aceite de oliva y olivar

Emilio Camacho, Catedrático Ingeniería Hidráulica de ETSIAM (Universidad de Córdoba): “Estamos en la transición hacia la digitalización del riego en el olivar”

Posted on

Entrevista con
Emilio Camacho
Catedrático Ingeniería Hidráulica de ETSIAM (Universidad de Córdoba)

¿Ha evolucionado mucho las técnicas de riego en el olivar en los últimos años?

A raíz de la sequía de mitad de la década de los 90 comienza el riego de olivar, inicialmente en la provincia de Jaén y luego se extiende a otras zonas. Los primeros ensayos de riego que se plantearon estaban sobre la base de riego deficitario y se aplicaban riegos sostenidos (RDS), es decir aportar agua de manera uniforme desde mayo a septiembre. Con esta estrategia es muy importante jugar con el suelo como almacén y depósito de agua. Cuando no se tiene en cuenta la capacidad de almacenamiento del suelo y en condiciones adversas de baja capacidad, prácticas inadecuadas en el manejo del riego como excesivos tiempos de riegos, algo muy frecuente en los primeros riegos localizados, ocasiona pérdida de agua por percolación. La eficiencia de riego eran bajas en estos casos.

Desde un primer momento el método de riego usado ha sido el riego localizado. Inicialmente los emisores que se instalaban eran microaspersores, los cuales fueron rápidamente sustituidos por emisores o goteros de alto caudal, aproximadamente 8 L/h, y pinchados. La continua evolución en el riego localizado nos ha llevado a goteros de bajo caudal 4 L/h e incluso por debajo de 2 L/h.  

Nos encontramos en un periodo de transición hacia la digitalización del riego. Nuevos sensores, de suelo, planta, atmósfera, clima, remotos ofrecen ya suficiente precisión como para mantenernos informados del estado hídrico de la planta y del suelo y aconsejarnos del momento adecuado del riego y de la cantidad de agua. Sin duda los próximos años ofrecen grandes posibilidades en este campo y tanto los sensores como el IoT, las técnicas de Inteligencia Artificial, el Big Data nos ayudaran a conseguir un riego más eficiente y sostenible.

Una estrategia de riego deficitario altamente eficiente en el olivar consiste en aplicar el riego de acuerdo al periodo fenológico del olivo y esto es lo que se conoce como riego deficitario controlado (RDC). Se ha demostrado de manera experimental que alcanza un 70 % de la producción con un riego del 50%.

Innolivar acelera la mecanización del olivar tras 13,1 millones de inversión público-privada

Posted on

Una cosechadora única en el mundo que realiza, mediante sacudida y vibración del tronco, la recolección integral del olivar intensivo; un atomizador inteligente que aplica plaguicidas de forma variable según las necesidades del olivo; un formulado de hongos entomopatógenos para acabar con la mosca del olivo de manera sostenible o unos elementos modulares para construir diques de retención de sedimentos en cárcavas para evitar la erosión.

Estos son sólo algunos de los resultados del proyecto Innolivar que fueron presentados el pasado mes de marzo en el Rectorado de la Universidad de Córdoba. Innolivar es un proyecto de Compra Pública Precomercial financiado con 13,1 millones de euros por parte de fondos FEDER del Ministerio de Ciencia e Innovación (en un 80%) y la Universidad de Córdoba con la aportación de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español y la Interprofesional de la Aceituna de Mesa que ha trabajado, bajo la dirección científica del catedrático de Ingeniería Agroforestal de la Universidad de Córdoba Jesús Gil Ribes, durante algo más de cuatro años.

En Innolivar han participado 10 grupos de investigación de la Universidad de Córdoba y más de 40 investigadores. «Hay que tener en cuenta que es una innovación desde la demanda, ya que es el sector el que nos ha dicho qué quiere que hagamos y nosotros nos hemos adaptado a la demanda. El proyecto busca la aplicación inmediata de los resultados» explica Gil Ribes.

