aceite de oliva y olivar

Una buena parte de la aceituna extremeña sigue molturándose en almazaras de Sevilla, Córdoba, Ciudad Real, Toledo y Portugal

Posted on

49 olivar

El olivar extremeño está aumentando significativamente su potencial productor que se ha visto de forma clara en dos de las últimas cuatro campañas cuando se han superado las 72.000 toneladas de producción de aceite de oliva. Frente a medias que en los últimos 15 años no solían superar las 55.000 toneladas en toda la región.

Hay dos explicaciones que pueden ayudar a comprender este mayor aumento de la producción: la menor vecería ante el crecimiento del olivar de regadío, que ya supera las 52.000 hectáreas de olivar destacando 48.000 de ellas en la provincia de Badajoz, y por otro el mayor número de almazaras que evita que la aceituna extremeña viaje fuera para ser molturada.

Según los últimos datos de AICA, la región dispone actualmente de 134 almazaras registradas, de las que 84 se ubican en la provincia de Badajoz y 50 en la de Cáceres. Hay que tener en cuenta que la provincia de Badajoz ha sido la responsable de producir en torno al 80% del aceite regional en las últimas campañas, gracias en gran parte a la expansión del olivar en seto y superintensivo en las Vegas del Guadiana.

También se han producido fuertes inversiones en los últimos cinco años en el aumento de la capacidad de molturación y de almacenamiento por parte de destacadas cooperativas de la región en las principales zonas productoras como Tierra de Barros, Monterrubio de la Serena, Los Santos de Maimona, Navalvillar de Pela, Castuera o Las Vegas del Guadiana.

Aún así, cada campaña, un porcentaje significativo de la aceituna extremeña- que puede oscilar según campañas y precios entre las 4.000 y las 9.000 toneladas-, acaba molturándose fuera de la región. Principalmente en almazaras de Córdoba y Sevilla, en Ciudad Real o Toledo, y también en Portugal, donde se han abierto grandes almazaras industriales en la zona de influencia de Alqueva.

Investigadores de la UEX e INTAEX desarrollan un nutracéutico de AOVE contra la degeneración macular

Posted on

olive-oil

La investigadora María Benito de Valle Prieto ha realizado su tesis doctoral sobre el  “Desarrollo de un nutracéutico de aceite de oliva virgen extra enriquecido en luteína y zeaxantina, validación in vitro e in vivo de sus propiedades bioactivas”, con la que ha obtenido la calificación de Sobresaliente Cum Laude en la Universidad de Extremadura. Este trabajo ha sido dirigido por personal investigador del Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (INTAEX), y de la Universidad de Extremadura: Jonathan Delgado Adámez, Daniel Martín Vertedor y María Victoria Gil Álvarez.

Los nutracéuticos son productos de origen natural con propiedades biológicas activas beneficiosas para la salud, demostradas científicamente. El objetivo principal de la tesis doctoral de María Benito de Valle Prieto es la obtención de un nutracéutico elaborado a partir de aceite de oliva virgen extra (AOVE), enriquecido con compuestos bioactivos de la espinaca, luteína y zeaxantina, así como los estudios pertinentes para validar su viabilidad empresarial y su potencialidad como nutraceútico.

Para el desarrollo de este producto se han optimizado las variables de temperatura y tiempo de extracción de luteína-zeaxantina en el AVOE, así como el proceso y las proporciones espinaca/aceite con las que se extrae mayor cantidad de estos compuestos.

Con esta tesis doctoral se ha obtenido un nutracéutico formulado a partir de un aceite de oliva virgen extra, considerado como alimento funcional, y compuestos bioactivos obtenidos a partir de espinacas (luteína y zeaxantina). Además, como es requerido en cualquier proceso de validación de un nutracéutico es necesaria su caracterización in vitro, estimación de la capacidad antioxidante y la biodisponibilidad de los compuestos activos, así como su posterior validación en modelos humanos, ensayando la actividad antioxidante en orina, y la concentración de luteína y zeaxantina en suero sanguíneo, ambos como marcadores de funcionalidad. Estos antecedentes nos permiten concluir que dicho aceite enriquecido puede ser considerado un nutracéutico con carácter preventivo frente a procesos de degeneración macular.

