arroz

El 90% de las explotaciones de arroz en la región ya usa la siembra directa para ahorrar agua

Posted on

El arroz se enfrenta a una de sus campañas más complicadas en los últimos años ante la falta de lluvias y las limitaciones para riego que lo sitúan en el último lugar tras fruta de hueso, tomate y maíz. El sector arrocero regional, concentrado en las Vegas del Guadiana, que ocupa una extensión de entre 20.000 y 21.000 has en las últimas campañas, ha realizado importantes avances en los últimos años. En materia de nuevas variedades más adaptadas a la región, y sobre todo en la implantación mayoritaria de la siembra directa.

Un sistema que permite un importante ahorro de agua al realizarse en a lo largo del mes de abril sin necesidad de inundar los bancales, y posponer el uso de agua hasta mediados de junio. En torno a un 90% de las explotaciones de arroz regionales ya realiza esta práctica, que permite un control mayor sobre las malas hierbas y un tratamiento más racional de productos fitosanitarios.

Un estudio de la Universidad de Extremadura realizado por Francisco Javier Sánchez Llerena, hace ya varios años, llegaba a la conclusión que la siembra directa de arroz unido al uso del riego por aspersión permitiría ahorrar hasta un 75% del agua, además de mejorar las propiedades del suelo y hacerlo más productivo.

El Grupo de Investigación Gestión, Conservación y Recuperación de Suelos, Agua y Sedimentos (GORSAS) de la UEx ha venido estudiando las posibilidades que ofrecen otras técnicas alternativas al cultivo tradicional del arroz.

En el año 2009, el cultivo de arroz llegó a alcanzar las 30.000 has en Extremadura. El pasado año, la producción se situó en las 160.000 toneladas, de las que el 75% procedían de la variedad índica. La producción media se sitúa en las 7,5 tn/ has.

Ensayos en arroz muestran cómo el fertilizante Agromaster aumenta la producción y mejora la eficiencia del uso del nitrógeno con una sola aplicación

Posted on

La pasada campaña ICL ha realizado diferentes ensayos en el cultivo del arroz en la zona del Delta del Ebro (Cataluña), con el objetivo de evaluar la eficiencia del uso del nitrógeno (EUN) con una única aplicación de Agromaster, su abono de liberación controlada a base de nitrógeno, así como comparar el rendimiento obtenido mediante la aplicación de esta tecnología, frente a aplicaciones de urea convencional. Para ello se han realizado dos ensayos con dos dosis distintas de N por hectárea.

En ensayo se ha realizado con la variedad de arroz J. Sendra, en parcelas de tierra Marga arcillosa (pH = 7,8), con un diseño aleatorio de 4 repeticiones, midiéndose la producción y la EUN.

Los resultados de estos ensayos muestran claramente el enorme potencial que Agromaster tiene para el abonado del cultivo del arroz, ya que se han obtenido mayores producciones con el mismo aporte de Nitrógeno al cultivo.  Así, con Agromaster se consiguió un aumento de la producción de un 15 % más con dosis de 200 kg de N por hectárea y de un 10% más con 160 kg. También es importante resaltar, que con una dosis menor de Agromaster de hasta un 20% menos de Nitrógeno, se obtuvieron producciones similares a las de un abonado tradicional.

Félix Liviano (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “Extremadura perdería 61 millones de euros si no hubiera campaña de arroz”

Posted on

Entrevista con
Félix Liviano
Presidente de la Sectorial de Arroz de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Dentro de las recomendaciones de la consejería a la Confederación del Guadiana ante la situación de sequía es que el arroz sea el último cultivo en disponibilidad de agua tras fruta, tomate y maíz. ¿Cómo lo valoran?

La incertidumbre por la disponibilidad de agua para el riego está marcando esta campaña en el sector del arroz, después de que la del año pasado fuese buena en precio. Ahora mismo, las perspectivas en el sector del arroz en Extremadura son nulas, con un panorama que resulta deprimente para los agricultores, para las cooperativas y para la industria arrocera Extremadura y que puede llevar a una auténtica ruina si no se ponen sobre la mesa medidas específicas que palíen toda esta situación.