Las doce líneas en las que se ha trabajado desde Innolivar, con la colaboración de 24 empresas del sector, se han dividido en cinco bloques temáticos: mecanización y recolección, medidas ambientales, prácticas sostenibles y cambio climático, industria, calidad y trazabilidad, biotecnología y recolección y logística y en aceituna de mesa.

María José Fernández (Aceites Clemen): “Estamos muy orgullosos de vender con nuestra marca de AOVE envasado en Italia”

Posted on

Entrevista con
María José Fernández
Directora Gerente de Aceites Clemen

Aceites Clemen, ubicada en Puebla de Sancho Pérez (Badajoz), es un buen ejemplo de las almazaras tradicionales de Extremadura que han sabido adaptarse a los nuevos tiempos tecnológicos y hacerlo además con nuevos e innovadores productos, siempre por el olivar y el aceite de oliva virgen extra como referencia. Su historia comienza en 1942, cuando el abuelo de los actuales gestores pone en marcha un molino de aceite. Ahora son los hermanos Fernández Ortiz y sus familias quienes mantienen vivo este testigo inicial.

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Aceites Clemen tras estos duros años de pandemia?

La evolución ha sido positiva porque no hemos dejado de pensar y lanzar nuevos productos, y mejorando las ya existentes como nuestros bombones Clemen Choc, aumentando su durabilidad y permitiendo que lleguen a mercados más lejanos. Para poder aumentar su caducidad.

Una de vuestras últimas novedades es una cerveza artesana, la Clemen Beer. ¿Cuál ha sido su acogida?

Se trata de una cerveza artesana infusionada con aceitunas verdes. Una especia de IPA que está muy rica. La lanzamos hace dos años pero con la pandemia su puesta de larga ha sido en el último Salón Gourmets de Madrid. También hemos trabajado en este tiempo en mejorarla. Además de los bombones y la cerveza, contamos con aceites aromatizados, en limón, mandarina o menta por ejemplo. Y también con aceituna de mesa.

Aunque la base de la empresa sigue siendo el AOVE como producto estrella…

Los AOVE monovarietales tienen un gran protagonismo en nuestra oferta de productos. Hemos ampliado con la variedad Arbequina, recolectada en su momento óptimo y molturada en el mismo día, al que ya teníamos de Morisca y Manzanilla que ya teníamos, además del coupage de Morisca con Manzanilla.

También elaboráis un AOVE, Búkona, que se comercializa en Islandia. ¿Cómo ha sido la experiencia?

Estamos muy satisfechos, y el cliente para el que se lo elaboramos también lo está con la calidad de nuestro producto. Hemos mejorado el packaging del producto. En los mercados exteriores hay que ir a lugares más específicos. Nosotros, por tamaño, no podemos competir en grandes mercados. También hemos hecho cosas en Corea del Sur y contamos con distribución en Francia, Alemania, Austria, Londres…

La venta de la que estamos más orgullosos es la que hacemos en Italia con nuestra propia marca, un mercado que es el número uno mundial en cuanto a comercialización de AOVEs de calidad y precio. En el mercado exterior los aceites españoles están bien posicionados, pero aún están mejor valorados los italianos y los griegos.

También contáis con aceituna de mesa. ¿es un mercado interesante?

Comenzamos primero con la Manzanilla y ahora hemos entrado con la Gordal a petición de un cliente inglés. La hacemos con almendra. También contamos con presentaciones con naranja o  limón, en el caso de la Manzanilla con jalapeño. Por el calibre que tiene, hacerlo con Gordal hubiera sido demasiado fuerte.

¿Cómo es el futuro del olivar extremeño?

En el futuro va a crecer, teniendo en cuenta que el cultivo en superintensivo está entrado en plena producción en muchos casos.

Casas de Hitos, Valdelaseras Oleo y Cooperativa Virgen de la Estrella presentan sus proyectos de tratamientos de alperujo para sus almazaras

Posted on

El sector del olivar y del aceite de oliva ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años en Extremadura, liderado en buena parte por las nuevas plantaciones de olivar superintensivo y en seto, y también en intensivo con regadío, que han permitido aumentar la producción de aceites de oliva de forma considerable. Hasta alcanzar las 103.000 toneladas de la pasada campaña 2021/2022, récord histórico en la región.

