comunicaciones

Antonio García Salas, Coordinador de Sudoeste Ibérico en Red: “El Corredor del Sudoeste Ibérico supondría un cambio total en la movilidad de las mercancías y las personas”

Posted on

68 Antonio Garcia Salas

Entrevista con
Antonio García Salas
Coordinador de Sudoeste Ibérico en Red

El Corredor Sudoeste Ibérico es la denominación que se propone al eje territorial existente entre Madrid y el litoral portugués concebido como un flujo de mercancías, pasajeros, energías e información. Es necesario el desarrollo de  infraestructuras de transportes, en un territorio que durante siglos ha estado desconectado y partido por una frontera, condenándola a ser un “cul de sac”. Hoy las comunicaciones pueden transformarla en un lugar de paso y de conexiones. La principal infraestructura ferroviaria que vertebrará este territorio y que conectará Madrid con Lisboa y Sines está incluida dentro de la Red Básica Europea de transporte en el denominado Corredor Atlántico.

Desde el punto de vista de la competitividad real de las empresas extremeñas, ¿qué supondría el Corredor del Sudoeste Ibérico?

Supondrá menores costes de transportes, mejor calidad y seguridad de servicio, más alternativas para la salida de productos y un cambio total de escenario en la movilidad de las personas, que también es muy necesaria, desde nuestros profesionales para salir a vender al exterior, como de nuestros clientes y proveedores para que vengan a visitar nuestras instalaciones. Nos conecta con el mundo mucho más eficientemente y eso nos sitúa en nuevos mercados. Se calcula entre 8 y 10 céntimos el sobrecoste de transporte de un kilo de fruta para situarlo en Europa.

En los últimos años todos los problemas del transporte y logística de Extremadura parecen focalizarse en el Tren de Alta Velocidad ¿Hay muchas más variables?

La infraestructura que demandamos y que está prevista es una Línea de Alta Velocidad mixta de pasajeros y mercancías. Sobre esta línea pueden circular muchos tipos de trenes, no solo de alta velocidad. Pero no solo es importante esta línea, también la conexión con Puertollano, que está en marcha su mejora, que nos conecta con el Corredor Mediterráneo y la conexión con Sevilla y Huelva, en las que se están haciendo importantes mejoras. Y en los próximos años tenemos que conseguir incluir dentro del Corredor Atlántico de la UE la conexión Plasencia – Salamanca. Y no debemos limitarnos a las líneas ferroviarias, es esencial impulsar la autovía a Valencia y a Granada, y en el Norte la de Coria- Castelo Branco. Somos pocos y estamos muy dispersos. Hay que aprovechar los recursos limitados.

¿Existe el mismo interés por parte del sector empresarial portugués por el proyecto del Corredor del Sudoeste Ibérico?

En Portugal se ha mirado mucho a Lisboa y parecía que solo existía Lisboa, y en los últimos quince años han irrumpido dos grandes infraestructuras que han cambiado el Alentejo; Alqueva y el Puerto de Sines. Se cambian más fácilmente las infraestructuras que las mentes, pero aunque han tardado en reaccionar, veo ahora unas ganas inmensas de hacer cosas y de situarse en el mundo. A primea vista parece que solo es el turismo, pero una va por Alqueva y puede ver una gran revolución agroindustrial. Pero también nos pueden sorprender en el Alentejo con grandes industrias aeronáuticas.  Portugal se ha puesto las pilas, y está muy bien preparado para la globalidad.

Hoy en día las grandes plataformas logísticas son claves en el futuro empresarial y comercial de cualquier zona ¿Extremadura debe tener un papel clave en ellas?

La Península Ibérica puede y debería convertirse en la gran Plataforma Logística de Europa que conecte el continente europeo con África, América y Asia, y en este reto global el Puerto de Sines se puede convertir en el gran conector de Europa con las “Rutas de la Seda del Siglo XXI” (One Belt, One Road). La conexión Sines –Madrid es el broche que cierra un circuito mundial. Sería inadmisible que perdiésemos este tren. Si el turismo es la gran industria española, y ahora portuguesa, y apenas hemos participado en ella, sería irresponsable que no estuviésemos muy atentos a sumarnos a la red logística jugando un papel de conector interior, y también podemos serlo con el exterior con los aeropuertos de Badajoz y Beja. En el siglo XXI la logística es la actividad más importante para competir en los mercados globales.

