Juan Francisco Blanco (ACOPAEX): “El agricultor de regadío es muy dinámico, y si un cultivo no le va bien, busca alternativas”

Posted on

24 juan francisco blanco acopaex

Entrevista con
Juan Francisco Blanco
Director Gerente de ACOPAEX Soc. Coop.

Los cultivos del regadío tienen una gran importancia en Extremadura ¿Crees que se mantendrán estables en los próximos años o habrá cambios de calado con la entrada de nuevos cultivos?

Los cultivos de regadío en Extremadura tienen una importancia muy considerable, ya que tenemos 270.000 hectáreas, (de las cuales tenemos 126.000 con riego localizado) que sobre algo más del millón de hectáreas que tenemos en Extremadura, suponen un 25 % de las tierras cultivables y este 25% de tierras contribuye a la producción vegetal de Extremadura en un 60 %.

El agricultor de regadío es muy dinámico,  y si un cultivo no le va bien, busca alternativas. Los cultivos que vemos más amenazados son el maíz y el arroz, por otros que a priori son más interesantes. Que haya un cambio puede ser, pero de calado no lo veo por ahora. Ten en cuenta que el cultivo de almendras no llega a 10.000 hectáreas sobre 270.000 del total de hectáreas de regadío. En el olivar si hay una superficie importante, pero la mayoría son riegos de apoyo no son superintensivos. Estos cultivos requieren unas inversiones importantes y no todos los agricultores están dispuestos a afrontarlas. Pueden que vayan creciendo pero de una manera lenta.

El sector cooperativo ha sabido modernizarse y asumir nuevos retos ¿Cómo crees que serán las cooperativas del futuro?

Las cooperativas son empresas que se adaptan fácilmente a las nuevas situaciones, ten en cuenta que tenemos cooperativas agrarias con cerca de 100 años de existencia. Fíjate los cambios que ha habido en la sociedad y las cooperativas agrarias han sabido adaptarse y seguir funcionando a lo largo de estos años. Las cooperativas del futuro serán igual que los agricultores del futuro. Tendremos menos agricultores con mas volumen y más preparados para por un lado aplicar las nuevas tecnologías  (agricultura 4.0) y por otro para cumplir con los nuevos requisitos que nos exigirán para la producción de alimentos. E  igual menos cooperativas, más dimensión y más profesionalizadas.

Cada cooperativa marca sus objetivos en base a lo que los socios acuerdan. Puede ser un supermercado de servicios, un gran complejo agro-alimenticio, una gran comercializadora, una industria transformadora,…etc. En una cooperativa los objetivos son muy diversos, pero teniendo siempre como principio cubrir las necesidades de sus socios.

El sector agrario sigue siendo muy dependiente de los precios en origen  y por las ayudas de la PAC. En los últimos años también preocupa mucho el cambio climático. ¿Qué puede hacer el productor de a pie para mantener su rentabilidad?

Como objetivo principal llegar al consumidor final, mediante una producción organizada respetuosa con el medio ambiente, con normas estrictas de calidad, con una transformación de la producción en nuestras cooperativas asegurando la trazabilidad del producto  y  la seguridad alimentaria, llegando a los mercados directamente. En segundo lugar tenemos que aplicar mediante las cooperativas, una política en las  explotaciones de los socios de aumento de la producción con nuevas variedades en las semillas, nuevos abonos líquidos, nuevas técnicas de cultivo, aplicación de nuevas tecnologías que nos lleve a un aumento de la producción y a una disminución de costes en los cultivos. Es fundamental para poder evitar esos factores externos que nos amenazan.

El mercado demanda cada vez más productos sostenibles, eco,  medio ambientalmente responsables, etc. ¿Extremadura  tiene ahí un importante nicho de mercado?

Las cooperativas nos tenemos que adaptar a los mercados, es el cambio más importante que hemos hecho. Hemos pasado de que las cooperativas se adaptaban a la producción de nuestros agricultores, y transformábamos y comercializábamos lo que ellos producían, a una nueva situación en que nuestros agricultores producen lo que el mercado demanda a las cooperativas.

