tomate

El tomate extremeño dispara la producción por hectárea en la última década

Posted on Actualizado enn

36 tomateras

La región concentra el 6% de la producción mundial de tomate para industria, la segunda mayor de Europa tras Italia

Extremadura, como líder en producción de tomate para industria, cerró la pasada campaña 2019 con una producción por encima de lo previsto –en torno a los 2,2 millones de toneladas– y con una excelente calidad de producto. La mejor producción se ha visto beneficiada por la climatología que ha permitido, junto a otros factores, que se logrará el mejor rendimiento medio por hectárea de su historia, de 97,7 toneladas por hectárea. Aunque en algunos años anteriores, como en la campaña del 2012 se alcanzaron los 86 tn/has, la media de los últimos quince años estaba muy por debajo de estas cantidades, lo que le ha dado un plus de rentabilidad al producto.

Extremadura ha producido esta campaña en torno al 69% del total español de tomate para industria. España, con 3,2 millones de tn/has, sigue siendo el segundo mayor productor europeo de tomate solo por detrás de Italia, que ha alcanzado los 4,8 millones de toneladas según datos de la asociación AMITOM, que agrupa a todas las grandes industrias de tomate del área mediterránea.

Según los datos de la WPTC, la producción de tomate para industria a nivel mundial alcanzó los 37,2 millones de toneladas. Extremadura por tanto ha supuesto en esta campaña en torno al 6% de la producción mundial. Estados Unidos –concentrada en California– con algo más de 10 millones de toneladas y China con 4,5 millones de toneladas son los otros dos grandes productores mundiales junto a Italia. El área mediterránea sigue representando el 47% del total de la producción mundial, donde también destacan Portugal o Grecia, además de mercados más lejanos como Turquía o Irán.

Olivar superintensivo y almendro compiten ya con tomate, maíz, arroz y fruta en el regadío

Posted on

12cultivos clave

Extremadura produce 545.000 tn de maíz, 2 millones de tn de tomate, 240.000 tn de fruta de hueso, 73.000 tn de aceite de oliva, 111.000 tn de aceituna de mesa, 151.000 tn de arroz y 30.000 tn de tabaco en rama

Extremadura atesora algo más de cuatro millones de hectáreas de superficie agraria, ganadera y forestal. De ellas, 3,8 millones de hectáreas son de secano y unas 275.000 hectáreas de regadío, el verdadero tesoro del campo regional y el que concentra más producción y genera más empleo añadido. Del total regional, algo más de dos millones de hectáreas son de pradera y pastizales. Y unas 661.000 hectáreas de superficie forestal, arbolada y de matorral.

Durante los últimos años, cuatro cultivos han dominado el regadío regional de forma más o menos estable: maíz, tomate, fruta de hueso y arroz, tras el declive del girasol. Sin embargo, el regadío comienza a cambiar su paisaje con la llegada masiva del olivar superintensivo e intensivo y también de nuevos cultivos como el almendro  en intensivo o verduras como el brócoli por ejemplo. O incluso la higuera, tanto para fresco como para seco o otros cultivos como nogal, pistacho y el más arraigado de la castaña en Villuercas y norte de Cáceres

Cambio de cultivos
Como ejemplo, en los últimos cinco años, la superficie de olivar en regadío ha crecido más de un 50%, ganando mucho terreno al maíz, superando ya las 53.000 hectáreas de cultivo. Y afianzando las producciones de aceite de oliva por encima de las 71.000 toneladas con un horizonte de las 100.000 si se consigue que toda la aceituna que se cultiva en la región se molture aquí. De esta forma, el olivar se ha convertido ya en el cultivo con más hectáreas de regadío, ya que el maíz ha caído hasta las 45.419 hectáreas en esta campaña.

El olivar para almazara supera en conjunto las 257.000 hectáreas, con serios problemas de rentabilidad en las explotaciones tradicionales a los precios actuales. Y unas 19.000 hectáreas de olivar de mesa, expectante también ante la llegada del riego a Tierra de Barros. Mientras, el viñedo supera las 81.000 hectáreas, situando a la región como la segunda productora nacional de vino, muy pendiente de la coyuntura internacional de los graneles, y con aumento de plantaciones de uva para cava.

