productor también en su gran mayoría ha modernizado sus instalaciones de riego, pasando del tradicional riego a manta a el riego por goteo.

Donde creo que aún se debe hacer bastante en la gestión eficiente del agua es por parte de administraciones públicas: Comunidades de Regantes, Confederación hidrográfica del Guadiana, Junta de Extremadura y Ministerio de transición ecológica.

Hay en esta región una parte muy importante de las infraestructuras de distribución de agua para riego qué son las originales del plan Badajoz, siendo infraestructuras ineficientes que pierden agua por filtraciones, por evaporación y que en bastantes casos no se tienen un control suficientemente preciso del agua que se consume en las  explotaciones.

Se debe afrontar un plan integral para la gestión del agua que debería incluir aspectos como  la modernización de aquellas infraestructuras de distribución de riego que aún no lo estén, el control de la utilización del agua en las explotaciones, disminuir y limitar las explotaciones que se rieguen a manta, dar ayudas a los agricultores para modernizar los riegos, aumentar las reservas hidráulicas mediante la construcción de presas fuera de cuenca para bombear el agua desde el río Guadiana hasta las mismas evitando que  se vaya al país vecino más caudal del legalmente establecido( el pantano de Alqueva está al 81% de su capacidad cuando los embalses extremeños están al 28%).

Además, se debería poner en marcha un Plan Hidrológico Nacional que interconectara todas las cuencas españolas y que evitara que una sola gota de agua fuera al mar.  Dentro de Comunidad Extremeña la interconexión de las cuencas del Tajo y del Guadiana es relativamente fácil y económico.

¿En qué momento se encuentra el mercado mundial de tomate para industria a nivel de stock y previsión de cosecha mundial?

En lo que se refiere a niveles de stock para vender, afortunadamente el mercado está bastante vacío. En la actualidad la demanda del mercado es superior a la oferta lo cual es positivo para poder trasladar los aumentos de costes tan importante que vamos a tener los industriales. La previsión de cosecha a nivel mundial es solamente de 1,2% superior a la del año pasado lo que sin duda será insuficiente para cubrir el hueco que existe en el mercado.

Juan Francisco Blanco (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): «Sólo el agua puede limitar la próxima campaña de tomate, no el precio»

Posted on

Entrevista con
Juan Francisco Blanco
Presidente del grupo de trabajo de Tomate para Industria de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Junto a la fruta, el tomate es uno de los cultivos prioritarios para el riego en esta campaña según las recomendaciones de la Consejería a la Confederación del Guadiana. ¿Qué escenarios manejan los productores de tomate de confirmarse las duras restricciones de riego?

El único escenario posible es no perder la campaña de tomate para industria de este año y, por eso, todas las partes estamos realizando el máximo esfuerzo para que se desarrolle dentro de la normalidad que sea posible, ya que se trata de un cultivo muy importante desde el punto de vista social y económico.

La disponibilidad de agua es el principal problema que existe ahora mismo en torno a este cultivo, que afronta una campaña de incertidumbre por este motivo. La producción este año será menor por la situación de sequía.

Productores e industrias han acordado un precio de 102 euros/toneladas para la nueva campaña, sensiblemente superior al del 2021. ¿Cómo valoran este precio en vuestra doble condición de productores e industrias cooperativas?

El incremento del precio que se paga al productor de tomate para industria en Extremadura era una reclamación de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, cuyas cooperativas y OPFHs asociadas han defendido esa subida. No podemos permitirnos dejar de ser líderes en este sector, frente a otras zonas productoras. Ellas son las que, a través de una importante colaboración y trabajo conjunto con el resto de OPFHs extremeñas, han impulsado esta subida en los contratos con la industria transformadora.

Creemos firmemente que si no ganan las dos partes –industria y producción- el cultivo no tendrá viabilidad, especialmente ante la subida de los costes de producción. Y hay que recordar que la industria cooperativa es la industria de los agricultores cooperativistas, de forma que ellos reciben un precio mayor por su producción gracias al retorno cooperativo, vinculado a la existencia de resultados económicos favorables en la cooperativa, ya que participan en el beneficio de la transformación que realiza su industria.

