vino y bodegas

José Ángel Clemente (Bodegas Tiara): “Nuestros vinos y cavas ya compiten en las plazas más importantes”

Posted on

74 bodegas tiara gerente

Entrevista con
José Ángel Clemente
Director Gerente de Bodegas Tiara

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Bodegas Tiara desde Los Santos de Maimona?

A la producción de vinos prácticamente acabamos de llegar, no así a la comercialización. Después de casi 4 años desde nuestro primer lanzamiento “Tiara Semidulce” a día de hoy ya contamos con cinco referencias en vinos y dos en Cavas, acercándonos prácticamente a las 400.000 botellas. Desarrollada la marca “Tiara” con cuatro referencias, y “TerraEva” con dos referencias en cavas. Este año ya lanzamos nuestro primer vino de nuestra marca “Balboa”, gama de vinos jóvenes que iremos ampliando con distintas variedades de uvas y para 2019 nuestra intención es lanzar nuestra gama más alta en vinos con marca “Puerto Plata”.

En Extremadura nuestros vinos gozan ya de mucha presencia, gracias en gran parte a la red de Distribuidores que tenemos y a nivel nacional contamos también con distribución en varias provincias, siendo Andalucía y Madrid nuestros puntos de ventas más destacados. Nuestro departamento de Exportación poco a poco va haciendo algunas introducciones, sobre todo en países de la UE.

¿Cuentan ya con embotelladora propia?

Sí, a principios de 2017 inauguramos nuevas instalaciones donde también se encuentra nuestra planta embotelladora. Una buena noticia este año fue la obtención de la máxima certificación  de calidad a nivel mundial para la elaboración de vinos “ISO 22000”, tan importante para salir al mercado Internacional.

Los vinos de la variedad Eva se han convertido en una de las grande señas de identidad de la nueva viticultura extremeña ¿qué diferencia al Eva de Bodegas Tiara y cuál ha sido su aceptación?

Nuestros vinos blancos de” Eva” son muy reconocidos en los distintos mercados donde están presentes. Cuidamos mucho las presentaciones de nuestros vinos, pero la gran diferencia está en que nosotros elaboramos nuestros Tiaras Blancos con el 100% de la mejor y seleccionada “Uva Eva” de Los Santos de Maimona, a diferencia de otras marcas que suelen mezclar con otras variedades. Cierto es que son vinos “diferentes” y no digo ni mejores ni peores que otros elaborados con esta variedad de uva, pero tienen matices que les hacen perfectamente reconocibles al resto.

El equipo de Bodegas Tiara tiene una gran experiencia en el sector de la distribución ¿Ha cambiado mucho el tipo de vinos que demanda la hostelería?

Aunque no con vinos de producción propia como ahora, llevamos comercializando vinos hace 28 años, por nuestro otro negocio de distribución (Alimex). Las propuestas  de vinos en la calle son muchísimas. Cada día son más los consumidores, y hay mucho consumidor joven. Lo que  manda más son los vinos de calidad y una buena relación con el precio. Lo que para mí es una satisfacción es la preferencia del consumidor extremeño a la hora de apostar por vinos y cavas de nuestra tierra, algo que no pasa en otras regiones que todavía siguen prefiriendo DO más conocidas. Si tenemos calidad todo será más fácil.

¿Se dejan aconsejar?

Por supuesto, nosotros vivimos el día a día  en la calle, escuchamos al cliente y al consumidor, por eso tenemos que estar atentos y rápidos para intentar sacar vinos que el público demanda. Las bodegas proponemos tendencias, unas funcionan y otras no, pero quien las marca y las mantiene verdaderamente son los consumidores y además “siempre tienen razón”.

Vuestra bodega también dispone de la marca de Cava TerraEva ¿qué características tiene?

Principalmente una relación calidad/precio inmejorable. Son cavas jóvenes, frescos, con presencia y cada día  más demandados. Estamos presentes en  toda Extremadura y poco a poco estamos consiguiendo un mercado nacional muy interesante. Extremadura tiene grandísimos productos y nuestros vinos y cavas por lo menos ya compiten en plazas importantes.

