vino y bodegas

José Ortiz (Bodegas de Occidente): “En muchas catas nuestros clientes, sorprendidos, se inclinan por nuestros vinos extremeños”

Posted on

36 JOSE ORTIZ

Entrevista con
José Ortiz
Gerente de Bodegas de Occidente

¿Cómo comenzó el proyecto de Bodegas de Occidente, independiente de Bodegas Orán, y en qué momento se encuentra?

El proyecto de Bodegas de Occidente es anterior al nacimiento de Bodegas Orán.  La idea surgió por los viajes que realizábamos por la geografía española. A parte de los vinos que elaboramos en Extremadura, nos demandaban vinos de otras zonas como son blancos de Rueda o tintos de Ribera del Duero o Rioja. Por ello decidimos ponernos manos a la obra y buscar una bodega en cada una de las zonas que nos permitiera seleccionar los  viñedos y realizar la elaboración de un depósito con los protocolos que nosotros marcábamos. Nuestra idea era elaborar vinos singulares y que expresaran fielmente la tierra de la que proceden. También que tuvieran una buena relación calidad- precio.

¿Cómo se gestiona disponer de vinos de calidad de diferentes zonas tan alejadas?

A parte de disfrutar con nuestro trabajo elaborando vinos en diferentes zonas, lo que teníamos claro era que tenía que ser un solo vino de cada zona  y que en todos ellos predominaran los aromas frutales con un toque de especiado que le aporta la barrica. Esto nos abre un abanico para ofrecerles a nuestros clientes una gran variedad. Contar con personas de nuestra confianza era muy importante.

En todos estos años, ¿habéis notado entre el sector hostelero y entre el cliente en general un cambio de percepción a mejor sobre los vinos extremeños?

En estos últimos años ha habido un gran salto de calidad en los vinos extremeños. Ya hay muchos clientes que un poco cansados de tanta oferta de vinos de las zonas más tradicionales, buscan vinos diferentes en zonas nuevas. Los vinos extremeños están alcanzando un gran prestigio, incluso en muchas de nuestras catas nuestros clientes sorprendidos se inclinan por nuestros vinos extremeños antes que los elaborados en las otras denominaciones lo cual nos enorgullece ya que ante todo nosotros queremos triunfar con vinos de Extremadura. Todavía hay mucho desconocimiento sobre nuestra tierra y nosotros ponemos todo nuestro trabajo y esfuerzo en intentar que descubran lo maravillosa que es y los productos de primera calidad que tenemos.

El tipo de vinos que se demandan también ha cambiado con los años ¿Las bodegas deben adaptarse a ellos o seguir su propia estrategia ajena a modas?

En Bodegas de Occidente tenemos una serie de vinos modernos como puede ser la serie Palos compuesta por un Rioja Valdebebas, un Ribera del Duero y Rueda OMMO así como un vino de Extremadura denominado Buche Garnacha & Tempranillo. Cada vino representa a un palo del Flamenco: Soleá, Fandando, Bulería y Alegría. En ellos combinamos la modernidad con  la tradición y cada uno representa los caracteres de clima, suelo, variedad y la acción del hombre.

En cuanto a la gama Buche, tenemos  Buche que es un vino moderno y actual con mucha fruta, carnal, exuberante y con un toque especiado, así como el Gran Buche que representa más los valores de la tradición, la madurez, el equilibrio y el terroir. Un vino que sale al mercado con una larga crianza en botella.

Pensamos que los grandes vinos nunca pasan de moda.

Bodegas de Occidente también dispone de una gama de AOVEs, quesos e ibéricos ¿Cómo maridan comercialmente estos productos con el vino?

En cuanto al AOVEs, comercializamos nuestro aceite VALDEBEBAS con una variedad que es la “Morisca” que se encuentra únicamente en nuestra zona. Se caracteriza por ser afrutada con aromas a planta de tomate, ligeramente picante y con un toque amargo. Este aceite combina perfectamente con nuestros quesos VEGA HARNINA de Oveja con leche cruda  semicurados y con el añejo que va envejecido en aceite durante al menos 6 meses. Todo esto marida extraordinariamente con nuestro CAVA Buche, disponible en sus variantes de Brut Nature, Brut, semiseco y Rosado.

