fruta

Extremadura producirá unas 285.000 tn de fruta esta campaña, con la ciruela como punta de lanza

Posted on

El sector de la fruticultura se ha consolidado en los últimos años como uno de los más importantes del agro extremeño, tanto por número de hectáreas cultivadas como por su volumen de producción, su impacto en el empleo y especialmente por su gran actividad exportadora en Europa y mercados de ultramar. Las previsiones para esta campaña de Afruex, la asociación que agrupa a la gran mayoría de empresas y cooperativas del sector, apuntan a una producción de 285.264 toneladas, entre las que destacan las 98.700 toneladas de la ciruela. “Esta producción de ciruela estimada -asegura Miguel Ángel Gómez-Cardoso, director de Afruex- supone un 80% del potencial total de producción de esta fruta”. Del resto destacan las 68.300 toneladas previstas de nectarinas, las 44.560 tn de melocotón, las 36.470 de cerezas, las 9.452 de paraguayos, las 6.530 tn de albaricoques, las 8.380 de peras, las 4.172 de caquis, las 1.232 de higos frescos y las 326 tn de membrillo entre otros.

El sector ha esperado esta nueva campaña de verano con gran expectación después de la anterior, donde no solo la pandemia complicó las expectativas. Especialmente con la ciruela, considerada la estrella de la fruticultura extremeña, al ser la mayor productora de España y de Europa. La decisión de las autoridades aduaneras brasileñas a primeros de junio del 2020 de cerrar con carácter general las importaciones de ciruelas para impedir la llegada de la plaga “Lobesia Botrana” cerró el mercado estrella para la ciruela extremeña, pese a estar exenta de dicha plaga al no poder acreditar que estaba tratada con bromulo de metilo, producto prohibido en la UE. De esta forma, la ciruela regional se quedó sin el 25% de su mercado en plena campaña de recolección. Este año la situación es muy diferente y desde Afruex, su director asegura que “este año con Brasil abierto esperamos tener una buena campaña”. En alguna campaña han llegado en torno a 1.000 contenedores al mercado brasileño, donde la ciruela extremeña es muy apreciada por sus distribuidores y clientes por su gran calidad y sabor.

Lo ocurrido con la ciruela y Brasil el pasado año, o lo que sucedió con el veto ruso a nivel europeo hace años, muestra a las claras la gran dependencia y oportunidad a la vez que la fruta extremeña tiene en los mercados exteriores. Por término medio el 70% de la fruta regional se vende fuera de España.

Garantía
La empresas y cooperativas de la región han tratado de destacar la importancia y diferenciación de calidad del producto mediante una marca de garantía privada, CIEX, que más tarde se ha consolidado a  través del apoyo de la Junta de Extremadura en un marca de calidad, “Ciruela de Extremadura”, que busca una identificación más eficaz entre Extremadura y sus ciruelas de calidad. Son 16 las empresas y cooperativas de la región las que se unieron para conseguirlo, impulsando que ocho variedades de ciruelas puedan estar acogidas al sello: Crimson Globe, Angeleno, Larry Am, Fortuna, Black Splendor,  Golden Globe y Prime Time.

Al igual que ocurre con otras variedades de fruta, el mundo de la ciruela también ha evolucionado en los últimos años para adaptarse a las nuevas demandas de los consumidores. Un reciente seminario internacional de ciruelas frescas llevado a cabo en Chile analizó entre otras cuestiones la actual demanda mundial del producto. Algunas de sus conclusiones llamaron la atención, como la mayor demanda de ciruelas violetas frente a las rojas o amarillas en el mercado asiático. O la preferencia en los mercados de la Unión Europea por la ciruela roja púrpura, y una cierta caída de la amarilla y violeta. También se destacó el potencial de consumo de los mercados de medio Oriente y del sudeste asiático. Países como Chile, Sudáfrica o Turquía están creciendo en protagonismo en el mercado mundial de la ciruela donde Extremadura se ha consolidado como un jugador de primer nivel.

Otro mercado interesante de futuro, por sus grandes virtudes saludables en enfermedades como la osteoporosis o el cáncer de colón, es el del mercado de ciruelas pasas o deshidratadas.

Foto: Sol de Badajoz

Celia Derecho Montes (Frutas Derecho): “Las frutas del Valle del Alagón y la cereza del Jerte son muy importantes en nuestras ventas en verano”

Posted on

Entrevista con
Celia Derecho Montes
Administrador de Frutas Derecho

Celia Derecho es la administradora de una de las empresas de distribución de frutas y hortalizas más importantes de Extremadura. También es la presidenta del Rotary Club de Cáceres.

Frutas Derecho es una de las empresas más importantes en el sector de la distribución de fruta de Extremadura ¿Cuál ha sido su trayectoria?

