vino y bodegas

Javier Ramos, director comercial de www.losVinosdeExtremadura.com: “Si sales de la frontera extremeña te es muy difícil encontrar vinos de nuestra tierra”

Posted on

Entrevista con
Javier Ramos
Director comercial de www.losVinosdeExtremadura.com

¿Cómo surgió el proyecto de www.losvinosdeextremadura.com, quienes sois y qué relación tenéis con el mundo del vino?

Los Vinos de Extremadura nace principalmente por tres razones, la primera es que somos unos enamorados de los vinos de Extremadura, la segunda es que ya hace tiempo que solemos comprar vino en las bodegas, a buen precio y con una enorme calidad y la tercera es que si sales de las frontera extremeña te es muy difícil encontrar vinos de nuestra tierra. Lo que queremos hacer es aportar nuestro granito de arena para cambiar esta realidad.

Y ¿cómo pretendemos hacer esto?, pues lo primero aglutinando en un único sitio la oferta del mayor número de bodegas de Extremadura posible, de esta manera al cliente o clienta le será mucho más fácil encontrar ese vino que le ha gustado tanto. Por otro lado y como consecuencia de esto, aunar esfuerzos con nuestros proveedores para cumplir ese sueño de ver a nuestro vinos en el lugar que se merecen.

Contáis con referencias de 16 bodegas, entre las más destacadas de la región. ¿Qué perfil de vinos pensáis que pueden ser los más demandados?

Como todo en la vida, y con el vino mucho más, cada persona tiene un gusto propio y que además no debe discutirse. Hay personas que les gusta el vino potente, con cuerpo, con personalidad, otras que les guste especialmente el cava que hacemos, otra que le gusten los semidulces, y así hasta el infinito. Precisamente por este motivo, pretendemos que nuestra oferta sea lo suficientemente amplia como para que cada cual encuentre lo que más le gusta.

Para el consumidor no extremeño, e incluso, para él, los vinos extremeños se reducen a las dos o tres marcas más conocidas. ¿Es posible romper esa barrera y dar a conocerlos?

Es cierto que existen algunas marcas especialmente conocidas y que consiguen unas ventas muy importantes. Esto se debe fundamentalmente al trabajo de promoción que se ha hecho desde esas bodegas y sobre todo a la calidad excepcional del producto que comercializan, pero no deja de ser igual de cierto que en otras muchas bodegas de Extremadura se hace un producto igual de bueno y lo que tal vez le falte es ese empujón para ser una referencia. 

Los vinos extremeños han tenido siempre una gran relación calidad-precio, en España y el mercado internacional. Quien los prueba, y ese es el desafío, ¿repite?

Eso está clarísimo. Pensamos que debemos empezar a dar a conocer nuestros vinos en Extremadura, queremos convertir a los extremeños en «agentes promotores» de nuestros productos, es decir, que sean los primeros que cuando coincidan con personas de fuera o vayan a otros lugares, sean conocedores de lo que tenemos y puedan mostrarlo a los demás. También es nuestra intención organizar catas, actividades, participar en muestras, dentro y fuera de nuestra región. Pensamos que el trabajo es importante pero que sin duda tendremos éxito.

¿En el futuro habéis pensado en contar con una tienda física de vinos o apostáis solo por la venta on line?

Por ahora queremos centrarnos en la venta on-line, por la sencilla razón de que es más fácil llegar a cualquier punto, pero no descartamos que, en un futuro, podamos abrir algún punto de venta físico, dentro de la región o incluso fuera de la misma, con la misma intención que comentábamos, que nos conozcan, porque lo que es seguro es que si conocen nuestros vinos, repetirán.

Miguel Monterrey (Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “La calidad de la uva esta vendimia es buena aunque desde el punto de vista productivo ya es otra cosa”

Posted on

Entrevista con
Miguel Monterrey
Presidente de la Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Cómo se presenta la actual vendimia en cuanto a calidad y cantidad en un año muy marcado por la sequía y las altas temperaturas extremas?

En el campo, la vendimia ha estado desarrollándose bien desde el punto de vista sanitario, porque la calidad de la uva es buena al no tener enfermedades. Desde el punto de vista productivo ya es otra cosa. La ausencia de lluvias ha hecho que la vid no esté en su mejor momento y estamos teniendo grandes mermas de uva. Si a esto añadimos los efectos de las olas de calor que hemos tenido, la incertidumbre es aún mayor, porque se está notando en el rendimiento de la producción.

