aceite de oliva y olivar

Pieralisi refuerza su servicio de venta de maquinaria 2Life e intensifica su presencia en Portugal

Posted on

A la izquierda, Paulo Velhinho; y a la derecha, Antonio de Juan Gámez

Pieralisi sigue transformando las necesidades del cliente en realidades. Con este fin ha reforzado recientemente dos de sus áreas de negocio: el servicio 2Life o de venta de maquinaria de almazara reacondicionada, así como su presencia en Portugal. En ambos servicios acaba de incorporar a sendos responsables de ventas. Se trata de Antonio de Juan Gámez, como cabeza del 2Life, y Paulo Velhinho, encargado del área comercial del país vecino. 

Antonio de Juan Gámez es Ingeniero industrial y de Jaén. Trabajó durante veintiún años en la empresa y, tras un periodo como emprendedor autónomo dentro del sector, regresa a este “ilusionante proyecto” como es el 2life de mano de la empresa líder en maquinaria de fabricación de aceite de oliva.

“Con mi trabajo quiero conseguir mejorar todo lo mejorable en la venta de maquinaria 2life de Pieralisi, que en los últimos tiempos está teniendo bastante auge”, explica de Juan. Considera que dicho incremento de la maquinaria reacondicionada como opción de compra se debe a la situación de crisis y al hecho de que tecnología de excelente calidad como es la de Pieralisi resulte una garantía a todos aquellos que quieran hacer una inversión menor, pero siempre con máquinas de gama alta. 

Antonio de Juan indica que, antes de volver a sacar a la venta la maquinaria 2life, se le realiza una exhaustiva revisión y puesta a punto con el fin de reincorporarla al mercado como un producto de primera clase. “Se le hace un trabajo impecable”, aclara y recuerda que cuenta con la misma garantía que el resto de productos de Pieralisi.

Por otro lado, la venta de maquinaria en Portugal está a cargo de Paulo Velhinho, profesional con más de 30 años de experiencia en el sector del aceite de oliva y en las almazaras, así como en la gestión. Velhinho, que ha vivido la evolución de la producción del aceite de oliva desde que era un niño, recuerda el gran crecimiento que ha experimentado el cultivo del olivar en el país y augura que esta tendencia seguirá en alza. Enamorado de la calidad de la marca Pieralisi, considera fundamental que la producción se haga con la mayor eficiencia, por lo que vaticina un gran futuro a la maquinaria Pieralisi en las fábricas de aceite portuguesas. 

Pese a su amplio conocimiento en el olivar y el aceite de oliva, el responsable de ventas del país vecino cursa actualmente la titulación de técnico en olivicultura en Jaén y asegura que ser la cara de Pieralisi en las almazaras portuguesas es un reto que le apasiona. “Trabajar con una empresa que es la primera en su área y que ofrece calidad por encima de todo es una gran motivación”, concluye.

José Martín Palomero (Aceitunera Granadilla): “La diferencia de precio entre aceituna para mesa y aceituna para aceite es elevado, debido al bajo rendimiento al molturar la aceituna”

Posted on

Entrevista con
José Martín Palomero
Director general de Aceitunera Granadilla

¿Cuál ha sido la evolución de la cooperativa en los últimos años?

Aceitunera Granadilla está formada por siete cooperativas bases más cuatro acuerdos comerciales con otras cooperativas de la zona, lo que supone alrededor de 1.000 socios y una producción media de 10 millones de kg de aceituna manzanilla cacereña anuales, siete de los cuales son de mesa y tres para obtención de aceite, teniendo sus instalaciones en Guijo de Granadilla (Cáceres).

Al frente de ella se encuentra José Martín Palomero, asumiendo tanto la presidencia como la gerencia y la comercialización desde el 2014, cuando a los 34 años se convirtió en uno de los Presidentes más jóvenes de Extremadura.

Las cooperativas bases que pertenecen a Aceitunera Granadilla son Santísimo Cristo Remedios (Ahigal), Aceitunas Verdes de Mohedas (Mohedas de Granadilla), Cristu Benditu (Guijo de Granadilla), San Juan Bautista (Cerezo), San Pedro Alcántara (Palomero) y Santiago Apóstol (Marchagaz). Los acuerdos comerciales que tiene firmados son con la cooperativa Cruz Bendita (Casar de Palomero), Agrupación Cooperativas Valle del Jerte, Cooperativa Virgen de Fátima (Pedro Muños), Agroace (Azabal).