La cara menos visible (y bonita) de este auge del aceite de oliva extremeño -que esta campaña 2022/2023 se frenará en seco por las desfavorables condiciones climáticas de los últimos meses- la encontramos en dar salida a los subproductos generados en las almazaras, como el alperujo. Un desafío mayúsculo, para evitar los cuellos de botella en las pocas orujeras existentes en la región o la salida a plantas de otras provincias, y que con la subida de los portes logísticos ha obligado a muchas almazaras a buscar soluciones por su cuenta. Y con ello, cerrar el círculo mediomabiental de aprovechar todos los productos generados desde la entrada en la misma de la aceituna, por ejemplo, apostando por el compostaje natural de los olivares.

En los últimos meses, el Diario Oficial de Extremadura, ha recogido destacados proyectos liderados por importantes almazaras como Casas de Hitos de Madrigalejo, Valdelaseras Óleo en La Codosera o la Cooperativa Virgen de la Estrella en Los Santos de Maimona, o de empresas privadas como Solasa Lentiscal.

Uno de los proyectos más destacados presentados en los últimos meses es el de Explotaciones Agrícolas Montánchez, SL. El terreno en el que se va a ubicar el proyecto se encuentra dentro de la finca de Casas de Hitos en el kilómetro 3 de la carretera de Madrigalejo (Cáceres). El proyecto propuesto es la construcción de una planta de tratamiento de alperujo para la valorización de los deshechos de la almazara que Casas de Hitos, SL. El volumen de alperujo a tratar es de 13.500 m3/año, con un volumen total aguas vegetación de 8.500,00 m3.

Orujo y pulpa
Mientras, en el término municipal de Azuaga (Badajoz), en la carretera hacia Zalamea de la Serena, la empresa Solasa Lentiscal S.L. ha presentado a finales de julio pasado un proyecto de planta de tratamientos físicos de alperujo con una capacidad de transformación de 800 t/día. La actividad consiste en la recepción de los alperujos de las almazaras de la región, para  obtener: aceite de orujo de oliva, fertilizante orgánico apto para uso en agricultura ecológica; orujo graso seco con 6% – 7% de rendimiento graso para posterior extracción de aceite de orujo crudo de oliva en instalaciones de terceros; pulpa de aceituna con 10% -11% de rendimiento graso apta para alimentación animal ecológica y hueso de aceituna como combustible de biomasa para alimentar a los dispositivos del proceso productivo (economía circular) o venta a terceros (excedentes).

Mientras, en la pedanía de La Tojera en el municipio de La Codosera (Badajoz), la almazara Valdelaseras Óleo ha presentado su proyecto de planta de compostado de alperujos y balsa de evaporación de aguas de proceso, para la producción de compost a partir de alperujo y resto de residuos vegetales como hojas y paja. El ciclo productivo anual de la presente actividad se lleva a cabo en un plazo de 4 meses. Cada ciclo consta de una producción total de 357,14 toneladas de compost, el cual partirá de 500  toneladas de alperujo y 214  toneladas de residuo vegetal hojas o paja. El volumen total de la balsa será de 1.372,32 m3.

Por su parte, la Cooperativa Virgen de la Estrella de Los Santos de Maimona (Badajoz), proyecta la instalación de una planta de tratamiento dedicada a la valorización de los alperujos en su almazara. Teniendo en cuenta una capacidad máxima de molturación de unos 15 millones de kilos por campaña, la estimación de producción de alperujo sería de 12 millones de kilos (el 80%), con un previsión de alperujo a tratar para compostaje de 6 millones de kilo.

Más del 90% de las exportaciones extremeñas de aceites de oliva son a granel, con Italia y Portugal como principales destinos

Posted on

El aceite de oliva extremeño, el tercero en producción en el mercado español y con cada vez más protagonismo de los aceites virgen extra tempranos de calidad, tiene buen cartel fuera de nuestras fronteras. Especialmente entre los industriales italianos, que dominan una parte muy importante del mercado mundial aceitero.

