vino y bodegas

Las bodegas extremeñas, pendientes de la recuperación del Canal Horeca y de mejores precios en exportación

Posted on

Extremadura fue la segunda región donde más creció la exportación de vino en 2019 pero con el menor precio de todas

El vino sigue siendo un de vino en hogares aumentaron un 49% en relación a las mismas fechas producto muy apreciado y consumido por los españoles. Durante las diez primeras semanas de confinamiento, las ventas del año 2019. Sin embargo, este fuerte incremento no ha podido compensar el cierre primero del canal Horeca y el cierre primero  y la fuerte caída de ventas en bares y restaurantes. Para muchas bodegas extremeñas y españolas, el Canal Horeca representa entre el 50 y el 80% de media de sus ventas, dependiendo de los tipos de vinos y precios.

El mercado exportador también se ha visto afectado seriamente por la pandemia del Covid-19. Un tormenta perfecta que a pocas semanas del  inicio de la nueva vendimia ha obligado a las administraciones a poner en marcha ayudas a la destilación para dos millones de hectolitros, especialmente pensado para la uva de explotaciones de muy altas producciones (a partir de 20.000 kg/ha para vino tinto y 25.000 kg/ha vino blanco) con objeto de reducir los posibles excedentes.

Viñedo con riego
La importancia del vino y el viñedo en el agro regional es capital. Extremadura es la segunda región española en extensión de viñedo con 85.785 hectáreas en el año 2019, según datos de la Encuesta de Superficies Agrarias (Esyrce). De ellas 31.644 hectáreas están ya en regadío, el 37% del  total. En solo diez años, las hectáreas de viñedo con riego se han duplicado en Extremadura.

Las bodegas extremeñas han ganado peso en el envasado, en sellos de calidad como la DO Ribera del Guadiana  o Vinos de la Tierra de Extremadura, o  fuera de ellos, sobre todo en crianzas y también en blancos y espumosos. Pero debido a su amplia extensión producción anual –unos 3,6 millones de hectolitros– el caballo de batalla para el sector cooperativo y bodeguero industrial sigue siendo la  exportación. Y sobre todo, el reto de aumentar su precio medio en el mercado.

Bajos precios
Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV), durante el pasado año 2019 las bodegas extremeñas lograron exportar 223,8 millones  de litros de vino, siendo  la segunda región que más creció en ventas (+21  millones de litros).  El problema radica en que este fuerte aumento de las exportaciones estuvo acompañado de menores precios y pérdida en el valor exportado: 104 millones de euros frente a los 130 millones del año 2018, es decir un 19% menos en ingresos. Se vendió mucho más vino pero a menor precio. Si en 2018 el precio medio del vino extremeño exportado fue de 0,64 euros/litro, el pasado año se quedó en 0,47 euros/litro.

Los precios del  vino extremeño exportado solo pueden compararse a los del gigante vitivinícola español, Castilla-La Mancha que los exportó  a 0,51 euros/litro. Y a una gran distancia de las dos regiones que dominan en imagen y marcas en mercado exportador, La Rioja (3,29 euros/litro) y Castilla y León con Ribera del Duero (5,02 euros/litro).

Mercados exteriores
La presión a la baja en los grandes mercados de compra de vino a granel  como Portugal dificultan esta subida de valor del vino, que repercute en toda la cadena de valor del producto hasta el agricultor de a pie. El país luso, donde las bodegas extremeñas venden mucho vino, compraron en España el pasado año 92,7 millones de litros de vino, un 44% más, pero bajando el precio  medio de compra de 0,73 a 0,44 euros/litro. Junto a Portugal, Reino Unido –con posibles aranceles a la vista– Alemania, China, Estados Unidos, Holanda, Japón,  Canadá, México, Rusia o Suiza figuran entre los grandes mercados compradores  de vino español. En términos de valor, Reino Unido lidera el ranking con 234,6 millones de euros, seguido por EE.UU. con 220,5 millones de euros.