La campaña de arroz se inicia a finales de abril en Extremadura, por lo que podría haber tiempo para plantearse el inicio de la campaña si lloviera, pero tendría que ser mucha cantidad para que los embalses se recuperaran, así que las perspectivas son malas y nos quedaríamos sin campaña de arroz y eso supone que perdamos en nuestra región más de 61 millones de euros, ya que perderemos 7.200 kilos de arroz producidos por hectárea con un precio medio de 415 euros por tonelada.

¿Cómo ha afectado para bien en los precios la cláusula de salvaguardia de la UE hacia los arroces asiáticos? ¿Lo ha notado el productor?

Sí que se ha notado. La cláusula de salvaguardia de la UE hacia los arroces procedentes de Camboya y Myanmar supuso la reintroducción de los aranceles a las importaciones de este cultivo durante tres años. Teníamos un sector que percibía unos precios bajísimos, si no ruinosos. Al regular el mercado con esta cláusula se ha aliviado al sector y se ha hecho más rentable el cultivo. Desde que entró en vigor en 2019 hasta enero de este año en que ha terminado, hemos recuperado aproximadamente entre 100 y 150 euros por tonelada en el precio del arroz de cáscara.

Las consecuencias ahora las tendremos en las próximas campañas si tenemos suerte de que llueva y tener producción. Con la falta de arroz en la campaña 2022 por la sequía, se tienen que abrir otras zonas para importar el arroz que falta y esto puede crear que en los próximos años podamos perder lo recuperado en precio.

¿Se ha logrado detener la pérdida en extensión del cultivo de arroz en Extremadura en estas últimas campañas o se ha acrecentado?

Curiosamente, en esos tres años en los que ha estado la cláusula de salvaguardia, la superficie de cultivo de arroz se ha mantenido en Extremadura. La campaña pasada fueron 21.382 hectáreas; la anterior, algo menos, 21.083 hectáreas; y la campaña de 2019, un poco superior, con 21.386 hectáreas. Antes, la superficie era mayor y empezó a bajar por la falta de rentabilidad del cultivo, que hemos logrado mantener en estos últimos años, consolidando a Extremadura como la segunda región productora de España, con más de 160.000 toneladas de arroz cosechadas el año pasado.

Que Extremadura cuente en su territorio con dos industrias como Extremeña de Arroces en Miajadas y Arrocerías Pons en Don Benito ¿es clave para el sector?

Es muy importante, porque esto nos permite abrir una diferenciación de nuestro arroz al llegar al consumidor. La industria Extremeña de Arroces es fundamental porque es una industria cooperativa, de forma que sus proveedores son sus propias  cooperativas socias que le dan una materia prima perfectamente trazada y con un origen muy definido como son las Vegas del Guadiana.

Se ha estado probando una variedad de arroz adaptada a Extremadura en estas campañas. ¿Qué conclusiones se han obtenido?

Estamos realizando avances, pero la disponibilidad de agua nos va a limitar los siguientes pasos a dar, porque esta campaña íbamos a probar ya variedades nuevas, más productivas y resistentes. Es un trabajo de muchos años y ya habíamos realizado algunos ensayos, pero aún necesitamos un tiempo más para sacar conclusiones definitivas.

El arroz será el cultivo invitado en la 34 edición de Agroexpo

Posted on

El arroz será el cultivo invitado en esta nueva edición de Agroexpo Feria Internacional que se celebrará la próxima semana en la Institución Ferial de Extremadura.

El Comité organizador de Agroexpo vuelve a confiar una vez más en la jornada del Cultivo Invitado como una apuesta segura para los intereses de los agricultores que estos días visitan la nueva edición de la Feria Internacional. Será durante la jornada del próximo jueves, 3 de marzo en un monográfico en el que expertos a nivel regional y nacional pondrán sobre la mesa el futuro de este cultivo tan extendido en la región.

