alimentos de calidad

La cerveza extremeña llega a Colombia

Posted on

cerex

La empresa cervecera Cerex, de origen extremeño, se convierte en la primera cerveza artesana española en llegar a Colombia.

La pasada semana llegaron al puerto de Cartagena (Colombia) las primeras 14.000 botellas de cerveza de origen extremeño, mediante un acuerdo comercial cerrado tras algo más de dos años de negociaciones, obtención de licencias y permisos.

La empresa encargada de la importación y distribución de Cerex en el país andino es Golden Tree Construction, especializada en bebidas y alimentación selecta, como el preciado aceite de oliva de la comarca cacereña de Sierra de Gata.

Con este acuerdo comercial, se convierte en la primera cerveza artesana de España en ser comercializada en Colombia, y es el inicio de la gran expansión internacional en la que Cerex está centrando gran parte de su trabajo.

A partir del próximo mes, podrá encontrarse en las mejores tiendas gourmet y delicatessen del país, donde los amantes de la cerveza podrán degustarla en sus extensas playas o cerca de los maravillosos paisajes que nos ofrece su naturaleza.

Acerca de Cerex
La historia de Cerex es una historia de esfuerzo, innovación y emprendimiento. Fundada por dos jóvenes extremeños, ambos ingenieros agrónomos, que con tan sólo 25 años se lanzaron a la aventura empresarial de fabricar cerveza tras varios viajes a Freising en el sur de la región de Baviera (Alemania).

Con sede en la pequeña población cacereña de Zarza de Granadilla, Cerveza Cerex comercializa seis estilos diferentes: Cerex Pilsen (Mejor cerveza artesana de España 2015), Cerex Ibérica de Bellota (la primera del mundo elaborada con bellota de la dehesa extremeña), Cerex Cereza, Cerex Castaña, Cerex Andares (elaborada con jamón ibérico de bellota) y Cerex Frambuesa. Esta última variedad fue ha sido lanzada al mercado hace apenas dos semanas.

Álvaro Villarreal (True Food Alliance): “Esperamos exportar más de 200.000 botellas de AOVE de la Cooperativa Virgen de la Estrella, sobre todo a Asia”

Posted on

60 alvaro true food

Entrevista con
Álvaro Villarreal
Director de True Food Alliance

Exportar productos agroalimentarios  ecológicos extremeños de calidad es la base de esta comercializadora-consultora  con sede en Badajoz, que cuenta con dos proyectos enfocados a la exportación: True Food Alliance y Mediterranean Way. El aceite de oliva virgen extra es uno de sus productos estrella, proveniente de la Cooperativa Virgen de la Estrella en Los Santos de Maimona.

¿Cuál es vuestro trabajo con las empresas extremeñas?

Somos una comercializadora. No hacemos producción. Muy enfocada a la exportación de alimentos. Por ejemplo, en el caso del aceite de oliva virgen extra trabajamos con la Cooperativa Virgen de la Estrella de Los Santos de Maimona en varios mercados, sobre en Asia (Hong Kong, China, Taiwan) y este año también esperamos que de forma estable en Japón. Y también en países nórdicos como Suecia y Dinamarca. En Taiwan estamos en las principales cadenas de distribución. El año pasado exportamos 108.000 botellas y este año esperamos exportar más de 200.000 botellas, de ellas el 70% en ecológico.

¿Además del AOVE trabajáis con más productos extremeños?

Hemos hecho algo con Pimentón, y algo, aunque poco de vino ecológico. Hay demanda pero no hay mucha oferta en la región. Hemos tenido también demanda de carne de ternera pero resulta complicado. También hemos trabajado con quesos, como los de Finca Pascualete, en mercados como Honk Kong, aunque se encarece mucho el producto por avión.

¿Qué otros servicios ofrecéis a las empresas?

