El kiwi amarillo y rojo se abre paso en las Vegas del Guadiana

Posted on

Landfruit ve factible a largo plazo que la región cuente con 600 o 700 has de estas variedades

El sector de la fruta de hueso en Extremadura, uno de los más importantes en extensión, valor de producción y exportación, no deja de buscar alternativas a las frutas más habituales. Ahora le toca el turno al kiwi. Pero no al tradicional verde que ha puesto de moda en todo el mundo la marca neozelandesa Zespri. Sino a nuevas variedades de kiwi amarillo y rojo, que están creciendo con fuerza en el mercado europeo de consumo.

De la mano de la empresa Fruit Growing Quality, la empresa extremeña Landfruit, ubicada en Don Benito, ha puesto en marcha las primeras plantaciones de kiwi amarillo y rojo de la región. “Comenzamos con una hectárea experimental –asegura Antonio Chavero, CEO de Landfruit- de la que llevamos ya tres campañas. Se va a aprendiendo a base de errores en podas, mallas, etc, Ahora ya andamos con otras cuatro o cinco hectáreas de productores de Landfruit. Hay que tener en cuenta que el consumo de kiwi amarillo está creciendo a ritmos del 30% en Europa frente al 6-7% de kiwi normal. La idea es apostar por la calidad y acabar teniendo una marca de referencia”.

El grupo que está liderando el proyecto KIBI en varias regiones españolas donde el kiwi no era habitual es Fruit Growing Quality a través de dos variedades amarillas de kiwi chinensis (Gold Kibi Sunxy 01 y  02) y una roja, Red Kibi Rossy. Se presentó en la pasada feria Agroexpo de Don Benito, y cuenta también con la financiación de créditos preferentes de Ibercaja.

Según Mauro Rey, responsable de Negocio y nuevos miembros del proyecto Kibi, “se trata de un modelo diferente al que conocemos como royalti. Es el primer club internacional de kiwi. Fuera de lo que sería el mundialmente conocido de Zespri. Apostamos por la integración vertical del campo al punto de venta. Proporcionamos todo el material vegetal con asesoramiento continúo al productor para que no haya problemas de ningún tipo. No nos interesa vender planta o royalty si el proyecto no funciona”. La producción media por hectárea en kiwi rojo oscila entre  20.000 a 30.000 kilos/hectárea y en el caso del amarillo entre 40.000 y 55.000 kilos.

Mauro Rey, responsable de negocio del Proyecto KIBI

Rápido retorno
Se trata de un cultivo muy especializado y que requiere una inversión inicial alta por hectárea, pero con un retorno rápido. “En cuatro o cinco año se llega al punto muerto de la inversión –asegura Antonio Chavero. Es verdad que al principio requiere una inversión de unos 60.000 euros/has, pero al cuarto año se están consiguiendo producciones de 40 toneladas/ has. En el caso de Extremadura está claro que no podemos pensar en sustituir a gran parte de la ciruela, sobre todo en sus variedades más tempranas. Pero sí sería factible e interesante que a largo plazo puede haber 600 ó 700 hectáreas de kiwis en la región”.

Una opinión en la que también coincide Mauro Rey. “Es un producto que resulta muy rentable pero que permite pocos errores. A partir del segundo año se consigue entre un 10 y un 15% de producción, en el tercer año entre 40 y 60% dependiendo de la zona. A partir del cuarto año, entre un 60 y 70%, y ya hacia la total producción”.

Hasta ahora, el cultivo del kiwi estaba muy concentrando en el noroeste español, por su clima especialmente. Galicia, Asturias, Cantabria… “No tiene que ser un cultivo del norte. Estas variedades son más tropicales, necesita menos horas de frío. Es verdad que el kiwi verde por mucho que lo cuidemos en Extremadura nunca se va a dar. Pero el amarillo y el rojo sí puede darse en Extremadura, Sevilla, Cádiz, Huelva, Zaragoza, e incluso en Zamora. Extremadura tiene buena tierra y cuenta con agricultores con experiencia en cultivo de frutales”, asegura Mauro Rey.