Nuestra empresa empezó a funcionar allá por los años cincuenta. Mis abuelos se dedicaban a la venta de productos hortofrutícolas, Vivían en un pequeño pueblo de la provincia de Ávila al lado de Tornavacas, y decidieron irse a vivir a Plasencia con sus ocho hijos y allí montaron un puesto de frutas. Tras la muerte de mi abuelo, poco a poco se fueron incorporando todos sus hijos y en 1969 se creó la sociedad Felipe Derecho y Hermanos como existe actualmente. Se abrieron almacenes en Cáceres y Navalmoral además del de Plasencia, y poco a poco  fueron creciendo por toda la región. Actualmente somos seis componentes de la tercera generación los que regentamos el negocio, tenemos 50 trabajadores y más de 26 vehículos de distribución.

¿Cómo ha cambiado la distribución de frutas y hortalizas en los últimos años en la región?

La distribución de frutas y hortalizas ha cambiado mucho a lo largo de los últimos años.  Antes no existía la facilidad de movimiento entre pueblos y ciudades que existe hoy. La mayoría de los habitantes de los pueblos de Extremadura se desplazan a hacer la compra a las grandes superficies de las ciudades y el consumo de los pequeños comercios de los pueblos se ha reducido mucho. Cuando una tienda pequeña cierra en un pueblo es muy difícil que vuelva a abrir también originado por el descenso de la población rural.

Nosotros nos hemos tenido que reinventar y nuestra actividad ahora está muy centrada en la hostelería y en el auge del turismo en Extremadura.

¿Se ha comido más fruta y verdura durante la pandemia?

Durante la pandemia ha habido un crecimiento en el consumo de frutas y verduras, sobre todo durante los tres meses que estuvimos encerrados en casa. Los hábitos de los extremeños no cambiaron, pudimos notar que los extremeños se dedicaron más a cocinar en casa y como consecuencia de ello existía mayor demanda. Los pequeños comercios de los núcleos rurales vendieron bastante mientras estuvo el confinamiento.

Extremadura es una gran productora de fruta de hueso ¿Para Frutas Derecho es importante en su comercialización el producto regional?

La fruta de hueso es un motor muy importante en la economía extremeña. Una parte importante de nuestras ventas en verano proceden del Valle del Alagón en Cáceres donde los melocotones, nectarinas y paraguayos que se cultivan son los mejores de todo el país. La cereza del Valle del Jerte también supone un importante producto para nuestra empresa.

¿Qué retos tenéis planteados en el Rotary Club de Cáceres que presides?

El Rotary  Club de Cáceres, del cual actualmente soy presidenta, tiene como reto principal ayudar a la sociedad en todos sus ámbitos. La mayoría de los socios somos empresarios y cada uno desde su puesto intenta hacer más fácil la vida de sus conciudadanos Seguimos volcados en el proyecto de la “Operación Patata “que consiste en la entrega mensual de kilos de patatas a más de treinta centros no gubernamentales. Seguimos con los proyectos internacionales del fin de la Polio. Este año debido a la pandemia no hemos podido llevar acabo todas las actividades que normalmente se realizaban. Estamos deseando que todo esto pase para volver a realizar todos los actos culturales y sociales que estaban proyectados.

Miguel Ángel Gómez-Cardoso (Afruex): “Trabajamos en la apertura del mercado de la cereza para China, y fruta de hueso para Perú e Indonesia”

Posted on

Entrevista con
Miguel Ángel Gómez-Cardoso
Director Gerente Afruex

El sector de la fruta de hueso en Extremadura sigue siendo estratégico por varios motivos. Por la gran extensión del cultivo que alcanza las 19.780 hectáreas (9.937 de cerezo, 5.506 de melocotonero y nectarina, y 3.896 de ciruelo como más significativa); por su proyección internacional ya que exporta más del 75% de su producción a toda la UE y a 40 países extracomunitarios; y por su gran impacto laboral tanto en las labores de campo antes de la recolección y en la misma, así como en las centrales hortofrutícolas.

Cada año la fruta extremeña alcanza nuevos mercados lejanos, como ha ocurrido con Tailandia o Argentina en las últimas campañas. La exportación de fruta reporta cada año a la región entre 210 y 240 millones de euros. En torno al 25% de las exportaciones de fruta regionales ya van a parar a mercados extracomunitarios

Según los datos de AFRUEX, la Asociación que agrupa a empresa y cooperativas que representan el 90% de la producción, en la campaña de 2020 se superaron las 213.000 toneladas. De ellas, 77.600 tn fueron de ciruela; 36.00 tn de melocotón amarillo; 58.450 tn de nectarina; 18.600 tn de cereza; 11.050 de paraguayo; 2.150 tn de albaricoque y 9.500 tn de pera.

¿Cuáles son las previsiones de producción para esta nueva campaña 2021 según va la floración si no surgen acontecimientos climatológicos adversos?

Por el momento todas las condiciones climáticas han venido de forma muy favorable y por tanto hemos tenido un muy buen otoño, invierno con una floración completa y espectacular. Si todo va bien tendremos una campaña completa en producción y calidad, pero aún es muy pronto para avanzar.

¿Se han solucionado para esta campaña los problemas con el mercado brasileño tan importante para la ciruela extremeña?

Sí, ya está solucionado y esta campaña 2021 volveremos a tener disponible este mercado tan importante para la fruticultura extremeña. Ha sido un hito muy importante el haber vuelto a abrir el mercado en solo 7 meses, desde Afruex hemos trabajado intensamente para tenerlo esta campaña disponible.

