ciruela

Francisco Javier Miranda, catedrático Organización de Empresas de la UEX: “El problema en la ciruela es por el precio recibido, que depende de la competencia y de la diferenciación”

Posted on

Entrevista con
Francisco Javier Miranda
Catedrático Organización de Empresas de la UEX

La Consejería de Agricultura ha encargado distintos estudios para conocer la cadena de valor de productos agroalimentarios claves. Francisco Javier Miranda ha coordinado el de la ciruela y la cereza.

En el caso de la ciruela. ¿Cuáles son las principales conclusiones?

Se trata de un producto cuya oferta se está globalizando, y la producción está en constante crecimiento (se ha multiplicado por 2 en los últimos 60 años). La UE está perdiendo peso en el mercado global (13% de la producción) y donde la producción española representa el 11,1% de la producción de la U.E. en el año 2019, con cifras próximas a las de sus principales competidores (Francia e Italia). El papel de la producción española, que había tenido un crecimiento durante el final del siglo pasado, se ha estabilizado en los años que llevamos del presente. Extremadura tiene un claro liderazgo a nivel nacional, con más del 50% del volumen total producido en España (y el 47% de las hectáreas en producción), superando en el año 2020 los 77 millones de toneladas según datos del MAPA.

Se trata de un cultivo estratégico para el campo regional, con una altísima calidad del producto obtenido, un claro potencial de mercado, tanto europeos como de aquellos países donde el valor diferenciado de la calidad de la ciruela extremeña tiene desarrollo.

La rentabilidad del cultivo en las últimas campañas ha estado comprometida ¿es más un problema de precio final recibido o de costes?

Al analizar la estadística publicada por el MAPA relativa a rendimientos y valor y tomando la serie histórica de los últimos 10 años (2009-2019) se obtiene un precio medio percibido por el agricultor de 60 céntimos/kg, siendo el valor más bajo el recibido en la campaña 2019 con 43,1 céntimos. Los costes medios calculados en nuestro trabajo, que como hemos reiterado, tienen una enorme variabilidad (85% es coste variable, y cambia según variedades, temporada y años) permitirían al agricultor rentabilizar su explotación con este precio de liquidación que se obtuvo el año con peores precios.

Como se apunta en el trabajo, el modelo debe ser viable para todos los agentes de la cadena de valor (en nuestro caso simulamos en la fase de campo y central transformadora y comercialización hasta mercado mayorista). El resultado refleja que en virtud del precio obtenido en el mercado mayorista puede dar lugar a pérdidas en la cadena de valor en las 2 fases analizadas. Con todo esto la respuesta es clara, el problema es de precio recibido, y éste depende de 2 factores, grado de competencia y capacidad de diferenciación de nuestras producciones, para ello, la marca de calidad de ciruela de Extremadura debe ser un aspecto clave.  

En cuanto a la cereza, ¿qué conclusiones más destacadas analiza el estudio?

En este cultivo se ha producido un crecimiento de la producción similar al de la ciruela, se ha duplicado en el periodo analizado y se ha globalizado, teniendo un peso más significativo que en el caso de la ciruela las producciones dentro de la U.E. a escala global (23%), siendo España líder de producción dentro de la U.E. (20,7%). En este contexto, Extremadura produce prácticamente un 25% de la cereza nacional, sólo por detrás de Aragón.

Se trata de un cultivo con un importante mercado a nivel internacional, donde Extremadura tiene una capacidad de crecimiento sustancial, dentro de un sector en el cual hay rentabilidad en sus diferentes fases de la cadena de valor. Si bien es preciso realizar una apuesta por variedades de mayor calibre, que permitan mejorar el margen del precio obtenido en los mercados de mayor capacidad adquisitiva.  Las explotaciones de cereza tienen un tamaño mayoritariamente reducido (4.235 explotaciones tienen una dimensión menor de 5 ha, atendiendo a un perfil de carácter familiar, con 2.592 explotaciones de un tamaño superior).