Ante esta nueva situación si el mercado nos pide alimentos eco, lo haremos. Las cooperativas agrarias tenemos los medios técnicos y humanos suficientes para ser cada vez más competitivos y con gran capacidad para adaptarse a los cambios.

En este nuevo mercado de alimentos que está surgiendo tan exigente, un factor que suma es que Extremadura vende su imagen natural, no contaminada, limpia, verde, productora de alimentos naturales. Debemos de aprovecharlo.

Antonio Carazo, nuevo comercial para la División de Aceite del Grupo Pieralisi

Posted on

PIERALISI

Antonio Carazo Lanagrán es el nuevo comercial para la División de Aceite del Grupo Pieralisi. Dentro de la labor de reestructuración e impulso que está llevando a cabo la empresa líder en la fabricación de maquinaria de almazara, Carazo Lanagrán pasa a formar parte del capital humano con el que cuenta la entidad.

Rodrigo Jaén, director general de Pieralisi para España y Portugal, destaca la experiencia de Antonio Carazo en el sector y lo valora como un eslabón más para continuar trabajando “en favor de los productores de aceite de oliva y del sector en general”. Confía en que, con la llegada del nuevo comercial para el sector del aceite, Pieralisi siga mejorando los servicios que ofrece a las cooperativas y almazaras privadas de la Península, como viene haciendo desde hace décadas y, además, continúe con la labor de modernización y adaptación a las nuevas realidades en las que está inmersa la empresa.

Antonio Carazo cuenta con una amplia trayectoria en el sector de la fabricación del aceite de oliva. Entre otros, ha trabajado en FOSS y ha sido adjunto a la gerencia de la cooperativa Santa Teresa de Osuna. Además, es gerente de una explotación de tamaño medio de olivar de carácter familiar. También ha ocupado cargos de responsabilidad en diferentes multinacionales relacionadas con la industria farmacéutica o la automoción. El jienense ha participado, además, en la investigación “Mejora de la competitividad del sector oleícola” junto al experto en oleicultura Juan Vilar, trabajo por el que obtuvo un accésit de la DO Estepa y que finalmente fue recogido en un libro publicado por el Ministerio de Agricultura. Además, ha realizado otras publicaciones relacionadas con el sector de los maestros de almazara.

Carazo Lanagrán aúna la experiencia en el sector del aceite de oliva con el conocimiento de la provincia de Jaén, en la que nació y dónde reside. Al aceite lo une “una vinculación emocional muy fuerte” y considera que con su nuevo cargo en Pieralisi se le plantea un reto importante: “Jaén depende del aceite de oliva social y económicamente y ayudar a impulsar la provincia a través de empresas de la solvencia de Pieralisi es para mí un gran honor”, apunta.

Cajalmendralejo continúa su expansión abriendo una nueva oficina en Montemolín

Posted on

cajalmendralejo

Cajalmendralejo ha abierto el lunes 2 de diciembre, una nueva oficina en la localidad de Montemolín a través de la cual sus socios y clientes de la población y de toda su comarca podrán acceder a los servicios de la Entidad.

Con esta nueva apertura, la cuarta en lo que va de año, Cajalmendralejo sigue fiel a su compromiso con la región y continúa su expansión incrementando día a día su presencia en  Extremadura; disponiendo con ésta última de 115 oficinas distribuidas en 6 provincias de 3 comunidades autónomas, 30 de ellas en localidades con exclusión financiera.

Juan Luis Peñuelas (Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales): “Grandes empresas de cerdo ibérico contemplan seriamente la posibilidad del cultivo intensivo de bellota”

Posted on

30-31 peñuelas

Entrevista con
Juan Luis Peñuelas
Director del Centro Nacional de Recursos Genéticos Forestales “El Serranillo”

¿En qué fase se encuentra el proyecto para el cultivo intensivo de bellota que se desarrolla en Campo Arañuelo?