Sobre el total de hectáreas con el que contaba la fruticultura extremeña, ¿se han notado sensiblemente los arranques de frutales o han sido minoritarios?

Este año no se han producido arranque significativos, eso sí, se siguen produciendo reconversiones necesarias en el sector.

El sector de la fruta extremeño ha sido el más activo de la economía regional en buscar mercados de exportación de ultramar de más valor añadido. ¿Sigue esta tendencia con nuevos mercados?

Siempre estamos trabajando en nuevos mercados. Desde Afruex estamos trabajando en la apertura del mercado de la cereza para China, y fruta de hueso para Perú e indonesia. Seguimos trabajando intensamente junto al Ministerio de Agricultura y la Junta de Extremadura para seguir haciendo fuerte a este sector tan importante en la región.

Haciendas Bio toma impulso: Jordi Fainé, consejero delegado y José Creuheras como consejero

Posted on

La fruta ecológica extremeña despertó hace años el interés de importantes inversores que vieron un nicho de negocio de gran futuro. En el año 2015, el grupo italiano De Agostini, con intereses empresariales comunes en el mercado español con el Grupo Planeta de la familia Lara, entró en el capital de Haciendas Bio, uno de los mayores grupos en producción y comercialización de frutas y verduras ecológicas con su marca Biovivo.

Ahora, seis años después, según recogía a finales de febrero el Boletín Mercantil de Badajoz, el nuevo consejero delegado de Haciendas Bio de la empresa será Jordi Fainé Garriga, hijo mayor de Isidre Fainé, presidente de Criteria Caixa y la Fundación La Caixa. Y como consejero de la empresa estará José Creuheras Margenat, presidente de Atresmedia (Antena 3, La Sexta y Onda Cero) y durante muchos años el gestor de Inversiones Hemisferio, la patrimonial inversora de la familia Lara. De Agostini, a través de su fondo De A Capital, gestiona más de 5.000 millones de euros en fondos.

Fuentes de la empresa extremeña aseguran que el hasta ahora consejero delegado de la empresa y uno de sus dos fundadores, Francisco Casallo, seguirá llevando el día a día de la compañía.

Haciendas Bio fue fundada en el año 2003 con 500.000 euros por el ingeniero  José Ramón Rituerto y el empresario Francisco Casallo, siendo uno de los proyectos pioneros en fruta ecológica en el mercado español. Con el paso de los años y la entrada de nuevos socios, la empresa ha llegado a gestionar más de 2.300 hectáreas y 35 fincas de cultivo de frutas y verduras en varias comunidades, principalmente en Extremadura, Sevilla, Almería, Aragón y Cataluña, así como en Portugal. Actualmente cuenta con más de 65 referencias de frutas y verduras y exporta a más de 15 países. Alemania, Francia y Suiza concentran más del 50% de sus ventas. Sus productos llegan a mercados lejanos como Brasil, Singapur o Emiratos Árabes.

Una radiografía de los grandes cultivos extremeños en el 2020

Posted on Actualizado enn

Juan Francisco Blanco, director gerente de  ACOPAEX

Tomate para industria y olivar de secano convencional concentran las mayores pérdidas mientras el maíz presenta buenas perspectivas para el 2021, año que será clave para la fruta de hueso con la apertura de nuevo de Brasil

El año 2020 será recordado por la pandemia del Covid-19 que ha afectado a todos los niveles sociales, económicos y laborales, pero también por las serias dificultades que han atravesado además varios de los principales cultivos y productos del campo regional.

Juan Francisco Blanco, director gerente de  ACOPAEX, la mayor cooperativa agraria de Extremadura por facturación y con un peso muy destacado en alguno de los principales cultivos regionales, analiza cómo ha sido el año 2020 en cada uno de ellos.

Un año muy complicado para el tomate para industria, con pérdidas para los productores, después de dejar de producir más de 440.000 toneladas de las contratadas por dificultades climatológicas y un rendimiento por hectárea mucho menor. La fruta de hueso ha mejorado algo, pero la imposibilidad de exportar ciruela -el producto estrella- a su principal mercado, Brasil, ha sido un lastre. Aunque se han perdido hectáreas por los arranques. El maíz ha dado un respiro en precios y puede crecer en el 2021 en hectáreas. Mientras el arroz ha tenido un mejor comportamiento en precios mientras que el olivar de secano ha tenido una campaña desastrosa en kilos y rendimiento, salvada por el olivar de moderno de regadío. En otros importantes cultivos como el viñedo, la actual situación de la pandemia y las ventas en el Canal Horeca están teniendo un efecto crítico para muchas bodegas, más atenuado para las ventas a granel de vinos jóvenes de campaña.

TOMATE
Campaña muy complicada por las adversas condiciones climáticas. Primero lluvias en la plantación entre marzo-abril, que originó inundaciones en muchas parcelas ya plantadas, con lo que hubo que hacer tratamientos costosos para salvarlas o replantarlas. En otras parcelas originó retrasos en la plantación con las plantas en los semilleros ya disponibles, muchas se plantaron envejecidas. Se distorsionó la programación, algunas se hicieron muy tarde.

