aceite de oliva y olivar

TODOLIVO alcanza el sello como Pyme Innovadora del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades

Posted on

todolivo

La empresa cordobesa TODOLIVO ha conseguido un importante reconocimiento a su trayectoria de innovación al alcanzar el sello de Pyme Innovadora que concede con carácter nacional el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Con esta distinción, el Ministerio quiere destacar el carácter innovador de las pymes como una estrategia necesaria para el crecimiento económico y la competitividad.

TODOLIVO destina importantes recursos, tanto materiales como humanos, a sus programas y proyectos de innovación, estando en permanente vanguardia en el desarrollo del sistema de Olivar en Seto en sus diferentes fincas y campos de ensayo de nuevas variedades.

El sello como Pyme Innovadora es válido hasta octubre de 2022. En 2014 se aprobó el Real Decreto 475/2014, de 13 de junio en el que se establece la definición de Pyme Innovadora. A través de este sello, el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades reconoce a las empresas que realizan actividades en el campo de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación. Las empresas acreditadas como Pyme Innovadora obtienen una serie de beneficios y ventajas fiscales.

Un ejemplo de este esfuerzo por la innovación lo encontramos en los acuerdos de colaboración que TODOLIVO mantiene con importantes entidades e instituciones, como por ejemplo el IFAPA dependiente de la Junta de Andalucía o la Universidad de Córdoba.

Pieralisi fomenta actividades formativas para profesionales del sector del aceite de oliva

Posted on

pieralisi
Emilio Artero Vázquez, director de producción de Picualia, en una de las últimas formaciones patrocinadas por Pieralisi

Grupo Pieralisi fomenta la formación de los profesionales del sector del aceite de oliva gracias a las actividades que realizará este año junto al Centro de Interpretación Olivar y Aceite de Úbeda. Así lo explica Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal, quien recuerda que recientemente se ha renovado el convenio de patrocinio de la empresa líder en la fabricación de maquinaria de almazara con el Centro del Olivar.

“Bajo nuestro paraguas, se realizarán todo tipo de actividades formativas y de difusión de las que se beneficiarán en gran parte profesionales del sector del aceite de oliva”, indica Rodrigo Jaén y destaca que para Pieralisi es fundamental que se ofrezca formación e información sobre el mundo del olivar y del aceite de oliva, ya sea de carácter más profesional o de iniciación, e incluso con tintes lúdicos.

Pieralisi es desde hace cerca de dos años el patrocinador principal del Centro Olivar y Aceite, que lleva también el nombre de la empresa.  Se trata de un apoyo institucional de gran envergadura al tratarse de una compañía que, desde su fundación en el año 1888, apuesta por la innovación, desarrollo e investigación en el mundo del olivar. Con este patrocinio, Pieralisi muestra el firme propósito de reforzar e impulsar las actividades de este centro, una entidad referente en el sector agrícola. Entre las actividades formativas que realiza el centro con el patrocinio de Pieralisi destacan los cursos de catas de aceite, el club de cata pionero en Andalucía, las charlas formativas para maestros de almazara, las actividades de oleturismo, conferencias, visitas a almazaras, presentaciones de los productos de los socios del centro o jornadas de puertas abiertas, entre otros.

Para Rodrigo Jaén, todas las actividades que realiza el centro son muy valiosas y necesarias. Pero, sin duda, destaca la formación de maestros de almazara o profesionales del aceite como fundamentales para seguir avanzando en calidad y profesionalidad. El Centro del Olivar ha realizado ya dentro de esta línea más de 40 cursos que han supuesto una actividad formativa de cerca de 1.500 horas y por la que han pasado medio millar de alumnos. Pieralisi espera que, gracias a su apoyo, estas cifras puedan seguir incrementándose en los próximos meses.

Juan José Sánchez (Coop. Ntra. Sra. de la Consolación de Montánchez): “Vender solo a granel no tiene futuro, hay que vender más con marca”

Posted on

48 montachez

Entrevista con
Juan José Sánchez
Gerente de la Cooperativa Nuestra Señora de la Consolación de Montánchez

La localidad cacereña de Montánchez es conocida por sus jamones ibéricos, su vino y su  castillo, y también quiere serlo por sus aceites de oliva virgen extra de montaña con su marca Aceite Sierra de Montánchez. La Cooperativa Nuestra Señora de la Consolación aspira a aumentar la comercialización de sus aceites envasados, entrar en ecológico y abrir mercado en el exterior.