Fernando Toribio (Viña Puebla): “Me molesta cuando me dicen que mis vinos no parecen extremeños”

Posted on Actualizado enn

66 FERNANDO TORIBIO

Entrevista con
Fernando Toribio
Gerente de Viña Puebla

Bodegas Toribio, ubicada en la localidad de Puebla de Sancho Pérez, en plena comarca vitivinícola de Matanegra, es más conocida por su marca: Viña Puebla. Con el paso de los años, su apuesta por la calidad más que por la cantidad la ha situado como una de las marcas de vino extremeñas más demandadas en el sector de restaurantes y bares en la región. Con marcas como Viña Puebla, Mu, Maná, Madre del Agua, EsenZia… Siempre innovando en productos, como con su Vermú artesanal o su próximo espumoso de Garnacha.

¿Cómo ha ido la vendimia de este año?

En cantidad en nuestra zona podemos hablar de una reducción de entre el 20 al 30% en kilos de uva pero la calidad y su maduración han sido buenas. En la zona de Matanegra, aunque hay riego, la mayoría es de secano, aunque tenemos buenas tierras que guardan bien la humedad.

Vuestros vinos han logrado venderse bien en el mercado extremeño ¿En el resto de España cuesta mucho más por ciertos estereotipos?

Es verdad que en el resto de España cuesta bastante estar, aunque el comprador y cliente de vino, sobre todo los jóvenes, va evolucionando. Cada vez hay más información y formación y también se buscan nuevas zonas de vinos y marcas. Vamos creciendo aunque no a la velocidad que quisiéramos. Tenemos el hándicap de la imagen de granel que sigue pesando sobre los vinos extremeños. Casi el 90% del sector son cooperativas donde el peso del granel aún es muy fuerte. Aunque por suerte cada vez hay más bodegas que miramos más la calidad que la producción para abrirnos hueco en el mercado.

Los vinos blancos y espirituosos sigue creciendo ¿Es un mercado en el que Extremadura y sus variedades pueden tener buenas oportunidades?

Extremadura tiene la ventaja de que puede atacar cualquier mercado por la gran variedad de sus vinos y su riqueza varietal. Por ejemplo, el auge de los vinos semidulces está permitiendo que un sector de consumidores a los que no les gustaba el vino vayan entrando. El problema es que se ha plantado mucha uva blanca y hay exceso de oferta, con lo que la mayoría sigue saliendo en cisternas a precios muy bajos.

Nosotros vamos a lanzar un espumoso, con una primera tirada de 6.000 botellas, con uva Garnacha, con un precio un poco más alto de la media de los cavas extremeños. No nos preocupa que no pueda estar en la D.O. porque el consumidor ya lo distingue y valora. La verdad es que el cava extremeño tiene una muy buena relación calidad-precio. También volveremos a hacer una tirada de nuestro Vermú que se nos ha agotado.

¿Qué te parece que se permitan nuevas variedades, la mayoría portuguesas, en la DO Ribera del Guadiana?

Me parece bien porque se trata de variedades adaptadas a terrenos muy similares a los nuestros que siempre puede enriquecer o complementar nuestros vinos. Y para Portugal también valdrían nuestras variedades autóctonas.

¿Qué retos crees que mantiene el viñedo extremeño?

Los viticultores extremeños siempre han sido inquietos y están cada vez más preparados. Solo hay que ver cómo están de atendidos los viñedos. Muestran interés por las nuevas variedades. Creo que hay que seguir apostando por la calidad, porque los vinos llamen la atención por lo que son. El marketing está bien como estrategia de ventas pero no es suficiente. Cuando vamos fuera de la región y me dicen que “tus vinos no parecen extremeños” me molesta, porque aunque creen que lo dicen como un cumplido estoy orgulloso de que sean 100% extremeños.

Helena Coloma (Bodegas Coloma): “Queremos sorprender con vinos más honestos, sinceros y disfrutables”

Posted on

SAMSUNG DIGITAL CAMERA
De izda. a dcha, Amelia Coloma, Félix Coloma, José Félix Coloma y Helena Coloma

Entrevista con
Helena Coloma
Gerente de Bodegas Coloma

Se miráis a los comienzos de Bodegas Coloma, ¿cómo ha evolucionado la viticultura en vuestro caso y que pautas han seguido siempre fieles a la elaboración de vinos de calidad?

