aceite de oliva y olivar

Las tres mayores envasadoras españolas de aceite de oliva compran en Extremadura

Posted on

Deoleo-Carbonell, Acesur-La Española y Sovena-Hacendado
compran aceite o aceitunas en la región cada campaña 

aceitunas

Los aceites de oliva virgen extra de las principales variedades extremeñas, como la Manzanilla cacereña, la Verdial de Badajoz, la Carrasqueña, la Cornezuelo o la Morisca son muy cotizadas por los grandes grupos envasadores españoles para sus coupages.

Cada comienzo de campaña, los comerciales de las tres mayores empresas del sector en España –Deoleo, Sovena y Acesur– firman contratos de compra con cooperativas productoras e industriales del norte de Cáceres, Sierra de Montánchez, la comarca de la Serena o Tierra de Barros, para comprar sus aceites de oliva virgen en unos casos o directamente sus aceitunas para sus almazaras.

Deoleo, propietaria de marcas como Carbonell o Koipe y con factoría en Alcolea (Córdoba) lo lleva haciendo durante muchos años para su AOVE premium.

Mientras, la portuguesa Sovena, interproveedora de Mercadona para su marca Hacendado, tiene acuerdos anuales con más media docena de cooperativas de la región.

Además, el grupo sevillano Acesur, con envasadora en Dos Hermanas y almazaras en La Roda de Sevilla, compra habitualmente aceitunas en Extremadura.

“Vamos a promocionar nuestros aceites de oliva virgen extra de cacereña en el extranjero”

Posted on

justino corchero

Entrevista con
Justino Corchero
Presidente de la Denominación de Origen Gata-Hurdes

El gerente de la empresa Jacoliva, de Pozuelo de Zarzón, Justino Corchero, ha asumido la presidencia del consejo regulador de la Denominación de Origen Gata Hurdes, una de las dos existentes de aceite de oliva virgen extra en Extremadura, para dinamizar la apuesta por la calidad de los aceites de estas comarcas del norte de Cáceres, aumentar el número de operadores inscritos, mejorar su comercialización con nuevas herramientas, entre ellas la venta on line, y también apostar por la presencia en los mercados exteriores, más rentable que el mercado nacional, presionado por las marcas blancas y el desconocimiento de muchos consumidores sobre los aceites que compran.

¿Cuáles son los principales objetivos con los que ha asumido la presidente del Consejo Regulador de la DO Gata Hurdes?

El primero es crear una colaboración en competencia del sector productor, dentro de la zona geográfica protegida, con el objetivo de dar a conocer las magníficas cualidades de los aceites de cacereña. Y después, hacer partícipe a toda la cadena de producción de nuestros aceites de cacereña, en pro de la difusión de la misma, tanto a nivel nacional como internacional, para lo cual debemos de hacer posible la inscripción de todos los operadores de el área geográfica protegida.

¿Está previsto que nuevas entidades y marcas entren a formar parte de la D.O. Gata Hurdes a corto plazo?

Ese es un objetivo prioritario.

Los aceites de oliva virgen extra de calidad encuentran complicado entrar en los lineales del mercado nacional ante la competencia de las marcas blancas y debido a los precios ¿Cómo afrontan la promoción exterior las empresas y cooperativas de la D.O.? ¿Cuáles son los mercados exteriores estratégicos?

En estos momentos estamos organizándonos de puertas para adentro. Hemos conseguido sumar cinco marcas a las dos que existían y tenemos acciones de promoción nacional para este año 2014. En el último trimestre del año, planificaremos acciones de cara al exterior.

La D.O. ha estrenado una boutique virtual para promocionar y vender sus aceites. ¿Qué buscan con esta iniciativa?

Contar con una fórmula de comercialización rápida, que apoye las campañas de promoción y facilite que cualquier consumidor pueda disfrutar de forma inmediata de la calidad de nuestros aceites.

Por su orografía resulta complicado introducir el cultivo intensivo de olivar en las comarcas de Gata-Hurdes. ¿Es posible crecer con nuevas plantaciones de olivar que aumenten el volumen de aceite de oliva a producir y comercializar?