Manuel Gil Luna (Tierra Inquieta): “Hemos pasado de tener 3 a 18 referencias de untables en poco tiempo, todas en ecológico”

Posted on

Amparo Molero y Manuel Gil, en el stand de Tierra Inquieta en Salón Gourmets

Entrevista con
Manuel Gil Luna
Gerente de Tierra Inquieta

Lo que comenzó siendo un pequeño proyecto personal se ha acabado convirtiendo, pandemia mediante, en una empresa con conocidos socios empresariales en la agroalimentación extremeña, y visos de crecimiento en el emergente mercado agroalimentario ecológico. Tierra Inquieta aspira a ser un referente en los untables ecológicos con una amplia gama de presentaciones, tanto vegetal como cárnica, quesos o dulces. Con productos muy innovadores como la sobrasada vegana, el hummus de alubias o el Caove.

¿Qué supuso para vuestro proyecto, que acababa de nacer la pandemia y el confinamiento?

Fue un shock total porque cambió todos nuestros proyectos, planes e ideas de forma radical. Después se juntó un tema familiar y entre lo uno y lo otro fue una situación complicada. Nos dedicamos a reponer en las tiendas en Extremadura que habían confiado en el producto. Sin poder avanzar hasta la campaña de Navidad cuando el tema de los estuches regalo nos funcionó bien.

A comienzos del año 2021 tuvimos una reunión varios productores que elaboramos nuestros productos en las instalaciones de Esencia y Sabor de la Dehesa Extremeña en Santa Amalia. Les gustaba el proyecto y la marca, y la idea era darle un giro a la empresa. Y con esta idea nació en 2021 Tierra Inquieta S.L., con una estructura empresarial más sólida que la anterior, y con la experiencia de sus socios en sus respectivos sectores.

 ¿Qué productos comercializa la empresa en la actualidad?

Se pasó de contar con las 3 referencias de productos iniciales a las 18 actuales. Con cuatro gamas de productos: cárnica, vegana, queso y dulce, esta última con mermeladas. Más AOVE de variedades de Badajoz de la almazara Molero Maza. Todo en ecológico. Este idea de producto bio se ve también en nuestros envases, pegatinas de papel reciclado, etc. No es márketing. Es porque creemos en ello.

Nuestra idea es llegar a un público cada vez más amplio, con facilidades de consumo, y con una variedad difícil de encontrar en el mercado ecológico de untables. La idea es que se venden en envases independientes y cuando vayamos viendo los que tienen más demanda, hacer packs. Los precios oscilan entre los 3 y cuatro euros, salvo las mermeladas que van en otro formato.

Todos nuestros productos, siempre que los haya en Extremadura, son de km 0. Tenemos muchas ganas e ilusión, y el listón nos lo pondrá el mercado. La idea es seguir ampliando la gama, siempre con calidad e innovación. Sorprendiendo como lo hemos hecho con el Pimpi, un untable de pimientos y pistachos, el Espirolive, que es mermelada de AOVE con Espirulina, o los Champis al Nogal por ejemplo, o con nuestras mermeladas de ciruela y cereza de fruta recién recogida.

¿Estáis enfocado al mercado nacional o también a la exportación?

Queremos ir paso a paso. De todas formas, con la logística actual pueden poner cualquier porte de mercancía en muchos países europeos en menos de una semana. En Extremadura contamos con una base de tiendas y clientes ya fieles, que han sido claves para que el proyecto siguiera. Lo importante es que la gente lo pruebe. Iremos a más ferias, haremos más catas y presentaciones.

Si el proyecto va bien y crece ¿puede llegar a tener su propia fábrica?

Nunca se sabe. Ahora estamos muy a gusto en las instalaciones de Esencia en Santa Amalia, Cuidan muy bien el producto y tienen mucha experiencia en la elaboración de untables. Somos conscientes de que la suerte también influye, pero por falta de ganas y trabajo, no va a ser.

Los ensayos del fertilizante Agromaster en maíz de grano de ciclo corto muestran mayores producciones y mejor rentabilidad al ser más eficiente

Posted on Actualizado enn

El equipo técnico de ICL está haciendo diferentes ensayos de campo en maíz para testar el potencial de su fertilizante de liberación controlada Agromaster, con tecnología E-Max, que con una aplicación asegura la disponibilidad de nitrógeno durante todo el ciclo del cultivo, ahorrando tiempo y costes, reduciendo a la vez la huella de carbono del cultivo al usar menos fertilizante siendo más eficiente.