Formamos nuevo consejo rector hace siete años, debido a que la situación era crítica en aquel momento, con 800.000 € de deuda bancaria y liquidando las aceitunas al socio a bajos precios y con atrasos en los pagos, lo que ocasionaba la pérdida de socios. A día de hoy se paga el 80% de la campaña en diciembre y el resto en febrero, no teniendo deudas con el banco y habiendo hecho inversiones por importe de 650.000 € sin necesidad de financiación externa, sino con los beneficios obtenidos de trabajos a terceros. Ejemplos de estas inversiones son la instalación de gasolinera para todos los públicos, compra de camión, ampliación de la bodega de aceite y modernización y mejoras en la entamadora.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la cooperativa en los próximo años?

Estamos intentando reducir lo máximo posible los gastos y aumentando los ingresos, tanto con los acuerdos comerciales como haciendo inversiones que den rentabilidad, con el objetivo de descontar los menos posible al socio e intentar sufragar los gastos de la cooperativa con nuestros propios ingresos, puesto que nos espera un futuro incierto cuando se empieza a recolectar el superintensivo plantado en la provincia de Cáceres, el cual conlleva unos gastos irrisorios en comparación con nuestro olivar tradicional. Hay que ser conscientes que va a cambiar el sector, por nuestra parte tenemos que defender el olivar tradicional y sus valores. En cuanto a la cooperativa la intención es generar más beneficios extraordinarios para así sufragar gran parte de los gastos de la cooperativa.

La Manzanilla Cacereña ha sido la seña de identidad de la cooperativa ¿Hay mucha competencia entre almazara y verdeo?

La aceituna manzanilla cacereña es excepcional por sus cualidades y por su baja producción, puesto que se limita al  norte de Cáceres exclusivamente. En nuestra zona, los olivares se preparan para producir aceituna de mesa, ya que la diferencia de precio entre la aceituna para mesa y la aceituna para aceite es elevado, debido al bajo rendimiento al  molturar la aceituna.

¿Habéis aumentado el envasado de AOVEs con marca propia?

Nuestro mercado, en lo referente a aceite envasado, se limita a nuestro entorno, principalmente el mayor volumen lo consumen nuestro socios, aunque en los últimos años se han incrementado bastante las ventas en nuestra tienda y sacando al mercado una nueva línea de aceite de perdigón, con un color verde intenso característico, además de la comercializada habitualmente con una acidez de 0.1-0.2. Se está trabajando en un proyecto de cambio de marca y nuevos formatos de envasado de aceite para abrir nuevos mercados y posicionarnos en el mercado web.

¿Hay posibilidades de nuevas plantaciones de olivar o resulta complicado?

En la actualidad no es rentable sembrar olivar en secano y no tenemos posibilidades de regadío a pesar de contar con zonas que dispondrían de agua para ello, con lo cual nuestro reto es defender nuestra producción limitada y con unas características exclusivas, tanto en aceituna de mesa por su textura y buen comer como en aceites por sus características organolépticas.

Ya está en la calle el número de verano de CAUDAL DE EXTREMADURA

Posted on

Ya está de nuevo en la calle el nuevo número de CAUDAL DE EXTREMADURA de este verano de 2021.

Dos de los más icónicos productos de nuestro agro, el tomate y la ciruela, protagonizan la portada de este nuevo número especial del verano por ser los auténticos reyes de la exportación. En uno de los reportajes se destaca que 16 industrias exportan el tomate extremeño por valor de más de 300 millones de euros. Mientras que en otro reportaje dedicado a la fruta extremeña nos habla de su consolidación como sector puntero, con una producción de 285.000 toneladas de fruta esta campaña, con la ciruela como punta de lanza.

Diversas entrevistas y reportajes abordan otros diferentes aspectos del agro regional, como la dedicada a Antonio Soto, presidente de la sectorial de Cultivos Herbáceos de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura; o a Guillermo Fernández, impulsor del proyecto Verdura Vital, el huerto ecológico que lleva las verduras del Tiétar a Mercamadrid;  a Clara Prieto, nueva presidenta del CRDOP Cereza del Jerte; a Juan Pizarro, gerente de Ecoaromas Extremeño, que apuesta por el potencial del cultivos de plantas aromáticas; a Roberto Villaba, productor de Cerveza Artesana La Bicha; a Ignacio Cortés, director general del Balneario El Raposo; o a Jesús López Prieto, gerente de Arándanos Sierra de Gata, que ha demostrado cómo es posible -y viable- el cultivo de berries en nuestra región.

