almendra

La empresa ISFA abrirá una procesadora de almendras en Miajadas para reforzar su expansión en Extremadura, Andalucía y Alentejo

Posted on

Ya gestiona más de 2.350 hectáreas de almendro en seto y espera alcanzar las 5.000 en 2023

El cultivo de la almendra sigue cogiendo velocidad de crucero en Extremadura. Según los últimos años del ESYRA del Ministerio de Agricultura, la región contaba a finales del 2021 con 18.314 hectáreas de este cultivo, de las que más de 15.000 estaban con riego. La llegada de las plantaciones en superintensivo e intensivo, al igual que ocurrió en su día con el olivar, han cambiado la forma de entender el cultivo. Lo que unido a los precios en origen de la almendra en los mercados ha puesto el cultivo en el radar de grandes empresas, fondos de inversiones y muchos agricultores profesionales. España cuenta actualmente con más de 745.000 hectáreas de cultivo de almendra, de ellas 157.000 en riego.

Entre las empresas que más interés están mostrando por la expansión del cultivo del almendro en Extremadura destaca Iberian Smart Financial Agro (ISFA), con sede en Vitoria (Álava) y liderada por un grupo de profesionales con gran experiencia en banca, financiación de grandes proyectos y desarrollo agrario. ISFA acaba de presentar un proyecto en Miajadas para instalar su primera procesadora de almendras -cerca de las grandes fábricas de tomate- y de esta forma seguir la cadena de valor del producto para reforzar su expansión en fincas de almendros en Extremadura, Andalucía y Portugal. El proyecto ha sido presentado el CEO de ISFA, Asier Ugaldea, durante la celebración del evento Demoalmendro en Navalvillar de Pela y Logrosán a finales de junio.

Finca en Badajoz
Las primeras plantaciones de almendro de ISFA fueron en Córdoba (450 has) y el Alentejo portugués (600 has) en el año 2020, para sumar otras 1.300 hectáreas de cultivo en el año 2021 en este caso también en la provincia de Badajoz, en la Finca El Cincho. En total ya gestionan más de 2.350 hectáreas de almendros, esperando su primera cosecha este año y mayores volúmenes -ya con la procesadora de Miajadas operativa- para el 2024. La empresa ha situado el foco de expansión para la plantación de almendro en el Alentejo portugués, Andalucía, Extremadura y también el Valle del Ebro.

El perfil de fincas que busca la empresa son núcleos de producción de más de 300 hectáreas con capacidad de crecimiento para poder alcanzar núcleos de 1.000 hectáreas en entornos cercanos.

Buscamos núcleos de producción de más de 300 hectáreas con capacidad de crecimiento para poder alcanzar núcleos de 1000 hectáreas en entornos cercanos. La concentración le permite optimizar las inversiones de la fase de transformación preindustrial de descapotado y secado con instalaciones específicas en cada uno de esos núcleos. Siempre en fincas con riego con arrendamiento a largo plazo. Los proyectos de plantación los está desarrollando con el modelo SES,  con un marco de plantación de 1,25 x 3,25.

Inversión
“El objetivo de la empresa vasca es alcanzar las 5.000 has para el año 2023 con una inversión total de 150 millones de euros según reconocía uno de los socios de ISFA, Miguel Ángel López,, en Olint (Agromillora). Según la página web de la compañía, el “pipeline” actual de la empresa alcanza las 5.000 hectáreas de terrenos en estado de análisis y due diligence. Según explicaba Barón, el modelo es similar en todos los territorios: se crea una empresa para cada proyecto que puede ser integrada por varios inversores. Para incorporarse a este proyecto, cada inversor deberá abonar al menos 200 mil euros. Al final, además de un proyecto agrícola, el modelo seguido es el de una inversión financiera. El propio nombre de la empresa, Iberian Smart Financial Agro muestra a las claras las sinergias que pretenden conseguir entre ambos modelos.

La cotización de los precios en origen de la almendra ha sido el gran reclamo para que muchos agricultores y empresas decidan entrar al cultivo. Actualmente, en la Lonja de Albacete, los precios por kilo varían desde los 7,35 euros de la variedad Marcona a los 3,80 de la Comuna o los 5,45 de la Guara. La ecológica cotiza a 7,85 euros/kilo.

