manzanilla cacereña

Gonzalo Simón de Cáceres (Aceitunera del Tralgas S.L.: “Una explotación de 5.000 has de olivar superintensivo puede producir la misma cantidad de Manzanilla Cacereña que todo el Norte de Cáceres junto”

Posted on

Entrevista con
Gonzalo Simón de Cáceres
Administrador Único de Aceitunera del Tralgas S.L.

La empresa Aceitunera del Tralgas, ubicada en Villanueva de la Sierra, es un referente en la  comercialización e innovación de aceituna Manzanilla Cacereña. Su propietario analiza con preocupación el futuro del cultivo. “En un cultivo de olivar tradicional, minifundista y socioeconómicamente subsidiado, es improbable el avance en innovación y comercialización”, asegura. “Además, me dirijo a Interaceituna, pues sólo se preocupan de los cobros, manifestando un total y absoluto olvido a la promoción del consumo de aceitunas naturales, y de los mercados nacionales y de la aceituna Manzanilla Cacereña”.

¿Cuál ha sido la trayectoria de Aceitunera del Tralgas?

Desde el año 1989 que comencé como gerente de Acenorca en Montehermoso tengo experiencia en el sector de la aceituna de mesa. Tras casi siete años allí creé en 1997 junto a otros dos socios una empresa para comercializar Manzanilla Cacereña. Y en el 2007 decidí abrir  mi propio almacén para comercializar la producción propia de aceitunas Manzanilla Cacereña en cultivo Integrado. Tras estos años, unos 50 olivicultores de la zona nos confían su producción. Creo que pagamos de los mejores precios de la zona y sobre todo generamos una gran seguridad. El bajo rendimiento para almazara y su precio hacen que los productores se decanten por recolectarla para mesa. Este año la hemos pagado en verde a 75 céntimos, que supone en torno a un 400% más que lo que se ha pagado en almazara con pírricos rendimientos del 10%. Nuestra capacidad productiva actual ronda los 2,5 millones de kilos.

¿Ha cambiado mucho el sector de la aceituna de mesa en la zona?

Lo único que ha cambiado ha sido la poda, la eliminación de sus restos, y la recolección, con cierta mecanización en los olivares donde se puede. La falta de mano de obra es un gravísimo problema. Lo que sí se ha notado es el abandono de gran número de antiguas explotaciones. Faltan agricultores a título profesional. En Villanueva de la Sierra con una producción en torno a 7 millones de kilos de aceituna solo estamos tres. La generación anterior que se dedicaba al campo se ha jubilado. La gran mayoría no viven de la aceituna. Es un complemento. El mejor ejemplo se ve en el nivel de aseguramiento de la producción, que es bajísimo en el sector.

La llegada del olivar superintensivo puede cambiar el sector de la aceituna de mesa ¿Es consciente el Norte de Cáceres?

Creo que no. Y es un problema gravísimo para esta zona. En una campaña récord, la zona norte de Cáceres desde Valverde de Fresno hasta Madrigal de la Vera puede recolectar en torno a 70/75 millones de kilos de aceituna Manzanilla Cacereña. El año pasado fueron sobre 18 millones. En una finca de 5.000 hectáreas de superintensivo pueden alcanzar este volumen con unos 12.000/14.000 kilos por hectárea. Con costes de recolección en torno a un céntimo por kilo frente a los 25 céntimos si se hace manualmente y los 12 céntimos si se hace con vareo mecánico. Hay grandes clientes míos del sector que ya cuentan con plantaciones de dos/tres años en Cáceres, Badajoz, Sevilla o Portugal. En cinco o diez años se producirá una gran cantidad de Manzanilla Cacereña en superintensivo que va a cambiar toda la comercialización, y el cultivo del olivar tradicional.

¿Y cómo se puede afrontar este nuevo escenario?

Una de nuestros puntos fuertes ha sido apostar por la conservación con fermentación natural láctica controlada. Y apostar por la calidad, trazabilidad total del producto y la búsqueda de nuevos mercados. Yo tengo dos clientes importantes en la zona del Campo Real en Madrid que compran aceituna Manzanilla Cacereña para su IGP y exigen los cuadernos de campo con certificación externa. Nuestro formato principal de comercialización es el barril nacional de 154 kilos, tanto para el mercado nacional como para Portugal y Centroeuropa. El fin provisional de los aranceles a EE.UU. es una buena noticia. Y también el cambio de consumo con aumento de las ventas de aceituna en los hogares durante la pandemia. Hay que seguir trabajando por la calidad y por un producto natural, diferenciado y obtenido mediante buenas prácticas culturales de producción y elaboración esmerada.