Todolivo espera comercializar en 2021 sus 38 nuevas variedades de olivo que están logrando mayores producciones y rendimientos grasos

Posted on

todolivo-tio

Han pasado muchos años desde que la empresa cordobesa Todolivo realizara la primera plantación comercial de olivar en seto allá por el año 1999. En todos estos años, sus ingenieros y técnicos no han dejado de innovar para perfeccionar el sistema, en estrecha colaboración con la Universidad de Córdoba y el IFAPA. Para conseguir mejores marcos de plantación y más eficientes en inversión inicial y costes, tanto en regadío como en secano; en la selección del material vegetal; la búsqueda de nuevas variedades más productivas y con perfiles organolépticos diferentes; investigando en la huella de carbono para conseguir algún día que cada botella de AOVE indica la captura de CO2 que consigue. Todo ello gracias a las investigaciones en campo desarrolladas en  220 hectáreas.

Todolivo organizó en la primera semana de diciembre una jornada de campo a su vivero de material vegetal en Pedro Abad y a alguna de sus fincas cercanas como la de La Mata para comprobar in situ los espectaculares resultados de su programa de mejora genética por cruzamiento con polinización natural con los que han realizado 9 ensayos con 38 variedades nuevas y otras 19 variedades nacionales e internacionales ya existentes.

“Hemos recolectado ya uno de los nueve ensayos –asegura Alfonso Gómez, CEO de Todolivo– y los resultados nos han demostrado que tanto la capacidad productiva, la precocidad y el rendimiento graso de estas plantas son muy superiores a las de sus padres que ya eran muy productivos y que además tenían una alta tolerancia a plagas. Incluso, comparándolos con la variedad Arbequina, estamos en 6 puntos de rendimiento por encima.  Todo ello lo hemos conseguido tras seis años de trabajo mediante polinización cruzada natural tras desestimar por el camino cerca de 2.000 variedades nuevas porque solo queríamos seleccionar las que mejoraran ostensiblemente a sus padres”.

Si los ensayos siguen demostrando la superioridad vegetal de estas plantas y los trámites de patentes, mano a mano con la Universidad de Córdoba, la comercialización de estas nuevas variedades que pueden revolucionar el sector del olivar en seto podría estar lista entre 20 y 24 meses, en torno al 2021. “También queremos probar su comportamiento en otros países como Francia, Portugal, Italia, Marruecos, Argentina o Chile”, asegura Felipe Oliva, director técnico de Todolivo. En otra de las fincas cercanas, Todolivo acaba de plantar este año 102 variedades nacionales e internacionales en secano, con 165 marcos diferentes de plantación, para ver su comportamiento.

todolivo-planton

Lo que ya ha evolucionado de forma destacada en estos últimos años son las propias plantaciones en seto que llegaron a contar con 2.000 plantas por hectárea. La experiencia en campo ha demostrado, según Todolivo, que con un número de plantas más reducido, casi la mitad, es posible conseguir una rentabilidad a medio y largo plazo superior.

“Se reduce la inversión inicial un 40% -asegura Alfonso Gómez–  y en el manejo de cultivo también entre un 20 y 30% por menores costes de agua, poda, recolección. Los marcos más amplios son una mejor solución tanto para secano como para regadío. En secano incluso con menores costes y más rendimiento graso y polifenoles. Con los nuevos marcos de plantación somos capaces de recolectar una hectárea en tres cuartos de hora o una hora. Entre uno y tres céntimos un kilo de aceituna. Aunque somos viveristas también no solo queremos vender olivos sino conseguir para el cliente la mejor solución”.

Todolivo sigue apostando por la personalización de las fincas según sus características de suelo, pendiente y clima, y también por las plantaciones multivarietales que permiten adaptar mejor la finca a cada tipo de variedad, una mejor polinización y cuaje de fruto. “Además, cualquier variedad se puede plantar en seto”, asegura Alfonso Gómez.