Antonio Pérez Amaya (PASAT-Bioterra): “El cultivo del almendro en ecológico es interesantísimo para Extremadura”

Posted on

Entrevista con
Antonio Pérez Amaya
Gerente de PASAT-Bioterra

PASAT, más conocida por su marca Bioterra, es uno de los referentes en el cultivo y comercialización de almendra en Extremadura. Ubicada en la localidad de Corte de Peleas (Badajoz), ha sido la punta de lanza en la fuerte expansión de este cultivo en la región. Con una clara vocación exportadora, está presente en 25 mercados donde factura 12 millones al año. A finales del pasado año lanzó una nueva línea de envases compostable que son 100% sostenibles con un sistema de trazabilidad mediante código QR. Engloba a 600 agricultores que cultivan almendra y otros frutos secos y deshidratados, repartidos en casi 4.000 hectáreas que se distribuyen entre Extremadura, Andalucía, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

¿Cómo fue la campaña de almendra en el 2021?

Ha sido al final superior a la del año anterior, pese a que había habido heladas y la estimación inicial era tener entre un 15 y un 20% menos. Pero al final se ha solapado con las nuevas plantaciones y al final tendremos un 15% más de cosecha. Nuestra idea en 2022 es llegar a las 5.000 toneladas de fruto, un volumen importante, aunque tenemos capacidad para alcanzar las 7.000/ 8000 toneladas  a las que llegaremos entre 2023 y 2024.

¿Cómo se ha comportado el consumo durante el periodo más complicado de la pandemia?

El consumo bajó porque hay que tener en cuenta que el Canal Horeca es muy importante para el consumo de almendras a nivel mundial. Se paralizó el comercio. En septiembre del 2021 se notó una leve mejora que parece confirmarse en los últimos meses. Para nosotros, mercados muy importantes como Alemania o Francia estuvieron cuatro o cinco meses totalmente cerrados. Esperamos recuperar los niveles prepandemia en el 2022 si no hay problemas sanitarios serios.

¿Sigue habiendo  mucho interés por el cultivo del almendro en Extremadura?

Sí sigue existiendo como lo demuestra el espectacular incremento de la superficie y de la producción en la región. La tendencia continúa, aunque es verdad que no con la fuerza del 2019 ó 2020. Hay pocos productos para elegir en el campo y el almendro ofrece buenas perspectivas. Hay nuevas variedades, con riego, que ofrecer mejores rendimientos.

Las diferencias de precios entre la almendra convencional y la ecológica es muy importante. ¿Hay interés por el cultivo en ecológico en la región?

En Extremadura las plantaciones en ecológico están estabilizadas, no crecen. No solo en el almendro, en general. La diferencia de precios tiene que ver con la falta de materia prima en ecológico, donde el consumo crece un 10%, el doble que en convencional. En España ha duplicado en cinco años casi su producción de almendra, y casi todo ha sido en convencional.

¿Y por qué no se planta más en ecológico con estos precios?

Por desconocimiento y falta de información. Desde Bioterra insistimos mucho. Falta un plan de promoción institucional para fomentar este cultivo que en Extremadura sería interesantísimo, más que en otras regiones. Muchas plantaciones que se hacen ahora en superintensivo, por parte de grandes empresa, van solo a kilos. No se plantean la dinámica de entrar en certificaciones, inspecciones, etc. Es clave insistir al agricultor que puede conseguir producciones en ecológico cerca de la de convencional. 

PASAT también está en otros productos como higos secos y pistachos ¿Cómo van?

En higo estamos en ecológico con la variedad Calabacita y con bombón de higo. El pistacho está creciendo poco a poco. Tarda más en entrar en producción. Su demanda está creciendo mucho en los mercados.

El cultivo del almendro crece a ritmos de 1.600 nuevas hectáreas cada año en Extremadura

Posted on

Casi el 80% de las 15.000 has del cultivo en la región está ya con riego

El cultivo del almendro tanto a nivel español como extremeño sigue creciendo con fuerza en los últimos años. Según los últimos datos de SAB-Almendrave, la Agrupación de Exportadores de Almendra y Avellanas de España que agrupa a varias de las grandes empresas del sector como BAIN-Borges, Importaco o Unió Nuts, en los últimos seis años el cultivo habría crecido un 36% hasta alcanzar las 718.540 hectáreas.

A nivel regional, según los datos de la Encuesta de Superficies del Ministerio de Agricultura, el cultivo del almendro habría pasado de menos de 4.000 hectáreas a cerca de 15.000 hectáreas en los últimos cinco años. Es decir, desde el año 2015 el cultivo se ha más que triplicado. El cultivo está creciendo en la región a ritmos superiores a las 1.600 nuevas hectáreas cada campaña. A nivel nacional, se han plantado 141.000 nuevas hectáreas desde 2015.