Una jornada en la que se pondrá énfasis en el arroz extremeño como uno de los de mayor calidad del mercado, siendo apreciado dentro y fuera de nuestra región. Además la producción de arroz en Extremadura es de las más elevadas, con más de 20.000 hectáreas de cultivo recolectadas cada campaña en los últimos años.

El encargado de inaugurar la exposición será el presidente de la Mesa del Arroz de Extremadura, Pablo Pérez que, acompañado del director General de Política Agraria Comunitaria de la Junta de Extremadura, Javier Gonzalo, abordarán la Reforma de la Política Agraria Comunitaria y cómo afecta al cultivo del arroz.

Igualmente, contaremos también con el jefe de Explotación de la Junta General de Usuarios del Canal de Orellana, Juan Diego Fuentes y el también miembro de la Mesa del Arroz de Extremadura, Emilio Camacho que analizarán el reto de ser eficientes en la zona regable del Canal de Orellana

Un debate que llega en unos momentos en los que la sequía acecha a los cultivos de regadío de la región y que comienza ya a afectar al precio final de los productos recolectados.

Agroexpo está organizado por FEVAL, Institución Ferial de Extremadura y está patrocinada por Cajalmendralejo. Cuenta con la colaboración de Junta de Extremadura, Diputación de Badajoz, Diputación de Cáceres y Ayuntamiento de Don Benito.

Los productores extremeños de arroz piden que se mantengan los límites a la importación desde Camboya y Myanmar más allá del 2022

Posted on

En el mercado arrocero compiten grande empresas como Ebro Foods o Arrocerías Pons con cooperativas como Arrossaires del Delta de l’Ebre o Extremeña de Arroces

El arroz sigue siendo un cultivo estratégico en las Vegas del Guadiana, con más de 21.000 hectáreas de cultivo, especialmente en algunos pueblos y cooperativas donde se mantiene como la principal producción con una gran especialización por parte de sus agricultores. Extremadura se mantiene como la segunda región de España en producción, con un protagonismo importante de las variedades de arroz largo, debido también en parte a un más fácil manejo para el control de las malas hierbas. Los problemas de riego que afectan al Valle del Guadalquivir en la provincia de Sevilla, principal productora de España de arroz, van a dar aún más protagonismo al arroz extremeño en esta campaña.

La importación masiva de arroz procedente del sudeste asiático -con Camboya y Myanmar (Birmania) como principales mercados- ha facilitado a la gran distribución un abastecimiento constante a precios bajos que han presionado a la baja a los arroces nacionales.

Sudeste Asiático
Ante la presión del sector productor de Italia y España (concentrado en Andalucía, Extremadura, Cataluña y Comunidad Valenciana) la Unión Europea impuso una cláusula de salvaguardia para limitar la importación de arroz de estos países. Que ha permitido mejorar relativamente los precios en origen del producto. La cláusula de salvaguardia sólo estaba destinada a la importación de arroces de tipo índica o grano largo, cuyas importaciones en la Unión Europea habían aumentado un 90% en las últimas cinco campañas. En concreto, la carga arancelaria establecida desde enero del 2019 era de  175 euros por tonelada para el primer ejercicio; esta pasará a ser de 150 euros por tonelada para el segundo año y de 125 euros por tonelada en el tercero. Italia y España concentran el 80% de la producción arrocera de la Unión Europea.

El problema radica en que dicha cláusula, que era por tres años, finaliza en el año 2022. Y los productores están presionando en Bruselas para que se mantenga al menos otros tres años para dar estabilidad de precios al mercado. Según la organización agraria UPA, “la cláusula se estableció para un periodo de tres años, el cual finaliza en 2022, por lo que no conseguir una prórroga supondría una amenaza de ruina para los productores extremeños, quienes se ven obligados a competir con estas producciones en una posición desventajosa ya que las mismas no cumplen los mismos requisitos que las producciones europeas. Pediremos que esta prórroga se extienda no solo al arroz largo, sino que se introduzca también el japónica ya que en los últimos años hemos visto cómo se han contenido las importaciones de arroces largos de estos países pero, sin embargo, han crecido las importaciones de arroz redondo, perjudicando así a las producciones europeas”.