Ante campañas como la actual, ¿existe el riesgo de que muchos productores de tomate decidan diversificar parte de sus hectáreas a cultivos permanentes con menos consumo de agua o es un cultivo muy arraigado y especializado ya en las Vegas del Guadiana?

No, no creo que exista ese riesgo porque el cultivo de tomate para industria es prioritario. Actualmente la única limitación que tenemos es el agua, que es la que puede hacer que algunos agricultores opten por cultivos con una demanda creciente, especialmente ante las perspectivas de la crisis Rusia-Ucrania. Pero el precio fijado hace que esa ya no sea una opción. Solo el agua puede limitarnos.

Ante el aumento de los costes (energía, material envasado, transporte, etc.) ¿sería interesante que las industrias cooperativas del sector realizarán compras conjuntas o cada una lleva su propia estrategia?

Las industrias cooperativas extremeñas de tomate ya realizan diversas gestiones que permiten un ahorro de los costes. Y vienen realizándolo desde hace tiempo. La cooperación es uno de los muchos valores de las cooperativas como empresas de economía social. Así, por ejemplo, llevan a cabo la compra conjunta de los bidones que se usan como material de envasado del tomate una vez transformado, entre otras labores.

Los cultivos de ciruela y tomate tendrán sus estudios de costes de producción

Posted on

Ciruelos en flor (Explum)

Se trata de dos de los productos del regadío extremeño con más valor de producción y exportación

Cada campaña, los productores de ciruela y tomate para industria –dos de los cultivos estrella del regadío regional por hectáreas, producción y volumen de exportación–  están muy pendientes del precio que recibirán por sus producciones. Por parte de las centrales hortofrutícolas, a expensas de los acuerdos con los grandes grupos de distribución nacionales e internacionales, y con las industrias de tomate por otro. Las quejas de los productores en estos últimos años han sido constantes ante los precios percibidos que se han visto afectadas además por un aumento de los costes de producción.

Varios cultivos a nivel nacional, como el del olivar para almazara, han realizado estudios completos sobre sus costes de producción para tener una información clara sobre la cadena de valor del producto e intentar evitar la venta a pérdida. La Consejería de Agricultura acaba de presentar a primeros de enero el estudio elaborado por la Universidad de Extremadura sobre los costes de producción de ciruela y cerezo, y avanza en los del tomate para industria y tabaco para este año 2022. 

De esta forma, desde la Consejería pretende conseguir que los distintos cultivos estratégicos de la región tengan una radiografía exacta de sus costes para evitar la venta a pérdidas. Este tipo de estudios están proliferando tanto en el sector vegetal como animal de la mano de las Interprofesionales, especialmente después de la aprobación en el Congresos de los Diputados de la Ley de la Cadena Alimentaria. La actual subida del coste de los insumos, de continuar en los próximos meses, amenaza con tensionar la contratación de productos como la ciruela y el tomate para industria. De un lado, los productores han  visto mermada su rentabilidad real por hectárea de cultivo, y por otra las centrales e industrias también han visto aumentar sus costes tanto por la energía como por los fletes de exportación.

Ciruela
En el caso de la ciruela, con casi 4.000 hectáreas de cultivo en la región, sus productores llevan varias campañas en una situación muy complicada de precios. Cuando no es la climatología es la situación del mercado nacional y también las barreras en otros mercados claves como Rusia en su día o Brasil hace dos campañas. Cada año, el sector de la ciruela extremeño se esfuerza por encontrar nuevos mercados en ultramar, aunque el precio ofertado para algunas de sus variedades y de  la época del verano en la que llegan al lineal sigue estando por debajo de los costes o prácticamente sin rentabilidad real.

