fruta

Miguel Ángel Gómez-Cardoso (AFRUEX): “El mercado exige variedades que se diferencien en sus lineales, por lo que requieren innovación”

Posted on

62 miguel angel afruex ok

Entrevista con
Miguel Ángel Gómez-Cardoso
Gerente de AFRUEX

AFRUEX, con sede en Mérida, es la Asociación de Fruticultores que concentra a la mayoría de los grandes grupos productores y comercializadores de fruta de hueso de Extremadura. Un sector preocupado por la sobreproducción en otras zonas, la creciente competencia de terceros países, los bajos precios en origen, la solución a los problemas logísticos que conecten a los puertos más cercanos, y lo que pueda ocurrir también por el Brexit, ya que Reino Unido representa el 15% de las exportaciones del sector.

¿Cuál es la valoración global de la anterior campaña en cuanto a producción y también en comercialización y exportación?

La campaña 2018 fue muy complicada debido a las condiciones climáticas de la primavera que hizo un comienzo de campaña con bajos volúmenes y calidades muy limitadas, cosa que con el transcurso de las distintas variedades se solucionó, aunque no así los volúmenes de producción. Con respecto al 2017, la producción se redujo en un 25%.

¿Ha cambiado bastante la demanda de las grandes cadenas de distribución nacionales y europeos en relación al tipo de fruta que se demanda?

La demanda no ha cambiado sustancialmente, quieren fruta de calidad, cada vez con más sabor, pero desgraciadamente no están dispuestos a valorar más la fruta y pagar unos precios acordes a la calidad exigida y volúmenes de producción.

¿Se está notando entre el sector productor y las centrales interés por entrar en nuevos tipos de frutales que están teniendo creciente demanda en los mercados?

El mercado exige variedades y productos que se diferencien en sus lineales, por lo que quieren innovación. Eso se está haciendo y cada vez hay mayores volúmenes de productos adaptados a las necesidades de la distribución. Se innova en variedades y especies nuevas.

El proyecto de la ciruela bajo la marca de calidad CIEX ¿qué proyectos tiene a corto plazo para destacar el liderazgo extremeño en esta fruta?

El objetivo de CIEX es comenzar a certificar una ciruela de calidad y que sea valorada por los consumidores, para ello desde el pasado mes de enero ya tenemos el registro como marca de garantía. Tenemos que empezar a certificar y dar a conocer el producto.

¿Qué volumen de fruta, incluida las cerezas y picotas del Jerte, exporta Extremadura a Reino Unido cada año y cómo puede afectarle los distintos escenarios del Brexit?

El 15% de nuestra producción es destinada al Reino Unido, por lo que el Brexit nos preocupa y estamos a la espera de como se actuará en caso de un Brexit duro, ya que sería el peor de los escenarios debido a la cantidad de documentación y retrasos en frontera que ello conllevaría.

Tras las primeras experiencias de la exportación de fruta regional a China ¿cuál cree el sector que puede ser el recorrido de este mercado?

Es un mercado de futuro que nos tenemos que ir ganando poco a poco. Hay que conocerlo muy bien para que sea rentable y tener éxito, por lo que las empresas tienen que ir conociendo y adaptando parte de sus producciones para este mercado.

El equipo de Transitex visita la empresa Frutas Torrebaja en el inicio de la campaña de exportación de fruta

Posted on

torrebaja

El 29 de mayo, un grupo del equipo Transitex estuvo en Guadiana del Caudillo a promover el inicio de la campaña de exportación de fruta de Extremadura española en una acción conjunta con la empresa Frutas Torrebaja.

Transitex, operador logístico global con oficinas en las ciudades de Badajoz, Sevilla, Valencia y Vigo, es el primer consignatario de las exportaciones de carga fresca de la Península Ibérica y Italia a Brasil, mientras que el transporte de frutas frescas es su sector de especialización.