Los datos que tenemos en Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura apuntan que esta vendimia va a ser escasa de producción, parecida a la que tuvimos hace tres años, la campaña 2019-20, en la que se produjeron 3,1 millones de hectolitros entre vino y mosto. No es para tirar cohetes, pero al menos será mejor que la de la campaña pasada, que fue la más baja de los últimos 15 años.

A todo ello hay que sumar los altos costes de producción, que se están elevando cada vez más por los precios a los que están actualmente el combustible y los insumos. Y además, en bodega, los costes del producto se encarecen aún más, por el enorme incremento de la factura de la electricidad.

El sector cooperativo, con el proyecto conjunto de Viñaoliva que presides, dio un paso de gigante para mejorar la comercialización final del vino y mosto a nivel regional. ¿Qué retos tiene planteados el sector cooperativo en el sector?

Los mismos que todo el sector vitivinícola, cuyo mercado se encuentra en un momento de especial incertidumbre mundial. A ello se suma, por un lado, el aumento de los costes de producción, la inflación y la escasez y encarecimiento de materias auxiliares agravado por los efectos de la invasión de Rusia a Ucrania; y por otro lado, el impacto cada vez más evidente del cambio climático en las producciones. Todo ello pone en peligro la sostenibilidad económica del sector y, con ello, la social, por lo que deberíamos contar con apoyos como la compensación por el aumento del coste de la energía y medidas excepcionales.

La reestructuración del viñedo extremeño en campo en cuanto a variedades, modelos de plantación, riego eficiente ,etc. ¿está concluida a gran escala o queda trabajo por hacer?

Aún queda reestructuración pendiente, ya que el nuevo periodo que tenemos ahora de OCM terminará en 2023. En este periodo, las variedades son totalmente libres y es el agricultor quien decide qué tipo de uva pone en su viñedo. En este sentido, sí estamos detectando que hay una tendencia, cada vez mayor, a las variedades autóctonas y que la calidad de nuestros vinos es cada vez mayor, exportándose a numerosos mercados con una garantía excepcional.

¿Es complicado para el vino extremeño quitarse la imagen de granelista -y de menores precios en origen- que le ha acompañado durante décadas o con los numerosos vinos actuales de calidad que elabora va cambiando?

Vender vino no es una tarea fácil. Menos aun viniendo de la situación tan grave que atravesó el canal Horeca con las restricciones por la pandemia. Desde las bodegas cooperativas sí estamos aumentando el valor añadido con nuestros vinos, apostando por nuevas variedades de uva para conseguir vinos únicos. Y ese cambio no se logra en dos días, pero sí estamos en el camino correcto. Los múltiples premios y reconocimientos –nacionales y mundiales- que reciben los vinos que comercializan las cooperativas son muestras de ello. Al final, lo que queremos es lograr que los viticultores socios de nuestras cooperativas consigan una mayor rentabilidad.

El número de otoño de CAUDAL DE EXTREMADURA ya está en la calle

Posted on Actualizado enn

Ya está de nuevo en la calle el nuevo número de CAUDAL DE EXTREMADURA de este otoño de 2022.

Los nuevos cultivos se abren paso en el agro extremeño y lo que empezaron siendo unas apuestas son ya hoy unos valores seguros. Entre ellos, destaca especialmente el almendro, cuyo cultivo gana protagonismo en los regadíos extremeños con 15.000 nuevas hectáreas desde 2015.El otro cultivo estrella que ha despegado en nuestra región definitivamente es el pistacho. Prueba de ello es que la comarca de La Serena albergará una de las mayores plantaciones de pistachos de Extremadura con 226 hectáreas. Y aunque más tradicional en ciertas zonas de nuestra región, no nos podemos olvidar del castaño, cuyo cultivo toma impulso en Las Villuercas con más de 1.000 productores gracias a los buenos precios en origen.

Otro cultivo que resurge con fuerza debido a circunstancias externas, el del girasol, cuya superficie se ha triplicado en Extremadura con la vista puesta en un buen precio final por tonelada. También en este número de octubre hacemos repaso de las campañas del tomate y de la fruta de hueso.

Uno de los temas que más preocupan a agricultores y ganaderos es la creciente -y tal vez sistémica- falta de agua. A la que hay que añadir la creciente -y preocupante y acaso también sistémica- falta de mano de obra. Ambas probables y futuras carencias condicionan el futuro del agro de nuestra región. En el reportaje inicial de nuestro número de enero, explicamos cómo Extremadura dispone de 290.586 hectáreas de riego a expensas del clima y cuatro veces menos de mano de obra extranjera en el campo que la media española.