¿Qué objetivos tiene la Cooperativa en la comercialización de sus productos?

Cuando se fundó la cooperativa, en el año 1956, sus socios buscaban defender mejor sus productos y conseguir un mayor valor añadido para los mismos. Antes los intermediarios pagaban precios nefastos por sus aceitunas como sigue pasando ahora. Vender solo los aceites a granel no tiene futuro. A dos euros el kilo, ningún agricultor puede soportarlo. La idea es aumentar poco a poco el aceite envasado, dar más publicidad, promoción, presencia en redes sociales, web y más valor a la marca Aceite Sierra de Montánchez.

¿Cuál es la producción media de aceituna y de qué variedades?

La cooperativa la formamos 622 socios, pero no todo depende de las aceitunas. Para la gran mayoría son un complemento de rentas, aunque para la economía del pueblo sí es muy importante ya que suponen entre dos y 2,5 millones de euros por campaña. Cada campaña recolectamos una media de entre dos y 2,5 millones de kilos de aceituna. Estamos enfocados en molturar nosotros solo aquellas aceitunas que sirven para envasar nuestros aceites. El envasado supone entre el 15 y el 20% del total, en torno a 80.000 litros, con la idea de crecer y que el socio consigue más rentabilidad por su aceituna. La variedad fundamental es la Verdial, y algo de Manzanilla y Cornicabra.

El rendimiento industrial está entre el 18 y el 21%, nada mal, si lo comparamos con otras variedades como la Manzanilla Cacereña. También hacemos algo de aceituna e verdeo, entre 80.000 y 100.000 kilos, pero para vender a granel. La cooperativa cuenta dos líneas, de las que solemos usar una. La otra estamos pensando en usarla para repaso. Y tenemos depósitos para unos 220.000 litros.

¿La exportación es importante pero también lo es no olvidar tu propia zona e influencia para vender?

Tenemos que aprovechar más del tirón turístico de Montánchez y su comarca. Ya hemos hecho cosas en exportación, por ejemplo un palet de 2.500 botellas para China. El problema para vender más en tu zona de influencia es el gran desconocimiento que hay en España sobre el producto. Se habla mucho de oro líquido pero una gran mayoría de los consumidores no distinguen un lampante de un virgen.

¿Hay que destacar sobre todo el valor y diferenciación del olivar de sierra?

En nuestra comarca casi el 100% del olivar es tradicional, y además en nuestro caso, de sierra, con una orografía de bancales complicada y que supone más costes de recolección. Si no somos capaces de darle más valor a nuestro producto, en cinco años estaremos “muertos”. Si en la recolección de superintensivo los costes son de dos céntimos kilo, nosotros tenemos 20 céntimos/kilo. A los que si añadimos otros muchos costes de abono, poda, jornales, etc, se nos va a 0,30 o 0,35 céntimos. Con esos costes y a los precios actuales, es imposible que salgan as cuentas.

¿Entrar en ecológico es una forma de diferenciarse?

Un grupo de productores ya hemos entado en ecológico con la idea de en tres años envasar un pequeña partida de aceite de oliva virgen extra, con una botella y etiquetado diferente al del convencional. Estamos en el proceso de certificación e inspección. También es importante convencer al socio para que adelante la recolección y no esperar al 6 de diciembre como es tradición. El agricultor piensa que cuanto más tarde más rendimiento tiene y no es verdad.

48 montanchez mas

Antonio Carazo, nuevo comercial para la División de Aceite del Grupo Pieralisi

Posted on

PIERALISI

Antonio Carazo Lanagrán es el nuevo comercial para la División de Aceite del Grupo Pieralisi. Dentro de la labor de reestructuración e impulso que está llevando a cabo la empresa líder en la fabricación de maquinaria de almazara, Carazo Lanagrán pasa a formar parte del capital humano con el que cuenta la entidad.

Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal, destaca la experiencia de Antonio Carazo en el sector y lo valora como un eslabón más para continuar trabajando “en favor de los productores de aceite de oliva y del sector en general”. Confía en que, con la llegada del nuevo comercial para el sector del aceite, Pieralisi siga mejorando los servicios que ofrece a las cooperativas y almazaras privadas de la Península, como viene haciendo desde hace décadas y, además, continúe con la labor de modernización y adaptación a las nuevas realidades en las que está inmersa la empresa.