Tomate y fruta
El tomate para industria se ha mantenido relativamente estable en las 23.000 hectáreas mientras que el arroz ha bajado hasta el entorno de las 22.200. Los frutales de hueso, contando con la cereza, se acercan a las 25.000 hectáreas entre ciruela, albaricoque, melocotón o paraguayo. Mientras, los cultivos de cereales suponen en torno a las 297.000 hectáreas, con trigo, avena y cebada entre los más destacados. Mientas, el tabaco resiste los envites de Bruselas y se mantiene en 7.700 hectáreas, al igual que el pimentón que suma 1.300 hectáreas. Sin olvidar las 2.000 hectáreas de espárragos o el melón con 1.200 hectáreas.

Las industrias de congelado instaladas en la zona y la escasez de agua en Murcia han provocado también un creciente interés por cultivo de verduras como el guisante, que suma ya más de 9.000 hectáreas, o el brócoli, del que cooperativas como la de Medellín cultivan más de 6.000 hectáreas.

Ganadería
Extremadura dispone también de una de las cabañas ganaderas más potentes del país con 850.000 cabezas de ganado bovino, 3,1 millones de ovino, 306.000 de caprino y 1,2 millones de cabeza de cerdo ibérico, con un total de más de 22.000 explotaciones ganaderas, que han pasado un 2019 muy complicado por la sequía.

Manuel Vázquez (Grupo CONESA): “Esta campaña de tomate se ha logrado el rendimiento medio por hectárea más alto de la historia”

Posted on

18 conesa

Entrevista con
Manuel Vázquez
Consejero Delegado Grupo CONESA

¿Cómo se ha desarrollado la campaña de tomate y qué perspectivas comercial hay en el mercado este año?

La campaña 2019 se ha desarrollado con total normalidad. La primavera fue muy buena para poder realizar un trasplante bien programado y sin sobresaltos. El inicio del verano fue algo menos cálido de lo habitual lo que hizo que el inicio de campaña se retrasara algo con respecto a lo esperado en base al inicio del trasplante. Los meses de agosto y septiembre fueron de temperaturas muy buenas para el desarrollo del cultivo. Como consecuencia, las cantidades transformadas han sido superiores a lo inicialmente previstas, con el rendimiento medio por hectárea más alto de la historia sin duda. Aún no hay datos definitivos, pero estimo un rendimiento medio por ha de 95 mt. La calidad de la materia prima ha sido muy buena, con muy poca cantidad de tomate verde, tomate con un grado de madurez muy bueno y con un brix superior a lo habitual. Podemos calificar la campaña como muy buena tanto desde el punto de vista agrícola como industrial.

Las perspectivas comerciales son mejores que las de la campaña pasada. Los contratos de venta cerrados antes de campaña se realizaron con un aumento de precio con respecto al año anterior. Si bien dicho aumento no ha sido suficiente para recuperar niveles aceptables de precio, es una señal positiva. La campaña en California e Italia no ha sido buena, sobre todo en California donde ha habido una reducción importante con respecto a las previsiones de transformación. Los stocks de concentrado de tomate sin vender han desaparecido. Esto factores deberían ser suficientes para que en la próxima primavera los precios de venta se recuperaran a niveles aceptables que permitan a la industria remunerar suficientemente al agricultor y a la propia industria recuperar el nivel de rentabilidad suficiente para poder seguir avanzando.

Es muy importante no volvernos locos el año próximo y ante una perspectiva (que aún debe materializarse) de mejora de precios en el mercado, nos lancemos a producir demasiado, lo que provocaría de inmediato un descenso de precios. El mercado de los transformados de tomate es un mercado muy maduro, con una sobrecapacidad instalada a nivel mundial enorme y con nuevos actores como Ucrania, Egipto y Rusia cada vez más activos en los mercados. Hay que ser muy prudentes a la hora de programar la próxima campaña.

Extremadura ha logrado en las últimas décadas ser el referente del cultivo de tomate para industria ¿Qué grandes retos tiene?