En campañas como la actual, el debate sobre la rentabilidad del olivar, especialmente en grandes zonas productoras tradicionales como Jaén, sigue en entredicho. Una de las mayores virtudes del olivar en seto es que por su sistema de recolección con máquina cabalgadora es que el 100% de la aceituna recolectada permite obtener virgen extra, con mejores precios en origen.

“Hay que tener en cuenta que la recolección supone el 40% de los gastos fijos de una explotación olivarera tradicional. Cuando los precios en origen caen, la rentabilidad final en este tipo de explotaciones es muy complicada. En el caso del olivar en seto, estamos hablando de precios de producción de un euro por kilo de aceite en secano y de 1,30-1,40 en regadío. Es un colchón importante aunque los precios bajen. Es importante que el olivar tradicional se plantee una reconversión gradual aprovechando las ayudas de la PAC que no siempre van a estar ahí. Y actuar con mentalidad de empresario rural y no de agricultor. Dejar a tus hijos una explotación rentable para el futuro. Si no lo hacemos en España, como líderes mundiales del sector, otros lo harán”.

Todolivo también ha realizado plantaciones en Marruecos, Portugal, Italia, Francia e incluso en Azerbayán.

Desde el punto de vista de la huella de carbono, Todolivo  quiere insistir en el carácter medio ambiental del cultivo ya que es capaz de capturar más de 4.000 kilos de CO2 por hectárea y año frente a los 300 kilos del olivar tradicional o los 2.000 del olivar tradicional intensivo, según un estudio del profesor Luis López Bellido de la Universidad de Córdoba.

Todolivo también explora de cara al futuro la posibilidad de comercializar de forma más directa sus propios AOVEs envasados en el mercado nacional e internacional, sobre todo cuando entren en el mercado las nuevas variedades mejoradas que ampliarán considerablemente la carta organoléptica de AOVEs.

Fotos: A. Martín Bernardos

Justino Corchero (JACOLIVA): “Con aceitunas de muy bajo rendimiento y producción como la Manzanilla Cacereña, hay que innovar por obligación”

Posted on

42 justino-corchero-aceite-olive-virgen-extra

Entrevista con
Justino Corchero
Gerente de JACOLIVA

Justino Corchero es el gerente de Jacoliva, ubicada en Pozuelo de Zarzón (Cáceres), una de las empresas oleícolas más activas e innovadoras del sector extremeño con productos como Etnic y Luxuy MO. También es el presidente de la DO Gata Hurdes.

¿En qué momento se encuentra el proyecto Jacoliva y cuáles han sido sus principales logros en el año 2018?

Jacoliva sigue afianzando su objetivo principal que es la fidelización de nuestros clientes, aportando un gran valor como es un gran aceite y un buen servicio. Para una pequeña empresa y en un sector como el nuestro, es difícil crecer de forma sostenible en el tiempo, por lo que nosotros buscamos fidelidad  a largo plazo.

En 2018 hemos crecido en facturación, seguimos afianzando alianzas con grandes distribuidores regionales y nacionales, hemos sido el mejor AOVE de Extremadura en la modalidad de gran productor, se han conseguido premios internacionales con nuestros aceites premium, en una campaña la 2017/2018 que ha sido la mayor en producción de nuestra historia. Una campaña que con una bajada del 30% del precio en el mercado, ha sido muy complicado comercializar más de 1.000.000 de kilos que hemos producido, sin que afecte a las cuentas de la entidad.

Jacoliva siempre ha sido muy innovadora en cuento al lanzamiento de nuevos productos y formatos como su linea Etnic o también con el proyecto de MO Luxury ¿Hay que estar muy pendiente de las tendencias del mercado?

Somos innovadores por obligación. Estamos en una zona geográfica muy difícil, con aceitunas de muy bajo rendimiento, de poca producción y con una competencia feroz con la industria de la aceituna de mesa. La innovación es una siembra para el futuro. Además disfrutamos mucho haciéndolo, creando productos únicos aunque nos exige un enorme esfuerzo.

Etnic es un magnífico producto, cualquiera de sus variantes es sorprendente, con ellos puedes disfrutar de un viaje sensorial con el simple gesto de aliñar tu plato. Luxury MO es un proyecto que esconde valorar como se merece el aceite que obtenemos de olivos de más de 500 años de montaña del norte de Cáceres que tienden a abandonarse por las dificultades económicas y físicas que conlleva su cultivo. Es un producto excepcional.

