La alta demanda de flores comestibles llama a la puerta de Extremadura

Posted on Actualizado enn

Impulsada por los restaurantes de lujo, es un cultivo de invernadero que requiere buena logística de frío

Cada vez es más frecuente encontrar en los restaurantes de nivel, sean o no estrellas Michelin, que en algunos de sus platos utilizan flores comestibles. Un elemento decorativo singular cuya producción está creciendo con fuerza en España en los últimos años, siguiendo el ejemplo de lo que ha ocurrido en países como Francia o Italia. Y que no solo aporta color a los platos, sino también sabor y textura: hay flores dulces, amargas, saladas o con notas metálicas.

Impulsado sobre todo por la alta restauración, ya que sigue siendo complicado encontrar envases de flores comestibles en los lineales de la restauración. La demanda se dispara especialmente en Navidades, en las fechas de San Valentín, y también durante las bodas en verano y septiembre. Incluso ya llegan de forma regular a los grandes mercas españoles, como los de Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia.

Productos como la flor de borraja, la hoja de capuchina, el pensamiento viola tricolor, el clavel mini, la flor de aliso, la margarita africana o osteospermum, la flor de romero, la prímula, el alhelí, la margarita bellis, la mostaza silvestre, la boca de dragón, las dalias, los crisantemos o la caléndula se pueden encontrar ya, junto a otras muchas flores en el mercado español.

El mercado de flores comestibles en España está liderado por empresas como Microgreens con sede en Nerja (Málaga), la valenciana Garanfruit Agro o la zaragozana Inniflower. Algunas de estas empresas están buscando nuevas fincas para crecer ante el aumento de la demanda. Su cultivo, casi siempre en invernadero, ofrece buenas perspectivas en Extremadura, sobre todo por sus condiciones de suelo y también por su experiencia en el campo de la flor cortada en algunas comarcas.

La producción de flores comestibles abarca hasta más de medio centenar de especies, más o menos conocidas. En algunos casos no solo se venden en fresco, sino también cristalizadas, liofilizadas y deshidratadas, incluso en “piruletas de flores”. En estos últimos casos, para alargar su vida útil pensando sobre todo en la exportación a mercados que van de Francia –donde la alta cocina está más extendida– a los países de Oriente Medio.

Mano de obra
La producción y comercialización de este tipo de  flores comestibles presenta algunas singularidades. La primera de ellas que requiere bastante mano de obra en invernadero, y un cuidado extremo de temperatura para que llegue al cliente final en óptimas condiciones. Con temperaturas medias entre 4 y 6 grados una vez envasada, y con un periodo corto de caducidad que garantiza su presencia en fresco, de en torno a los días una vez recolectado. De ahí que el transporte y la logística sean fundamentales en este tipo de producciones.

Flor cortada
Aunque se trata de cultivos diferentes, por el cliente final y por la forma de producción, las flores comestibles presentan también similitudes con el de la flor cortada. Un cultivo que sigue contando con varias empresas destacadas sobre todo en la zona de Valdelacalzada, Villanueva de la Serena y alguna en la provincia de Cáceres. Actualmente la producción extremeña, que tradicionalmente se especializó en claveles y rosa, se ha diversificado hacia otro tipo de productos, como por ejemplo la flor de pascua. Si en el año 2.000 la producción de flores y plantas podría superar los 5 millones de unidades, en la actualidad se sitúa en los 2,5 millones. Muy concentrada sobre todo en la venta en las fechas señaladas, especialmente en el Día de Todos los Santos y en Navidades también. La importación masiva de plantas de terceros países, especialmente Ecuador vía Holanda –principal mercado mayorista mundial de flor cortada– y los costes en mano de obra del cultivo, han limitado su desarrollo.

Foto: Fresh Origins

Un Grupo Operativo desarrolla un proyecto para mejorar la competitividad de la Manzanilla Cacereña

Posted on Actualizado enn

Una de las variedades más simbólicas de nuestra región es la Manzanilla Cacereña. Esta variedad, principalmente cultivada en Cáceres ocupa más de 48.000 ha. Las comarcas que mayor cantidad de olivos posee son las comarcas de Sierra de Gata y Las Hurdes con un total de 23.418 ha; siguiéndole Tierras de Cáceres con 6.470 ha. En Las Villuercas y La Siberia también es una variedad predominante, aunque su cultivo se extiende al sur de Salamanca, Ávila y Madrid, con lo que suman 16.000 ha a las existentes en Cáceres.

