El sector agrario y ganadero extremeño invirtió más de 31 millones de euros en comprar 680 tractores nuevos en 2015

Posted on

ptractor

Los agricultores y ganaderos extremeños compraron el pasado año 680 tractores nuevos, de los que 510 fueron matriculados en la provincia de Badajoz y 170 en la de Cáceres.

Según los datos oficiales del Ministerio de Agricultura,  la potencia media de los tractores adquiridos en Extremadura el pasado año fue de 78KW/unidad. En este mismo año se compraron en la región un total de 275 remolques. Teniendo en cuenta el precio medio en euros por Kw en el mercado de tractores, la media de inversión en la compra fue de 45.800 euros sin IVA. Es decir, el año pasado el sector agroganadero regional destinó algo más de 31 millones de euros a la compra de tractores nuevos. Salvo cinco de ellos, el resto era de ruedas.

En toda España se vendieron el pasado año un total de 10.587 tractores nuevos, con una inversión conjunta superior a los 860 millones de euros sin contar el IVA. La potencia media de los tractores comprados en España es algo superior a la media de Extremadura, en torno a 84,4 Kw.

Según el Ministerio de Agricultura, “estos valores quedan muy por encima de la potencia media del parque nacional que, al 31 de diciembre de 2015, era de 48,9 kW (66,5 CV/tractor), de acuerdo con los datos procedentes del censo de los Registros Oficiales de Maquinaria”.

Durante el 2015 ha habido una fuerte demanda de tractores estrechos (viñeros y frutales, especialmente) que representan el 35,6% del mercado nacional. Más de la mitad de los tractores están comprendidos entre 50 y 90 kW, siendo el segmento más numeroso el de 70-90 kW.

Ilustración: J.C. Florentino

“Contar con un sello de calidad para la ciruela extremeña sería algo muy beneficioso”

Posted on

Emilio SánchezEntrevista con
Emilio Sánchez Serrano
presidente del Grupo de Frutas de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Emilio Sánchez conoce de primera mano los retos y problemas de la fruta extremeña como agricultor de El Torno y presidente de la Agrupación de Cooperativas del Valle del Jerte desde comienzos del 2014.

Desde el sector de la fruta se viene reclamando que potencie las nuevas variedades, con más innovación y que facilite el transporte? ¿Qué se ha hecho?

El sector de la fruta de hueso tiene ante sí retos de modernización, diversificación, logísticos y de estructuras. Hasta el momento, la Administración ha dado algunos pasos, como es el anuncio realizado al inicio de esta legislatura por la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, para la creación de un plan estratégico de la cereza con el que conocer su potencialidad y reivindicaciones.

El anterior Gobierno regional avanzó en la elaboración de un estudio de situación sobre las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades del sector extremeño de fruta de hueso. Pero la segunda fase, que es la de diseñar un plan de acción en calidad, comercialización y marketing, logística y transporte, está paralizado.

¿Sería deseable una concentración de la oferta de fruta en manos de las cooperativas para poder mejorar su negociación?

Eso es precisamente lo que ofrecen ya de por sí las cooperativas a sus socios: mayor poder de negociación y competitividad en el mercado, además de una serie de servicios importantes. Las cooperativas no nos limitamos a almacenar productos, sino que los transformamos e incorporamos valor añadido a los mismos. Tenemos un papel fundamental en la economía agraria y en el mundo rural. Venimos realizando un importante esfuerzo en cuanto al desarrollado de procesos de integración y concentración.

Pero la gran asignatura pendiente es el transporte, porque por carretera tiene un altísimo coste y lo que necesitamos son buenas líneas ferroviarias y nudos de transporte a puertos. Necesitamos con urgencia un transporte eficiente y competitivo.

Extremadura, a excepción de la cereza del Jerte, no tiene ningún sello de calidad para su fruta de hueso, en especial para la ciruela.  