Tutorizamos y asesoramos su conversión en ecológico desde el principio y luego les ayudamos en su comercialización, ya que contamos con más de 10 años de experiencia en comercio exterior. En todo lo que tiene que ver con la logística y los transitarios, que son claves. Aunque el tema de las ayudas sigue pesando mucho en las empresas que entran en ecológico. Son pocas las que tienen aún conciencia ambiental porque sí.

Emy Sánchez Cano (Floralia Miel España): “La competencia desleal de China repercute directamente en el precio de las mieles españolas”

Posted on

20 floralia

Entrevista con
Emy Sánchez Cano
Directora de Floralia Miel España

Extremadura sigue siendo una de las grandes potencias del sector apícola tanto a nivel nacional como europeo, teniendo en Fuenlabrada de los Montes uno de sus grandes pilares. Emy Sánchez, directora de Floralia Miel España, es también la vicepresidenta de la Asociación Española de Apicultores que intenta acabar con el fraude al consumidor de la importación de mieles  a bajos precios, especialmente de China.

¿Cómo surgió el proyecto de Floralia Miel?

Yo nací en Herrera del Duque pero me fui a vivir a Fuenlabrada de los Montes. Mi marido es apicultor y contamos con dos explotaciones, una de ellas en conversión a ecológica. Durante años hemos vendido la producción a granel pero en la actualidad ya contamos con nuestra marca Floralia Miel España. Estamos en el proceso de comercialización y distribución a nivel internacional de la marca.

¿La competencia de mieles de terceros países a bajos precios afecta tanto a las ventas de la miel de calidad española?

Es una competencia desleal que ha repercutido de forma directa en el precio de las mieles españolas. El etiquetado actual permite poner que el producto procede de mezclas procedentes de mieles originarias y no originarias de la UE. Lo que les permite camuflar mieles con un 10% de España y el 90% de otros países que pueden ser de dudosa calidad. Si una etiqueta pone que el 10% es miel española y el 90% es de China y el consumidor decide comprarla no me parecía mal. Pero el actual etiquetado es totalmente engañoso.

¿Y el sector cómo puede lograr que haya un etiquetado más claro?

Desde a Plataforma de Etiquetado Claro y la Asociación Española de Apicultores de la que soy vicepresidenta hemos llegado a tener un anteproyecto de ley acordado. Son muchos años de trabajo y esperamos que nuestros políticos hayan tomado nota de esta reivindicación del sector. Somos muchas familias las que vivimos en Extremadura y en España de la miel en pueblos pequeños. Solo pedimos poder consolidar el sector y evitar la despoblación rural. Pedimos que el envase diga la verdad: si la miel viene de fuera o si ha sido pasteurizada, porque la miel si se pasteuriza ya no lo es, sería un simple edulcorante.

Otro problema grave son las trabajas que se están poniendo a la trashumancia entre regiones ¿Tiene solución?

También estamos luchando desde la Asociación de Apicultores para que se unifiquen criterios entre las distintas administraciones y no tener que aprender un montón de normas. Ni las abejas ni la polinización saben de fronteras. Estamos a favor de la profesionalización de la apicultura pero sin ponernos trabas. En el sector apícola hay personas ya de una cierta edad a la que no les están ayudando nada.

La miel siempre se ha asociado con un producto muy natural, pero ¿el uso de pesticidas y curas en muchos cultivos también complica vuestro trabajo?

Es un problema que está también sobre la mesa y a la Asociación de apicultores le preocupa mucho. Si eres un agricultor y me reclamas que leve mis abejas para la polinización, lo normal es que trabajemos juntos. Pero por eso mismo que no fumigue sus campos cuando las colmenas están allí. Nos llegan fotos aterradoras a diario que demuestran el poco cuidado que se tiene con las curas. No se hacen las cosas bien y las abejas se nos están muriendo. El futuro va hacia la apicultura ecológica. Las cadenas de distribución cada vez te lo piden más.

¿Cómo es vuestro proyecto de apiturismo?