74 bodegas tiara

Francisco Estévez (Viticultores de Barros): “Extremadura no tiene que copiar a Rioja o Ribera del Duero, sino buscar sus propios vinos”

Posted on

76 viticultores copiar

Entrevista con
Francisco Estévez
Enólogo de Bodegas Viticultores de Barros

La bodega Viticultores de Barros, de Almendralejo, se ha consolidado en los últimos años como una de las más premiadas de la región en premios de prestigio con marcas como Emperador de Barros y Vizana, entre otras.

Formada en 1983, agrupa actualmente a  unos 40 socios de unas 15/20 unidades familiares que gestionan unas 1.500 hectáreas de viñedo. Su producción medio anual llega a los 10 millones de kilos de uva, de las que el 50% son tintas y el resto blanca. Con Macabeo, Cayetana y Pardina en blancas, y con la Tempranillo ocupando entre el 70/80% de las tintas, acompañada de Syrah, Cabernet o Garnacha. También se han plantado otras como Graciano para diversificar.

Desde 2003 su enólogo es Francisco Estévez, natural de Oliva de la Frontera, y que tenía experiencia en bodegas de Sierra de Gata y Almendralejo. “Las nuevas tendencias en el mundo del consumo del vino han introducido cambios importantes en el tipo de vino que se elaboran. Consumidores que no han probado mucho el vino y entran a través de vinos semidulces o gasificados. Hay que estar muy atento a lo que se produce y demanda en los mercados internacionales”, asegura Francisco Estévez.

La bodega cuenta con un amplio porfolio de vinos; Cayetana Fresh, Rosé, Emperador de Barros blanco, Emperador de Barros Tempranillo, Vizana en crianza y una línea de vinos más desenfadados, BiVa. Además de un cava. Viticultores de Barros produce de media 1,5 millones de kilos de uva macabeo inscritas en la DO Cava.

Según Estevez, el vino extremeño debe aprovechar el interés por las variedades singulares y diferentes que existe en el mercado internacional, entre ellas las blancas. Y lanza un mensaje claro. “Extremadura no debe avergonzarse de vender mucho a granel. Siempre hay que buscar el punto de equilibrio y hacer cada día las cosas mejor”.

Mª Esther Sánchez Adalid (Bodegas Catalina Arroyo): “Se llevan los vinos más frutales y menos amaderados”

Posted on

74 catalina arroyo

Entrevista con
Mª Esther Sánchez Adalid
Directora técnica de Bodegas Catalina Arroyo

¿En qué momento se encuentra la Bodega Catalina Arroyo y cuáles son sus objetivos?

Es un privilegio y una gran responsabilidad el haber recibido profesionalmente una tradición tan importante dentro del mundo del vino. Fueron mis bisabuelos, los padres de Catalina Arroyo, quienes compraron 32 has en el término de “La Redondilla”, a las a fueras de Don Benito, a orillas del río Guadiana, y las plantaron de Chardonnay traído de Francia. Posteriormente uno de sus dos hijos Ramón Sánchez Arroyo, tuvo la idea pionera de implantar en Extremadura las variedades Pinot Noir, Cabernet Sauvignon y Merlot.

Actualmente mi padre, Jesús Sánchez Arroyo como bodeguero y yo como directora técnica, mantenemos la herencia familiar enológica y afrontamos nuevos retos como innovar, sacando a la luz nuevos vinos, uno llamado MISINO SELECCIÓN 100 ANIVERSARIO, homenaje a la trayectoria de los 100 años de la bodega y el otro, PIMPANTE, que enlaza la novedosa idea de  cultura y vino, pues está firmado por mi hermano Jesús Sánchez Adalid, reconocido escritor extremeño de novela histórica. Estudiamos exportar parte de nuestra producción a algún país comunitario como Alemania o Italia. Nuestro principal objetivo es seguir ofreciendo calidad en producciones limitadas y numeradas.

¿Cuáles son las principales variedades de vuestro viñedo y las señas de identidad más destacadas de los vinos que elaboráis?

Las principales variedades son Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot de cepas viejas con bajos rendimientos que es de donde se obtienen vinos de gran calidad.

En la línea innovadora Misino Selección 100 Aniversario de variedad Cabernet Sauvignon envejecido 5 meses en barricas de roble francés y americano, es una producción limitada de 5.000 botellas con motivo del referido homenaje. Y Pimpante de variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Merlot, 3 meses de barrica de roble francés y americano. Ambos han obtenido el premio internacional Catavinum World Wine 2016 y 2018, respectivamente.