Extremadura es la principal productora española de ciruela y su calidad es indiscutible. Aún así, contar con un sello de calidad sería algo muy beneficioso, sin duda. Se han realizado estudios para diferenciar la ciruela extremeña del resto, pero para contar con un sello de calidad tipo IGP o DO hay que argumentarlo mucho y es un proceso largo y complicado.

Aunque funcionan desde hace años algunas iniciativas  para dar salida a excedentes o fruta de destrío, se echa en falta más protagonismo de Extremadura en el mercado de zumos, mermeladas, etc ¿Es una de las vías de crecimiento en el futuro?

Es un proceso de transformación que debemos aprovechar. Las cooperativas de fruta socias de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura venden su fruta fresca, la venden también para zumos y hay otras que ellas mismas elaboran mermeladas y licores de frutas. Estamos trabajando en llegar al consumidor final y hay que seguir haciéndolo en este sentido.

Bodegas Payva y Bodegas Toribio, las grandes triunfadoras de los Premios Espiga a los mejores vinos de la DO Ribera del Guadiana

Posted on

espiga

Los vinos extremeños piden paso sin complejos. Prueba de ello son los vinos premiados en las distintas categorías en la XVII edición del concurso de vinos Premios Espiga-DO Ribera del Guadiana que organiza la Caja Rural de Extremadura.

La entrega de premios tuvo lugar en el Conventual de San Benito en Alcántara y contó con la presidente entre otros del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y del presidente de la Caja Rural de Extremadura, Urbano Caballo Arroyo.

Un total de 12 bodegas, ocho empresas y cuatro cooperativas, han resultado premiadas con los distintos  galardones en vinos blancos, rosados, tintos cosecha, tintos roble, tintos crianza y tintos reserva.

Las dos grandes triunfadoras de los Premios Espiga han sido para el Payva Semidulce 2015 de Bodegas Martínez Payva de Almendralejo que ha recibido el Gran Espiga y para el Viña Puebla 2013 de Bodegas Toribio de Puebla de Sancho Pérez, que recibió el Premio Tapón de Corcho.

Las otras bodegas que han resultado premiadas han sido la Cooperativa Santa Marta Virgen de Santa Marta de los Barros, Viñaoliva de Almendralejo, la Cooperativa Montevirgen de Villalba de los Barros, CAVE San José de Villafranca de los Barros, Bodegas Valdeorite de Fuente del Maestre, San Marcos de Almendralejo, Viñas de Alange de Alange, Viñedos y Bodegas Carabal de Alía, Bodegas López Morenas de Fuente del Maestre y Bodegas Romale.

La Espiga de Oro en tintos reservas ha sido para el Carabal Gulae 2011 de Viñedo y Bodegas Carabal, de Alía, propiedad de la familia Banús.

“Hacen falta ya plantaciones de olivar superintensivo en nuestra zona y para eso necesitamos el regadío”

Posted on

juan carlos la milagrosaEntrevista con
Juan Carlos Medina
Gerente de la Cooperativa La Milagrosa de Monterrubio de la Serena

Extremadura ha tenido en general una muy buena campaña de aceite de oliva en volumen. En el caso de La Milagrosa, ¿cómo ha sido?

La Milagrosa, con la tendencia de Extremadura, ha tenido una muy buena cosecha, superando su record de producción, estableciendo este en 9.150.000 kg de aceituna. La calidad del aceite ha sido muy buena, ya que la aceituna ha entrado con mucha regularidad, al acompañar el tiempo de la recogida, lo que ha supuesto el molturar la aceituna en menos de 48 horas, produciendo aceites de muy buena calidad, y con aromas como el tomate, a manzana verde, verde hoja tan peculiares de nuestra Cooperativa.

Desde hace más de un año el aceite de oliva en origen mantiene precios por encima de los 3,30-3,60 euros para el virgen extra que permiten al cultivo ser rentable ¿Se pueden mantener estos precios en el futuro sin perder consumo?