Los cultivos de ciruela y tomate tendrán sus estudios de costes de producción

Posted on

Ciruelos en flor (Explum)

Se trata de dos de los productos del regadío extremeño con más valor de producción y exportación

Cada campaña, los productores de ciruela y tomate para industria –dos de los cultivos estrella del regadío regional por hectáreas, producción y volumen de exportación–  están muy pendientes del precio que recibirán por sus producciones. Por parte de las centrales hortofrutícolas, a expensas de los acuerdos con los grandes grupos de distribución nacionales e internacionales, y con las industrias de tomate por otro. Las quejas de los productores en estos últimos años han sido constantes ante los precios percibidos que se han visto afectadas además por un aumento de los costes de producción.

Varios cultivos a nivel nacional, como el del olivar para almazara, han realizado estudios completos sobre sus costes de producción para tener una información clara sobre la cadena de valor del producto e intentar evitar la venta a pérdida. La Consejería de Agricultura acaba de presentar a primeros de enero el estudio elaborado por la Universidad de Extremadura sobre los costes de producción de ciruela y cerezo, y avanza en los del tomate para industria y tabaco para este año 2022. 

De esta forma, desde la Consejería pretende conseguir que los distintos cultivos estratégicos de la región tengan una radiografía exacta de sus costes para evitar la venta a pérdidas. Este tipo de estudios están proliferando tanto en el sector vegetal como animal de la mano de las Interprofesionales, especialmente después de la aprobación en el Congresos de los Diputados de la Ley de la Cadena Alimentaria. La actual subida del coste de los insumos, de continuar en los próximos meses, amenaza con tensionar la contratación de productos como la ciruela y el tomate para industria. De un lado, los productores han  visto mermada su rentabilidad real por hectárea de cultivo, y por otra las centrales e industrias también han visto aumentar sus costes tanto por la energía como por los fletes de exportación.

Ciruela
En el caso de la ciruela, con casi 4.000 hectáreas de cultivo en la región, sus productores llevan varias campañas en una situación muy complicada de precios. Cuando no es la climatología es la situación del mercado nacional y también las barreras en otros mercados claves como Rusia en su día o Brasil hace dos campañas. Cada año, el sector de la ciruela extremeño se esfuerza por encontrar nuevos mercados en ultramar, aunque el precio ofertado para algunas de sus variedades y de  la época del verano en la que llegan al lineal sigue estando por debajo de los costes o prácticamente sin rentabilidad real.

La ciruela ha supuesto entorno al 32% del volumen total de fruta producida en la región en la pasada campaña del 2021. Pese a los arranques de los últimos años y la reconversión varietal, el propio sector habla de un problema estructural que no se resuelve solo con arrancar una determinada variedad y plantar otra.

Tomate industria
En relación al cultivo del tomate, gran parte de la rentabilidad del cultivo y de las tensiones que ha podido haber en alguna campaña entre productores e industrias tiene que ver con el rendimiento en kilos por hectáreas, que está muy influenciado por la climatología. El diferencial de kilos/ha frente a otras zonas productoras como Andalucía sigue siendo destacado, aunque en algunas campañas recientes se han logrado ya rendimiento muy considerables en las Vegas del Guadiana como en el de la pasada campaña en el entorno de los 90.000 kilos/ha. Con una extensión de cultivo que oscila entre las 21.500 y las 23.000 has en las últimas campañas, Extremadura lidera la producción nacional con el 68% del total nacional y más de 2 millones de toneladas.

Luis Aliseda (Viveros Provedo): “En la ciruela ha sido muy negativo el abuso en las recolecciones de fruta verde, muy duradera pero sin sabor”

Posted on

Entrevista con
Luis Aliseda
Director Técnico de Viveros Provedo

Desde el sector productor se asegura que la demanda de ciruela no se ha acompasado con la oferta de ciruelas en el mercado y que muchos productores se plantean la reconversión a nuevas variedades. ¿Cuáles serían las más interesantes?

Es un año en el que falta fruta y a pesar de la demanda de fruta que es alta, se queda ciruela en las cámaras con dificultad para comercializarla. Esta fábula se cuenta más veces cada año, ¿qué pasa? Estamos llegando a un punto de no retorno, donde el cliente dice un “no” ya rotundo a nuestro producto. La moraleja es bien sencilla y todo el mundo la comenta, pero nadie asume responsabilidad alguna. Hemos de dejar de ser vendedores oportunistas, buscando precios ocasionales, bien sea, a la escasez de producto o porque ganamos precocidad, sin cuidar el mejor valor de la fruta, el sabor. Hemos de saber, aunque bien lo sabemos, que la fruta se compra para comerla y disfrutarla.