Así, el principal ensayo se está llevando a cabo en la localidad de Gimenells (Lleida), donde el cultivo del maíz para la obtención de grano es uno de los principales de provincia. En esta zona es una práctica habitual sembrar el Maíz después de cosechar un cultivo de invierno, normalmente cebada, avena o alguna proteaginosa.

En este ensayo, el cultivo precedente fue una mezcla de avena y trébol y la siembra se realizó el 7 de Julio de 2021, más tarde de lo habitual, ya que se suele sembrar a mediados de junio. La cosecha se realizó el 2 de febrero buscando limitar el coste de secado del grano debido a los altos costes de la energía, se cosechó con 18,5 % de humedad.

Así, el equipo de ICL pudo comparar el uso de su fertilizante de liberación controlada Agromaster, con el abonado tradicional. Además, se utilizó Agromaster con dos estrategias de abonado, como única aplicación en fondo antes de siembra y con una aplicación nitrogenada en cobertera a una dosis menor de lo habitual.

Se dividió el ensayo en parcelas de 1 hectárea, con suelo muy regular y de capacidad productiva media. En los Cuadros 1 y 2 se observa los diferentes tratamientos realizados y los kilos de abonado por hectárea.

CUADRO 1

CUADRO 2

Como fue una siembra tardía, con una variedad de ciclo corto, la cosecha esperada estaba en torno a los 9.000 Kg/Ha. Como vemos en el Gráfico 2, que resume las cosechas obtenidas, la mayor producción se produjo con Agromaster, alcanzando casi los 1.300 kg/ha.

GRÁFICO 2

Conclusiones: mayor producción y mejor rentabilidad
Las conclusiones del ensayo dejan en muy buena posición al abonado con Agromaster, que fue claramente el que proporcionó mayores cosechas y, además, teniendo en cuenta los costes de abonado, también fue la alternativa mas rentable desde el punto de vista económico, al solo utilizar Agromaster con una pequeña cobertera de nitrógeno.

Otra conclusión importante ha sido que el uso de Agromaster como abonado de única aplicación en Maíz de ciclo corto, nos asegura una nutrición suficiente y equilibrada para lograr el techo de producción.

Por último, la tecnología de liberación controlada de ICL Agromaster, supone para el profesional del maíz el disponer de una herramienta para acertar siempre en el abonado del cultivos, ya sea como única aplicación (si esto facilita las labores en la finca), o como reducción de las unidades fertilizantes mediante una aplicación del 60% de las necesidades del Nitrógeno con Agromaster en fondo, completándolo con una cobertera de nitrógeno a menor dosis que la práctica habitual.

Más información 
AQUÍ

La producción media por almazara en Badajoz ha sido de 1.068 tn de aceite de oliva, mientras la de Cáceres es de 253 tn

Posted on

Extremadura, y especialmente el olivar de la provincia de Badajoz, se han doctorado en esta campaña 2021/2022. Cuando habitualmente su peso en el olivar español no llega al 4% del total de la producción, en esta campaña la producción oficial se ha situado en las 103.492 toneladas de aceites de oliva, lo que supone el 7,1% del total español. La producción en España se ha situado, a 28 de febrero, en las 1.454.434 toneladas.

En el caso extremeño, la provincia de Badajoz ha tenido una producción de 90.799 toneladas, lo que la sitúa en el quinto lugar a nivel nacional solo por detrás de Jaén (494.412 tn), Córdoba (284.621 tn), Sevilla (138.372 tn) y Granada (114.062 tn). Y muy por delante de las producciones de las dos provincias de Castilla-La Mancha que tradicionalmente le disputaban el liderazgo productor entre las no andaluzas: Ciudad Real se ha quedado en 56.303 tn y Toledo en 48.924 tn.

En el caso de la provincia de Cáceres, la producción final ha sido de 12.692 toneladas, lo que la sitúa en el puesto número 11 de las provincias más productoras de España.