También analizamos la situación del sector tabaquero en nuestra región, que produce el 95% del total nacional, así como la labor de Cicytex en la investigación de varios productos de alto valor añadido, como puedan ser los deshidratados, las bebidas de nuez o almendra y los snacks de frutas y frutos secos.

Además, publicamos una extensa entrevista con Daniel Cabello y Carmen Quintanilla, propietarios de Mamá Cabra, una quesería de Bodonal de la Sierra que han apostado por sus propios rebaños certificados como ecológicos y la elaboración de unos artesanales y exquisitos quesos. También en otro reportaje damos cuenta cómo la Finca Fuente de los Romeros, situada entre La Coronada y Campanario, han creado una raza mejorada para la lana merina, tras importar semen y embriones de ovino desde Australia.

Como cada número de verano incluimos un suplemento especial dedicado al viñedo y las bodegas extremeñas, en el que destacamos que dichas bodegas exportaron por valor de 91 millones de euros en el 2020. En este Especial Bodegas y Viñedos entrevistamos a Miguel Monterrey, presidente de la Sectorial de Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura; a Álvaro Peloche, gerente y enólogo de Bodegas Cañalva y a Mar Villalba Caballo, cofundadora de Ana Caballo Vermouth.

También nos ocupa buena parte del número de verano un Especial Exportación, Logística y Puertos, donde ponemos de manifiesto cómo los 1.200 millones de exportaciones agroalimentarias exigen acelerar las mejores de las conexiones a puerto. Entrevistamos a José L. Gurría Gascón, catedrático de Geografía Humana de la UEX, que nos explica la importancia de la integración de nuestra región en el eje atlántico. Además incluimos reportajes de los puertos de Valencia, Algeciras y Huelva.

Dentro del Especial Olivar de Extremadura damos noticia del hecho de que en los últimos diez años el olivar en nuestra región ha crecido en 10.000 hectáreas; e incluimos diversas entrevistas: a Jorge Pena, CEO de Innoliva; a José María Albalate, gerente de Oliva Nature; a José Julián Martín Palomero, director general de Aceitunera Granadilla; y a David García Sánchez, gerente de Aceites Valdelagar. Además publicamos un extenso análisis de los aceites de oliva vírgenes extra de la comarca de Los Ibores-Villuercas-Jara, todo un tesoro sensorial.

Para suscribirse a la revista Caudal de Extremadura en papel,
llamar al Tel. 670 67 55 71 ó contactar con el email caudaldeextremadura@gmail.com

El AOVE Contributa Ecológica logra una Medalla de Plata en los Premios Virtus de Lisboa

Posted on

La Cooperativa Santísimo Cristo del Humilladero de Medina de las Torres ha conseguido en su AOVE Contributa Ecológico la Medalla de Plata en la 3ª Edición del Certamen Internacional de Aceite de Oliva Virgen Extra Awards Virtus Lisboa 2021. Un premio que se celebró entre el 12 y el 14 de Junio y que se entregará el 15 de Julio.

Para el gerente de la Cooperativa, Rafael González, este reconocimiento es muy importante para todos los que componen la cooperativa, más de 140 socios que llevan más de 62 años al pie del cañón para elaborar un aceite como este.

Contributa Ecológica es la última apuesta de la Cooperativa, un AOVE calificado como AFRUTADO VERDE y ACEITE EQUILIBRADO.

Al ser Ecológicos están tratados por medios sostenibles desde su producción en el Olivar hasta su extracción en el molino. Con una acidez de 0,28 es nuestro producto estrella y el más demandado.

Gonzalo Hernando Arcal (Casas de Hitos): “La aceituna recolectada en nuestra finca pasa a la almazara en unas tres horas con prensado en frío”

Posted on

Entrevista con
Gonzalo Hernando Arcal
Director de Casas de Hitos

El proyecto olivarero y oleícola de Casas de Hitos, ubicado en el kilómetro 3 de la carretera que une las localidades cacereñas de Madrigalejo con Logrosán, es uno de los más importantes que se han desarrollado en Extremadura en los últimos años.Como todo el sector productor y almazaras, está preocupado por “esta coyuntura (variaciones de precios, bajas/altas de producción) que nos afectan directamente, ya que se nos dificulta cubrir los costes de recolección y mantenimiento de los cultivos”.