Antonio Carazo cuenta con una amplia trayectoria en el sector de la fabricación del aceite de oliva. Entre otros, ha trabajado en FOSS y ha sido adjunto a la gerencia de la cooperativa Santa Teresa de Osuna. Además, es gerente de una explotación de tamaño medio de olivar de carácter familiar. También ha ocupado cargos de responsabilidad en diferentes multinacionales relacionadas con la industria farmacéutica o la automoción. El jienense ha participado, además, en la investigación “Mejora de la competitividad del sector oleícola” junto al experto en oleicultura Juan Vilar, trabajo por el que obtuvo un accésit de la DO Estepa y que finalmente fue recogido en un libro publicado por el Ministerio de Agricultura. Además, ha realizado otras publicaciones relacionadas con el sector de los maestros de almazara.

Carazo Lanagrán aúna la experiencia en el sector del aceite de oliva con el conocimiento de la provincia de Jaén, en la que nació y dónde reside. Al aceite lo une “una vinculación emocional muy fuerte” y considera que con su nuevo cargo en Pieralisi se le plantea un reto importante: “Jaén depende del aceite de oliva social y económicamente y ayudar a impulsar la provincia a través de empresas de la solvencia de Pieralisi es para mí un gran honor”, apunta.

Manuel Pecero (Sentir de Barros): “Debemos diferenciarnos de lo que hacen las grandes envasadoras, y el AOVE ecológico es la mejor opción”

Posted on

52 sentir de barros

Entrevista con
Manuel Pecero
CEO y fundador de Sentir de Barros

En el año 2012, Manuel Pecero Águila decidió crear la empresa Demeter Global Trade con la idea de comercializar productos agroalimentarios de calidad, especialmente aceite de oliva virgen extra, aceituna de mesa y vino, tres iconos de Tierra de Barros donde tiene su sede, en la localidad de Villafranca de los Barros. Desde su infancia, Manuel  ha estado relacionado con el olivar ya que su padre se dedicó al mundo de la aceituna.

Durante dos años, visitó almazaras y molinos, probando y valorando sus productos, y entrevistando a los mayores expertos en aceite de oliva de España para documentarse y poder hacer realidad su sueño que tiene en la marca Sentir de Barros su razón de ser. Actualmente está muy centrado en la comercialización de AOVE ecológico procedente de aceitunas del suroeste de la provincia de Badajoz. La empresa también ofrece servicios de recolección de aceituna y gestión de fincas.

¿Cómo surgió el proyecto de Sentir de Barros y qué objetivos tiene?

Toda mi infancia está relacionada con el olivo. Mi padre se ha dedicado al mundo de la aceituna y yo desde niño le he acompañado. Aunque por circunstancias profesionales me aparté de este mundo, siempre he querido hacer algo relacionado con el AOVE y el olivo. Sin medios, tras una situación profesional difícil, comienzo en 2012 el proyecto Demeter Global Trade.

En un principio, nace como centro de compra-venta de aceitunas. Aunque no fueron fáciles los inicios,  hace unos pocos años vi materializado mi primera cisterna de aceite, y ahí nació Sentir de Barros. La marca no nace del marketing, nace de lo que yo sentí en ese momento al ver ese aceite de excelente calidad, y con esa emoción y orgullo comenzamos a comercializarlo. La idea es llevar a Tierra de Barros por bandera para que los propios agricultores que están todo el año trabajando la tierra puedan consumir sus productos.

¿Qué servicios ofrecen en la empresa?

Trabajamos desde el campo hasta el producto final, gestionamos fincas y hacemos labores en el campo. La agricultura está cada vez más mecanizada, por los problemas que hay con la mano de obra y también para poder ser competitivos.  Seguimos adquiriendo maquinaria agrícola para facilitar dicha  labor, y enfocando dicho trabajo al futuro del desarrollo del regadío de la zona, ya que a día de hoy  se están creando plantaciones nuevas y reestructurando muchas otras.

¿Qué tipos de aceites de oliva virgen extra comercializáis?

