aceite de oliva y olivar

Alfonso Montaño (CTAEX): “Las cooperativas deberían promover una sección para gestionar olivares en riesgo de abandono”

Posted on

44 alfonso montaño

Texto:
Alfonso Montaño
Responsable de Proyectos Elaiotécnicos de CTAEX

En los últimos años el olivar en Extremadura ha tenido una gran evolución y, dentro de ella, tendrá que seguir modificando su organización a fin de afrontar los retos del futuro. Estos retos se superarán con una mayor competitividad en todos los eslabones de la cadena de valor. De no ser así, el olivar existente solo tendrá un final de autoconsumo, paisajístico y/o complementación de una renta agrícola.

El olivarero, la almazara, la cooperativa y el envasador creo que son conscientes que el futuro del olivar estará dirigido por un consumo que, en los últimos años, no solo se ha destruido en los principales países productores, sino que además, donde se crea y se aumenta el consumo, es copado por las grandes industrias exportadoras que, con una competitividad elevada.

Cada olivar o almazara posee una serie de debilidades que atajar, a la vez que una serie de fortalezas que permitirán alcanzar ventajas competitivas, que necesitan de decisiones para cada caso particular y que no siempre son reconocidas por sus poseedores. No obstante, me atrevo a dar unas líneas generales que podrían favorecer a la competitividad de los diferentes eslabones de la cadena de valor de los Aceites de Oliva.

Manejo más profesional
A nivel de producción de aceitunas, el olivar extremeño es poco competitivo, produciendo de media unos 250 kg aceite/ha. Hay que conseguir generar más para afrontar una mínima rentabilidad, debiéndose hacer un manejo más profesional del olivar, controlando la nutrición mineral (emplear compost proveniente de alpeorujo es un fácil vía), intensificar el cultivo donde sea posible, invertir en riego donde sea posible y renovar los viejos olivos poco productivos por olivos nuevos con aptitudes mejores (variedades tempranas, de doble aptitud, menos veceros…o de propiedades sensoriales que aporten una singularidad, como Pico Limón, Manzanilla Cacereña, etc.).

No quiero dejarme atrás la aceituna de mesa, la cual en un futuro podrá ser una vía de diversificar el olivar, dando mayor opción al olivicultor de elegir los mercados finales en función de las condiciones climáticas y económicas de cada sector.

A nivel de manejo de explotaciones, hay que reducir costes de producción mediante colaboraciones entre propietarios: ya sea con un cultivo asistido o compartido, concentración parcelaria para reducir la dispersión de parcelas y el bajo tamaño de estas.

A nivel de cooperativa promover una sección de gestionar olivares en riesgo de abandono. Quiero destacar el valor del olivar ecológico, tanto por el beneficio medioambiental como por la importancia que alcanzará este cultivo en la futura PAC, así como que otorga una diferenciación con un diferencial de precio importante con respecto al convencional.

A nivel productivo el almazarero debe conocer su papel en la cadena de valor, qué calidades desea vender y la forma de venta. Con esto deberá explotar las fortalezas de los aceites de cada variedad, ya no se habla de calidad pues esta se presupone. Pero estas fortalezas hay que comunicarlas mejor, empezando por los propios socios de la cooperativa, y emplear la fuerza de internet para llegar al consumidor.

Por último, para alcanzar un mayor valor a las aceitunas y a los Aceites de Oliva hay que diseñar un proyecto comercial, una guía de pasos a seguir para llegar a donde se desee, aunque sea vender graneles.

En contra de lo que se pueda entender soy optimista a medio plazo con el olivar extremeño y español, pues el consumo mundial crecerá y llegaremos a un precio de productos equilibrado. Pero evidentemente con un gran esfuerzo, mucho mayor que coger el teléfono y recibir ofertas, sino con una mayor orientación al mercado, siendo valientes y dando pasos adelante.

Daniel Señán (Baeturia Organic): “Hay consumidores dispuestos a pagar un poco más por un producto singular y de calidad”

Posted on

46 baeturia

Entrevista con
Daniel Señán
CEO de Baeturia Organic

Vuestro olivar fue uno de los primeros de Extremadura en estar en agricultura ecológica ¿Cómo ha sido vuestra trayectoria desde Medina de las Torres en la provincia de Badajoz?

El olivar Santo Domingo es, con su pequeño cortijo del siglo XIX, una de las primeras parcelas en solicitar la certificación de cultivo ecológico en Extremadura. Sus olivos centenarios no han conocido otro tipo de tratamiento agrícola, antes que se llamara ecológico al cultivo tradicional.