Nuestra línea más tradicional es nuestro vino Misino que junto a Cabernet Sauvignon de Catalina Arroyo, son vinos estructurados y de gran suavidad, envejecidos en barrica de roble francés y americano, 6 y 9 meses respectivamente. Expresan nuestra experiencia en elaborar la variedad Cabernet Sauvignon en Extremadura, fruto de un terruño de composición areno-limosa a orillas del río Guadiana, que da nombre a la DO.Por último, Clásico de Catalina Arroyo, de variedad Tempranillo joven, como su nombre indica un clásico para el consumidor de vino extremeño.

Nuestra forma de elaborar sigue conservando mucho de artesanal, herencia de nuestra tradición enológica, así como respetuosa con el medio ambiente, por ejemplo utilizando la idea ecologista de cubierta vegetal y no arado del viñedo.

¿El cambio en la demanda y tipo de consumidor de vinos que se viene experimentando en los últimos años obliga también a las bodegas a elaborar nuevos vinos para adaptarse a ellos?

Sí, se llevan los vinos más frutales que expresen más la variedad de la uva, y menos amaderados. En nuestro caso lo hemos conseguido con nuestro vino Misino Selección y Pimpante que han captado como consumidor un sector difícil como es el joven y a la mujer.

¿Hasta qué punto las variaciones climáticas puede llegar a influir en el tipo de vinos que se elaboran?

Es cierto que el cambio climático está afectando a la enología mundial. Los estudios realizados lo reflejan, en las maduraciones, las vendimias, los grados que se obtienen…De momento en nuestro caso, al ser cosecha propia y producciones limitadas, está todo el proceso muy controlado y no notamos las variaciones.

¿El consumidor extremeño valora suficientemente los vinos de la región?

Se va valorando cada vez más el vino extremeño por sus consumidores de la región, particulares, aún más los que viven fuera, así como hostelería, aunque cuesta. Es cuestión de proponer hacer más promoción a nivel institucional, seguir formando en ese camino. Merecen potenciarlos más. La evolución en estos años ha sido muy positiva, expresando gran calidad y excelente imagen.

74 pimpante

Antonio Cáceres (Bodegas Castelar): “No hay que perder la identidad de la tierra, de las vides y de la propia bodega”

Posted on

72 antonio caceres

Entrevista con
Antonio Cáceres
Bodegas Castelar

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Bodegas Castelar y qué objetivos tiene a medio y corto plazo?

Somos una empresa familiar, ya en su tercera generación, con más de medio siglo de historia. Paradójicamente, uno de nuestros principales objetivos continúa siendo mirar al pasado. No olvidar nunca la sabiduría e identidad de las anteriores generaciones. Éste, es uno de los motivos por los que aún continuamos elaborando nuestra gama de vinos clásicos, de la que nos sentimos muy orgullosos. De hecho, el buque insignia de estos vinos, ha sido renombrado como CASTELAR CLASICO, un tinto de la variedad Tempranillo, envejecido doce meses en barricas de finas y nobles maderas, y apreciado y reconocido por los consumidores.

Evidente es que también nuestro objetivo es formar parte del presente y del futuro. En la bodega se han acometido importantes inversiones tecnológicas para la mejora de calidad, con la incorporación de modernos sistemas de elaboración, y el aporte de variedades mejorantes como complemento en la elaboración de vinos de corte más moderno, adaptados a la demanda de nuevos consumidores.

El viñedo extremeño ha acometido una importante reestructuración en los últimos años.¿cuáles son vuestras principales variedades y tipos de uvas? ¿Qué tipos de vinos son los que centran más vuestra elaboración?

Afortunadamente, nuestra bodega se encuentra en un enclave privilegiado para el cultivo de la vid, y por tanto para la elaboración de vinos de calidad. Los viñedos, están asentados sobre suelos poco fértiles, de composición pizarrosa, y resguardados de los fríos continentales por la Sierra Grande de Hornachos. Esto nos permite cultivar cómodamente las viejas castas tradicionales con las que elaboramos nuestros vinos más clásicos.