¿Cuál fue el origen de Casas de Hitos como proyecto oleícola de calidad?

El proyecto oleícola de calidad Casa de Hitos se ha gestado a través del análisis de diferentes variables: por su localización siendo Extremadura una de las tres zonas más importantes de producción de aceite en España; por ser un producto autóctono del Mediterráneo, zona con clima perfecto para este tipo de cultivo y por ser un producto saludable y con una gran importancia en nuestra dieta.

Nuestro objetivo y reto personal es y será siempre producir un aceite de alta calidad, mediante un sistema sostenible ecológicamente. Pensando siempre en cuidar del medio ambiente y cuidar la salud de nuestros consumidores. Utilizamos medios muy tradicionales combinados con técnicas innovadoras. Un cultivo tradicional y las mejores tecnologías, alternamos unos y otros, como el pastoreo para quitar malas hierbas, el uso de drones para controlar el cultivo y posibles problemas que puedan surgir, utilizamos energías renovables.

¿Con qué tipo de olivar contáis?

Con un cultivo de seto o súper-intensivo, con orientación norte-sur lo que favorece el soleado del fruto. La trazabilidad del origen de la aceituna es totalmente en nuestra finca, sabemos de dónde viene cada aceituna. Tenemos unos 2.000.000 de kilos de aceite de producción.

Actualmente nuestras variedades incluyen la Picual (sabor ligeramente picante, de amargor ligero y olor frutal), Arbequina (aceites son frutados, entre verdosos y amarillos, con aromas suaves y dulces a manzana y a almendra. Amargan y pican muy poco); Arbosana (aceite afrutado, con sabores dulce, amargo y picante de intensidad media-alta); Sikitita (frutado y dulce con un amargo y picante bastante equilibrado); Cornezuelo (aroma afrutado con agradables notas a hierba verde) y Oliana (dulce, equilibrado y con buena armonía a nivel aromático. Presenta un frutado medio-alto, ligero en amargos y algo más intenso en picantes).

¿Qué manejo del olivar realizáis?

En Casa de Hitos aplicamos los principios de la agricultura de precisión, con un seguimiento constante y exhaustivo de nuestros olivos, para obtener información precisa sobre temperatura y humedad del suelo. 

Estamos comprometidos a producir el mejor AOVE del mundo. Nuestra clave es transportar las aceitunas cosechadas al molino en forma inmediata, y procesarlas sin el agregado de productos químicos o calor excesivo.  Podemos verificar que nuestro prensado se hace en frío, gracias a la maquinaria de última tecnología que ayuda a nuestra almazara que no entre en calor y mantenga la temperatura adecuada y pasando la aceituna recolectada a la almazara en unas tres horas.

 ¿Cómo tenéis enfocada la comercialización de vuestros AOVEs? 

La parte de granel se exporta a varios mercados, sobre todo a Italia, además de comercializarse a nivel nacional. Por otro lado tenemos la marca, nuestras botellas con venta al consumidor final y a tiendas. Actualmente solo nacional,  pero no descartamos exportar a otros países donde se aprecie el AOVE. Vamos poco a poco pero con paso firme. En Casa de Hitos contamos con el sello de Alimentos de Extremadura y el Certificado FSSC 22000 Seguridad alimentaria y el Certificado de A CO2  Free Company. Confiamos en los productos extremeños y no tenemos duda que será un referente en el mundo del AOVE.

La provincia de Badajoz produce el 87% del aceite de oliva extremeño esta pasada campaña

Posted on

Olivares en Medina de las Torres (Badajoz) de la Cooperativa Medinaoliva

Las diferencias en cuanto a producción de aceituna y aceite de oliva y en cuanto a modelos de olivar cada vez son más acusadas entre las provincias de Cáceres y la de Badajoz. Mientras que la segunda se ha aupado en los últimos años al “Top 6” de las mayores productoras de aceite de oliva españolas, e incluso en algunas campañas solo por detrás de las cuatro mayores provincias andaluzas, el olivar cacereño ve cada campaña reducida su presencia en el ranking nacional. Los datos de la campaña actual así lo avalan.

