alimentos de calidad

Belén Cortijo (CRDOP Miel Villuercas Ibores): “Muchas mieles en las grandes superficies proceden del extranjero sin pasar los mismos controles que los nuestros”

Posted on

Entrevista con
Belén Cortijo
Técnico CRDOP Miel Villuercas Ibores

Extremadura es una de las grandes potencias españolas y europeas en producción de mieles y polen, con una gran tradición en diferentes comarcas de la región. Entre ellas destaca la zona de Villuercas-Ibores, en la provincia de Cáceres, la única que cuenta con una Denominación de Origen Protegida de miel, que ampara cuatro variedades: monofloral de retama, monofloral de castaño, milflores y mielada. Entre sus peculiaridades, la mil de esta zona no procede de la trashumancia, lo que hace que la producción por colmena sea más baja, de unos 10 kilos frente a los 30 kilos de media. La vegetación natural de la zona comprende desde los frondosos bosques de castaño, robles, encinas, alcornoques, hasta el matorral en zonas de suelo pobre y pizarroso, con abundantes corrientes de agua.

¿Cuántas empresas forman parte de la DOP actualmente?

Actualmente hay tres empresas envasadoras que pertenecen a tres familias de apicultores de la zona que ponen en valor las características y peculiaridades de las mieles de esta zona. En Villuercas-Ibores la apicultura es una actividad muy importante. No hay tantos en la DOP pero lo que están lo hacen de forma muy activa involucrados en la promoción de la miel con DOP. Lo ideal  sería que entraran más productores para aumentar el mercado. Ese es uno de nuestros grandes retos, que quienes produzcan mieles de calidad en la comarca la certifiquen con el sello de la DOP.Con ello de denominación, Extremadura no es la primera productora de miel de España.

¿Por qué cuesta convencer a los apicultores de que estén en la DOP?

Hay que cumplir más normas y exigencias, como la de no curar las colmenas o la de contar con envasadora propia, no alimentar las colmenas fuera de la época en la que no hay alimentos, y no envasar desde el bidón a mano. No todo el mundo las cumple. Nosotros pasamos cada año numerosas analíticas y controles de la Junta de Extremadura.

¿Cuáles son los grandes retos de la apicultura actual en la zona?

Aunque hay varios, sin duda el que más preocupa a los apicultores es el de verroa, ya que acaba con las colmenas.No hay una solución global al problema. En el caso de lo que ocurre con la trashumancia en otras comunidades, a nosotros no nos afecta directamente porque no la realizamos. Las mieles proceden de nuestra zona. A lo mejor sí nos afecta por las colmenas  que vengan de fuera de otras zonas y pueden traer la verroa.

En las grandes superficies de la distribución lo normal es encontrar mieles de importación de varios países. ¿Es una competencia desleal?

Es un problema serio para los productores de aquí, incluyendo el hándicap que sigue suponiendo el etiquetado. Se trata de mieles más económicas que no han pasado los mismos controles que los que podemos pasar nosotros.

¿Falta formación en el consumidor?

Cuando un cliente prueba una miel con DOP comprueba que no tiene nada que ver ni en textura ni en olor con la miel que ha estado probando hasta ahora. Por eso hay que insistir en la promoción, darlas a conocer y a probar, realizar más degustaciones.

¿Qué mercados abarcan las ventas de las empresas que certifica la DOP?

No solo venden en el mercado extremeño, sino también en el resto de España e incluso en la exportación.

El polen es un producto que tiene también su mercado, sobre todo en el exterior. ¿Está amparado por la DOP?

No, la denominación solo ampara la miel. El polen es un producto  diferente con otros mercados.

Quesos del Casar y Doña Francisca, ganadoras de la XXII Cata Concurso Torta del Casar

Posted on

Las queserías Quesos el Casar y Doña Francisca SL han resultado ganadoras «ex aequo» en la XXII Cata Concurso Torta del Casar que ha celebrado este lunes el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (D.O.P) Torta del Casar dentro del programa de actividades de su XXVIII Semana de la Torta del Casar, para determinar el mejor queso certificado de la temporada.

