syngenta

Syngenta presenta su nuevo plan de compromisos con la agricultura sostenible: “The Good Growth Plan”

Posted on

Syngenta ha presentado los resultados de su plan de compromisos con la agricultura sostenible en España y Portugal: “The Good Growth Plan”, así como los nuevos objetivos con los que la empresa se compromete para 2025. Pilar Giménez, directora de Asuntos Corporativos en Syngenta España, enmarcó The Good Growth Plan en “un contexto claro de apuesta por la sostenibilidad agrícola en toda Europa, plasmado en los últimos 10 años en la Política Común Europea y que ha supuesto que la innovación y la tecnología ya no se centren solo en la productividad de las explotaciones agrícolas sino que busquen la sostenibilidad real a medio y largo plazo. De hecho, en este momento todas las nuevas estrategias europeas como el “Pacto Verde”, “De la granja a la mesa” e incluso la PAC tienen al igual que nosotros la sostenibilidad en su foco central.”

En este sentido, Pilar Giménez destacó que Syngenta lleva años adaptándose a esta realidad con la puesta en marcha en 2013 de su plan de compromisos por la sostenibilidad “The Good Growth Plan” que tiene un encaje perfecto en este nuevo marco europeo y que se basa en una apuesta por la innovación y en la introducción de nuevas tecnologías en el campo. Para la responsable de Syngenta, “el Cambio Climático nos obliga a todos a seguir avanzando en esta senda de la sostenibilidad y de la inversión en innovación.”

Para el director general de Syngenta, Robert Renwick, se han conseguido prácticamente todos los objetivos planteados a nivel mundial para 2020 y en particular en España y Portugal, donde en la red de explotaciones de referencia de “The Good Growth Plan”, se ha conseguido avanzar en cuatro áreas clave: la productividad, la protección de suelos y el agua; la formación de los agricultores y la biodiversidad.

El director de Syngenta destacó que estos buenos resultados no hubieran sido posibles sin la implicación de todo el sector: desde los agricultores que han apostado por estos proyectos en favor de la sostenibilidad; a los distribuidores que son la pieza clave para conectar con los agricultores y ayudarles a implementar los proyectos; pasando por los técnicos y equipo comercial que sabe transmitir la importancia de estas acciones; hasta llegar a organizaciones agrarias como Asaja, UPA, Cooperativas Españolas: asociaciones como la AEACV (Agricultura de Conservación y Suelos Vivos); universidades como la UPC (Universidad politécnica de Cataluña), Universidad de Córdoba, la Escuela de Ingeniero Agrónomos de Madrid (ETSIA), etc.; o centros de investigación como el CSIC.

Syngenta se compromete en este nuevo plan a invertir 2.000 millones de dólares en agricultura sostenible y poner a disposición de los agricultores dos avances tecnológicos cada año. Los nuevos compromisos se dividen en cuatro áreas de actuación: acelerar la innovación para los agricultores y la naturaleza; luchar por una agricultura neutra en carbono; ayudar a las personas a mantenerse seguras y saludables; y establecer alianzas para frenar el impacto del cambio climático.

Syngenta promueve la mejora de la biodiversidad para impulsar la rentabilidad agrícola

Posted on

A lo largo de este 2020, el grupo hortofrutícola “El Ciruelo” en su compromiso con la producción sostenible y de mejora de la biodiversidad participa en el proyecto internacional “AgBio” impulsado por Syngenta. El grupo El Ciruelo cuenta con dos centrales hortofrutícolas que superan los 10.000 m2 de superficie cubierta cada una de ellas, donde se confiere el tratamiento adecuado a la producción de las más de 2.000 hectáreas de producción propia dedicadas al cultivo de distintas variedades de uva de mesa con y sin semilla, melocotones, nectarinas, paraguayos, ciruelas y albaricoques. En palabras de Marisa Ruiz, responsable de calidad en El Ciruelo: “Se trata de un proyecto pionero enfocado en la sostenibilidad agrícola que trata de demostrar como la mejora de la biodiversidad contribuye de manera fundamental a una agricultura sostenible y rentable, mejorando las producciones y la calidad de la fruta, además de ayudar a preservar recursos fundamentales como el suelo y el agua.”