36 Buche y Gran Buche sin a+¦ada - alta

Borja Mendaro y Elío (Marqués de Valdueza): “La idea original de la bodega era hacer grandes vinos de guarda con pequeñas producciones”

Posted on

32 amrques de valdeuza

Entrevista con
Borja Mendaro y Elío
Director comercial nacional de Marqués de Valdueza

La finca Perales de Valdueza, ubicada a la altura del kilómetro 360 de la Autovía de Extremadura, entre Mérida y Lobón, produce alguno de los mejores vinos y aceites de oliva virgen extra de Extremadura. Además de miel y vinagre. “Sólo comercializamos aquellos productos que podemos producir en nuestra finca”, asegura Borja Mendaro y Elío, su director comercial nacional. Marqués de Valdueza y Merula son las dos marcas con las que trabaja la empresa. Una finca donde coexisten tres grandes tipos de suelo: arenoso, arcilloso y arcillo-pedregoso, con parcelas con pendientes de suaves a pronunciadas (hasta un 12%).

¿Cuál ha sido la experiencia de Marqués de Valdueza en el mundo del vino?

Llevamos unos 20 años produciendo vino, con un viñedo propio de 40 hectáreas, de los que vinificamos y trabajamos para nosotros unas 20 hectáreas en la Finca Perales de Valdueza donde también recolectamos la aceituna para nuestros AOVEs. Tenemos Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. Y estamos viendo la posibilidad de incorporar alguna otra variedad. Contar con bodega propia en la finca es una gran ventaja. La recolección la realizamos de forma manual en muy corto espacio de tiempo, con la uva transporta en cajas con mucho cuidado. La trazabilidad del producto es total.

¿Qué vinos elaboran en la actualidad?

Actualmente se elaboran tres vinos: un roble, que es como el hermano pequeño, que se llama Valdueza. Con Syrah y Cabernet, con aproximadamente tres meses de barrica en roble francés. Es un vino de trago fácil, fresco, con mucha fruta. Un vino amable, de rotación, para chatear.

Luego está el Marqués de Valdueza Etiqueta roja, que es el hermano mediano, mayormente con Cabernet y un 16% de Syrah, con 12 meses  en barrica de roble francés,  y un año o dos el resto de tiempo en botella.

Y por último, el Marqués de Valdueza Gran Vino de Guarda, que es el buque insignia de la bodega, y que acabamos de lanzar en su cosecha del 2013. La idea original de la bodega era elaborar este vino. Son producciones de uva muy pequeñas, de parcelas muy pequeñas que estudiamos en su día ideales para este vino, con rendimientos muy bajos de 3.200/3.300 kilos de uva por hectárea. En su crianza usamos barricas de roble francés nueva de 225 y 400 litros, y luego le sigue una larga crianza en botella.

¿Los éxitos y reconocimientos que han tenido con sus aceites de oliva virgen extra han ayudado comercialmente  a vuestros vinos?

Siempre ayuda contar con una marca tan reconocida en el mercado nacional y de exportación como Marqués de Valdueza en el mundo del AOVE. Desde hace muchos años considerado entre los mejores del mundo. Cuando salimos con el vino, fue de la mano al principio de los aceites de oliva virgen extra. Hoy nuestros vinos ya se van defendiendo por si solos, se van haciendo mayores. Aunque nunca olvidamos que le debe mucho al prestigio de nuestros AOVEs.

¿Son muy diferentes comercialmente los mercados del vino y el aceite de oliva de calidad?

Depende muchas veces del propio distribuidor o importador que toque uno u otro, o los dos en algunas ocasiones.

¿Han notado que ha cambiado la percepción de los vinos extremeños por parte de los clientes y de los importadores internacionales?

Hay un porcentaje amplio de clientes y compradores que ya ni se acuerdan de aquella imagen de vinos recios y granelistas que podía tener el vino extremeño. Y el que sí la ha conocido, ya hemos luchado cada vez más bodegas como la nuestra por desterrar aquella imagen con vinos de calidad y que nada tienen que envidiar a los de otras regiones con más fama.

32 marques de valdeuza

Piedad Fernández (Escuela Internacional de Sommelier de Badajoz): “El sommelier no solo controla el mundo del vino, también sobre bebidas espirituosas, tés, cafés, vermús, sidras…”

Posted on

38 piedad

Entrevista con
Piedad Fernández
Directora de la Escuela Internacional de Sommelier de Badajoz

¿En qué momento se encuentra el proyecto de la Escuela Internacional y cuáles han sido sus principales novedades en el último año?

Se encuentra en un momento de expansión, tanto a nivel regional, nacional e internacional. La edición de nuestro curso 2018-2019 tiene lugar en Cáceres,  también continuamos nuestra colaboración con la Universidad de Enología y Gastronomía de Baja California (México). Así como diversos cursos de expertos en Madrid y en las Islas Canarias.

