pistacho

Extremadura se suma al “boom” de los frutos secos

Posted on

El cultivo de almendros, castaños, nogales, pistachos e higueras suman 25.000 hectáreas gracias a sus precios en origen

4 pistacheras
Pistacheras

En las estanterías de los principales supermercados e hipermercados españoles, con Mercadona y LIDL a la cabeza, los frutos secos cada vez ocupan una posición más estratégica. Ya generan tráfico de clientes porque hay un nuevo perfil de consumidor que los demanda por sus grandes virtudes saludables. Y por su amplitud de usos en la cocina, desde el desayuno a las ensaladas repostería o los guisos.

Los frutos secos están de moda y Extremadura no se está quedando atrás en su cultivo. En la actualidad las plantaciones de almendros, castaños, pistachos, nogales e higueras en la región ya se acercan a las 25.000 hectáreas de cultivos, de la que más de 12.500 ya estarían en regadío, con crecientes producciones.

Aunque en algunos casos sus cotizaciones han bajado sensiblemente en las tres últimas campañas, como de la almendra de la variedad Marcona, que pasó de cotizar a 8 euros/kilo en 2015 a los 4 euros/kilo actuales, siguen manteniendo unos precios en origen mucho más rentables para el productor que otros muchos cultivos de regadío. Según los expertos, siempre hay que tener muy clara la inversión inicial que habrá que realizar antes de poder comenzar a amortizar la plantación.

Diversificar
Extremadura cuenta en la actualidad con más de 10.500 hectáreas de almendros, según los datos de la Encuesta de Superficies Agrarias del Ministerio, de las que más de 8.000 están en regadío. Incluso en zonas tradicionales de plantación de frutales, hay productores que han comenzado a diversificar con este árbol. Lo que ha obligado a varias cooperativas de las Vegas del Guadiana a abrir secciones propias de almendra para dar servicio a sus socios en campaña. Empresas como Novalmendro y Agromillora son muy activas en el asesoramiento de su cultivo.

Otro de los productos clásicos en la región es el castaño, sobre todo en la comarca de las Villuercas y en otras del norte de la provincia de Cáceres. En total, el castaño suma más de 2.500 hectárea de cultivo de las que la gran mayoría son de secano. Empresas como el Común o cooperativas como la Agrupación del Valle del Jerte figuran entre las más activas en su comercialización.

Cotizaciones
Otro de los cultivos emergentes es el del nogal, con cotizaciones muy interesantes y una demanda creciente. Actualmente hay más de 1.650 hectáreas cultivándose en la región, la gran mayoría en regadío. El grupo Borges, uno de los mayores operadores europeos del sector del frutos secos, es muy activo en la producción de nuez de la variedad Pizarro en Extremadura.

Otro de los cultivos estrellas en el sector del fruto seco es el de pistacho, que suma en España unas 12.000 hectáreas de cultivo de las que el 80% se concentran en Castilla-La Mancha. Extremadura cuenta con algo más de 600 hectáreas cultivadas, de las que algo menos de la mitad son de regadío. En este cultivo, la elección varietal es fundamental. En Extremadura empresas como Nuevos Cultivos-Greenpearl en Navalmoral de la Mata o Pistacho de Extremadura desde Zorita asesoran en las mejores opciones.

Por último, el cultivo de la higuera vive un nuevo resurgir en la región, tanto para seco como para fresco. Con algo más de 12.000 hectáreas plantadas, Extremadura lidera la producción española y europea. Sus buenas cotizaciones en las últimas campañas han despertado el interés de grandes empresas hortofrutícolas para diversificar sus producciones de fruta de hueso.

Un proyecto sobre la mejora genética del pistacho gana el premio Agroexpo a la innovación

Posted on

agroexpo

La empresa Viveros Provedo S.A. ha sido la ganadora del primer premio de la VII Edición del Premio Agroexpo a la innovación empresarial dotado con 2.000 euros más un testeo y certificación del producto por parte de CICYTEX durante un año.

Su proyecto se basa en la investigación y desarrollo en la mejora genética vegetal, ADEX, de un portainjerto de pistacho adaptado a los suelos agrícolas. Es una especie que tiene muchas resistencias agronómicas: en el método, en suelos encharcadizos o con salinidad. Destaca también lo rápido que entra en producción pues en solo 5 años se cuenta con una planta productiva.

“El objetivo es desatascar la producción de plantas de vivero que hasta ahora se está haciendo con semillas salvajes. Esto permitirá también bajar el precio de la planta, además de más éxito en el cultivo”, ha destacado Luis María Aliseda, director del centro de investigación de Viveros Provedo, S.A.