Según las cifras de AICA, hasta el 28 de febrero  la producción en la región fue de 44.429 toneladas de aceite de oliva, de las que 39.036 procedieron de las 86 almazaras de la provincia de Badajoz y solo 5.393 toneladas de las 50 almazaras cacereñas. Es decir, el 87,8 % de la producción de aceite de oliva de esta campaña hasta finales de febrero procedía de las almazaras pacenses. Por tanto, la producción global de la campaña en Extremadura  se ha quedado en torno a las 25.000 toneladas menos que la media de las últimas campañas.

La explicación de esta circunstancia, que se viene repitiendo en las últimas campañas aunque no de forma tan acusada, tiene que ver sobre todo con el fuerte impacto de olivar superintensivo y en seto en las Vegas del Guadiana que ha supuesto un salto exponencial en volumen de producción en la provincia pacense. En este tipo de olivares, que dependen mucho del riego, la vecería propia del olivar es mucho menos acusada que en el olivar tradicional predominante en la provincia de Cáceres.

Olivar tradicional
En el caso del olivar de la provincia de Cáceres, en tres de sus zonas más activas de olivar –Gata-Hurdes, la comarca de Montánchez y la de Villuercas-Ibores- el peso de olivar tradicional es muy importante y sobre todo en secano. En el caso de Gata-Hurdes, los rendimientos habituales son muy bajos y la competencia de la aceituna de mesa con mejores precios desvía una gran parte de la producción hacia las entamadoras y no a las almazaras. También hay que tener en cuenta que el peso del sector cooperativo en la producción de aceituna para molturar es mucho más destacado en la provincia de Badajoz que en la de Cáceres, con los ejemplos de las cooperativas de Monterrubio de la Serena, Guareña o Navalvillar de Pela como mejor exponente.

Lo curioso de esta circunstancia es que aunque su producción ha menguado en las últimas campañas, el olivar cacereño sigue conservando un importante número de almazaras, 50 en total según los datos de AICA. De esta forma, muchas de ellas se han tenido que especializar en la elaboración de aceites de oliva virgen extra Premium u ofrecer servicios de maquila a terceros en su entorno para poder seguir adelante.   

El olivar extremeño cuenta con un total de 287.754 hectáreas según los datos de la ESYRE del Ministerio de Agricultura, de las que 262.675 hectáreas se destinan a aceituna para almazara. Del total de olivar regional, cerca de 63.000 hectáreas ya están en regadío.

El ‘circular thinking’ de Pieralisi o cómo reducir el desperdicio y aumentar la rentabilidad

Posted on

El ‘circular thinking’ irrumpe como nueva imagen de Pieralisi y resalta la que siempre ha sido su filosofía: lograr una rentabilidad sostenible en la extracción de aceite de oliva en la que se busque el desperdicio cero. Esto se consigue convirtiendo los residuos en nueva materia prima que dará a su vez otros productos. Es la base de la economía circular con la que la empresa multinacional líder en la fabricación de maquinaria de almazara muestra su absoluto compromiso. “Nuestro enfoque internacional abraza los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Trabajamos en ellos desde el principio al final del proceso de elaboración de aceite de oliva para el que contamos con soluciones eficaces y perfectamente adaptadas”, explica Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal.

Este pensamiento circular, que ha sido una máxima de Pieralisi desde sus inicios, abarca cada uno de los sectores para los que la empresa diseña y fabrica maquinaria de extracción centrífuga, entre otros productos. En el caso del aceite de oliva, donde Pieralisi cuenta con un indiscutible liderazgo, el objetivo es lograr en la pasta de aceituna el desperdicio cero, reducir la energía y el agua consumida y, al mismo tiempo, conseguir unos resultados que se adapten a los requerimientos específicos del cliente. Se trata por tanto de dotar de una mayor eficiencia al proceso de obtención de aceite con el fin de lograr una mayor rentabilidad para el agricultor y, al reducir al máximo el desperdicio, hacer fábricas sostenibles y comprometidas medioambientalmente.

El secreto para llegar a esta meta, explica el director general, es contar con un eficiente equipo, compuesto por más de 500 personas, que piensan, diseñan, fabrican y distribuyen toda la maquinaria necesaria con la que se cierra el círculo productivo que va desde que la aceituna entra en la almazara hasta que sale convertida en aceite, sin olvidar el aprovechamiento de los residuos que  pasan a convertirse en una nueva materia prima. Así, Pieralisi cuenta con maquinaria para el lavado de la aceituna, la molturación, el batido, la separación o la extracción, indica Rodrigo Jaén, quien recuerda que uno de los hitos de la multinacional, “que revolucionó el proceso tradicional de la producción de aceite de oliva” fue la implantación del decanter para la extracción continua de aceite de oliva.