La ciruela ha supuesto entorno al 32% del volumen total de fruta producida en la región en la pasada campaña del 2021. Pese a los arranques de los últimos años y la reconversión varietal, el propio sector habla de un problema estructural que no se resuelve solo con arrancar una determinada variedad y plantar otra.

Tomate industria
En relación al cultivo del tomate, gran parte de la rentabilidad del cultivo y de las tensiones que ha podido haber en alguna campaña entre productores e industrias tiene que ver con el rendimiento en kilos por hectáreas, que está muy influenciado por la climatología. El diferencial de kilos/ha frente a otras zonas productoras como Andalucía sigue siendo destacado, aunque en algunas campañas recientes se han logrado ya rendimiento muy considerables en las Vegas del Guadiana como en el de la pasada campaña en el entorno de los 90.000 kilos/ha. Con una extensión de cultivo que oscila entre las 21.500 y las 23.000 has en las últimas campañas, Extremadura lidera la producción nacional con el 68% del total nacional y más de 2 millones de toneladas.

Cada productor extremeño cultiva  de media 21 hectáreas y 1,9 millones de kilos de tomate

Posted on

La región cuenta con 1.096 agricultores que han sembrado 23.284 has en esta campaña para producir 2,12 millones de tn

El sector del tomate ha tenido un respiro esta nueva campaña tanto en lo climatológico como en cuanto a precios, por la alta demanda de producto y la falta de stocks internacionales en el mercado. Las cifras aportadas por la Consejería de Agricultura hablan de un 10% más de precio e incluso el precio medio en los contratos de compraventa habría subido en relación al establecido durante el trámite de comunicación de los mismos.

Gracias a ello se han logrado sembrar por parte del sector productor extremeño un total de 23.284 hectáreas y contratar un total de 2,12 millones de toneladas. Aunque es ligeramente menor a la inicial prevista en el mes de abril – unas 600 hectáreas menos- las cifras consolidan la producción de anteriores campañas.

Por su parte, las 17 industrias asentadas en la región han cerrado una contratación definitiva de 2,12 millones de toneladas para 23.605 hectáreas de cultivo, con un rendimiento medio previsto de 89.920 kilos/has. En el caso de los productores extremeños, el rendimiento previsto es de 91.350 kilos/ has. Como recuerdan desde la Mesa del Tomate, hay que tener en cuenta en estas cifras que “las industrias que operan en la región traen también tomate de Portugal para transformar y por otro lado hay tomate extremeño que va a otras regiones para abastecer sus industrias”.

Vegas del Guadiana
De las 31.000 hectáreas de cultivo de tomate para industria existentes en España, Extremadura cultiva en torno al 74% del total nacional, seguida de la producción andaluza y otra parte en Navarra. En total, unos 1.096 productores cultivan tomate en la región, muy concentrados en las Vegas del Guadiana, aunque también se mantienen en los regadíos del Alagón en la provincia de Cáceres. El número de agricultores se ha reducido en los últimos años ampliándose el número de hectáreas cultivadas por agricultor para ganar en rentabilidad y aminorar los costes de cultivo.

Teniendo en cuenta los datos de esta campaña, cada productor extremeño cultiva de media unas 21 hectáreas de tomate con una producción de 1,9 millones de kilos de tomate. Extremadura cuenta con 17 industrias del sector del tomate y 22 organizaciones de productores que concentran el 95% del total de la contratación cada campaña. Las mayores industrias del sector son Conesa Group -que incluye a Conesa Vegas Altas, la antigua Tomix de Miajadas-, Tomates del Guadiana, Transa, Pronat, Tomalia, Alsat, Cidacos, Carnes y Vegetales-Apis, o Inpralsa-GB Food. En cuanto a los grupos productores siguen destacando Acopaex, Casat, AN, Sumifrut o Phenix.