Las cifras del Panel de Exportaciones del 2021 de la Junta de Extremadura muestran cómo las exportaciones de aceite de oliva crecieron un 24% interanual, lo que las sitúa en los 53 millones de euros. En la última década, sigue una tendencia creciente hasta el 2017, donde alcanza su máximo (67 millones de euros).

A partir de ese año sigue una trayectoria descendente que se suaviza en 2021. En toneladas pasa de las 19.515 en 2011 a las 16.666 tn en 2021. En cuanto al ratio euros/Tn destacan los 3.786 €/Tn anotados en 2017, quedándose en 2021 en los 3.181 €/Tn. Por países, se ve claramente como las ventas envasadas superan en más de un 1,3 euros/litro a las ventas a granel.

Uno de los retos de futuro de las almazaras y cooperativas extremeñas del sector oleícola es conseguir incrementar sus ventas envasadas en primer lugar, y diversificar más sus destinos. Actualmente, el 84,6% de las exportaciones del producto se realiza a Italia, que compró aceites de oliva extremeños por valor de 44,8 millones de euros. Prácticamente la totalidad de estas exportaciones se realiza a granel, tanto en camión como desde puertos.

El segundo mejor cliente de los aceites extremeños, a mucha distancia, es Portugal con compras de 9,2 millones de euros (el 4,8% del total). Como dato positivo, en el año 2021, las exportaciones a Portugal de este producto se incrementaron en 7,4 millones de euros. En tercer lugar como destino se sitúa Francia con 867.000 euros y en cuarto Alemania con 359.000 euros. En estos dos últimos casos, la mayoría de las ventas son envasadas y en el caso de Alemania, con un importante porcentaje de AOVE ecológico.

El aceite de oliva es el decimocuarto producto más exportado desde Extremadura, el sexto agroalimentario.

Ciriaco Chacón (Oleícola Berlangueña): “La campaña de molturación llega con incertidumbre por los precios del aceite y también de la luz”

Posted on

Entrevista con
Ciriaco Chacón
Gerente de Oleícola Berlangueña

Las almazaras extremeñas, al igual que las de otras muchas zonas olivareras de España, se enfrente a grandes desafíos en esta campaña donde se junta una escasa cosecha con costes energéticos muy altos. La Campiña Sur pacense es una de las zonas de olivar con más tradición en Extremadura, que busca nuevos modelos de rentabilidad.

¿Cómo se afronta desde una almazara como la vuestra con una importante trayectoria en Extremadura la nueva campaña, marcada por una caída muy fuerte de la producción tras un año récord?

Afrontamos la presente campaña de molturación con cierta incertidumbre sobre todo en cuanto a precios tanto de aceite como de los insumos fundamentales para nuestra empresa (luz, agua,…) No obstante, afrontamos el comienzo de campaña con toda la ilusión por desarrollar un buen trabajo y con objetivos de superación, sobre todo en calidad. Es lo que potenciamos en Oleícola Berlangueña, dada la escasa cosecha de este año.

¿Ha crecido en los últimos años en la Campiña Sur el modelo de olivar superintenisvo e intensivo? ¿Puede hacerlo muchos más  con mismo modelo en secano?

Sí ha crecido algo, no tanto como sería necesario para garantizar el dinamismo económico que se pretende. Sobre todo como he dicho antes, por las restricciones ilógicas por parte de la administración, ocasionadas en la Campiña Sur, por la instalación de una zona ZEPA, declarada hace prácticamente una década, que no se nos comunicó, ni pudimos alegar nada a los que realmente nos afecta (agricultores). Algunos agricultores, a esta fecha, se han encontrado con sanciones desproporcionadas sin saber nada.

El tema medioambiental, con el tratamiento de los subproductos del olivar, es capital para las almazaras ¿Cómo lo ve en los próximos años?