En segundo lugar en cuanto a adversidades climatológicas, nos llegó una ola de calor extremo en junio-julio, que afectó gravemente al tomate tardío. Con lo cual, la producción por hectárea bajó considerablemente, de una media en el entorno de las 96 toneladas por hectárea de los últimos años a  76 toneladas por hectárea, un 20 % menos de producción. Esto ha supuesto  unas pérdidas considerables para nuestros agricultores, ya que hemos ingresado una media de 1.400 euros menos por hectárea. No solo no hemos obtenido beneficios, si no que hemos incurrido en unas pérdidas considerables. Las OPFH teníamos contratadas 2.198.400 toneladas y hemos entregado 1.757.400 toneladas. Por tanto hemos producido 441.000 toneladas menos, lo que nos ha supuesto unas pérdidas en este cultivo de más de 30 millones de euros.

El ambiente entre los productores es de desánimo total. Los seguros agrarios no han respondido como se esperaba, En cultivos de alto valor añadido como el tomate que se asegura prácticamente el 100% de las hectáreas,  se ha planteado incluir para las próximas campañas entre los siniestros este tipo de adversidades climatológicas como son las olas de calor, La lentitud en la toma de decisiones en los seguros agrarios es desesperante, y eso genera incertidumbre.

Para esta campaña se va a plantear a las industrias una subida importante en el precio del tomate. Es inviable económicamente cultivar tomate con los precios que se han realizado los contratos en los últimos años. El pasado año todos los agricultores perdieron dinero con el cultivo. Si no hay una subida considerable no se llegaran a las hectáreas necesarias para que la industria cumpla sus contratos. Entendemos que no habrá problemas con esta subida  toda vez que desde la industria se ha manifestado en distintas ocasiones que el precio del concentrado ha experimentado una subida importante en los mercados y hay escasez de concentrado.

FRUTA DE HUESO
La campaña de la fruta la podemos considerar algo mejor que la del año pasado, pero dentro de una profunda crisis que nos afecta desde el veto ruso y no remontamos. Se ha mejorado en precios pero con la disminución en la producción y el aumento desmesurado en los costes de mano de obra -Extremadura tiene los costes de mano de obra en campo por hora trabajada más altos de toda España- al final no hemos obtenido el resultado que preveíamos para esta campaña. Esta situación, unido a la imposibilidad de exportar ciruela a Brasil ha traído consigo una nueva campaña perdida. Hemos disminuido las hectáreas de frutales en la región, por el arranque hectáreas y su no reposición. Las perspectivas no son nada halagüeñas, pero si tenemos una campaña con una producción normal y parece ser que en la próxima campaña podremos exportar a Brasil nuestra ciruela, podremos mejorar los resultados de esta última campaña.

ARROZ
Es un cultivo que en producción no ha ido mal. Los precios en campaña han aumentado levemente. Aun no se han realizado operaciones de venta importantes, aunque la tendencia es que se mejoren los precios del año pasado.

MAÍZ
La producción ha sido menor que el año anterior por hectáreas. Con este cultivo ha pasado igual que con el tomate: no ha tenido las mejores condiciones climatológicas para la producción. Sin embargo, los precios después de campaña han mejorado ostensiblemente. En los puertos, los precios del maíz tienen unos niveles incluso superiores a los mercados de interior, situación que no ocurría hacia años. Las perspectivas son buenas. Es un cultivo a tener en cuenta para la próxima campaña de regadío.

OLIVAR
Debemos de distinguir entre olivar de secano convencional del olivar de regadío. En el olivar de secano convencional  ha sido un año desastroso en cuanto a producción. Incluso no se han recolectado muchas hectáreas de secano. Sin embargo, en el olivar de regadío ha habido una buena cosecha. Los rendimientos en aceite han disminuido considerablemente. Por tanto, en Extremadura no va a ser un año bueno de producción en contraposición con el olivar de Andalucía, que si va a tener un buen año. Los precios están algo mejor que el año pasado, y cada vez mas prima la calidad en el aceite. Un mismo Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) puede variar entre un 15%  y un 20 % en precio por la calidad que tenga. En los próximos años será un factor determinante la calidad en la elaboración del aceite.

OTROS CULTIVOS
Con respecto al cultivo del almendro, seguimos creciendo en cuanto al número de hectáreas. Hasta ahora el cultivo se ha portado bien en precios y en producción, aunque este año las perspectivas de precios no sean buenas. Los precios han disminuido un 40 % con respecto al año pasado. Pensamos que es un cultivo de futuro en regadío. Tienen mejor calidad que en secano y son variedades nuevas que evitan la almendra amarga, aspectos importantes a la hora de la comercialización.