Hay industrias de producción de otras especies que están quedándose con una cuota más importante del mercado que la ciruela. Cualquiera de nosotros como consumidor nos llevarnos un melón o un racimo de uva de mesa antes que ciruelas y ¿por qué?.

El melón hemos visto año tras año su mejoría y nunca falla en sabor, lo mismo la uva de mesa. Estos son ejemplos claros de productos que trabajan por el sabor y han cuidado este detalle mejorándolo año tras año, aumentando su cuota de mercado. En el caso de la ciruela, ha sido muy negativo el abuso en las recolecciones de fruta verde, entregando al mercado una fruta muy duradera, pero sin sabor. También el uso de variedades muy productivas pero de poco sabor ha hecho daño. Estas prácticas nos están enemistando con nuestro cliente que prefiere otras cosas del lineal y el supermercado no deja de ofrecer alternativas cada vez más competitivas en sabor.

¿Cómo atraer de nuevo a más clientes?

Extremadura es líder en producción de ciruela japonesa a nivel nacional y para mantener este liderato tiene que cuidar a su cliente final. Hace falta una reconversión varietal y una concienciación de los productores en cuanto a las recolecciones responsables con la fruta madura comercialmente, que no significa que no sea comercializable y no dure en el lineal. Tenemos que hacer volver al cliente hacia nuestro producto y fidelizar la demanda con calidad, no sólo con fruta bonita y duradera, sino, también y sobre todo “rica”.

En este aspecto los mejoradores tenemos mucho que decir y desde Viveros Provedo SA hemos hecho un esfuerzo ímprobo y tenaz durante muchos años. Nos hemos fijado el objetivo de conseguir plantas muy productivas, con frutas duraderas, bonitas y sobre todas las cosas “sabrosas”.

Lo bueno de todo esto es que tenemos el remplazo, muy ensayado y con calendario completo. La línea de ciruelas Extreme®Plum se han desarrollado durante más de 15 años y hemos hecho plantaciones comerciales ensayándolas en situación real de producción. Han sido enviadas a los mercados más exigentes en calidad y sabor, siendo evaluadas durante dos años consiguiendo las mejores notas en los test de cata de estos supermercados. No es que sean nuevas variedades pues son ya conocidas a pequeña escala pues plantamos una hectárea por variedad, conociendo su comportamiento. Todo este esfuerzo se ve reflejado en el feedback que nos llega de los supermercados, dando el OK para estas variedades.

Fundamentadas en el sabor, empiezan su maduración en junio y terminan en octubre. Los productores pueden pasar por nuestras instalaciones de Don Benito donde pueden ver la fruta y probarla. Tenemos todo el año expresado en las cámaras de conservación donde hacemos evaluación en postcosecha. Hay fruta de junio, julio y agosto en conservación. Pueden comprobar la presencia de esos frutos, su sabor y ver las variedades que aún quedan por madurar en los campos de ensayo.

La ciruela extremeña busca reinventarse tras producir 96.000 tn esta campaña

Posted on

Miguel Ángel Gómez, director de Afruex, y José Aurelio García, gerente de Explum, analizan los retos y problemas de la ciruela como cultivo estratégico

La fruta de hueso se ha convertido en los últimos años en un cultivo estratégico en Extremadura, tanto a nivel de producción como de negocio económico, exportaciones internacionales y mano de obra en campo y en las centrales hortofrutícolas. Y dentro de él, la ciruela –con unas 3.900 hectáreas de cultivo– ocupa un lugar primordial que en las últimas campañas se ha visto amenazado en su rentabilidad. Especialmente entre las variedades negra que llegan al mercado al inicio de campaña.

Sobra fruta. Al menos a los precios actuales. Según datos de AFRUEX, en la campaña actual se han producido en Extremadura unas 300.000 toneladas de fruta, de las que el 32% han sido de ciruela, un 37% entre melocotón y ciruela y un 12% de cereza. El resto son otros productos como, albaricoque, granada, higo, etc. Las principales especies que se producen en Extremadura son, por orden de volumen, ciruela, nectarina, melocotón y cereza principalmente. Con un calendario de producción que abarca desde mayo a septiembre. 