Es la primera vez desde que se celebra esta Cata – Concurso, hace veintidós años, que dos queserías han recibido la misma puntuación de su producto. Ambas han logrado 194 puntos tras la valoración del jurado. Al concurso concurrían producciones de las seis queserías que certifican bajo el sello de la D.O.P y que son, además de las dos ganadoras, Iberqués Extremadura, Los Casareños, El Castúo y Pastovelia

La actividad se ha llevado a cabo en el restaurante Atrio de la capital cacereña y han actuado como jurado el periodista José Ramón Alonso de la Torre; la también periodista María Ortiz; la investigadora de la UCAM en Proyecto Quesos de Cuajo Vegetal, Cindy Baden; el periodista del programa de gastronomía A Cuerpo de Rey de la cadena COPE, Javier Moreno y un miembro de la Cofradía Gastronómica de Extremadura, Nicasio Durán

La cata ha estado dirigida por José Julio Peña, responsable del panel de cata de la D.O.P Torta del Casar, y el jurado ha valorado fundamentalmente el equilibrio que ha presentado cada pieza en los atributos de forma, color y estructura de la pasta, cremosidad y fundencia, así como aromas y sabores.

El Consejo Regulador ha informado de que ambas queserías recibirán el diploma acreditativo y podrán llevar el sello distintivo de ‘Mejor Torta del Casar 2022’ en cada uno de sus quesos certificados

Jaime Hurtado (ASICCAZA): “La carne silvestre es una gran alternativa a la carne de granja”

Posted on

Entrevista con
Jaime Hurtado
Director Gerente de ASICCAZA

Jaime Hurtado es el director general de la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza, asociación que representa tanto a productores como a comercializadores de este producto a nivel nacional. En Extremadura se ubican dos de las más importantes como Cárnicas Dibe o Manuel Rosa. Un sector que depende mucho de la exportación y que quiere dar un paso al frente para dar a conocer mejor las ventajas de este tipo de carnes. Según datos de la Oficina Nacional de la Caza (INC), en España se comercializa el 90% de la caza mayor que se captura, destacando jabalí, ciervo, corzo y gamo. En el caso de la caza menor, gran cantidad va a para autoconsumo.

¿Cómo ha afrontado el sector todo lo ocurrido en la pandemia y el confinamiento?

Hay que tener en cuenta que se trata de un sector que tiene una gran dependencia con el canal Horeca de hostelería y restauración, por lo que el mazazo ha sido tremendo. Hubo un parón casi total en España y en Centroeuropa, uno de los mejores mercados para la carne de caza española. Desde octubre parece que se produjo un cierto cambio de tendencia. Hay ganas de vender y ganas de disfrutar y consumir por parte del cliente.

¿Qué importancia tiene para la carne de caza española el mercado internacional?

España pasa por ser una referencia mundial en cuanto a carne de caza. Por ejemplo, somos el primer país exportador de carne de ciervo silvestre. En cambio, en el mercado nacional nos queda mucho camino por recorrer y en ello estamos trabajando desde la Interprofesional, para estructurar, difundir y promocionar todas sus bondades y ventajas. No llega al 10% del total del consumo. Ha sido un sector anquilosado durante mucho tiempo. Incluso en grandes ciudades como Madrid no es fácil encontrar restaurantes que tengan en sus cartas carne de caza de forma habitual.

¿Con qué mensaje hay que llegar al consumidor final?

Hay que insistir más en contar con cliente final las ventajas de estas carnes, que es sostenible y natural. No se da el engorde de los animales, sino que comen lo que la naturaleza les da y que cuida el bienestar animal. Además de ayudar al mantenimiento del medio natural de alguno de los mejores paisajes de España. Estamos convencidos que donde va la carne de caza triunfa pero hay que darla a conocer mucho más. Si la gente no la prueba no avanzaremos.