El olivar superintensivo avanza con fuerza con costes de producción bajos que complican la rentabilidad de olivares tradicionales como el de Gata-Hurdes ¿Cuál es la alternativa?

El cultivo del olivar característico de la zona protegida DOP Gata Hurdes es único, pero como bien dices, los costes de cultivo son mucho más importantes que los nuevos cultivos de regadío en intensivo y superintensivo. Contamos con una magnífica calidad, que hoy existe en muchas zonas olivareras, por lo que no solamente sirve hacer calidad, que por su puesto es necesaria. Además tenemos que ofrecer innovación, sentimiento, debemos enseñar el alma de nuestro entorno, del cultivo de la Manzanilla cacereña, de lo que supone para estas comarcas, desde el punto de vista social y medioambiental. Seguir haciendo aceites excelentes y ponerle alma.

¿Cómo valora la campaña 2017-2018, complicada en climatología y con muchas oscilaciones bruscas de precios?

En nuestra comarca fue una campaña excelente en cantidad. El “pero”, la bajada tan brusca del precio, que es difícil de manejar cuando nuestro mercado es en un porcentaje muy alto, en producto envasado.

Como presidente de la DO Gata Hurdes, ¿qué grandes retos le gustaría cumplir?

El papel de la DOP es dar a conocer el excelente aceite que certificamos. Como nuestra estructura es mínima, con muy poco presupuesto, nos cuesta mucho hacernos visibles. Además, se certifica poca cantidad. Aún así, se consiguen importantes triunfos en muchos concursos por parte de las dos almazaras que certifican en las últimas campañas, y con ello los aceites de la DOP tienen visibilidad. Lo que es una realidad, es que los aceites certificados por la DOP Gata Hurdes, son los mejores Manzanilla cacereña del mundo. Es un producto muy escaso, no puede ser popular.

42 jacoliva Cáceres

Pilar Rueda Martínez (Almazara Hermanas Rueda): “El pequeño productor se va dando cuenta que puede lograr calidad si da buen trato todo el año a su olivar”

Posted on

46 hermanas rueda
De izq. a dcha. Marta, Pilar y María Rueda

Entrevista con
Pilar Rueda Martínez
Almazara Hermanas Rueda

En solo dos campañas la Almazara Hermanas Rueda de Valdefuentes (Cáceres) se ha convertido en una salida para muchos pequeños productores que buscan consumidor sus propios aceites de oliva.

¿Cuántas campañas lleva funcionando la almazara en Valdefuentes y cuál ha sido vuestra experiencia hasta ahora?

Nuestra almazara lleva dos campañas en funcionamiento, y ahora estamos de lleno en la tercera. Respecto a la experiencia, os podríamos contar de todo, desde que surgió la idea hasta ponerla en marcha, pero en general, es una experiencia bonita ya que trabajamos en familia y el mundo del aceite es muy entretenido.

¿Ha crecido mucho el número de productores que lleva sus aceitunas a vuestra almazara en la última campaña?

El numero de productores está creciendo muy rápido y ha crecido bastante respecto al año anterior, y ¡por algo será!. Los productores salen muy contentos y bastantes satisfechos con el producto que se llevan y por el trato tan bueno y cercano que siempre intentamos dar. Creemos que nuestros clientes nos “promocionan”. A parte de la limpieza, el orden, la rapidez con la que se llevan su oro líquido y sobre todo porque en todo momento puede observar el procedimiento de la transformación del producto.

¿El pequeño productor que quiere llevare su aceite a casa sigue pensando más en el rendimiento que en la calidad o poco a poco se va concienciando?

Hay de todo, como se suele decir “para gustos los colores”. Pero si que poco a poco se van concienciando que es mejor la calidad a la cantidad, sobre todo porque es para consumo propio. El pequeño productor se va dando cuenta de la calidad que puede alcanzar su aceite si durante todo el año se da un buen trato al olivar. Es verdad que cada vez hay más personas que valoran el hecho de llevarse su propio aceite de sus aceitunas a sus casas sin pensar en la cantidad aunque todavía sigue habiendo personas a las que les interesa llevarse más cantidad y le dan más importancia que a la calidad que pueda tener el aceite.

