syngenta

Syngenta muestra en campo su apuesta por la sostenibilidad del girasol, así como sus tecnologías de control de las malas hierbas y el jopo

Posted on

Syngenta ha organizado en Carmona, Sevilla, una jornada de campo con todas las medidas de seguridad frente a la COVID-19 establecidas por las autoridades (pequeños grupos, mascarillas, distancia de seguridad, etc.) en la que se han mostrado tanto las opciones de sostenibilidad que se tienen en este cultivo frente a la nueva PAC, como las tecnologías que ofrece la compañía frente a las nuevas razas de jopo y para luchar contra las malas hierbas. En dos días de jornadas, más de 80 técnicos de la distribución de Syngenta y de cooperativas de la zona, así como gestores de grandes fincas, han pasado por tres estaciones distribuidas por el campo de ensayo de girasol, en las que se ha profundizado en cada tema.

La primera estación se ha situado junto a un margen multifuncional especialmente diseñado para la zona y el cultivo del girasol, con plantas autóctonas seleccionadas para fomentar tanto la presencia de polinizadores, como de fauna auxiliar beneficiosa para el cultivo, como pueden ser los Sirfidos que se comen las larvas de los pulgones. Este tipo de margen multifuncional entra dentro de la medida estrella de Syngenta en el campo de la biodiversidad agrícola, Operación Polinizador, que ya ha cumplido 12 años de experiencias en España.

Luis Miranda, responsable de Agricultura Sostenible en Syngenta, ha explicado cómo se eligen las plantas para este tipo de márgenes, que en esta zona cuenta con plantas con una floración alargada en el tiempo, con flores de variados colores y que florezcan en épocas diferentes para promover la biodiversidad a lo largo de todo el cultivo.

La segunda estación temática ha estado dedicada a las nuevas tecnologías antijopo propuestas por Syngenta, especialmente contra la nueva raza “G”. En esta estación, Juan Fernández, Jefe de Producto de Oleaginosas y Cereales de Syngenta, ha explicado el programa de Syngenta para el control de estas nuevas razas. En el girasol, el jopo supone una lucha continua ya que van surgiendo nuevas razas cada vez que se controlan las anteriores y es necesario tener siempre nuevas tecnologías para su control.

Teniendo en cuenta que este tipo de tecnologías tardan 8 o 10 años en salir a la luz, desde Syngenta ya se está trabajando en dos vías: por un lado, semillas con resistencia genética a esta raza de jopo y, por otro, con resistencia a herbicidas que lo controlen.

Por último, en la tercera estación se han mostrado las soluciones herbicidas de Syngenta contra las malas hierbas en girasol, mostrándose tres diferentes tecnologías para su control.

Voliam completa el catálogo de Syngenta para estrategias de control de orugas y escarabajos

Posted on

Syngenta sigue firme en el avance de su plan de compromisos “Good Growth Plan”  para alcanzar una agricultura cada vez más sostenible. Entre los objetivos planteados para 2025 figura la incorporación y puesta a disposición de los agricultores de avances tecnológicos al año que contribuyan a la sostenibilidad agrícola. Con este propósito Syngenta ha presentado Voliam, una nueva incorporación a su portfolio de protección de cultivos frente a plagas.

El nuevo insecticida Voliam, está indicado para el control de orugas y escarabajo en cultivos importantes a nivel nacional como es el algodón, el tomate industria, cultivos frutales, cítricos, viña, almendro, patata o maíz. En estos cultivos, donde en los últimos años ha habido una drástica reducción en el uso de productos fitosanitarios, la presentación de una nueva solución insecticida eficaz y selectiva con la fauna auxiliar, es una gran noticia.

En la presentación se ha repasado en primer lugar el catálogo de soluciones de Syngenta para el control de lepidópteros y coleópteros, que cuenta ya con tres soluciones muy eficaces y complementarias como son Ampligo, Karate Zeon y Costar, a la que ahora se suma Voliam como una nueva materia activa con doble modo de acción que puede intercalarse en los programas de control y mejorar así el manejo de resistencias. En este sentido, en la parte técnica de la presentación de Voliam se ha hecho mucho hincapié en las recomendaciones del IRAC para el manejo de resistencias y se han dado las recomendaciones de Syngenta para el posicionamiento de los productos en los diferentes cultivos.