Según Miguel Ángel Gómez-Cardoso Bernet, director gerente Afruex, “tenemos un problema estructural con la ciruela. Aunque se han producido arranques en los últimos años tenemos que seguir trabajando para tener un producto que sea reconocido en los mercados, para eso tenemos la marca de garantía Ciex, y equilibrar la producción con la demanda. Una vez terminada la campaña tenemos que reflexionar como sector y buscar las soluciones oportunas. La ciruela es nuestra, somos los principales productores europeos y tenemos que cuidarla por el futuro de la fruticultura extremeña”.

Ciruela negra
Explum, ubicada en Valdelacalzada (Badajoz), es una de las cooperativas más activas en la producción y comercialización de ciruelas. Cuenta con unos 60 socios y unas 400 hectáreas de cultivo. Con una media de 6 a 7 hectáreas por agricultor. El 85% de su producción son ciruelas.

“En el mercado de ciruela hay varios grupos o categorías que tienen mucho que ver con sus variedades y sobre todo con su entrada en el mercado a nivel de comercialización, asegura José Aurelio García, gerente de la cooperativa. Las que entran primero en el mercado, luego las más clásicas y por último la Angeleno. Lo ocurrido en las últimas tres campañas, con producciones razonables, muestra claramente que sobra ciruela negra. De las que entran primero en el mercado, que están compuestas por diferentes variedades de las que solo dos o tres resultan llamativas para los clientes. De ese grupo puede sobrar un 30, 40 ó 50% de ciruelas. No vale de nada tener ventas sino dan margen”. El mercado brasileño, que la ciruela extremeña esperaba como agua de mayo tras el cierre aduanero del año pasado, no ha tenido la rentabilidad esperada.

Sobre la idea de reconvertir a otras variedades o grupos de ciruelas con más salida en el mercado, el gerente de Explum tiene sus dudas. “Si trasladamos esa producción sobrante al resto de categorías de ciruela, nos encontraremos con el mismo problema de exceso de oferta que repercutirá en los precios. Saturamos el mercado. Es un momento clave para buscar cultivos complementarios y alternativos, que siguen siendo sociales y que mantengan la mano de obra en los pueblos. El apoyo de la Administración sería fundamental. Habría que estudiar la adaptación que pudieran tener otros frutos a nuestro terreno y clima, porque se ha avanzado mucho varietalmente”.

En un mercado de consumo cada vez más cambiante y competitivo en variedades, presentaciones e incluso en frutas de terceros países que ganan cuota, hay que ser muy activos. “Se busca un color atractivo que atraiga al consumidor, pero también se busca el sabor. Para ello cada año salen variedades nuevas que sean atractivas pero que a la vez sean duraderas para aguantar transportes cada vez más largos, y con mejor sabor”, asegura el director gerente de Afruex.

Extremadura producirá unas 285.000 tn de fruta esta campaña, con la ciruela como punta de lanza

Posted on

El sector de la fruticultura se ha consolidado en los últimos años como uno de los más importantes del agro extremeño, tanto por número de hectáreas cultivadas como por su volumen de producción, su impacto en el empleo y especialmente por su gran actividad exportadora en Europa y mercados de ultramar. Las previsiones para esta campaña de Afruex, la asociación que agrupa a la gran mayoría de empresas y cooperativas del sector, apuntan a una producción de 285.264 toneladas, entre las que destacan las 98.700 toneladas de la ciruela. “Esta producción de ciruela estimada -asegura Miguel Ángel Gómez-Cardoso, director de Afruex- supone un 80% del potencial total de producción de esta fruta”. Del resto destacan las 68.300 toneladas previstas de nectarinas, las 44.560 tn de melocotón, las 36.470 de cerezas, las 9.452 de paraguayos, las 6.530 tn de albaricoques, las 8.380 de peras, las 4.172 de caquis, las 1.232 de higos frescos y las 326 tn de membrillo entre otros.