Mediante la implantación en las calles de los frutales de cubiertas vegetales capaces de atraer y mantener una gran diversidad de invertebrados, formados principalmente por los artrópodos, (grupo en al que pertenecen insectos, arácnidos y miriápodos (cienpies), los anélidos (lombrices), y los moluscos (caracoles), el proyecto AgBio estudia cómo estas cubiertas verdes influyen en el equilibrio plaga-depredador, sobre la polinización o la mejora de la calidad del suelo gracias a los procesos biológicos que se desarrollan en él, a la vez que se reduce la erosión y se minimizan las emisiones de carbono.

Javier Peris es responsable del proyecto en Syngenta: “El proyecto AgBio pretende demostrar como biodiversidad y un suelo vivo pueden incrementar la sostenibilidad y rentabilidad de un ecosistema agrario. Se trata de dar una visión de la importancia de un ecosistema como es el agrario en conjunto donde existen múltiples relaciones que apenas conocemos, como por ejemplo cómo se interrelaciona los organismos del suelo (microbiota) con el cultivo y su influencia sobre plagas y enfermedades.”

La siembra de cubiertas vegetales ha generado igualmente la aparición de un gran número de enemigos naturales de las plagas de diversos cultivos como Alysia manducator, avispa parasitoide de dípteros-plaga como Delia o Drosophila. Entre las especies encontradas destaca especialmente el escarabajo Meloe cavensis un raro endemismo del sur de la península incluido en la lista roja de la UICN (Unión internacional para la conservación de la naturaleza). Se trata de un escarabajo de gran valor como fauna auxiliar ya que larvas se alimentan a su vez de las larvas de saltamontes y langostas, evitando así que puedan a llegar a convertirse en plagas.

AgBio es una iniciativa de investigación y desarrollo que está enmarcado dentro del plan de compromisos por una agricultura sostenible “The Good Growth Plan” y su plan de inversión de 2.000 millones de dólares en los próximos cinco años en nuevas tecnologías que ayuden a mitigar el impacto del cambio climático.

Grupo Syngenta adquiere la compañía de productos biológicos Valagro

Posted on

La unidad de negocio Syngenta Crop Protection de Grupo Syngenta comunica la adquisición de Valagro, compañía líder de productos biológicos. Las inversiones sitúan a Syngenta Crop Protection como una de las compañías globales clave en el desarrollo de un mercado de productos biológicos en rápido crecimiento, que está previsto duplique su tamaño en los próximos cinco años. Valagro seguirá operando en el mercado como marca independiente dentro del negocio de Syngenta Crop Protection.

Valagro lidera el mercado como fabricante de productos biológicos innovadores, con una TCAC del 10 % entre 2009 y 2019 e ingresos aproximados de $175m en 2019. La compañía ha destacado por haber aprovechado el poder de la naturaleza para ofrecer soluciones innovadoras y eficaces en la nutrición y el cuidado de las plantas. Con más de cuarenta años de experiencia, la compañía ofrece a sus clientes una amplia gama de productos biológicos para diferentes cultivos y lidera el mercado de los bioestimulantes y nutrientes de especialidad. Con sede en Atessa (Italia), Valagro presta servicio a clientes de todo el mundo, con una importante presencia en Europa y Norteamérica, y una gran proyección en países de Latinoamérica y Asia, como China. Valagro cuenta con 700 empleados, 13 filiales y 8 centros de producción alrededor del mundo; además, dispone de una cartera respaldada por excelentes capacidades de I+D, fabricación y comercialización de productos biológicos.

Esta adquisición estratégica permitirá a Syngenta Crop Protection desarrollar un negocio de productos biológicos de liderazgo mundial. Además de tener sólidas capacidades tecnológicas y de investigación, Valagro tiene una presencia comercial y excelencia de producción que lo colocan como líder del sector.