En cuanto al tema medioambiental, como he comentado anteriormente, es fundamental que se trate con más rigor científico, pues afecta a la vida del sector rural, ya que indudablemente hace falta esa protección ambiental, pero siempre sosteniendo el medio de vida de las zonas donde se ubique y contando para esas decisiones con todos los sectores que sean afectados por las mismas, cosa que hasta ahora, no se ha hecho.

La afectación a las almazaras claro que es fuerte, porque si no se corrige este sistema de toma de decisiones, nos encontraremos en estas zonas sin producto para poder trabajar, con lo que esto conlleva para la comarca. En cuanto a los subproductos que me pregunta, estamos desde hace tiempo con un proyecto de fertilización de estos subproductos. Obtención de compost, de esta manera entraríamos en una economía circular y sostenible con el medio ambiente.

Juan Miguel Retamar (Aceite Retamar): “Los bandazos de precios en los últimos años no son sólo consecuencia de la tradicional vecería del olivo”

Posted on

Entrevista con
Juan Miguel Retamar
Gerente de Aceite Retamar

Tras una campaña excepcional la cosecha se presenta muy corta. ¿Cómo la afrontáis?

Esta campaña arranca con previsiones preocupantes. La producción será muy reducida; al agotamiento de una planta que viene de una producción récord se le ha sumado la dureza de un año de lluvias escasas y altas temperaturas persistentes. Y se suman otros factores que hacen prever que entramos en una campaña complicada.

Desde los últimos meses se ha confirmado un cambio de ciclo macroeconómico, de subida de precios y encarecimiento generalizado del coste de vida, en un contexto de incertidumbre energética. La cuestión se centrará en la respuesta de la demanda ante dicho escenario. Reforzaremos nuestros procesos de innovación, tradición y sostenibilidad para ofrecer al cliente un AOVE de máxima calidad.

Creemos importante más que nunca poner el foco en la comunicación clara y constante al consumidor final, que permita ayudarle a formarse un criterio firme con el que pueda tomar decisiones correctas, y con confianza, a la hora de comprar un aceite de calidad, saludable y sostenible. Asumimos para ello el gran reto de hacer llegar nuestra propuesta a un cliente preocupado por las incertidumbres y cuyas decisiones pueden estar mal dirigidas por una información deficiente y un aparente exceso de oferta.

¿Queda mucho por innovar en el mundo del aceite de oliva? 

Siempre queda mucho por innovar, tanto en la almazara como en el olivar. Creo que la innovación constante debe entenderse más como un camino que como un fin en sí mismo. Desde el punto de vista del proceso productivo la innovación, la mejora de la eficiencia y la búsqueda de la excelencia técnica son unas palancas fundamentales. En lo que respecta al producto final, mantener una propuesta de valor activa al cliente, en un entorno cambiante y competitivo, requiere apostar por la diferenciación en un producto de calidad y sostenible, beneficioso para salud y el medio ambiente.

Hemos emprendido nuevos proyectos que están llamados a mejorar toda nuestra cadena de valor para poder consolidar nuestra propuesta al cliente, intentando ir más allá de los objetivos propuestos en el pasado, en lo que se refiere a sostenibilidad y cuidado de la biodiversidad en el olivar y evolución de los procesos productivos para conseguir cotas más altas de calidad, eficiencia energética y ahorro de costes.

¿Cómo enfocáis la comercialización de vuestros AOVEs?

Es justamente la particularidad del desconocimiento y falta de información del consumidor medio sobre la que debemos orientar nuestra estrategia y acciones de la comercialización. Para la internacional, obviamente, es así; pero sorprende que en España el cliente medio esté tan desinformado sobre uno de los protagonistas de nuestra dieta mediterránea, que tanto exportamos y que tantos beneficios nos reporta.

Nosotros organizamos nuestra comercialización tratando de establecer un conjunto de acciones coherentes y coordinadas orientadas a dar a conocer e informar al cliente final de nuestra propuesta de valor. Nuestra intención es poder estar accesibles al cliente final, ofreciéndole una experiencia positiva en la compra de nuestros AOVEs, por lo que nos valemos de todas las oportunidades que la tecnología y los sistemas de comunicación e información nos ofrece hoy en día.