Todo ello, sumado a la filosofía del reciclaje, al objetivo de obtener aguas lo más limpias posibles y al compromiso con la calidad, certificado por las ISO 9001 e ISO 14001 son parte de ese ‘circular thinking’ con el que Pieralisi, que se encuentra en el último año en un proceso de renovación global, muestra una nueva imagen basada en la filosofía única de calidad y compromiso que han hecho de la empresa una industria líder y fiable de la que dan testimonio las más de 41.500 plantas instaladas en todo el mundo.

ICL pone en marcha dos proyectos científicos en Baeza y Madrigalejo para evaluar los beneficios de Polysulphate en sistemas de olivo convencional y ecológico a largo plazo

Posted on Actualizado enn

Este año 2021 se celebra el XX Aniversario de Expoliva, por lo que ICL ha querido estar presente participando en la mesa redonda titulada “Innovación y estado actual en el ámbito de los tratamientos del olivo”, en la que Francisco Morell, Agronomy Europe Lead de ICL, ha repasado los aspectos de las propuestas de la compañía para mejorar la fertilidad del suelo, y mejorar la sostenibilidad del cultivo del olivar.

Para Francisco Morell, la innovación en la fertilización del olivo es necesaria para poder adaptarse a los nuevos esquemas de producción, como son la producción ecológica o los sistemas de producción integrada, y poder optimizar el uso de los recursos y la rentabilidad del olivar, así como la conservación del entorno natural y reducir la huella de Carbono para la producción de aceite.

Las zonas olivareras forman un inmenso manto verde que, a lo largo del año, que vemos cambiar de tonalidades a lo largo de cada campaña.  En la Península Ibérica el olivar ocupa casi 3 millones de hectáreas, de las cuales prácticamente 2,5 millones  en España y 1,5 millones en Andalucía.

Para mantener el verdor de ese manto de olivares y su capacidad de producir aceite, son necesarios varios factores, como es el correcto aporte de agua y tener un suelo fértil que pueda aportar los nutrientes necesarios para el cultivo. El olivo, como todos los cultivos, toma la mayor parte de los nutrientes del suelo y, además, sus necesidades nutricionales se pueden complementar mediante aplicaciones foliares.

Hay que tener en cuenta que los suelos en los que se cultiva el olivar son muy variables, desde suelos calcáreos de pH básico en la zona de Jaén; a suelos ácidos, de la zona de Extremadura; suelos más o menos profundos con mayor o menor capacidad de retención de agua y de nutrientes; etc. Una herramienta que podemos utilizar para conocer bien nuestro sistema, y definir el plan de fertilización, son análisis de suelo aunque con la incertidumbre de la disponibilidad de los nutrientes para el cultivo.  También podemos hacer análisis foliares, para disponer de un diagnóstico del estado nutricional de nuestro cultivo, y planificar la estrategia de fertilización a largo plazo.

En general, en una plantación de olivar adulta tradicional se realiza un aporte (entre abonos sólidos y fertirrigación) de entre 200 y 400 kg/ha de K (potasio), junto con unos 100 kg/ha de P (fósforo), y de 100 a 120 kg de N (nitrógeno), a lo que se añaden las aplicaciones foliares. Para realizar los ajustes necesarios, es conveniente realizar una tener en cuenta los resultados de los análisis de suelo y foliares realizados, así como las condiciones agronómicas de nuestras parcelas.

Fertilización natural con Polysulphate
A la hora de establecer estas estrategias de fertilización, desde ICL proponemos el uso de Polysulphate como fuente de potasio y como aporte de macroelementos secundarios. Polysulphate es un fertilizante natural, para olivo convencional y ecológico, que aporta potasio, magnesio, calcio, y azufre en forma de sulfato.

Es importante señalar que, actualmente, ICL es el único productor a nivel mundial de Polysulphate. Estamos ante una opción muy interesante tanto en olivar ecológico, ya que Polysulphate es un mineral natural certificado para agricultura ecológica y para olivar convencional tanto dentro de un “blend” o en un fertilizante complejo.