El sector ha esperado esta nueva campaña de verano con gran expectación después de la anterior, donde no solo la pandemia complicó las expectativas. Especialmente con la ciruela, considerada la estrella de la fruticultura extremeña, al ser la mayor productora de España y de Europa. La decisión de las autoridades aduaneras brasileñas a primeros de junio del 2020 de cerrar con carácter general las importaciones de ciruelas para impedir la llegada de la plaga “Lobesia Botrana” cerró el mercado estrella para la ciruela extremeña, pese a estar exenta de dicha plaga al no poder acreditar que estaba tratada con bromulo de metilo, producto prohibido en la UE. De esta forma, la ciruela regional se quedó sin el 25% de su mercado en plena campaña de recolección. Este año la situación es muy diferente y desde Afruex, su director asegura que “este año con Brasil abierto esperamos tener una buena campaña”. En alguna campaña han llegado en torno a 1.000 contenedores al mercado brasileño, donde la ciruela extremeña es muy apreciada por sus distribuidores y clientes por su gran calidad y sabor.

Lo ocurrido con la ciruela y Brasil el pasado año, o lo que sucedió con el veto ruso a nivel europeo hace años, muestra a las claras la gran dependencia y oportunidad a la vez que la fruta extremeña tiene en los mercados exteriores. Por término medio el 70% de la fruta regional se vende fuera de España.

Garantía
La empresas y cooperativas de la región han tratado de destacar la importancia y diferenciación de calidad del producto mediante una marca de garantía privada, CIEX, que más tarde se ha consolidado a  través del apoyo de la Junta de Extremadura en un marca de calidad, “Ciruela de Extremadura”, que busca una identificación más eficaz entre Extremadura y sus ciruelas de calidad. Son 16 las empresas y cooperativas de la región las que se unieron para conseguirlo, impulsando que ocho variedades de ciruelas puedan estar acogidas al sello: Crimson Globe, Angeleno, Larry Am, Fortuna, Black Splendor,  Golden Globe y Prime Time.

Al igual que ocurre con otras variedades de fruta, el mundo de la ciruela también ha evolucionado en los últimos años para adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores. Un reciente seminario internacional de ciruelas frescas llevado a cabo en Chile analizó entre otras cuestiones la actual demanda mundial del producto. Algunas de sus conclusiones llamaron la atención, como la mayor demanda de ciruelas violetas frente a las rojas o amarillas en el mercado asiático. O la preferencia en los mercados de la Unión Europea por la ciruela roja púrpura, y una cierta caída de la amarilla y violeta. También se destacó el potencial de consumo de los mercados de medio Oriente y del sudeste asiático. Países como Chile, Sudáfrica o Turquía están creciendo en protagonismo en el mercado mundial de la ciruela donde Extremadura se ha consolidado como un jugador de primer nivel.

Otro mercado interesante de futuro, por sus grandes virtudes saludables en enfermedades como la osteoporosis o el cáncer de colón, es el del mercado de ciruelas pasas o deshidratadas.

Foto: Sol de Badajoz

Extremadura producirá unas 230.000 tn de fruta de hueso lastrada por los precios de la ciruela tras el cierre de Brasil

Posted on

16 AFRUEX OTRA

Melocotón, nectarina, paraguayo y albaricoque alcanzan mejores cotizaciones en origen que la pasada campaña

Cuando la campaña de la fruta de hueso en Extremadura se presentaba con cierto optimismo –ayudada por el  arranque de árboles en España, el granizo en otras regiones y la mayor  demanda de fruta tras el COVID-19– las malas noticias llegaban desde Brasil para el producto estrella de la fruticultura regional: la  ciruela. Las autoridades brasileñas decidían a primeros de junio cerrar con carácter general as fronteras a la importación de este producto para evitar la llegada de la “plaga Lobesia Botrana”. De la que la fruta ciruela extremeña está exenta. Las  aduanas brasileñas exigían un certificado fitosanitario que acreditara el tratamiento de la ciruela con bromuro de metilo, un producto prohibido en la UE desde hace varios años. De esta forma, el mes de junio se ha visto muy afectado. Hay que tener en cuenta que a Brasil llegan cada campaña unos 1.000 contenedores con ciruelas extremeñas, producto muy apreciado allí.