Estas aceitunas poseen una doble aptitud, ya que sirven para elaborar aceitunas de mesa en diferentes presentaciones (negra oxidada, estilo “Campo Real”, negras naturales, etc.) así como para ofrecernos premiados y afamados Aceites de Oliva Vírgenes Extra. Su destino comercial principal es para aceituna de mesa “negra oxidada”, las cuales son exportadas casi en su totalidad hacia otros mercados, siendo muy importante la venta en rodajas como ingrediente para pizzas.

Aunque en menor volumen, su transformación para obtener aceite es muy importante, siendo numerosos los reconocimientos obtenidos en concursos internacionales gracias a sus intensos frutados verdes que evocan a frutas (plátano, manzana) y a su sabor “redondo” donde se aprecian el sabor dulce con el amargo y picante de los frutos tempranos.

La principal problemática de esta aceituna es su baja producción (15 Kg/olivo) junto al bajo rendimiento de aceite.

Por este motivo se ha constituido el Grupo Operativo “Manzanilla Cacereña” con el objetivo de rentabilizar las aceitunas y el aceite de dicha variedad. El proyecto innovador que propone “Acciones para la mejora de la rentabilidad del olivar Manzanilla Cacereña en Extremadura” está financiado en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2022, por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) de la Unión Europea en un 80%, por la Comunidad Autónoma de Extremadura en un 16,28%, y por el Ministerio de Agricultura en un 3,72%. El importe de la ayuda concedida para la realización del proyecto innovador es 9.774,00€.

Cesáreo Sánchez (Castrum-Erat): “Cada vez nos piden los quesos en formatos de más kilos para las tiendas”

Posted on

Entrevista con
Cesáreo Sánchez
Maestro quesero de Castrum-Erat

Tras varios años en el mercado, el proyecto quesero de Castrum-Erat desde Castuera (Badajoz) que comenzaron los hermanos Cesáreo y José María Sánchez con 300 ovejas sigue manteniendo las esencias que le han hecho diferente entre la amplia oferta de quesos extremeños. Con la idea de seguir haciendo quesos de autor, limitados en producción pero muy diferenciados. Con ganadería propia, que llevan  seleccionando desde hace ya más de 20 años. Quieren seguir haciendo desde la humildad, aprendiendo día a día, para no repetir las mismas fórmulas y modelos. Cesáreo Sánchez, ingeniero agrónomo, trabajó en la DO Queso de la Serena, y se formó como maestro quesero visitando y hablando con muchas queserías artesanas de España y Francia.   

Siguen produciendo ocho tipos diferentes de quesos: Nacencia, Pacencia, Grus, Rulo, Ruber, Espartacus, Trajano, Maximun y Castuereño. Con leche cruda de oveja de su propio rebaño y corteza enmohecida.”No queremos crecer por crecer –asegura Cesáreo Sánchez– si con ello tenemos que ir hacia una elaboración más industrial y comprar leche de fuera. Queremos seguir haciendo quesos singulares, que nos gustan, y que quien lo compre sepa de dónde procede”. Incluso se han atrevido con un curioso yogur de leche de oveja único en Extremadura, de pasteurización lenta, muy común en Francia. “Hemos aprendido mucho de los quesos franceses. Hay que tener en cuenta que los quesos allí son casi una religión”.

Más grandes
En los últimos años, la quesería ha seguido apostando por formatos de sus quesos cada vez más grandes, incluso por encima de los cuatro kilos, destinados sobre todo a tiendas especializadas en productos gourmet. “Para las tiendas es un formato mucho más cómodo y rentable, porque se puede cortar mejor y porque tiene una mayor duración –asegura Cesáreo Sánchez. Está gustando mucho en las tiendas, incluso por encima del formato pequeño”.

La pandemia, como a otras muchas empresas y sectores, también les ha afectado de forma singular. “Gran parte de nuestro canal de ventas son pequeñas tiendas de alimentación que buscan productos diferentes, Y estas tiendas con la pandemia lo han pasado muy mal, porque casi no tienen personal y cualquier contratiempo o enfermedad les obligaba a cerrar. Lo hemos notado pero poco a poco van cogiendo de nuevo el ritmo de las ventas”.