Polysulphate es un abono que tan solo lleva en el mercado cinco años, lo que para un fertilizante es poco tiempo, y con el fin de evaluar su uso en la fertilización del olivar, ICL ha puesto en marcha desde principio de 2021 dos ensayos a largo plazo, con el fin de evaluar la respuesta del cultivo y del suelo al aporte de Polysulphate.

El primer ensayo es en olivo ecológico, en Madrigalejo, Cáceres, con el soporte técnico del CICYTEX. Se trata de un olivo intensivo, en conversión a ecológico, con una plantación de 14 años de la variedad arbequina y nivel de producción entre 7-8 mil kilos de oliva/ha, 1200 y 1500 kilos de aceite por hectárea. En este ensayo se va a evaluar el encaje de Polysulphate en el caso de conversión de olivar convencional a ecológico con tres objetivos: mantener el nivel de producción; pasar de una proporción de 20-80 del aporte de fertilizantes entre sólido-fertirriego, a 80% del aporte en sólido y el 20% con el riego; y, por último, mejorar la fertilidad del suelo.

El segundo ensayo, en Olivo convencional, en la localidad de Baeza, se ha establecido en colaboración con el International Potash Institute (organismo internacional con el que colabora ICL) y con la coordinación técnica y científica de Juan Vilar y Asociados. Se trata de una plantación, de 40 años de edad, variedad picual, con un nivel de producción en torno a los 20-25.000 kg/ha de oliva, y 6000 kilos de aceite por hectárea. Se está evaluando el uso de Polysulphate, dentro del plan de fertilización, así como aportes foliares de potasio, y haciendo un seguimiento en detalle de la respuesta del cultivo.

Francisco Morell terminó su ponencia destacando que “necesitamos innovar para adaptarnos a los nuevos esquemas de producción, como la producción ecológica, y mejorar la eficiencia en el uso que hacemos de los recursos para mejorar la rentabilidad del olivar, y la conservación del entorno rural y natural. Lograr reducir la huella de carbono y mejorar la sostenibilidad de la producción de aceite de oliva son objetivos fundamentales. Y en este contexto, esta es la propuesta de productos y tecnologías innovadoras que ofrece ICL para conseguirlo”.

El olivar extremeño busca alcanzar el 4% de la producción española de aceite de oliva con más superintensivo

Posted on

El olivar de la Comunidad de Extremadura ha alcanzado de media en la última década una producción de 54.934 toneladas. Sin embargo, si se analiza la media de las últimas tres campañas -sin contar la actual- dicha media de producción supera las 70.000 toneladas. Un importante salto en volumen gracias a la implantación y desarrollo del olivar superintensivo y en seto que le puede permitir alcanzar en pocos años el 4% de la producción nacional de aceites de oliva.

Aunque en la última campaña olivarera, la 2019-2020, la producción apenas ha superado los 1,1 millones de toneladas de aceite de oliva, la realidad del sector productor olivarero español es bastante diferente. Los años en los que la producción no alcanzaba ni de lejos el millón de toneladas parecen ya lejanos. De las últimas diez campañas,  solo en dos de ellas (la 12/13 con 618.949 tn y la 14/15 con 842.832 tn) España se quedó lejos de esta cifra. Con los datos de AICA en la mano, la media anual de producción de aceite de oliva en la última década en España ha sido de 1,31 millones de tn. Solo Andalucía ya ha producido de media anual en la última década algo más de un millón de toneladas. Una cifra que exige un creciente esfuerzo por aumentar las exportaciones -no solo en volumen sino sobre todo en precio final- dada la atonía del mercado interior. Y sobre todo, para evitar grandes enlaces de campaña que presionan siempre a la baja los precios en origen como ha ocurrido ya en estas últimas.

La nueva realidad productora del olivar español, que nada tiene que ver a la de España cuando entró en la UE y una campaña de 600.000 toneladas se consideraba como buena, depende ya de dos variables novedosas: el creciente protagonismo del olivar superintensivo que es en estas últimas campañas cuando está entrando en su etapa alta de rendimiento, y también el elevado peso del olivar de regadío, incluido el tradicional.

-Más regadío. España dispone actualmente de 2,73 millones de hectáreas de olivar productivo (datos ESYRE-Ministerio de Agricultura), de los que 837.488 hectáreas cuentan con algún sistema de riego de apoyo. Es decir, casi un tercio de las hectáreas del olivar español ya se riegan, lo que reduce también la variable de la vecería en muchos casos. En Andalucía, que concentra el 81% de total de la producción media española en la última década, las hectáreas de regadío alcanzan ya las 636.150 de un total de 1,65 millones de hectáreas.