La consolidada cartera de bioestimulantes y nutrientes de especialidad de Valagro, complementarán tanto la gama actual de bioestimulantes y biocontroladores de Syngenta como su futura gama de soluciones biológicas.

Los bioestimulantes, las soluciones naturales contra plagas, el control de enfermedades y la mejora de los cultivos son factores cada vez más importantes para que los agricultores de todo el mundo lleven a cabo una producción agrícola sustentable. Esta adquisición se ajusta perfectamente a la estrategia de Syngenta Crop Protection para ofrecer a los agricultores opciones complementarias de productos y tecnologías con que cuidar sus cultivos de forma sustentable, mediante la gestión de la resistencia, fortalecimiento de la salud del suelo, reducción de residuos en los cultivos y atención a las necesidades de los consumidores.

Grupo Syngenta lanza “The Good Growth Plan”, en su lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad en agricultura

Posted on

syngenta

Una encuesta global realizada a agricultores en Estados Unidos, Francia, China, Brasil, India y África para Syngenta descubrió que el 72% está preocupado por el impacto que el cambio climático tendrá en los rendimientos de los cultivos, ganadería, seguridad alimentaria y su capacidad para ser rentables en los próximos cinco años. Una encuesta independiente de agricultores europeos muestra como el 46%  de su productividad ha sido significativamente impactada por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, el 53% afirma que el cambo climático seguirá siendo la prioridad inmediata, y el 63% que el cambio climático tendrá un mayor impacto en sus empresas que el Covid-19 en los próximos cinco años.

El Grupo Syngenta acaba de lanzar su nuevo “The Good Growth Plan”, colocando la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad en el centro de la recuperación de la agricultura frente a los efectos económicos y sociales del  Covid-19. Según  Erik Fyrwald, CEO del Grupo Syngenta: “Desde su lanzamiento, los principios y prioridades del Good Growth Plan se han arraigado profundamente en la forma en que buscamos soluciones innovadoras en Syngenta. El plan era, sin duda, solo el comienzo La pandemia de coronavirus ha revelado la fragilidad del ecosistema agrícola. Como una pandemia, el cambio climático es una amenaza inevitable que debemos abordar antes de que sea demasiado tarde. A medida que la economía y la agricultura comienzan a reconstruirse con la disminución gradual de las restricciones de Covid-19, necesitamos apoyar la recuperación para los agricultores que ponga la lucha contra el cambio climático y la pérdida de biodiversidad en su núcleo”.

Syngenta ha anunciado que ha logrado o excedido todos los objetivos del plan de compromisos “The Good Growth Plan” original lanzado en 2013, incluida la recuperación de más de 14 millones de hectáreas de tierras de cultivo al borde de la degradación y la mejora de la biodiversidad en más de 8 millones de hectáreas de tierras de cultivo.

Bajo el nuevo “The Good Growth Plan”, el Grupo Syngenta se compromete a invertir 2.000 millones de dólartes en agricultura sostenible para 2025 y poner a disposición de los agricultores dos avances tecnológicos cada año. Los compromisos específicos en el nuevo plan se dividen en cuatro áreas: Acelerar la innovación para los agricultores y la naturaleza; luchar por una agricultura neutra en carbono; ayudar a las personas a mantenerse seguras y saludables y establecer alianzas para frenar el impacto.

Syngenta desarrolla una nueva herramienta digital para la protección y conservación del suelo y agua

Posted on

SYNGENTA j

La degradación del suelo por escorrentía es un tema que no solamente preocupa al sector agrícola, sino que ha adquirido una gran relevancia en nuestro país, en todo lo que tiene que ver con la protección del medioambiente. Según el último informe de Reforesta, casi el 40% del suelo de España sufre riesgo de desertificación y se destinan 6 veces más recursos públicos a la extinción de incendios que a la prevención de los mismos.

El sector agrícola y muchas compañías como Syngenta llevan años advirtiendo de la importancia de la rotación de cultivos, la recuperación de los hábitats locales, la reposición de materia orgánica y las buenas prácticas en el uso de productos químicos son fundamentales para la obtención de los objetivos que se persiguen.