Rendimientos
Tanto las organizaciones de productores como las propias industrias cooperativas esperaban que esta campaña pudiera compensar en parte las nefastas cifras de la campaña anterior, donde los rendimientos por hectáreas fueron muy bajos. Además de los precios pagados por las industrias, que también se han visto muy afectados por los mayores costes en los fletes internacionales y por el precio de la energía entre otros, el rendimiento por hectárea sigue siendo la clave para el futuro del tomate extremeño. Para poder competir en los mercados nacionales con el de California, o más cercano, con el andaluz, con rendimientos sensiblemente superiores a la media extremeña que no suele superar los 90.000 kilos/has. En el caso de Andalucía, en las últimas campañas, siempre que el regadío lo permite, han alcanzado de media las 107.000 kilos/has, lo que les otorga un plus de rentabilidad a sus agricultores frente a los extremeños.

Las industrias de transformación de tomate extremeñas se han convertido en el sector líder de la exportación agroalimentaria extremeña, ya que más del 80% de su producción se destina al mercado exportador, con mercados preferentes como Francia, Reino Unido o Alemania entre otros muchos.

16 industrias de tomate exportarán el tomate extremeño por valor de más de 300 millones de euros

Posted on

Reino Unido, Alemana, Países Bajos, Francia, Portugal, Japón, Italia, Bélgica, Polonia y Suecia, entre los principales mercados de las conservas de tomate de la región

Hablar del verano en el campo extremeño es hacerlo del tomate para industria. Al menos en las Vegas del Guadiana de la provincia de Badajoz, y también en las Vegas del Alagón y el Árrago del Norte de Cáceres. Extremadura se ha consolidado desde hace ya muchas campañas como la mayor productora de tomate para industria de España, con una producción que oscila entre el 67% y el 70% del total nacional, por delante de Andalucía y Navarra. Con datos aún no definitivos, sobre todo las tormentas de granizo que han afectado en las últimas semanas de junio a algunos municipios de las Vegas del Guadiana, la producción contratada para esta campaña está en el orden de las 2,16 millones de toneladas. Para un total de más de 23.800 hectáreas, muy parecida a las cifras plantadas un año antes. El rendimiento medio esperado por las organizaciones de productores -verdadera clave de la rentabilidad real del cultivo para el productor- se situará en los 90.000 kilos por hectárea.

En las Vegas del Guadiana, entre seis términos municipales -Don Benito, Badajoz, Guareña, Villanueva de la Serena, Santa Amalia y Miajadas- concentran más del 60% del total del tomate cultivado en Extremadura.

Comercialización
La importancia del sector del tomate en el campo regional no solo se limita a la extensión de su cultivo –solo superada por el maíz en el regadío- sino sobre todo por su impacto industrial. Hasta 16 industrias están de una u otra forma relacionadas con la transformación y comercialización del tomate regional: Agraz, Alsat, Carnes y Vegetales (Apis), Cidacos, Conesa, Conesa Vegas Altas, Inpralsa, Nestlé-Solis, Martinete, Monliz, Pronat, Sol de Valdivia, Tomalia, Tomcoex, Tomates del Guadiana y Transa. Entre todas ellas han logrado que el sector de las conservas del tomate sea el más importante en la agroalimentación extremeña a nivel de exportaciones, con más de 300 millones de euros cada año. Cada vez a más mercados, tanto en tomate concentrado, entero pelado, en dados, en polvo o ya envasado con marca propia y especialmente con marca para terceros –tanto a nivel nacional como internacional- y para marcas de distribuidor donde ha ganado gran fama por su buena relación entre precio-calidad.

Conseguir aumentar el volumen de tomate extremeño que sale al mercado cada campaña envasado es otro de los grandes retos del sector, en un producto muy tensionado por los precios y sobre todo por el gran peso de la marca blanca y de distribuidor en los lineales de súper e híper.

Hay que tener en cuenta que una parte de la producción de tomate de Andalucía y Portugal también es transformada en las industrias extremeñas, con las que comparte  en algunos casos vínculos accionariales.