En Coloma la viticultura se ha cuidado siempre como el factor principal de calidad para nuestros vinos. Apoyamos  un manejo del viñedo sostenible e  integrado en su entorno, y no forzar a la planta a un exceso de producción.  Adelantado a su tiempo, mi padre me enseñó desde niña que lo importante no son los kilos que se producen por hectárea, producir produce cualquiera. Criar una uva sana y con su correcta maduración es un ejercicio de paciencia, esfuerzo y osadía  que el mercado actual  penaliza con  los bajos precios de la uva.

Seguimos siendo fieles a los suelos de piedra de bajo rendimiento de esta Finca El Colmenar. Por suerte  nuestra uva se cría y se elabora en casa, están predestinadas y  su vocación de calidad  y sostenibilidad  lo acreditan las abejas y colmenas que se mantienen aquí 50 años después.

¿Hasta qué punto influyen las tendencias del mercado y los nuevos hábitos de consumo y perfiles de consumidor en una bodega como la vuestra a la hora de planificar tipos de vinos y marcas?

En los tiempos actuales las tendencias del mercado y los hábitos  son tan  cambiantes y  volátiles… que no podríamos plantar viñas a ese ritmo, lo que plantas hoy quedaría obsoleto  o desfasado rápidamente.

En Coloma apostamos por  escuchar a la tierra  y producir aquello que es excepcional  sin seguir las modas y tendencias del mercado en cuanto a variedades. Dejamos que lo singular, lo autóctono y la adaptación sean las que decidan.  Trabajamos como una bodega Boutique, no vamos  en la tendencia general del mercado pero somos mucho más flexibles en la vinificación a  pequeña  escala  y aportamos todo  nuestro i +d  para sorprender con vinos más honestos,  sinceros y disfrutables. En una mejora continua que nos hace crecer con nuestro público adaptando los vinos a paladares diversos. Así trabajamos  la línea tradicional de Coloma y todo  nuestro I+D en la marca Evandria.

Desde el punto de vista varietal, ¿queda mucho por descubrir en Extremadura o las variedades que más de trabajan son las que mejor se adaptan a sus características?

Extremadura es única, por su gran diversidad de climas y entornos. Como siempre las generalidades  esconden  muchas excepciones,  y en nuestra Extremadura  según las  zonas,  hay  aciertos y errores  en cuanto a variedades cultivadas… Pienso que hay que seguir descubriendo cosas y no dejarse llevar  por lo que hace el de al lado.

Desde el punto de vista de la exportación, si un importador catara a ciegos varios vinos españoles, sin la etiqueta de si es de Rioja o Ribera del Duero, ¿los vinos extremeños estarían en la parte alta de la cata?

La exportación ha sido la salida natural de nuestros vinos de calidad desde los año 80, y poco a  poco  nuestros vinos son valorados en esa parte alta de la cata .. Si las catas fueran realmente  a ciegas, la realidad  es que la etiqueta de esas zonas renombradas sigue siendo un  extra para muchos, pero los vinos extremeños ya acumulan premios y reconocimiento en el exterior.

Casi valoro más que en los últimos años a nivel regional, se ven más vinos extremeños en las cartas  y en general hay un sentimiento de más orgullo del vino extremeño, Vamos por buen camino… Valoremos lo nuestro aquí  para que quien nos visite en Extremadura  no encuentre aquí más Riberas o Riojas.

70 vino coloma

Las exportaciones extremeñas de vino superan los 125 millones de euros al año

Posted on

bodega

Las bodegas españolas exportaron  vinos envasados a una media de 2,24 euros/litro mientras que los graneles se quedaron en 0,41 euros/litro en el primer semestre del 2019

Extremadura produce mucho vino, aunque la vendimia del 2019 haya sido menor que la media histórica, igual que ha ocurrido en otras grandes zonas productoras como Castilla- La Mancha. Con una media de 3,6 millones de hectólitros en los últimos años procedentes de sus 86.300 hectáreas de viñedo, sus 139 bodegas se afanan en depender menos del mercado granelista y apostar más por el envasado y la marca. La buena imagen de los vinos españoles en los principales mercados mundiales de consumo también ayuda, apuntalada por la excelente relación calidad-precios de los vinos de la región.

A nivel nacional Extremadura representa el 8,5% del total de la superficie de viñedo de España, que lidera Castilla-La Mancha con el 49,8% a nivel nacional y 473.000 hectáreas. Aunque por número de bodegas, solo alcanza el número 10. Al igual que pasó en su día con la creación de la Denominación de Origen Ribera del Guadiana, el sector vitivinícola extremeño ha optado más por la concentración que otras regiones con mayor número de bodegas –más pequeñas también– y mayor número de Denominaciones de Origen.