Sinceramente creo que estos precios son los que debe tener el aceite, y cualquier bajada de precio supondría al agricultor un abandono de este cultivo. El consumidor quiere aceites vírgenes extra de calidad y para darle esta calidad tenemos que cuidar la producción para separar el fruto idóneo y la calidad necesaria. Por lo que creo el consumo se debe mantener en unos niveles normales.

bodegon la milagrosa

La Milagrosa ha apostado por el cultivo y la producción en ecológico. El mayor esfuerzo que supone ¿tiene recompensa en los mercados?

La producción Ecológica necesita un gran convencimiento del agricultor, y una ayuda de la administración ya que el precio del aceite ecológico en el mercado, no es capaz de recompensar el coste de producción de este aceite. De no ser así, cada día era disminuyendo la producción de este excelente aceite, el cual ya  tiene una cuota de mercado abierta en países como EE.UU., Alemania, Francia Reino Unido.

¿Cómo afronta vuestra cooperativa los mercados exteriores para las ventas de aceites de oliva virgen extra envasados?

La comercialización de nuestros aceites envasados es nuestra gran meta. En el mercado nacional vamos escalando cada año, en volumen de envasado. Si es cierto que la comercialización en el mercado exterior, es más complicada y necesita de una apuesta de medios materiales y personales a largo plazo, las cuales no somos capaces de rentabilizar aún.

Se lleva hablando muchos años de la implantación del regadío en el olivar de Monterrubio. ¿Cómo se encuentra el proyecto y qué supondría de llevarse a cabo para el olivar de la zona en aumento del volumen de producción?

Como se ha hablado mucho, y necesitamos realidades, el agricultor está saturado de buenos planteamientos, necesitamos por parte de la administración una propuesta seria y realizable. El proyecto de riego de Monterrubio se ha convertido en promesa recurrente para programas políticos, y necesitamos realidades, se está jugando con el futuro de una comarca y el futuro del olivar de nuestra zona. Espero que el agua llegué a Monterrubio pronto ya que llevamos muchos años de retrasos, con plantaciones de superintensivos, que son las que hacen falta ya en nuestra zona.

El presidente de Cajamar destaca el gran potencial agroalimentario de Extremadura en la apertura de su primera oficina

Posted on

Equipo directivo de Cajamar y de la nueva oficina de Mérida con el presidente Eduardo Baamonde (tercero por la izquierda)
Equipo directivo de Cajamar y de la nueva oficina de Mérida con el presidente Eduardo Baamonde (tercero por la izquierda)

“Extremadura es una de las regiones más importantes del sector agroalimentario y lo va a ser más en el futuro”. Con esta frase, el presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, ha justificado la apertura de la oficina de la mayor caja rural de España en Extremadura, concretamente en la Calle Félix Valverde Lillo de Mérida, a escasos metros de la Plaza de España.

La oficina extremeña, a la que pueden seguir más en localidades por decidir, se convierte así en la número 1.242 de Cajamar, entidad que cuenta con cuatro millones de clientes y un volumen de negocio de 67.900 millones de euros. El grupo dispone del 14% de cuota de mercado en financiación del sector agroalimentario en España y ya contaba con importantes clientes en la región.

El acto de inauguración ha contado con la presencia del presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde Noche, el director general, Francisco González López, el director territorial de Expansión, Nicolás López Ruiz, el director de Banca de Empresas de Economía Social, Miguel Rodríguez de la Rubia y el director de la nueva oficina, José Luis Iglesias.

El presidente de Cajamar destacó que resulte “atípico” que abren sucursales cuando hay varias entidades muy importantes que están pensando en cerrarlas, pero que confían plenamente en el potencial de Extremadura a la que llegan para “sumar y ser un instrumento útil en la financiación de toda la cadena, desde la producción a la comercialización y la exportación”.

Precisamente la internacionalización de las empresas y cooperativas agroalimentarias es una de las áreas claves en Cajamar, que cuenta con grandes clientes exportadores en sus provincias más importantes como Almería, Málaga o Murcia.