En el caso de la provincia de Badajoz, la producción media de sus 85 almazaras ha sido de 1.068 toneladas, lo que contrasta con las 253 toneladas de media producidas en las 50 almazaras cacereñas. También hay que resaltar que un volumen destacado de aceituna de Extremadura ha sido molturada fuera de la región, especialmente en las provincias de Córdoba y Sevilla. La alta cosecha no ha permitido a numerosas almazaras de la región seguir un ritmo normal recepción y molturando, obligando a buscar alternativas en almazaras de mayor tamaño y capacidad fuera de Extremadura.

El alto porcentaje de aceites tempranos producidos en la región en este año también se ha traducido en una venta más rápida del aceite, como lo demuestra que el 62% del total del aceite producido en la región ya estaba vendido a finales de agosto. Más de 10% por encima de la media española.

Herogra Group consolida su compromiso con la agricultura ecológica con su certificación bajo las normas UNE 142500 y 315500

Posted on

Como parte de su compromiso con la agricultura ecológica, Herogra Group ha logrado la certificación bajo las normas UNE 142500 y 315500, las cuales establecen los requisitos de producción, envasado, etiquetado y comercialización de productos fertilizantes y fitosanitarios para su uso en producciones ecológicas.

Ambas certificaciones suponen un paso adicional en la apuesta del grupo granadino por una mayor sostenibilidad y cuidado del medioambiente, pasando de certificar los productos de su amplio portfolio de soluciones ecológicas a conseguir una certificación completa de su sistemática de producción, colocándose así a la vanguardia del sector.

De esta forma, Herogra Group consolida su estrategia en materia de sostenibilidad la cual descansa sobre dos pilares principales: desarrollo industrial e I+D+i. Así, a las ya mencionadas certificaciones habría que sumarle la inversión en energías renovables, la colaboración con organismos como Sigfito y AEVAE para la gestión y reciclaje de envases, el desarrollo a nivel de I+D+i de uno de los portfolios de productos ecológicos más completo del mercado, o su papel frente a los ODS 2050, entre otros.

Todo ello conforma su filosofía #BeyondAgriculture, a través de la cual generan un impacto positivo en la sociedad mediante su compromiso absoluto con el sector agrícola.

BBVA lanza la III edición de los Premios a los Mejores Productores Sostenibles de España

Posted on

De izquierda a derecha, Alberto Cano, director de Pymes de BBVA en España; Joan Roca, propietario de El Celler de Can Roca y Fernando García de la Cruz, director general de Aceites García de la Cruz

BBVA busca, por tercer año consecutivo, a los diez mejores agricultores, ganaderos y productores de alimentos del país cuyo modelo de producción contribuye al desarrollo sostenible. Con esta nueva edición el banco, en colaboración con el Celler de Can Roca, quiere continuar apoyando a iniciativas de producción agroalimentaria local que contribuyen a la protección medioambiental, la alimentación saludable y que adoptan criterios sociales vinculados a la sostenibilidad. Los ganadores formarán parte de una de las recetas que los hermanos Roca elaboran mensualmente dentro de ‘Gastronomía Sostenible’.

La superficie de producción ecológica en España ha aumentado un 21% en los últimos cinco años, lo que supone que con los datos disponibles, el 10% de la Superficie Agraria Útil (SAU) del país sea ecológica, según el informe anual de Ecovalia. Los productores locales de España tienen, gracias a BBVA y El Celler de Can Roca, la oportunidad de dar a conocer los productos de proximidad elaborados bajo criterios sostenibles. El banco, con la sostenibilidad como uno de sus seis pilares estratégicos, pretende con la III edición de los Premios BBVA a los Mejores Productores Sostenibles apoyar una vez más a los negocios agroalimentarios que impulsan la economía desde un modelo que hace del mundo un lugar más verde e inclusivo.