Y un dato clave para entender el creciente protagonismo de Extremadura en la producción de almendra, es que más del 80% del cultivo en la región ya lo es en regadío, un porcentaje mucho más alto que la media nacional donde aún más del 70% de la superficie de cultivo está en secano. Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha y Cataluña siguen dominando el sector de la almendra tanto en producción como en superficie.

Riego y ecológico
Según el presidente de SAB-Almendrave, Pere Ferré,“lo más importante es que una gran parte de las nuevas plantaciones están en regadío, pasando de 46.000 a las 118.000 hectáreas”. El 25% de las nuevas plantaciones están en ecológico, un mercado que ha soportado mejor los vaivenes de los precios en origen de la almendra en los últimos años. Entre la almendra común y variedades como la Marcona, el precio por kilo puede llegar a ser el doble en el caso de esta última.

La cosecha de esta campaña ha está influida por las heladas de mitad de mayo y por enfermedades de hongos de la anterior cosecha. Las estimaciones apunta a una producción de unas 110.000 toneladas de almendra en grano, algo menor que la de campaña anterior. El fuerte crecimiento en número de hectáreas a nivel nacional del cultivo de la almendra aventura un gran aumento de la producción en los próximos años. Según estimaciones de Descalmendra, la Asociación Nacional de Descascaradores de Almendra, para el año 2024 el potencial productivo de España se situará en las 180.000 toneladas.

Precios
Los precios de la almendra en los mercados internacionales dependen mucho de lo que ocurra en California, el gran productor y comercializador mundial del producto. Según las estimaciones de la Almond Board de California, la producción en la zona puede alcanzar los 1,45 millones de toneladas de almendra cáscara. Las grandes empresas comercializadoras avisan ya de lo que puede ocurrir porque en la actualidad la oferta está creciendo a niveles algo más altos que la demanda. El sobrante  de campaña aumenta cada año ligeramente, lo que puede tener efectos sobre los precios en origen. Hay que tener muy presente el gran diferencial productivo que sigue teniendo la almendra de California frente a la española, con rendimientos medios allí en torno de 2.000 kg/hectárea. Además, más del 70% de las producciones españolas tienen menos de 10 hectáreas y en California el 70% superan las 50 has.

En cuanto a las variedades comerciales más plantadas en España en los últimos años, depende de las zonas pero suelen ser Marcona, Guara, Soleta, Avijor, Vairo, Makako, Belona, Antoñeta, Marinada Marta, Penta o Desmayo. En los últimos años se han desarrollado dos sistemas de formación: el intensivo con sus diferentes modalidades y el superintensivo en seto. Los costes anuales de producción, transporte y procesado, considerando una producción de 2.200 kg/ha de almendra grano, oscilan entre los 1,5 €/kg de almendra grano (3.371 €/ha) y los 2,0 €/kg (4.429 €/ha), para el sistema en seto y el modelo californiano, respectivamente.

José Medina (Molino de Zafra): “El perfil de cliente que puede consumir nuestras almendras es casi el mismo que el de nuestros aceites”

Posted on

Entrevista con
José Medina
Propietario de Molino de Zafra

Molino de Zafra lleva muchos años elaborando aceites de oliva virgen extra y otros productos innovadores como el Aceiterol y las infusiones de hojas de olivo. Pero también producís almendras. ¿En qué momento se encuentra este proyecto?

Somos almendricultores  desde hace 8 años y fuimos la primera gran superficie  de Extremadura  en plantación ecológica. Nuestro objetivo  siempre fue producir la materia prima, como hacemos con la aceituna- y transformarla  en producto  final para llegar al mercado final del consumidor. Así lo venimos  haciendo desde hace 4 años: cosechamos la almendra -variedades guara y antoñeta- y la partimos y una vez seleccionada la mejor, tostamos de diferentes modos  y la ofrecemos al mercado desde frascos de cristal de 145 grs hasta en  bolsas de 1 Kg. en el mercado nacional y sobre todo en el exterior.

El reto es innovar y si no lo hacemos otros vendrán a hacerlo y luego cobrarnos por ello, pero no es fácil. Nuestra administración autonómica  aún  no ha entendido la importancia que tiene esto  para el desarrollo de nuestra tierra. No es cuestión solo de producir, es imprescindible producir  bien, innovar  en aplicaciones, producto y presentación. Pero como digo cuando vas a la Junta no encuentras eco  en  lo que  explicas y pides, no solo para ti sino para todos los innovadores que hay  – y más que podría haber –  si la Junta cambiase su actitud ante este fenómeno.