¿Vuestra almazara también cuenta con marca propia de AOVE? ¿Qué objetivos y proyectos tenéis para vuestra propia marca?

Aún no contamos con nuestra propia marca AOVE. Seguiremos luchando por nuestra almazara y por conseguir nuestra propia marca AOVE. Nuestro principal objetivo es conseguir el mejor aceite que puedas llegar a probar, para ello cada día nos esforzamos en aprender y valorar todo lo que rodea el mundo de la aceituna y del aceite.

En vuestra zona de influencia la mayoría del olivar es tradicional y mucho de sierra ¿qué tipo de AOVEs se pueden llegar a conseguir con estos olivos y aceitunas?

Creemos que se puede conseguir un aceite de oliva virgen extra de gran calidad. En nuestra zona puedes encontrar diferentes variedades de aceituna: la Verdial, con un aceite se caracteriza por su sabor afrutado y su ausencia de amargor o picor; la  Picual que tiene un sabor más intenso o por ejemplo la Manzanilla, con un sabor afrutado, de gusto suave y muy agradable.

¿Las fuertes oscilaciones de precios en origen de la aceituna y el aceite durante la campaña son un problema para las almazaras privadas?

Sí, puede llegar a ser un problema, aunque no nuestro principal, ya que la mayoría de productores que pasan por nuestra almazara vienen a moler sus aceitunas para así llevarse su propio aceite sin importar a qué precio esté en ese momento.

46 otra hermanas rueda

Francisco José Martín de Prado (Almazara Martín de Prado): “Hoy en día se valoran mucho los frutados en estos aceites de cosecha temprana”

Posted on

50 martin de prado mas

Entrevista con
Francisco José Martín de Prado
Gerente de Almazara Martín de Prado

En la campaña 2017-2018, los AOVEs de Martín de Prado, ubicada en Trujillo, lograron prestigiosos premios ¿ayuda a abrir mercados?

Desde el principio, teníamos muy claro que si nuestra apuesta iba a ser por la calidad, ante la corta trayectoria de nuestra marca en el sector, sería imprescindible que la misma fuera avalada por los reconocimientos más importantes, no sólo a nivel nacional sino de los principales concursos internacionales, como así ha sucedido. Es nuestra mejor carta de presentación. Si la calidad de nuestros AOVEs va avalada por prestigiosos concursos, nos resultará más fácil explicar lo que actualmente no se concibe por la sociedad, ante la falta de cultura y conocimientos, sobre las cualidades, ventajas y características de un AOVE de cosecha temprana.

El estar, en nuestro primer año de comercialización de nuestro emblema principal “PRIMICIA”, en la guía más importante y valorada a nivel internacional, como es EVOOLEUM, y situarnos en el TOP-10, con 96 puntos (antecedido por un italiano con 97 puntos y empatado con dos españoles), nos hizo quedar como los segundos mejores aceites del mundo. Desde ese momento, no hemos dejado de recibir premios y mucho interés por parte del consumidor para poder degustarlo.

Desde el punto de vista de la producción ¿cuáles son vuestras principales variedades y en qué destacan?

Las variedades que elaboramos y comercializamos son Picual, Manzanilla Cacereña, Arbequina y Cobrançosa. De entre estas cuatro elaboramos dos composiciones; una denominada Coupage y otra Blend. La primera de estas composiciones es una mezcla de dos monovarietales y, la segunda, de tres. Nuestra principal diferenciación es presentar cuatro tipos distintos de variedades de aceitunas que producimos en la zona, además de por hacer entre ellas dos composiciones de autor, diferenciando y personalizando los mismos sobre la gran oferta de AOVEs que hay en el mercado.

Cada vez más se impone la molturación temprana de la aceituna ¿en vuestros caso también?