Por otra parte, y como consecuencia de la demanda de determinados mercados y consumidores, desde hace ya algunos años, y después de haber garantizado su buen asentamiento en el terruño de nuestra campiña, vinificamos variedades de las llamadas mejorantes, como la Syrah, Merlot o Cabernet Sauvignon, e incluso la Verdejo como variedad blanca, de la cual elaboramos un vino monovarietal llamado CASTELAR VERDEJO.

Éstas, aportan a nuestra gama de vinos más modernos, sabores, olores y texturas, con matices organolépticos más del estilo de las nuevas generaciones de consumidores.

El perfil de consumidor del mundo de los vinos está cambiando. ¿Cómo se adapta una bodega a esta nueva demanda de vinos y de nuevos consumidores?

Me gustaría agradecer a esos consumidores tradicionales la labor que han hecho y hacen, en difundir entre las nuevas generaciones la cultura del vino. Éstos, han considerado siempre al vino como un bien cultural, producto de nuestra tierra, bebida saludable, y a la vez, motor importantísimo en la economía y desarrollo de nuestra región.

En cuanto a la adaptación a los nuevos consumidores, modificando de manera paulatina, el ADN de los productos. Lógicamente, sin perder la identidad de la tierra, de las vides y de la propia bodega.  Para estos perfiles, elaboramos vinos más ligeros, con más carga frutal y floral. Vinos que, aun manteniendo su complejidad, son más fáciles de entender.

Otro factor importante es la comunicación. Las nuevas generaciones cada día hacen más uso de revistas especializadas, redes sociales, etc. En definitiva, estar dentro del circuito de comunicación que los nuevos y futuros consumidores emplean.

Los vinos extremeños tanto en el mercado español como en el internacional tienen una excelente relación calidad-precio. Cuando un importador  o nuevo cliente de hostelería prueba vuestros vinos, ¿los llega a valorar?

Sin duda alguna. Desgraciadamente en el pasado, la calidad de los vinos extremeños fue infravalorada con respecto a otras zonas productoras tradicionales. Esto ya no es así. Nuestros vinos no sólo están a la altura de estos productores, o de regiones emergentes con excelentes calidades, sino que por su relación calidad-precio, tanto profesionales como consumidores finales, los valoran de manera significativa.

72 etiquetas antiguas castelar blanco y negro

Elena Acosta Morán (Bodegas Sani Primavera): “Elaboramos unas 650.000 botellas anuales del Primavera Blanco”

Posted on

70 elena BDEGAS sani

Entrevista con
Elena Acosta Morán
Responsable administrativa, logística y marketing de Bodegas Sani Primavera

Bodegas Sani Primavera, ubicada en Almendralejo, se ha convertido en una de las bodegas más conocidas y con mayores ventas de Extremadura gracias a sus vinos Primavera y Árabe, atrayendo sobre todo a un público femenino.

El vino Primavera de Sani se ha convertido en un fenómeno comercial por su gran demanda en el mercado ¿Cuál fue su origen y cuál creéis que ha sido su éxito? ¿En qué volumen de ventas se sitúa ya anualmente?

Todo comenzó, a primero de año de 2007, cuando Enrique Acosta Rodríguez, fundador de Bodegas Sani Primavera celebró sus bodas de plata. Para esta celebración se creó Primavera, sin intenciones de comercializar puesto que la bodega no ejercía como tal aún. Después del evento, y puesto que a todos los invitados gustó tanto el vino, se planteó que quizás podría ser un futuro para la bodega y ahora, hoy por hoy, quién nos iba a decir dónde estamos y que íbamos a hacer marca con nuestro producto.

El éxito de este vino posiblemente haya sido porque es apto para un público joven y no tan joven a la vez, un público más femenino. Un público que se está iniciando en el mundo del vino. Gracias a su baja graduación es un vino muy fácil de tomar, suave, goloso y muy afrutado. Y por su precio asequible a cualquier persona y pionero en vinos semidulces de Extremadura. Aproximadamente, la producción global anual de la bodega es de 2,1 millones de botellas, de las que 650.000 serían de Primavera Blanco.

¿Hay un nuevo tipo de consumidor, sobre todo femenino, que demanda otro tipo de vinos de los que tradicionalmente se han elaborado? ¿Tiene Extremadura mucho potencial en este mercado?