Más exportación
La exportación se ha convertido en la principal salida para los vinos extremeños, pese aumento de sus ventas en el mercado doméstico. Cada campaña, las bodegas extremeñas exportan vinos y mostos por algo más de 125 millones, de los que la mitad va hacia Portugal. Francia y China son también otros mercados destacados, con Reino Unido, Italia, Estados Unidos, Rusia, Alemania Benelux y Escandinavia como otros mercados interesantes, sobre todo ya para vinos envasados. En el caso de alguna bodega en concreto, más centrada en productos a menor precio, el mercado africano también está siendo un buen filón.

El gran problema de los vinos a granel, la mayor parte de los extremeños, son sus bajos precios en origen. Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino, en la primera mitad de 2019, España exportó 68 millones de litros más de vino a granel (+13%), pero facturó 81 millones de euros menos (-25%), al caer el precio medio un 33%. Las ventas se situaron en este periodo en los 605,9  millones de litros por valor de 246,1 millones de euros, a un precio medio de  0,41 céntimos por litro. Portugal, Rusia y algunos mercados africanos lideran el crecimiento en volumen y compensan, con creces, la caída de las ventas a Italia.

Mientras, en  la primera mitad de 2019, las exportaciones españolas de vino envasado fueron de 465 millones de litros por valor de 1.043 millones de euros, a un precio medio de 2,24 €/litro. Destaca el buen crecimiento de Japón, Canadá y Portugal, que lideran el aumento de las exportaciones en volumen.

Los vinos con Denominación de Origen suponen más del 56% del gasto en vino en los hogares españoles

Posted on

67 media do
Bodegas Carabal de Alía (Cáceres)

El vino ha vuelto a los hogares españoles con más fuerza. Durante el pasado año 2018 se registró el mayor gasto en compra de vino de los últimos cinco años, alcanzando los 1.045 millones de euros según el Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura. Un dato positivo para el sector es que su gasto creció el doble (4%) que el de cerveza (2%) en los hogares.

En esta subida, los vinos con Denominación de Origen tienen el mayor protagonismo, ya que suponen el 56,3% del total de gasto, con un total de 587 millones de euros. Además, su precio medio se situó en 4,30 euros/litro, el más alto desde que se tienen datos y sin parar de crecer en las últimas seis campañas. Dentro de los vinos con D.O., los que más crecieron en ventas fueron los blancos (+8,5%), seguidos de los rosados (+4,3%) y los tinos (3,9%).

Por su parte, los vinos con Indicación Geográfica Protegida también crecieron un 60% el pasado año, al igual que lo hicieron los vinos blancos.

Aunque una gran parte de los vinos adquiridos en los hogares españoles en volumen sigue siendo los que no llevan ningún marchamo de calidad, los conocidos como vinos de mesa. Suponen unos 161,3 millones de litros al año, el 44,7% del total en volumen, con un precio medio por litro de 1,37 euros/litro.

Mientras, el consumo de cava y espumosos cayó en los hogares españoles hasta los 23,8 millones de litros, con un precio medio de 5,29 euros/litro. Los que se mantuvieron estables en ventas fueron las bebidas elaboradas a base de vino, como tintos de verano, sangrías o vermuts, con un gasto global de 112 millones de euros.

La D.O. Ribera del Guadiana, más portuguesa

Posted on

Touriga-Nacional
Touriga Nacional

La Denominación de Origen Ribera del Guadiana abre su abanico de nuevas variedades de uva, con la inclusión de nueva variedades, de ellas siete portuguesas, con las que se podrá elaborar y comercializar sus vinos.

Entre las nuevas variedades, cinco serían  de uva blanca -Antão Vaz, Arinto, Colombard, Fernão Pires, Xarello- y cuatro de uva tinta. Castelao, Malbec, Touriga Nacional y Trincadera. Junto a las siete portuguesas se añade la Xarello, muy común en la elaboración de cava en Cataluña y Almendralejo, y dos francesas (Malbec y Colombard). Darán un plus de calidad a los coupages con otras variedades de la región.