Precios en origen
La producción española de arroz se sitúa en las 750.000 toneladas anuales con unas 103.000 hectáreas de cultivo. Del total producido, unas 387.000 tn son de tipo Japónica -de las que 27.000 tn son bomba- y unas 360.000 de tipo Índica.

Según datos del Ministerio de Agricultura, los precios del arroz blanco de la variedad Japónica en la campaña 2020/2021 han oscilado -con precios a finales de julio- entre las 577 y las 662 euros/tonelada. En el caso del arroz de la variedad índica, la horquilla de precios ha sido mayor, entre los 485 euros/tonelada de precio mínimo y los 611 euros/toneladas.

El sector español del arroz está muy dominado por grandes grupos empresariales como Ebro Foods o Arrocerías Pons, además de contar con grupos cooperativos que transforman y comercializan arroz, como es el caso de Extremeña de Arroces en Miajadas o la Cooperativa Arrossaires del Delta de l’Ebre en Deltrebre en Tarragona, esta última con gran presencia en el mercado de consumo final gracias a su marca Nomen.

Las plagas y malas hierbas frenan el despegue del arroz ecológico que buscan las grandes marcas

Posted on

Las grandes cadenas de supermercados han comenzado a solicitar a sus proveedores de arroz que cuenten también con alguna referencia de arroz ecológico. Además, en mercados de Centroeuropa como Alemania, Suiza u Holanda, el consumo de arroz ecológico está experimentando un fuerte crecimiento. En España, marcas muy conocidas como Nomen han presentado un proyecto que pretende multiplicar por 20 la actual superficie de arroz ecológico en el Delta del Ebro, una de las grandes zonas productoras de este producto.

De las 110.000 hectáreas de arroz que se cultivan en España –siendo Extremadura la segunda productora nacional- solo unas 1.300 están inscritas en certificación ecológica con una producción inferior a las 6.000 toneladas. Es decir, ni el 1% de la producción va a ecológico. En Extremadura la situación es similar a la media nacional.

La región cuenta con el 21% de la superficie total de arroz de España, unas 21.386 hectáreas, y el 19% de la producción. Una producción que sobrepasa ligeramente las 151.000 toneladas, de las que 120.000 son de tipo índica y 31.000 de japónica.

Tanto productores como expertos agrónomos aseguran que el cultivo del arroz es uno de los más complicados para llevar con éxito y rentabilidad una producción en ecológico. Especialmente por el control de plagas y malas hierbas, entre las que destacan la pudenta, la piricularia, el barrenador del arroz o las rosquillas, que comen masa foliar tanto del arroz como de las malas hierbas.

Alonso Jaliano (Cooperativa La Sagrada Familia de Zurbarán): “Nuestro principal cultivo es el arroz con 1.600 hectáreas”

Posted on

Entrevista con
Alonso Jaliano
Gerente Cooperativa La Sagrada Familia de Zurbarán

La Cooperativa La Sagrada Familia, ubicada en Zurbarán (Badajoz) es un buen ejemplo  de la diversificación de cultivos en las zonas de regadío extremeñas, que pese a la preponderancia del cultivo del arroz -del que es una de sus cooperativas punteras- también cuenta con fruta de hueso, tomate, maíz y olivar tradicional y superintensivo.

¿En qué momento se encuentra la cooperativa en cuanto a número de socios, hectáreas de cultivos y principales productos?