La aceituna Morisca, una variedad muy apreciada por la calidad de sus aceites, ha sido una de las señas de identidad de vuestra almazara. ¿Debería ser más conocida por el cliente fuera de Extremadura?

Desde luego que debería serlo pero para ello hace falta mucha inversión y algunas medidas institucionales. Yo propuse hace tiempo a la Junta constituir una Denominación de Origen Morisca de Zafra, pero me pidieron que agrupase  a otros posibles interesados de la zona y ese trabajo no puedo hacerlo yo  por falta de tiempo. El proyecto quedó aparcado, pero no está muerto.

Actualmente, ¿cuáles son los principales mercados y vías de comercialización de vuestros AOVEs?

Nuestra producción no es muy grande  y va dirigida a un sector que aprecia mucho la calidad y lo encontramos a nivel nacional y sobre todo en el exterior en mercado s como  Alemania, Francia, EE.UU o Japón.

Se ha creado la empresa Almendras y Derivados con sede en Zafra. ¿En qué va a consistir el proyecto?

Este proyecto está enfocado  a la transformación de la materia prima  y a la industrialización de la pepita, siempre la de mayor calidad, por calibre, ácidos esenciales, componentes  nutricionales, aceites para otros usos,…etc. El canal  será el ya iniciado  con el aceite y otros productos que elaboramos  desde algún tiempo.

Los frutos secos como la almendra también son parte de la Dieta Mediterránea. ¿Qué complementariedad tendrá este proyecto con el de Molino de Zafra?

Es un complemento perfecto ya que nutricionalmente es un alimento de primerísimo nivel, aunque aún muy desconocido  por la sociedad  y también por los estamentos que deben promocionarlo, o sea la Administración que para eso nos cobra. Por otra parte el segmento de  mercado que puede consumir este fruto seco es casi el mismo que consume nuestro aceite, con ligeras variantes.

Diego Redondo y Pedro Gómez (Hispania Organic): “El tirón de la demanda de frutos secos en ecológico es una oportunidad única para Extremadura”

Posted on

72 almendra seleccion

Entrevista con
Diego Redondo y Pedro Gómez
Socios Fundadores de Hispania Organic

¿Cuál fue el origen del proyecto de Hispania Organic, con sede en Lobón,  y en qué momento se encuentra?

Tal y como recogemos en nuestra web y a título de presentación, Hispania Organic Company nace tras un idilio de siete años con el producto Bio, después de vivenciar en primera persona los beneficios de lo natural y lo ecológico. Una experiencia de largo recorrido que nos ha servido para conocer de primera mano el trabajo de los productores, su cuidadosa forma de hacer y las cualidades más ventajosas de su producto. En este tiempo, les hemos acompañado en su ardua tarea.

Así nació la empresa en 2015 en Badajoz y después de estos cuatro años podemos decir que somos una empresa de exportación de frutos secos ecológicos, liberados de procesamientos industriales y manufacturados con mimo mediante maquinaria basada en la eficiencia y la economía circular verde, lo que nos ha permitido entre otros logros ser certificados este año con las normas en seguridad alimentaria BRC Issue 8 e IFS FOOD, las más altas a nivel mundial.

¿La comercialización la realizáis con marca propia o con las marcas de las empresas productoras?

Dentro del plan estratégico de la empresa, se recoge el desarrollo de la comercialización de las dos maneras, lo que nos permite actualmente estar presentes en más de una veintena de países y que, unido a que entre nuestros valores está el conocer a nuestros clientes para que estén plenamente satisfechos, siendo la lealtad la base sobre la que queremos asentar nuestras relaciones comerciales, hace que la marca “Hispania Organic” se esté convirtiendo en un referente en el sector del bio a nivel internacional.

Extremadura ha vivido un boom en los últimos años en el cultivo de frutos secos, ¿pueden ser por su demanda mundial un sector clave del campo extremeño?

No hay duda, que el repunte de los hábitos alimenticios saludables está contribuyendo a impulsar el sector de los frutos secos. Cuidar lo que comemos tiene cada vez más calado entre la población y esto se ha visto reflejado en el momento expansivo que atraviesa esta categoría de producto. Los frutos son ricos en fibras, tienen grasas saludables y fitonutrientes, entre otras propiedades beneficiosas para la salud. El tirón de lo ecológico se está traduciendo en un aumento de la superficie agrícola destinada a este segmento, donde los frutos secos copan el segundo puesto en cuanto a plantaciones se refiere, por detrás del olivar.