Otro de los reportajes analiza cómo las peticiones para realizar pozos de sondeo crecen cada campaña con fuerza y ya superan las 1.250 peticiones al año sólo en la Confederación del Guadiana.

Al hilo de estas cuestiones, entrevistamos a José Miguel Coleto, catedrático de Producción Vegetal de la UEX, quien, entre otras cosas, nos comenta que: La agricultura consume el 70% de los recursos hídricos, pero produce casi el 100% de los recursos alimenticios de origen terrestre”.

Otros interesantes repostajes nos hablan de cuestiones diversas que afectan a nuestro agro, desde los ensayos de robots móviles para la recolección de fruta caída del suelo para su comercialización, hasta cómo la empresa biotecnológica Natac, que tiene su fábrica en Hervás, ha abierto oficina en Singapur, pasando por la conclusión de un estudio extremeño que asegura que la congelación de la carne de ibérico en fresco ayudaría a superar la estacionalidad de la montanera.

También entrevistamos a Carlos Dobado, gerente de la Cooperativa Extremeña de Ajos de Aceuchal; a Mario Blasco, que dirige la multipremiada empresa Quesos del Casar y a Eleazar García, fundador de Cerveza Dagala, una microcervecería artesana que quiere dar a conocer el potencial de las naranjas de Acebo en Sierra de Gata.

Además, nuestro número de otoño de CAUDAL de EXTREMADURA recoge sendos reportajes que nos cuentan cómo fue la campaña de descorche de los alcornocales en nuestra región, así como el potencial resinero de nuestros pinares, dejando para nuestra última página el camino que está recorriendo la trashumancia -sus seis cañadas reales, así como la infinidad de cordeles, veredas y coladas- para ser considerada Bien de Interés Cultural.

En el Especial Bodegas y Viñedos recordamos cómo la DOP Ribera del Guadiana es la tercera en superficie de viñedo inscrita de las 97 DOP de vino españolas. Además, en este especial, se incluyen entrevistas con el presidente de la Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura, Miguel Monterrey, quien analiza la reciente campaña; con Francisco Sarró, director comercial de Bodegas Tiara; y con Bonifacio y Antonio Fernández, de Bodegas La Pelina.

También incluye este número de otoño la ya tradicional Guía de Negocios Extremadura-Portugal, en el que se desgranan los principales productos que nuestra región exporta al país vecino. Incluimos también un reportaje sobre La Raya, que alza la voz contra su colapso demográfico.

Dentro del Especial Olivar de Extremadura recordamos que más del 90% de las exportaciones extremeñas son a granel. Un análisis de Alfonso Montaño, responsable de Elaiotecnia de CTAEX, nos avisa de que las almazaras de las cooperativas deberían plantearse esta campaña si vale la pena arrancar las máquinas, o bien buscar colaboraciones entre ellas. También incluimos diversas entrevistas con protagonistas del sector, como la de Juan Miguel Retamar, gerente de Aceites Retamar o la de Ciriaco Chacón, gerente de Oleícola Berlangueña.

Para suscribirse a la revista Caudal de Extremadura en su edición en papel
llamar al Tel. 670 67 55 71 ó contactar con el email caudaldeextremadura@gmail.com

Viñaoliva se consolida como embajador de los vinos y AOVEs extremeños en el mundo

Posted on

El grupo cooperativo Viñaoliva, con sede en Almendralejo (Badajoz), se ha convertido en un pilar fundamental para la vertebración y consolidación del sector productor cooperativo de vinos, aceites de oliva virgen y virgen extra, y aceituna de mesa. Con una clara vocación exportadora que ha logrado llevar el nombre de Extremadura y sus productos agroalimentarios de calidad a numerosos mercados, como acreditan los premios y reconocimientos alcanzados en las últimas campañas.

«Desde el grupo Viñaoliva, se entiende la comercialización del producto terminado como una labor polifacética. Es decir, el objetivo es múltiple, desde dar un mayor valor añadido a la cosecha de sus socios, hasta llevar el nombre de Viñaoliva y de Extremadura por los países más lejanos, sin olvidarse también del apoyo al comercio local en su propia comunidad autónoma.

En Extremadura
Con esta finalidad, la gama principal de productos del grupo Viñaoliva se comercializa en Extremadura a través del canal HORECA y de las tiendas de barrio. Tanto su AOVE, Cortijero, como sus vinos D.O. Ribera del Guadiana de la gama Zaleo, llegan así al consumidor extremeño de la mano de sus vecinos, en un comercio de kilómetro 0 de verdad. Además, trabajando de esta manera, se destaca el valor del producto autóctono, reivindicando que Consumamos Más Lo Nuestro.