En los últimos años, el Reino Unido con exportaciones por valor de 39 millones de euros ha sido el principal mercado, junto con Alemania (37 millones), Países Bajos (27 millones), Francia (27 millones); Portugal (22 millones); seguidos de otros mercados como Japón, Italia, Bélgica, Polonia, Suecia, Libia, Omán…

La producción mundial es clave para la consecución de mejores precios en el mercado global de tomate para industria. Hay que tener en cuenta que la producción mundial prevista para esta campaña es de 38,9 millones de toneladas. Es decir, la producción española representa en torno al 7-8% del total mundial, un mercado muy dominado por la producción de Estados Unidos con California al mando donde ocupa 94.000 hectáreas y 11,6 millones de toneladas previstas. Italia con 5,4 millones y China con 4,8 millones son el resto de países que adelantan a España en producción.

Solución Stoller para mejorar el rendimiento en tomate de industria

Posted on

N-Balancer es la solución para aumentar el rendimiento de tu cosecha evitando pérdidas por falta de uniformidad en el color. La tecnología presente en la fabricación de N-Balancer facilita el viraje de color en tomate de industria aumentando el número de frutos coloreados y maduros.

Los ensayos realizados en Novelda del Guadiana (Badajoz) demuestran que la parcela tratada con N-Balancer a unas dosis del 0,5% en un tratamiento foliar durante la maduración de frutos (BBCH 85) se obtiene un mayor volumen de tomate aprovechable al aumentar el número de frutos coloreados.

En la gráfica se observa una gran diferencia de rendimientos en el cultivo control y en el tratado. Con la solución Stoller se logra una importante mejora en el desarrollo de la planta, se evita su crecimiento excesivo y se reduce la cantidad de tomates sin recolectar.

Los resultados de nuestros ensayos hablan por sí mismos:

  • Parcela no tratada: 112.000 kg/ha de tomate aprovechable
  • Parcela tratada con solución Stoller: 122.00 kg/ha de tomate aprovechable

N-Balancer es compatible con los productos agroquímicos foliares habitualmente utilizados y está autorizado para su utilización en prácticas certificadas de Agricultura Ecológica.

Stoller Europe es la filial de la multinacional Stoller Group que ofrece sus servicios tecnológicos a la agricultura de Europa, Norte de África y Rusia. Su equipo se compone de profesionales altamente cualificados que combinan los conceptos de fisiología vegetal con un conocimiento de los cultivos locales y sus problemas específicos.

Eduardo Fernández (Apis y Fruco): “La entrada en platos de comida sana mediterránea lista para comer y la exportación serán claves este año”

Posted on

Entrevista con
Eduardo Fernández
Director General de Carnes y Vegetales (Apis y Fruco)

Si a pie de calle preguntaran a millones de españoles si alguna vez en su vida han comido algún producto de la marca APIS o FRUCO, la gran mayoría contestaría afirmativamente. Con sede en Mérida, la actual Carnes y Vegetales comenzó su andadura con productos cárnicos en el año 1929 y su producción vegetal, muy especializada en tomate, en el año 1953. Con el paso de los años, la actual APIS se ha consolidado como la empresa marquista agroalimentaria extremeña más importante. Tras la entrada de ACOPAEX y Tomates del Guadiana en 2011, las señas de identidad extremeñas han quedado aun más reforzadas. La apuesta por la calidad, la innovación, la seguridad alimentaria, los productos saludables, la gestión medioambientalmente responsable y por el mercado exterior marcan el futuro de la empresa, que mantiene sus factorías en Mérida y Montijo.

¿Qué ha supuesto el COVID-19 para la empresa?

A nivel de comercialización, el canal Horeca de Hostelería y Restauración no es fundamental en nuestra facturación, aunque tenemos presencia en él. Las marcas APIS y FRUCO están pensadas y orientadas hacia el consumidor doméstico. Además, en las semanas en la que la Gran Distribución tenso la cuerda ante la avalancha de compras en los hogares durante el confinamiento, APIS respondió muy bien con nuestra estructura y capacidad productiva. Sí queremos crecer en Horeca con nuevos productos como una línea de untables en monodosis y también con salsas listas para complementar platos.