68 CSOI Horizonte 2030

Jorge Gruart (Coordinadora de Empresarios de Mérida): “El cierre del ferrocarril de la Vía de la Plata fue un gran error”

Posted on

72 Jorge Gruart

Entrevista con
Jorge Gruart
Presidente de la Coordinadora de Empresarios de Mérida (CEM)

Jorge Gruart Vila es el presidente de la Coordinadora de Empresarios de Mérida además del responsable de la empresa Ibelcap S.L., fundada en 1992 junto al grupo Belgian Bottlecap Mf, para el diseño y fabricación de de cápsulas termorretráctiles y de sobretaponado para envases de vino, aceite, cervezas y otras bebidas.

¿Cómo valoran el actual estado de las comunicaciones logísticas de Extremadura?

Siendo Extremadura una región de interior, lo que sin duda ha dificultado su dinamismo económico, hay que reconocer que han mejorado mucho sus infraestructuras con carreteras y autovías. Mérida, que desde la época romana mantiene su situación privilegiada como nudo de comunicaciones, ahora como eje de la A 66 y la A 5, tiene la asignatura pendiente de sus conexiones por ferrocarril, con trenes que en algunos tramos circulan a 46 kms/hora. Ello hace que algunos de nuestros productos, principalmente los perecederos, tengan problemas para llegar a tiempo a determinados mercados, y con costes elevados.

Es crucial para nuestras empresas mejorar la red ferroviaria, tanto para viajeros como mercancías. Hay que seguir reivindicándola ante la administración central, ya que es imprescindible y urgente para establecer comunicaciones más fluidas con los puertos y núcleos importantes del país. Así lo hicimos recientemente en Cáceres, apoyando un Manifiesto suscrito por el Círculo de Empresarios de Plasencia, Círculo de Empresarios de Cáceres, Círculo de Empresarios de Badajoz y Coordinadora de Empresarios de Mérida, recordando que “…desde los años 80 del pasado siglo se cercenó a Extremadura la posibilidad de mantener  comunicación fluida, a través del tren, con el norte del país, sus importantes puertos y núcleos industriales, si no era a través de Madrid, quedando  Extremadura incomunicada veinte años”.

Como responsable de una de las industrias importantes de Mérida, Ibelcap, ¿la actual situación es un hándicap comercial frente a sus competidores?

La situación que padecen nuestras empresas en general, por las comunicaciones ferroviarias en Extremadura, son desfavorables en todo tipo de relaciones socioeconómicas. En las circunstancias actuales, en las que se suprimen stocks, recibiendo las mercancías con prontitud y un buen servicio, son un factor indispensable.  Nuestras empresas, adaptándose a nuevos métodos, saben del éxito que significa la cercanía al cliente. El buen momento de nuestro sector turístico logrará su mayor consolidación cuando disponga de las mejores conexiones.

Por su situación central en el mapa de Extremadura, ¿Mérida debe tener más peso logístico en las exportaciones regionales?  

La ubicación de Mérida sigue siendo excepcional. Ya desde el siglo pasado, el ferrocarril siempre estuvo unido al desarrollo de la ciudad y debería asumir su importante protagonismo como centro logístico para nuestras exportaciones. Esto siempre podrá complementarse con la Plataforma Logística de Badajoz, que también necesita reforzar la conexión ferroviaria con Sines y simplificar su gestión administrativa. Sobre todo, en nuestro sector agroalimentario, en el que Mérida se encuentra en el estrechamiento entre las dos vegas del Guadiana, destacando nuestra productividad del tomate. Debemos mirar la reducción de costes, compitiendo con empresas ubicadas en Portugal y Andalucía, ante la importancia que tiene llegar a tiempo a determinados mercados.

¿El cierre del tren de la Vía de la Plata fue negativo para el desarrollo regional?

El cierre del ferrocarril de la Vía de la Plata fue un gran error, principalmente por cuanto significaba como vía de comunicación y eje de desarrollo por la cornisa Cantábrica y, también, por restar posibilidades a casi mil kilómetros a lo largo de la raya de Portugal, que sigue siendo la frontera más larga y subdesarrollada de la Comunidad Europea. Ya en su día, la Cámara de Comercio de Asturias hizo la propuesta de desarrollo norte-sur, que fue apoyada por todas las cámaras de la Ruta de la Plata Gijón-Huelva. Se proponía unir estas ciudades por una línea de ferrocarril rápida y autovía. Menos mal que tenemos la autovía, que está permitiendo la entrada de personas (turismo) y mercancía entre el norte y el sur. Aun así, pienso que habría que reestudiar la Ruta de la Plata como un relevante eje de actuaciones.