Distribución
Al contrario que otras empresas de su sector, Castrum Erat no ha apostado demasiado por la venta on line. “Es un producto delicado para la venta on line, que requiere una logística de frío en transporte que encarece mucho el producto en sí Preferimos seguir con la venta en distribución especializada y en restaurantes que conozcan el producto y sobre todo lo valore y sepa transmitir al cliente final”.

Cada uno de sus quesos tiene nombre, destacando el Nacencia, de formato cuadrado, enzimático de cuajo vegetal y cremoso. O el Pacencia, de formato circular, enzimático de cuajo animal de cordero; o el Grus, coagulación mixta de corteza emohecida que recuerda al camembert francés, al igual que el Rulo, coagulación láctica en leche cruda de oveja, afinado en ceniza de carbón vegetal que sorprende por su textura y sabor.

La presentación y formato también han conseguido diferenciar a los quesos de Castrum-Erat desde el principio. Apostando por el envoltorio en papel desde el principio –que ahora se está imponiendo para abandonar el plástico por temas medioambientales– y con etiqueta y contraetiqueta para explicar muy bien al consumidor el queso que está consumiendo.

El Pimentón de la Vera con DOP quiere venderse como producto agroturístico

Posted on

Cuenta con unas 1.250 hectáreas de cultivo, 350 productores y 16 marcas certificadas

El Pimentón de la Vera, uno de los productos agroalimentarios extremeños más conocidos fuera de la región, quiere también convertirse en un reclamo turístico. Por su alta calidad muy apreciada en la restauración y también por su artesanal forma de elaboración, medioambientalmente sostenible a través del secado con madera de leña de encina o roble de la zona.

El cultivo cuenta con unas 1.250 hectáreas y unos 350 productores en varios términos municipales, con su epicentro en Jaraíz de la Vera, sede Consejo Regulador de la Denominación de Origen. En los últimos años, la extensión en hectáreas y el número de productores ha disminuido, al ser un  cultivo con altos costes de mano de obra, y que debe competir en el mercado con otros pimentones de baja calidad de importación. Y también con el pimentón de marcas extremeñas que no están dentro de la Denominación de Origen Protegida y cuya trazabilidad del producto no está controlada. La venta a granel a las grandes industrias cárnicas de Guijuelo o Segovia concentra un volumen destacado de las ventas.

Según el Diario Oficial de la Unión Europea, se entiende por pimentón con Denominación de Origen Protegida “Pimentón de la Vera”, el producto obtenido de la molienda de frutos totalmente rojos, de las variedades del grupo de las “Ocales” (Jaranda, Jariza y Jeromín), y de la variedad Bola, pertenecientes a las especies Capsicum annum L. y Capsicum longum L., secados con leña de encina y/o roble, por el sistema tradicional de La Vera.

Aroma ahumado
El “Pimentón de la Vera” es un producto de sabor y aroma ahumados, intensos y penetrantes, debido al proceso de secado al humo a que se somete a los pimientos. Tiene un alto poder colorante, superior en las variedades del grupo de las Ocales que en la variedad Bola. Tanto su sabor, aroma y color son altamente estables, por su lento y suave proceso de deshidratación.

Según su sabor hay  tres grupos de pimentones: Pimentón dulce: de sabor suave, totalmente dulce, elaborado con las variedades Bola y Jaranda; Pimentón ocal o agridulce: suavemente picante al paladar, elaborado con las variedades Jaranda y Jariza y el Pimentón picante: pronunciado picor al paladar, elaborado con las variedades Jeromín, Jariza y Jaranda.

Se elabora a partir de pimientos secos y molidos en polvo, tras pasar por un lento y artesanal proceso de secado al humo. Es una buena fuente de vitamina A y otros nutrientes esenciales, así como de capsantina, que se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, a prevenir la inflamación y puede ayudar a prevenir el envejecimiento y el cáncer.

Para potenciar su conocimiento y atraer turísticas que puedan conocer in situ dónde y cómo se elabora el Pimentón de la Vera, la Denominación de Origen Protegida “Pimentón de la Vera”, las asociaciones ALTUP (Asociación Alojamientos y Turismo Plasencia) y ATURIVE (Asociación de Turismo de La Vera) han impulsado de forma conjunta un proyecto con distintas actividades, que poniendo en valor los elementos culturales y gastronómicos de la zona, proporcionen un atractivo para el turismo.