¿Sería deseable precios más estables o es imposible por la vecería del producto?

Sería deseable que en este sector contáramos con unos escenarios más estables de precios. Creo que la vecería, desde luego, condiciona mucho a que no sea así, pero también creo que los bandazos de precios que venimos observando en los últimos años no son sólo consecuencia de la tradicional vecería del olivo.

No todos acabamos de entender del todo la naturaleza de tanta variación de precios; y de pasar de un extremo a otro en cuestión de pocos años, de alertar de un problema de exceso de oferta, hundiendo precios, para pasar en pocos años al otro extremo, con precios récord y mensajes de alerta por problemas de abastecimiento. A quienes estamos en este sector, nos puede resultar más o menos fácil encontrar respuestas a estas situaciones. Pero, desde luego, al cliente final le producen mucho perjuicio, laminando su confianza y ahondando en este problema de desconfianza que hemos venido comentando.

Alfonso Montaño (CTAEX): “Las almazaras, sobre todo las cooperativas, deben plantearse si vale la pena arrancar máquinas, o bien buscar colaboraciones con otras almazaras”

Posted on

Texto:
Alfonso Montaño
Responsable de Elaiotecnia de CTAEX

La nueva campaña de olivar2022/23 en Extremadura poco tiene que ver con la pasada, cuando se alcanzó un récord de producción en aceites de oliva con 103.000 tn y grandes cifras en verdeo con 184.000 tn. Alfonso Montaño, responsable de Elaiotecnia de CTAEX, analiza porqué se ha llegado a esta situación y las previsiones de cosecha realizadas a mediados de septiembre.

“En Extremadura se une el hecho de que venimos de un año de carga (super-carga) de los olivos, en mi opinión por la sincronización del ciclo del olivo con la borrasca Filomena (que aquí en Extremadura no provocó tan graves daños como en otras zonas), unida a la grave sequía, que en muchas zonas de Extremadura, sobre todo las orientales, es continuación desde hace 3 campañas. En el olivar tradicional de Extremadura tendría una producción entre el 25-50% de lo normal, mientras que el regadío, tendría una reducción al 66-75% de la producción normal. Las escasas lluvias de septiembre no servirán para enmendar la escasez de agua de la primavera y verano, pues han sido inferiores a las previstas y más repartidas en el norte de Cáceres que este año presenta una pírrica cosecha.

Y no solo es la falta de lluvia, pues volvimos a tener un mes de mayo con temperaturas muy elevadas que quemaron las flores o los frutos recién fecundados, un julio muy caluroso que «coció» frutos y, prácticamente, paró la fotosíntesis de los olivos hasta terminar agosto. Entre la sequía, el corrimiento de mayo y las altas temperaturas, en Extremadura se espera una cosecha en torno a 50.000 toneladas de aceites. Aunque podría verse reducido aún más porque han venido compradores de aceitunas desde Andalucía que incluso adelantan parte del pago de la aceituna. También podríamos tener uno o dos puntos menos de rendimiento industrial por la parada estival por las altas temperaturas, es decir, frutos que sintetizan menos aceites y adelantarán su maduración.

-Malas condiciones. Para comprender qué está sucediendo al olivo es necesario conocer cómo responde su fisiología a las condiciones climáticas (yo en ocasiones digo que es más psicología que fisiología). El olivo responde a las malas condiciones incluso desde antes de la floración. Generalizando, tendremos menor número de frutos, que madurarán antes y con menos rendimiento graso. El mal cuajado de mayo ha reducido el número de frutos, que no serán de mayor calibre que el año pasado y con baja relación pulpa hueso. La parada fotosintética de julio y agosto, junto con la sequía, hará que los frutos arranquen la lipogénesis con un bajo contenido graso (lo iremos viendo con los primeros muestreos que vayamos realizando en CTAEX para monitorizar la maduración). A ello le sumaremos que, con baja carga y elevada irradiación solar, los frutos pigmentarán y «madurarán» antes (o eso parecerá por su pigmentación externa aunque por dentro puedan está aún «verdes»).