La campaña esperada en Extremadura de fruta de hueso rondaría las 230.000 toneladas de fruta, según las estimaciones de AFRUEX, lo que supone en torno a un 20% menos que la de del año 2019. Una menor producción, que también se está dando en otras comunidades con gran producción y en casi toda Europa, principalmente en Italia con una caída  del  35%. En el caso español, debido principalmente a los problemas climáticos en la primavera, las tormentas de granizo y los arranques de frutales realizados.

Mejores precios
Mientras, los precios han mejorado sensiblemente en relación a los de la temporada pasada, que fueron muy bajos. Según Miguel Ángel Gómez-Cardoso Bernet, director gerente Afruex, “los precios de melocotón y nectarina si son muy buenos, al igual que los albaricoques y paraguayos”.

Los datos del Boletín de Fruta de Hueso del Ministerio de Agricultura a comienzos de junio, todavía para la fruta más temprana, muestran subidas de precios de salida del melocotón ya embalado y seleccionado en palés del  18%, de 39% en paraguayo, del 30% en nectarina y del35% en  albaricoque en relación a la media de las últimas cinco campañas. En el caso de la ciruela, con una caída  del 11%, Y en la cereza, un aumento del 15% en relación al último año.

Ciruela
Lo ocurrió en Brasil ha estropeado lo que se esperaba un  buen año para la ciruela extremeña. “La ciruela que empezó a esos mismos niveles se ha desplomado en las últimas semanas de junio debido al problema con Brasil. Brasil supone el 24% de las exportaciones de ciruela de la región y la pérdida de este mercado supone que esa producción se tiene que trasladar a otros, lo que está haciendo que se saturen y bajen los precios drásticamente. Es un problema que afecta casi en exclusividad a Extremadura, ya que es la productora del 80% de la ciruela nacional, y que está haciendo que parte de la producción esté en cámara y en breve se empezará a quedar fruta en los árboles si esto no se soluciona rápidamente”, asegura el director gerente de AFRUEX.

“Un año, que debería ser uno de los mejores de los últimos años, se está convirtiendo en una pesadilla para nuestra ciruela, cultivo en el que somos referencia a nivel mundial”, ratifica el responsable de Afruex.

Los frutales de hueso suman en España en torno  a las 143.000 hectáreas, con una producción estimada anual  de 2 millones de toneladas cada campaña. En toda Europa se producen cada año unos 7 millones de toneladas.

José Aurelio García (Explum): “La ciruela extremeña se conoce más en Brasil que en España”

Posted on

28 EXPLUM

Entrevista con
José Aurelio García
Gerente de Explum S.C.

La ciruela sigue siendo la fruta  estrella de la fruticultura extremeña, pese a encadenar varias campañas complicadas. Uno de sus actores principales es la sociedad cooperativa Explum, con sede en Valdelacalzada (Badajoz), que tuvo a pasada campaña en torno a los 8,5 millones de kilos de ciruelas y más de 500 hectáreas de cultivo, tanto rojas como amarillas y negras. Sus socios también producen melocotón, nectarina y albaricoque, aunque en torno al 80% de su volumen de producción anual se centra en la ciruela. Con mercados estratégicos como Brasil o Canadá.

La empresa forma parte desde sus inicios del sello de calidad CIEX de la ciruela extremeña, “que necesita una promoción más activa que destaque  su tamaño, dulzura, acidez y grados brix. Es incomprensible  pero la ciruela extremeña es más conocida y valorada casi en Brasil que en España”, asegura José Aurelio García, gerente de Explum.

Para que el sector de la fruticultura en España haya llegado a este escenario, dominado por los bajos precios y en los que se habla de arranques de bastantes hectáreas de frutales, ¿qué ha tenido que ocurrir?

Siempre hay que hacer autocrítica, por parte de toda la cadena agroalimentaria. Los productores y las centrales tenemos parte de culpa, al igual que la tiene la Administración, la gran Distribución e incluso el consumidor final. Los márgenes se han reducido drásticamente. Y la demanda de fruta de hueso ha caído que es otro problema central, porque sin aumentar el consumo poco se puede hacer. Los agricultores hemos tenido culpa porque siempre se hace lo que hace el de al lado y se unos plantan una cosa, todos van para allá. La Administración sabe con certeza lo que se está plantando, sea almendro, pistacho u olivar. Y los intermediarios y la gran distribución trabajan con márgenes muy altos, que  no tenemos más remedio que aceptar muchas veces si queremos sacar un producto que hay que recordar que sigue siendo perecedero por mucha mejora conseguida en la postcosecha.