Contamos con una orografía montañosa y un cultivo minifundista. Además de una variedad de escaso rendimiento graso. El cultivo intensivo utiliza variedades que no están reconocidas por la DOP, por lo que parece a corto plazo poco viable este camino.

Nuestro desafío es difundir las excelentes características químicas y organolépticas de los aceites de cacereña, muchos de los cuales son el reflejo de este tipo de cultivo de secano, de la vieja edad de los olivos, de la orografía de nuestras comarcas, de su tipo de suelos, un todo que hace muy complejos a nuestros aceites y los diferencia claramente de los procedentes de cultivos intensivos y de riego.

gata hurdes botellas

Las almazaras de Badajoz producen tres veces más aceite de media que las de Cáceres

Posted on

almazara

El olivar extremeño debe replantearse su futuro para poder obtener mejor rentabilidad en un panorama de precios bajos en origen ante el creciente aumento de la producción mundial.

El volumen de toneladas de aceite de oliva por almazara elaboradas en la región sigue siendo muy bajo en relación a otras regiones. Sobre todo en el caso de la provincia de Cáceres, que cuenta con 42 almazaras activas para una producción de sólo 9.500 hectáreas la campaña pasada. Una media muy baja de 226 toneladas por almazara que dificulta su supervivencia, especialmente en el caso de los graneles.

En el caso de la provincia de Badajoz, sus almazaras producen en torno a los 657 toneladas de media. El 75% del aceite de oliva extremeño procede de almazaras ubicadas en la provincia de Badajoz.

Tanto por sus variedades más habituales -verdial, cornezuelo, manzanilla cacereña, morisca- y por su orografía, el olivar extremeño presenta una baja productividad, en torno a los 196 kilos de aceite por hectárea, frente a los 610 kilos de media de Andalucía o los 234 kilos de Castilla-La Mancha.

Extremadura dispone de 119 almazaras de aceite y más de 150 bodegas de vino

Posted on

La región es la segunda productora española de vino y aceituna de mesa, y la tercera de aceite de oliva

almazara

Casi cuando los vendimiadores han recogido sus cajas de uva en Tierra de Barros, Cañamero o Matanegra, las cuadrillas comienzan la recogida de la aceituna de verdeo, este año muy conflictiva por los bajos precios y por la incertidumbre de una corta cosecha de aceite de oliva prevista. Después vendrá, con la entrada del invierno, el trasiego de aceituna en las almazaras.

El olivo y la vid, desde tiempos romanos, han marcado gran parte del paisaje rural de Extremadura, abarcando casi 250.000 hectáreas en el caso del olivar y unas 80.000 en el caso del viñedo. En una campaña media, Extremadura produce unas 50.000 toneladas de aceite de oliva -excepcionalmente fueron 60.146 la anterior- y unos cuatro millones de hectolitros de vino y mosto.

Dos sectores estratégicos para el agro extremeño y su sector agroalimentario que pese a la irrupción de un buen número de bodegas y almazaras privadas con excelentes marcas siguen comercializando gran parte de su producción a granel. Y muy enfocadas a la exportación, donde pueden conseguirse mejores precios en mercados como Italia, Portugal, Francia, Rusia, Países Bajos y China.

Tanto la aceituna, para almazara y verdeo, como el vino siguen teniendo en los bajos precios en origen su principal caballo de batalla. Lo ocurrido en la pasada campaña 2013-2014, con espectaculares producciones en ambos productos, es el mejor ejemplo. Las perspectivas para esta campaña tampoco acompañan.

En el caso de la aceituna de verdeo, los productores de las comarcas del norte de Cáceres se han llegado a plantar y no entregar aceituna a primeros de septiembre ante lo que consideran precios muy bajos. Muchos incluso llevarán sus aceitunas de doble aptitud para moler a las almazaras en busca de mejores precios ante la corta cosecha de aceite de oliva prevista en España y Extremadura, en torno a un 40% menos.

En el caso de la uva, los precios pagados a principios de septiembre en Tierra de Barros estaban entorno a 0,12 euros el kilo, la mitad que en otras zonas vitivinícolas como Valdepeñas en Ciudad Real, y hasta siete veces menos que el dinero que reciben los agricultores de Ribera del Duero y Rioja por su uva tinta.

bodega