Tenemos dos explotaciones apícolas y una casa rural en Fuenlabrada de los Montes. Hemos unido las dos empresas en un único producto. Nos ayuda a promocionar entre los clientes la riqueza apícola de toda la comarca de La Siberia. A  los turistas les encanta ponerse el mono y ver en primera persona cómo se elabora la miel. Es una experiencia muy innovadora.

Certificación Agroalimentaria, el mejor pasaporte para la seguridad alimentaria

Posted on

22 certificacion

Cada vez más empresas y cooperativas encuentran problemas a la hora de conseguir entrar en una grande cadena de supermercados o para convencer a importadores internacionales. La razón es sencilla: no disponen de certificaciones de garantías para sus procesos industriales y sus productos. En los últimos años, las certificaciones agroalimentarias han dado un salto de gigante en el mercado español.

Hay que tener en cuenta que las certificaciones y acreditaciones son protocolos voluntarios de actuación que ayudan a fortalecer la seguridad alimentaria y a  transmitir  un compromiso de calidad al consumidor final. Y son muchas veces la mejor forma de certificar la seguridad alimentaria a todos los niveles.

Las normativas se encuentran estandarizadas bajo el código ISO que coordina los diversos reglamentos nacionales de acuerdo al Acta de la Organización Mundial de Comercio. Cada vez más, se certificaciones internacionales claves como pueden ser las propias normas ISO (destacan la 9001 y la 22000), la IFS (International Food Standars),  BRC (British Retail Consortium) o la Globalgap.

En mercados como Alemania, Francia, Reino Unido o Italia, disponer de alguna o varias de estas normas se considera imprescindible para entrar en el canal de gran consumo alimentario. Muchas empresas, industrias y cooperativas extremeñas disponen de ellas.

También ha crecido el interés por normas más específicas como la Halal, que sigue los preceptos de la ley islámica, o la Kosher, que respeta la religión judía, o los de NO GMO, para productos no modificados genéticamente.

La Cooperativa Regadhigos de Almoharín facturó 2,54 millones de euros en la venta de higos buenos en 2018

Posted on

regadhigos

La Cooperativa Regadhigos de Almoharín (Cáceres), uno de los actores principales en la producción de higo seco de la variedad calabacita a nivel español, ha vuelto a aumentar su facturación con dicho producto.

Durante la campaña del 2018, que entre higos buenos y de destrío, alcanzó 1,1 millones de kilos, logró facturar un total de 2,54 millones de euros entre los higos de primera categoría (1,93 millones de euros), higos medianos (524.160 euros) e higos pequeños (78.997 euros). No hay datos aún de las ventas de higos de destrío a finales de julio. Mientras, la venta de higos frescos para industria ha importado 24.780 euros.

La facturación global de la cooperativa en el año 2018 en comercialización de productos de sus cooperativistas, a expensas de lo que supongan las ventas de higos de destrío y la venta de las aceitunas de la campaña 2018/2019, ha sido de 3,07 millones de euros. Además de las ventas de higo, Regadhigos facturó un total de 265.183 euros en tomates, 239.173 euros en maíz y 6.688 euros en girasol.

Mientras, en el apartado de suministros, la Cooperativa facturó un total de 1.42 millones de euros en ventas, entre los que destacan los 547.241 euros en gasóleo A y los 62.932 euros en gasóleo B, además de 259.266 euros en abonos y fitosanitarios, 233.122 euros en cereales y piensos, 78.098 euros en aceite de oliva virgen, 44.350 euros en maquinaria y 64.350 euros en semillas y plantas entre otros. Las cuentas de nuevos socios supusieron 9.900 euros.

Las previsiones para la campaña actual del higo seco, que ha comenzado a finales de julio, apunta a una merma importante de la producción en kilos, con higos de menor calibre y peso, ante la prolongada sequía.