La agricultura ecológica no utiliza herbicidas, plaguicidas ni fertilizantes químicos. Estos productos no sólo degradan el medio ambiente del entorno donde vivimos, sino que son detectados en pequeñas dosis en el producto final, el aceite de oliva.

En tiempos donde el olivar superintensivo aumenta sus hectáreas de cultivo, la producción ecológica de secano sigue siendo muy valorada en segmentos de consumidores, dispuestos a pagar un poco más por un producto singular y de calidad.

Siempre habéis apostado por los monovarietales de variedades autóctonas como Manzanilla Cacereña, Morisca  y la Carrasqueña ¿Extremadura debe apostar por su singularidad?

El aceite de oliva está siguiendo los pasos que trazó otro producto como es el vino. Existen alrededor de 200 variedades de aceituna. Un virgen extra monovarietal de calidad es muy singular y el consumidor desea disfrutar de la experiencia de comparar los matices que los diferencia de otros, como ocurre con los buenos vinos.

El envasado es otra de las apuestas de Baeturia Organic. Siempre he creído que un producto de calidad, además de serlo, ha de parecerlo. Hemos procurado que todos nuestros productos tengan una presencia atractiva.  Nos consta que muchos clientes adquieren nuestros productos como un regalo.

¿Cómo tenéis enfocada la venta de vuestros AOVES? ¿También para la exportación?

Dada la peculiaridad de nuestros productos, Baeturia se comercializa en tiendas especializadas en alimentos ecológicos, tiendas de delicatessen, o especializadas en AOVE. No está en nuestro foco la gran distribución. Actualmente exportamos el 70%. El auge de la Dieta Mediterránea, con el AOVE como producto esencial, ayuda en los mercados europeo y norteamericano, donde Italia mantiene una posición de dominio desde hace décadas, pero donde el producto español va haciéndose un hueco. Veremos cómo afecta el entorno económico internacional desfavorable en las exportaciones.

¿Cómo ves que se esté vendiendo el litro de virgen extra estándar a 2,75 euros en la Gran Distribución?

El aceite de oliva es desde hace tiempo un producto reclamo para las grandes cadenas de distribución. Además de generar excedentes con frecuencia, es perecedero en un plazo no muy largo, lo que unido a que el mercado es dominado por pocas y grandes envasadoras, y la proliferación de producciones superintensivas que con enorme consumo de recursos, logran unos volúmenes de producción impensables hace 20 años, genera la “tormenta perfecta” para que haya poca diferenciación y el precio sea decisivo para dar salida a un volumen que producto que crece más deprisa que la demanda.

Los pequeños productores no compiten en ese mercado y por eso deben perseguir la excelencia y singularidad para mantenerse en un mercado de precios más altos. En general, el consumidor cada vez está mejor informado y sabe diferenciar que el AOVE del lineal del supermercado es una buena opción para el uso diario, y que un ecológico de calidad, es una deliciosa manera de mimarse y mimar a los que más quieres, con la satisfacción de ayudar a mantener un tipo de cultivo sostenible, que de otro modo, desaparecería. La competencia es también muy alta en el segmento de calidad alta, por lo que hay que esforzarse por destacar. Nadie dijo que el éxito fuera fácil.

46 baeturia botellas

 

TODOLIVO alcanza el sello como Pyme Innovadora del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades

Posted on

todolivo

La empresa cordobesa TODOLIVO ha conseguido un importante reconocimiento a su trayectoria de innovación al alcanzar el sello de Pyme Innovadora que concede con carácter nacional el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Con esta distinción, el Ministerio quiere destacar el carácter innovador de las pymes como una estrategia necesaria para el crecimiento económico y la competitividad.

TODOLIVO destina importantes recursos, tanto materiales como humanos, a sus programas y proyectos de innovación, estando en permanente vanguardia en el desarrollo del sistema de Olivar en Seto en sus diferentes fincas y campos de ensayo de nuevas variedades.

El sello como Pyme Innovadora es válido hasta octubre de 2022. En 2014 se aprobó el Real Decreto 475/2014, de 13 de junio en el que se establece la definición de Pyme Innovadora. A través de este sello, el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades reconoce a las empresas que realizan actividades en el campo de la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación. Las empresas acreditadas como Pyme Innovadora obtienen una serie de beneficios y ventajas fiscales.