Hay varios tipos de consumidores “nuevos” de vinos. Esta el público femenino, el público más joven que antes tomaba un refresco en una cena y poco a poco han ido cambiándolo por una copa de vino. Estos que se inician en este mundo, lo hacen siempre con vinos suaves y fáciles de tomar como es Primavera, incluso otra marca nuestra que está cogiendo gran importancia como es, Árabe. En cada territorio donde comercializamos nuestros productos su consumidor final es más joven y femenino.

Los vinos de SANI han tenido una gran demanda en el mercado andaluz ¿Qué importancia tiene esta región para las ventas de la bodega?

En Andalucía occidental abrimos mercado en Sevilla con nuestra joya de la corona; Árabe, hace ya unos cuantos años. Andalucía es un referente en nuestra comercialización llegando a representar el 60% de nuestra producción anual y en la que seguimos creciendo por toda Andalucía Oriental, destacando la zona de Málaga.

¿Qué  importancia tiene la elección del nombre, el envase y el etiquetado en la aceptación de un vino en el mercado? ¿El Árabe es un buen ejemplo de ello?

Tiene gran importancia. Si el envase es bueno, el etiquetado es atractivo, y el contenido es aun mejor, tienes mucho hecho. La parte visual es la más importante de todas después del contenido, sin olvidarnos de una buena red de distribución y márketing.

¿Cómo afronta Sani su presencia en la comercialización de cavas? ¿Puede tener en el futuro una bodega de cava propia?

Comparada con años anteriores, este último ha incrementado el número de ventas de cava, sin contar con la fecha específica de Navidad, que siempre aumenta el porcentaje. No disponemos de bodega propia para la elaboración de Cava, pero quién sabe si en el futuro podremos invitarles a que la conozcan. Tampoco imaginábamos llegar a dónde estamos hoy por hoy.

70 ARABE BLANCO copiar

Ventura Arroyo (Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “Nuestros precios deben compararse con los de otras comunidades granelistas como Castilla-La Mancha”

Posted on

66 cooperativas

Entrevista con
Ventura Arroyo
Presidente de la Sectorial Vitivinícola de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿En qué momento se encuentra el sector del viñedo extremeño desde el punto de vista varietal y de producción?  

El viñedo extremeño ha estado marcado, desde el punto de vista varietal, por la reestructuración. Ha sido tradicionalmente de uva blanca, concretamente de las variedades Pardina y Cayetana. A partir del año 2000, con el comienzo de la reestructuración del viñedo por parte de la OCM del vino, se obligó a poner el 80% en uvas tintas y en 2008 se abrió más el abanico y la obligación era del 70% de tintas y el 30% de uva blanca. Aún queda reestructuración pendiente, durante un periodo de 5 años, que es el nuevo periodo que tenemos ahora de OCM.Y ahora, las variedades son totalmente libres.

¿Los precios en origen para el viticultor de los últimos años han sido razonables o siguen siendo muy diferentes a otras zonas del norte?

Para las cooperativas el tema de los precios es distinto, porque el viticultor socio en realidad se convierte en bodeguero en su cooperativa y, al final, lo que vende realmente es vino. Y esta campaña pasada ha sido de precios altos en general en todas las cooperativas. A nivel general en Extremadura, debemos tener en cuenta que somos granelistas en un porcentaje muy elevado y, por tanto, nuestros precios deben compararse con otros granelistas como Castilla-La Mancha. Y los precios de ambas comunidades autónomas están a la par, porque tenemos una elaboración y producción similar.

Lo que nos diferencia es el transporte, que tenemos que rebajar del precio al que vendemos la diferencia de transporte que hay desde aquí hasta Castilla-La Mancha cuando vendemos a mercados europeos; del mismo modo que en Extremadura ganamos una ventaja competitiva frente a Castilla-La Mancha cuando vendemos a Portugal.

El envasado de vino ha ido creciendo por parte de muchas cooperativas y con proyectos conjuntos como Viñaoliva ¿Es el mejor camino?

El envasado de vino es una asignatura pendiente del sector, porque ha habido crecimiento pero aún tímido, porque para conseguir diferenciarnos aquí y efectivamente no depender tanto del granel es necesario realizar una apuesta importante por ello, y eso requiere una fuerte inversión económica.

¿Qué opinan del proyecto de regadío en Tierra de Barros?