Los galardones están dirigidos a aquellas empresas y autónomos del sector de la agricultura, la ganadería y otros productores de alimentos, que cuenten con el certificado oficial que les acredite como productores ecológicos, requisito indispensable para la inscripción. Asimismo, el jurado -formado por miembros de BBVA, El Celler de Can Roca y un representante de la consultora independiente ECODES-, valorará la aplicación en los modelos de producción de criterios asociados a la protección del medioambiente, como el cálculo de la huella de carbono que genera su actividad y las medidas adoptadas para su reducción o compensación;  la implantación de iniciativas de eficiencia energética e hídrica, así como la apuesta por la movilidad sostenible o la gestión de residuos. Además, el jurado también tendrá en cuenta la incorporación de criterios sociales vinculados a la sostenibilidad, como la igualdad, la inclusión o la pertenencia a entidades sin ánimo de lucro (ONG). También se analizarán aspectos relacionados con la sostenibilidad económica, la disposición de certificados de calidad o la innovación en los procesos de producción, entre otros.

Durante el encuentro digital de presentación de los Premios BBVA a los Mejores Productores Sostenibles, Alberto Cano, director de Pymes de BBVA en España, ha destacado que con el lanzamiento de la tercera edición de estos galardones “queremos afianzar nuestro apoyo al tejido productivo de un sector que juega un papel muy relevante en el desarrollo socioeconómico de España, como así lo refleja el ambicioso objetivo europeo de alcanzar el 25% de superficie ecológica en 2030”. Además, dar visibilidad a productores locales que han apostado por medidas respetuosas con los recursos naturales y con la biodiversidad local “puede servir de inspiración a otras pymes y autónomos que no saben cómo afrontar su transformación”, según el director de Pymes.

El propietario de El Celler de Can Roca, Joan Roca, ha asegurado que ”los cocineros tenemos la gran responsabilidad de emprender acciones como estos premios, ya que nos da la oportunidad de generar un marco de relación que permite poner en práctica la búsqueda de productores comprometidos con la sostenibilidad y darles visibilidad a través de nuestras recetas”. Roca también ha destacado que “para nosotros también es un aprendizaje a la hora de abrir nuestro abanico de relación con productores que hacen que nuestra cocina luzca más”.

En esta presentación digital también ha participado Fernando García de la Cruz, director de Aceites García de la Cruz y premio al Mejor Productor Sostenible 2021.”Este premio ha sido un reconocimiento a muchos años de trabajo, ya que una empresa no se hace sostenible de la noche a la mañana. Iniciativas como esta son muy importantes ya que hacen visible la importancia de la producción sostenible para obtener alimentos de calidad y demostrar que la sostenibilidad no está reñida con el crecimiento económico, sino todo lo contrario”, ha afirmado.

Diez mejores iniciativas
Con estos galardones, se reconocerán a las diez mejores iniciativas de producción sostenible de España que aúnen tanto el compromiso social corporativo como el medioambiental. El premio consiste en incluir los productos de temporada de los ganadores en una de las recetas que cada mes El Celler de Can Roca elabora para el proyecto ‘Gastronomía Sostenible’, proyecto que apoya al pequeño productor a la vez que promueve la cocina saludable. Con esta iniciativa, los productos locales ecológicos y las propuestas gastronómicas de los Roca entrarán a formar parte de las cocinas de los hogares españoles.

El periodo de inscripción a estos premios estará abierto desde el 20 de abril hasta el 31 de mayo. El fallo de los reconocimientos se dará a conocer el próximo mes de julio. Aquellos productores ecológicos interesados pueden realizar su inscripción a través de esta web.

Consumo de proximidad
El apoyo al pequeño productor y su negocio, además del fomento del consumo responsable, son puntos esenciales para contribuir con la sostenibilidad económica, social y medioambiental. Por este motivo BBVA da continuidad a los Premios a los Mejores Productores Sostenibles, iniciativa que en su segunda edición registró cerca de 200 candidaturas procedentes de todas las comunidades autónomas. Por sectores, carnes/huevos; hortalizas y frutas de especies herbáceas; y aceites y grasas lideraron el ranking de inscritos.

Además de ‘Gastronomía sostenible’, BBVA y El Celler de Can Roca han lanzado también el proyecto ‘Sembrando el futuro’. Una iniciativa que nace para impulsar una reflexión sobre la importancia de preservar la biodiversidad y alertar sobre la extinción de los recursos naturales. Ambas entidades buscan poner en valor la apuesta por una gastronomía consciente, responsable y sostenible como semilla del bienestar futuro.