¿El sector productor no tiene suficiente fuerza frente a los compradores?

Hace 20 años podía haber en Extremadura unas 20 centrales y ahora seremos unas 40, con lo que nuestro poder de negociación se ha reducido. No todo tiene que ir por las fusiones ni integraciones. Hay modelos intermedios como los grupos de venta conjunta que habría que potenciar. En esta pasada campaña 2019 los precios de la ciruela no fueron buenos. Y no se vendieron todos los kilos que teníamos. Tuvimos que tirar ciruela.

¿La fruta extremeña, tal como está el mercado español, solo vive de la exportación?

Si a la ciruela extremeña le cerrarán el mercado de Brasil habría que arrancar la mitad de los ciruelos. En torno al 60/65% de nuestra facturación procede de la exportación, y otro 15 % de la reexportación de clientes a los que vendemos. En total, un 80% de nuestras ventas acaban en mercados internacionales.

¿Cómo prevés la nueva campaña?

No hay dos años iguales en agricultura. Espero por lo que veo que pueda ser un año bueno por varios motivos. No ha habido muchas horas de frío, pero con menor producción y menores costes en el entresaque. Con los arranques también se notará un 5, un 10 ó un 15% menos. Y la producción creo que será más dispersa en el tiempo. Lo esperamos todos por el bien del sector. Luego dependerá de la climatología y de la disponibilidad de la mano de obra.

José Aurelio García (EXPLUM): “A veces renta más salir al mercado que vender la fruta a la Gran Distribución”

Posted on

72 explum

Entrevista con
José Aurelio García
Gerente de EXPLUM S.C.

La cooperativa Explum, ubicada en la localidad pacense de Valdelacalzada –una de las capitales de la fruta de hueso extremeñas– cuenta con unos 80 socios, muchos de ellos con una trayectoria de décadas en el cultivo de fruta, y una extensión cultivada de unas 500 hectáreas. El 80% de su producción, que en una campaña normal puede alcanzar los 10 millones de kilos de fruta, son ciruelas, mientras que el otro 20% se reparte entre nectarinas y melocotón. Sus instalaciones, muy orientadas a la exportación, disponen de una capacidad de procesado de más de 300 toneladas día y una capacidad de frío de unas 3.000 toneladas. En la pasada campaña, corta en producción y no buena en precios, tuvieron unos 7 millones de kilos.

Por vuestra experiencia, ¿ha cambiado en estos años la forma de demandar fruta por parte de las grandes cadenas de distribución?

No han cambiado y no creo que lo hagan. Siguen queriendo un producto bueno, bonito y barato, y cada vez con mayores exigencias en certificaciones y en packaging y envasado. Y en todos esos mayores costes los tenemos que asumir el productor. Te puede interesar o no porque hay que hacer muchas cuentas. Y algunas veces ves que resulta más rentable salir al mercado que vender a la gran distribución, aunque ésta te garantiza un importante volumen. Aunque si encuentra el producto más barato, te dejarán.

¿Lo ocurrido la pasada campaña puede volver a ocurrir?

Nadie tenemos una bola de cristal para predecir lo que pasará. Nosotros tuvimos una producción un 30% menor a lo normal y ni la demanda ni los precios cambiaron de forma sustancial como podía hacerse esperado. La incertidumbre del productor es total en cuento a los precios. Por ejemplo, en la situación actual sería imposible acometer las inversiones que se hicieron en su día para abrir grandes centrales hortofrutícolas.

Ante este panorama de precios en origen, ¿acometer nuevas plantaciones o reconversiones resulta complicado?

La inversión que hay que hacer es muy fuerte y luego esperar unos cuatro años sin ingresar nada y pagar los royalties. Y ver entonces si la variedad plantada gusta más o menos en el mercado. Porque si no aporta nada nuevo ni en dureza ni en coloración lo mejor es quitarla. Si no está bien pagada y tiene demanda no se conseguirá nada.

Cada vez hay más oferta de frutas en la distribución y mucha de ella fuera de temporada ¿Es un problema añadido?