El equipo Transitex pasó la mañana en el campo, participando en una de las primeras cosechas de fruta del año en la región. Por la tarde, el equipo estuvo en la línea de producción de los procedimientos postcosecha en la central agrícola de Frutas Torrebaja y preparación de la mercancía para el transporte ultramar.

Esta acción promovida por Transitex se inserta en el contexto del trabajo iniciado antes del comienzo de la campaña de la fruta en la Península Ibérica de información y divulgación de la importancia de los procedimientos post cosecha y preparación de la carga para el transporte ultramar y respetadas medidas preventivas. El objetivo: evitar problemas en el destino y maximizar así los beneficios de sus clientes.

Estuvo presente Lurdes Teixeira, responsable del departamento reefer de Transitex Portugal, que comentó sobre el impacto de la acción de los servicios de la compañía: “Fue una experiencia muy interesante y enriquecedora. Conocer el proceso desde la recolección de la fruta en el árbol hasta la preparación de las paletas a ser cargadas en el contenedor es realmente conocer lo que transportamos. Esta acción fue un gran paso en la demostración de nuestro compromiso con la calidad de los servicios que ofrecemos, trabajo que hacemos con todo el entusiasmo.”

Manuel García, director general de Frutas Torrebaja, cliente de Transitex y socia en esta acción, agradeció la presencia del equipo y la iniciativa de conocer el proceso de la cosecha de la fruta y la post producción que antecede al transporte de esta: “Para nosotros fue un placer recibir y tener aquí a todas estas personas de Transitex y, creo, que para ustedes también ha sido una experiencia educativa y bonita. Espero que hayan aprendido sobre la complejidad del mundo de la fruta que antecede al transporte. Para Frutas Torrebaja el envío de carga marítima sin Transitex no lo concebimos. ¡Y que sigamos adelante, que podamos mandar muchos contenedores y cada vez más lejos!”.

El equipo Transitex espera que la campaña de la fruta este año sea muy provechosa para todos los exportadores, a los que desea gran éxito.

Francisco José Escobar (Sol de Badajoz): “El problema de fondo es que el consumo de fruta de hueso no se está comportado bien”

Posted on

70 ESCOBAR SOL BADAJOZ

Entrevista con
Francisco José Escobar
Presidente de Sol de Badajoz

El grupo empresarial Sol de Badajoz, con sede en Valdivia (Badajoz) se ha convertido en uno de los mayores productores y comercializadores de fruta de hueso de Extremadura con unos 45 millones de kilos por campaña, con una amplia gama de variedades. Ante las puertas de la nueva campaña, su presidente analiza los retos y desafíos de la fruticultura extremeña que tienen mucho que ver a nivel global con el estancamiento del consumo de fruta y los bajos precios en origen según Francisco José Escobar.

¿Cómo se presenta la nueva campaña y con qué expectativas?

Al menos a nivel climatológico, la campaña ha venido más derecha que la anterior, con una semana de adelanto quizás. Esperemos que nos permita llegar a los mercados en las mejores condiciones. Siempre, al comenzar la campaña, existe la ilusión de que tanto el tiempo como los precios y la demanda van a acompañar. Otra cosa es lo que luego suceda que no siempre depende de nosotros. Nuestro sector está sujeto a las condiciones meteorológicas, así que, si tenemos más horas de sol  y veranos más largos los cultivos y su comercialización se adelantan. A nivel de planificación, solo hay que gestionar la entrada de nuestros productos en los mercados con más anterioridad.

¿En la ciruela como cultivo estrella de Extremadura puede haber mejores perspectivas?

El año pasado, con un 70% menos de producción los precios fueron regulares. Este año que se espera mucha más producción, habrá que verlo.

Parece mentira que un producto tan saludable como la fruta de hueso tenga un consumo estancado e incluso decreciente ¿Existe alguna explicación?

Es verdad que el consumo de fruta de hueso no se está comportando bien. Han cambiado los hábitos, existen otras alternativas como yogures, helados, etc. Si el consumo creciera como debe, sobre todo en un producto saludable y muy recomendado por todo el colectivo médico, y los precios acompañaran, la solución a los problemas del sector serían más sencillas.