La generación de nuevas rentas en el sector agrario es la finalidad última del proyecto de cultivo intensivo de bellotas que desde hace más de 12 años desarrolla el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en el Centro de Recursos Genéticos Forestales de “El Serranillo”, en Guadalajara.

El problema de base es que la bellota que hoy día se dispone para alimentación animal y humana procede casi exclusivamente de unas masas seminaturales (dehesas) que requieren de un manejo especial y sometidas a un clima cambiante y duro como el mediterráneo. La escasez e irregularidad de este producto natural influye en los sectores productivos asociados que ven comprometido su rentabilidad.

Nuestra raza porcina autóctona “cerdo ibérico” al comer in situ las bellotas de las dehesas genera  derivados cárnicos, saludables y de alta calidad culinaria que se sitúan en la élite mundial de los productos gourmets. Por otro lado, se constata que existe una variante para consumo humano de enorme crecimiento potencial y que trasciende desde épocas prehistóricas (es bien conocido que las bellotas constituyeron el principal alimento de los primeros Homo sapiens que hace unos 7.000 años colonizamos la península ibérica).

Las bellotas son fuente de saludables de hidratos de carbono, poseen unos contenidos proteínicos de alto valor biológico con casi todos los aminoácidos esenciales así como un potente e interesante contenido graso en el que sobresale el ácido oleico y los dos ácidos grasos esenciales (linoleico y linolénico). Una alta concentración en vitaminas y antioxidantes, especialmente en forma de taninos, dan como resultado un producto con excepcionales propiedades nutricionales y para la salud.

El proyecto de producción intensiva de bellotas intenta paliar esta problemática de escasez e irregularidad y dar salida a las potenciales rentas agrarias, ahora durmientes, mediante el incremento de la producción de bellota a través del establecimiento de plantaciones de quercíneas mediterráneas en alta o muy alta densidad y orientando su manejo a la consecución de sus frutos.

El desarrollo técnico del proyecto, se basa en un proceso continuado y reiterativo de búsqueda de ejemplares de campo sobresalientes. Es pues un proceso de domesticación en los que el hombre escoge, multiplica y aprovecha los mejores ejemplares que la naturaleza le proporciona.

A día de hoy, entre encinas, alcornoques y quejigos, más de dos centenares de individuos han sido seleccionados y sometidos a ensayos con decenas de miles de injertos hechos, y muchos años de seguimiento de sus crecimientos. Los ejemplares que mejor han respondido están siendo testados en parcelas experimentales en el propio Centro “El Serranillo” y los clones más interesantes a día de hoy han sido plantados en la parcela de ensayo y demostración que este año 2019 se ha instalado en Saucedilla, en Cáceres, en el marco de un Convenio de colaboración entre nuestra DG y el citado Ayuntamiento. En esta parcela, situada en un enclave ecológicamente adecuado, queremos conseguir datos fiables sobre temas biológico–productivos de sumo interés como son la dominancia apical, la inducción floral, la respuesta a la poda y a las fertilizaciones.

30-31 Plantacion experimental de encinas en El Serranillo
Plantación experimental de encinas en El Serranillo

¿La estimación de poder aumentar hasta 40 veces la producción actual de bellota por hectárea se mantiene?

Ese dato es una estimación, y es fruto de la observación del desarrollo de los primeros clones de encina con los que estamos trabajando en “El Serranillo” y que ya tienen una edad para estar en plena producción. Es una cifra que se encuentra dentro de las producciones medias que hoy día se obtienen en superintensivos en olivar. Y como quiera que el olivo y nuestros Quercus mediterráneos tienen aspectos funcionales muy parecidos, espero que esta esperanza de producción se sitúe cerca de esa cifra de 10.000 Kgs por ha y año.