Cajamar también es uno de las entidades financieras de referencia del grupo cooperativo Dcoop, que negocia en la actualidad la integración de las cooperativas de Acorex que no se fueron con el grupo navarro AN. Según el presidente de Cajamar, la llegada de la entidad financiera es independiente de la de Dcoop.

A preguntas de Caudal de Extremadura, Baamonde aseguró que mantiene buenas relaciones con las dos cajas rurales extremeñas, Caja Rural de Extremadura y Cajalmendralejo. “Venimos a conseguir que la tarta sea más grande, no a quitar parte de la tarta a nadie”, aseguró. También descartó entrar en el accionariado de empresas agroalimentarias que deben ser gestionadas “por empresarios”.

Durante el pasado 2015, Cajamar abrió 14 oficinas en toda España y en este año 2015 prevé la apertura de otras 10 nuevas en distintas localidades de Andalucía, Extremadura, Baleares, Canarias, Cataluña y Castilla-La Mancha.

“La demanda de plantones se ha mantenido aunque los precios de la fruta no hayan sido buenos “

Posted on

50 ALISEDA provedoEntrevista con
Luis Aliseda
Director del centro de I+D de Provedo en Extremadura

Se habla mucho de reestructuración varietal, ¿se ha notado en las últimas campañas una mayor demanda de plantones de nuevas variedades?

En las últimas campañas los precios de la fruta no han sido muy buenos y sin embargo, la demanda de plantones se ha mantenido. Los melocotones amarillos clásicos han mantenido precios y la demanda especialmente de variedades precoces ha crecido en este tipo de fruto. También, ha crecido la demanda de variedades de ciruela y se busca igualmente la precocidad o la alta productividad. La demanda de nuestras variedades de ciruela de alta productividad  y buenas aptitudes a la poscosecha, línea EBONY®, también ha tenido un comportamiento muy bueno.

El sector de la fruta extremeña se concentra especialmente en ciruela, nectarina y melocotón. En los ensayos de campo ¿se ha visto cómo hay otras frutas que pueden tener futuro?

Al final las condiciones climáticas son muy importantes y selecciona con el tiempo qué producto es más competitivo para cada zona. Extremadura es una plaza importante para la ciruela, es éste un cultivo que se adapta muy bien a nuestros suelos y condiciones climáticas.

Respecto a la nectarina, melocotón y paraguayo, son productos donde hay que tener muy en cuenta las floraciones en nuestra región, y nuestras variedades son de floraciones medias y tardías, que no hay que olvidar que en primavera hiela. Muchas de las variedades plantadas en los últimos años son de floración excesivamente precoz, quizás animados todos por una mala interpretación del cambio climático que dará inviernos más cálidos pero no elimina la posibilidad de heladas primaverales. En este aspecto nuestra nueva gama de variedades EXTREME®PLUS trabajan muy bien en condiciones de inviernos cálidos y tienen floraciones medias en su mayoría quedando perfectamente adaptadas a estas nuevos cambios en el clima.

La durabilidad de la fruta es clave para llegar a los mercados de exportación en buenas condiciones ¿Las nuevas variedades en investigación tienden a estas características?

Evidentemente, las nuevas y las anteriores. Es uno de los principales objetivos en nuestros protocolos de selección, el conocer qué aptitudes de poscosecha tiene la variedad. Se están seleccionando productos que tienen unas aptitudes excepcionales para la exportación a larga distancia, de hecho se trabaja con empresas de Sudáfrica y Chile con esta intención y se están plantando este tipo de variedades en estos países con la intención de venderlas a nuestros mercados en invierno.

¿Cuáles son las principales líneas de investigación en el campo de la fruticultura en la que está trabajando Viveros Provedo en Extremadura?

 Trabajamos en especies de hueso, la ciruela japonesa, el melocotón rojo, la nectarina, el paraguayo, la platerina, la pavía, el albaricoquero, interespecíficos de las mismas, con carnes blancas, amarillas y rojas en todas las tipologías, más de 18 tipos de frutas de hueso de diferentes tipologías. Es, en definitiva, un programa de investigación muy potente en este tipo de frutas y muy especializado en estos productos.