Escogido de aceituna Manzanilla Cacereña negras naturales en salmuera

José Martín Palomero (Aceitunera Granadilla): “La diferencia de precio entre aceituna para mesa y aceituna para aceite es elevado, debido al bajo rendimiento al molturar la aceituna”

Posted on

Entrevista con
José Martín Palomero
Director general de Aceitunera Granadilla

¿Cuál ha sido la evolución de la cooperativa en los últimos años?

Aceitunera Granadilla está formada por siete cooperativas bases más cuatro acuerdos comerciales con otras cooperativas de la zona, lo que supone alrededor de 1.000 socios y una producción media de 10 millones de kg de aceituna manzanilla cacereña anuales, siete de los cuales son de mesa y tres para obtención de aceite, teniendo sus instalaciones en Guijo de Granadilla (Cáceres).

Al frente de ella se encuentra José Martín Palomero, asumiendo tanto la presidencia como la gerencia y la comercialización desde el 2014, cuando a los 34 años se convirtió en uno de los Presidentes más jóvenes de Extremadura.

Las cooperativas bases que pertenecen a Aceitunera Granadilla son Santísimo Cristo Remedios (Ahigal), Aceitunas Verdes de Mohedas (Mohedas de Granadilla), Cristu Benditu (Guijo de Granadilla), San Juan Bautista (Cerezo), San Pedro Alcántara (Palomero) y Santiago Apóstol (Marchagaz). Los acuerdos comerciales que tiene firmados son con la cooperativa Cruz Bendita (Casar de Palomero), Agrupación Cooperativas Valle del Jerte, Cooperativa Virgen de Fátima (Pedro Muños), Agroace (Azabal).

Formamos nuevo consejo rector hace siete años, debido a que la situación era crítica en aquel momento, con 800.000 € de deuda bancaria y liquidando las aceitunas al socio a bajos precios y con atrasos en los pagos, lo que ocasionaba la pérdida de socios. A día de hoy se paga el 80% de la campaña en diciembre y el resto en febrero, no teniendo deudas con el banco y habiendo hecho inversiones por importe de 650.000 € sin necesidad de financiación externa, sino con los beneficios obtenidos de trabajos a terceros. Ejemplos de estas inversiones son la instalación de gasolinera para todos los públicos, compra de camión, ampliación de la bodega de aceite y modernización y mejoras en la entamadora.

¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la cooperativa en los próximo años?

Estamos intentando reducir lo máximo posible los gastos y aumentando los ingresos, tanto con los acuerdos comerciales como haciendo inversiones que den rentabilidad, con el objetivo de descontar los menos posible al socio e intentar sufragar los gastos de la cooperativa con nuestros propios ingresos, puesto que nos espera un futuro incierto cuando se empieza a recolectar el superintensivo plantado en la provincia de Cáceres, el cual conlleva unos gastos irrisorios en comparación con nuestro olivar tradicional. Hay que ser conscientes que va a cambiar el sector, por nuestra parte tenemos que defender el olivar tradicional y sus valores. En cuanto a la cooperativa la intención es generar más beneficios extraordinarios para así sufragar gran parte de los gastos de la cooperativa.

La Manzanilla Cacereña ha sido la seña de identidad de la cooperativa ¿Hay mucha competencia entre almazara y verdeo?

La aceituna manzanilla cacereña es excepcional por sus cualidades y por su baja producción, puesto que se limita al  norte de Cáceres exclusivamente. En nuestra zona, los olivares se preparan para producir aceituna de mesa, ya que la diferencia de precio entre la aceituna para mesa y la aceituna para aceite es elevado, debido al bajo rendimiento al  molturar la aceituna.

¿Habéis aumentado el envasado de AOVEs con marca propia?

Nuestro mercado, en lo referente a aceite envasado, se limita a nuestro entorno, principalmente el mayor volumen lo consumen nuestro socios, aunque en los últimos años se han incrementado bastante las ventas en nuestra tienda y sacando al mercado una nueva línea de aceite de perdigón, con un color verde intenso característico, además de la comercializada habitualmente con una acidez de 0.1-0.2. Se está trabajando en un proyecto de cambio de marca y nuevos formatos de envasado de aceite para abrir nuevos mercados y posicionarnos en el mercado web.

¿Hay posibilidades de nuevas plantaciones de olivar o resulta complicado?

En la actualidad no es rentable sembrar olivar en secano y no tenemos posibilidades de regadío a pesar de contar con zonas que dispondrían de agua para ello, con lo cual nuestro reto es defender nuestra producción limitada y con unas características exclusivas, tanto en aceituna de mesa por su textura y buen comer como en aceites por sus características organolépticas.