Extremadura producirá unas 230.000 tn de fruta de hueso lastrada por los precios de la ciruela tras el cierre de Brasil

Posted on

16 AFRUEX OTRA

Melocotón, nectarina, paraguayo y albaricoque alcanzan mejores cotizaciones en origen que la pasada campaña

Cuando la campaña de la fruta de hueso en Extremadura se presentaba con cierto optimismo –ayudada por el  arranque de árboles en España, el granizo en otras regiones y la mayor  demanda de fruta tras el COVID-19– las malas noticias llegaban desde Brasil para el producto estrella de la fruticultura regional: la  ciruela. Las autoridades brasileñas decidían a primeros de junio cerrar con carácter general as fronteras a la importación de este producto para evitar la llegada de la “plaga Lobesia Botrana”. De la que la fruta ciruela extremeña está exenta. Las  aduanas brasileñas exigían un certificado fitosanitario que acreditara el tratamiento de la ciruela con bromuro de metilo, un producto prohibido en la UE desde hace varios años. De esta forma, el mes de junio se ha visto muy afectado. Hay que tener en cuenta que a Brasil llegan cada campaña unos 1.000 contenedores con ciruelas extremeñas, producto muy apreciado allí.

La campaña esperada en Extremadura de fruta de hueso rondaría las 230.000 toneladas de fruta, según las estimaciones de AFRUEX, lo que supone en torno a un 20% menos que la de del año 2019. Una menor producción, que también se está dando en otras comunidades con gran producción y en casi toda Europa, principalmente en Italia con una caída  del  35%. En el caso español, debido principalmente a los problemas climáticos en la primavera, las tormentas de granizo y los arranques de frutales realizados.

Mejores precios
Mientras, los precios han mejorado sensiblemente en relación a los de la temporada pasada, que fueron muy bajos. Según Miguel Ángel Gómez-Cardoso Bernet, director gerente Afruex, “los precios de melocotón y nectarina si son muy buenos, al igual que los albaricoques y paraguayos”.

Los datos del Boletín de Fruta de Hueso del Ministerio de Agricultura a comienzos de junio, todavía para la fruta más temprana, muestran subidas de precios de salida del melocotón ya embalado y seleccionado en palés del  18%, de 39% en paraguayo, del 30% en nectarina y del35% en  albaricoque en relación a la media de las últimas cinco campañas. En el caso de la ciruela, con una caída  del 11%, Y en la cereza, un aumento del 15% en relación al último año.

Ciruela
Lo ocurrió en Brasil ha estropeado lo que se esperaba un  buen año para la ciruela extremeña. “La ciruela que empezó a esos mismos niveles se ha desplomado en las últimas semanas de junio debido al problema con Brasil. Brasil supone el 24% de las exportaciones de ciruela de la región y la pérdida de este mercado supone que esa producción se tiene que trasladar a otros, lo que está haciendo que se saturen y bajen los precios drásticamente. Es un problema que afecta casi en exclusividad a Extremadura, ya que es la productora del 80% de la ciruela nacional, y que está haciendo que parte de la producción esté en cámara y en breve se empezará a quedar fruta en los árboles si esto no se soluciona rápidamente”, asegura el director gerente de AFRUEX.

“Un año, que debería ser uno de los mejores de los últimos años, se está convirtiendo en una pesadilla para nuestra ciruela, cultivo en el que somos referencia a nivel mundial”, ratifica el responsable de Afruex.

Los frutales de hueso suman en España en torno  a las 143.000 hectáreas, con una producción estimada anual  de 2 millones de toneladas cada campaña. En toda Europa se producen cada año unos 7 millones de toneladas.

Creatividad, Investigación+Desarrollo: frente al depredador agrario

Posted on

30-31 aliseda sudafrica
De izda a dcha, Enrico de “Stems Fresh Fruit”, Tilis de “Top Fruit” y Luis Aliseda en Sudáfrica

Texto:
Luis Aliseda
Director  del Centro de Investigación y Producción de Viveros Provedo SA

El mercado agrícola ha llegado a un punto de inflexión y tiene que tomar otro camino, obligado por la presión de los productores que reclaman justamente mejores precios. En las últimas campañas se ha pagado al productor la fruta por debajo del coste de producción y ha sido la ruina para muchos. Hoy la cadena de valor no existe, sino un oligopsonio, ya que intermediario y vendedor están solapados en grandes cadenas que compran unificando la demanda y lo distribuyen a sus tiendas, practicando fácilmente dumping; dada su posición dominante y facilitado también por nuestras costumbres de compra. Incluso asistimos atónitos a un desplazamiento patrimonial del productor a los dueños de las cadenas de distribución, siendo las tiendas las que tienen producción directa desarrollando grandes explotaciones con agricultura agresiva. Hay conocidos casos en el olivar por ejemplo, entre otros productos. No sé si esto se puede remediar, si es que los gobernantes tienen que estar de perfil; pero no es el único problema.

Puede ser verdad que estamos dentro de un bucle tóxico donde el cliente final ha pedido precios siempre bajos y los supermercados en su competencia entre ellos, han tenido que luchar por satisfacerle, difícilmente manteniendo la calidad. El proveedor tiene que bajar costes primando la productividad, reduciendo obligatoriamente los parámetros de calidad.

Si buscamos culpables siempre es fácil encontrar un chivo expiatorio, con una solución rápida y populosa. Será esa la clave para la paz, pero realmente, ¿qué ocurre en el fondo?