Potencia con control
Voliam es un nuevo insecticida a base de la materia activa Clorantraniliprol, que actúa por ingestión y contacto en tan solo unas horas en larvas neonatas y en un día en larvas adultas. Además de esta eficacia, es importante destacar que no se han observado resistencias cruzadas a los insecticidas más relevantes y su modo de acción pertenece al grupo 28 del IRAC (mismo que grupo que otros receptores de rianodina como son el ciantraniliprol y la flubendiamida).

Por último, en la presentación online se han repasado todos los ensayos realizados con Voliam en cultivos como el manzano, frutales de hueso, uvas, tomate, patata, algodón o maíz, siendo en todos ellos una solución altamente eficaz, con controles de las plagas siempre superiores al 80% o cercanos al 90% y siempre en la línea de la mejor solución probada en cada ensayo.

Syngenta se marca el objetivo de mejorar la biodiversidad y la salud del suelo en 3 millones de hectáreas de tierras de cultivo

Posted on

En el día mundial de la Diversidad Biológica, Syngenta refuerza su compromiso de alcanzar la mejora de la biodiversidad de 3 millones de hectáreas de tierras de cultivo a nivel global para 2025, como parte de su programa internacional por una agricultura sostenible “The Good Growth Plan”.

En palabras de Luis Miranda, responsable de agricultura sostenible en Syngenta: “Son ya más de 12 años desde que empezamos a desarrollar programas de extensión de biodiversidad como Operación Polinizador©. En este tiempo hemos demostrado que agricultura y biodiversidad son compatibles, sin olvidar la sostenibilidad económica y rentabilidad de las explotaciones agrícolas. Un enfoque novedoso orientado a construir en lugar de prohibir y siempre dando prioridad a las mejores prácticas agrícolas en el uso de productos fitosanitarios y semillas para el cuidado de los recursos naturales”. 

La agricultura en sí reduce considerablemente, en algunas zonas, la superficie de espacios naturales donde pueden desarrollarse la fauna y la flora silvestre. Los cultivos no son un entorno adecuado para la biodiversidad, con independencia del sistema agrícola empleado, ya sea producción integrada o ecológica, secano o regadío, la biodiversidad es siempre baja en los campos cultivados.

Syngenta identificó que era posible revertir esta situación y puso en marcha un ambicioso programa para desarrollar la biodiversidad en las áreas de cultivo, Operación Polinizador©. Este proyecto se enmarcó en 2013 dentro de nuestro programa de compromisos con la agricultura sostenible, “The Good Growth Plan”, desde entonces se han superado los objetivos establecidos beneficiando a 6,4 millones de hectáreas en entornos agrícolas. “En este tiempo hemos acumulado una considerable experiencia gracias a la colaboración con prestigiosos organismos científicos como el Instituto de Ciencias Agrarias y otros institutos del CSIC, el IMIDA de la Región de Murcia y la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid. También con el apoyo de la distribución de Syngenta y numerosas colaboraciones con instituciones, empresas del sector, productores de semillas autóctonas, entomólogos y otros expertos”, afirma Germán Canomanuel, responsable de relaciones corporativas en Syngenta España.

En España y Portugal, hasta el momento se han implementado más de 450 hectáreas de márgenes de flores multifuncionales equivalentes a más de 1,000 km, considerando un ancho promedio de 4 metros. Más de 16,200 hectáreas de tierras de cultivo han sido beneficiadas en ambos países. Además, han sido identificadas más de 500 especies en las bandas de la Operación Polinizador©, muchas de ellas en peligro de extinción e incluidas en la lista roja de la UICN de especies en peligro. Es el caso de la mariposa Parnassius apollo encontrada en los márgenes de flores de operación polinizador en parcelas de Aragón.