Justino Corchero (Jacoliva): “Las botellas de AOVE de zonas rurales y de montaña deberían llevar un sello de cultivo social”

Posted on

46 JUSTINO

Entrevista con
Justino Corchero
Gerente de Jacoliva

Jacoliva, ubicada en Pozuelo de Zarzón (Cáceres), es una de las almazaras y marcas más conocidas del sector oleícola extremeño y la variedad Manzanilla Cacereña en particular. Su gerente, Justino Corchero, también es el presidente de la Denominación de Origen de Aceite Gata-Hurdes. Jacoliva siempre ha sido una empresa muy innovadora y con gran visión exportadora.

¿La diferenciación de la Manzanilla Cacereña es la principal seña de identidad de vuestros AOVEs?

La Manzanilla Cacereña se da en una zona geográfica y con un clima muy concreto, y no se está sembrando como tal en otras partes del mundo. Esta diferenciación hay que aprovecharla, aunque tenga sus limitaciones en cuanto al rendimiento obtenido. Nosotros estamos acostumbrados a trabajar con rendimientos del 7 u 8 % que para otras variedades serán impensables. Y si te vas a elaboración de AOVEs tempranos, te puedes ir al 5 ó 6% incuso. Ello nos ha obligado a sobrevivir. Cuando la gente de nuestro sector compra la aceituna al precio en origen que marca el PoolRed, nosotros tenemos que competir con la aceituna de mesa, que es otro mundo. Cuando los precios actuales están tan bajos como ahora, debemos tener claro que nuestros costes están en torno a los 3,50/kilo de aceite. Hay que adaptarse.

¿Se valora lo suficiente este tipo de cultivos, en muchos caso de sierra, y claves para la supervivencia de muchos pueblos y zonas rurales?

Creo sinceramente que nuestros aceites y los de otras zonas rurales no llevan un sello en el envase que sí deberían llevar: el de ser un producto muy social. Para hacer mil kilos de aceite de oliva tengo que trabajar con 15 familias de productores. Está muy de moda hablar de la despoblación en zonas rurales pero en realidad nadie se preocupa de ella. Vivo en un pueblo de 600 habitantes y es triste decirlo pero a mí se me mueren los clientes porque los pueblos se quedan vacíos. El olivar tradicional y de montaña es un cultivo muy social, además de medioambientalmente sostenible, y todas estas cuestiones hay que ponerlas en valor y destacarlas. En muchas zonas del norte de Cáceres como Sierra de Gata, el cultivo del olivar es un complemento de rentas estratégico para muchas familias. Sobre todo porque con esta orografía y estos suelos, no hay otras alternativas de cultivo viables.

Jacoliva ha sido siempre muy innovadora en el lanzamiento de nuevos productos ¿habrá nuevas ideas?

Estamos trabajando en un producto de gran consumo que puede suponer una revolución en el mundo del envasado del aceite de oliva. Tiene una gran innovación y veremos cuál será la reacción del mercado. En unos meses lo veremos.

¿Cómo ves el consumo en España de aceites de oliva?

En nuestro sector siempre ha habido ciclos y cuando los precios han estado altos hay una recesión del consumo. España es un país que consumo por precio el aceite de oliva. Ahora se recuperará seguro con los precios actuales. Hay que tener en cuenta que hay familias que no pueden pagar 8 ó 9 euros por una botella de crista de AOVE. También hay que tener en cuenta que las cifras de autoconsumo, cada vez mayores, desvirtúan un poco las cifras de consumo reales. Hay un cierto consumo que está fuera de control y la Administración debería controlarlo más. Una cosa es autoconsumo para un particular y otra que ese aceite acabe en industrias de la zona.

46 jacoliva

Enmanuel Hermoso (La Almazara Tradicional): “Queremos que el 25% de nuestra producción sea en ecológico”

Posted on

48 enmanuel

Entrevista con
Enmanuel Hermoso
Gerente de La Almazara Tradicional

En pocas campañas –comenzó en abril del 2014– La Almazara Tradicional S.L., ubicada en Gata (Cáceres), se ha consolidado como una de las almazaras de referencia de Sierra de Gata y todo el norte de Cáceres, gracias a su decidida apuesta por la calidad, sin atajos. Cuenta con dos marcas: La Almazara Tradicional para Manzanilla Cacereña y Amorius para Picual 100% extremeño. La almazara cuenta con una tolva de recepción de 15.000 kg, una tolva pulmón de 35.000 kilos, un molino de 3.000 kg/h, una línea continua de 40.000 kg/día de la marca turca HAUS y una envasadora semiautomática de 4 grifos de vidrio y pet y 2 grifos para garrafas de 5 litros.

¿Cuál ha sido vuestra experiencia en estas campañas?