La vida rápida y productiva nos lleva a hacer una compra en tiempo récord. Nos volvemos conformistas y lo más importante, es que hemos reducido la percepción de la calidad a niveles ridículos. Hoy te comes una ensalada medicinal como el que se toma un jarabe con mal gusto. El tomate no sabe a tomate, y los productos frescos en general no son lo que eran. Aceptamos cualquier cosa si bien el precio es reducido.

Productos frescos
Pero, ¿no es una oportunidad?. Realmente toda la clientela es así, o hemos llegado a un cambio de apreciación y ya hay una importante parte de la clientela que desea disfrutar de lo que compra “para comérselo”.  Comer es uno de los placeres más amplios en la vida y es que el ser humano lo disfruta durante toda su vida, además consumir productos frescos es un placer “saludable”. Tenemos que saber comunicarlo pues el cliente final está de parte del productor, entiende la situación y lo comparte.

Este año en FruitLogística 2020 hemos visto que un melón promociona una feria, la mayor a nivel internacional; su valor que tiene buen sabor “seguro” y su tamaño ideal. Varias marcas de tomate fresco han aparecido que ofrecen también “sabor seguro”; también de manzana con algunas marcas ya muy consolidadas y reconocidas, así como mandarinas, uva de mesa, kiwis…etc… ; infinidad de productos bajo una marca que les identifica la calidad, “siempre con buen sabor”, todos ellos son “casos de éxito” en años desastrosos para otro tipo de agricultura.

30-31 mas

Diferenciación por marca
Creo que estamos ante un paso más en la profesionalización y hay que subirse a este nuevo tren, donde la calidad prima, siendo necesaria una diferenciación por marca que te identifique ante una masa de productos banales, muy cosméticos y sin nada más, diseñados por los mercaderes con el objeto de ganar dinero.

No vale cualquier producto agrícola ni cualquier forma de hacer agricultura, por más dinero que gastemos en fertilizantes o por más tecnología que apliquemos para producir más y más barato. No es sólo ese el objetivo y resulta claramente insuficiente. Ese sistema es casposo, claramente menos competitivo y muy dañino con el medio ambiente. El cliente final se siente además de defraudado, engañado, dirigido y utilizado.

La mejora genética vegetal ha entrado de lleno en la agricultura. Existen ya infinidad de modelos privados y asociativos que convergen para ser más competitivos en la agricultura tecnológica del siglo XXI que se dota de la capacidad para crear nuevas variedades con buen sabor, excelente vida en poscocecha y más atractivas a la vista; sin olvidar que también son variedades adaptadas a un clima cambiante, creadas para soportar situaciones hostiles de suelo o  de agua de mala calidad. Es una realidad ya.Todo ello representa una importante inversión privada en I + D. ANOVE, (Asociación Nacional de Obtentores Vegetales), calcula un coste medio de 1 millón de euros por variedad obtenida.

Hoy nuestra tecnología, sin necesidad de usar la modificación genética y haciéndolo por cruces naturales, está consiguiendo en Europa productos totalmente adaptados a las necesidades que plantea el mercado, así como a los requerimientos climáticos cambiantes. La inversión en I + D de numerosas empresas privadas ha dado respuesta al cambio climático y hasta ha llegado a crear nuevos productos muy específicos para un determinado suelo exigente, un clima adverso, con resistencias a plagas o enfermedades, por lo tanto sostenibles, y satisfaciendo a un mercado que se sentía defraudado.

Diferenciarse
El resultado de la fusión entre la producción agrícola con programas de mejora genética, ambos  organizados desde la creación de un producto con altos índices de sabor,con capacidad de llegar al mercado final, y siempre identificados por una marca de calidad, han señalado el camino del éxito. La fruta de hueso pierde a pasos agigantados cuota de mercado y poder de venta frente a otros productos agrícolas que se ofertan en el lineal, algo que venimos denunciando desde hace más de veinte años. Estos otros productos que compiten con la fruta de hueso han conseguido diferenciarse comunicando bien sus atributos al cliente final, que fideliza su compra hacia estos productos agrícolas que han pensado en él antes de ser creados, rechazando la falta de calidad en otros.

El fraude varietal, la competencia desleal y el pirateo de variedades protegidas representan una amenaza a este nuevo modelo agrícola, evolutivo e imparable que está dando respuesta a retos que parecían imposibles y en una economía de libre mercado, donde la intervención para hacer precios justos son de difícil aplicación. Y si, es imparable, este año FruitLogística 2020 ha marcado este inicio y el nuevo tren se pone en marcha.

30-31 otra

Postcochecha
En Viveros Provedo hace ya más de veinte años que desarrollamos un programa de mejora genética de fruta de hueso con el objetivo de recuperar el sabor. Ya es una realidad con más de cien patentes, que atienden a todos los climas y distribuidas por todas las zonas de producción del mundo. Allá donde hay una explotación de melocotón o ciruelo estamos presentes con variedades de sabor; todo ello, implementado con el conocimiento chileno y sudafricano en postcosecha. Sí, con ellos tenemos equipos de investigación que están evaluando variedades que consiguen más de treinta días de postcosecha y las hay de hasta de cuarenta días, pueden atender a mercados de ultramar.