¿Cuál es el principal reto que tiene la empresa?

Creo que no solo es un reto de APIS sino también de toda Extremadura y de todo el sector del tomate: aumentar considerablemente la cantidad de producto envasado y acabado que sale al mercado con más valor añadido y destacando además el origen extremeño del mismo. Hay que ponerle al tomate extremeño nombre y apellidos, tanto en el mercado nacional como en la exportación. Hay que conseguir estar en el mercado con más producto terminado y menos bidones.

¿La exportación debe ser fundamental para Apis en los próximos años?

Debemos crecer en las ventas en el exterior con producto envasado que genere más margen y valor añadido. Es verdad que en este aspecto, los costes logísticos y el acceso a puertos de forma rápida y eficiente son claves, y Extremadura por su ubicación geográfica y vías férreas actualmente tiene más limitaciones. El coste logístico añadido que nos supone poner en el mercado europeo un producto no nos lo compensa la Gran Distribución, sino que tenemos que asumirlo nosotros.

¿Cuáles son actualmente los productos claves de APIS y FRUCO?

En el caso de la marca APIS, la gama de patés y magros sigue siendo un referente de calidad en el mercado. Al igual que los callos, del que tenemos una cuota de mercado destacada. En vegetales, nuestro producto estrella es el tomate triturado, el más parecido al tomate natural. APIS es la marca líder en este segmento de producto, por su altísima calidad. En el caso de FRUCO, contamos con una gama de productos artesanos que han tenido muy buen acogida. Lo importante es fidelizar a los clientes y solo se consigue con una buena calidad, por encima del precio. Es una tendencia clara en el mercado.

¿Cómo influyen los cambios de hábitos de consumo?

El consumidor cada vez es más sensible hacia el concepto salud de los productos, la sostenibilidad y el origen del mismo. Aquí, la experiencia de APIS es muy importante. Poder contar con materias primas de excelente calidad de nuestros productores, son algunos de nuestros aspectos claves y diferenciales. Este control completo del proceso nos permite ofrecer el mejor tomate con una garantía alimentaria total, de forma sostenible y respetando el medioambiente. Se deben rescatar esos valores.

Uno de los lanzamientos que tenemos en marcha es una línea de platos de comida sana con un perfil mediterráneo listos para consumir. Sin aditivos (conservantes, colorantes,…) todo con ingredientes naturales. El concepto tiempo hoy en día es clave para el consumidor. Especialmente  para uso individual o pequeñas familias. Platos de uso fácil, con buen equilibrio nutricional, innovadores y que regalen tiempo a quien los consuma.

Domingo Fernández (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “La apuesta industrial de las cooperativas nos ha permitido mantener a Extremadura como líder en el cultivo del tomate”

Posted on

Entrevista con
Domingo Fernández
Presidente de la Sectorial de Frutas y Hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Tras una campaña muy complicada con un rendimiento medio por hectárea muy bajo ¿cómo se presenta la nueva?

La nueva campaña de tomate para industria en Extremadura se presenta como cualquier cultivo agrícola: con las perspectivas puestas en la climatología, esperando volver a una cosecha normal, ya que la del año pasado fue una campaña desastrosa y el cultivo no aguanta una mala cosecha con los precios actuales. El tomate es uno de los cultivos estrella de nuestra región y ahora lo importante es alcanzar una buena cosecha que garantice una campaña óptima.

¿Hay riesgo real de que productores que llevan muchos años en el cultivo lo abandonen?

 Aunque algunos pueden abandonar, la mayoría de los productores de tomate extremeños se mantendrán debido a las fuertes inversiones que requiere el cultivo del tomate y que se han realizado. De este modo, desde Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura estimamos que la superficie que este año se destinará a este cultivo será similar a la de la campaña anterior.