Fuente: Higos&Figs

Juan Manuel Silva Cordero (Quesería Silva Cordero): “La DO Queso de Acehúche sería buena para vender más en España y la exportación”

Posted on

26 silva cordero

Entrevista con
Juan Manuel Silva Cordero
Gerente de Quesería Silva Cordero

Los quesos de cabra de Acehúche, en la provincia de Cáceres, son muy conocidos en Extremadura y cada vez más fuera de ella. La quesería Silva Cordero es una de las más activas y de la que más empeño tiene en lograr una Denominación de Origen. Actualmente hay cinco queserías en el municipio.

¿Cómo fue el camino hasta abrir la quesería?

Mi padre siempre tenía cabras y me acuerdo de pequeño ver a mi madre elaborar los quesos. Con 21 años saqué plaza de funcionario y me desmarqué un poco del tema, aunque sin olvidar mis raíces. Cuando se jubiló mi padre, decidí crear la quesería, como un hobby, no como medio de vida. Comenzamos el 28 de abril de 1998, con cabras de mi padre al principio.

Con las nuevas instalaciones el cambio fue muy grande, desde cómo se hacía antiguamente en la Finca La Majada a hacerlo ya con registro sanitario. Con toda la maquinaria en acero inoxidable y cámaras de maduración. Y no sabíamos si íbamos a poder dar ese paso sin perder la esencia del queso de Acehúche de toda la vida, como lo hacía mi madre. Al final funcionó bien e incluso compré leche a otros ganaderos y contraté personal. De hacer 100/150 litros al día a 1.500 litros.

¿Cuáles son vuestros quesos estrella?

El 80% es queso de cabra de pasta dura, un 10% de torta y otro 10% de leche de oveja. Ahora salen un poco más grandes los quesos de Acehúche, en torno al kilo. Aunque el mercado también exige formatos más vendibles, de 450 a 500 gramos. Soy de los que  creo que el queso de Acehúche actual ha mejorado con el tiempo.

¿El proyecto de la D.O. saldrá adelante?

La D.O. nos vendría bien para vender más fuera de Extremadura y en exportación. En la zona y en la región nos conocen bien. Mantener una D.O. tiene un coste y las ayudas de la administración son mínimas. Los propios queseros de la zona tienen esas dudas. El ayuntamiento ya tiene registrada legalmente la marca Queso de Acehúche. Y la Asociación de Productores de Caprino también trabaja por ella, y parece que esta vez, nosotros y otra empresa, El Acehucheño estamos decididos a conseguirla.

Montse Barquilla (Pimientos El Carrascal): “El pimiento asado que se ve en el mercado está lavado”

Posted on

26 pimintos el carrascal

Entrevista con
Montse Barquilla
Pimientos El Carrascal

Si alguien quiere comerse uno de los mejores pimientos de piquillo asados que se elaboran en España a lo mejor no tiene que irse a Navarra a buscarlos. Una empresa extremeña de Huélaga (Cáceres) los sigue elaborando a mano como antiguamente, uno a uno.

¿Cómo surgió el proyecto?

Llevamos ya quince años elaborando estos pimientos como se ha hecho toda la vida, embotándolos a mano. En la Finca El Carrascal es donde se siembran y después de seleccionan. Hacemos también tomate seco, tomate en aceite de oliva y harina de boletus 100% pulverizado.

¿Cuál es su comercialización?

La mayoría es para el mercado nacional, sobre todo en la zona norte, donde tenemos mucho éxito aunque tengan más cerca el Pimiento de Lodosa. En tiendas gourmets y también en restauración. Y un poco en exportación.

¿Cuál es el secreto de su sabor y textura?

Ser un producto artesano y único. El pimiento que se ve en el mercado envasado está lavado y en el nuestro no pasa ni una gota de agua por él. Incluso te encuentras alguna pepita. Si vas a nuestras instalaciones verás al personal pelando y envasando cada pimiento uno a uno. De maquinaria solo está la autoclave para cerrar los envases. El jugo que suelta el pimiento en el plato es todo natural, sin añadidos.  Y está durito y homogéneo. Es importante comérselo tal cuál y no disfrazarlo con salsas para poder apreciarlo mejor.