El ecosistema de la Dehesa atraviesa serios problemas con La Seca, el cambio climático o la sobreproducción ganadera ¿Hasta qué punto este tipo de iniciativas pueden ayudar a regenerarla?

La estabilidad futura de las dehesas constituye un aspecto de franca preocupación. Nuestras dehesas son viejas, están poco pobladas de árboles, son poco productivas y, además, ahora han aparecido serias amenazas fitosanitarias. El sistema de producción de montanera por su propia concepción de explotación extensiva tiene dificultades para introducir avances tecnológicos. Las plantaciones intensivas previstas en nuestro proyecto por su propia concepción van a efectuarse fuera de las dehesas pero sus producciones, al utilizarse mayoritariamente en las dehesas, supondrán un incremento en las rentas percibidas por la propiedad. Estas mejoras de renta directa implicarán sin duda mejoras en el mantenimiento y en la conservación de estos espacios. “Sin dehesa no hay montanera”.

¿Ha despertado interés el proyecto entre empresas asociadas a la Dehesa y el cerdo ibérico?

Sí, ya hay varios grupos interesados en aspectos de esta iniciativa. En el sector viverista ya hay empresas que están evaluando entrar en esta alternativa de producción de planta y grandes empresas productoras de cerdo ibérico están contemplando seriamente esta nueva posibilidad. Algunas cooperativas de propietarios están estudiando la posibilidad de ofrecer a sus asociados la utilización de planta injertada y seleccionada para la mejora y redensificación de sus dehesas. Esta línea puede tener mucha importancia en el futuro al permitir al propietario de la dehesa mejorarla utilizando los mejores individuos de su propia finca o región con la certeza de una rápida entrada en producción.

30-31 Zona de produccion y evaluacion de injertos
Zona de producción y evaluación de injertos

Una lectura para recuperar la armonía con la naturaleza

Posted on Actualizado enn

libros_conectados_portada

“Conectados”, escrito por Olga Jiménez Suárez, productora de AOVE ecológico en Los Ibores, y prologado por Joaquín Araújo, desvela lo que oculta nuestra voraz sociedad de consumo y falso confort

Olga Jiménez Suárez puso en marcha en el año 1997 un singular proyecto de recuperación de olivar que fue el origen de lo que hoy es Ecolibor. Situado en la Finca Tres Mojones de Castañar de Ibor (Cáceres), el proyecto de Ecolibor ha logrado elaborar uno de los AOVEs con mayor contenido de polifenoles del mundo, uno de los componentes claves del aceite de oliva virgen extra.

Olga Jiménez Suárez, además, es ingeniera forestal, profesora y practicante de yoga desde hace 25 años, a lo que hay que añadir desde ahora su vertiente de escritora. “Conectados” es su primer libro, en el que resume y muestra sus conocimientos y experiencias. Con los que desvela algunas claves para recuperar la armonía con la naturaleza y volver a la sencillez, dejando atrás los cada vez mayores -y cada vez más nocivos- excesos de nuestra sociedad de consumo. “Vivimos intoxicados y con estrés”, asegura la autora. En el libro explica -y razona- por qué es urgente que las personas empiecen a reflexionar sobre sus hábitos diarios para que empiecen a cambiarlos.

Y todo esto resulta urgente porque en estos últimos años la destrucción de nuestro planeta -y de nuestro entorno más cercano- se ha acelerado a un ritmo inimaginable. La tecnología y los cada vez más presentes agentes químicos en la agricultura y en toda la cadena alimenticia están contribuyendo a un desorden cuyas consecuencias no son todavía predecibles por su magnitud e irreversibilidad.

“Conectados” ha sido editado por la Editorial Mandala y los beneficios que se obtengan como autora irán destinados a la organización Survival, movimiento global en defensa de los pueblos indígenas.