Eso sí, Viñaoliva no puede ni debe ignorar las grandes superficies. Por lo tanto, crea productos con marca del cliente y/o con otras marcas propiedad del grupo Viñaoliva para varios supermercados en Extremadura.

Exportación
Mientras tanto, en el campo de la exportación, Viñaoliva sigue una estrategia parecida. Por ejemplo, Zaleo se vende en una quincena de países de todo el mundo, comercializándose a través de las tiendas especializadas (vinoteca y delicatessen) y mediante el canal HORECA. Y una vez más, de forma paralela, se desarrollan proyectos personalizados para multitud de importadores centrados en la alimentación.

Incluso, hay veces que el equipo enológico y comercial de Viñaoliva colabora directamente con los sommeliers contratados por el cliente para crear vinos hechos a medida en cada mercado, ya que el gusto de los consumidores en diferentes países cambia sustancialmente.

Todo esto supone un valor muy diferencial para el grupo y una mejora de rentabilidad para sus socios de base. Y en resumen, la labor diaria de Viñaoliva consiste en hacer llegar cada vez más producto terminado al consumidor final, sea en Extremadura, sea en Japón, Corea, EEUU o el Reino Unido. Viñaoliva, un gran embajador de los vinos y aceites de esta comunidad, ¡de Extremadura al mundo!».

Jesús Lucas (Oleosetín y La Bodega de Lucas): “Hemos querido hacer un vino de pitarra lo más fiel al que hacían mis padres”

Posted on

Entrevista con
Jesús Lucas
Oleosetín y La Bodega de Lucas

Oleosetín es un proyecto empresarial familiar ubicado en Robledillo de Gata y Marchagaz que aúna numerosas iniciativas en torno al sector agroalimentario y turístico: producción de AOVE Manzanilla Cacereña, oleoteca en Cáceres capital, alojamientos turísticos, servicios de catas… a los que recientemente se ha sumado la elaboración y embotellado de vino de pitarra de la zona, con el nombre de La Bodega de Lucas y la marca Origen. Una vuelta a los vinos de pitarra tan arraigados en las comarcas del norte de Cáceres. “Oleosetín siempre ha sido un proyecto familiar para la puesta en valor del medio rural en su conjunto”, asegura Jesús Lucas, uno de los miembros de la familia.

¿Cómo surgió el proyecto del vino de pitarra?

Se trataba de poner en valor un producto como el vino de pitarra y nuestras vides tradicionales que siempre han estado con nosotros. Como hicimos en su día con los olivos de Manzanilla Cacereña. Hemos rehabilitado y legalizado en Robledillo de Gata una pequeña bodega familiar de nuestros padres. Desde siempre mi padre hacía vino. Cuando la cooperativa de vinos de Sierra de Gata quebró los políticos se dieron cuenta que no se podía perder la singularidad de estos vinos. Y por eso han permitido la legalización bajo ciertas condiciones de las antiguas bodegas que había en las casas.

Hemos conservado esas paredes de barro, las tinajas de barro y no depósitos de acero inoxidable… todo lo que le confiere la naturalidad al vino de pitarra. Me gusta decir que el pitarra es un vino natural que se hace solo, gracias a las condiciones ambientales de las bodegas. En las casas, las bodegas solían estar en la parte más profunda y fresca de la casa. Con una temperatura homogénea todo el año. El fresco de la bodega se contraponía al calor de fuera. Y en su día solo para autoconsumo. Hemos querido hacer un vino lo más fiel al que hacían mis padres. 

¿Ha sido complicado mantener ese espíritu original del pitarra siendo ya embotellado?

Al principio, cuando hicimos las primeras pruebas se nos iba de graduación alcohólica hasta los 17/18 grados. Al final lo hemos conseguido bajar hasta los 11,5 grados, cogiendo la uva más temprano. Es un vino tierno que se bebe muy bien, del año, suave para lo que suele ser un pitarra. Con un medio filtrado, sin turbidez pero sin quitarle toda su personalidad. Es el primer año que lo embotellamos y hasta ahora ha tenido una aceptación muy buena. La mayor particularidad de los vinos de pitarra de nuestra zona es su forma de elaboración.

¿Qué variedad de uva utilizáis?

Antiguamente en la zona de Robledillo de Gata había una variedad mayoritaria que la gente de aquí llamaba Cotonera, pero realmente a base de injertos las variedades de la zona se han ido mezclando con el paso de los años. Aquí que se llama como uva del país. Es difícil saber qué variedad de uva realmente es.