Un ejemplo de este esfuerzo por la innovación lo encontramos en los acuerdos de colaboración que TODOLIVO mantiene con importantes entidades e instituciones, como por ejemplo el IFAPA dependiente de la Junta de Andalucía o la Universidad de Córdoba.

Pieralisi fomenta actividades formativas para profesionales del sector del aceite de oliva

Posted on

pieralisi
Emilio Artero Vázquez, director de producción de Picualia, en una de las últimas formaciones patrocinadas por Pieralisi

Grupo Pieralisi fomenta la formación de los profesionales del sector del aceite de oliva gracias a las actividades que realizará este año junto al Centro de Interpretación Olivar y Aceite de Úbeda. Así lo explica Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal, quien recuerda que recientemente se ha renovado el convenio de patrocinio de la empresa líder en la fabricación de maquinaria de almazara con el Centro del Olivar.

“Bajo nuestro paraguas, se realizarán todo tipo de actividades formativas y de difusión de las que se beneficiarán en gran parte profesionales del sector del aceite de oliva”, indica Rodrigo Jaén y destaca que para Pieralisi es fundamental que se ofrezca formación e información sobre el mundo del olivar y del aceite de oliva, ya sea de carácter más profesional o de iniciación, e incluso con tintes lúdicos.

Pieralisi es desde hace cerca de dos años el patrocinador principal del Centro Olivar y Aceite, que lleva también el nombre de la empresa.  Se trata de un apoyo institucional de gran envergadura al tratarse de una compañía que, desde su fundación en el año 1888, apuesta por la innovación, desarrollo e investigación en el mundo del olivar. Con este patrocinio, Pieralisi muestra el firme propósito de reforzar e impulsar las actividades de este centro, una entidad referente en el sector agrícola. Entre las actividades formativas que realiza el centro con el patrocinio de Pieralisi destacan los cursos de catas de aceite, el club de cata pionero en Andalucía, las charlas formativas para maestros de almazara, las actividades de oleturismo, conferencias, visitas a almazaras, presentaciones de los productos de los socios del centro o jornadas de puertas abiertas, entre otros.

Para Rodrigo Jaén, todas las actividades que realiza el centro son muy valiosas y necesarias. Pero, sin duda, destaca la formación de maestros de almazara o profesionales del aceite como fundamentales para seguir avanzando en calidad y profesionalidad. El Centro del Olivar ha realizado ya dentro de esta línea más de 40 cursos que han supuesto una actividad formativa de cerca de 1.500 horas y por la que han pasado medio millar de alumnos. Pieralisi espera que, gracias a su apoyo, estas cifras puedan seguir incrementándose en los próximos meses.

Juan José Sánchez (Coop. Ntra. Sra. de la Consolación de Montánchez): “Vender solo a granel no tiene futuro, hay que vender más con marca”

Posted on

48 montachez

Entrevista con
Juan José Sánchez
Gerente de la Cooperativa Nuestra Señora de la Consolación de Montánchez

La localidad cacereña de Montánchez es conocida por sus jamones ibéricos, su vino y su  castillo, y también quiere serlo por sus aceites de oliva virgen extra de montaña con su marca Aceite Sierra de Montánchez. La Cooperativa Nuestra Señora de la Consolación aspira a aumentar la comercialización de sus aceites envasados, entrar en ecológico y abrir mercado en el exterior.

¿Qué objetivos tiene la Cooperativa en la comercialización de sus productos?

Cuando se fundó la cooperativa, en el año 1956, sus socios buscaban defender mejor sus productos y conseguir un mayor valor añadido para los mismos. Antes los intermediarios pagaban precios nefastos por sus aceitunas como sigue pasando ahora. Vender solo los aceites a granel no tiene futuro. A dos euros el kilo, ningún agricultor puede soportarlo. La idea es aumentar poco a poco el aceite envasado, dar más publicidad, promoción, presencia en redes sociales, web y más valor a la marca Aceite Sierra de Montánchez.

¿Cuál es la producción media de aceituna y de qué variedades?

La cooperativa la formamos 622 socios, pero no todo depende de las aceitunas. Para la gran mayoría son un complemento de rentas, aunque para la economía del pueblo sí es muy importante ya que suponen entre dos y 2,5 millones de euros por campaña. Cada campaña recolectamos una media de entre dos y 2,5 millones de kilos de aceituna. Estamos enfocados en molturar nosotros solo aquellas aceitunas que sirven para envasar nuestros aceites. El envasado supone entre el 15 y el 20% del total, en torno a 80.000 litros, con la idea de crecer y que el socio consigue más rentabilidad por su aceituna. La variedad fundamental es la Verdial, y algo de Manzanilla y Cornicabra.