Desde 1999 no se modificaba el pliego de condiciones de la D.O. para abrirse a nuevas variedades. Entre las variedades portuguesas, la Touriga Nacional es una de las más conocidas por ser clave para elaborar los vinos de Oporto. Hay que tener en cuenta que Portugal dispone de una gran riqueza vitivinícola, con 500 variedades de uva.

José Rivero Sudón (Bodega Encina Blanca de Alburquerque): “Emplear variedades exclusivas nos permite posicionar en el mercado vinos originales”

Posted on

30 jose rivero

Entrevista con
José Rivero Sudón
Propietario y Administrador de Bodega Encina Blanca de Alburquerque

¿En qué momento se encuentra el proyecto vitivinícola de la bodega Encina Blanca de Alburquerque?

Hace 12 años comencé a trabajar en un ambicioso proyecto para devolver el reconocimiento del sector a los vinos elaborados en Alburquerque. El objetivo fundacional de Bodega Encina Blanca de Alburquerque era elaborar, con las variedades minoritarias autóctonas de la zona, vinos basados en la tradición vinícola y el terroir propio, pero acordes con las tendencias del mercado actual. Vinos de tradición para el consumidor actual. El proyecto, que arrancó en 2007 con la plantación del viñedo y posterior construcción de la bodega en 2015, se ha consolidado tanto a nivel nacional como internacional. Prueba de ello son los 29 galardones obtenidos por nuestros vinos en concursos especializados.

Enclavada en la dehesa extremeña, una bodega funcional, abastecida al 100% por energía solar e integrada en el viñedo que la rodea, Bodega Encina Blanca de Alburquerque elabora vinos únicos a través de un fuerte compromiso con el I+D+i. Una innovación que aboga por la recuperación de variedades tradicionales y autóctonas, con las que ya se elaboraba vino por los romanos en nuestras tierras desde hace 2000 años. Prueba de ello son los más de cien lagares rupestres que se encuentran en el término municipal de Alburquerque, datos entre el siglo I y III, lo que nos posiciona como el municipio de España con mayor concentración de lagares rupestres.

Así Encina Blanca de Alburquerque tiene como objetivo elaborar vinos de altísima calidad cuidando todos los elementos que intervienen en la vinificación: desde la selección del terreno y la uva hasta un control pormenorizado de los procesos en viñedo y en bodega. Suelos arenosos de origen granítico, altitudes y pendientes, variedades únicas y un tratamiento ecológico del viñedo, dan como resultado vinos con toda la tipicidad propia de la zona, iniciando la mayor revolución del sector vitivinícola de los últimos años.

¿Qué tipo de vinos son los que están teniendo mejor recorrido comercial?

Desde que comenzamos la comercialización en 2016, las ventas aumentan progresivamente cada año. Trabajamos con varios distribuidores regionales, estamos posicionados en el Rincón Gourmet de los Corte Inglés de toda España y por supuesto la apertura del Restaurante Encina Blanca de Alburquerque en Badajoz nos ha facilitado llegar al consumidor con la mejor relación calidad-servicio-precio posible. Ha facilitado el reconocimiento de nuestra marca por los clientes y también el conocimiento directo de sus preferencias.

La tendencia en el consumo de vinos está cambiando, cada vez son más los que amplían sus gustos más allá del blanco y el tinto tradicional, para adentrarse en vinos como los espumosos donde hemos detectado el mayor incremento en consumo.

¿Qué se puede esperar de estas variedades autóctonas?

Algunas de estas variedades ya han dado muestras de un potencial enológico excelente en los estudios que se llevan a cabo en colaboración con la Junta de Extremadura y con el Instituto Madrileño de Investigaciones Agrarias, así como también una resistencia natural al progresivo aumento de las temperaturas, la sequía o diferentes enfermedades de la vid. Son una apuesta segura para el futuro no sólo de la viticultura alburquerqueña, sino de todo el mundo vitícola en general.

¿La diferenciación es clave para hacerse un hueco en el mercado del vino de calidad?

La innovación abre el camino a crear vinos diferenciadores. Aunque la innovación en el vino está muy condicionada por la imagen de producto tradicional del vino y muchas veces es objeto de duras críticas en cuanto rompe esquemas. Emplear variedades exclusivas, como hacemos en Encina Blanca de Alburquerque, nos permite posicionar en el mercado vinos originales, sin alterar la imagen tradicional que el consumidor tiene de lo que debe ser un vino de alta calidad. Los clientes quieren conocer la tierra, el viñedo, la bodega y sobre todo la historia que hay detrás de cada copa.