¿La sobreproducción del sector de la fruta de hueso, en otras zonas de España, sigue pesando mucho sobre lo que ocurre en el mercado?

La realidad es que, según se comporta la demanda actualmente, siguen sobrando muchas hectáreas de fruta de hueso. En zonas como Lérida, de hecho se están arrancando hectáreas de frutales. Y buscando otras alternativas como olivar superintensivo o almendro por ejemplo. En Extremadura no se están plantando más hectáreas de frutales, salvo las de reconversiones varietales que ya existían.

El cultivo de la fruta es muy social mientras que el resto de alternativas agrarias que se pueden plantear no lo son ¿Habría que reivindicar esa importancia del sector?

Lo que está claro es que una central como la nuestra puede estar dando más de 1.000 empleos durante la campaña en su zona y eso otros cultivos alternativos no te lo ofrecen. Lo mismo pasa en campo. No tiene nada que ver el empleo por hectárea que genera un frutal del que genera un olivar u almendral mecanizado. Teniendo en cuenta que los costes de mano de obra han subido.

Cada vez se encuentran más variedades de frutas en las cadenas de distribución y fruterías que hace algunos años no eran de consumo diario ¿Tiene posibilidades Extremadura con  ellas?

Nosotros hemos plantado kakis y granadas en los últimos años, así como albaricoque. Pero hay que tener claro que por climatología, Extremadura no puede plantar mangos o kiwis como sí lo están haciendo en otras zonas.

Cada vez se están plantando más verduras en Extremadura, como el brócoli, asociados a las industrias de congelados se que han instalado en la región ¿Cómo ves estos cultivos?

Siempre creo que las alternativas en el campo son buenas y que tienen futuro, y sobre todo en productos que permiten una congelación que no te hace entrar de golpe en el mercado con toda la oferta a la vez. Puede tener recorrido.

70 sol badajoz

 

 

José Aurelio García (EXPLUM): “A veces renta más salir al mercado que vender la fruta a la Gran Distribución”

Posted on

72 explum

Entrevista con
José Aurelio García
Gerente de EXPLUM S.C.

La cooperativa Explum, ubicada en la localidad pacense de Valdelacalzada –una de las capitales de la fruta de hueso extremeñas– cuenta con unos 80 socios, muchos de ellos con una trayectoria de décadas en el cultivo de fruta, y una extensión cultivada de unas 500 hectáreas. El 80% de su producción, que en una campaña normal puede alcanzar los 10 millones de kilos de fruta, son ciruelas, mientras que el otro 20% se reparte entre nectarinas y melocotón. Sus instalaciones, muy orientadas a la exportación, disponen de una capacidad de procesado de más de 300 toneladas día y una capacidad de frío de unas 3.000 toneladas. En la pasada campaña, corta en producción y no buena en precios, tuvieron unos 7 millones de kilos.

Por vuestra experiencia, ¿ha cambiado en estos años la forma de demandar fruta por parte de las grandes cadenas de distribución?

No han cambiado y no creo que lo hagan. Siguen queriendo un producto bueno, bonito y barato, y cada vez con mayores exigencias en certificaciones y en packaging y envasado. Y en todos esos mayores costes los tenemos que asumir el productor. Te puede interesar o no porque hay que hacer muchas cuentas. Y algunas veces ves que resulta más rentable salir al mercado que vender a la gran distribución, aunque ésta te garantiza un importante volumen. Aunque si encuentra el producto más barato, te dejarán.

¿Lo ocurrido la pasada campaña puede volver a ocurrir?

Nadie tenemos una bola de cristal para predecir lo que pasará. Nosotros tuvimos una producción un 30% menor a lo normal y ni la demanda ni los precios cambiaron de forma sustancial como podía hacerse esperado. La incertidumbre del productor es total en cuento a los precios. Por ejemplo, en la situación actual sería imposible acometer las inversiones que se hicieron en su día para abrir grandes centrales hortofrutícolas.