Aunque las regiones del norte español han crecido en plantaciones de olivar y sobre todo en número de nuevas almazaras, el protagonismo del olivar español se sigue concentrando en Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura. Entre las tres suman el 93% de la producción media anual española de aceite de oliva durante la última década: 1,06 millones de tn de Andalucía, 105.093 tn de Castilla-La Mancha y 54.934 tn de Extremadura. En este último caso, gracias a su potente olivar superintensivo en la provincia de Badajoz, si solo contamos las tres últimas campañas, su media anual sube a las 70.000 tn.

Dentro de Andalucía, la potencia productora de Jaén sigue siendo muy relevante ya que supone el 46,2% de total andaluz en la última década y el 37,4% del total español. Mientras, la provincia de Córdoba supone el 20% del total español de producción, con una media anual de 190.558 tn en la última década. Es decir, entre Jaén y Córdoba suponen de media más del 57% del aceite de oliva español cada campaña. Y es donde debería estar el mayor poder de fijar precios en origen.

Pieralisi cierra los dos últimos periodos con sus mejores resultados económicos

Posted on

Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal

Los tiempos cambian y Pieralisi sabe adaptarse a ellos. Tanto es así que la multinacional líder en la producción de maquinaria de almazara ha cerrado los dos últimos años con los mejores resultados económicos del último lustro. Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal, confirma que “a lo largo de 2019 y 2020 se han concretado importantes proyectos de instalación de maquinaria de aceite de oliva, y en el área industrial, consolidando los volúmenes de facturación pese a las limitaciones de movilidad e incertidumbre económica que supuso el encontrarnos en plena pandemia”.

Estos resultados, según el director general, se deben a dos factores fundamentales. “En primer lugar, a que nuestra empresa se ha volcado hacia la satisfacción de nuestros clientes. En cada proyecto que desarrollamos, todo el equipo de profesionales de Pieralisi se involucra a 100% para poder dar la soluciones reales y ajustadas al modelo de negocio de cada uno nuestros clientes”, apunta el director general.

Y añade: “Estamos trabajando paso a paso para en una transformación interna de Pieralisi, creando dinamismo, reforzando la vocación al cliente y con un capital humano de primera línea”. Recuerda en este sentido que “los resultados han sido fantásticos”, aunque, aclara,  “nos queda camino que recorrer, ya que queremos sobrepasar las expectativas del mercado”.

Sin duda la llegada del grupo inversor DeA Capital Group ha fortalecido el capital y la posición financiera de la empresa, que continúa acelerando el plan de desarrollo en su sector de referencia, incrementando las inversiones en Investigación y Desarrollo y consolidando su posición de liderazgo en el entorno competitivo global.

De empresa familiar a multinacional

Pieralisi, que nació como una empresa de carácter familiar a la que su valía la convirtió pronto en multinacional, ha experimentado durante este tiempo un proceso de modernización para adaptarse a las condiciones actuales de mercado. Así, se ha logrado que, sin perder la idiosincrasia de la entidad, se consiga la mayor profesionalización no sólo en la tecnología de producción, “sino también en los servicios al cliente, la innovación, y una sólida posición financiera, que reforzará nuestra estrategia de los próximos 5 años”, apostilla Rodrigo Jaén.

Pieralisi es más que nunca una empresa en crecimiento, fuerte y que no deja de repercutir estas buenas cifras en sus clientes. En los últimos años ha realizado importantes mejoras en el servicio de atención comercial y de posventa y no cesa de innovar en sus productos. De hecho, tal y como revela Rodrigo Jaén, en breve se presentará uno de ellos para que pueda estar instalado en las almazaras de todo el mundo de cara próxima campaña de aceite y aceituna.

La innovación, la inversión en I+D+i, los cambios estructurales y el refuerzo allí donde ha hecho falta son las cuatro patas de una nueva Pieralisi que ocupa la posición que le corresponde en el mercado y en el sector. En este sentido, el director general recuerda que mantener la fidelidad del cliente que elige Pieralisi sigue siendo el principal leitmotiv de la empresa. Para ello, ofrecer los mejores productos y el mejor servicio son las máximas en las que cada día se esfuerza la multinacional, como siempre lo ha hecho “y más que nunca adaptada a las condiciones de un mercado global”, concluye Rodrigo Jaén.