La empresa Sunjob C.B. con su plataforma web que agiliza los procesos de búsqueda y contratación de mano de obra, ha logrado el primer accésit de 1.000 €;  mientras que el proyecto “Calage, fertilizante mineral mixto”, que protege a las plantas de la exposición excesiva de los rayos solares, entre otros, de la compañía Santa Clara, Agrociencia Moticolobes S.L., ha logrado el segundo accésit cuya cuantía económica asciende a 500 €.

La multinacional Borges gestiona 724 hectáreas de nogal, pistachos y almendro en Extremadura

Posted on

Borges Agricultural & Industrial Nuts, que cotiza en Bolsa, dispone de 9 fincas en la región que suponen el 64% de su superficie de cultivo en España

4 NOGALES

Pocas empresas que cotizan en la Bolsa española tienen una vinculación tan fuerte con Extremadura como la que actualmente mantienen BAIN (Borges Agricultura & Industrial Nuts), la filial del grupo Borges que concentra sus negocios de almendras, nueces y pistachos y que está presente en 65 países. BAIN dispone de 724 hectáreas de cultivos de frutos secos en la comunidad extremeña, en la que lleva 40 años implantada. Cuenta con 9 fincas entre los términos de Badajoz y Montijo: Barbudo, Benavides, Las Mesas, Cantillana, Palacitos y Tesorero en Badajoz, y las de El Cuartillo y Casarente en Montijo.

Según los responsables de BAIN, “la introducción de nuevos cultivos e identificar las variedades que mejor se aclimatan a las condiciones edafoclimáticas de Extremadura para obtener cultivos eficientes, no fue una tarea nada fácil, en lo que fue necesario invertir muchos millones de las antiguas pesetas, y también de euros. Tan pronto tuvimos identificada y testada la tecnología, iniciamos la expansión mediante la adquisición de nuevas fincas”.

Las hectáreas de cultivos de frutos secos de BAIN en la región  equivalen al 64% de la superficie de la empresa en el territorio español, donde gestiona una superficie de 1.139,6 hectáreas, a las que añadiendo las 941,9 has situadas en Portugal y las 320 has de California–EE.UU. En total la empresa gestiona a nivel mundial  2.401,5 has de cultivos. En Extremadura, la mayor extensión se la lleva el nogal con más de 400 hectáreas, por delante del almendro -en gran crecimiento- y el pistacho.

Almendros
El cultivo del almendro se ha convertido en una de las prioridades de la empresa.  En 2016 BAIN inicio un nuevo proyecto que, en su primera fase, contempla en la puesta en explotación de 2.500 hectáreas de almendros. BAIN anualmente comercializa más de veinte millones de kilos.

La empresa no descarta incluso potenciar la actividad industrial en Extremadura. Según los responsables de la compañía, “se prevé continuar potenciando sus actividades agrícolas en Extremadura y, si se dan las condiciones adecuadas, cuando exista el volumen que los justifique,  incorporar la industrialización de las producciones obtenidas, los cuales, como en el caso de las almendras, actualmente se realizan fuera de la comunidad extremeña. La importante actividad agrícola desarrollada por BAIN en Extremadura, ha propiciado la instalación de las actividades industriales consistentes en el lavado, secado, calibrado y ensacado de nueces, operaciones que también se realizan para el pistacho, producto para el que también se realiza la separación por color y el descascarado, utilizando las tecnologías más modernas”.

Marca propia
La calidad y fama de las nueces extremeñas llevó consigo incluso la creación de una marca propia.”Las nueces producidas en Extremadura son de calidad excepcional y de sabor diferenciado. Desde la primera cosecha se han comercializado de forma completamente diferenciada a las nueces de California, con la submarca Pizarro (Borges-Pizarro) en recuerdo al conquistador extremeño Francisco Pizarro, nacido en Trujillo”, aseguran.

BAIN ha iniciado un programa de colaboración con los productores de Extremadura, para desarrollar el concepto de agricultora en cooperación mediante la cual pone su disposición el know-how acumulado durante 40 años de experiencia en el cultivo de los frutos secos garantizándoles la comercialización de sus producciones.