Esto permitirá poner en el lineal fruta de hueso de calidad durante todo el año, es decir, intercambiaremos fruta entre el hemisferio norte y el sur con lo que podremos repetir el verano dos veces. También hemos sumado a estos programas de mejora,  la creación de patrones para fruta de hueso que transmiten resistencias o tolerancias a plagas y enfermedades. Esta transmisión se realiza  vía savia a todas las variedades que son injertadas sobre los mismos, sin necesidad de que las variedades tengan las resistencias o tolerancias, con lo que haremos explotaciones más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Y todo bajo una única marca de sabor, Extreme® para melocotón o nectarina y Extreme®Plum en caso de ciruela de alto sabor.

José Aurelio García (Explum): “La ciruela extremeña se conoce más en Brasil que en España”

Posted on

28 EXPLUM

Entrevista con
José Aurelio García
Gerente de Explum S.C.

La ciruela sigue siendo la fruta  estrella de la fruticultura extremeña, pese a encadenar varias campañas complicadas. Uno de sus actores principales es la sociedad cooperativa Explum, con sede en Valdelacalzada (Badajoz), que tuvo a pasada campaña en torno a los 8,5 millones de kilos de ciruelas y más de 500 hectáreas de cultivo, tanto rojas como amarillas y negras. Sus socios también producen melocotón, nectarina y albaricoque, aunque en torno al 80% de su volumen de producción anual se centra en la ciruela. Con mercados estratégicos como Brasil o Canadá.

La empresa forma parte desde sus inicios del sello de calidad CIEX de la ciruela extremeña, “que necesita una promoción más activa que destaque  su tamaño, dulzura, acidez y grados brix. Es incomprensible  pero la ciruela extremeña es más conocida y valorada casi en Brasil que en España”, asegura José Aurelio García, gerente de Explum.

Para que el sector de la fruticultura en España haya llegado a este escenario, dominado por los bajos precios y en los que se habla de arranques de bastantes hectáreas de frutales, ¿qué ha tenido que ocurrir?

Siempre hay que hacer autocrítica, por parte de toda la cadena agroalimentaria. Los productores y las centrales tenemos parte de culpa, al igual que la tiene la Administración, la gran Distribución e incluso el consumidor final. Los márgenes se han reducido drásticamente. Y la demanda de fruta de hueso ha caído que es otro problema central, porque sin aumentar el consumo poco se puede hacer. Los agricultores hemos tenido culpa porque siempre se hace lo que hace el de al lado y se unos plantan una cosa, todos van para allá. La Administración sabe con certeza lo que se está plantando, sea almendro, pistacho u olivar. Y los intermediarios y la gran distribución trabajan con márgenes muy altos, que  no tenemos más remedio que aceptar muchas veces si queremos sacar un producto que hay que recordar que sigue siendo perecedero por mucha mejora conseguida en la postcosecha.

¿El sector productor no tiene suficiente fuerza frente a los compradores?

Hace 20 años podía haber en Extremadura unas 20 centrales y ahora seremos unas 40, con lo que nuestro poder de negociación se ha reducido. No todo tiene que ir por las fusiones ni integraciones. Hay modelos intermedios como los grupos de venta conjunta que habría que potenciar. En esta pasada campaña 2019 los precios de la ciruela no fueron buenos. Y no se vendieron todos los kilos que teníamos. Tuvimos que tirar ciruela.

¿La fruta extremeña, tal como está el mercado español, solo vive de la exportación?

Si a la ciruela extremeña le cerrarán el mercado de Brasil habría que arrancar la mitad de los ciruelos. En torno al 60/65% de nuestra facturación procede de la exportación, y otro 15 % de la reexportación de clientes a los que vendemos. En total, un 80% de nuestras ventas acaban en mercados internacionales.

¿Cómo prevés la nueva campaña?

No hay dos años iguales en agricultura. Espero por lo que veo que pueda ser un año bueno por varios motivos. No ha habido muchas horas de frío, pero con menor producción y menores costes en el entresaque. Con los arranques también se notará un 5, un 10 ó un 15% menos. Y la producción creo que será más dispersa en el tiempo. Lo esperamos todos por el bien del sector. Luego dependerá de la climatología y de la disponibilidad de la mano de obra.

La Cátedra AgroBank premia una tesis sobre el control de calidad en los productos hortofrutícolas

Posted on

catedrra agrobank
La investigadora Irina Torres, ganadora del premio

La Cátedra AgroBank Calidad e Innovación de la Universidad de Lleida (UdL) ha premiado una tesis sobre el control de calidad de productos hortofrutícolas. La investigadora cordobesa Irina Torres, doctora por la Universidad de Córdoba (UCO), se ha convertido en la ganadora de la cuarta edición de este galardón, dotado con 5.000 euros, que tiene como fin premiar la investigación de excelencia en el sector agroalimentario. El accésit de 1.000 euros, que se entrega por primera vez, se ha concedido a una tesis sobre la automatización del riego en cerezos, desarrollada por Víctor Blanco, de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT).