Ojalá veamos algún día hecho realidad ese proyecto, porque el regadío en Tierra de Barros para el viñedo supondría un importante impulso y crecimiento de nuestra competitividad. Y esto se puede ver simplemente en el hecho de que el viñedo de regadío produce hasta seis veces más que el de secano. Esa gran diferencia entre regadío y secano hace que la inversión merezca la pena y sea necesaria. De hecho, hay muchas zonas de las Vegas del Guadiana que están incrementando la plantación de viñedo hasta donde es posible, porque está regulada y no se puede plantar libremente.

¿Las bodegas cooperativas extremeñas pueden aprovechar más el potencial del vino blanco?

Por supuesto que sí, pero el problema es arriesgar la inversión que ello requiere. Lógicamente las variedades de uva como las de Francia no se adaptarían bien aquí por el clima, pero sí las de Portugal. Unas variedades que tienen ciertas características organolépticas que completarían a las de nuestras variedades autóctonas y nos permitiría, a su vez, poder sacar al mercado más vino embotellado, por ser distinto, y no tanto granel.

¿Puede haber mucho vino a granel extremeño que acabe envasado como si fuera de otras zonas, como ha ocurrido en Francia?

Hay que hacer varias puntualizaciones. Nosotros vendemos cumpliendo todos y cada uno de los controles que se nos exige por parte de la Administración, tanto sanitarios como legales y toda la trazabilidad del producto. Y vendemos como vino español. Si quien compra ese vino, en Francia o en otro país, le cambia la etiqueta y lo vende como de la tierra, quien debe responder ante ese fraude es él. Cada país debe tener sus controles y se debe cumplir el etiquetado. Nosotros cumplimos con todo y queremos seguir apostando por la exportación de nuestros vinos, que tienen una alta calidad.

 

Jacinto Guerra (Asevex): “La tendencia es que se reduzca el número de bodegas y aumente su tamaño medio”

Posted on

68 ASEVEX

Entrevista con
Jacinto Guerra
Secretario Técnico de la Asociación de Empresas Vinícolas de Extremadura (Asevex)

¿El precio de los graneles sigue siendo el principal reto del sector bodeguero?

La exportación de los vinos a granel a precios bajos no es un problema exclusivo de Extremadura, le sucede igual a la otra gran región productora, Castilla-La Mancha. Por tanto es algo que afecta de forma general a los vinos a granel españoles que tienen dificultades para alcanzar en los mercados internacionales los precios a los que cotizan los franceses o italianos. Es difícil saber la forma de elevarlos a corto plazo, pero está claro que la labor del sector es seguir aumentando los niveles de calidad y mejorar su posicionamiento en los mercados internacionales más exigentes, como EEUU, Reino Unido o Alemania.

¿Hay mucho margen de crecimiento para los vinos envasados?

Siempre hay un margen de crecimiento, puesto que la mayoría del vino extremeño se comercializa a granel, pero es una tarea difícil puesto que nuestros embotellados tienen que competir en los mercados nacionales con otras Denominaciones de Origen de gran solera en España, sin embargo en los mercados de exportación ese inconveniente desaparece en gran medida. El gran reto del sector es mejorar su estructura comercial para poder comercializar nuestros vinos con marca propia y bajo alguna de las dos menciones de calidad existentes, la I.G.P. “Vinos de la Tierra de Extremadura” y la DO “Ribera del Guadiana”.

¿Las bodegas extremeñas está siempre atentas a las tendencias del mercado?

En los últimos años las bodegas han incorporado a su oferta una serie de vinos acordes a las tendencias del mercado, como son los vinos semidulces, aromáticos, de baja graduación y especialmente los espumosos que aprovechando el tirón del Cava de Almendralejo, se están abriendo camino con fuerza en todos los mercados.

¿El número de bodegas puede crecer o se tenderá a la concentración?

Es cierto que en épocas de bonanza económica se abren nuevas bodegas en nuestra región, pero también es cierto que es raro el año en que no cierra alguna, víctima de los malos resultados económicos o de la falta del necesario relevo generacional en la empresa familiar. Pero el crecimiento nunca ha estado parejo al importante aumento que se ha producido en la producción de vino en las últimas décadas, puesto que la tendencia es a reducirse el número de bodegas y a aumentarse su tamaño medio, especialmente en las bodegas productoras de vinos a granel. En estos momentos el número de bodegas se puede situar alrededor de 150.