¿Por qué sigue siendo tan difícil encontrar carne de caza en un súper o hípermercado?

Es verdad que no es fácil encontrarla, y es uno de los problemas para que su consumo aumente en el mercado español. Otro gallo nos hubiera cantado si durante la pandemia la carne de caza hubiera sido accesible en súper e híper. Cuesta cambiar la mentalidad del consumidor. Hay que trasladar que la carne silvestre es la alternativa a la carne de granja. Estamos empezando por arriba, por la élite de los mejores cocineros, que son prescriptores de calidad del producto. Queremos que sea un producto deseado, aspiracional. Y después ir bajando poco a poco hacia la distribución en súper, híper, carnicerías, etc.

¿Qué importancia tiene Extremadura en el sector de la caza?

Junto a Castilla-La Mancha y Andalucía forman la base del sector de la carne de caza en España. Dos de las empresas comercializadoras más importantes de carne de caza se ubican en Extremadura. Las monterías son claves porque aportan a la cadena la mayor parte de las canales de caza mayor. Además, las empresas extremeñas son un punto clave para la recogida de carne de caza procedente de la zona norte de España. No solo comercializada lo que se produce en su territorio sino que también es un punto de recogida clave.

Carne de Jabalí. Foto: Asiccaza

El castaño avanza como cultivo de sierra con más de 3.000 has

Posted on

Castañas El Común, una de las empresas con más producción en Extremadura, trabaja para entrar en el negocio de la castaña seca

El cultivo del castaño se ha asociado desde hace muchos años a varias comarcas extremeñas, como la de Villuercas-Ibores, Valle del Jerte, La Vera, Valle del Ambroz, o municipios concretos como Valencia de Alcántara o Cabeza La Vaca. Un cultivo que no ha dejado de crecer en los últimos años, renovando castañares tradicionales y ganando terreno baldío en terrenos de sierra.

Aunque las cifras de la extensión de cultivo varían bastante, al existir mucho castaño diseminado que no cuenta como cultivo como tal, los datos del Ministerio de Agricultura acercan ya su cultivo estable para fruto a las 3.000 hectáreas en la región. Si se contabiliza la destinada a madera y para uso forestal, la extensión puede aumentar sensiblemente.

Actualmente por su precio en origen, se trata de uno de los cultivos de sierra más rentables y que mejor puede adaptarse a la región. Como por ejemplo, en Gata-Hurdes, donde ha crecido el interés por el producto. En el cultivo tienen destaca presencia las cooperativas como la de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte o la de cooperativas más pequeñas en la comarca de las Villuercas, y grandes empresas como Castañas El Común, con sede en Guadalupe.

Esta última vende sus castañas en su tienda on line en diferentes formatos, desde bolsa de malla de un kilo a cuatro euros hasta sacos de yute de 25 kilos pensando para comercios. Y también harina de castaña. Ahora trabaja en entrar en la transformación para comercializar castañas secas, un producto con una demanda creciente y que permitiría a la castaña extremeña ampliar su presencia temporal en el mercado. Según Rocío Vázquez, directora de Castañas El Común, “estamos trabajando para empezar a transformar. Lo estamos focalizando en castaña seca”.

Esta empresa produce cada campaña entre 400.000 y 500.000 kilos cada campaña, aunque prevé alcanzar el millón de kilos cuando todos sus castañares estén producción. Una parte de su producción es para el mercado nacional, pero también exporta varios mercados europeos,  Canadá y los países árabes, donde sus castañas que compiten con las de origen turco y chino. En Europa, Italia es el gran mercado de consumo de la castaña, seguido también de Portugal donde en zonas fronterizas con Extremadura como Marvao cuenta con gran tradición.