¿Cómo realizáis su comercialización?

Es un vino que por su producción limitada se comercializa en la zona. Hemos montado una terraza en la bodega donde lo ofrecemos, así como otros productos naturales que también tenemos, desde huevos de corral hasta carne. Por suerte nuestra zona tiene bastante turismo, incluso extranjero. Estos últimos valoran quizás más los productos naturales de la zona, el paisaje, la forma de elaborar natural del aceite de oliva virgen extra, el cuidado del campo como se hacía desde siempre sin productos químicos.

Fernando Rivas (Castúo Wines): “Vamos a contar con dos nuevas variedades portuguesas que aportan matices que nos interesan para nuestros vinos”

Posted on

Entrevista con
Fernando Rivas
Gerente de Castúo Wines

Esta joven bodega de Villalba de los Barros apuesta por innovar tanto en nuevas variedades como en la elaboración de vinos singulares. 

¿Cuál fue el origen del proyecto Castúo Wines y en qué momento se encuentra?

El proyecto nace en el año 2020 con el objetivo de elaborar vinos empleando variedades regionales con mínima intervención para transmitir con la mayor autenticidad posible, la tipicidad y el terroir que surgen de los suelos de Tierra de Barros.

¿Contáis con viñedo propio o trabajáis con agricultores de vuestra zona en Tierra de Barros?

Tenemos 7 hectáreas de viñedo propio y compramos uva a agricultores locales con los que acordamos una manera de trabajar para obtener las uvas de calidad necesarias para elaborar nuestros vinos.

Entre las variedades con las que elaboráis vuestros vinos destacan algunas poco comunes en Extremadura como la Trincadeira y la Alicante Bouschet como tintas. ¿Cómo se comportan en el suelo y clima extremeño y qué vinos permiten elaborar?

En nuestro estudio y búsqueda de las variedades regionales, nos dimos cuenta de que, como a nadie se le escapa, la naturaleza no entiende de fronteras. Y constatamos que la gran variedad de uvas portuguesas plantadas en el Alentejo apenas tenía representación en nuestra zona de Tierra de Barros. Estas variedades tienen la ventaja de estar aclimatadas perfectamente a nuestros suelos y meteorología, pues comparten una misma región climática con mínimas diferencias.

Coincidió además que en el año 2019, el consejo regulador de la DO. Ribera del Guadiana introdujo como variedades mejorantes muchas de estas uvas, entre las que se encontraba la Trincadeira. Nosotros ya estábamos tras la pista de esta variedad delicada y de ciclo corto, pero que aporta unas características únicas en una zona como la nuestra.

Por su parte, la Alicante Bouschet no es una desconocida de nuestra región aunque cada vez quede menos, lo que ocurre es que se conoce más por su nombre castellano: garnacha tintorera. Próximamente contaremos con otras dos nuevas variedades portuguesas que están también aclimatadas a nuestra zona y que aportan matices que nos interesan para nuestros vinos.

¿El uso de los tradicionales depósitos de barro qué ventajas aporta?

El barro (o pitarra) ha sido un recipiente tradicional en la elaboración de vinos de nuestra tierra. Su uso, y sobre todo el concepto, ha ido evolucionando con el tiempo hacia unas elaboraciones caseras, con apenas controles de la fermentación, y en muchos casos empleando los restos de uva o mosto que no se querían para el vino de primera.

Pero el barro es un material muy interesante por su capacidad de control de temperatura, por la micro-oxigenación que aporta y por una serie de matices terrosos que transmite a los vinos y que complementa muy bien a ciertas variedades de nuestra zona que son menos aromáticas.

Además, el barro es clave en uno de nuestros vinos más icónicos: Facatúa. Este vino naranja, elaborado por maceración de los hollejos con un vino blanco, tiene un carácter marcado gracias a la tinaja en la que permanece durante 6 meses.

¿La idea en el futuro es seguir innovando con nuevos productos y elaboraciones?

¡Por supuesto! Somos una bodega muy pequeña pero con un amplio portafolio de vinos que tenemos intención de aumentar según vayamos descubriendo el potencial de nuestras uvas. Este año ya tenemos en mente dos nuevos vinos uno de los cuales será primicia en nuestra región.

¿La comercialización se centra en el mercado nacional o pensáis en las exportaciones?

Nuestro objetivo es exportar al menos el 60% de nuestra producción a mercados internacionales en 5 años, donde este tipo de vinos tienen una mayor penetración. Por ahora nuestra mayor presencia está en Madrid y Andalucía, aunque con el aumento de la producción iremos expandiendo nuestra marca por el norte y el Levante.