Los productores llevan varias campañas pidiendo un aumento de precios por kilo ¿es factible este aumento?

El aumento del precio no es que sea factible, es que es necesario para poder continuar con el cultivo de tomate para industria en Extremadura. Este año hemos dado el primer paso pero esta tendencia alcista debe continuar en los próximos, tal y como se estamos defendiendo desde las cooperativas y OPFHs asociadas a Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura.

Las cooperativas tienen un peso capital en varias de las industrias de transformado ¿los precios serían más bajos aún de no existir estas industrias cooperativas?

Con toda seguridad. Hace veinte años, cuando las cooperativas dimos este paso fue un  acierto porque es lo que nos ha permitido mantener a Extremadura como líder en el cultivo del tomate. La competencia es buena y sana y los agricultores que se sumaron a este proyecto industrial de las cooperativas agroalimentarias extremeñas están cobrando más precio por su tomate, sin tener que entrar en el conflicto de los precios de todos los años.

No podemos olvidar que las cooperativas son las empresas de los agricultores y ellos participan en el beneficio de la transformación de  las industrias cooperativas, por eso cobran más por su producción. Sí es cierto que el equilibrio debe residir en todas las partes, porque es fundamental para el cultivo del tomate: el sector productor tiene muy claro que las dos partes deben ganar y eso debe tenerlo claro también la industria, y la industria cooperativa lo tiene muy claro.

Los seguros agrarios son claves en el cultivo del tomate. ¿Cómo habría que perfeccionarlos a la realidad del cultivo?

Los seguros agrarios son claves en el cultivo de tomate para industria en Extremadura, que asegura el 100% de la superficie. Los seguros tienen muchas cosas mejorables, como la cobertura de daños por las altas temperaturas que desde Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura hemos propuesto que se incluya en las reuniones que tenemos con la Consejería de Agricultura y con Agroseguro para ampliar la cobertura del seguro. 

En pocas campañas hemos visto rendimientos muy altos por hectárea y otros muy bajos ¿La climatología es la que manda o hay otros factores importantes que influyen?

Los rendimientos altos de otras campañas han estado motivados principalmente por la mejora en el cultivo, con riegos por goteo, variedades, fertirrigación, tratamientos, etc. Es en los rendimientos bajos donde sí influye la meteorología, si hay tormentas, si las temperaturas no acompañan o si se originan epidemias precisamente por estas anomalías climáticas.

Manuel Vázquez Calleja (Conesa Group): “Actualmente en el mercado no hay stocks de tomate disponibles para venta”

Posted on

Entrevista con
Manuel Vázquez Calleja
CEO Conesa Group

¿Cómo ha sido el año 2020 para Conesa Group?

Desde el punto de vista industrial la campaña 2020 no ha sido buena debido a que la transformación del tomate ha sido en torno a un 18% más corto de lo esperado. Como consecuencia de la climatología adversa habida durante la primavera dónde llovió durante el mes de abril más de lo habitual, retrasando el trasplante y posteriormente durante los meses de junio y julio las elevadísimas temperaturas provocaron innumerables problemas de enfermedades, abortos florales etcétera. El rendimiento agrícola fue muy inferior a lo esperado, lo que tuvo un impacto negativo en los costos de transformación que fueron mucho más altos debido al no solamente menor número de kilos transformado sino también al hecho de tener las fábricas abiertas durante el mismo número de días que una campaña normal, pero transformando una cantidad de kilos muy inferior a la habitual.

Desde el punto de vista comercial el año no ha sido malo. Hubo un efecto COVID en los meses de marzo y abril donde las salidas subieron muy por encima de lo habitual, después bajaron durante los meses de junio julio y durante los últimos meses del año han subido a un ritmo algo superior a lo habitual. En general ha sido un año donde afortunadamente el efecto COVID no ha afectado al sector del tomate desde el punto de vista comercial y dónde el mercado se ha comportado de una manera positiva.

¿Cómo se presenta la nueva campaña?