Comarcas estrella
El auge del cultivo de la castaña en Extremadura tiene mucho que ver con la disponibilidad de planta de calidad. Efraín Martín, responsable de Arbolé, es uno de los mayores conocedores del sector de la castaña en Extremadura, y ha trabajado asesorando a nivel agronómico en plantaciones en el norte de Cáceres y en las Villuercas, donde también colabora con la Asociación de Productores de Castaña de la zona. Para Efraín, el castaño “es un cultivo en auge en zonas como Villuercas, Jerte, La Vera y Valle de Ambroz), como lo demuestran los pedidos de plantas híbridas en los últimos años. Posiblemente desde hace unos 3 años en Extremadura si han plantado una media 150 ha de nuevas plantaciones”. El vivero de Efraín Martín, cerca de Navatrasierra, está especializado en castaño en ecológico.

El Jerte y las Villuercas son las dos grandes zonas productoras de castaña de la región. La producción media regional está en torno a los 4,5 millones de kilos, de los entre 2,5 y 3 millones proceden del norte de Cáceres. La producción en la zona de las Villuercas oscila entre el millón y millón y medio de kilos. Destaca sobre todas la variedad Verata. Desde la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte llevan muchos años exportando el producto, sobre todo en los mercados europeos en los que sus cerezas y picotas tienen más demanda.

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el sector de la castaña es el de la plaga de la avispilla del castaño (Dryocosmus kuriphilus), que ya ha llegado a Valle del Jerte y Gata, y que ha causado importantes daños en castañares de Italia y Portugal.

La certificación agroalimentaria refuerza la confianza en toda la cadena de distribución

Posted on

Cada vez más, las empresas de distribución y los clientes finales buscan la seguridad alimentaria como gran premisa. Incluso por delante del precio. Y por ello, la seguridad y la trazabilidad en toda la cadena de valor de un producto se ha convertido en estratégica para todas las empresas y cooperativas agroalimentarias. De cualquier tipo de productos, desde frescos a envasados o cárnicos.

La certificación agroalimentaria permite que una entidad independiente, debidamente reconocida, verifique que todos los procesos que se realizan en la elaboración de un producto cumplen con los requisitos de calidad exigidos. Esta certificación puede alcanzar los procesos de fabricación del producto, una auditoría de calidad o ensayos  sobre muestras tomadas del mismo para comprobar que todo el producto que llegue al cliente final cumpla con lo exigido en materia de sanidad y seguridad alimentaria.

Entre las ventajas que tiene la certificación de productos destaca en general el refuerzo positivo que supone para la marca al generar mayor confianza en sus clientes finales y en la Distribución. Así como la mayor facilidad para encarar los mercados de exportación, donde la certificación agroalimentaria es vital para poder llegar a muchas empresas de distribución.

La certificación agroalimentaria acreditada permite reducir barreras aduaneras en muchos mercados de exportación en materia de  seguridad, protección del medioambiente o calidad”

En el caso de la certificación de productos cárnicos, en los últimos años se han sumado nuevas certificaciones como la de Bienestar Animal, cada vez más tenidos en cuenta por grandes cadenas de distribución a la hora de seleccionar sus proveedores.

La alta demanda de flores comestibles llama a la puerta de Extremadura

Posted on Actualizado enn

Impulsada por los restaurantes de lujo, es un cultivo de invernadero que requiere buena logística de frío

Cada vez es más frecuente encontrar en los restaurantes de nivel, sean o no estrellas Michelin, que en algunos de sus platos utilizan flores comestibles. Un elemento decorativo singular cuya producción está creciendo con fuerza en España en los últimos años, siguiendo el ejemplo de lo que ha ocurrido en países como Francia o Italia. Y que no solo aporta color a los platos, sino también sabor y textura: hay flores dulces, amargas, saladas o con notas metálicas.

Impulsado sobre todo por la alta restauración, ya que sigue siendo complicado encontrar envases de flores comestibles en los lineales de la restauración. La demanda se dispara especialmente en Navidades, en las fechas de San Valentín, y también durante las bodas en verano y septiembre. Incluso ya llegan de forma regular a los grandes mercas españoles, como los de Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia.