La respuesta del olivicultor podrá ser o tener una campaña corta y recoger los frutos pronto, o creer que habrá un aumento del contenido graso (subiría el rendimiento graso húmedo pero el seco estaría constante), haciendo de esta campaña más larga de forma innecesaria.

En mi opinión, no solo hay que pensar que la calidad de los frutos afectará a la campaña: los costes de la electricidad también lo serán. Ello podrá hacer tomar decisiones de hacer un almacenamiento prolongado, arrancar máquinas determinados horas o días, y atrojar como una apuesta por cantidad en vez de calidad por el poco diferencial de precios entre AOVE y vírgenes-lampantes.

Las almazaras, sobre todo las cooperativas, deben plantearse si vale la pena abrir y arrancar las máquinas, o bien buscar colaboraciones con otras almazaras, cooperativas o no. Hay que ser competitivos y huir de los localismos, por lo que sentarse a buscar estrategias conjuntas y colaborativas pueden tener más sentido que nunca en esta campaña”.

La VI edición de la Cata Concurso de Aceites Tempranos de la Diputación de Badajoz publica sus bases

Posted on

Ya se han publicado las bases de la VI edición de la Cata Concurso de Aceites Tempranos que organiza la Diputación de Badajoz, certamen que vienen a reconocer la gran calidad que poseen los vírgenes extra de la provincia.

En este certamen, organizado por el Área de Transformación Digital y Turismo de la Diputación de Badajoz, en colaboración con el Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario de Extremadura, CTAEX, y el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Junta de Extremadura, CICYTEX, vienen participando unas 30 marcas comerciales diferentes de unas 20 empresas diferentes de la provincia pacense. La Cata-Concurso contempla tres categorías: Convencional, Ecológico y Producción Limitada (volumen mínimo de 2.500 L y máximo de 5.000 L). Su principal objetivo es promover el conocimiento y el consumo de los aceites de oliva vírgenes extra de la provincia de Badajoz y estimular a los productores a obtener aceites de mayor calidad.

El premio que reciben los ganadores en esta próxima edición aumenta de 2.000 euros a 3.000 € en cada una de las tres categorías. Este importe se invierte en la compra de los aceites galardonados, que son utilizados por la institución provincial en actividades promocionales gastronómicas. Las menciones honoríficas no están dotadas de premio económico.

El proceso de esta sexta edición cata-concurso finalizará con la entrega de premios a finales de diciembre de este año, siendo este certamen uno de los primeros concursos nacionales que vendrán a reconocer la buena labor de las almazaras y productores de aceitunas de la provincia de Badajoz.

El plazo de presentación de solicitudes es hasta el 17 de noviembre. La solicitud, puede presentarse por sede electrónica, en la oficina de información administrativa de la Diputación o por cualquier otro medio recogido en las bases. Las bases se pueden consultar en el siguiente link: https://www.dip-badajoz.es/bop/ventana_anuncio.php?id_anuncio=139483&FechaSolicitada=2022-10-19

En la pasada edición los aceites de oliva virgen extra MM Gourmet, de la Almazara Molero Maza (Agroavia S.L.) de Puebla de la Calzada, en la categoría Convencional; MM Ecológico de la Almazara Molero Maza (Agroavia S.L.) de Puebla de la Calzada, en la categoría Ecológica; y Aceite Emérita, de Francisco Manuel Gómez Jiménez (El Secreto de Minerva) de Esparragalejo, en la categoría Producción Limitada, han sido los ganadores de la V Cata Concurso de Aceites de Oliva Virgen Extra Provincia de Badajoz

Además de los mencionados premios, se otorgaron dos menciones de honor a cada una de las tres categorías, que en Producción Convencional han recaído en los aceites de oliva virgen extra Maimona, de la Sociedad Cooperativa Virgen de la Estrella de Los Santos de Maimona, y Oleícola Berlangueña Sociedad Limitada de Berlanga. 