La globalización de la oferta despista mucho al consumidor. Si tú encuentras durante todo el año ciruelas, cuando llega la campaña fuerte del producto ya no tienes el mismo impulso de compra. Cada vez hay más competencia de países  productores Sudáfrica, Chile, Turquía o lo que paso con el melocotón griego el pasado año.

¿El Brexit puede hacer daño a la fruta extremeña?

Son situaciones que ha que verlas en global. Pasó con el veto ruso. En aquel mercado los productores del Valle del Ebro vendían mucha fruta. Cuando se les cerró tuvieron que buscar otros mercados y competir con nosotros. Lo mismo pasará con el Brexit se venda más o menos fruta en Reino Unido.

¿Al proyecto de Ciruela de Extremadura (CIEX) le está costando arrancar?

Nosotros hacemos algo de producto con CIEX, porque al final es importante que se garantice al cliente que esa ciruela le va a llegar en su momento óptimo de sabor, con sus grados de azúcares brix necesarios, no antes de tiempo. Pero es verdad que hace falta mucha inversión en marketing y promoción, y quizás por la actual coyuntura no estamos para esas inversiones.

72 explum 1CIRUELA BLACK SPLENDOR CIEX

AFRUEX impulsa la comunidad frutícola extremeña con una app personalizada

Posted on

La app personalizada permite mejorar la adjudicación de la certificación de la marca de garantía CiEx

LOGO CIEX CIRUELAS

AFRUEX, la Asociación de Fruticultores de Extremadura, ha integrado una app personalizada que les ha permitido unificar en un mismo punto a las 55 empresas asociadas, mejorar las gestiones internas de documentación y campañas de e-mailing, y sobretodo mejorar la gestión de la certificación de la marca de garantía CiEx-Ciruela de Extremadura.

AFRUEX es una asociación que reúne al 90% de los productores de fruta de la Comunidad de Extremadura. Esta entidad, se dedica a la defensa de los intereses comunes de los productores, ya que les ayuda en su apertura hacia los mercados internacionales, y realiza difusión de la información y organización relativas a la producción de frutas.

Debido a que las empresas asociadas exportan sus productos a más de 45 países, AFRUEX maneja una gran cantidad de documentación relativa a normativas y protocolos. En vista de que la cantidad de información a utilizar era inmensa, sintieron la necesidad de obtener una herramienta que permitiera organizar y clasificar todos los datos en un mismo lugar y de forma rápida y fiable.

“Las 55 empresas socias encuentran en la app todos los datos de contacto y de localización del resto de asociados. El objetivo es facilitar la comunicación entre las empresas y centralizar la información en un único lugar” ha declarado Miguel Ángel Gómez, director gerente de AFRUEX.

Hay cinco variedades de ciruela que pueden recibir la certificación de la marca de garantía CiEx. Para ello deben seguir una serie de inspecciones y cumplir unos determinados parámetros y requisitos de calidad. Actualmente, gracias a la aplicación, las tareas de entrada de datos y realización de los cálculos están automatizadas dentro de la herramienta.

Además, AFRUEX gestiona de forma interna la contabilidad y la tesorería de la entidad mediante la digitalización de todas las facturas, tickets y justificantes de pago.

“El cambio ha sido enorme, ahora cualquier empresa puede acceder a la plataforma y a un solo click o con un buscador puede acceder a toda la información necesaria para el correcto funcionamiento de su empresa, así como estar el día de toda la reglamentación e información de los mercados internacionales de frutas”, según comenta Miguel Ángel Gómez, director gerente de AFRUEX.

La app personalizada hecha con la Plataforma FileMaker y desarrollada internamente en AFRUEX, tiene como objetivo facilitar la comunicación entre las empresas, aunar en un mismo lugar la información, reducir el tiempo dedicado a algunas tareas, y sobretodo obtener una ventaja competitiva respecto a otras federaciones, así como realizar la certificación de la marca de garantía CiEx–Ciruela de Extremadura a través de la herramienta.

FileMaker, filial de Apple, proporciona un potente software para crear fácilmente apps personalizadas compatibles a la perfección con el iPad, el iPhone, Windows, Mac y la Web. Los equipos de trabajo en las empresas utilizan la Plataforma FileMaker para optimizar sus procesos operativos y aumentar así la productividad general.