Productos como la flor de borraja, la hoja de capuchina, el pensamiento viola tricolor, el clavel mini, la flor de aliso, la margarita africana o osteospermum, la flor de romero, la prímula, el alhelí, la margarita bellis, la mostaza silvestre, la boca de dragón, las dalias, los crisantemos o la caléndula se pueden encontrar ya, junto a otras muchas flores en el mercado español.

El mercado de flores comestibles en España está liderado por empresas como Microgreens con sede en Nerja (Málaga), la valenciana Garanfruit Agro o la zaragozana Inniflower. Algunas de estas empresas están buscando nuevas fincas para crecer ante el aumento de la demanda. Su cultivo, casi siempre en invernadero, ofrece buenas perspectivas en Extremadura, sobre todo por sus condiciones de suelo y también por su experiencia en el campo de la flor cortada en algunas comarcas.

La producción de flores comestibles abarca hasta más de medio centenar de especies, más o menos conocidas. En algunos casos no solo se venden en fresco, sino también cristalizadas, liofilizadas y deshidratadas, incluso en “piruletas de flores”. En estos últimos casos, para alargar su vida útil pensando sobre todo en la exportación a mercados que van de Francia –donde la alta cocina está más extendida– a los países de Oriente Medio.

Mano de obra
La producción y comercialización de este tipo de  flores comestibles presenta algunas singularidades. La primera de ellas que requiere bastante mano de obra en invernadero, y un cuidado extremo de temperatura para que llegue al cliente final en óptimas condiciones. Con temperaturas medias entre 4 y 6 grados una vez envasada, y con un periodo corto de caducidad que garantiza su presencia en fresco, de en torno a los días una vez recolectado. De ahí que el transporte y la logística sean fundamentales en este tipo de producciones.

Flor cortada
Aunque se trata de cultivos diferentes, por el cliente final y por la forma de producción, las flores comestibles presentan también similitudes con el de la flor cortada. Un cultivo que sigue contando con varias empresas destacadas sobre todo en la zona de Valdelacalzada, Villanueva de la Serena y alguna en la provincia de Cáceres. Actualmente la producción extremeña, que tradicionalmente se especializó en claveles y rosa, se ha diversificado hacia otro tipo de productos, como por ejemplo la flor de pascua. Si en el año 2.000 la producción de flores y plantas podría superar los 5 millones de unidades, en la actualidad se sitúa en los 2,5 millones. Muy concentrada sobre todo en la venta en las fechas señaladas, especialmente en el Día de Todos los Santos y en Navidades también. La importación masiva de plantas de terceros países, especialmente Ecuador vía Holanda –principal mercado mayorista mundial de flor cortada– y los costes en mano de obra del cultivo, han limitado su desarrollo.

Foto: Fresh Origins

Cesáreo Sánchez (Castrum-Erat): “Cada vez nos piden los quesos en formatos de más kilos para las tiendas”

Posted on

Entrevista con
Cesáreo Sánchez
Maestro quesero de Castrum-Erat

Tras varios años en el mercado, el proyecto quesero de Castrum-Erat desde Castuera (Badajoz) que comenzaron los hermanos Cesáreo y José María Sánchez con 300 ovejas sigue manteniendo las esencias que le han hecho diferente entre la amplia oferta de quesos extremeños. Con la idea de seguir haciendo quesos de autor, limitados en producción pero muy diferenciados. Con ganadería propia, que llevan  seleccionando desde hace ya más de 20 años. Quieren seguir haciendo desde la humildad, aprendiendo día a día, para no repetir las mismas fórmulas y modelos. Cesáreo Sánchez, ingeniero agrónomo, trabajó en la DO Queso de la Serena, y se formó como maestro quesero visitando y hablando con muchas queserías artesanas de España y Francia.   