La iniciativa ya ha demostrado aumentar el número de insectos beneficiosos en parcelas agrícolas. Lo hizo en un estudio de tres años de monitorización de insectos en 10 explotaciones agrarias en la península ibérica. La media de especies aumentó un 130%: un 170% más de himenópteros, un 96% más de lepidópteros, un 115% más de coleópteros, y un 252% más de dípteros.

Actualmente Operación Polinizador© se está desarrollando con diversas empresas agroalimentarias de frutas y hortalizas, así como en zonas de cultivos extensivos en colaboración con las asociaciones agrarias ASAJA y UPA. Paralelamente el proyecto ya se está escalando a cientos de clientes de la red de distribución Syngenta en España y Portugal, buscando dar ese salto cuantitativo en la extensión de la biodiversidad en la Península Ibérica.

Callisto Plus y Mistral Plus novedades del catálogo herbicida para maíz de Syngenta

Posted on

Syngenta ha organizado una Jornada Técnica de maíz, bajo el título “Pregunte a su experto” en la que han participado un buen número de técnicos y agricultores. Se han dado respuesta a todas las dudas planteadas sobre las diferentes malas hierbas que afectan al maíz y las mejores estrategias para el control herbicida. Con el objetivo de posicionar las diferentes soluciones de su catálogo, Syngenta ha elaborado una serie de pequeños videos explicativos sobre su catálogo y recomendación. Como novedad, este año Syngenta lanza al mercado dos nuevos herbicidas Callisto Plus y Mistral Plus.

La compañía líder en maíz, cuenta con soluciones para el control de malas hierbas de hoja ancha y estrecha en preemergencia como: Lumax, Primextra Liquido Gold, Camix, Dual Gold y Cinder Caps. En postemergencia, Syngenta tiene soluciones versátiles con flexibilidad en función de la problemática como Nisshin y su nueva incorporación, Mistral Plus para el control de gramíneas en general y Sorghum halepense. Callisto, para el control de hoja ancha y Juncia y Casper con especial acción en poligonáceas. Con Callisto Plus, la acción sobre dicotiledóneas y Juncia se incrementa. Para una solución completa e integral, Syngenta pone a disposición de los agricultores más exigentes Elumis, el herbicida de amplio espectro y selectividad. 

En esta serie de videos se han presentado las dos novedades de Syngenta para esta campaña., Callisto Plus representa una evolución del líder del control de malas hierbas en postemergecia Callisto. Callisto Plus es un herbicida de alta calidad y eficacia que controla un amplio espectro de malas hierbas de hoja ancha y estrecha difíciles. Callisto Plus se presenta en una formulación líquida de muy fácil disolución y que se aplica en una sola dosis.

Hay que destacar que Callisto Plus mezcla dos materias activas con diferente  modo de acción. La formulación de Callisto Plus es muy innovadora y mejora todo el proceso, desde su disolución y mezcla en la cuba, la aplicación perfecta sin dejar residuos en las boquillas, el aprovechamiento del producto por su buena fijación en la planta, etc.

La segunda novedad es Mistral Plus, una nueva herramienta para el control de hoja estrecha, pero también que controla la hoja ancha en postemergencia. Mistral Plus también mezcla dos materias activas con modos de acción diferentes, pero se presenta en una formulación de dispersión oleosa, siendo el único producto del mercado con esta presentación y formulación. Estamos ante un herbicida de alta tecnología de formulación, selectivo y eficaz que lo hacen más eficaz en campo.

Syngenta presenta su Programa de Protección para almendro que incorpora el fungicida Score 25 EC

Posted on

Syngenta acaba de presentar su catálogo de soluciones para el cultivo del almendro, que incluye una serie de herramientas que ayudan al agricultor a cumplir con las exigencias de los eco-esquemas de la PAC y de las nuevas estrategias de la UE como son “De la granja a la mesa” y “Biodiversidad 2030”. Precisamente, dentro del catálogo de productos de Syngenta para almendro se incluye, como novedad de esta campaña, el fungicida Score 25 EC, que es un referente en el segmento de los triazoles por su reconocido espectro de actuación y robustez, y que ahora está disponible para este cultivo.