Como ocurre en muchos sectores, el del tomate es uno tremendamente globalizado, donde la competencia ya no solo viene de los países de nuestro entorno, sino de cualquier país productor como EE.UU., Ucrania, China, Chile,… De ahí que el sector ha de ser cada vez más competitivo y ofrecer algún elemento diferenciador, como la calidad, la sostenibilidad y el fomento de la biodiversidad. Los grandes retos serían mejorar la competitividad tanto a nivel industrial como agrícola, que en los últimos años se ha mejorado mucho; seguir apostando por la calidad de la materia prima y de los productos terminados y seguir avanzando en una agricultura sostenible, favoreciendo todo lo posible la biodiversidad.

Uno de los retos más importantes y que desgraciadamente no está en manos del sector, es el de conseguir unas infraestructuras ferroviarias que permitan exportar los productos terminados a precios más competitivos. Actualmente este es un factor muy limitante. Tenemos un tomate que probablemente sea de los de mejor calidad de Europa, con agricultores muy profesionalizados, con un entorno que nos permite un uso muy racional de pesticidas y fitosanitarios, por ello hemos de mejorar todo lo que podamos la competitividad.

¿Hay suficiente colaboración entre la industria y el sector productor?

En el caso concreto del Grupo Conesa tenemos una muy estrecha colaboración con nuestros agricultores, compartiendo con ellos cuales son las demandas del mercado y trabajando junto a ellos para conseguir lo que nuestros clientes nos piden. También tenemos una actividad agrícola propia donde realizamos muchas actividades de I+D y compartimos con nuestros agricultores todo aquello que entendemos puede ayudarles a mejorar en sus explotaciones. La colaboración nunca deja de ser suficiente. Quizás en el sector se debería colaborar más en este sentido.

BASF ofrece un plástico biodegradable para films acolchados para cultivos hortícolas

Posted on

BASF

El tomate de industria, es decir, el tomate destinado a ser procesado por la industria alimentaria, es la verdura más cultivada del mundo. Agricultores de numerosos países utilizan los films acolchados de polietileno (PE) para aumentar el rendimiento del tomate, ya que permiten controlar las malas hierbas, la temperatura del suelo y el consumo de agua. Los films acolchados de PE se deben retirar del terreno tras la cosecha. Sin embargo, a menudo es imposible quitarlos completamente y, al no ser biodegradables, las partículas sobrantes se acumulan en el suelo.

Con ecovio® M 2351, BASF ofrece un plástico biodegradable para films acolchados elaborado con adipato-tereftalato de polibutileno (PBAT) ecoflex® y otros polímeros biodegradables obtenidos a partir de materias primas renovables. Las láminas que se elaboran con ecovio® M 2351 se pueden incorporar al terreno junto con los restos vegetales de la cosecha, ya que los microorganismos lo reconocen como alimento que pueden metabolizar.

Además, si consideramos los resultados de la agricultura sin acolchado, las láminas hechas con ecovio® pueden aumentar el rendimiento de la cosecha entre un 15 y un 50%, disminuir el consumo de agua y mejorar el control de malas hierbas reduciendo así el uso de herbicidas. Los agricultores también han observado que proporciona una mayor resistencia del cultivo frente a enfermedades fúngicas, una cosecha más temprana, de mejor calidad y más homogénea, así como un mayor índice Brix, que indica la proporción entre azúcar y agua de los tomates.

El licopeno del tomate se convierte en producto estrella de parafarmacias y almazaras

Posted on

28 serum-de-licopeno-para-el

El licopeno, el compuesto estrella del tomate, se ha convertido en un producto de gran demanda en el mundo de las parafarmacias y herbolarios debido a su alto poder antioxidante. Algunas investigaciones también han demostrado que puede hacer disminuir el riesgo de padecer cáncer, en algunos casos entre los más comunes como en el de próstata en el caso de los hombres. Y que tiene propiedades cardiosaludables y protectores del sistema inmune. Se trata de un  caroteno rojo brillante y pigmento carotenoide y fitoquímico que se encuentra en los tomates y otras frutas y verduras de color rojo.

En Extremadura son varias las empresas que han apostado con fuerza por el desarrollo de productos y presentaciones que tienen al licopeno a su compuesto estrella como Lycolé, participada por Conesa y especializada en la elaboración de cosmética con productos naturales, o almazaras como Molino de Zafra y Vianóleo de Don Benito.