Nuestra Cooperativa en la actualidad cuenta con 130 socios, dedicados principalmente al cultivo del arroz, cultivo que actualmente representa el grueso de la actividad de nuestra cooperativa, con unas 1.600 has. y una producción de 12.000 Tm.; a continuación la fruta de hueso (Melocotón, Nectarina y Ciruela) dedica una superficie de 350 has., con una producción aproximada de 6.000 Tm.; en tercer lugar en orden de importancia comercializamos 4.000 Tm. de aceituna para almazara, procedente de olivares tradicionales, intensivos y superintensivos;  y compartiendo el cuarto lugar tenemos al tomate para industria y el maíz. El tomate, con una producción de 6.400 Tm., procedente de unas 75 has. de cultivo, y el maíz con una producción de 4.000 Tm., procedente de unas 330 has.

Cada vez las cooperativas ofrecen más servicios a sus socios. ¿El futuro pasa por convertirse en empresas de servicios para las necesidades de sus asociados?

El objetivo de una cooperativa debe pasar por ofrecer el máximo de servicios a sus socios e intentar que sus socios la vean como una entidad que resuelve la mayor parte de sus necesidades y las de su explotación, con una relación basada en la confianza y el interés mutuo.

Entre vuestros cultivos claves, el maíz y arroz  han sido este año pasado la cara y el tomate y la aceituna  la cruz en cuanto a precios ¿Hay mucha rotación de cultivos entre vuestros asociados según las perspectivas del mercado o son estables?

Los cultivos que tienen nuestros socios son bastante estables, por tratarse en su mayoría del arroz y los cultivos permanentes (frutal y olivar), siendo una parte pequeña de las tierras la que permitiría realizar una rotación a otros cultivos atendiendo a las perspectivas de los mercados.

La reforma de la PAC, que entrará en vigor en 2023, apuesta mucho por medidas agroambientales. ¿En grandes cultivos de mucha producción como los de vuestra zona pueden resultar más complicadas de llevar adelante que en otros cultivos?

La nueva reforma de la PAC, apuesta aún más por las exigencias en las medidas medioambientales, y por supuesto en determinados cultivos como los que se dan en nuestra zona es más complicado aplicarlas, por tratarse de cultivos muy sensibles en el aspecto sanitario.

En los últimos años, nuevos tipos de cultivo como el olivar superintensivo, el almendro o el brócoli por ejemplo están creciendo con fuerza. ¿También lo han hecho entre vuestros asociados?

En los últimos años ha aumentado la superficie de olivar superintensivo y de almendro, pero quizás no de la forma tan notoria como en otras zonas, debido esto a que los campos de arroz son difíciles y costosos de modificar a otros cultivos.

Extremadura se mantiene como la tercera productora de maíz y la segunda de arroz de España

Posted on

En 2020 se sembraron 41.713 has de maíz con 1,3 millones de tn de producción y 21.100 de arroz con 151 millones de kilos

Si hay dos cultivos muy arraigados en el regadío extremeño, además del tomate para industria y la fruta de hueso, esos son el maíz y el arroz. En la última campaña, Extremadura ha sido la tercera región española en producción de toneladas de maíz, solo por detrás de Castilla y León, y Aragón, y la segunda de arroz, por detrás de Andalucía. En los dos cultivos, el número de hectáreas ha sido algo menor que en la campaña del 2019, pero manteniendo una estabilidad: 41.713 hectáreas de maíz y 21.100 hectáreas de arroz. Dos cultivos cuya coyuntura de precios depende mucho de las importaciones de terceros países y de la coyuntura del cultivo a nivel internacional.

Cereales y maíz
Según datos de  Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, la  cosecha de cereales en 2020 se prevé en  1.363.666 toneladas, un dato inferior a las primeras estimaciones realizadas pero que superan en casi un 53% la producción registrada en 2019 y que se aproxima a la producción de hace dos campañas, lo que refuerza el papel de las cooperativas agroalimentarias como garantía de oferta y de abastecimiento del mercado para satisfacer las necesidades de la industria transformadora.