Con este objetivo el equipo de agricultura sostenible en Syngenta ha desarrollado una novedosa herramienta digital web APP, bajo el nombre de “Run Off Tool”. La plataforma web permite analizar el suelo de las parcelas y ofrecer una serie de recomendaciones para evitar la pérdida del suelo y degradación del mismo por efecto de la escorrentía y erosión. El algoritmo se ha diseñado en dos versiones, una más compleja en formato APP para hacer estudios más detallados y una segunda versión web más rápida e intuitiva. El agricultor o técnico de la explotación mediante la introducción de unos sencillos datos relativos a la composición, orografía del suelo obtendrá un informe final con recomendaciones de buenas prácticas agrícolas que le ayuden a proteger su suelo y entorno

En palabras de Luis Miranda, Responsable Agricultura Sostenible en Syngenta: “Después de 6 años desde que se lanzara nuestro plan de compromisos “The Good Growth Plan”, seguimos trabajando con agricultores, distribuidores, asociaciones de agricultores, administraciones, y otros muchos colaboradores, con el claro objetivo de mejorar la sostenibilidad agrícola, tratando de garantizar que nuestra tecnología, no sólo ayude a mejorar la rentabilidad de los productores, sino que sea capaz de minimizar la huella ambiental”.

“Tomate Vision” nuevo centro Syngenta para acelerar su innovación en el cultivo del tomate

Posted on

SONY DSC

Syngenta ha inaugurado las nuevas instalaciones “Tomato Vision” de I+D y marketing de Syngenta en Maasland, Países Bajos. El centro incluye 14.000 m2 de invernadero de alta tecnología, donde 800 nuevas variedades únicas de tomate se prueban y seleccionan para las necesidades específicas de mercado, utilizando tecnologías de cultivos ultramodernos y tradicionales.

Para ello se ha diseñado un invernadero para imitar las condiciones reales de los productores, presentando secciones diferentes para cultivos con luz y sin luz, con lo último en control de climatización. Además, se ha incorporado un área de 1.500 m2 a disposición de los visitantes para ofrecerles un primer contacto con los próximos lanzamientos, junto con una comprensión más profunda del portfolio integral de invernadero activo de Syngenta.

Tomato Vision es también una plataforma para involucrar a los productores y conectar con ellos para identificar sus necesidades. Ruud Kaagman, director global de la división de Tomato Crop en Syngenta afirma: «Queremos desarrollar variedades que realmente cumplan las exigencias de productores y consumidores. Al crear esta conexión entre nuestros productores y el mercado, somos capaces de ofrecer variedades mejoradas y adaptadas a todas las condiciones».

Con motivo de la pandemia de Covid-19, las instalaciones “Tomato Vision” han tenido una Inauguración online: «Este increíble logro ha llegado a nuestros clientes y colaboradores en todo el mundo. Por supuesto, nos gustaría recibir en persona a nuestros visitantes tan pronto como sea posible, pero por ahora podemos llevar Tomato Vision a su ordenador o móvil ¡sea donde sea!» —declara Ruud Kaagman. Al utilizar herramientas modernas de comunicación digital y tecnología de realidad virtual, Syngenta quiere interactuar con nuestros visitantes y proporcionales una provechosa experiencia digital en “Tomato Vision”, convirtiendo a este centro en un recurso mundial.

El portfolio de tomates de Syngenta, como resultado de más de 20 programas de cultivo en todo el mundo, es enormemente diversa. Ofrecemos variedades eficientes en los diferentes segmentos de invernadero activo y pasivo. Tomato Vision invita al visitante a un viaje inmersivo, donde se puede experimentar como el cultivo de tomate es uno de los más innovadores dando respuesta no solo a las demandas del consumidor también a la creciente preocupación por el medio ambiente y buscando sistemas de cultivos cada vez más respetuosos.