Luis Sáez destaca la importancia de la presencia de la Editora de Extremadura en las Ferias del Libro y su divulgación de las letras y autores de la región

Posted on Actualizado enn

El director de la Editora Regional de Extremadura, Luis Sáez Delgado, ha subrayado el papel que realiza la Editora Regional con su presencia en las principales ferias del libro de la región, además de poner de manifiesto la relevancia de la difusión de los autores extremeños así como de las letras regionales.

Así lo puso de manifiesto en la inauguración de la Feria del Libro de Badajoz, en la que la ERE cuenta con un stand en el que se muestra una notable representación de las más de mil quinientas referencias publicadas por la editora pública.

“La presencia de la Editora no es sólo para mostrar los libros que se publican, sino que es mucho más, es el reflejo de la apuesta por los autores de Extremadura y que se plasma en las innumerables colecciones de la Editora”, ha subrayado Sáez Delgado.

Del mismo modo, el responsable de la Editora, subrayó la presencia de ilustradores y, sobre todo, de ilustradoras, en el catálogo al tiempo que alabó el criterio “profesional” de la Editora a la hora de elegir, no sólo a los autores, sino a la temática plasmada.

Asimismo, Sáez destacó el papel que juega la Editora Regional, señalando el doble papel que juega: “por un lado, rescatar el patrimonio humanístico de Extremadura y, por otro, proyectar el talento de las autoras y autores”, además de recordar que la Editora está presente con un stand en las principales Ferias del Libro de la región, en las que además de mostrar algunas de sus colecciones clásicas como El Pirata, Vincapervinca, La Gaveta o Tiras de Papel, entre otros, ofrece las obras de autores extremeños ligados a cada localidad.

Presentaciones
Durante la Feria del Libro de Badajoz, la Editora Regional presenta diversos textos, que a juicio de Sáez Delgado, ejemplifican la propuesta de la editora. Por un lado, ‘Revolución sin previo aviso’, y ‘La esposa del ermitaño’, ambos de Miguel Murillo Fernández, un joven dramaturgo extremeño, que contienen una importante crítica social. ‘Socialismo individualista’, de Felipe Trigo, será otra de las obras que se presenten en la Feria, una obra del autor villanovense que llega de la mano de Manuel Pecellín. ‘Mapa para elefantes blancos’ y ‘Japón desde Extremadura’, de Noriko Yamashita, conforman las novedades que la Editora presentará en esta Feria, uniéndose así a las 34 obras editadas por la ERE en un año.

Francisco Sánchez (Canal de Montijo): “Los regantes tendrán que decantarse por cultivos más rentables y, al mismo tiempo, con menos necesidades hidráulicas”

Posted on

Entrevista con
Francisco Sánchez
Presidente de la Comunidad General de Usuarios del Canal de Montijo

¿Cuál ha sido la trayectoria de la Comunidad General de Usuarios de Canal de Montijo en estos últimos años y con cuántos regantes cuenta?

La Comunidad General de Usuarios del Canal de Montijo se hizo cargo del suministro de agua de riego hace quince años, por cesión de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, que hasta entonces era la institución pública encargada del servicio. Cuenta aproximadamente con 5.000 regantes que se surten de agua gracias al canal de Montijo, cuyo arranque se encuentra en la presa de mismo nombre, sita en el término de Mérida.

¿Qué extensión de hectáreas de cultivo abarca y cuáles son sus principales cultivos y cómo ha  variado en estos últimos años?

La Comunidad General de Usuarios del Canal de Montijo da riego a 26.690 hectáreas, de las cuales 10.681 pertenecen a la Comunidad de Regantes de Montijo, 10.534 a la Comunidad de Regantes de Badajoz, y el resto, en número de 3.045, pertenecen a la Comunidad de Regantes de Guadiana y a tomas directas que abastecen de agua a empresas.

Los cultivos predominantes en su área de riego son los tomates, los frutales, el maíz y, recientemente, el olivo, cuyo cultivo intensivo ha ido en estos años ganando en importancia.

Ante la situación actual de sequía, vuestra comunidad ha solicitado que se tenga en cuenta el importante ahorro en consumo conseguido durante los últimos años. ¿Cómo valoran el reparto de agua?