4 PIZARRO

Extremadura cuenta con 14.000 hectáreas de frutos secos, lideradas por almendros y castaños

Posted on

El Grupo Borges concentra el I+D agrícola del grupo en su filial de frutos secos Bain Extremadura cerca de Olivenza

cultivo de almendro

Cada vez es más común ver en el Diario Oficial de Extremadura informes de impacto ambiental para la transformación en regadíos de tierras hasta ahora de secano. Y una buena parte de ellos son para plantar almendros. Uno de los últimos ha sido el de la empresa Soltillán Inversiones, en la finca La Garza de Oliva de Mérida, para un terreno de 66,6 hectáreas.

Es solo un ejemplo del boom que las plantaciones de frutos secos viven en Extremadura y en toda España, gracias especialmente a sus precios en origen que permiten un margen mayor –y sin depender de las ayudas europeas de la PAC– a las producciones agrarias.

Según los últimos datos de la Encuesta de Superficies Agrarias que publica el Ministerio de Agricultura referidas al año 2017, la región concentra ya en torno 14.000 hectáreas de cultivos de frutos secos: algo más de 10.000 hectáreas de almendros –el cultivo que más crece incluido en zonas tradicionales de regadío–, 1.052 hectáreas de nogales, 2.392 hectáreas de castaños y 373 de pistachos.

Gigantes del mercado de frutos secos, como el grupo Borges, cuentan con filiales en la región, como Bain Extremadura, con sede en la carretera de Olivenza, para la explotación de plantaciones de nogal, pistachero y almendro en Extremadura, así como a su procesado y comercialización. También cuenta con su propio vivero y es la responsable del I+D agrícola del Grupo.

De todos estos cultivos de frutos secos, el castaño ha sido tradicionalmente el más asentado en la región, en zonas como Guadalupe o Navezuelas, y también en La Vera y el Jerte, en el norte de Cáceres.

Carlos Rincón (Pistachos del Sol): “Los pistachos de mejor calibre, ya limpios y pelados, se pagan a más de 8 euros el kilo”

Posted on

10 PISTACHOS

Entrevista con
Carlos Rincón
Asesor técnico de Pistachos del Sol

El cultivo del pistacho ha despertado gran interés en diferentes comarcas de Extremadura por su aclimatación al suelo y clima, pero sobre todo por sus buenos precios en origen durante los últimos años. El cultivo ya supera las 600 hectáreas plantadas de las que solo unas 150 estarían ya en producción, con más de 140 toneladas al año. Una de las empresas que está apostando por el desarrollo del cultivo en la región es Pistachos del Sol, con centro de producción en Torralba de Calatrava (Ciudad Real) y varios proyectos ya en desarrollo en Extremadura.

¿Por qué el interés creciente por el cultivo del pistacho como ha ocurrido con la almendro o el nogal?

Porque es un cultivo de futuro, por la gran demanda de producto existente, y rentable. Y poco exigente en cuanto a suelos, aunque prefiere los arenosos. Es un árbol duro que se adapta bien al frío y al calor. Funciona mejor con riego de apoyo pero va bien en secano también. La gran ventaja es que con la experiencia de los últimos años en nuevas plantaciones, ya se van corrigiendo los errores del principio y todo se hace mucho mejor.

¿Es un árbol que admite muchas plantas por hectárea?

Depende del tipo de suelo y de la disponibilidad de agua. En secano total iríamos a un marco de plantación de 7 por 7, y en riego de apoyo podría ser de 7 por cinco ó seis por cuatro. Podría oscilar de las 200 a los 400 árboles por hectárea. El marco de plantación también dependerá si la recolección se realiza con vendimiadoras o con paraguas. Hay que tener en cuenta que un pistachero puede producir durante 150 años. No es como un olivar intensivo.

¿El pistachero exige mucho cuidado y trabajo durante todo el año?

Es un cultivo cuya labor se puede compaginar sin problemas con otros cultivos. Las podas de formación, producción o rejuvenecimiento y los abonados, de fondo o en riego. Es un árbol muy rústico no muy vulnerable a las plagas. Sí hay que tener cuidado con el Verticilium, sobre todo dependiendo del patrón que se elija. Se pueden realizar tratamientos preventivos contra los hongos con cobre o azufre.

Muchos productores interesados se preguntan qué hacen con los pistachos recolectados ¿a quién se lo venden?

Los agricultores solo tienen que preocuparse de cosechar el pistacho en su momento óptimo, ni que se hayan pasado ni que estén muchos cerrados. Nosotros disponemos de servicios de recogida, incluso del fruto en verde. Y servicios de pelado y secado en Torralba de Calatrava, donde se clasifican.

¿Los precios en origen del pistacho siguen siendo buenos?