El rendimiento industrial está entre el 18 y el 21%, nada mal, si lo comparamos con otras variedades como la Manzanilla Cacereña. También hacemos algo de aceituna e verdeo, entre 80.000 y 100.000 kilos, pero para vender a granel. La cooperativa cuenta dos líneas, de las que solemos usar una. La otra estamos pensando en usarla para repaso. Y tenemos depósitos para unos 220.000 litros.

¿La exportación es importante pero también lo es no olvidar tu propia zona e influencia para vender?

Tenemos que aprovechar más del tirón turístico de Montánchez y su comarca. Ya hemos hecho cosas en exportación, por ejemplo un palet de 2.500 botellas para China. El problema para vender más en tu zona de influencia es el gran desconocimiento que hay en España sobre el producto. Se habla mucho de oro líquido pero una gran mayoría de los consumidores no distinguen un lampante de un virgen.

¿Hay que destacar sobre todo el valor y diferenciación del olivar de sierra?

En nuestra comarca casi el 100% del olivar es tradicional, y además en nuestro caso, de sierra, con una orografía de bancales complicada y que supone más costes de recolección. Si no somos capaces de darle más valor a nuestro producto, en cinco años estaremos “muertos”. Si en la recolección de superintensivo los costes son de dos céntimos kilo, nosotros tenemos 20 céntimos/kilo. A los que si añadimos otros muchos costes de abono, poda, jornales, etc, se nos va a 0,30 o 0,35 céntimos. Con esos costes y a los precios actuales, es imposible que salgan as cuentas.

¿Entrar en ecológico es una forma de diferenciarse?

Un grupo de productores ya hemos entado en ecológico con la idea de en tres años envasar un pequeña partida de aceite de oliva virgen extra, con una botella y etiquetado diferente al del convencional. Estamos en el proceso de certificación e inspección. También es importante convencer al socio para que adelante la recolección y no esperar al 6 de diciembre como es tradición. El agricultor piensa que cuanto más tarde más rendimiento tiene y no es verdad.

48 montanchez mas

Antonio Carazo, nuevo comercial para la División de Aceite del Grupo Pieralisi

Posted on

PIERALISI

Antonio Carazo Lanagrán es el nuevo comercial para la División de Aceite del Grupo Pieralisi. Dentro de la labor de reestructuración e impulso que está llevando a cabo la empresa líder en la fabricación de maquinaria de almazara, Carazo Lanagrán pasa a formar parte del capital humano con el que cuenta la entidad.

Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal, destaca la experiencia de Antonio Carazo en el sector y lo valora como un eslabón más para continuar trabajando “en favor de los productores de aceite de oliva y del sector en general”. Confía en que, con la llegada del nuevo comercial para el sector del aceite, Pieralisi siga mejorando los servicios que ofrece a las cooperativas y almazaras privadas de la Península, como viene haciendo desde hace décadas y, además, continúe con la labor de modernización y adaptación a las nuevas realidades en las que está inmersa la empresa.

Antonio Carazo cuenta con una amplia trayectoria en el sector de la fabricación del aceite de oliva. Entre otros, ha trabajado en FOSS y ha sido adjunto a la gerencia de la cooperativa Santa Teresa de Osuna. Además, es gerente de una explotación de tamaño medio de olivar de carácter familiar. También ha ocupado cargos de responsabilidad en diferentes multinacionales relacionadas con la industria farmacéutica o la automoción. El jienense ha participado, además, en la investigación “Mejora de la competitividad del sector oleícola” junto al experto en oleicultura Juan Vilar, trabajo por el que obtuvo un accésit de la DO Estepa y que finalmente fue recogido en un libro publicado por el Ministerio de Agricultura. Además, ha realizado otras publicaciones relacionadas con el sector de los maestros de almazara.

Carazo Lanagrán aúna la experiencia en el sector del aceite de oliva con el conocimiento de la provincia de Jaén, en la que nació y dónde reside. Al aceite lo une “una vinculación emocional muy fuerte” y considera que con su nuevo cargo en Pieralisi se le plantea un reto importante: “Jaén depende del aceite de oliva social y económicamente y ayudar a impulsar la provincia a través de empresas de la solvencia de Pieralisi es para mí un gran honor”, apunta.