Contamos con tres AOVEs. Por un lado, un coupage de Morisca y Manzanilla; un monovarietal de Picual y nuestra niña bonita, y sobre la que más trabajamos, el ecológico que procede de las variedades Morisca y Carrasqueña, de olivos de las sierras del suroeste de Badajoz. El resto de variedades proceden de Tierra de Barros.

¿Están convencidos que gran parte del futuro está en el ecológico?

Una empresa como la nuestra debe diferenciarse claramente de lo que hacen las grandes envasadoras. Y el ecológico es una forma clara de hacerlo, sobre todo con variedades autóctonas de la zona. Actualmente los productos ecológicos, se están abriendo un hueco importante en los hogares extremeños. Y en el mercado internacional, lo mismo. Estamos muy activos en la asistencia a ferias y en diferentes degustaciones, de la mano de chefs de aquí. Por ejemplo, hemos promocionado los productos extremeños en la Feria Internacional del Chocolate en Madrid, Chocomad.

¿La idea es exportar también vuestros productos?

Estamos  trabajando ya en la exportación.  En concreto este año hemos visitado EE.UU., y hemos tomado contacto con una empresa de Miami especializada en la importación de productos españoles,  y en breve mandaremos los primeros AOVES. También tenemos en agenda viajes por Europa para incluir los AOVEs de Sentir de Barros en el mercado europeo. Además, esta campaña queremos por primera vez presentar el producto a concurso, porque sabemos que nuestro AOVE puede competir con los mejores y tenemos mucha ilusión en ello.

Manuel Mundi Pizarro (Almazara Mundioliva): “Que cientos de productores de la zona traigan sus aceitunas para hacerles el aceite a maquila es un orgullo”

Posted on

42 mundioliva

Entrevista con
Manuel Mundi Pizarro
Gerente de Almazara Mundioliva

Lleva 15 años en el día a día de las almazaras en la localidad pacense de Siruela, en plena comarca de La Siberia, primero junto a su hermano y desde hace tres campañas –con la que se inicia este otoño– en solitario con el proyecto Mundioliva.

Un concepto de almazara que pretende poner en valor los aceites de oliva virgen extra de la comarca, muy necesitada de incentivos que eviten la despoblación, y que también da servicios de maquila para autoconsumo. “Llegamos a molturar en su día 4 millones de kilos de aceituna de la zona en Siruela, pero lo que quiero con Mundioliva es otra idea, es apostar por la calidad y dar valor a un producto tan bueno como el AOVE que no está siendo bien tratado”.

Mundioliva es la única almazara extremeña que está asociada a Interoleo, uno de los grandes comercializadores de aceite de oliva de España con sede en Jaén.

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Mundioliva?

La idea con la que llevamos ya tres campañas con la actual es hacer una almazara más pequeña, pero con más músculo, que nos permitiera molturar más rápido y obtener más calidad. Con más tolvas para diferenciar por calidades y separar el producto. Ofrecemos también servicios de maquila para autoconsumo, con un mínimo de 600 kilos de aceituna, para que el cliente en dos horas pueda tener su propio aceite. Tenemos ya unos 500 clientes no solo de Siruela sino de muchos pueblos como Madrigalejo, Gargáligas, Zurbarán, Garbayuela o Valdivia. Queremos ser una herramienta que dinamice el sector en nuestra comarca. Viene mucha gente al pueblo de los que están fuera a cuidar sus olivos y a traernos sus aceitunas. Para nosotros es un orgullo.

El primer año molturamos 300.000 kilos de aceituna y el segundo año casi el doble. No aspiramos a comprar más aceituna sino a producir aceites con calidad. Con aceituna de vuelo, no pasando de 27 grados en la almazara y no más de 45 minutos de batido. Podrá haber aceites con más marketing, pero no con más calidad.

¿Qué variedades son las más comunes en vuestra zona?

Nosotros hacemos un coupage de diferentes variedades que son las más habituales en la zona como la que aquí llaman “limoncillo” que no tiene que ver con la Pico Limón sino más bien con la Verdial de Badajoz. También hay un 10% de Manzanilla como la cacereña, un 10% de Picual de nuevas plantaciones y un 10% de Cornicabra. Entre todas permiten obtener un AOVE afrutado de gran calidad.

¿Cómo ves el futuro del olivar tradicional en tu zona en la que no hay casi olivar superintensivo?