Ricardo Cantera (Bodega Agro Ribera Nature): “Nuestra idea es terminar consiguiendo la certificación de “vino de pago”

Posted on Actualizado enn

De izda. dcha, José Luis Puntas, Ricardo Cantera y José Manuel Puntas

Entrevista con
Ricardo Cantera
Enólogo de Bodega Agro Ribera Nature

El proyecto de la familia Puntas Aguilar, en Ribera del Fresno (Badajoz) engloba tanto la viticultura y bodega propia, como la plantación de pistachos ecológicos. En el caso del vino,  dispone de uvas tintas en espaldera, con riego muy controlado de apoyo mediante goteros para mantener el equilibrio de la planta y fruto, con una primera cosecha en 2019. También tienen en desarrollo un nuevo viñedo con variedades blancas. Cuenta con la marca Pentateuco.

¿Cómo surgió el proyecto vitivinícola de Bodega Agro Ribera Natura y qué lo diferencia frente a otras bodegas extremeñas?

El proyecto nace desde la idea de buscar valor a las tierras de la familia Puntas Aguilar, con un enfoque diferente al habitual de la zona, pensando en el producto final no en generar materia prima, valor añadido desde el trabajo y la diferenciación, desde la cercanía y el respeto a la naturaleza.

¿Con qué variedades trabajáis actualmente y qué vinos permiten elaborar?

Disponemos de 5 variedades tintas (Garnacha, Monastrel, Mazuelo, Cabernet y Tempranillo) más un nuevo viñedo de variedades blancas en desarrollo. En el viñedo de tintos hay en proyecto 5 diferentes vinos, dos ya en mercado, otro más que va a salir en breve, dejando el cuarto para 2023. Por necesidades también a modo de “ bonus track “ empezamos a comercializar un blanco hecho con variedades tintas…Los vinos del proyecto son muy diferentes, defendemos el concepto de “ bodega Boutique “, vinos de edición limitada y diferenciada…., y con ello ofrecer vino para todos los gustos del consumidor…

El concepto de «bodega de pago» o «vinos de autor», con producciones limitadas,  no está tan extendido en Extremadura, quizás por su mayor volumen de producción, que en otras zonas de España. ¿Es un concepto similar al de vuestro proyecto?

Nuestra idea es terminar consiguiendo la certificación de “vino de pago “, exponente máximo de calidad definida por un terruño variedades y clima, no es común aquí, pero si en otras zonas y países, donde pequeños viticultores, con menos viñedo que el que tenemos viven de él varias familias. Calidad más personalidad para buscar valor añadido frente a la cantidad como base de buscar beneficios

¿Apostáis más por los vinos jóvenes o por los de barrica o crianza?

Apostamos por el “VINO” en mayúsculas, dando lo que pide según los diferentes estilos y gustos, puede ser joven y estar criado, y maduro sin crianza… nos salimos de las “supuestas reglas “ para apostar por los estilos y con ello botellas que expresan nuestra viña, variedades y saber hacer.

A nivel de comercialización, ¿estáis más enfocados al mercado nacional o también a exportación en el futuro?

En un mercado globalizado no se pueden cerrar las puertas a nadie, por lo que nuestra apuesta es global, ya tenemos contactos, distribuidores a nivel nacional e internacional, pero sobre todo apostamos por abrir las puertas de nuestra bodega a todo aquel que quiere conocer y disfrutar, queremos socializar el vino y no hay mejor manera que mostrar nuestra casa en “casa”. Estáis invitados a ella.

Soraya Prior (Cooperativa San Isidro de Villafranca de los Barros): “Nuestra idea es potenciar la venta embotellada con la nueva imagen de nuestra marca Valdequemao”

Posted on

Entrevista con
Soraya Prior
Responsable comercial de Cooperativa San Isidro de Villafranca de los Barros

¿Cuál es la presencia de la Cooperativa San Isidro de Villafranca de los Barros en el sector del vino y del olivar?

Nuestra cooperativa cuenta con unos 700 socios de uva, aceituna de verdeo y aceituna para aceite de oliva. Tenemos una capacidad de unos 20 millones de kilos de uva cada campaña. Los socios están apostando mucho por entregar productos de calidad, tanto en uva como en aceituna. Y la cooperativa también está siendo muy exigente para conseguir esa calidad. Hay unas reglas claras en cuanto a grados, días de recogida y entrega, etc. El socio lo va entendiendo. La bodega también ha acometido importantes mejoras en tecnología. Hay que estar siempre al día.