Sin esta imposición sería imposible obtener AOVEs como los que estamos elaborando, con unas características organolépticas y una valoración sensorial únicas, indicativas de un producto de mucha calidad. Hoy día se valoran mucho los frutados en estos aceites de cosecha temprana, donde se puede apreciar el conjunto de sensaciones olfativas que recuerdan al fruto del que proceden y, dependiendo de cada variedad, como es nuestro caso, y de si los frutos son sanos, frescos y verdes, se pueden percibir esas cualidades por vía directa o retronasal.

Resulta imprescindible comenzar la recolección entre la última semana de septiembre y la primera de octubre, a pesar de las altas temperaturas que solemos tener en nuestra zona en esas fechas, a las que contrarrestamos con una recolección nocturna si fuese necesario.

Extremadura dispone de unas condiciones idóneas para el olivar superintensivo y en seto ¿Año a año veis que las producciones aumentan en cantidad y calidad?

Más que las producciones, yo diría que vamos cambiando la mentalidad y estamos basando todo el proceso en un protocolo necesario para conseguir calidad y no cantidad, aunque esta última ha mejorado también debido a la implantación de algunas variedades que permiten el cultivo en seto, consiguiendo mejores producciones y reduciendo considerablemente el coste empleado en jornales. En Extremadura, debido a la calidad de sus tierras y a tener el agua asegurada, se está aumentando considerablemente la superficie plantada en superintensivo o seto.

50 martin de prado mas copiar
Nuevo Blend de AOVE “Primicia”

El río Guadiana será el eje del olivar más competitivo del mundo

Posted on Actualizado enn

El olivar intensificado como “nueva” alternativa al campo extremeño

en 2017 crecía el olivar en Extremadura a un ritmo de 10 ha por día

Artículo de
Alfonso Montaño
Oleólogo del Centro Tecnológico Nacional Agroalimentario de Extremadura

Para el lector no es ninguna novedad que el paisaje agrícola en nuestra comunidad ha cambiado notablemente en los últimos años a un ritmo mayor de lo que había hecho hace una década. El olivar en seto y la aparición de pequeñas plantas de olivo donde antes había cultivándose maíz o tomate es una apreciación que todos hemos tenido.

Tan solo en los últimos 3 años, según datos del MAPAMA, en Extremadura ha incrementado en 13.670 ha nuevas en regadío más las ya existentes que han cambiado de cultivo. Entre estas destaca el olivar, habiéndose incrementado en 9.442 ha de olivar en regadío y disminuido el olivar de secano (es más sensato pensar que han pasado a riego) (Figura 1). Estimo que en 2016 y 2017 se han puesto más de 4.100 ha cada año en regadío. Este crecimiento contrasta con la pérdida de otros cultivos en riego, sobe todo el maíz, que según datos del ESYRSE, ha perdido entre 2014 y 2016 en Extremadura 21.659 ha. Hay que destacar que, de los principales cultivos en regadío en Extremadura, tan solo el olivar fue el que incrementó en 2017.

cuadro 1

Figura 1. Crecimiento de la superficie de olivar de riego y secano en Badajoz y Cáceres entre 2006 y 2017. Elaboración propia a partir datos de MAPAMA.

La inmensa mayoría de las nuevas plantaciones lo están enfocando hacia el mercado de los aceites de oliva, pudiéndose ser una pérdida de una oportunidad diversificar hacia la aceituna de mesa, también un mercado en crecimiento y en el Badajoz es una potencia nacional. La gran apuesta por el olivar intensivo y superintensivo, en mi previsión, llevará en pocos años a Extremadura a estar en posición de rozar las 100.000 t. Sin embargo, muchas de estas nuevas plantaciones y sus futuras producciones no contabilizarán como aceite extremeño, sino que se molturarán en Portugal (2.000-4.000 t), Castilla la Mancha (1.000-2.000 t) y Andalucía (2.500-4.000 t), lo que minusvalorará el potencial de nuestra región.