La navarra AN devuelve el pulso comercial a las cooperativas de Acorex

Posted on

agroexpo 16

En menos de un año incorpora 21 cooperativas a su modelo de “acuerdos anuales con garantía de cobro” y factura más de 125 millones de euros, cerca de los 146 del último año de Acorex

De Tajonar a Mérida

La llegada del grupo cooperativo navarro AN a Extremadura ha dado por fin alivio a unos 2.000 agricultores y ganaderos extremeños que llevaban años viendo angustiados el desplome de Acorex. En menos de un año ha logrado convencer a 21 cooperativas de la región, entre ellas las que lideraban Acorex –San Isidro de Miajadas, Amalia de Sajonia y San Agustín de Obando- para asociarse a su modelo. La frase mágica que ha convencido a los consejos rectores y a los socios ha sido “garantía de cobro” tras tres años de acumular impagos, retrasos y deudas. Y la confianza parece haber ido en aumento. AN concentrará esta nueva campaña 324.000 toneladas de tomate de sus cooperativas asociadas en Extremadura que suman 3.700 hectáreas de cultivo. La mayoría, un 58%, lo harán con la industria cooperativa que lideró Acorex en su día en Santa Amalia, y un 37% con Conesa.

En menos de un año, AN ha logrado atraer a su modelo casi todo el negocio que Acorex tuvo en el año 2014, donde alcanzó los 146 millones de euros en ventas. Las 21 cooperativas asociadas a Acorex facturaron unos 125 millones el pasado año. Y las perspectivas pasan por crecer e integrar a nuevos socios. Hay que recordar que en sus mejores años, Acorex logró facturar más de 243 millones de euros con más de 5.000 socios.

Oficina en Mérida

El Grupo AN, que abrió hace meses oficina en la capital extremeña con un equipo profesional de más de diez personas, reconoce que al principio costó hacer entender su modelo de funcionamiento: cada ejercicio, deciden en qué actividades o negocios participan, de forma que pueden firmar el compromiso para comercializar todo su cereal -maíz, trigo, cebada, avena…- pero no hacerlo, por ejemplo, para el suministro de fertilizantes o semillas. Compromiso que cuando se firma es para la totalidad del producto.

El Delegado de AN en Extremadura, Víctor Larumbe, explica los inicios. “El principal escollo quizás ha sido explicar el modelo del Grupo AN, basado en la seguridad comercial absoluta, compromiso anual, capacidad de adaptación a cada socio y libertad de cada uno de ellos para trabajar en los negocios que en cada ejercicio quieran”. Ha logrado convencer a cooperativas de cultivos de regadío de las Vegas del Guadiana y el norte de Cáceres, y a otras más ganaderas en Campanario, Calera de León o Valdefuentes.

Cultivos clave

Junto al tomate para industria, el maíz es el segundo cultivo en importancia de las cooperativas extremeñas asociadas a AN, aunque también destaca la producción de fruta y arroz, junto a otros negocios como cereales de invierno, piensos, pimiento para pimentón de la Vera, vacuno, ovino, ibérico, aceite de oliva, hortalizas o tabaco. Y también la venta de suministros, entre ellos los carburantes.

Gigante agrario

El Grupo AN agrupa en la actualidad a 30.000 productores de Navarra, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, País Vasco y Extremadura, con una facturación en su año natural superior a los 715 millones de euros y más de 10 millones de beneficios.

Es el mayor grupo cooperativo de cereales en España y el cuarto operador en el mercado de cría de pollos, con más de 160.000 diarios. Una de sus grandes líneas de negocios es la horticultura, siendo una de las empresas líderes en producción de espárragos de Navarra, alcachofas de Tudela y pimientos de Lodosa, con su marca Dantza. También mantiene participaciones en industrias de congelado de verduras, y acuerdos con cuarta y quinta gama.