Score 25 EC es un fungicida sistémico de muy amplio espectro, frente a las principales enfermedades del almendro, que se puede aplicar justo después de la floración, ofreciendo una actividad curativa y preventiva de alta eficacia al inhibir el crecimiento del hongo y limitar así la proliferación de esporas y con ello su replicación, como ha explicado Carmo Pereira, responsable del catálogo de protección de cultivos & soluciones biológicas de Syngenta España y Portugal.

Otro de los grandes beneficios de Score 25 EC estriba en que se distribuye de manera muy uniforme en toda la planta, protegiéndola mediante su movimiento translaminar desde su punto de aplicación. “Proporciona protección segura en periodos de lluvia, una característica fundamental en periodos de incertidumbre como la primavera, además de contener una actividad muy prolongada a muy baja dosis, no presentar toxicidad para los organismos beneficiosos de la fauna auxiliar y ser compatible con las abejas”, ha añadido Carmo como otras de sus ventajas. Este fungicida se gestiona de forma integrada con distintos modos de actuación para un buen manejo de las resistencias.

José María López, responsable técnico de Insecticidas y Fungicidas de Syngenta, ha detallado los resultados de los ensayos de campo no solo en almendro, sino también en otros frutales, demostrando un control muy eficaz de enfermedades producidas por los hongos como por ejemplo Monilia, Mancha Ocre (Polystigma fulvum), Moteado, Oídio, Abolladura (Taphrina deformans), Roya, Septoria, Antracnosis o Alternaria alternata. Además, López ha recomendado el uso de boquillas anti deriva para mejorar el impacto de la pulverización en el entorno natural de los cultivos.

Afinto, el nuevo aficida de Syngenta respetuosamente eficaz contra pulgón

Posted on

Syngenta sigue firme en el avance de su plan de compromisos para alcanzar una agricultura cada vez más sostenible. Entre los objetivos planteados para 2025 figura la incorporación y puesta a disposición de los agricultores de al menos dos avances tecnológicos al año que contribuyan a la sostenibilidad agrícola. Con este propósito Syngenta ha presentado Afinto, una nueva incorporación a su portfolio de protección de cultivos frente a plagas.

Afinto es un insecticida sistémico a base de Flonicamida, específico para el control de más de 40 tipos diferentes de pulgones en un amplio rango de cultivos (frutales, hortícolas, extensivos y ornamentales). Este aficida es muy eficaz en el control de pulgones y, a su vez, es respetuoso con la fauna auxiliar, por lo que es una nueva herramienta  para los programas de manejo integrado de plagas.

La principal ventaja de Afinto es que cuenta con un modo de acción único y diferente que le confiere una alta eficacia en el control de la plaga. El producto actúa por contacto e ingestión, presentando una actividad traslaminar y sistémica que hace que se mueva por toda la hoja y las raíces llegando a toda la planta. Así, tan solo una o dos horas después de la aplicación empieza a ser eficaz y el pulgón que ha ingerido la savia de las hojas tratadas ya no es capaz de alimentarse y dañar más el cultivo, muriendo a los pocos días. Por su modo de acción, el producto es eficaz incluso con poblaciones de pulgones ya establecidas en el cultivo. Además, tiene una efecto de choque y preventivo muy duradero (entre 14 y 28 días según cultivo).

Otras ventajas de este nuevo insecticida es que es resistente al lavado de lluvias (tras 3 horas desde su aplicación); es eficaz en un alto rango de temperaturas; no tiene ninguna indicación ni problema a la hora de realizar mezclas en el tanque (en el registro no hay ninguna indicación al respecto); y tiene un excelente perfil medioambiental, siendo respetuoso con la fauna auxiliar y totalmente seguro para aplicadores y consumidores. Por el momento Afinto ha sido autorizado para melocotonero, ciruelo, manzano, peral, cítricos, melón, sandía, tomate, calabacín, pepino, calabaza, arroz, algodonero, ornamentales herbáceas y leñosas. En este año 2021 se espera el registro en cerezo.