Todo esto significa para Extremadura una oportunidad única, teniendo en cuenta las ventajas competitivas que tenemos, cómo por ejemplo las óptimas condiciones climáticas para este cultivo y la extensión natural, lo que hace que la producción sostenible en nuestra región sea un activo a desarrollar en los próximos años.

¿La demanda internacional de frutos secos ecológicos donde se concentra sobre todo? ¿está mucho mejor pagado que el convencional?

Estados Unidos es el principal mercado, seguido de Alemania, Francia y China. Por regiones América del Norte y Europa comprende casi el 90% del mercado. El valor de este, aunque aún está lejos del convencional en términos absolutos, sí que es más beneficioso, puesto que el producto ecológico tiene un mejor precio.

Los gustos y demandas de un nuevo tipo de consumidor pasan por innovar con los productos tradicionales ¿Hispania Organic está en ese mercado?

Anticiparse es la mejor manera de liderar el futuro y ese es también otro de nuestros valores, por eso estamos desarrollando nuevos productos, algunos de manera individual y otros con empresas locales, con las que colaboramos para poder innovar y ofrecer productos que nos diferencien de la competencia, no sólo con otras regiones de España, sino también a nivel global, dado que la internacionalización forma parte del ADN de la compañía y es ahí donde queremos estar.

Antonio Pérez Amaya (PASAT-Bioterra): “Extremadura producirá el 10% del total nacional de almendra en pocos años”

Posted on

6 pasat

Entrevista con
Antonio Pérez Amaya
Gerente de PASAT-Bioterra

La Sociedad Agraria de Transformación PASAT, fundada en 1992, se ha convertido con el paso de los años en la más importante del sector de los frutos secos en la región, con la almendra como producto estrella. Actualmente agrupa a unos 600 socios que gestionan unas 4.000 hectáreas de almendros, de las 10.000 con las que cuenta actualmente Extremadura. PASAT está viviendo en primera persona el “boom” del cultivo del almendro en Extremadura en los últimos años, que puede llevar a multiplicar por 10 su producción en el año 2021.

PASAT comercializa sus productos con la marca Bioterra, desde almendras y sus derivados hasta higos y bombones de higo, pistachos, nueces, anacardos, piñones, dátiles, uvas pasas… Con certificación ecológica también. El fuerte aumento de la producción de almendra previsto le ha llevado a proyectar la ampliación de sus instalaciones de descascarillado, repelado y envasado desde los 1.800 toneladas/año hasta los 5.000 toneladas/año. “Extremadura se ha convertido en uno de los grandes protagonistas del sector de la almendra en poco tiempo”, asegura su gerente, Antonio Pérez Amaya.

¿Cómo se ha comportado la campaña?

Bien en relación a las expectativas que había. La adversa climatología ha provocado una cosecha menor en cantidad pero que se ha visto compensada por la entrada de nuevas plantaciones. Hay que tener en cuenta que Extremadura es la región donde la superficie de almendros ha crecido más. Las previsiones son que para el año 2021 la producción se multiplique por 10. Y es que en ese año el 80% de las nuevas plantaciones ya estarán en producción. Hace un año Extremadura solo representaba el 1% a nivel nacional y ahora ya somos la cuarta comunidad en producción con cerca del 5% a nivel nacional, y la previsión de llegar al 10% en pocos años.

Este “boom” de las plantaciones de almendro ¿cómo ha repercutido en PASAT?

Nuestra gran ventaja es que llevamos muchos años trabajando el producto, y aportamos toda la trazabilidad del producto y los conocimientos de nuestros servicios técnicos sobre variedades y manejo en campo. Y además, garantizamos la comercialización del producto, lo que aporta seguridad a los nuevos productores. En estos 20 años, PASAT ha influido muy positivamente en la idea del almendro que se tenía en Extremadura. Estamos investigando sobre 15 variedades diferentes, y dando estabilidad a los precios. Hace 20 años teníamos que traer gente de fuera que supiera podar los almendros y ahora contamos con grandes profesionales aquí.

En los últimos años los precios de la almendra han bajado pero siguen siendo altos comparados con el resto de los cultivos ¿Es previsible que sigan siendo interesantes en el futuro?

Los precios en los dos o tres últimas campañas han estado por encima de los 4,5 euros/kilo, lo que lo hace ser muy interesante en relación a otros cultivos como la vi o el olivar. El coste de producción es bastante estable, quitando el tema de heladas y la sequía. Es verdad que ya no se dan los precios de hace cinco años por encima de los 8 euros/kilos, porque resultaba insostenibles. Con las nuevas plantaciones tanto en Extremadura como en otras zonas de España no resultaban lógicos.