No obstante, la producción de Aceites de Oliva (Figura 2) es claramente ascendente con una marcada vecería que año tras año se va amortiguando debido a la recolección cada día más temprana como se verán más adelante así como la mayor profesionalización por el riego y prácticas culturales. Este aumento regional se debe a Badajoz, la cual confío en que este año supere las 45.000 t; Cáceres parece ser que rompe su tendencia de pérdida de productividad por las nuevas plantaciones en riego en las Vegas Altas del Guadiana básicamente. Este año confío que Cáceres estará cerca de las 10.000 t, pues mucho nuevo olivar empezará a dar producciones muy serias que mitigarían la pérdida de productividad de otras zonas de montaña que el año pasado cargaron.

cuadro 2

Figura 2. La tendencia de la producción de Aceites de Oliva en Extremadura es claramente ascendente sobre todo empujado por la provincia pacense.

El reto de comercializar
El incremento en la producción de aceites de oliva no lo considero un problema, sino más bien cómo poderle dar una salida comercial y llegar al consumidor. Es muy complicado poner el mercado su AOVE de calidad cuando el 90% de la venta de aceites de oliva y grasas vegetales tiene lugar en grandes superficies (super e hipermercados), donde la MDD domina la cuota de mercado e incluso impone el ritmo de los precios con ofertas que invitan a pensar en la “venta a pérdidas” junto con ofertas (3×2, 2×1, 2ª unidad con descuento…) en la que el consumidor no sabe a qué precio se vende el aceite.

Ello unido con una bajada de venta de aceites de oliva, no solo por el factor precio sino, en mi opinión, es más influyente el cambio de forma de consumir (incremento del consumo de precocinados y salsas) y poca dedicación a cocinar (p.e. mayor consumo de tomate frito y menor elaboración doméstica de la salsa). No todo es negativo, hay indicadores que muestran que la confianza del consumidor permanece con un incremento en el consumo de aceites con valor añadido envasados en formatos diferentes a 5 y 1 L, así como la presencia de los hogares españoles, aunque en menor volumen por un menor uso en determinadas elaboraciones culinarias.

Ante este panorama, y para garantizar una renta justa, las industrias oleícolas deben apostar por la internacionalización, por llevar sus productos a los mercados donde el consumo de los aceites de oliva está creciendo. Esta apuesta es complicada, pues los frutos de esta apuesta es a largo plazo, de 5 a 10 años para empezar a ver resultados y hacer sostenible dicha internacionalización.

¿Cuál será la tendencia futura de precios? Nadie lo sabe y, atendiendo a la corrección que me hizo un amigo productor de aceites de oliva vírgenes, no debemos quedarnos con la profecía de que se llegará pronto a cargar cisternas con el precio por debajo de los 2 €/kg, que probablemente de forma puntual se llegará, pero ya estamos haciendo como “terapia de grupo” para aceptar que ese será el precio. La mejor forma de predecir el futuro es creándolo: pues no debemos crearlo diciéndolo.

Habrá años de bajos precios, menores que los actuales, pero volverá a subir conforme la demanda crezca. Lo ideal es tener un mercado que absorba todas las producciones mundiales en los próximos años. Eso sí, si no creamos nosotros nuestros canales de venta, si no estamos cerca del eslabón final de la cadena, no va a venir una gran envasadora o la distribuidora para retribuirnos el precio final que ello se trabajen en nuestra venta a granel.

En el mercado internacional podrán obtenerse precios interesantes, pero cuando tengamos nuestra bodega llena de AOVE de Arbequina con intensidad media de frutado ¿qué le diferenciará de un depósito similar en otra almazara a menos de 50 km de distancia? ¿qué le podemos ofrecer a un cliente que se quiere llevar aceite a granel a su envasadora en puerto franco en EE.UU. que no tenga otra almazara cercana?

Otra vía es la integración vertical con grandes empresas envasadoras. No hay que obviar que la competencia entre grandes marcas a corto plazo serán por medio de competencia de toda su cadena de valor, al igual que competían Airbus y Boeing, o H&M vs. Zara, Ford vs. Volskwagen: no solo compite la marca. ¿Es la integración vertical y las alianzas con grandes grupos una vía garantizar la rentabilidad del olivar en el futuro? En teoría debe ser el camino, ¿es el camino correcto o el mejor camino? Nadie lo puede asegurar, lo que sí se puede asegurar que el peor camino es no hacer nada.