La formación en el mundo de los enólogos está muy desarrollada pero en el caso de los Sommeliers todavía queda mucho por hacer ¿Tiene gran futuro laboral como profesión?

Encontramos el Sommelier en el ámbito de la hostelería y restauración, así como en el sector de ventas, ya sea desde la bodega o desde una distribuidora, sin olvidar las tiendas especializadas.  Actualmente todas las profesiones relacionadas con el ámbito de la hostelería, restauración unida al turismo enogastronómico, están consideradas entre las 20 profesiones más influyentes del futuro en nuestro país. No olvidemos que nuestra principal fuente de ingresos se encuentra en el turismo, el cuál demanda, cada vez más profesionales. Estamos ayudando a profesionalizar el sector.

Una cosa es saber elaborar vinos y otra, saber de vinos ¿Un buen enólogo no tiene por qué ser un buen sommelier?

De hecho, muchos enólogos estudian con nosotros el curso de Sommelier, si bien un enólogo está cualificado para elaborar vino, no aprende desde la carrera, dónde y cómo se puede posicionar el vino que elabora. Por ello, nosotros le proporcionamos una amplia formación sobre las diferentes producciones de vino en el mundo, marketing sobre posicionamiento, estrategias de venta, todo sobre armonías-maridajes pero sobre todo enseñamos a saber defender la singularidad, el origen, su saber hacer, que puedan crear y defender su seña de identidad. Para todo ello necesitan una preparación previa y hacer un viaje global (teórico-práctico en clase) por todas las zonas de producción de España y del mundo.

¿Cuál sería el perfil de personas que acuden a los cursos de la Escuela? ¿Hay más mujeres que hombres?

Tanto hombres como mujeres, ni más ni menos de cada uno, afortunadamente es una profesión que suscita el interés de ambos. Es un perfil muy amplio el que abarcamos en este curso, comenzando por los enólogos, comerciales de bodegas y de distribuidoras de bebidas y alimentos, profesores de hostelería que quieren ampliar sus conocimientos, periodistas y comunicadores que quieren especializarse en este sector, camareros, propietarios hosteleros y restauradores para ellos poder formar a su equipo y entusiastas, profesionales del turismo para especializarse en turismo enogastronómico. En definitiva, abarcamos un amplio espectro de actividades profesionales.

Por tu experiencia personal, ¿cuál es el nivel medio de los sommelier en los restaurantes extremeños?, ¿hay muy pocos para ser una tierra de gran producción de vinos?

El consumidor está muy preparado, sabe lo que quiere del restaurante o bar elegido  quiere disfrutar de una experiencia, vivir emociones; las redes sociales están constantemente recomendando productos y lugares y la única forma de responder a esta demanda cada vez más especializada es con la profesionalización del sector. Extremadura necesita invertir en la figura del experto en su equipo.

El Sommelier no solamente controla el mundo del vino, además incluye conocimientos sobre bebidas espirituosas, tés, cafés, vermús, sidras…Es un experto en gastronomía en armonizarlas-maridarlas y sobre todo es el enlace entre cocina y sala, por lo cual se convierte en un gran representante de la filosofía del restaurante y un gran vendedor muy rentable para la empresa.

Hay muy pocos sommeliers en Extremadura, y su nivel va en aumento. El turismo y viajero de calidad que nos visita demanda mayor atención y profesionalidad. Ojalá en los próximos años los propietarios reconozcan a esta figura como una pieza fundamental de su negocio.

Extremadura cuenta con 139 bodegas y 86.361 hectáreas de viñedo

Posted on

Es la segunda productora de vino con 3,6 mill/hectolitro de media, pero la décima por número de bodegas

28 bodegas

España es junto con Francia e Italia el actor principal en el mundo del vino. Con un total de 953.607 hectáreas de viñedo en producción y con un total de 4.373 bodegas operativas, según los últimos datos del DIRCE-INE.

Extremadura se ha consolidado en los últimos años como la segunda región española en hectáreas de viñedo –con un total de 86.361 tras crecer en casi 5.000 has en los dos últimos años- y la segunda en producción de vino, con una media de 3,6 millones de hectolitros anuales en la últimas diez campañas. En España, la producción media de las últimas campañas ha oscilado entre los 39 y los 42 millones de hectolitros.

El dinamismo del sector vitivinícola extremeño queda patente en que ha sido una de las dos regiones donde más han crecido las plantaciones en los dos últimos años. Y donde más ha crecido la implantación del riego que ya alcanza el 35% del total regional con cerca de 31.000 hectáreas. Solo en el año 2018, la superficie de hectáreas de viñedo en regadío, que aseguran mayores producciones y más estables, ha crecido un 18% en la región. Una cifra que aún podrá crecer más con la llegada prevista de los regadíos a Tierra de Barros.