30 viñedo

José Ortiz (Bodegas de Occidente): “En muchas catas nuestros clientes, sorprendidos, se inclinan por nuestros vinos extremeños”

Posted on

36 JOSE ORTIZ

Entrevista con
José Ortiz
Gerente de Bodegas de Occidente

¿Cómo comenzó el proyecto de Bodegas de Occidente, independiente de Bodegas Orán, y en qué momento se encuentra?

El proyecto de Bodegas de Occidente es anterior al nacimiento de Bodegas Orán.  La idea surgió por los viajes que realizábamos por la geografía española. A parte de los vinos que elaboramos en Extremadura, nos demandaban vinos de otras zonas como son blancos de Rueda o tintos de Ribera del Duero o Rioja. Por ello decidimos ponernos manos a la obra y buscar una bodega en cada una de las zonas que nos permitiera seleccionar los  viñedos y realizar la elaboración de un depósito con los protocolos que nosotros marcábamos. Nuestra idea era elaborar vinos singulares y que expresaran fielmente la tierra de la que proceden. También que tuvieran una buena relación calidad- precio.

¿Cómo se gestiona disponer de vinos de calidad de diferentes zonas tan alejadas?

A parte de disfrutar con nuestro trabajo elaborando vinos en diferentes zonas, lo que teníamos claro era que tenía que ser un solo vino de cada zona  y que en todos ellos predominaran los aromas frutales con un toque de especiado que le aporta la barrica. Esto nos abre un abanico para ofrecerles a nuestros clientes una gran variedad. Contar con personas de nuestra confianza era muy importante.

En todos estos años, ¿habéis notado entre el sector hostelero y entre el cliente en general un cambio de percepción a mejor sobre los vinos extremeños?

En estos últimos años ha habido un gran salto de calidad en los vinos extremeños. Ya hay muchos clientes que un poco cansados de tanta oferta de vinos de las zonas más tradicionales, buscan vinos diferentes en zonas nuevas. Los vinos extremeños están alcanzando un gran prestigio, incluso en muchas de nuestras catas nuestros clientes sorprendidos se inclinan por nuestros vinos extremeños antes que los elaborados en las otras denominaciones lo cual nos enorgullece ya que ante todo nosotros queremos triunfar con vinos de Extremadura. Todavía hay mucho desconocimiento sobre nuestra tierra y nosotros ponemos todo nuestro trabajo y esfuerzo en intentar que descubran lo maravillosa que es y los productos de primera calidad que tenemos.

El tipo de vinos que se demandan también ha cambiado con los años ¿Las bodegas deben adaptarse a ellos o seguir su propia estrategia ajena a modas?

En Bodegas de Occidente tenemos una serie de vinos modernos como puede ser la serie Palos compuesta por un Rioja Valdebebas, un Ribera del Duero y Rueda OMMO así como un vino de Extremadura denominado Buche Garnacha & Tempranillo. Cada vino representa a un palo del Flamenco: Soleá, Fandando, Bulería y Alegría. En ellos combinamos la modernidad con  la tradición y cada uno representa los caracteres de clima, suelo, variedad y la acción del hombre.

En cuanto a la gama Buche, tenemos  Buche que es un vino moderno y actual con mucha fruta, carnal, exuberante y con un toque especiado, así como el Gran Buche que representa más los valores de la tradición, la madurez, el equilibrio y el terroir. Un vino que sale al mercado con una larga crianza en botella.

Pensamos que los grandes vinos nunca pasan de moda.

Bodegas de Occidente también dispone de una gama de AOVEs, quesos e ibéricos ¿Cómo maridan comercialmente estos productos con el vino?

En cuanto al AOVEs, comercializamos nuestro aceite VALDEBEBAS con una variedad que es la “Morisca” que se encuentra únicamente en nuestra zona. Se caracteriza por ser afrutada con aromas a planta de tomate, ligeramente picante y con un toque amargo. Este aceite combina perfectamente con nuestros quesos VEGA HARNINA de Oveja con leche cruda  semicurados y con el añejo que va envejecido en aceite durante al menos 6 meses. Todo esto marida extraordinariamente con nuestro CAVA Buche, disponible en sus variantes de Brut Nature, Brut, semiseco y Rosado.