El proyecto nace desde la iniciativa privada, con un claro compromiso de cooperación entre empresarios de distintas actividades económicas, pero siempre relacionados con la DOP Pimentón de La Vera. Aunque contará con la ayuda pública de la Junta de Extremadura, la Diputación de Cáceres y los ayuntamientos de la zona, tanto a nivel financiero como técnico en las labores de promoción y fomento del mismo. Con el apoyo de la Dirección General de Turismo se ha ideado crear un producto turístico, como se pudo comprobar en la pasada edición del Festival Sensaciones Pimentón de la Vera DOP 2021.

Foto: DOP Pimentón de la Vera

Caja Rural de Extremadura convoca la XXIII edición de los Premios Espiga Jamón Ibérico DOP Dehesa de Extremadura

Posted on Actualizado enn

Caja Rural de Extremadura convoca la XXIII edición de los Premios Espiga Jamón Ibérico DOP Dehesa de Extremadura, el veterano concurso que destaca los mejores jamones ibéricos producidos en la región.

Esta nueva edición pretende “seguir premiando las excelentes piezas ibéricas que se elaboran en Extremadura, gracias al esfuerzo de ganaderos e industriales, y contribuir a su comercialización con el sello de calidad que otorgan estos Premios Espiga”, según explica el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo.

Podrán participar todas aquellas industrias elaboradoras o marcas comerciales acogidas a la denominación de origen extremeña. Los jamones presentados a concurso deberán ser calificados de bellota o terminados en montanera, presentar precinto y etiqueta de la DOP y tener un tiempo mínimo de curación de 22 meses.

Las empresas podrán presentar sus muestras, acompañadas por la ficha de inscripción, entre el 29 de agosto y el 2 de septiembre en el Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (INTAEX), que es la institución responsable de las catas, bajo la dirección técnica de la investigadora María Jesús Martín.

La cata de los jamones recibidos se realizará mediante el sistema denominado ‘cata a ciegas’, a cargo de un panel de ocho expertos del INTAEX. Las seis piezas mejor puntuadas pasarán a una cata final, en la que el jurado decidirá cuáles recibirán los tres premios de esta modalidad de concurso: Espiga de Oro, Espiga de Plata y Espiga de Bronce.

Además, y como en años anteriores, Caja Rural otorgará una distinción especial a los ganaderos proveedores de los animales cuyos jamones resulten ganadores del concurso.

El premio cuenta con el apoyo del INTAEX, integrado en el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) de la Junta de Extremadura, y con la colaboración del Consejo Regulador de la DOP Dehesa de Extremadura.

Extremadura incrementa la superficie inscrita en la DO Cava en 39 hectáreas y supera las 6 millones de botellas comercializadas

Posted on

Extremadura sigue sumando punto en el mercado del cava. Y no solo desde el punto de vista comercial de sus empresas con certificación de la DOP Cava. Sino también a nivel de campo. La Comunidad Autónoma de Extremadura ha inscrito 39 hectáreas de viñedo en la DOP Cava, en aplicación de la sentencia ganada en el año 2018, a pesar de la resolución que establecía tales limitaciones. En total, son 21,10 has de replantación y 17,97 de conversión en el término municipal de Almendralejo.

En dicha sentencia, el Supremo anulaba dos artículos de un Real Decreto por el cual el Ministerio eliminaba la consulta que debía hacer a las comunidades autónomas a la hora de restringir en las plantaciones de las denominaciones de origen de cava. 

Además, se estableció que las decisiones sobre las restricciones de replantaciones y nuevas plantaciones en las Denominaciones de Origen de carácter supraautónomico, como la del Cava, deben ser establecidas por el Ministerio, no por el Consejo Regulador como establecía el Real Decreto, al que le corresponde la presentación de la solicitud con la información necesaria que demuestre que hay un riesgo objetivo de devaluación de la producción, para proceder a adoptar nuevas restricciones.

Asimismo, la sentencia del Tribunal Supremo estimó íntegramente el recurso del Gobierno de la Junta de Extremadura, estableciendo que no se había demostrado el riesgo de devaluación del producto, como había solicitado el Consejo. En los últimos años se ha producido un aumento del número de botellas comercializadas por las bodegas de cava de Almendralejo hasta superar los 6 millones en el último año.