Durante el evento se habló  sobre el manejo de resistencias en los diferentes cultivos y cómo Afinto puede ser una herramienta más a incluir es los programas de control integrado de plagas. En este sentido, se explicó el posicionamiento del producto como una nueva herramienta a utilizar junto a las diferentes soluciones del catálogo de Syngenta.  

En resumen, con Afinto disponemos de una solución frente a pulgones con actividad sistémica, que es seguro para los insectos auxiliares, con un modo de acción único que ofrece una excelente eficacia gracias a su protección rápida y duradera con total seguridad, que completa el catálogo de Syngenta.

Syngenta presenta su nuevo plan de compromisos con la agricultura sostenible: “The Good Growth Plan”

Posted on

Syngenta ha presentado los resultados de su plan de compromisos con la agricultura sostenible en España y Portugal: “The Good Growth Plan”, así como los nuevos objetivos con los que la empresa se compromete para 2025. Pilar Giménez, directora de Asuntos Corporativos en Syngenta España, enmarcó The Good Growth Plan en “un contexto claro de apuesta por la sostenibilidad agrícola en toda Europa, plasmado en los últimos 10 años en la Política Común Europea y que ha supuesto que la innovación y la tecnología ya no se centren solo en la productividad de las explotaciones agrícolas sino que busquen la sostenibilidad real a medio y largo plazo. De hecho, en este momento todas las nuevas estrategias europeas como el “Pacto Verde”, “De la granja a la mesa” e incluso la PAC tienen al igual que nosotros la sostenibilidad en su foco central.”

En este sentido, Pilar Giménez destacó que Syngenta lleva años adaptándose a esta realidad con la puesta en marcha en 2013 de su plan de compromisos por la sostenibilidad “The Good Growth Plan” que tiene un encaje perfecto en este nuevo marco europeo y que se basa en una apuesta por la innovación y en la introducción de nuevas tecnologías en el campo. Para la responsable de Syngenta, “el Cambio Climático nos obliga a todos a seguir avanzando en esta senda de la sostenibilidad y de la inversión en innovación.”

Para el director general de Syngenta, Robert Renwick, se han conseguido prácticamente todos los objetivos planteados a nivel mundial para 2020 y en particular en España y Portugal, donde en la red de explotaciones de referencia de “The Good Growth Plan”, se ha conseguido avanzar en cuatro áreas clave: la productividad, la protección de suelos y el agua; la formación de los agricultores y la biodiversidad.

El director de Syngenta destacó que estos buenos resultados no hubieran sido posibles sin la implicación de todo el sector: desde los agricultores que han apostado por estos proyectos en favor de la sostenibilidad; a los distribuidores que son la pieza clave para conectar con los agricultores y ayudarles a implementar los proyectos; pasando por los técnicos y equipo comercial que sabe transmitir la importancia de estas acciones; hasta llegar a organizaciones agrarias como Asaja, UPA, Cooperativas Españolas: asociaciones como la AEACV (Agricultura de Conservación y Suelos Vivos); universidades como la UPC (Universidad politécnica de Cataluña), Universidad de Córdoba, la Escuela de Ingeniero Agrónomos de Madrid (ETSIA), etc.; o centros de investigación como el CSIC.

Syngenta se compromete en este nuevo plan a invertir 2.000 millones de dólares en agricultura sostenible y poner a disposición de los agricultores dos avances tecnológicos cada año. Los nuevos compromisos se dividen en cuatro áreas de actuación: acelerar la innovación para los agricultores y la naturaleza; luchar por una agricultura neutra en carbono; ayudar a las personas a mantenerse seguras y saludables; y establecer alianzas para frenar el impacto del cambio climático.