Los precios están fluctuando poco, mucho menos que en el caso de la almendra, porque la demanda es muy estable. El precio en lonja puede estar en torno a los 5 euros el kilo, aunque no son reales, ya que nosotros estamos pagando una media de 7 a 7,5 euros el kilo. Si son cerrados y manchados, en torno a los 6 euros, y en el caso del mejor calibre, el 18/20, se pueden pagar hasta más de 8 euros estando limpios y abiertos.

¿Hay interés real en el cultivo del pistacho entre los productores extremeños?

En Extremadura se están empezando a plantar bastante pistacho, sobre todo en zonas como las del norte de Cáceres, por Moraleja y Coria. Hay que elegir muy bien las variedades como la Sirora que necesita menos horas de frío, y sobre todo la planta patrón para que sea vigorosa y resistente.

pistachos 2
Plantaciones de pistachos gestionadas por Pistachos del Sol

Una empresa extremeña es referente en el cultivo y la venta de pistachos

Posted on

Nuevos Cultivos S.L., con procesadora en Navalmoral de la Mata, comercializará este año 250 toneladas de un producto que alcanza los 9 euros por kilo en origen

Que un producto en origen consiga cotizaciones que superan los ocho euros por kilo llama la atención. Y el pistacho lo está consiguiendo en las últimas campañas. Una empresa extremeña, Nuevos Cultivos S.L., con su centro de transformación en el Polígono de Navalmoral de la Mata, aspira a ser uno de los referentes del cultivo de pistacho no solo en Extremadura sino en toda España.

Su principal impulsor, Carlos Suárez, ingeniero agrónomo natural de Garvín, decidió lanzarse a plantar 6 hectáreas de pistacheras aconsejado por un compañero de carrera que trabajaba para Borges. Y a partir de ahí comenzó a especializarse en el cultivo y formarse en otras empresas del sector. Hasta que en el 2015 decidió apostar empresarialmente por el cultivo y creó su empresa junto a otros socios, y gracias también al apoyo de la Junta de Extremadura para la compra de la procesadora de pistachos.

En el año 2016, primero completo de la empresa, procesaron 105 toneladas de pistacho, el 50% para la exportación, con más de un millón de euros de facturación. Y este año 2017 esperan procesar 250 toneladas. De Extremadura y mucho de Castilla-La Mancha. Han registrado su propia marca de cara al futuro, Green Pearl, pero actualmente se centra en la venta a granel.

“Desde el principio tuve claro que quería apostar por cultivos que no dependan de las subvenciones de la Unión Europea porque creo que el futuro en el campo va por ahí”, asegura Carlos Suárez. “Y el pistacho ofrece grandes oportunidades. España y Extremadura, que a día de hoy no son nadie en el mercado mundial del pistacho dominado por Estados Unidos e Irán, tienen grandes opciones en este cultivo”.

España cuenta actualmente con más de 13.000 hectáreas de pistacheras, la gran mayoría en Castilla-La Mancha, gracias sobre todo al trabajo de investigación y desarrollo del Centro Público de El Chaparrillo. En Extremadura puede haber algo más de 500 hectáreas plantadas. “Agroclimáticamente Extremadura tiene buenas condiciones para su cultivo, aunque en Badajoz por tema de temperaturas sería necesarias variedades más tempranas. Hay que analizar también muy bien el tipo de suelos ya que en Castilla La Mancha son más calizos y en Extremadura más arcillosos, y hay que evitar el encharcamiento para la planta”.

El cultivo del pistacho, al contrario que el olivar o el almendro, no se realiza en intensivo. Con marcos de plantación de seis por seis o seis por siete y algo más de 200 plantas por hectárea. Cada planta vale unos 12 euros más IVA en vivero, muchos de los cuales están dando listas de espera de hasta dos años. Junto con los sistemas de riego por goteo y el resto de costes, la inversión necesaria por hectárea supera los 5.000 euros. Aunque su rentabilidad también es alta, pero no inmediata. La pistachera comienza a dar frutos al cuarto o quinto año. A los diez años alcanza ya una buena producción de entre 1.000 y 1.500 kilos por hectárea. Una vez pelados y secados, esta producción supera los 6.000 euros por hectárea de valor, incluso llegando a los 8.000 euros en ecológico.”La demanda de pistacho ecológico en Europa es espectacular”, asegura Suárez.