Extremadura ha producido esta campaña pasada el 5,4% de los AOVE tempranos del olivar de la UE

Posted on

En total se elaboraron en la región 36.093 tn entre octubre y noviembre para un total de 339.017 tn en España y 655.186 tn en la UE

El adelanto de la cosecha en la campaña olivarera año atrás año se va consolidando en todos los grandes países productores. Y no solo por el creciente protagonismo del olivar superintensivo e intensivo, sino también entre el olivar tradicional. Sacrificado en parte rendimiento, pero buscando aceites de oliva virgen extra más frutados y con perfiles organolépticos más marcados que aseguran mejores precios en origen. Tanto en su venta envasada como en su venta a granel diferenciado para encabeza otros aceites de oliva más planos. En España, casi todos los AOVES de mayor precio en el mercado son envasados y etiquetados como Cosecha Temprana, destacando ya en el packaging del envase de forma notable esta frase. 

Extremadura ha ganado en esta campaña 2021/2022 un notable protagonismo en la producción de AOVEs tempranos, los producidos en octubre y noviembre, con un total de 36.093 toneladas. De ellas, 30.864 tn en la provincia de Badajoz y 5.229 tn en la de Cáceres. El grueso de estas cantidades se ha elaborado en el mes de noviembre, ya que la producción extremeña en octubre ha sido de unas 7.500 tn.

En total, Extremadura ha producido en torno al 35% de su producción anual (103.000 tn) como cosecha temprana. Y ha representado el 10,6% del total nacional de este tipo de AOVES y el 5,4% del total del olivar europeo.

Los datos de cosecha por meses de la pasada campaña 2021/2022 aportados por la Unión Europea muestra a las claras la consolidación de esta tendencia y el creciente peso de la cosecha entre los meses de octubre, y sobre todo noviembre. Así, el total de aceites de oliva producidos esta pasada campaña durante los meses de octubre y noviembre en la UE alcanzan la cifra de 655.186 toneladas, lo que supone un 29% del total de la producción europea. Esta última ha sido algo superior a los 2,25 millones de toneladas.

España, líder
España ha vuelto a liderar en volumen la producción de aceites tempranos entre octubre y noviembre al alcanzar las 339.017 toneladas, muy por delante de las 160.654 toneladas del mercado italiano, las 115.491 toneladas del olivar portugués y las 39.970 de Grecia. Sin embargo, si se valora la producción en los dos primeros meses de campaña sobre el total producido por cada país se observa claramente que tanto Portugal -con su olivar superintensivo y seto del Alentejo- e Italia, han focalizado cada vez más sus aceites hacia este segmento de mayor valor añadido. Prueba de ello es que Portugal en una campaña récord de 206.235 toneladas, ha logrado producir el 55,9% de sus aceites entre octubre y noviembre. En el caso de Italia, han logrado producir en los dos primeros meses de campaña el 49,9% de sus aceites, que han sido 321.428. El porcentaje de España se ha quedado en el 23,3% de un total de algo más de 1,45 millones de toneladas. Grecia es el país de los grandes productores donde el porcentaje de sus aceites de oliva tempranos es inferior, del 19,7% sobre una producción total de 202.407 toneladas.

En el caso de Portugal, el fuerte impacto que los olivares de superintensivo y en seto de la zona de influencia de Alqueva tienen en su producción final, les ha permitido erigirse en los primeros productores de AOVEs tempranos y extratempranos. Al menos lo que primero salen al mercado, antes de los del Valle de Guadalquivir y las Vegas del Guadiana. Y los que están en las últimas campañas sirviendo de referencia en los precios en origen del virgen extra de calidad en las primeras semanas de campaña.

Sergio Gil (Miel Los Ángeles): “Sin la trashumancia la miel sería insostenible”

Posted on

Entrevista con
Sergio Gil
Gerente de Miel Los Ángeles

Sergio Gil representa una nueva hornada de apicultores extremeños que apuesta por la producción de mieles de calidad y diferenciadas, de las que Extremadura atesora grandes ejemplos, tanto en la zona Norte de Extremadura de Sierra de Gata o Las Hurdes como en las Villuercas-Ibores y la comarca de La Siberia. Su empresa, Miel Los Ángeles, se ubica en el municipio cacereño de Torrecilla de los Ángeles.

¿Hasta qué punto es la climatología tan importante para el negocio de la miel?