¿Cuál ha sido la apuesta por los vinos envasados de la cooperativa en los últimos años?

La cooperativa en un principio estaba enfocada sobre todo a la venta de vinos a granel pero nos dimos cuenta de la importancia de apostar por el envasado. Cogemos un millón de litros muy seleccionados cada año y los dedicamos al envasado. Este año además hemos llevado a cabo el cambio de imagen de nuestra marca, Valdequemao, que hacía falta para entrar en los mercados. Vender en cisternas es relativamente sencillo porque te olvidas de todo, pero nuestra idea es aumentar la presencia de nuestros vinos con la marca Valdequemao.

El mercado del vino sigue siendo muy limitado en las denominaciones o tipos de vino que se demandan. ¿Cuesta entrar en los mercados?

Cuando hablas con algún comprador o importador sobre el precio de nuestros vinos, te dicen que son demasiado baratos como si por ello no pudieran ser buenos. Igual metes uno de nuestros vinos en una botella de Ramón Bilbao y te dicen que es un vino buenísimo. Ese es el trabajo que tememos que hacer: darlos a conocer y probar, porque a quien los prueba le gustan. Nos pasa también con nuestro Pardina Blanco, de uva autóctona, y que ha conseguido excelentes puntuaciones. El cliente medio que va a un restaurante y ve la carta de vinos, no suele pedir ni el más caro ni el más barato, sino el intermedio. Es muy importante que la hostelería se involucre y aprenda más de vinos, y no nos quedemos en un Ribera del Duero, un Rioja y un Verdejo.

¿Cuál es la relación entre los vinos blancos y tintos en vuestra cooperativa?

En producción global sí hay más vino blanco que tinto, pero en el envasado estamos en la misma proporción. En tinto envasado solo con Tempranillo, y en blanco con Macabeo y Pardina.

¿Cuál es el vino más destacado que elaboráis?

En todos tenemos una lata calidad, pero quizás uno de los productos más demandados sea nuestro Valdequemao Clásico, del que el año pasado hicimos 4.000 botellas. Nos quedamos pronto sin ellas porque la gente lo espera. Solo  barrica pero de diferentes añadas. Es algo muy especial la mezcla de vinos en barricas más viejas y más nuevas. También tenemos un tinto roble con 5 meses de barrica. Al consumidor le gusta un toque de madera, sin abusar.

¿La exportación es un desafío de futuro?

Queremos que sea más importante en el futuro, aunque estamos más centrados ahora en el mercado nacional. En Alemania, en Austria, poco a poco en Reino Unido. El producto extremeño cada vez es más conocido y gusta, aunque estamos por detrás de muchas zonas y países. El cambio de imagen nos debe ayudar porque la anterior no encajaba.

En el caso del AOVE, ¿la idea también es aumentar el envasado?

Este año hemos elaborado mil botellas sin filtrar de la variedad Carrasqueña con la marca Valdequemao.

La feria Vinitech-Sifel regresa con una visión panorámica del sector del vino

Posted on

La feria Vinitech-Sifel en Burdeos (Francia) regresa a su actividad presencia del del 29 de noviembre al 1 de diciembre, con una apuesta innovadora y muchas actividades.  Hasta mediados de septiembre,más del 90 % de los expositores ha confirmado ya su participación. VINITECH-SIFEL se apoyará en una oferta construida alrededor de 4 polos de exposiciones representando todas las etapas de producción – TÉCNICAS DE CULTIVO / EQUIPAMIENTO DE BODEGAS / EMBOTELLADO Y ACONDICIONAMIENTO / SERVICIOS – y de 5 recorridos transversales: Bío, Frutas y hortalizas, Espirituosos, Bajas emisiones de carbono (nuevo) y Cervezas (nuevo) una oportunidad de diversificación de la actividad.

VINITECH-SIFEL desarrolla la experiencia de visita con un espacio dedicado a catas técnicas «Wine & Spirit Profiling», espacios temáticos, para permitir a los profesionales de la producción irse del salón con respuestas concretas: «Village international des Start up» (35 participantes), inédito «El espacio bajas emisiones de carbono» (exposición de maquinaria y herramienta, conferencias e intercambios de experiencias). Los temas Ecofitos y Agroecología se beneficiarán de un espacio de exposición de maquinaria y herramienta y de conferencias. Reconducción del Espacio de demostraciones y ensayos outdoor.

Durante la feria tendrán lugar diferentes coloquios y ponencias.