En cuanto a superficie, en la región se destinan 268.931 hectáreas a cereales. Estos buenos datos para Extremadura en producción de cereales se deben a una meteorología propicia registrada durante el pasado otoño y la primavera de este año, que ha permitido un óptimo desarrollo de las plantas y, con ello, producciones importantes, más aún después de que el año pasado bajara mucho la producción regional por las escasas lluvias.

La producción de maíz en Extremadura se estima en 521.413 toneladas, destinándose a este cultivo durante esta campaña 41.713 hectáreas, según estas mismas estimaciones de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, con un rendimiento estimado de 12,5 toneladas por hectárea. Aunque estas cifras suponen un descenso de producción del 4,33% respecto a la campaña anterior, Extremadura continúa siendo la tercera región productora de maíz de España.

Cultivo de arroz
En cuanto al cultivo de arroz, se ha producido en la región una leve reducción en las hectáreas sembradas hasta situarse en 21.100 has frente a las 21.300 de 2019. Aunque la productividad del cultivo se ha mantenido hasta alcanzar los 151 millones de kilos. Un dato muy importante en esta campaña del 2020 para los arroceros extremeños es que se ha logrado subir en más de cuatro puntos de entero, lo que mejora la calidad del producto final y sobre todo permite alcanzar mejores precios en origen. Esta campaña la pudenta ha sido escasa así como la picadura en el gran. La previsión de precios para el 2020 era de entre 10 y 15 euros por toneladas.

Las variedades de arroz largo han crecido de manera muy importante en esta campaña debido a que las malas hierbas son más fáciles de reducir en estas variedades, que permiten la utilización de un producto específico. Desde UPA-UCE apuntan que esto ha favorecido que estas variedades representen el 80% del cultivo este año.

El sector arrocero español y extremeño sigue defendiendo que la Unión Europea prorrogue los aranceles al arroz importado del sudeste asiático para evitar una competencia desleal y el hundimiento de los precios. Hay que recordar que todavía no se ha alcanzado una directiva europea de etiquetado que obligue a indicar en detalle la procedencia del arroz. “Aunque tenemos precios bajos, la situación ha mejorado en estos últimos años gracias a la aplicación de la cláusula de salvaguardia, que ha hecho que el arroz largo procedente de Camboya y Myanmar tenga unos aranceles adicionales durante tres años”, según aseguran desde UPA-UCE.

Mario Moreno (Coop. La Encina de Palazuelo): “Antes un productor de arroz podía vivir cultivando 7 hectáreas y ahora le hacen falta más de 25”

Posted on

18 mario coop palazuelo

Entrevista con
Mario Moreno
Gerente de la Coop. La Encina de Palazuelo

El cultivo del arroz es muy importante para la economía de varios pueblos de las Vegas del Guadiana, que han logrado convertir a Extremadura en la segunda productora nacional durante las últimas campañas aunque haya bajado su número de hectáreas sensiblemente en los últimos años.

Un cultivo que también atraviesa problemas de rentabilidad motivada en gran parte por el fuerte aumento de los costes de producción y por las grandes limitaciones impuestas desde la Unión Europea al uso de productos eficaces contra malas hierbas y plagas, que no le permiten competir en igualdad con las importaciones de arroz asiático.

La entidad local de Palazuelo, creada durante el Plan Badajoz, ubicada en una llanura fluvial a orillas del río Ruecas, cerca de Puebla de Alcollarín, ejemplifica como pocos otros en la región la gran importancia del cultivo que se concentra en su cooperativa La Encina de Palazuelo. La cooperativa es socio de la industria arrocera Extremeña de Arroces.

Mario Moreno ha sido desde  2002 el técnico de la cooperativa hasta llegar a ser después el gerente. “El campo en general vive momentos complicados y el sector del arroz no es una excepción”, asegura.

¿Qué  importancia tiene el cultivo del arroz en vuestra cooperativa?