El jurado ha escogido la tesis titulada “Sensores espectrales de infrarrojo próximo para la caracterización, autenticación y aseguramiento de la calidad y seguridad de productos hortofrutícolas“, de un total de 37 candidaturas, un 16% más que el año anterior, según destaca el director de la Cátedra AgroBank, Antonio Ramos. Andalucía ha sido la comunidad autónoma con más tesis presentadas (8), seguida de Cataluña (7) y Madrid (5). En cuanto a los centros, las universidades de Zaragoza y Córdoba lideran el listado, con 4 cada una.

La investigación, que plantea la aplicación de sensores espectrales de infrarrojos para controlar la trazabilidad, seguridad y calidad de los productos hortofrutícolas, ha sido dirigida por las profesoras de la UCO Mª Teresa Sánchez y Dolores Pérez.

La tesis plantea el uso de sensores de espectroscopia de reflectancia en el infrarrojo próximo (NIRS, del inglés Near Infrared Spectroscopy) en el sector hortofrutícola para un “control fiable de la calidad, la trazabilidad, y de aspectos relativos a la seguridad alimentaria a lo largo de toda la cadena de producción”. Además, sin “el carácter destructivo de los análisis actuales”, explica Antonio Ramos, director de la Cátedra AgroBank-UdL.

El estudio propone introducir los sensores NIRS “en las diferentes etapas de la cadena de producción, garantizando así el control de los procesos y la integridad del producto desde el campo hasta el consumidor”. “El sistema permitiría controlar, por ejemplo, el nivel de nitratos, regulado por normativa europea”, añade Ramos.

La tesis ganadora del accésit, “Bases agronómicas y fisiológicas para la automatización del riego deficitario controlado en cerezo”, analiza diferentes estrategias para “áreas de clima mediterráneo, altamente vulnerables al cambio climático, donde el agua es un factor limitante”. El trabajo de Víctor Blanco, dirigido por los profesores de la UPCT Rafael Domingo y Alejandro Pérez, “propone un modelo para la estimación del estado hídrico de los árboles a partir de redes sin hilos de sensores de suelo y clima fácilmente automatizables”.

Francisco Gajardo (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “Las ayudas al arranque de frutales son necesarias porque regularían la sobreproducción del sector”

Posted on

24 cooperativas fruta

Entrevista con
Francisco Gajardo
Vicepresidente Grupo de trabajo de Frutas de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

La fruta de hueso, incluida la cereza, es un cultivo estratégico para el campo extremeño, tanto a nivel de producción como de empleo y de liderazgo exportador. Sin embargo en las últimas campañas solo se habla de bajos precios, aumentos de costes, arranque de hectáreas ¿Cuáles son realmente los problemas del sector y qué soluciones existen?

Los problemas que tiene este sector son estructurales. Además de una actual sobreproducción, tenemos el problema de que recibimos unos precios muy bajos por la fruta que producimos con unos altos costes que genera un importante desequilibrio.

¿Cómo se puede solucionar? Con un precio justo para el agricultor o con medidas reales y eficaces para ajustar la oferta a la demandad cuantitativa y cualitativamente o para bajar el precio del coste de producción a través de medidas fiscales en el gasóleo, en la electricidad o en la seguridad social, entre otros.

Actualmente tenemos más oferta que demanda en el sector frutícola y hay que apostar por concentrar esa demanda. Desde Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura hemos planteado siempre que se promuevan los procesos de fusión o integración de las organizaciones de productores (OP), porque es lo que dará fuerza y poder de negociación al sector productor.

¿El arranque de hectáreas de frutales debe suponer un punto de inflexión para mirar hacia delante y apostar también por nuevas variedades?

El sector frutícola siempre ha apostado por nuevas variedades y se ha modernizado partiendo del propio sector. Las ayudas para la reconversión varietal son bienvenidas, sin duda, pero son necesarias también ayudas para el arranque de frutales porque, con ello, habría explotaciones que saldrían del sector y se dedicarían a otro cultivo, lo que permitiría regular la producción sobredimensionada que tenemos.

Esa sobreproducción viene dada por el incremento de plantaciones y por la conversión de explotaciones dedicadas a fruta de pepita en explotaciones de fruta de hueso, agravado todo con medidas como fue la del “veto ruso”, que saturó el resto de mercados.

¿La bajada del consumo de fruta en el mercado español también dificulta lograr mejores precios?

El consumo de fruta está estancado en España en niveles muy bajos, así que influye, por supuesto. El consumo nacional no soporta la cantidad de producción de fruta en el país, por eso alrededor del 80% de la fruta extremeña tiene como destino otros mercados, fundamentalmente europeos. Y ello a pesar de que la fruta es uno de los alimentos más saludables y fáciles de consumir. Por eso sería necesaria una promoción mayor y abrir nuevos mercados en terceros países.

El sector empresarial en torno a Afruex ha solicitado un convenio específico para la fruta tras la subida del SMI ¿Qué opinión tienen en Cooperativas sobre este tema?

El frutícola es un sector de gran peso económico en nuestra región, que genera mucho empleo y que se debe cuidar para que afrontemos los retos que nos vienen. Y Afruex tiene, sin duda, un importante papel dentro de ese peso económico. Por ello, debería formar parte de las negociaciones para la confección del futuro convenio del campo en Extremadura.