Syngenta promueve la mejora de la biodiversidad para impulsar la rentabilidad agrícola

Posted on

A lo largo de este 2020, el grupo hortofrutícola “El Ciruelo” en su compromiso con la producción sostenible y de mejora de la biodiversidad participa en el proyecto internacional “AgBio” impulsado por Syngenta. El grupo El Ciruelo cuenta con dos centrales hortofrutícolas que superan los 10.000 m2 de superficie cubierta cada una de ellas, donde se confiere el tratamiento adecuado a la producción de las más de 2.000 hectáreas de producción propia dedicadas al cultivo de distintas variedades de uva de mesa con y sin semilla, melocotones, nectarinas, paraguayos, ciruelas y albaricoques. En palabras de Marisa Ruiz, responsable de calidad en El Ciruelo: “Se trata de un proyecto pionero enfocado en la sostenibilidad agrícola que trata de demostrar como la mejora de la biodiversidad contribuye de manera fundamental a una agricultura sostenible y rentable, mejorando las producciones y la calidad de la fruta, además de ayudar a preservar recursos fundamentales como el suelo y el agua.”

Mediante la implantación en las calles de los frutales de cubiertas vegetales capaces de atraer y mantener una gran diversidad de invertebrados, formados principalmente por los artrópodos, (grupo en al que pertenecen insectos, arácnidos y miriápodos (cienpies), los anélidos (lombrices), y los moluscos (caracoles), el proyecto AgBio estudia cómo estas cubiertas verdes influyen en el equilibrio plaga-depredador, sobre la polinización o la mejora de la calidad del suelo gracias a los procesos biológicos que se desarrollan en él, a la vez que se reduce la erosión y se minimizan las emisiones de carbono.

Javier Peris es responsable del proyecto en Syngenta: “El proyecto AgBio pretende demostrar como biodiversidad y un suelo vivo pueden incrementar la sostenibilidad y rentabilidad de un ecosistema agrario. Se trata de dar una visión de la importancia de un ecosistema como es el agrario en conjunto donde existen múltiples relaciones que apenas conocemos, como por ejemplo cómo se interrelaciona los organismos del suelo (microbiota) con el cultivo y su influencia sobre plagas y enfermedades.”

La siembra de cubiertas vegetales ha generado igualmente la aparición de un gran número de enemigos naturales de las plagas de diversos cultivos como Alysia manducator, avispa parasitoide de dípteros-plaga como Delia o Drosophila. Entre las especies encontradas destaca especialmente el escarabajo Meloe cavensis un raro endemismo del sur de la península incluido en la lista roja de la UICN (Unión internacional para la conservación de la naturaleza). Se trata de un escarabajo de gran valor como fauna auxiliar ya que larvas se alimentan a su vez de las larvas de saltamontes y langostas, evitando así que puedan a llegar a convertirse en plagas.

AgBio es una iniciativa de investigación y desarrollo que está enmarcado dentro del plan de compromisos por una agricultura sostenible “The Good Growth Plan” y su plan de inversión de 2.000 millones de dólares en los próximos cinco años en nuevas tecnologías que ayuden a mitigar el impacto del cambio climático.

Grupo Syngenta adquiere la compañía de productos biológicos Valagro

Posted on

La unidad de negocio Syngenta Crop Protection de Grupo Syngenta comunica la adquisición de Valagro, compañía líder de productos biológicos. Las inversiones sitúan a Syngenta Crop Protection como una de las compañías globales clave en el desarrollo de un mercado de productos biológicos en rápido crecimiento, que está previsto duplique su tamaño en los próximos cinco años. Valagro seguirá operando en el mercado como marca independiente dentro del negocio de Syngenta Crop Protection.

Valagro lidera el mercado como fabricante de productos biológicos innovadores, con una TCAC del 10 % entre 2009 y 2019 e ingresos aproximados de $175m en 2019. La compañía ha destacado por haber aprovechado el poder de la naturaleza para ofrecer soluciones innovadoras y eficaces en la nutrición y el cuidado de las plantas. Con más de cuarenta años de experiencia, la compañía ofrece a sus clientes una amplia gama de productos biológicos para diferentes cultivos y lidera el mercado de los bioestimulantes y nutrientes de especialidad. Con sede en Atessa (Italia), Valagro presta servicio a clientes de todo el mundo, con una importante presencia en Europa y Norteamérica, y una gran proyección en países de Latinoamérica y Asia, como China. Valagro cuenta con 700 empleados, 13 filiales y 8 centros de producción alrededor del mundo; además, dispone de una cartera respaldada por excelentes capacidades de I+D, fabricación y comercialización de productos biológicos.