Siguen produciendo ocho tipos diferentes de quesos: Nacencia, Pacencia, Grus, Rulo, Ruber, Espartacus, Trajano, Maximun y Castuereño. Con leche cruda de oveja de su propio rebaño y corteza enmohecida.”No queremos crecer por crecer –asegura Cesáreo Sánchez– si con ello tenemos que ir hacia una elaboración más industrial y comprar leche de fuera. Queremos seguir haciendo quesos singulares, que nos gustan, y que quien lo compre sepa de dónde procede”. Incluso se han atrevido con un curioso yogur de leche de oveja único en Extremadura, de pasteurización lenta, muy común en Francia. “Hemos aprendido mucho de los quesos franceses. Hay que tener en cuenta que los quesos allí son casi una religión”.

Más grandes
En los últimos años, la quesería ha seguido apostando por formatos de sus quesos cada vez más grandes, incluso por encima de los cuatro kilos, destinados sobre todo a tiendas especializadas en productos gourmet. “Para las tiendas es un formato mucho más cómodo y rentable, porque se puede cortar mejor y porque tiene una mayor duración –asegura Cesáreo Sánchez. Está gustando mucho en las tiendas, incluso por encima del formato pequeño”.

La pandemia, como a otras muchas empresas y sectores, también les ha afectado de forma singular. “Gran parte de nuestro canal de ventas son pequeñas tiendas de alimentación que buscan productos diferentes, Y estas tiendas con la pandemia lo han pasado muy mal, porque casi no tienen personal y cualquier contratiempo o enfermedad les obligaba a cerrar. Lo hemos notado pero poco a poco van cogiendo de nuevo el ritmo de las ventas”.

Distribución
Al contrario que otras empresas de su sector, Castrum Erat no ha apostado demasiado por la venta on line. “Es un producto delicado para la venta on line, que requiere una logística de frío en transporte que encarece mucho el producto en sí Preferimos seguir con la venta en distribución especializada y en restaurantes que conozcan el producto y sobre todo lo valore y sepa transmitir al cliente final”.

Cada uno de sus quesos tiene nombre, destacando el Nacencia, de formato cuadrado, enzimático de cuajo vegetal y cremoso. O el Pacencia, de formato circular, enzimático de cuajo animal de cordero; o el Grus, coagulación mixta de corteza emohecida que recuerda al camembert francés, al igual que el Rulo, coagulación láctica en leche cruda de oveja, afinado en ceniza de carbón vegetal que sorprende por su textura y sabor.

La presentación y formato también han conseguido diferenciar a los quesos de Castrum-Erat desde el principio. Apostando por el envoltorio en papel desde el principio –que ahora se está imponiendo para abandonar el plástico por temas medioambientales– y con etiqueta y contraetiqueta para explicar muy bien al consumidor el queso que está consumiendo.

El Pimentón de la Vera con DOP quiere venderse como producto agroturístico

Posted on

Cuenta con unas 1.250 hectáreas de cultivo, 350 productores y 16 marcas certificadas

El Pimentón de la Vera, uno de los productos agroalimentarios extremeños más conocidos fuera de la región, quiere también convertirse en un reclamo turístico. Por su alta calidad muy apreciada en la restauración y también por su artesanal forma de elaboración, medioambientalmente sostenible a través del secado con madera de leña de encina o roble de la zona.

El cultivo cuenta con unas 1.250 hectáreas y unos 350 productores en varios términos municipales, con su epicentro en Jaraíz de la Vera, sede Consejo Regulador de la Denominación de Origen. En los últimos años, la extensión en hectáreas y el número de productores ha disminuido, al ser un  cultivo con altos costes de mano de obra, y que debe competir en el mercado con otros pimentones de baja calidad de importación. Y también con el pimentón de marcas extremeñas que no están dentro de la Denominación de Origen Protegida y cuya trazabilidad del producto no está controlada. La venta a granel a las grandes industrias cárnicas de Guijuelo o Segovia concentra un volumen destacado de las ventas.