Nuevos Cultivos, además de asesorar en la elección de suelos, en la plantación y en proporcionar los portainjertos de pistacho mediante un acuerdo con un vivero especializado, también se encarga del pelado y el secado del fruto. “Los agricultores solo tienen que avisarnos cinco días antes de la recogida y les enviamos un camión pluma al campo”. La clave de la recolección es que el fruto tiene que estar pelado y secado antes de 48 horas para evitar la aparición de hongos en el fruto. “Tenemos una trazabilidad total del producto y sabemos de qué finca y de qué agricultor es cada pistacho”, asegura Suárez.

“La mayoría de las zonas de Extremadura cumplen con las condiciones para el cultivo del pistacho”

Posted on

Francisco DuchelEntrevista con
Francisco Duchel Aguilar
Gerente de Pistacho de Extremadura

¿Cuál es la actividad principal de Pistacho de Extremadura y cómo llegaron hasta este cultivo poco conocido en la región?

Pistacho de Extremadura es un vivero situado en la población cacereña de Zorita con dedicación exclusiva a la producción y multiplicación de planta para el cultivo del pistacho, y que destina y orienta sus recursos a la producción de planta ecológica y de calidad; producción de humus de lombriz; formación sobre el cultivo y estudios técnicos de viabilidad del cultivo.

Hace tres años, ante el panorama actual en el que los beneficios de los cultivos tradicionales son mínimos, decidimos analizar nuevas alternativas de cultivos y apostamos de forma contundente por este cultivo una vez analizada la demanda existente, muy superior a la oferta y los pocos lugares del planeta en los que puede ser desarrollado.

Trabajamos con el objetivo de obtener resultados ecológicos y de calidad. Somos conscientes, de que aunque no es un cultivo nuevo en Extremadura, sí es desconocido para el agricultor.

Aunque en regiones como Castilla-La Mancha el cultivo está muy extendido, en Extremadura no habrá más de 100 hectáreas plantadas más o menos, ¿puede crecer mucho?

En la mayor parte de las provincias de Castilla-La Mancha, Administración y agricultores llevan años apostando de forma contundente por este cultivo. En Extremadura, ha comenzado a desarrollarse de forma más tardía y lenta. Aunque las superficies declaradas en nuestra región rondan las 100 has, la superficie real es mucho mayor. La mayor parte de las zonas de Extremadura cumplen fielmente las condiciones necesarias para el cultivo de pistacho, que son inviernos fríos, veranos largos y calurosos, bajas humedades relativas durante el periodo vegetativo y baja probabilidad de heladas primaverales. Estimamos una tendencia en su cultivo.

pistacho de extremadura

¿Qué tipo de suelos son los mejores para la plantación de pistachos?

Trabajamos e investigamos con diferentes tipos de patrones o portainjertos, que se puedan adaptar a la mayor parte de las circunstancias de suelo. Las mejores aptitudes de este cultivo  se desarrollan en suelos permeables y que no se apelmacen. Puede desarrollarse en suelos escasos o deficientes desde el punto de vista nutricional. Por ello también el pistacho se posiciona como una alternativa viable para suelos pobres.

¿Necesita riego o puede darse en secano?

No es requisito imprescindible la existencia de riego. Puede desarrollarse en condiciones de secano, regadío o con simples riegos de apoyo.

¿Cuántos años tarda en entrar en producción una planta de pistacho?

Son muchos los factores que influyen en la puesta en producción del cultivo, características y calidad del suelo, tipo de planta escogida en el inicio o la posibilidad de establecer el cultivo en secano o regadío. El tiempo medio para la puesta en producción es de 5 años, siendo exponencial su producción hasta el décimo año.

¿Y su recolección resulta costosa?

Los métodos de recolección para este fruto son muy similares a los usados para los cultivos de almendro u olivar, por lo que no está suponiendo un desembolso extra o excepcional a los agricultores que están decidiendo apostar por este cultivo,.

Para un productor de pistachos ¿cuál es la salida comercial del producto?

La demanda de este fruto por los centros transformadores es alta y la previsión es que la tendencia siga siendo la misma a medio y largo plazo. Desde Pistacho de Extremadura se ofrece la posibilidad de gestionar la venta del producto, ofreciendo a los mismos una comparativa de precios y asegurando una recogida que sea lo menos costosa posible.

Muchos agricultores buscan cultivos que no dependan de las subvenciones de la PAC ¿El precio por kilo de pistacho en origen es alto?

El precio del fruto varía en función del calibre y estado en el momento de la entrega. A lo largo de la pasada campaña, los precios oscilaron aproximadamente entre los 4 y los 7 euros/Kg. Desde el inicio de nuestra actividad, hemos ido analizando la tendencia de los mismos y se han modificado al alza. España produce solo una décima parte del consumo anual de pistacho.