Una agricultura productiva y rentable fomentando la biodiversidad es posible

Posted on

syngenta

En el día mundial de la Diversidad Biológica, desde Syngenta queremos resaltar la labor realizada junto a nuestros socios y colaboradores, con más de 10 años de anterioridad a la publicación, hace dos días, de la estrategia de biodiversidad de la Unión Europea. En este tiempo hemos sido capaces de desarrollar medidas que permiten una integración eficaz de agricultura y medioambiente sin poner en riesgo la productividad y rentabilidad de las explotaciones agrícolas. Un enfoque novedoso orientado a construir en lugar de prohibir y siempre dando prioridad a las mejores prácticas agrícolas en el uso de productos fitosanitarios y semillas para el cuidado de los recursos naturales.

Nadie discute la importancia desde el punto de vista medioambiental de fomentar una biodiversidad rica en las zonas agrícolas. La agricultura en sí reduce considerablemente en algunas zonas la superficie de espacios naturales donde pueden desarrollarse especies vegetales y animales. Los cultivos no son un entorno adecuado para la biodiversidad, con independencia del sistema agrícola empleado, ya sea producción integrada o ecológica, secano o regadío, la biodiversidad es siempre baja en los campos cultivados.

Syngenta identificó que era posible revertir esta situación y puso en marcha un ambicioso programa para desarrollar la biodiversidad en las áreas de cultivo, la Operación Polinizador. Este proyecto se enmarcó en 2013 dentro de nuestro programa de compromisos con la agricultura sostenible, “The Good Growth Plan”, desde entonces se han superado los objetivos establecidos beneficiando a 6,4 millones de hectáreas en entornos agrícolas. En este tiempo hemos acumulado una considerable experiencia gracias a la colaboración con prestigiosos organismos científicos como el Instituto de Ciencias Agrarias y otros institutos del CSIC, el IMIDA murciano y la Escuela de Ingenieros Agrónomos de la Universidad Politécnica de Madrid. También con el apoyo de la distribución de Syngenta y numerosas colaboraciones con instituciones, empresas del sector, productores de semillas autóctonas, entomólogos y otros expertos.

Junto con ellos se han implementado más de 450 ha de márgenes multifuncionales equivalentes a más de 1,000 km considerando un ancho promedio de 4 metros y más de 16,200 hectáreas de tierras de cultivo impactadas en ambos países. Han sido identificadas más de 500 especies en las bandas de la Operación Polinizador, muchas de ellas en peligro de extinción e incluidas en la lista roja de la UICN de especies en peligro. Es el caso de la mariposa Parnassius apollo ubicada en los márgenes del campo en Aragón.

Es de justicia destacar el valor que ha tenido en todo este proceso la colaboración con los agricultores, un colectivo que en estos tiempos duros de la Covid-19 ha demostrado con creces su profesionalidad y buen hacer para garantizar la seguridad alimentaria. Desde un principio hemos trabajado juntos en colaboración a través de las Organizaciones Agrarias y seguimos haciéndolo. Actualmente en Syngenta tenemos proyectos de biodiversidad agrícola con las organizaciones de Asaja en Sevilla, Cádiz y Málaga, y con UPA en Badajoz, León, Madrid y Zaragoza

En Syngenta continuaremos innovando para proporcionar los beneficios que la protección de cultivos aporta a una agricultura cada vez más adaptada al cambio climático. Lo haremos a través de nuestro compromiso de invertir 2.000 millones de dólares en los próximos 5 años para acelerar la innovación en agricultura sostenible en todo el mundo.

Gracias a estas colaboraciones y trabajo en equipo, hemos podido demostrar que es posible hacer una agricultura productiva, de calidad y rentable para el agricultor desarrollando y fomentando una biodiversidad rica y saludable. Desde Syngenta invitan a todo es sector a unirse a este apasionante reto por la sostenibilidad.

KarateTrap, el sistema de trampeo para el control integrado de Ceratitis en frutales, cítricos y viña

Posted on

syngenta

Syngenta acaba de lanzar al mercado su nuevo sistema de trampeo KarateTrapTM para captura masiva de Ceratitis capitata, que se presenta como una herramienta para el control selectivo de esta plaga en diversos cultivos: frutales de hueso o de pepita, cítricos y para uva de mesa y vinificación. Esta tecnología integrada consiste en la atracción, captura y muerte de Ceratitis de forma segura y sin dejar residuos en el cultivo, por lo que está autorizado para la producción ecológica.