Según el Diario Oficial de la Unión Europea, se entiende por pimentón con Denominación de Origen Protegida “Pimentón de la Vera”, el producto obtenido de la molienda de frutos totalmente rojos, de las variedades del grupo de las “Ocales” (Jaranda, Jariza y Jeromín), y de la variedad Bola, pertenecientes a las especies Capsicum annum L. y Capsicum longum L., secados con leña de encina y/o roble, por el sistema tradicional de La Vera.

Aroma ahumado
El “Pimentón de la Vera” es un producto de sabor y aroma ahumados, intensos y penetrantes, debido al proceso de secado al humo a que se somete a los pimientos. Tiene un alto poder colorante, superior en las variedades del grupo de las Ocales que en la variedad Bola. Tanto su sabor, aroma y color son altamente estables, por su lento y suave proceso de deshidratación.

Según su sabor hay  tres grupos de pimentones: Pimentón dulce: de sabor suave, totalmente dulce, elaborado con las variedades Bola y Jaranda; Pimentón ocal o agridulce: suavemente picante al paladar, elaborado con las variedades Jaranda y Jariza y el Pimentón picante: pronunciado picor al paladar, elaborado con las variedades Jeromín, Jariza y Jaranda.

Se elabora a partir de pimientos secos y molidos en polvo, tras pasar por un lento y artesanal proceso de secado al humo. Es una buena fuente de vitamina A y otros nutrientes esenciales, así como de capsantina, que se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, a prevenir la inflamación y puede ayudar a prevenir el envejecimiento y el cáncer.

Para potenciar su conocimiento y atraer turísticas que puedan conocer in situ dónde y cómo se elabora el Pimentón de la Vera, la Denominación de Origen Protegida “Pimentón de la Vera”, las asociaciones ALTUP (Asociación Alojamientos y Turismo Plasencia) y ATURIVE (Asociación de Turismo de La Vera) han impulsado de forma conjunta un proyecto con distintas actividades, que poniendo en valor los elementos culturales y gastronómicos de la zona, proporcionen un atractivo para el turismo.

El proyecto nace desde la iniciativa privada, con un claro compromiso de cooperación entre empresarios de distintas actividades económicas, pero siempre relacionados con la DOP Pimentón de La Vera. Aunque contará con la ayuda pública de la Junta de Extremadura, la Diputación de Cáceres y los ayuntamientos de la zona, tanto a nivel financiero como técnico en las labores de promoción y fomento del mismo. Con el apoyo de la Dirección General de Turismo se ha ideado crear un producto turístico, como se pudo comprobar en la pasada edición del Festival Sensaciones Pimentón de la Vera DOP 2021.

Foto: DOP Pimentón de la Vera

Sergio Gil (Miel Los Ángeles): “Sin la trashumancia la miel sería insostenible”

Posted on

Entrevista con
Sergio Gil
Gerente de Miel Los Ángeles

Sergio Gil representa una nueva hornada de apicultores extremeños que apuesta por la producción de mieles de calidad y diferenciadas, de las que Extremadura atesora grandes ejemplos, tanto en la zona Norte de Extremadura de Sierra de Gata o Las Hurdes como en las Villuercas-Ibores y la comarca de La Siberia. Su empresa, Miel Los Ángeles, se ubica en el municipio cacereño de Torrecilla de los Ángeles.

¿Hasta qué punto es la climatología tan importante para el negocio de la miel?

Es fundamental, sobre todo en zonas como la nuestra. El año climatológico afecta mucho más a las abejas de lo pensamos. Y los últimos cinco años por lo general han siso malos desde este punto de vista. Por ejemplo para las mieles de encina es clave el clima con humedad, las tormentas, para que el árbol sude. Luego está el tema de la mortalidad, de la que hay que distinguir la natural que se da todos años y la que se produce por enfermedades como la verroa.

En un año malo puedes tener un tercio más o menos, aunque hay gente que ha tenido más. Y cuando pasa te vas recuperando en número de colmenas pero no en producción. En los años secos se coge menos miel pero de más calidad. Hay también un problema serio con los tratamientos porque solo nos dejan hacerlos una vez al año, y la Junta debería replanteárselo, sobre todo porque hay alternativas ecológicas.