La primera de ellas con el Aceiterol, utilizando AOVE ecológico, obtenido de la variedad morisca, y un extracto de tomate que contiene una cantidad muy elevada de los compuestos que hacen a esta hortaliza tan saludable.

Y en Vianóleo, con el IO antioxidante natural, que es AOVE enriquecido con licopeno mediante un método de extracción 100% natural. Aporta además a los plazos un tono rojizo llamativo y un aroma a tomate maduro y frutos secos.

Extremadura tendrá más de 2 millones de toneladas de tomate y 243.000 toneladas de fruta esta campaña

Posted on

Finalmente se plantarán 23.022 hectáreas de tomate y se recolectarán 91.800 tn de ciruela y 29.700 de cereza

tomate2

La fruta y el tomate continúan siendo los dos cultivos estrella de los regadíos extremeños gracias a su volumen de producción y negocio exportador, pero también a la importante carga de trabajo que representan tanto en campo como en industrias y centrales hortofrutícolas.

La campaña de la fruta se ha visto alterada en esta campaña por la falta de mano de obra a pie de frutal, pese a la subida del Salario Mínimo, y por la impugnación de la Mesa de Negociación del Convenio del Campo y el convenio colectivo en vigor por parte de AFRUEX, al asegurar que no estaría representada la mayoría de las empresas del sector que más mano de obra generan en la región.

Actualmente, Extremadura dispone de unas 7.525 hectáreas de cerezos, 9.245 de melocotón y nectarinas, 6.765 hectáreas de ciruelos y unas 500 de peras. Según las estimaciones de AFRUEX, la campaña rondará las 243.000 toneladas, de las que unas 91.873 tn serán de las distintas variedades de ciruelas; 56.622 de nectarinas; 34.178 tn de melocotón; 12.354 tn de paraguayos; 6.367 tn de peras y un total de 29.700 tn de cerezas.

En el caso de este último producto, clave en el norte de Cáceres, las estimaciones de UPA-UCE apuntan a una merma en la cereza temprana en torno al 15% como consecuencia de las fuertes lluvias registradas durante el mes de abril y mayo en el norte cacereño.

También se registró un pedrisco importante que afectó sobre todo a las Vegas Altas del Guadiana, recibiendo Agroseguro declaraciones de siniestro de pedrisco de 6.360 has en Extremadura, con una previsión de indemnización de 20 millones de euros. Según Ignacio Huertas, Secretario de UPA-UCE, “esperamos una buena campaña en cuanto a producción y calidad pero necesitamos que se resuelva el problema de los precios porque los agricultores llevan años de pérdidas y no pueden aguantar más”. Los interrogantes sobre el Brexit, acrecentada por la situación política en Reino Unido, añaden más incertidumbre a la campaña desde el punto de vista exportador.

Sector del tomate
El sector del tomate extremeño afronta la nueva campaña con unas 23.022 hectáreas contratadas, según los datos definitivos de la Mesa del Tomate de primeros de junio. En torno a 200 hectáreas menos de las inicialmente prevista pero 1.400 hectáreas más de las que finalmente se contrataron en la campaña del verano del 2018. En cuanto a los datos de producciones finales contratados, la campaña se irá ligeramente  por encima de los 2 millones de toneladas (2,06) frente a los 1,92 millones de tn entregados en la pasada campaña. El rendimiento previsto por hectárea será de 89.490 kilos, siendo sensiblemente más bajo que el de Andalucía.

Entre las 14 industrias que operan en Extremadura, el Grupo Conesa ha contratado 652.215 toneladas, seguido de Tomates del Guadiana con 323.690 tn, Transa con 305.469 tn, Pronat con 253.973 tn, Tomalia Con 169.029 tn y Alsat con 152.930.

En cuanto a los grupos productores, Acopaex, Casat, AN, Sumifruit, Phenix y Acorex serán las que concentren la mayor parte de la producción.