Manuel Pecero (Sentir de Barros): “Debemos diferenciarnos de lo que hacen las grandes envasadoras, y el AOVE ecológico es la mejor opción”

Posted on

52 sentir de barros

Entrevista con
Manuel Pecero
CEO y fundador de Sentir de Barros

En el año 2012, Manuel Pecero Águila decidió crear la empresa Demeter Global Trade con la idea de comercializar productos agroalimentarios de calidad, especialmente aceite de oliva virgen extra, aceituna de mesa y vino, tres iconos de Tierra de Barros donde tiene su sede, en la localidad de Villafranca de los Barros. Desde su infancia, Manuel  ha estado relacionado con el olivar ya que su padre se dedicó al mundo de la aceituna.

Durante dos años, visitó almazaras y molinos, probando y valorando sus productos, y entrevistando a los mayores expertos en aceite de oliva de España para documentarse y poder hacer realidad su sueño que tiene en la marca Sentir de Barros su razón de ser. Actualmente está muy centrado en la comercialización de AOVE ecológico procedente de aceitunas del suroeste de la provincia de Badajoz. La empresa también ofrece servicios de recolección de aceituna y gestión de fincas.

¿Cómo surgió el proyecto de Sentir de Barros y qué objetivos tiene?

Toda mi infancia está relacionada con el olivo. Mi padre se ha dedicado al mundo de la aceituna y yo desde niño le he acompañado. Aunque por circunstancias profesionales me aparté de este mundo, siempre he querido hacer algo relacionado con el AOVE y el olivo. Sin medios, tras una situación profesional difícil, comienzo en 2012 el proyecto Demeter Global Trade.

En un principio, nace como centro de compra-venta de aceitunas. Aunque no fueron fáciles los inicios,  hace unos pocos años vi materializado mi primera cisterna de aceite, y ahí nació Sentir de Barros. La marca no nace del marketing, nace de lo que yo sentí en ese momento al ver ese aceite de excelente calidad, y con esa emoción y orgullo comenzamos a comercializarlo. La idea es llevar a Tierra de Barros por bandera para que los propios agricultores que están todo el año trabajando la tierra puedan consumir sus productos.

¿Qué servicios ofrecen en la empresa?

Trabajamos desde el campo hasta el producto final, gestionamos fincas y hacemos labores en el campo. La agricultura está cada vez más mecanizada, por los problemas que hay con la mano de obra y también para poder ser competitivos.  Seguimos adquiriendo maquinaria agrícola para facilitar dicha  labor, y enfocando dicho trabajo al futuro del desarrollo del regadío de la zona, ya que a día de hoy  se están creando plantaciones nuevas y reestructurando muchas otras.

¿Qué tipos de aceites de oliva virgen extra comercializáis?

Contamos con tres AOVEs. Por un lado, un coupage de Morisca y Manzanilla; un monovarietal de Picual y nuestra niña bonita, y sobre la que más trabajamos, el ecológico que procede de las variedades Morisca y Carrasqueña, de olivos de las sierras del suroeste de Badajoz. El resto de variedades proceden de Tierra de Barros.

¿Están convencidos que gran parte del futuro está en el ecológico?

Una empresa como la nuestra debe diferenciarse claramente de lo que hacen las grandes envasadoras. Y el ecológico es una forma clara de hacerlo, sobre todo con variedades autóctonas de la zona. Actualmente los productos ecológicos, se están abriendo un hueco importante en los hogares extremeños. Y en el mercado internacional, lo mismo. Estamos muy activos en la asistencia a ferias y en diferentes degustaciones, de la mano de chefs de aquí. Por ejemplo, hemos promocionado los productos extremeños en la Feria Internacional del Chocolate en Madrid, Chocomad.

¿La idea es exportar también vuestros productos?

Estamos  trabajando ya en la exportación.  En concreto este año hemos visitado EE.UU., y hemos tomado contacto con una empresa de Miami especializada en la importación de productos españoles,  y en breve mandaremos los primeros AOVES. También tenemos en agenda viajes por Europa para incluir los AOVEs de Sentir de Barros en el mercado europeo. Además, esta campaña queremos por primera vez presentar el producto a concurso, porque sabemos que nuestro AOVE puede competir con los mejores y tenemos mucha ilusión en ello.