KarateTrapTM es una trampa compuesta por tres elementos básicos: un mosquero plegable óptimo para la captura de la plaga objetivo, una tapa impregnada con el eficaz insecticida Karate Zeon® (0,0075 g de producto aplicado en la parte interna de la tapa), que actúa por contacto y, en tercer lugar, los atrayentes alimenticios específicos para esta plaga.  Las trampas se deben colocar en número suficiente (entre 40 y 80 trampas según el cultivo) y unos 45 días antes de que maduren los frutos. También se puede colocar entre 90 y 100 días antes de la recolección y se recomienda poner a una altura de entre 1,5 y 2 metros.

Los beneficios que ofrece KarateTrapTM son muchos y variados. En primer lugar, cuenta con un atrayente con una emisión equilibrada y con alta persistencia. En segundo lugar, es importante destacar la alta eficacia y persistencia del insecticida Karate Zeon, que es la base del control de la plaga. Además, hay que sumar la elevada capacidad de captura y control de las trampas, que tienen una tapa transparente para hacer un buen seguimiento de las capturas.

Las trampas vienen totalmente montadas y listas para colgar de forma muy sencilla en el árbol, facilitando su colocación y optimizando el uso de insecticidas. Con este sistema se asegura, además, un bajo riesgo de desarrollo de resistencias, siendo también muy selectivo para la plaga, sin efecto sobre insectos beneficiosos del cultivo.

Por último, KarateTrapTM es un sistema de trampeo seguro y eficaz que está autorizado en producción ecológica ya que no necesita ningún plazo de seguridad y no deja ningún tipo de residuos en la fruta, dando así las mejores garantías al aplicador y al consumidor final.

Nueva tecnología de sanidad vegetal para contribuir a la sostenibilidad del olivar

Posted on

syngenta olivar

En un momento en el que el sector olivarero está muy preocupado por la necesidad de mejorar su rentabilidad y por las limitaciones crecientes al uso de tecnologías para el control de enfermedades del olivo, Syngenta ha presentado una nueva herramienta que contribuye la viabilidad del olivar y a la mejora de su productividad y de la calidad del aceite.

Como aseguró Antonio Trapero, catedrático de la Universidad de Córdoba y experto en las enfermedades del olivar, “el sector está al límite por la restricciones en el uso de materias activas y, principalmente, por la limitación en el uso de una de las herramientas más eficaces de protección, como es el cobre, de esta forma nuevas alternativas como Oliva Top® se convierten en imprescindibles, es muy eficaz contra el repilo pero también contra otras enfermedades donde el cobre no es tan eficaz, como la antracnosis, la lepra o los chancros de rama”.

Las pérdidas de cosecha por el hongo causante de la enfermedad del repilo provocan daños al olivar difíciles de cuantificar pero lo suficientemente relevantes como para establecer un control integrado de la enfermedad que reduzca su impacto.

Oliva Top® es un fungicida sistémico de amplio espectro que aporta una completa protección al olivar gracias a su doble modo de acción que, por un lado, crea una barrera exterior en las hojas que impide la germinación de las esporas de los hongos y, por otro, tiene una actividad sistémica que protege uniformemente desde el interior todo el olivo, incluidos los nuevos crecimientos.

Para la especialista de producto de Syngenta, Carmo Pereira, Oliva Top® es una innovación que va a marcar un antes y un después en la sanidad del olivar y que va a ayudar claramente a los productores en sus estrategias de control del repilo y otros hongos, pudiendo alternar la aplicación de cobres con la introducción de Oliva Top® en tratamientos preventivos durante la primavera, antes de floración, en los momentos de mayor riesgo de aparición del repilo y otras enfermedades foliares”.

Oliva Top® se ha ensayado durante años en campo demostrando una eficacia muy superior a las  alternativas actuales, así lo asegura Juan Trigos, experto de campo de Syngenta: “hemos obtenido eficacias superiores al 80% en todos los ensayos, muy por encima de lo conocido, estamos ante una innovación que verdaderamente va a ser muy útil en el control de esta enfermedad y otras  del olivar, como antracnosis o emplomado”.