Antón Córdoba (Lola Fruits S.L.): “Genéticamente las variedades de tomate que utilizamos tienen capacidad de producir más de 200 Tm/ha”

Posted on

26 anton cordoba Davis

Entrevista con
Antón Córdoba
Gerente de Lola Fruits S.L.

¿Cuáles son los retos que tiene planteados el sector de la producción de tomate en Extremadura?

Hemos entrado en una dinámica muy peligrosa. Estamos consiguiendo una mejora importante en productividad y ya hablar de producciones superiores a 100 Tm/ha no es extraño, pero en estos momentos la rentabilidad por ha es de las más bajas que ha habido nunca. Es debido a que los costes de los insumos siguen subiendo y los precios de venta bajando, debido a las sobreproducciones a nivel mundial en los últimos años y a la aparición de nuevos actores en el mercado mundial como Ucrania.

Hay países, como Italia, que pagan mucho más al agricultor ya que el valor del producto trasformado lo permite, pero por ahora no es nuestro caso. Nuestro producto transformado está compitiendo por precio. Sería importante el poder acceder a nichos de mercado que permitiesen un valor de venta superior.

Debemos defender el origen de nuestra producción . Producir en Europa tiene ventajas e inconvenientes. Aquí  es más caro, hay mayores controles, los fitos a utilizar están cada vez más restringidos. Desde el punto de vista medioambiental y social, nuestra producción es mucho más responsable.

Yo he visto producciones de tomate de industria en otros países en los que se utilizaban productos que en Europa están prohibidos hace décadas por cancerígenos, tomates recogidos por cuadrillas en las que igual había niñas de diez años que ancianos cobrando sueldos la décima parte que aquí, y transformándose en industrias para las que era imposible demostrar la trazabilidad de su producción.

Las grandes multinacionales compradoras de transformados de tomate lo deben tener en cuenta, por responsabilidad corporativa o porque el consumidor e lo exija.

¿Hacia dónde se debe avanzar?

La solución no sólo está en conseguir mayores precios de venta, sino que debemos conseguir reducir el coste de la tonelada producida , aunque hay más posibilidades de conseguirlo aumentando las producciones por ha. Genéticamente las variedades que utilizamos actualmente tienen capacidad de producir más de 200 Tm/ha. Si analizamos plantaciones en nuestra zona encontramos en una misma parcela zonas  con 160 tm/ha y otras con 60 t/ha. Un claro indicador de que tenemos mucho “campo” para trabajar. Utilizando las nuevas tecnologías de agricultura de precisión , como mapeos de suelo, imágenes aéreas o satelitales, podemos conocer exactamente que producciones tenemos en cada zona de una parcela y en que  superficies exactas. Y conocer las causas que originan estas enormes diferencias,  e identificar  zonas de manejo diferenciado.

Debemos apostar mucho más por el I+D , aunque se está trabajando mucho y bien en centros de investigación como Cicytex y Ctaex, deberíamos invertir aún más. Cuando empecé a visitar California, hace veinte años, el diferencial de producción que tenían con nosotros se debía a sus mejores condiciones en suelo y clima. Desde entonces nos han adelantado técnicamente, son más competitivos, sobre todo debido al trabajo que han desarrollado en investigación.

Hay que trabajar, o seguir trabajando en: elección de variedades según fecha de trasplante, características del suelo y uso industrial; manejo del suelo tanto desde el punto de vista físico-químico como biológico; manejo de riego y fertirrigación; plagas y enfermedades; y formación de personal a todos los niveles.

¿Es factible aumentar los kilos por hectárea sin perder calidad?

Si, sin duda, con una elección apropiada de variedades y un manejo adecuado de fertirrigación es posible.

¿Los cambios en los gustos del consumidor pueden influir en el tipo de tomate que el futuro demande la industria?

Ya están influyendo. En Extremadura se están cultivando muchas hectáreas con variedades especificas adaptadas a los gustos de los clientes, altas en Licopeno (antioxidante con propiedades anti cancerígenas), de viscosidad alta para fabricación de ketchups, más dulces y menos ácidas para zumos, o con distintos manejos nutricionales y fitosanitarios, productos aptos para “alimentación infantil”, tomate con “residuos cero”, ecológicos… Extremadura debe apostar por este tipo de productos con más valor añadido.