Conectados, Olga Jiménez Suárez, Editorial Mandala

Caja Rural de Extremadura beca a una veintena de estudiantes con los mejores expedientes de ESO y FP

Posted on

CAJA RURAL

Caja Rural de Extremadura ha hecho entrega de las Becas Espiga que concede la entidad de crédito a los estudiantes con mejores expedientes académicos de la región en Educación Secundaria (ESO), Formación Profesional y Formación Profesional de Grado medio durante el curso 2018-2019.

El acto ha tenido lugar en la “Ermita de la Virgen del Ara”, en Fuente del Arco, calificada como la “Capilla Sixtina de Extremadura”, y ha contado con la participación de la consejera de Educación y Empleo de la Junta de Extremadura, Esther Gutiérrez, el presidente de la Diputación Provincial de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, la alcaldesa de Fuente del Arco, María del Carmen Domínguez, además del presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, y el director general de la entidad, José María Portillo.

Estas becas, dotadas con 800 euros cada, nacieron hace cuatro años con el objetivo de destacar el esfuerzo y la dedicación de los jóvenes extremeños, además de potenciar la motivación por el conocimiento como herramienta clave para el desarrollo de la región. Los galardones se han dividido en tres categorías de las que 10 han sido para los mejores expedientes de ESO, 8 para alumnos de Formación Profesional Grado Medio y 2 para alumnos de Formación Profesional Básica.

En concreto, en la categoría de ESO los estudiantes reconocidos han sido Elena Ladera Navarro del I.E.S. de Llerena; María Mercedes Torres Alonso del I.E.S. Ramón Carande de Jerez de los Caballeros; Antonio Mateo Jurado Rojo del I.E.S. Norba Caesarina de Cáceres; Andrea Gil Cano del I.E.S. Pedro de Valdivia de Villanueva de la Serena; Paula Marín Álvarez del I.E.S. Dr. Fernández Santana de Los Santos de Maimona; María Belén Garrido García del I.E.S. Bárbara de Braganza de Badajoz; Estrella del Carmen Rodríguez Cuéllar del I.E.S Alagón de Coria; Guadalupe Ridruejo Pineda del  I.E.S. Puerta de la Serena de Villanueva de la Serena; Luis Casasaltas Arias del Colegio Ramón Izquierdo de Badajoz y María Dolores Palacios Sabán del I.E.S. Alba Plata.

En la modalidad de Formación Profesional Grado Medio, los ocho alumnos galardonados han sido María Teresa Jiménez Vaquero del I.E.S. Tamujal de Arroyo de San Serván; Sandra Ríos Acedo también del I.E.S. Tamujal; Sergio Toribio Barrientos del I.E.S. Zurbarán; Pilar García Sánchez del I.E.S. Castelar de Badajoz; Juan Cristian Barea Álvarez del Colegio Santa Madre Sacramento de Badajoz; Violeta Santos Gómez del I.E.S. José Manzano de Don Benito, Johanna Tostado Jordán del Colegio FP Global Formación Profesional de Don Benito, y Alan Ripoll Ovejero del I.E.S. Valle del Jerte.

Por último, en la categoría de Formación Profesional los dos premiados han sido Elena Caro Marchena, del I.E.S. Ágora de Cáceres y Luis Enrique Armenteros Esteban del I.E.S. Castillo de Luna de Alburquerque

En su intervención, el presidente de Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo, ha destacado que las Becas Espiga ponen de manifiesto “el compromiso de la entidad con la formación y la educación de los jóvenes de nuestra región”. Asimismo, ha asegurado que estos premios “son un reconocimiento al esfuerzo y dedicación” de los estudiantes, así como a la constancia y al talento, que “son instrumentos siempre válidos para una garantía de éxito”.