36 Buche y Gran Buche sin a+¦ada - alta

Borja Mendaro y Elío (Marqués de Valdueza): “La idea original de la bodega era hacer grandes vinos de guarda con pequeñas producciones”

Posted on

32 amrques de valdeuza

Entrevista con
Borja Mendaro y Elío
Director comercial nacional de Marqués de Valdueza

La finca Perales de Valdueza, ubicada a la altura del kilómetro 360 de la Autovía de Extremadura, entre Mérida y Lobón, produce alguno de los mejores vinos y aceites de oliva virgen extra de Extremadura. Además de miel y vinagre. “Sólo comercializamos aquellos productos que podemos producir en nuestra finca”, asegura Borja Mendaro y Elío, su director comercial nacional. Marqués de Valdueza y Merula son las dos marcas con las que trabaja la empresa. Una finca donde coexisten tres grandes tipos de suelo: arenoso, arcilloso y arcillo-pedregoso, con parcelas con pendientes de suaves a pronunciadas (hasta un 12%).

¿Cuál ha sido la experiencia de Marqués de Valdueza en el mundo del vino?

Llevamos unos 20 años produciendo vino, con un viñedo propio de 40 hectáreas, de los que vinificamos y trabajamos para nosotros unas 20 hectáreas en la Finca Perales de Valdueza donde también recolectamos la aceituna para nuestros AOVEs. Tenemos Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. Y estamos viendo la posibilidad de incorporar alguna otra variedad. Contar con bodega propia en la finca es una gran ventaja. La recolección la realizamos de forma manual en muy corto espacio de tiempo, con la uva transporta en cajas con mucho cuidado. La trazabilidad del producto es total.

¿Qué vinos elaboran en la actualidad?

Actualmente se elaboran tres vinos: un roble, que es como el hermano pequeño, que se llama Valdueza. Con Syrah y Cabernet, con aproximadamente tres meses de barrica en roble francés. Es un vino de trago fácil, fresco, con mucha fruta. Un vino amable, de rotación, para chatear.

Luego está el Marqués de Valdueza Etiqueta roja, que es el hermano mediano, mayormente con Cabernet y un 16% de Syrah, con 12 meses  en barrica de roble francés,  y un año o dos el resto de tiempo en botella.

Y por último, el Marqués de Valdueza Gran Vino de Guarda, que es el buque insignia de la bodega, y que acabamos de lanzar en su cosecha del 2013. La idea original de la bodega era elaborar este vino. Son producciones de uva muy pequeñas, de parcelas muy pequeñas que estudiamos en su día ideales para este vino, con rendimientos muy bajos de 3.200/3.300 kilos de uva por hectárea. En su crianza usamos barricas de roble francés nueva de 225 y 400 litros, y luego le sigue una larga crianza en botella.

¿Los éxitos y reconocimientos que han tenido con sus aceites de oliva virgen extra han ayudado comercialmente  a vuestros vinos?

Siempre ayuda contar con una marca tan reconocida en el mercado nacional y de exportación como Marqués de Valdueza en el mundo del AOVE. Desde hace muchos años considerado entre los mejores del mundo. Cuando salimos con el vino, fue de la mano al principio de los aceites de oliva virgen extra. Hoy nuestros vinos ya se van defendiendo por si solos, se van haciendo mayores. Aunque nunca olvidamos que le debe mucho al prestigio de nuestros AOVEs.

¿Son muy diferentes comercialmente los mercados del vino y el aceite de oliva de calidad?

Depende muchas veces del propio distribuidor o importador que toque uno u otro, o los dos en algunas ocasiones.

¿Han notado que ha cambiado la percepción de los vinos extremeños por parte de los clientes y de los importadores internacionales?

Hay un porcentaje amplio de clientes y compradores que ya ni se acuerdan de aquella imagen de vinos recios y granelistas que podía tener el vino extremeño. Y el que sí la ha conocido, ya hemos luchado cada vez más bodegas como la nuestra por desterrar aquella imagen con vinos de calidad y que nada tienen que envidiar a los de otras regiones con más fama.