Hay que tener en cuenta que la reconversión varietal del sector impulsada desde Bruselas ha dejado por el camino casi 10.000 hectáreas desde la década de los años 80 del siglo pasado, cuando Extremadura contaba con 97.000 hectáreas de viñedo.

En España
A nivel nacional Extremadura representa el 8,5% del total de la superficie de viñedo de España, que lidera Castilla-La Mancha con el 49,8% a nivel nacional y 473.000 hectáreas.

Otro dato que destaca en el sector vitivinícola extremeño es la mayor concentración de las bodegas en relación a la media nacional. Así, pese a ser la segunda productora en volumen, por delante de Castilla y León o Cataluña, se sitúa en el número 10 del ránking por número de bodegas, muy lejos de las 609 de Castilla y León, las 606 de Cataluña, las 447 de Galicia o las 425 de Castilla-La Mancha, el gigante del vino español. Los datos de DIRCE-INE muestran como en la última década, han desaparecido 23 bodegas en la región de un total de 183 que lo han hecho en toda España. Extremadura fue una de las cuatro regiones donde más han bajado el número de bodegas.

Un dato también característico de del viñedo regional, por la creciente importancia de los vinos con sellos de calidad, es que solo cuenta con una Denominación de Origen, Ribera del Guadiana, además de la IGP Vino de la Tierra de Extremadura, frente a otras regiones como Castilla y León o Galicia por ejemplo.

Más cava
Uno de los sectores más dinámicos en la viticultura extremeña de los últimos años ha sido el del cava, ubicado en la localidad de Almendralejo. Ante el crecimiento de las ventas de las bodegas inscritas de la DO Cava, era necesario una mayor producción. Aunque queda lejos de las peticiones del sector, es un primer paso que el Ministerio de Agricultura haya concedido a la región 202 de las 377 nuevas hectáreas de variedades para cava que se han repartido en España. De esta forma, se ampliarán un 13% las hectáreas destinadas a elaborar cava en Almendralejo.

CaixaBank y la Plataforma Tecnológica del Vino firman un convenio de colaboración para potenciar la innovación en el sector vitivinícola

Posted on

la caixa
Mireia Torres, presidenta de la Plataforma Tecnológica del Vino y Carme Sabrí, directora de AgroBank

CaixaBank ha firmado un acuerdo de colaboración con la Plataforma Tecnológica del Vino con el objetivo de poner en marcha líneas de cooperación conjuntas que contribuyan a promover la innovación en el sector vitivinícola. A partir de este convenio, que CaixaBank articula a través de AgroBank, su línea de negocio dirigida al sector agrario, se promoverán diferentes acciones y actividades orientadas a todo el colectivo profesional que está vinculado directa o indirectamente a la actividad del sector del vino.

La firma del convenio ha corrido a cargo de Carme Sabrí, directora de AgroBank, y Mireia Torres, presidenta de la Plataforma Tecnológica del Vino. Esta colaboración pone de manifiesto el compromiso de ambas entidades en apoyar las necesidades particulares del sector vitivinícola e impulsar la innovación como motor de su actividad económica. El acuerdo se materializará a través de sesiones, jornadas o reuniones conjuntas en las que se ofrecerá formación en materia de innovación, se divulgarán proyectos de I+D+i y se pondrán a disposición del sector los productos de financiación que desde AgroBank se ofrecen para promover la inversión de las empresas vitivinícolas en innovación.

El acuerdo de colaboración, además, contempla la participación de CaixaBank en el Premio PTV de Innovación, que tiene como objetivo dar visibilidad y poner en valor la actividad innovadora de los socios de la Plataforma Tecnológica del Vino, a través del reconocimiento a sus proyectos de I+D+i, consorciados o individuales, desarrollados tanto en el ámbito nacional como internacional.

En esta edición, el Premio PTV de Innovación incluirá un Premio -en metálico- a la categoría “Joven Investigador” que irá destinado a reconocer e impulsar la producción científica del sector del vino en nuestro país y que estará patrocinado por Agrobank. La PTV también concederá este año un “Premio Honorífico”, dirigido a grandes profesionales del sector con una trayectoria notable en el ámbito de la innovación.