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Miel Los Ángeles?

Siempre hemos apostado por la calidad, porque la cantidad es otra cosa. Hago constantemente análisis y valoración de catas para ver la miel que vale para lo que quiero hacer y la que no. Hemos logrado exportar a Alemania y Francia, aunque a veces te exigen precios que no interesan. Para meterse en mercados de más volumen hay que ir a comprar miel y te conviertes más en comprador que en productor. Prefiero vender la miel que produzco.

¿Qué tipo de mieles son las que tienen más demanda?

Depende mucho de las zonas. La de miel flores se vende muy bien, al igual que la de azahar, bosque y encina. Puede ser que la de bosque sea la que más se vende. En las mieles oscuras es más difícil que te la puedan dar. Si la mezclan con algo que no es miel, como el sirope, pierde rápidamente su color natural.

¿Cuando pruebas una miel de las de gran producción a veces te preguntas qué estoy tomando?

A veces te llevas las manos a la cabeza, por ejemplo con la miel que ponen a veces en los bares en los desayunos en monodosis. ¡Prefiero tomar azúcar! Yo no entiendo de jamones pero cuando pruebas uno bueno lo notas rápida. Lo mismo pasa con la miel. El etiquetado, pese a los avances introducidos, sigue siendo un problema porque si no se sabe los porcentajes ni la procedencia real de la miel se está confundiendo al consumidor.

¿Sigue habiendo problemas con la trashumancia en algunas zonas?

Sí, sigue habiéndolos. A veces hay gente que lleva 30 años trashumando con sus colmenas en las mismas zonas y si hay algunos bovistas con cuatro colmenas puede haber problemas. Hay localidades que están exigiendo unos controles muy estrictos. Y eso que ha habido sentencias judiciales que han dado la razón a los apicultores. Sin la trashumancia sería imposible la miel, por la riqueza y diversidad que le aporta. Aquí en Extremadura vienen profesionales de Castilla y León y no les ponemos pegas.

¿Cómo está el mercado del polen?

Ahora está caro, mientras que hace dos años llegó a estar muy bajo, a unos 3 euros el kilo a granel. Este año está a 8 euros. El precio depende mucho de los stocks existentes. Existe una demanda muy importante para los abejarucos de la zona Norte de Europa en fresco, para otros insectos. Si pueden comprarlo fuera en países del tercer mundo más barato, pues aquí baja de precio.

El queso fresco de cabra “El Abuelo” obtiene el “Cincho de Oro” en los Premios Cincho Cheese Awards 2022

Posted on

El queso fresco de cabra “El Abuelo” de la empresa casareña QUESOS DEL CASAR SL. ha obtenido el CINCHO DE ORO en la   X Edición de los Premios CINCHO CHEESE AWARDS 2022. El certamen nacional más importante de los quesos españoles y uno de los más prestigiosos a nivel internacional, promovido por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León.

Los Premios CINCHO se celebran cada dos años, siendo un referente dentro del panorama quesero nacional, con la participación de 1.300 quesos pertenecientes a queserías de más de 20 países.   Se premian los mejores quesos de más de 30 variedades, que incluyen desde los quesos frescos a los quesos azules, de pasta blanda y de pasta dura de los distintos tipos de leche.

El queso fresco de cabra “El Abuelo” es el queso fresco más vendido de Extremadura, procede de leche natural de ganaderías de la comarca casareña. Este producto tiene el sello de Alimentos de Extremadura, y colabora con lo que podemos llamar la economía rural extremeña.

Una vez más la empresa QUESOS DEL CASAR SL es reconocida por la calidad contrastada de sus quesos, después de recibir en la pasada edición un Cincho de Oro a otro de sus quesos más reconocido: “Gran Casar”, DOP Torta del Casar.