Ante este panorama de precios en origen, ¿acometer nuevas plantaciones o reconversiones resulta complicado?

La inversión que hay que hacer es muy fuerte y luego esperar unos cuatro años sin ingresar nada y pagar los royalties. Y ver entonces si la variedad plantada gusta más o menos en el mercado. Porque si no aporta nada nuevo ni en dureza ni en coloración lo mejor es quitarla. Si no está bien pagada y tiene demanda no se conseguirá nada.

Cada vez hay más oferta de frutas en la distribución y mucha de ella fuera de temporada ¿Es un problema añadido?

La globalización de la oferta despista mucho al consumidor. Si tú encuentras durante todo el año ciruelas, cuando llega la campaña fuerte del producto ya no tienes el mismo impulso de compra. Cada vez hay más competencia de países  productores Sudáfrica, Chile, Turquía o lo que paso con el melocotón griego el pasado año.

¿El Brexit puede hacer daño a la fruta extremeña?

Son situaciones que ha que verlas en global. Pasó con el veto ruso. En aquel mercado los productores del Valle del Ebro vendían mucha fruta. Cuando se les cerró tuvieron que buscar otros mercados y competir con nosotros. Lo mismo pasará con el Brexit se venda más o menos fruta en Reino Unido.

¿Al proyecto de Ciruela de Extremadura (CIEX) le está costando arrancar?

Nosotros hacemos algo de producto con CIEX, porque al final es importante que se garantice al cliente que esa ciruela le va a llegar en su momento óptimo de sabor, con sus grados de azúcares brix necesarios, no antes de tiempo. Pero es verdad que hace falta mucha inversión en marketing y promoción, y quizás por la actual coyuntura no estamos para esas inversiones.

72 explum 1CIRUELA BLACK SPLENDOR CIEX

Domingo Fernández (Sectorial Frutas y Hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “En España tenemos 200 organizaciones de productores y únicamente 5 grupos compradores de fruta”

Posted on

58 domingo fernandez

Entrevista con
Domingo Fernández
Presidente Sectorial Frutas y Hortalizas de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Qué peso tienen en el volumen de producción y comercialización de la fruta de hueso, incluida la cereza, los grupos cooperativos?

Extremadura es la cuarta región de España en volumen total de fruta de hueso, con la ciruela como su principal cultivo y con la cereza del Jerte como un referente mundial. Y ahí las cooperativas han tenido mucho que ver. Las cooperativas son fundamentales para este sector, que tiene un gran peso económico en nuestra región y que genera mucho empleo. Aunque las cifras son importantes, con más de 29.800 toneladas de cereza, 70.600 toneladas de ciruelas, 59.300 toneladas de nectarina y 48.800 toneladas de melocotón en Extremadura en la pasada campaña, también es muy importante la calidad, que es excepcional en la fruta extremeña y muy demandada en los mercados internacionales.

La pasada campaña, sobre todo en la ciruela, la menor producción no se tradujo en mejores precios ¿Qué soluciones existen?

En el sector de la fruta existe un desequilibrio en el poder de negociación por el bajo nivel de concentración de la oferta y el elevado nivel de concentración de la demanda. Tenemos 200 organizaciones de productores (OP) y únicamente 5 grupos compradores de fruta.

Desde Cooperativas Agro-alimentarias lo que planteamos es que se promuevan los procesos de fusión o integración de las OP y que se incrementen los requisitos mínimos de reconocimiento de las OP, que deberían contar además con medios propios y dedicar un porcentaje mínimo de gasto a promoción comercial.

A ello se une además un escenario de sobreproducción de fruta, por por el incremento de plantaciones y rendimientos y por la conversión de explotaciones de fruta de pepita a fruta de hueso, debido a la competencia de terceros países. Y todo esto habría que regularlo. Además, desde el Ministerio se está trabajando en un plan estratégico para el sector de la fruta dulce.