– El coloquio INVENIO: «El agrivoltaismo, las frutas y hortalizas y la viticultura», aboradará el tema del agrivoltaismo como estrategia hacia las bajas emisiones de carbono y la soberanía energética.

-El coloquio organizado por IFV y ISVV: «Viñas en revoluciones : entre tradiciones e innovaciones», desarrollará la utilidad de la diversidad de las variedades olvidadas e históricas, la integración de las nuevas variedades en los AOC (VIFA) y los injertos. 

-Le Wine Economic Symposium, en colaboración con la Chaire Vin INSEEC, con dos momentos culminantes de intercambios públicos entre investigadores académicos, internacionales y profesionales de la producción viti-vinícola, permitirá confrontar las visiones sobre las temáticas de la prospectiva  económica «el sector en el 2025» así como sobre «las barreras a los intercambios».

-Reconducción del coloquio Vinipack dedicado a la innovación en el packaging. Tratará del tema «escoger su packaging para incrementar las ventas».

María Luisa Regaña (CRDO Ribera del Guadiana): “Esperamos que la UE nos permita este año comercializar bajo DO Ribera del Guadiana vinos espumosos y de aguja”

Posted on Actualizado enn

Entrevista con
María Luisa Regaña
Presidenta del CRDO Ribera del Guadiana

María Luisa Regaña ha asumido la presidencia del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Ribera del Guadiana el pasado mes de febrero. Cuenta con una extensa experiencia profesional en el sector del vino como gerente de la Sociedad Cooperativa Montevirgen de Villalba de los Barros (Badajoz), desde mayo del 2014.  Con el gran reto de volver a los niveles de certificaciones de antes de la pandemia.

¿Con qué retos asume la presidente del Consejo Regulador de la DO Ribera del Guadiana tras dos años atípicos por la pandemia?

En la actualidad la Denominación de Origen tiene certificada 26 bodegas con una estructura organizativa compuesta de 7 personas totalmente consolidada como lo demuestra la acreditación que tiene tanto  como Entidad de Certificación y como laboratorio de ensayo organoléptico ante ENAC.

En cuanto a su situación, con la crisis del COVID, se perdió un 30% de la certificación de botellas, de las cuales solo se ha podido recuperar un 8%, cerrando el año 2021 con un total de 8.000.000 de litros certificados.

Esperamos que una vez se acaben las restricciones sanitarias, unidos a los Planes de Promoción que vamos a poner en marcha se pueda volver en este año a los niveles Precovid.

Además, esperamos que este año la Unión Europea apruebe la modificación que tenemos presentada, que nos permitirá comercializar bajo la Denominación de origen “Ribera del Guadiana” vinos espumosos y de aguja, lo cual impulsara la cifra de certificación.

Entre los principales desafíos a superar en el sector del vino se encuentra la tecnología y el cambio climático en el plan estratégico de la DO Ribera del Guadiana ¿Cuáles serían sus propuestas?

La tecnología, aplicada a una gestión eficaz del agua de riego en una zona de escasa pluviometría como nuestra zona, es fundamental para el futuro de nuestro sector. En términos de sostenibilidad, el uso de plaguicidas y fungicidas no es tan importante, ya que nuestros viñedos son prácticamente ecológicos debidos a los escasos tratamientos que se dan. En ambos casos, la formación en el uso eficiente y del agua y de los productos fitosanitarios es mi propuesta.

¿Es clave para las bodegas acogidas a la DOP aumentar la exportación envasada de sus vinos con más margen comercial?

La exportación de vinos envasados es una de las claves del futuro de Ribera del Guadiana, pero no hay olvidar que, a nivel nacional, existen mercados con gran potencial para nuestros vinos y que el esfuerzo comercial que hay que hacer no es tan grande como la exportación de vinos que necesita de una inversión comercial mayor y más sostenida en el tiempo. En este sentido trabajara este Consejo Regulador, en mercados de Andalucía y para que en Extremadura todas las cartas de vino tengan una presencia más destacada de nuestros vinos.

Hay bodegas muy conocidas comercialmente de Extremadura que no están en la DOP. ¿Sería bueno para el sector vitivinícola que estuvieran?

La entrada de esas bodegas dentro de Ribera del Guadiana sería bienvenida ya que una Denominación de Origen con más bodegas nos permitiría emprender planes de promoción más ambiciosos. Hay que tener en cuenta que los vinos de calidad son los que aportan imagen y prestigio al sector vitivinícola extremeños. En el caso de los vinos con Denominación de Origen, el origen y la calidad están certificados por el Consejo Regulador.