Ventura Arroyo (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “La D.O. Ribera del Guadiana y los agricultores tenemos que dar un giro serio si queremos que sea relevante”

Posted on

34 entrevista vino

Entrevista con
Ventura Arroyo
Presidente de la Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

El viñedo extremeño ha acometido en los últimos años una reconversión constante en variedades y nuevos sistemas de cultivo ¿Tiene ya más argumentos para ser más competitivo en los mercados?

La reestructuración del viñedo que hemos llevado a cabo en Extremadura no ha sido varietal y, de hecho, estamos volviendo cada vez más a las variedades autóctonas. Lo que sí se ha producido es un importante cambio en la elaboración y la calidad de nuestros vinos, que se exportan a cualquier mercado con una garantía excepcional.

Es lo que ha supuesto la reestructuración del sector, un importante cambio en el sistema o técnicas de cultivo, ya que por ejemplo se ha hecho un giro hacia el sistema de conducción del viñedo, que ha pasado del vaso a la espaldera, se ha fomentado el riego, etc.

¿Somos más competitivos? Sí, lo somos, y además con una importante calidad de nuestros vinos, aunque seguimos teniendo como asignatura pendiente la comercialización y el envasado para obtener mayor valor añadido.

Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino, las exportaciones de vino a nivel mundial han mejorado mucho más en valor (+51%) que en volumen (+19%) en la última década ¿También le ha pasado esto a los vinos extremeños?

La exportación en el sector se ha incrementado y los vinos extremeños llegan a numerosos mercados, incluidos aquellos con gran tradición vitivinícola como Francia. También a Portugal, Alemania, EEUU, etc. porque somos muy competitivos en relación calidad-precio, que es lo que nos hace llegar a esos mercados exteriores.

Si se ha mejorado más en valor que en volumen en la exportación puede ser algo que suceda puntualmente en determinados años según se comporte la campaña, ya que por ejemplo en la pasada, la campaña 2017-18, la producción mundial bajó bastante por la sequía generalizada y los precios remontaron mucho. Extremadura produce vinos a granel de una excelente calidad, aproximadamente a 0,30 euros el litro.

El Ministerio de Agricultura acaba de anunciar que Extremadura podrá plantar 202 de las 377 nuevas hectáreas de viñedo para cava ¿Cuál es el peso de las cooperativas en este sector emergente de la viticultura extremeña? ¿Habrá pronto cava de cooperativas en el mercado?

Ojalá que sí, porque sin duda es un mercado importante porque el cava tiene un alto valor diferencial respecto al vino. Sin embargo, actualmente las cooperativas no producen cava, porque esa producción se restringe al término municipal de Almendralejo única y exclusivamente. Y eso limita, no hay capacidad de crecimiento. La habrá cuando el Ministerio de Agricultura amplíe este cultivo y conceda mayor número de replantaciones y de nuevas hectáreas de cava.

Las ventas de vinos con denominación de origen siguen creciendo en el mercado. Las cooperativas son claves en el futuro de la DO Ribera del Guadiana ¿Hacia donde creéis que debe ir la DO?

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura cuenta entre sus cooperativas asociadas a la que más vino con Denominación de Origen califica. Creemos que la DO Ribera del Guadiana y los agricultores tenemos que dar un giro serio si queremos que la DO sea relevante y tenga más peso específico, porque actualmente sólo aporta el valor de la certificación. Debemos incrementar el control de las normas y el precio que se paga por la uva para vino DO para que haya diferencia respecto a uno de mesa.

ASEVEX alerta de las altas existencias de vino y de los bajos precios de los graneles, un 50% más bajos que hace un año

Posted on

ASEVEX

La vendimia se inicia con grandes existencias en las bodegas, que ascienden a algo más de 170 millones de litros de vino, un 82% superiores a las de hace un año. El problema es especialmente grave en el caso de los vinos blancos, que multiplican por 2,5 las existencias que había al iniciarse la campaña pasada, según destaca ASEVEX, la Asociación de Empresas Vinícolas de Extremadura.

La gran producción de la última campaña y las altas existencias en las bodegas han provocado que el mercado de los vinos a granel caiga a unos precios muy bajos, situándose en estos momentos un 50% por debajo de los que había hace un año y un 20% inferiores a los existentes en octubre.

Estas dos circunstancias hacen que el sector afronte los inicios de la nueva campaña con gran incertidumbre y preocupación ante la pérdida de valor económico de su producto, lo que pone en peligro la viabilidad económica de nuestras explotaciones agrícolas e industriales.

Como consecuencia de ello se hace muy necesario un análisis en profundidad de la situación actual del sector y la adopción de medidas que den estabilidad al mercado y alivien la crisis de nuestras empresas vitivinícolas.