Es fundamental, sobre todo en zonas como la nuestra. El año climatológico afecta mucho más a las abejas de lo pensamos. Y los últimos cinco años por lo general han siso malos desde este punto de vista. Por ejemplo para las mieles de encina es clave el clima con humedad, las tormentas, para que el árbol sude. Luego está el tema de la mortalidad, de la que hay que distinguir la natural que se da todos años y la que se produce por enfermedades como la verroa.

En un año malo puedes tener un tercio más o menos, aunque hay gente que ha tenido más. Y cuando pasa te vas recuperando en número de colmenas pero no en producción. En los años secos se coge menos miel pero de más calidad. Hay también un problema serio con los tratamientos porque solo nos dejan hacerlos una vez al año, y la Junta debería replanteárselo, sobre todo porque hay alternativas ecológicas.

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Miel Los Ángeles?

Siempre hemos apostado por la calidad, porque la cantidad es otra cosa. Hago constantemente análisis y valoración de catas para ver la miel que vale para lo que quiero hacer y la que no. Hemos logrado exportar a Alemania y Francia, aunque a veces te exigen precios que no interesan. Para meterse en mercados de más volumen hay que ir a comprar miel y te conviertes más en comprador que en productor. Prefiero vender la miel que produzco.

¿Qué tipo de mieles son las que tienen más demanda?

Depende mucho de las zonas. La de miel flores se vende muy bien, al igual que la de azahar, bosque y encina. Puede ser que la de bosque sea la que más se vende. En las mieles oscuras es más difícil que te la puedan dar. Si la mezclan con algo que no es miel, como el sirope, pierde rápidamente su color natural.

¿Cuando pruebas una miel de las de gran producción a veces te preguntas qué estoy tomando?

A veces te llevas las manos a la cabeza, por ejemplo con la miel que ponen a veces en los bares en los desayunos en monodosis. ¡Prefiero tomar azúcar! Yo no entiendo de jamones pero cuando pruebas uno bueno lo notas rápida. Lo mismo pasa con la miel. El etiquetado, pese a los avances introducidos, sigue siendo un problema porque si no se sabe los porcentajes ni la procedencia real de la miel se está confundiendo al consumidor.

¿Sigue habiendo problemas con la trashumancia en algunas zonas?

Sí, sigue habiéndolos. A veces hay gente que lleva 30 años trashumando con sus colmenas en las mismas zonas y si hay algunos bovistas con cuatro colmenas puede haber problemas. Hay localidades que están exigiendo unos controles muy estrictos. Y eso que ha habido sentencias judiciales que han dado la razón a los apicultores. Sin la trashumancia sería imposible la miel, por la riqueza y diversidad que le aporta. Aquí en Extremadura vienen profesionales de Castilla y León y no les ponemos pegas.

¿Cómo está el mercado del polen?

Ahora está caro, mientras que hace dos años llegó a estar muy bajo, a unos 3 euros el kilo a granel. Este año está a 8 euros. El precio depende mucho de los stocks existentes. Existe una demanda muy importante para los abejarucos de la zona Norte de Europa en fresco, para otros insectos. Si pueden comprarlo fuera en países del tercer mundo más barato, pues aquí baja de precio.

Una campaña para recordar: 103.600 tn de aceite de oliva y 183.955 tn de aceituna de mesa

Posted on

La campaña 2021/2022 será muy difícil de olvidar en el olivar extremeño. Por su cosecha récord en el aceite de oliva unida a unas buenas cotizaciones para toda la cadena de valor del producto, junto a una buena campaña de aceituna de mesa, especialmente en el caso de la zona norte de Cáceres con la Manzanilla Cacereña. Empañada eso sí por la guerra de Ucrania-Rusia, mercados muy importantes para las empresas cacereñas.

Según los datos ya definitivos de la AICA, la campaña de aceite de oliva concluyó en la región con una producción de 103.600 toneladas, de las 90.797 tn procedían de la provincia de Badajoz y 12.620 de la provincia de Cáceres. En total, hay operativas 136 almazaras en la región, de las 86 se encuentran en la provincia de Badajoz y 50 en la de Cáceres, con varios proyectos a la vista para las próximas dos campañas. La producción de aceites de oliva virgen y virgen extra, especialmente con la recolección temprana, está afianzando un modelo de mayor calidad y márgenes comerciales en los aceites extremeños.