El World Tomato Processing Council, ha publicado recientemente las intenciones de transformación a nivel mundial que se elevan a 39,5 millones de toneladas, que suponen 1,11 millones de toneladas más que el pasado año. Actualmente en el mercado no hay stocks disponibles para venta por lo que si las previsiones de producción se cumplen entiendo que no habría problemas para que el mercado las absorba, pero hay un hecho muy importante y es que ¿vamos a ser capaces los transformadores de trasladar al mercado los importantísimos incrementos de coste que vamos a tener este año?.

El tomate ha subido entre 10% y un 13%; la chapa metálica con las que se fabrican los bidones donde se envasan los distintos productos que fabricamos, ha doblado su precio por lo que se esperan subidas del bidón de aproximadamente un 24%; el barril de petróleo está actualmente a 70 dólares cuando en el primer semestre del año pasado, referencia que se toma para calcular el precio del gas natural que se emplea durante la campaña, estuvo a 36 dólares. El Gobierno a partir del 1 de junio va a aprobar un cambio normativo en las tarifas eléctricas que van a tener un importante impacto en las industrias transformadoras; los fletes, los precios del transporte para según qué destinos han sufrido incrementos importantísimos.

¿Se alcanzarán  las mismas hectáreas de cultivo en este año 2021?

Los contratos de compraventa se firmaron a finales de enero por lo que ya tenemos una idea inicial de las hectáreas que se van a trasplantar. Estas son ligeramente superiores a las contratadas el año pasado por la misma fecha, si bien es cierto que por las condiciones climatológicas el año pasado finalmente se plantaron unas 1.000 hectáreas menos de las contratadas y el rendimiento agrícola fue muy inferior al habitual estando en torno a los 77 toneladas por hectárea frente a las 91 del año anterior, lo que efectivamente impactó en los kilogramos recogidos finalmente. Confiemos que este año las condiciones climatológicas acompañen y se puedan trasplantar todas las hectáreas contratadas y haya buenos rendimientos agrícolas.

El tema de los precios siempre es recurrente campaña tras campaña, ¿de qué factores depende sobre todo en una campaña?

Depende de numerosos factores. En primer lugar y uno de los más importantes, es la situación de los mercados internacionales. No es lo mismo afrontar una campaña en que como la de este año no hay stocks para vender que una en la que los haya, eso obviamente va a influir en el precio al cual los transformadores podamos pretender vender y por tanto a los cuales podemos pagar a los agricultores. En segundo lugar, otro factor que afecta al precio que se pueda pagar al agricultor, son los cultivos alternativos como so el maíz en Extremadura, el algodón en Andalucía, China o en Estados Unidos y por último la competitividad que pueda tener el transformador en el lugar en el que se encuentra. Por ejemplo, este año por el efecto cambio euro-dólar los transformadores fuera de la Unión Europea como Estados Unidos, China, Chile, Ucrania y Egipto simplemente por la devaluación del dólar van a ser un 10-12% más competitivos que los transformadores europeos. ¿Qué va a ocurrir?.

Con la pandemia a nivel mundial, ¿ha aumentado la demanda de productos relacionados con la industria del tomate o la crisis del sector Horeca se ha notado?

Como bien sabemos, la pandemia ha provocado cambios muy importantes en los hábitos de consumo. Los confinamientos habidos a nivel mundial han llevado a que la gente permanezca en sus casas, no consuman fuera de las mismas y por tanto se ha producido un aumento importantísimo del consumo en el canal retail. Sensu contrario, el consumo fuera del hogar, es decir todo relacionado con el Horeca el Food Service, ha bajado considerablemente. En cualquier caso creo que en el sector del tomate la balanza se ha inclinado hacia el aumento del consumo en el canal retail versus el descenso en el canal Horeca. Habrá que ver si después de la pandemia, cuando todo se normalice, este incremento del consumo se mantiene o vuelve a los niveles anteriores a la pandemia.