¿Cómo realiza PASAT y Bioterra la comercialización de sus almendras?

En torno al 10/15% e nuestras producción ya la vendemos con nuestra marca propia Bioterra, que intentamos incrementar poco a poco. Aunque el mayor volumen sigue siendo a granel, para la industria de turrón y mazapán o para tostaderos o por ejemplo para empresas que elaboran barritas energéticas. Exportamos a unos 25 países el 65/70% de nuestra producción de almendras, que son muy apreciadas

Bioterra02

Extremadura se suma al “boom” de los frutos secos

Posted on

El cultivo de almendros, castaños, nogales, pistachos e higueras suman 25.000 hectáreas gracias a sus precios en origen

4 pistacheras
Pistacheras

En las estanterías de los principales supermercados e hipermercados españoles, con Mercadona y LIDL a la cabeza, los frutos secos cada vez ocupan una posición más estratégica. Ya generan tráfico de clientes porque hay un nuevo perfil de consumidor que los demanda por sus grandes virtudes saludables. Y por su amplitud de usos en la cocina, desde el desayuno a las ensaladas repostería o los guisos.

Los frutos secos están de moda y Extremadura no se está quedando atrás en su cultivo. En la actualidad las plantaciones de almendros, castaños, pistachos, nogales e higueras en la región ya se acercan a las 25.000 hectáreas de cultivos, de la que más de 12.500 ya estarían en regadío, con crecientes producciones.

Aunque en algunos casos sus cotizaciones han bajado sensiblemente en las tres últimas campañas, como de la almendra de la variedad Marcona, que pasó de cotizar a 8 euros/kilo en 2015 a los 4 euros/kilo actuales, siguen manteniendo unos precios en origen mucho más rentables para el productor que otros muchos cultivos de regadío. Según los expertos, siempre hay que tener muy clara la inversión inicial que habrá que realizar antes de poder comenzar a amortizar la plantación.

Diversificar
Extremadura cuenta en la actualidad con más de 10.500 hectáreas de almendros, según los datos de la Encuesta de Superficies Agrarias del Ministerio, de las que más de 8.000 están en regadío. Incluso en zonas tradicionales de plantación de frutales, hay productores que han comenzado a diversificar con este árbol. Lo que ha obligado a varias cooperativas de las Vegas del Guadiana a abrir secciones propias de almendra para dar servicio a sus socios en campaña. Empresas como Novalmendro y Agromillora son muy activas en el asesoramiento de su cultivo.

Otro de los productos clásicos en la región es el castaño, sobre todo en la comarca de las Villuercas y en otras del norte de la provincia de Cáceres. En total, el castaño suma más de 2.500 hectárea de cultivo de las que la gran mayoría son de secano. Empresas como el Común o cooperativas como la Agrupación del Valle del Jerte figuran entre las más activas en su comercialización.

Cotizaciones
Otro de los cultivos emergentes es el del nogal, con cotizaciones muy interesantes y una demanda creciente. Actualmente hay más de 1.650 hectáreas cultivándose en la región, la gran mayoría en regadío. El grupo Borges, uno de los mayores operadores europeos del sector del frutos secos, es muy activo en la producción de nuez de la variedad Pizarro en Extremadura.

Otro de los cultivos estrellas en el sector del fruto seco es el de pistacho, que suma en España unas 12.000 hectáreas de cultivo de las que el 80% se concentran en Castilla-La Mancha. Extremadura cuenta con algo más de 600 hectáreas cultivadas, de las que algo menos de la mitad son de regadío. En este cultivo, la elección varietal es fundamental. En Extremadura empresas como Nuevos Cultivos-Greenpearl en Navalmoral de la Mata o Pistacho de Extremadura desde Zorita asesoran en las mejores opciones.

Por último, el cultivo de la higuera vive un nuevo resurgir en la región, tanto para seco como para fresco. Con algo más de 12.000 hectáreas plantadas, Extremadura lidera la producción española y europea. Sus buenas cotizaciones en las últimas campañas han despertado el interés de grandes empresas hortofrutícolas para diversificar sus producciones de fruta de hueso.

Olivar, almendro y brócoli plantan cara al arroz y el maíz en los regadíos extremeños

Posted on

Frutos secos, verduras para exportación y congelado, y nuevas frutas como caqui, granado e higos frescos toman protagonismo

brocoli

En la sección de verduras de Mercadona, la cadena de distribución española que controla una de cuatro euros que se gastan en comida en España, tiene una gran oferta de brócoli. Es una de las verduras que más espacio ocupa en su lineal refrigerado. Al igual que ocurre en miles de fruterías de barrio españolas. Está de moda. No solo en España sino en media Europa, principalmente en Reino Unido. Y de ahí que se cultivo se haya disparado exponencialmente en los últimos años, con epicentro en Murcia. Esta región concentra en torno al 50% de la producción anual española, más de 440.000 toneladas, en unas 27.000 hectáreas de terreno.