32 marques de valdeuza

Piedad Fernández (Escuela Internacional de Sommelier de Badajoz): “El sommelier no solo controla el mundo del vino, también sobre bebidas espirituosas, tés, cafés, vermús, sidras…”

Posted on

38 piedad

Entrevista con
Piedad Fernández
Directora de la Escuela Internacional de Sommelier de Badajoz

¿En qué momento se encuentra el proyecto de la Escuela Internacional y cuáles han sido sus principales novedades en el último año?

Se encuentra en un momento de expansión, tanto a nivel regional, nacional e internacional. La edición de nuestro curso 2018-2019 tiene lugar en Cáceres,  también continuamos nuestra colaboración con la Universidad de Enología y Gastronomía de Baja California (México). Así como diversos cursos de expertos en Madrid y en las Islas Canarias.

La formación en el mundo de los enólogos está muy desarrollada pero en el caso de los Sommeliers todavía queda mucho por hacer ¿Tiene gran futuro laboral como profesión?

Encontramos el Sommelier en el ámbito de la hostelería y restauración, así como en el sector de ventas, ya sea desde la bodega o desde una distribuidora, sin olvidar las tiendas especializadas.  Actualmente todas las profesiones relacionadas con el ámbito de la hostelería, restauración unida al turismo enogastronómico, están consideradas entre las 20 profesiones más influyentes del futuro en nuestro país. No olvidemos que nuestra principal fuente de ingresos se encuentra en el turismo, el cuál demanda, cada vez más profesionales. Estamos ayudando a profesionalizar el sector.

Una cosa es saber elaborar vinos y otra, saber de vinos ¿Un buen enólogo no tiene por qué ser un buen sommelier?

De hecho, muchos enólogos estudian con nosotros el curso de Sommelier, si bien un enólogo está cualificado para elaborar vino, no aprende desde la carrera, dónde y cómo se puede posicionar el vino que elabora. Por ello, nosotros le proporcionamos una amplia formación sobre las diferentes producciones de vino en el mundo, marketing sobre posicionamiento, estrategias de venta, todo sobre armonías-maridajes pero sobre todo enseñamos a saber defender la singularidad, el origen, su saber hacer, que puedan crear y defender su seña de identidad. Para todo ello necesitan una preparación previa y hacer un viaje global (teórico-práctico en clase) por todas las zonas de producción de España y del mundo.

¿Cuál sería el perfil de personas que acuden a los cursos de la Escuela? ¿Hay más mujeres que hombres?

Tanto hombres como mujeres, ni más ni menos de cada uno, afortunadamente es una profesión que suscita el interés de ambos. Es un perfil muy amplio el que abarcamos en este curso, comenzando por los enólogos, comerciales de bodegas y de distribuidoras de bebidas y alimentos, profesores de hostelería que quieren ampliar sus conocimientos, periodistas y comunicadores que quieren especializarse en este sector, camareros, propietarios hosteleros y restauradores para ellos poder formar a su equipo y entusiastas, profesionales del turismo para especializarse en turismo enogastronómico. En definitiva, abarcamos un amplio espectro de actividades profesionales.

Por tu experiencia personal, ¿cuál es el nivel medio de los sommelier en los restaurantes extremeños?, ¿hay muy pocos para ser una tierra de gran producción de vinos?

El consumidor está muy preparado, sabe lo que quiere del restaurante o bar elegido  quiere disfrutar de una experiencia, vivir emociones; las redes sociales están constantemente recomendando productos y lugares y la única forma de responder a esta demanda cada vez más especializada es con la profesionalización del sector. Extremadura necesita invertir en la figura del experto en su equipo.

El Sommelier no solamente controla el mundo del vino, además incluye conocimientos sobre bebidas espirituosas, tés, cafés, vermús, sidras…Es un experto en gastronomía en armonizarlas-maridarlas y sobre todo es el enlace entre cocina y sala, por lo cual se convierte en un gran representante de la filosofía del restaurante y un gran vendedor muy rentable para la empresa.

Hay muy pocos sommeliers en Extremadura, y su nivel va en aumento. El turismo y viajero de calidad que nos visita demanda mayor atención y profesionalidad. Ojalá en los próximos años los propietarios reconozcan a esta figura como una pieza fundamental de su negocio.