Esta adquisición estratégica permitirá a Syngenta Crop Protection desarrollar un negocio de productos biológicos de liderazgo mundial. Además de tener sólidas capacidades tecnológicas y de investigación, Valagro tiene una presencia comercial y excelencia de producción que lo colocan como líder del sector.

La consolidada cartera de bioestimulantes y nutrientes de especialidad de Valagro, complementarán tanto la gama actual de bioestimulantes y biocontroladores de Syngenta como su futura gama de soluciones biológicas.

Los bioestimulantes, las soluciones naturales contra plagas, el control de enfermedades y la mejora de los cultivos son factores cada vez más importantes para que los agricultores de todo el mundo lleven a cabo una producción agrícola sustentable. Esta adquisición se ajusta perfectamente a la estrategia de Syngenta Crop Protection para ofrecer a los agricultores opciones complementarias de productos y tecnologías con que cuidar sus cultivos de forma sustentable, mediante la gestión de la resistencia, fortalecimiento de la salud del suelo, reducción de residuos en los cultivos y atención a las necesidades de los consumidores.

Grupo Syngenta lanza “The Good Growth Plan”, en su lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad en agricultura

Posted on

syngenta

Una encuesta global realizada a agricultores en Estados Unidos, Francia, China, Brasil, India y África para Syngenta descubrió que el 72% está preocupado por el impacto que el cambio climático tendrá en los rendimientos de los cultivos, ganadería, seguridad alimentaria y su capacidad para ser rentables en los próximos cinco años. Una encuesta independiente de agricultores europeos muestra como el 46%  de su productividad ha sido significativamente impactada por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, el 53% afirma que el cambo climático seguirá siendo la prioridad inmediata, y el 63% que el cambio climático tendrá un mayor impacto en sus empresas que el Covid-19 en los próximos cinco años.

El Grupo Syngenta acaba de lanzar su nuevo “The Good Growth Plan”, colocando la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad en el centro de la recuperación de la agricultura frente a los efectos económicos y sociales del  Covid-19. Según  Erik Fyrwald, CEO del Grupo Syngenta: “Desde su lanzamiento, los principios y prioridades del Good Growth Plan se han arraigado profundamente en la forma en que buscamos soluciones innovadoras en Syngenta. El plan era, sin duda, solo el comienzo La pandemia de coronavirus ha revelado la fragilidad del ecosistema agrícola. Como una pandemia, el cambio climático es una amenaza inevitable que debemos abordar antes de que sea demasiado tarde. A medida que la economía y la agricultura comienzan a reconstruirse con la disminución gradual de las restricciones de Covid-19, necesitamos apoyar la recuperación para los agricultores que ponga la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad en su núcleo”.

Syngenta ha anunciado que ha logrado o excedido todos los objetivos del plan de compromisos “The Good Growth Plan” original lanzado en 2013, incluida la recuperación de más de 14 millones de hectáreas de tierras de cultivo al borde de la degradación y la mejora de la biodiversidad en más de 8 millones de hectáreas de tierras de cultivo.

Bajo el nuevo “The Good Growth Plan”, el Grupo Syngenta se compromete a invertir 2.000 millones de dólartes en agricultura sostenible para 2025 y poner a disposición de los agricultores dos avances tecnológicos cada año. Los compromisos específicos en el nuevo plan se dividen en cuatro áreas: Acelerar la innovación para los agricultores y la naturaleza; luchar por una agricultura neutra en carbono; ayudar a las personas a mantenerse seguras y saludables y establecer alianzas para frenar el impacto.