Es importante destacar el perfil medioambiental de esta tecnología: “es un producto que se fija a las hojas y resiste al lavado, evita así pérdidas y preserva el suelo y el agua, es compatible con la fauna auxiliar, respetando la biodiversidad del ecosistema olivarero y combinado perfectamente con la implantación de cubiertas vegetales en definitiva es una muestra de cómo los nuevos avances en sanidad vegetal son claves en la sostenibilidad económica y medioambiental de sectores como el olivar”, afirma Luis Miranda, responsable de sostenibilidad de Syngenta.

 

PrimextraGold ® , el nuevo herbicida de Syngenta para el control de malas hierbas en el girasol

Posted on Actualizado enn

SYNGENTA - copia

Syngenta lanza al mercado Primextra Liquido Gold®, un nuevo herbicida en el cultivo del girasol especialmente recomendado por su alta eficacia en el control de malas hierbas de hoja ancha y estrecha en preemergencia de las mismas. Gracias a la combinación de sus dos materias activas con dos modos de acción diferentes y complementarios, Primextra Líquido Gold®, aporta un excelente control sobre las malas hierbas más frecuentes en el cultivo del Girasol. Incluyendo las difíciles como rebrotes de cereal, Alpiste (Phalaris spp), Cenizo (Chenopodium album) o Ciennudos (Poligonum aviculare), entre otras.

El potencial productivo del cultivo del Girasol está fuertemente influenciado por la competencia que supone la existencia de malas hierbas en su ciclo de desarrollo. Un control eficaz y prolongado de malas hierbas es esencial para proteger el cultivo y obtener todo el potencial de la cosecha, en particular en siembras tempranas. Con acción residual, marcada sistemia, excelente selectividad sobre el cultivo y ausencia de problemas en rotaciones, PrimextraGold® supone una herramienta indispensable para controlar las malas hierbas en el cultivo del Girasol desde el inicio.

Entre las ventajas que presenta este nuevo herbicida destacan: su doble modo de acción, que proporcionan excelente control herbicida evitando la aparición de resistencias; el control de las hierbas más difíciles en pre emergencia (Chenopodium album, Poligonum aviculare, Sinapis spp o Phalaris spp) e, incluso, rebrotes de cereal; el control eficaz de las malas hierbas desde el inicio de la implantación del cultivo, por lo que permite alcanzar el potencial productivo del cultivo en ausencia de competencia por nutrientes; su facilidad de aplicación, con una única aplicación en preemergencia; su formulación de alta calidad, que permite una excelente cubrición en el suelo libre de terrones; y que es perfectamente tolerado por el cultivo en las aplicaciones en pre emergencia.

Entre las recomendaciones para las zonas de girasol está el aplicar siempre en preemergencia del cultivo, cuando la semilla haya adsorbido la humedad del suelo, es decir, esté hinchada y antes de que los cotiledones emerjan; pulverizar uniformemente a baja presión (inferior a 5 atmósferas), usando un equipo bien calibrado, con agitación continua; y usar un volumen de caldo de 200-300 l/ha. También hay que evitar la aplicación en días ventosos y es mejor aplicarlo con el suelo libre de terrones, para que se incorpore mejor al suelo.

En condiciones de sequedad (falta de lluvia o riego oportuno) se aconseja realizar el tratamiento con incorporación mecánica. Para ello se procederá de la siguiente manera: en primer lugar, se realizará una labor superficial para conseguir una superficie lo más lisa, uniforme y libre de terrones posible. Se realizará el tratamiento herbicida y, posteriormente, se hará una incorporación mecánica del producto con una profundidad óptima de entre 4 y 7 cm.

Primextra Liquido Gold® es un nuevo ejemplo de cómo Syngenta está apostando por acelerar la innovación y ofrecer a los agricultores profesionales soluciones que les ayuden a producir de forma más sostenible y mejor, aumentando su productividad y eficacia.