Las Vegas del Guadiana vieron su oportunidad hace algunos años, en muchos casos como segundo cultivo, ante la escasa rentabilidad  del maíz y el arroz, y entraron con fuerza en el cultivo. Hoy en día, Extremadura es una gran potencia en la producción de brócoli con más de 5.300 hectáreas plantadas y más de 70.000 toneladas.

Brócoli
El ejemplo del brócoli muestra a las claras como el mapa de los cultivos del regadío está mudando su piel en los últimos años. Cultivos muy arraigados como el maíz y el arroz, como lo fueron por la política comunitaria el girasol en su día, están dejando paso a nuevos cultivos entre los que principalmente destacan el nuevo olivar –intensivo, superintensivo o en seto-, el almendro y el brócoli, junto a otros verduras como el pimiento. Entre todos ellos suman más de 44.000 hectáreas de cultivo, casi todas ellas en regadío en zonas de las Vegas del Guadiana y también del Valle del Tiétar y Campo Arañuelo.

En la mayoría de los casos, el boom de estos nuevos cultivos tienen un denominador común: un creciente consumo en los mercados internacionales asociados a la salud. En el caso del brócoli, con una potente campaña en redes sociales asociada a sus compuestos protectores bioactivos que podrían tener efectos protectores contra el cáncer, además de su tirón en las dietas de adelgazamiento; el aceite de oliva virgen extra y el almendro, gracias a su gran poder antioxidante.

Otros factores externos, como contar con importantes industrias de verduras congeladas como Monliz y Ulbasa en la provincia de Badajoz, y otras en fresco como GB Foods en Miajadas para sus cremas también han ayudado a crecer en el sector de verduras y hortalizas. Ya se plantan 700 hectáreas de pimientos, más de 100 de calabazas, 235 de espinacas o 200 de calabacín, 900 hectáreas de espárragos o más de 400 toneladas de maíz dulce.

Cultivos
Según los datos del último Informe sobre la Agricultura y Ganadería Extremeñas que edita la Fundación Caja Badajoz junto a la Escuelas de Ingenierías Agrarias de la UEX, el cultivo predominante en el regadío extremeño sigue siendo el maíz con unas 49.000 hectáreas de media y 607.000 toneladas, seguido del arroz con 24.500 has y 164.000 toneladas, tras perder unas 4.000 has en los últimos años. El tomate con 24.000 has y 2,1 millones de toneladas, y el tabaco con 8.500 y 28.800 tn. El nuevo olivar podría situarse ya en las 30.000 hectáreas, y el almendro en más de 8.000. Prueba de los nuevos tiempos del regadío extremeño es que importantes cooperativas han tenido que ampliar en los últimos tres años sus almazaras y capacidad de almacenamiento de aceite de oliva, así como crear secciones específicas de frutos secos.

Otros cultivos que están experimentando un crecimiento constante en los últimos años atraídos por sus buenos precios en origen son el nogal que ya suma 1.650 hectáreas, el pistacho con casi 800 hectáreas y la higuera, más para fresco que para seco en las Vegas del Guadiana. Y también otras frutas diferentes a las habituales como el caqui que suma casi 300 hectáreas y el granado con 280 hectáreas.

La multinacional Borges gestiona 724 hectáreas de nogal, pistachos y almendro en Extremadura

Posted on

Borges Agricultural & Industrial Nuts, que cotiza en Bolsa, dispone de 9 fincas en la región que suponen el 64% de su superficie de cultivo en España

4 NOGALES

Pocas empresas que cotizan en la Bolsa española tienen una vinculación tan fuerte con Extremadura como la que actualmente mantienen BAIN (Borges Agricultura & Industrial Nuts), la filial del grupo Borges que concentra sus negocios de almendras, nueces y pistachos y que está presente en 65 países. BAIN dispone de 724 hectáreas de cultivos de frutos secos en la comunidad extremeña, en la que lleva 40 años implantada. Cuenta con 9 fincas entre los términos de Badajoz y Montijo: Barbudo, Benavides, Las Mesas, Cantillana, Palacitos y Tesorero en Badajoz, y las de El Cuartillo y Casarente en Montijo.