Tras las últimas lluvias caídas en la cuenca del Guadiana Occidental, los pantanos tienen un volumen de agua disponible para riego de 475,71 hectómetros cúbicos (hm3) a fecha del 10 de enero de 2022; esto supone solo el 36,79 % del volumen de concesión de una campaña normal de riego.

La situación es por tanto preocupante, por lo que recomendamos retrasar al máximo el inicio de la campaña de riego. Si los regantes apuran al máximo ahora, es posible que puedan disponer de agua a lo largo de los meses de campaña, siempre y cuando se haga un uso de ella lo más racional posible. Hemos de tener presente que no hemos tenido un invierno con agua ni tampoco parece que la primavera venga con ella.

En los últimos años se ha ido afinando en la reducción y eficiencia en el consumo de agua, ¿queda aún margen para mejorarla?

Aunque hemos invertido en sistemas de riego más eficientes y hemos consumido menos de la dotación aportada, siempre optimizándola, será muy difícil que en esta próxima campaña se puedan cumplir las expectativas de un año normal. Esto supondrá grandes pérdidas económicas y afectará al empleo.

De prolongarse en el tiempo esta situación ¿hay riesgo de que muchos regantes piensen en otras alternativas con menor consumo de agua, sobre todo en cultivos permanentes?

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha enviado a Confederación Hidrográfica del Guadiana una propuesta técnica para la utilización del agua de riego, teniendo en cuenta los cultivos más presentes en la zona de las Vegas del Guadiana. Y en función del artículo 123 de la Ley Agraria de Extremadura, la Junta podrá activar las medidas contempladas en la normativa en caso de sequía, según la cual se priorizará el riego de los cultivos de frutales, de tomate, de maíz y de arroz, en este orden.

Estas normas se establecen según el carácter de permanencia o no de los cultivos, el nivel de consumo de agua de los cultivos, la productividad con relación al agua consumida por los cultivos y el nivel de empleo creado por el cultivo utilizando la ratio de UTA/m³ de agua consumida.

Ante esta expectativa los regantes tendrán que decantarse por cultivos más rentables y, al mismo tiempo, con menos necesidades hidráulicas.

La fertilización con fósforo y zinc es fundamental para el rendimiento y la calidad del grano de maíz

Posted on

Los grupos de Edafología y Bioquímica, Proteómica y Biología de Sistemas Vegetal y Agroforestal de la Universidad de Córdoba han colaborado en un estudio publicado en Scientific Reports sobre los efectos de la fertilización con fósforo y zinc en el crecimiento, rendimiento y calidad del grano de maíz. Un cultivo que sigue siendo estratégico en el regadío extremeño.

En la Unidad de Edafología de la Unidad de Excelencia María de Maeztu – Departamento de Agronomía de la Universidad de Córdoba (DAUCO) llevan años estudiando la interacción en el suelo del fósforo y el zinc (este último un nutriente no muy tenido en cuenta a la hora de fertilizar) para la nutrición de los cereales. Una adecuada disponibilidad de ambos elementos es clave para que los cereales absorban nutrientes del suelo y, por tanto, produzcan más y mejor alimento.

Los investigadores Antonio R. Sánchez, Hasna Nechate-Drif, José Torrent y María del Carmen del Campillo han analizado la fertilización con fósforo y zinc en maíz. Para ello probaron varios tratamientos en maíz en macetas de 10L de volumen con diferentes suelos mediterráneos. En un tratamiento añadieron sólo fósforo, en otro sólo zinc y, en el tercero, una combinación de fósforo y zinc. Además, usaron un tratamiento control, sin adición de fósforo o zinc. La fertilidad de los suelos calcáreos utilizados era reducida, debido al pH elevado que limita la disponibilidad de estos nutrientes, como es típico en los suelos mediterráneos.

A pesar de que, normalmente, cuando se añade sólo fósforo en otros cereales la planta suele producir mayor rendimiento, en este caso “fue una sorpresa ver que cuando añadías solo fósforo, también perjudicaba el crecimiento y el rendimiento” señala el investigador Antonio R. Sánchez. La mejor opción en cuanto al crecimiento y rendimiento del maíz fue, por tanto, la combinación de fósforo y zinc.