Cada vez más se ven nuevas frutas o no habituales en las fruterías españolas ¿Está preparado el sector de la fruta extremeña para esta mayor competencia?

Si no lo está, tendrá que prepararse para esa mayor competencia, porque esa presencia, cada vez mayor, de frutas tropicales es ya una realidad, que procede además de países con menores costes. Y todo esto se debe a la globalización del mercado. Tampoco podemos olvidar que el consumo de fruta ha caído o se ha estancado, a pesar de que se trata de uno de los componentes más saludables de nuestra dieta y fácil de consumir. Se hace necesaria su promoción y para ello Cooperativas Agro-alimentarias apoya la creación de una Interprofesional. La apertura de nuevos mercados en terceros países se hace también imprescindible y la Administración debe intensificar sus trabajos para la negociación o renegociación de protocolos de exportación de fruta.

Sobre todo en campañas de bajos precios o por inclemencias meteorológicas ¿es posible sacar mayor rendimiento a la fruta de destrío?

Sería posible y es posible. Ya existe y además es una industria cooperativa. Tomates del Guadiana transforma cada año 30 millones de kilos de fruta de destrío. Desde las cooperativas hemos sido capaces de dar una respuesta a un problema que tenían nuestros fruticultores, que ahora obtienen una rentabilidad con fruta que antes se tiraba porque su apariencia externa no era atractiva para el mercado, no porque el producto estuviera en mal estado

El Brexit es un gran desafío para todo el sector de la fruta ¿Cómo afectará a Extrmadura?

El Brexit es un importante problema de mercado y dependerá todo de las negociaciones que se están llevando a cabo. Para el sector de la fruta va a ser un problema especialmente para la ciruela, porque se exporta mucha a Reino Unido. Esperamos que esas negociaciones marchan adecuadamente y esto no se convierta en un segundo “veto ruso” porque el cierre de otro mercado importante generará una nueva saturación en el resto de mercados con un producto que, no lo olvidemos, es perecedero.

La fruta extremeña se enfrenta a los desafíos de los bajos precios, la logística y el Brexit

Posted on

Extremadura con 17.000 hectáreas de ciruela, melocotón, nectarina y paraguayo, y 7.500 de cereza es la cuarta región productora de fruta de España

conjunto fruta

El espectáculo de la floración en Extremadura no solo se concentra en el Valle del Jerte con las 7.500 hectáreas de cerezo en flor que atrae a decenas de miles de turistas de toda España sino también en otras 17.000 hectáreas de las Vegas del Guadiana de ciruelo, melocotón, nectarina, paraguayo y pera entre otros. Extremadura se ha consolidado en los últimos años como la cuarta región productora de fruta de hueso de España, solo por detrás de Murcia, Aragón y Cataluña. Con producciones que oscilan según la campaña y la climatología entre las 250.000 y las 300.000 toneladas de media para un total de 25.000 hectáreas de cultivo. Con la cereza del Jerte y la ciruela como productos más emblemáticos, sin olvidar también la fuerza de las nectarinas y el melocotón, al que se ha unido también el paraguayo en los últimos años.

Un sector estratégico para el regadío regional que ya es en volumen de facturación el segundo en importancia de la exportación extremeña, solo por detrás de las conservas y salsas de tomate. Actualmente, Extremadura dispone de unas 7.525 hectáreas de cerezos, 9.245 de melocotón y nectarinas, 6.765 hectáreas de ciruelos y unas 500 de peras.

Grandes retos
El sector de la fruticultura extremeña de hueso, al igual que la española en general, se enfrenta en la actualidad a grandes retos. El principal, lograr mejores precios que los de las últimas campañas propiciados por varios factores: en algunos casos la sobreproducción en algunas regiones; la excesiva atomización de la oferta frente a las grandes cadenas de distribución españolas y europeas; el estancamiento del consumo interior pese a la percepción saludable de la fruta; la mayor competencia de otros países productores europeos con menores costes como el caso de Grecia con 800.000 toneladas de producto; la mayor competencia de las frutas importadas como las tropicales entre las que destaca el aguacate y el kiwi que suman 440 millones de euros en el 2018; las trabas arancelarias en determinados mercados –incluido el veto ruso- y la amenaza del Brexit.