Según los responsables de BAIN, “la introducción de nuevos cultivos e identificar las variedades que mejor se aclimatan a las condiciones edafoclimáticas de Extremadura para obtener cultivos eficientes, no fue una tarea nada fácil, en lo que fue necesario invertir muchos millones de las antiguas pesetas, y también de euros. Tan pronto tuvimos identificada y testada la tecnología, iniciamos la expansión mediante la adquisición de nuevas fincas”.

Las hectáreas de cultivos de frutos secos de BAIN en la región  equivalen al 64% de la superficie de la empresa en el territorio español, donde gestiona una superficie de 1.139,6 hectáreas, a las que añadiendo las 941,9 has situadas en Portugal y las 320 has de California–EE.UU. En total la empresa gestiona a nivel mundial  2.401,5 has de cultivos. En Extremadura, la mayor extensión se la lleva el nogal con más de 400 hectáreas, por delante del almendro -en gran crecimiento- y el pistacho.

Almendros
El cultivo del almendro se ha convertido en una de las prioridades de la empresa.  En 2016 BAIN inicio un nuevo proyecto que, en su primera fase, contempla en la puesta en explotación de 2.500 hectáreas de almendros. BAIN anualmente comercializa más de veinte millones de kilos.

La empresa no descarta incluso potenciar la actividad industrial en Extremadura. Según los responsables de la compañía, “se prevé continuar potenciando sus actividades agrícolas en Extremadura y, si se dan las condiciones adecuadas, cuando exista el volumen que los justifique,  incorporar la industrialización de las producciones obtenidas, los cuales, como en el caso de las almendras, actualmente se realizan fuera de la comunidad extremeña. La importante actividad agrícola desarrollada por BAIN en Extremadura, ha propiciado la instalación de las actividades industriales consistentes en el lavado, secado, calibrado y ensacado de nueces, operaciones que también se realizan para el pistacho, producto para el que también se realiza la separación por color y el descascarado, utilizando las tecnologías más modernas”.

Marca propia
La calidad y fama de las nueces extremeñas llevó consigo incluso la creación de una marca propia.”Las nueces producidas en Extremadura son de calidad excepcional y de sabor diferenciado. Desde la primera cosecha se han comercializado de forma completamente diferenciada a las nueces de California, con la submarca Pizarro (Borges-Pizarro) en recuerdo al conquistador extremeño Francisco Pizarro, nacido en Trujillo”, aseguran.

BAIN ha iniciado un programa de colaboración con los productores de Extremadura, para desarrollar el concepto de agricultora en cooperación mediante la cual pone su disposición el know-how acumulado durante 40 años de experiencia en el cultivo de los frutos secos garantizándoles la comercialización de sus producciones.

4 PIZARRO

Extremadura cuenta con 14.000 hectáreas de frutos secos, lideradas por almendros y castaños

Posted on

El Grupo Borges concentra el I+D agrícola del grupo en su filial de frutos secos Bain Extremadura cerca de Olivenza

cultivo de almendro

Cada vez es más común ver en el Diario Oficial de Extremadura informes de impacto ambiental para la transformación en regadíos de tierras hasta ahora de secano. Y una buena parte de ellos son para plantar almendros. Uno de los últimos ha sido el de la empresa Soltillán Inversiones, en la finca La Garza de Oliva de Mérida, para un terreno de 66,6 hectáreas.

Es solo un ejemplo del boom que las plantaciones de frutos secos viven en Extremadura y en toda España, gracias especialmente a sus precios en origen que permiten un margen mayor –y sin depender de las ayudas europeas de la PAC– a las producciones agrarias.

Según los últimos datos de la Encuesta de Superficies Agrarias que publica el Ministerio de Agricultura referidas al año 2017, la región concentra ya en torno 14.000 hectáreas de cultivos de frutos secos: algo más de 10.000 hectáreas de almendros –el cultivo que más crece incluido en zonas tradicionales de regadío–, 1.052 hectáreas de nogales, 2.392 hectáreas de castaños y 373 de pistachos.

Gigantes del mercado de frutos secos, como el grupo Borges, cuentan con filiales en la región, como Bain Extremadura, con sede en la carretera de Olivenza, para la explotación de plantaciones de nogal, pistachero y almendro en Extremadura, así como a su procesado y comercialización. También cuenta con su propio vivero y es la responsable del I+D agrícola del Grupo.

De todos estos cultivos de frutos secos, el castaño ha sido tradicionalmente el más asentado en la región, en zonas como Guadalupe o Navezuelas, y también en La Vera y el Jerte, en el norte de Cáceres.