Manuel Pecero (Sentir de Barros): “Debemos diferenciarnos de lo que hacen las grandes envasadoras, y el AOVE ecológico es la mejor opción”

Posted on

52 sentir de barros

Entrevista con
Manuel Pecero
CEO y fundador de Sentir de Barros

En el año 2012, Manuel Pecero Águila decidió crear la empresa Demeter Global Trade con la idea de comercializar productos agroalimentarios de calidad, especialmente aceite de oliva virgen extra, aceituna de mesa y vino, tres iconos de Tierra de Barros donde tiene su sede, en la localidad de Villafranca de los Barros. Desde su infancia, Manuel  ha estado relacionado con el olivar ya que su padre se dedicó al mundo de la aceituna.

Durante dos años, visitó almazaras y molinos, probando y valorando sus productos, y entrevistando a los mayores expertos en aceite de oliva de España para documentarse y poder hacer realidad su sueño que tiene en la marca Sentir de Barros su razón de ser. Actualmente está muy centrado en la comercialización de AOVE ecológico procedente de aceitunas del suroeste de la provincia de Badajoz. La empresa también ofrece servicios de recolección de aceituna y gestión de fincas.

¿Cómo surgió el proyecto de Sentir de Barros y qué objetivos tiene?

Toda mi infancia está relacionada con el olivo. Mi padre se ha dedicado al mundo de la aceituna y yo desde niño le he acompañado. Aunque por circunstancias profesionales me aparté de este mundo, siempre he querido hacer algo relacionado con el AOVE y el olivo. Sin medios, tras una situación profesional difícil, comienzo en 2012 el proyecto Demeter Global Trade.

En un principio, nace como centro de compra-venta de aceitunas. Aunque no fueron fáciles los inicios,  hace unos pocos años vi materializado mi primera cisterna de aceite, y ahí nació Sentir de Barros. La marca no nace del marketing, nace de lo que yo sentí en ese momento al ver ese aceite de excelente calidad, y con esa emoción y orgullo comenzamos a comercializarlo. La idea es llevar a Tierra de Barros por bandera para que los propios agricultores que están todo el año trabajando la tierra puedan consumir sus productos.

¿Qué servicios ofrecen en la empresa?

Trabajamos desde el campo hasta el producto final, gestionamos fincas y hacemos labores en el campo. La agricultura está cada vez más mecanizada, por los problemas que hay con la mano de obra y también para poder ser competitivos.  Seguimos adquiriendo maquinaria agrícola para facilitar dicha  labor, y enfocando dicho trabajo al futuro del desarrollo del regadío de la zona, ya que a día de hoy  se están creando plantaciones nuevas y reestructurando muchas otras.

¿Qué tipos de aceites de oliva virgen extra comercializáis?

Contamos con tres AOVEs. Por un lado, un coupage de Morisca y Manzanilla; un monovarietal de Picual y nuestra niña bonita, y sobre la que más trabajamos, el ecológico que procede de las variedades Morisca y Carrasqueña, de olivos de las sierras del suroeste de Badajoz. El resto de variedades proceden de Tierra de Barros.

¿Están convencidos que gran parte del futuro está en el ecológico?

Una empresa como la nuestra debe diferenciarse claramente de lo que hacen las grandes envasadoras. Y el ecológico es una forma clara de hacerlo, sobre todo con variedades autóctonas de la zona. Actualmente los productos ecológicos, se están abriendo un hueco importante en los hogares extremeños. Y en el mercado internacional, lo mismo. Estamos muy activos en la asistencia a ferias y en diferentes degustaciones, de la mano de chefs de aquí. Por ejemplo, hemos promocionado los productos extremeños en la Feria Internacional del Chocolate en Madrid, Chocomad.

¿La idea es exportar también vuestros productos?

Estamos  trabajando ya en la exportación.  En concreto este año hemos visitado EE.UU., y hemos tomado contacto con una empresa de Miami especializada en la importación de productos españoles,  y en breve mandaremos los primeros AOVES. También tenemos en agenda viajes por Europa para incluir los AOVEs de Sentir de Barros en el mercado europeo. Además, esta campaña queremos por primera vez presentar el producto a concurso, porque sabemos que nuestro AOVE puede competir con los mejores y tenemos mucha ilusión en ello.