Y en el caso específico de Extremadura, los mayores costes logísticos de salida rápida y a precios razonables hasta los puertos más cercanos españoles y portugueses para llegar a mercados emergentes de ultramar como los de Asia, Arabia y Latinoamérica.

Precios bajos
El principal problema que crea incertidumbre en los productores y centrales hortofrutícolas de la región a día de hoy viene marcado por los precios. Prueba de ello fue el mal año que tuvieron la pasada campaña los dos productores estrella de la fruticultura extremeña: la cereza y la ciruela. En el primero de los casos, por la más tardía entrada en el mercado que se solapó con la llegada de cerezas de otras regiones a menor precio y en el de la ciruela, inexplicablemente pese a la mucha menor cosecha, con cotizaciones muy a la baja.

Desde la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Verduras (FEPEX), su director José María Pozancos, asegura que “el principal reto que ha superado el sector en el periodo 2008-2018 ha sido mantener su proceso de crecimiento, en un contexto que se ha caracterizado en la UE por la implantación del libre comercio y en consecuencia un fuerte crecimiento de la importación de países terceros, que en los últimos cinco años ha aumentado un 15%”.

Sin olvidar los cada vez mayores retos en materia medioambiental, desde la gestión del agua a la eficiencia energética con renovables, la tendencia hacia el control integrado de plagas o los mayores costes de mano de obra intensiva tras la subida del Salario Mínimo.

Raúl Cuadrado (One Nature Fruits): “Estamos probando cómo funciona la ciruela con chocolate”

Posted on

28 one fruits
De izda. a dcha, Raúl Cuadrado y Alfonso Tapia

Entrevista con
Raúl Cuadrado
Director Comercial de One Nature Fruits

La empresa One Nature Fruits, con central en Miajadas (Cáceres), agrupa la producción de tres jóvenes socios con 252 hectáreas de cultivo conjunta y presencia en melocotón, nectarina, paraguayo, albaricoque y sobre todo ciruela. En la zona de Valdivia y Zurbarán, y también en Navalmoral de la Mata. También son socios de la empresa Tomates del Guadiana para los temas de cremogenados de fruta. Y están probando con brócoli, tomate de mesa en suelo y unas 25 hectáreas de almendros.

¿Con qué producción cuentan y  cuál prevéis alcanzar?

Nos movemos en torno a los 5 millones de kilos actualmente pero ese no es nuestro potencial. Yo tengo 54 hectáreas y estoy solo en torno al 10%. Podemos llegar en tres años a los 7/8 millones de kilos. Contamos con clientes directos o con comercializadoras en Europa, Brasil, Colombia, Malasia o incluso Islas Guadalupe. Llegamos a donde las grandes empresas del sector también llegan. Evitamos el mercado nacional porque con los precios de referencia que existen se pierde dinero. Sí algo puntual con clientes en Barcelona, La Coruña  o Bilbao con precio cerrado. Lo que teneos claro es que el productor de 10 ó 15 hectáreas por su cuenta no puede hacer nada. Hay que agruparse. Antes cada zona productora tenía su hueco en el mercado por fechas pero ahora esta situación está cambiando y hay que buscar alternativas.

¿La fruta tiene mucho margen de innovación?

Es una pena que la fruta de segunda que se lleva a la industria de transformación no te da ni para cubrir el transporte, o que se utilice en las fincas de caza para alimentar el ganado. Hay que ser innovadores e investigar. Creemos que la fruta deshidratada tiene futuro. También estamos experimentando con fruta y chocolate, por ejemplo con la ciruela. En otros productos ha funcionado.