Pues supone en torno al 95% de lo que producimos, quitando algo de maíz. En la campaña 2019/2020 hemos producido 17.700 toneladas, de las que 15.900 han sido de arroz largo (el 89,5%) y el resto, unas 1.800 toneladas, de arroz redondo. Contamos con unos 150 socios, que se han mantenido más o menos estables, aunque en los últimos años es más difícil encontrar relevo en los hijos en las explotaciones de sus padres.

Por tu experiencia en el sector ¿qué futuro le ves al cultivo del arroz en la región?

El futuro se presenta incierto por varias causas. Por un lado están los posibles acuerdos de Libre Comercio de la  Unión Europea con Vietnam que puedan usar al arroz como moneda de cambio y tener un efecto directo sobre los precios. Lo que no es de recibo es que se permita entrar arroz de terceros países que no cumplen con las normas medioambientales y de uso de fitosanitarios que aquí nos obligan a cumplir. Así no podemos competir.Los costes de producción han subido mucho en los últimos años, sin ser para nada equiparables a lo que ha ocurrido con los precios. Antes un productor de arroz podía vivir cultivado 7 u 8 hectáreas y ahora le hacen falta más de 25 para conseguirlo.

El arroz se ha convertido en un producto commoditie utilizado como gancho comercial por la Gran Distribución por su bajo precio en los lineales Sse conoce poco el arroz extremeño pese a su gran calidad?

Una de las cuestiones en las que hemos insistido en el sector es que en el etiquetado del producto debe quedar muy claro el origen del mismo. Sería muy importante que pusiera “Origen en Extremadura”, dando importancia a la producción dentro de la Unión Europea.

¿Hay alternativa o complemento al arroz en vuestra zona?

En el caso concreto de Palazuelo y sus tierras resulta muy complicado por sus características cultivar otro producto, ya sea tomate, frutales o maíz, que no sea el arroz. Y el problema es que ante la falta de rentabilidad resulta difícil realizar inversiones en maquinaria o de otro tipo, ni conseguir que los jóvenes agricultores se incorporen.

El factor agua también es fundamental ¿Cómo se presenta?

Sí, es fundamental, y además en esta campaña. Es una incertidumbre más con la que tiene que trabajar el productor que tiene que tener todo listo para sembrar pero no sabe finalmente si podrá regar durante todo el ciclo del cultivo por las posibles restricciones de agua que pueda haber.

18 patio coop palazuelo

Dos de las diez mayores industrias de arroz tienen fábrica en Extremadura

Posted on

20 arroz pirmera noticia

El 70% de las ventas de arroz en España está dominado por las marcas de distribuidor

El mercado del arroz está muy dominado por tres variables: la gran importancia de las ventas de la marca de Distribuidor (70% en volumen y 56% en valor); la hegemonía marquista del grupo andaluz Ebro Foods, que concentra el 22,4% del volumen y el 32,9% en valor) y la gran importancia que tienen las importaciones masivas de arroz asiático a bajo precio –actualmente limitadas- en los precios en origen. También han aumentado las importaciones de variedades de arroz no comunes en España como basmati, jazmín  salvaje.  El consumo en España es de 3,9 kilos per cápita, con unos 177 millones de kilos al año.

Según los datos del Anuario de la Alimentación en España 2019 de Mercasa, Extremadura cuenta en su territorio con dos importantes fábricas de elaboración de arroz: una de Arrocerías Pons en Don Benito, empresa valenciana que adquirió en septiembre del 2015 dicha planta a la histórica Arrocerías Dorado y que es gran suministrador de Mercadona; y la planta de Extremeña de Arroces, la industria cooperativa, en la localidad de Miajadas (Cáceres).

Estas dos empresas figuran entre las 10 mayores de España en el sector del arroz en ventas, según datos de Alimarket. Un mercado que domina con claridad Ebro Foods, propiedad de la familia Hernández Calleja, seguido de la empresa Maicerías Españolas S.A.

España exporta todos los años unas 325.000 toneladas de arroz, especialmente a Bélgica, Reino Unido, Holanda, Portugal y Francia.