Por ejemplo, según el análisis de Alfonso Montaño de CTAEX, la producción de virgen extra en la provincia de Cáceres ha superado en esta campaña las 8.100 toneladas cuando hace diez años apenas llegaba a las 2.500 toneladas. Más del 80% de la producción de aceite de oliva de la provincia de Cáceres ha sido virgen o virgen extra. Mientras, la provincia de Badajoz se ha convertido en una de las tres de España, junto a Sevilla y Córdoba, en mayor producción de aceites tempranos, gracias en gran parte al protagonismo de los cultivos superintensivos y en seto.

Por su parte, los datos de AICA muestran como la producción de aceituna de mesa ha sido de 183.995 toneladas, de las que 95.184 han sido en la provincia de Cáceres y 88.810 en la de Badajoz. La región dispone de 105 industrias entamadoras, 68 ubicadas en Badajoz y 37 en Cáceres.

El sector de la leche de vaca extremeño languidece

Posted on

Quedan menos de 100 explotaciones en la región, que tuvo en Casar de Cáceres y Valdelacalzada sus dos polos más activos

Durante muchos meses se ha podido ver en supermercados de Extremadura tetra briks de leche de las Islas Azores portuguesas  -de Sao Miguel, Terceira, Faial, Santa María o Graciosa- a 0,55 céntimos por litro. Un precio que los pocos productores de leche de vaca extremeños que quedan, consideran como un imposible para sus explotaciones. No entienden como toda la cadena de valor puede ganar dinero con esos precios. Productores, envasadoras, transporte a la península, distribución…Ni tan siquiera les renta a los precios que venden las grandes cadenas de súper e híper sus marcas blancas. 

Es solo un ejemplo de la batalla comercial de los precios de la leche de vaca envasada que ha provocado que cada año en España más de 500 explotaciones echen el cierre. Y que ha visto como el sector en Extremadura haya comenzado un lento declinar que amenaza con hacerlo casi desaparecer, o dejarlo solo como suministrador puntual de unas pocas queserías que elaboran quesos de vaca de corta caducidad. Las cuentas no salen. Como aseguran los propios productores de leche de vaca en la región, los precios que reciben son los mismos que los de 1985. Entonces eran 50 pesetas por litro. Hoy son unos 30 céntimos. Cuando los costes se han multiplicado de forma exponencial en piensos, energía, transporte…

Tradicionalmente, la zona del Casar de Cáceres en la provincia cacereña y Valdelacalzada en la de Badajoz han sido los dos polos más activos en número de explotaciones y cabezas de vacuno para leche en la región. Si en toda España se mantenían 824.000 cabezas de ganado vacuno para leche de ordeño –el 78% de ellas en la Cornisa Cantábrica con Galicia como gran protagonista- en Extremadura superan por poco las 3.200 cabezas. Cifras que contrastan con las 890.000 cabezas de ganado vacuno para carne que pastan en Extremadura, un sector del que la región es una de las potencias españolas.

Costes por litro
Hace treinta años existían en Extremadura numerosos puntos de recogida de leche de vaca. Actualmente el número de explotaciones de vacuno para leche de ordeño estaría por debajo de las 100 y cada año varias desaparecen. La producción extremeña de leche de vaca no llega ni al 0,5% del total nacional, que superó el pasado año los 7 millones de toneladas.

La desaparición de las cuotas lácteas en su día y el aumento de la producción en mercados como Francia, Holanda o Alemania han provocado la caída libre de los precios en los últimos años, con importaciones destacadas de leches de otros mercados incluso.

Según las organizaciones agrarias, el Ministerio de Agricultura realizó un estudio a comienzos del año 2021 que estimaba un coste medio de producir un litro de leche de 0,36 céntimos, aunque una consultora lo ajustó a una horquilla entre 0,30 y 0,43 céntimos/litro. En los últimos años, el precio medio percibido por los productores de leche ha oscilado entre los 0,32 y 0,33 céntimos por litro.

El sector del vacuno de leche llegó a vivir sus mejores años con la comercialización de su propia marca, “La Casareña” a través de la cooperativa Cooprado de Casar de Cáceres, quien la envasaba en las instalaciones de la cooperativa zamorana GAZA. Esta última sigue siendo una leche muy demandada y vendida en varias provincias de Castilla y León. Se trataba de una leche pasteurizada, de calidad y cercanía, que al final tuvo que dejar de envasar ante los bajos precios de la leche en súper e híper que hacían imposible competir con las grandes industrias envasadoras.