Si no buscamos la calidad o la diferenciación, por ejemplo con el ecológico, el olivar tradicional está abocado al fracaso. Con precio de 30 céntimos el kilo de aceituna no hay futuro. El del aceite de oliva sigue siendo un sector muy especulativo. El consumidor no tiene ninguna formación y se le acostumbra a aceites estándar sin saber. Somos el primer país productor pero uno de los que menos cultura del aceite tiene. Creo que habría que insistir más en la formación a los niños en los colegios sobre lo que es el AOVE.

¿Hacéis ecológico también?

Somos la única almazara de esta comarca autorizada en ecológico. En nuestra zona hay poca aceituna ecológica porque los productores que estaban se fueron quitando un poco desencantados. Pero podemos traerla de pueblos como Navalvillar de Pela, Casas de Don Pedro o Talarrubias.

¿Hay mucha aceituna extremeña que se sigue molturando fuera?

Creo que casi el 50% de la que se recolecta acaba fuera. Lo compran industriales para hacer kilos, no calidad, sin separar una de otra. Para mezclarla con otros aceites de oliva de otras zonas. No es el camino.

El olivar extremeño ha abierto 20 nuevas almazaras en las últimas veinte campañas

Posted on

almazara

La región concentra el 25% de las aperturas de nuevas almazaras en España, con gran peso de la provincia de Badajoz

El olivar extremeño ha sido uno de los más dinámicos en la apertura de almazaras en los últimos años en todo el sector oleícola español. En las últimas dos décadas, las que van de la campaña 98/99 del pasado siglo a la última de la 2018/2019, se han abierto en la región un total de 20 nuevas almazaras, de ellas 16 en la provincia de Badajoz y cuatro en la de Cáceres. A nivel nacional, según los datos de AICA, la apertura de almazaras en este mismo periodo de veinte años ha sido de 75. Es decir, que el olivar Extremadura concentra el 26,6% de las nuevas aperturas.

Una de cada cuatro nuevas almazaras se han abierto en la región, gracias especialmente al empuje de los nuevos olivares intensivos y superintensivos que han sumado de media más de 22.000 nuevas toneladas de aceite de oliva cada campaña. Prueba de ello es lo que ha sucedido en la última campaña, la 2018/2019, donde la provincia de Badajoz concentró  65.655 toneladas de las 73.305 producidas oficialmente en la comunidad. En la provincia de Cáceres, la producción fue mucho más pequeña, de 7.650 toneladas.

Actualmente, el olivar extremeño dispone de 135 almazaras, 85 en la provincia de Badajoz y 50 en la de Cáceres. Hace veinte años, el número de almazaras en la región era de 115, de ellas 69 en la provincia de Badajoz y 46 en la de Cáceres. Hay que tener en cuenta que según las campañas, el olivar de la provincia de Badajoz puede llegar a concentrar más del 80% de la producción regional, con un volumen de toneladas por almazara muy superior al de la provincia de Cáceres.

-Nuevas hectáreas. El crecimiento en el número de hectáreas de olivar, provocado sobre todo por la irrupción de nuevos sistemas de olivar intensivos, superintensivos y en seto ha provocado un aumento del número de almazaras en España. Según los datos de AICA, en los últimos diez años, desde la campaña 2008/2009 a la actual, en número de almazaras abiertas ha pasado de 1.738 a 1.837 en la última campaña. Es decir, casi 100 nuevas almazaras.

La tendencia a envasar parte de la producción y contar con marca propia explica en gran parte la apertura de nuevas almazaras, que en muchos casos se encuentran dentro ya de la propia explotación olivarera.

Otro dato significativo a la hora de analizar el sector almazarero español es la dimensión de sus estructuras productivas y su carga de trabajo anual, que se concentra en muy pocas semanas del año. En esta reciente campaña 2018/2019, con cifras de récord histórico, el volumen medio de producción de aceite sería de 959 toneladas por almazaras, dividiendo la producción total entre las 1.837 almazaras registradas por AICA.

Sin embargo, el análisis en detalle provincial de la carga de trabajo en campaña arroja cifras a años luz dependiendo de los territorios. Las 325 almazaras de la provincia de Jaén con las que más actividad de producción de aceite de oliva tienen por unidad, con una media esta campaña de 2.024 toneladas. Nada que ver por ejemplo con las que han tenido las 50 almazaras de la provincia de Cáceres con una producción media de 160 toneladas.