El regadío extremeño suma 56.000 has en una década con ciclos de sequía más habituales

Posted on

Casi el 30% de los regadíos sigue siendo por gravedad y no localizado

La pandemia, la subida de carburantes, energía e insumos, la guerra de Ucrania… Pese a ser muy graves y afectar de forma directa a la actividad agrícola y ganadera, nada preocupa más al sector en la actualidad que la falta de agua. La falta de precipitaciones en el año hidrológico, unido  a la escasez de agua en los principales pantanos claves para el regadío ha llevado la incertidumbre durante muchas semanas a miles de agricultores extremeños. De sectores tan importantes como el tomate para industria, fruta de hueso, maíz, arroz, olivar o almendro en superintensivo.

Aunque “solo” el 26,6% de la superficie agrícola cultivada en la región está en riego, su peso en la producción global, valor de mercado, exportación y mano de obra es mucho mayor. Sin agua, la agricultura extremeña languidece y con ella su fuerza agroindustrial en industrias de tomate, centrales hortofrutícolas, almacenes de maíz o industrias de arroz.

Extremadura ha ganado 56.000 hectáreas de regadío en poco más de una década, al pasar de  235.452 hectáreas en 2010 a 291.079 has en 2020, según dados de ESYRE. Aunque no es la única zona afectada, las Vegas del Guadiana son las que más hectáreas concentran de regadío y más industrias y centrales dependientes del mismo.

Tipo de riego
Del total de regadío, el 56% lo es con sistemas localizados, casi un 30% por gravedad, un 9,2% por aspersión y un 5% con sistemas automotriz. En la última década, la evolución de los sistemas de regadío en la región ha sido significativa al pasar los localizados –los que permiten mayor control y ahorro– de 92.000 a 158.000 hectáreas.

Según un estudio del Ministerio de Agricultura, “el riego por gravedad en Extremadura va descendiendo progresivamente habiendo perdido más del 18 % de superficie en los últimos once años. Únicamente el riego localizado presenta una clara tendencia ascendente llegando prácticamente a duplicar su superficie desde 2009 debido fundamentalmente al aumento de las plantaciones de cultivos leñosos”.   

Los cultivos de maíz, praderas polifitas y tomate de industria presentan prácticamente toda su superficie regada. El arroz, con la totalidad en regadío, es el sexto cultivo con más superficie de riego en Extremadura. Por el contrario olivar (65.569 has) y viñedo (32.506 has) que ocupan el primer y tercer puesto respectivamente en superficie regada, solo lo hacen en una pequeña fracción de su superficie total, 21,91% en el primero de ellos y 37,08% en el segundo caso.  

El real decreto-ley aprobado en el Consejo de Ministros a mediados de marzo contempla apoyos en los ámbitos fiscal, laboral, financiero e hidráulico que implican a seis ministerios, estimados en 450 millones de euros. Entre ellas, se adoptan medidas urgentes en la cuenca hidrográfica del Guadalquivir y del Guadiana, que serán de aplicación a determinadas unidades territoriales de escasez (UTES). Entre ellas, la reducción de entre el 50 % y el 100 % de las cuotas del canon de regulación y las tarifas de utilización del agua.

A mediados de febrero,  la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de Extremadura envió a la Confederación Hidrográfica del Guadiana una propuesta técnica para la utilización del agua para el riego de los cultivos en la zona de las Vegas del Guadiana, en caso de sequía hidrológica, una vez realizado el reparto según la normativa vigente. En ella se recomendaba priorizar el riego de los cultivos más representativos como frutales, tomate, maíz y arroz, en ese orden.

Estas normas excepcionales se establecen según el carácter de permanencia o no de los cultivos, su nivel de consumo de agua, la productividad con relación al agua consumida y el nivel de empleo creado utilizando el ratio de UTA/m3 de agua consumida. En el caso de algunas comunidades de regantes, el agua disponible no llegará al 25% de un año hidrológico normal por lo que han planteado a sus agricultores riegos intermitentes y una capacidad de almacenamiento adecuada.