En cuanto a producción Ecológica fueron reconocidos por su calidad los aceites El Secreto del Chef, de la Sociedad Cooperativa Agrícola Santa Marta Virgen de Santa Marta de los Barros, y Retamar de Hermanos Retamar García Sociedad Limitada de Guareña.

Por último, los aceites El Comercio, de María Macarena Gómez Jiménez (Sabores Centenarios) de Esparragalejo, y Sol de Barros, de Jesús Elías Becerra, de Solana de los Barros, obtuvieron la mención de honor en la categoría de aceite de oliva virgen extra de Producción Limitada.

Esta cata concurso viene mostrando el gran aumento de la calidad de los aceites de la provincia en los últimos años, y aunque suene a tópico, cada año es más complicado alzar el reconocimiento de ser ganador al ser más las marcas que se concentran con las máximas puntuaciones y menos claras las diferencias entre las puntuaciones de los aceites participantes. Esto es un logro del sector y todos los organismos, públicos y privados, que están empujando a llevar a las cotas más altas de calidad a los AOVEs de Badajoz.

Viñaoliva se consolida como embajador de los vinos y AOVEs extremeños en el mundo

Posted on

El grupo cooperativo Viñaoliva, con sede en Almendralejo (Badajoz), se ha convertido en un pilar fundamental para la vertebración y consolidación del sector productor cooperativo de vinos, aceites de oliva virgen y virgen extra, y aceituna de mesa. Con una clara vocación exportadora que ha logrado llevar el nombre de Extremadura y sus productos agroalimentarios de calidad a numerosos mercados, como acreditan los premios y reconocimientos alcanzados en las últimas campañas.

«Desde el grupo Viñaoliva, se entiende la comercialización del producto terminado como una labor polifacética. Es decir, el objetivo es múltiple, desde dar un mayor valor añadido a la cosecha de sus socios, hasta llevar el nombre de Viñaoliva y de Extremadura por los países más lejanos, sin olvidarse también del apoyo al comercio local en su propia comunidad autónoma.

En Extremadura
Con esta finalidad, la gama principal de productos del grupo Viñaoliva se comercializa en Extremadura a través del canal HORECA y de las tiendas de barrio. Tanto su AOVE, Cortijero, como sus vinos D.O. Ribera del Guadiana de la gama Zaleo, llegan así al consumidor extremeño de la mano de sus vecinos, en un comercio de kilómetro 0 de verdad. Además, trabajando de esta manera, se destaca el valor del producto autóctono, reivindicando que Consumamos Más Lo Nuestro.

Eso sí, Viñaoliva no puede ni debe ignorar las grandes superficies. Por lo tanto, crea productos con marca del cliente y/o con otras marcas propiedad del grupo Viñaoliva para varios supermercados en Extremadura.

Exportación
Mientras tanto, en el campo de la exportación, Viñaoliva sigue una estrategia parecida. Por ejemplo, Zaleo se vende en una quincena de países de todo el mundo, comercializándose a través de las tiendas especializadas (vinoteca y delicatessen) y mediante el canal HORECA. Y una vez más, de forma paralela, se desarrollan proyectos personalizados para multitud de importadores centrados en la alimentación.

Incluso, hay veces que el equipo enológico y comercial de Viñaoliva colabora directamente con los sommeliers contratados por el cliente para crear vinos hechos a medida en cada mercado, ya que el gusto de los consumidores en diferentes países cambia sustancialmente.

Todo esto supone un valor muy diferencial para el grupo y una mejora de rentabilidad para sus socios de base. Y en resumen, la labor diaria de Viñaoliva consiste en hacer llegar cada vez más producto terminado al consumidor final, sea en Extremadura, sea en Japón, Corea, EEUU o el Reino Unido. Viñaoliva, un gran embajador de los vinos y aceites de esta comunidad, ¡de Extremadura al mundo!».