Llevamos ya cuatro campañas, la tercera se puede decir que completa. La última ha sido complicada porque los aceites no han resultado muy aromáticos, al ser tardía y haber poca aceituna Manzanilla Cacereña, y mucha irse a verdeo. La anterior, en cambio, la 17/18 fue sobresaliente en aromáticos, llegando a 4,9 en frutado y recibiendo varios premios como el segundo en Navalvillar de Pela en San Antón.

¿De dónde procede la aceituna que molturáis?

Tengo acuerdos con agricultores de la zona que tenían los olivares de Manzanilla Cacereña bastante abandonados y los hemos ido recuperando con mucho trabajo, Hemos conseguido casi 6.000 pies de olivos. Son olivos de secano, que algún año te pueden dar 30/40 kilos aceituna y otros solo cinco. En Picual contamos con un proveedor de siempre. Elaboramos un Picual distinto al del sur, muy equilibrado, aromático y asequible a cualquier cliente, no tan picante ni amargo.

¿Con qué marcas realizáis la comercialización?

Contamos con La Almazara Tradicional para la Manzanilla Cacereña y con Amorius para el Picual. Solo trabajamos productos extremeños. Este año también queremos lanzar el Picual ecológico e intentar en el futuro que el 25% de la producción sea ecológica porque lo demanda el mercado. El cliente demanda un sello que lo certifique, aunque nuestros aceites siempre salen limpios ya en la analítica  ya que usamos abonos florales ecológicos.

¿Fuisteis la primera almazara en equiparse con maquinaria de HAUS, el primer fabricante turco?

La experiencia ha sido muy buena, ya que se trata de equipos muy eficientes y con muy buenos agotamientos y rendimientos. Estamos muy contentos y nos hemos convertido en agentes comerciales únicos para España de la marca, porque estamos seguros de que sus máquinas serán referentes en el futuro en el sector oleícola.

Isabel Mérida (Olivalverde Ecológico): “Hemos conseguido comercializar un producto 100% natural de nuestra tierra como la Manzanilla Cacereña”

Posted on

42 ISABEL OLIVALVERDE

Entrevista con
Isabel Mérida
Directora de Olivalverde  Ecológico

¿Cuál fue el origen de vuestro proyecto olivarero, dónde está situado y que tipo de olivar y variedades lo componen?

Olivalverde surge de nuestra pasión por los productos naturales y por nuestra tierra. Nuestra familia ha trabajado en el campo desde hace generaciones. Teníamos algunos olivos en un pequeño terreno y pensamos: ¿por qué no intentar explotarlo? Decidimos ampliar el número de olivos y compramos un olivar en nuestro pueblo natal, Valverde la Vera (Cáceres), que cuenta con unos 1.000 olivos de la variedad Manzanilla Cacereña, la esencia de nuestro aceite.

Se trata de un olivar centenario, aunque hemos plantado nuevos ejemplares e incluso incorporado algunos de variedad Pico Limón, también producida más al sur de Extremadura. Queremos dar a conocer un producto autóctono, de calidad y natural. Producimos con etiqueta ecológica, velando por este proceso desde el cuidado de los olivos hasta el embotellado del aceite.

¿Por qué decidisteis envasar el AOVE producido con vuestra propia marca?

Decidimos envasar el AOVE con nuestra propia marca Olivalverde porque para nosotros la calidad y la esencia son pilares fundamentales. Queremos dar a los consumidores un producto natural, “del fruto a la mesa”. Esto, aunque pueda parecer trivial, conlleva una serie de requisitos estrictos que, muchas veces, no son los más rentables. Bajo nuestro concepto de calidad y esencia, proporcionamos un producto 100% ecológico. Cuidamos el olivar bajo los procedimientos ecológicos establecidos en la UE: no utilizamos pesticidas, fertilizantes de síntesis, antibióticos o aditivos.

La recogida de la aceituna es manual para evitar el golpeo del fruto, la moltura se realiza en una almazara con certificado ecológico y cuidamos estrictamente los tiempos entre recogida del fruto y transporte a la almazara, así como el proceso de embotellado. Estamos muy contentos e ilusionados de que este proyecto vaya creciendo cada año y llegando a más consumidores. Poder comercializar un producto 100% natural de nuestra tierra es un objetivo conseguido.

¿Cómo tenéis enfocada la comercialización del producto? ¿Habéis pensado en la exportación?

En los inicios, empezamos con la comercialización en un círculo más allegado: familiares, amigos, vecinos de la zona… El siguiente paso fue empezar a comercializar a través de puntos de venta, en tiendas de la región y en Madrid. Esto, junto con el “boca a boca”, nos permitió aumentar nuestras ventas. Vendemos también a través de nuestra página web. Por ahora no hemos pensado en la exportación, aunque tenemos clientes de Francia o de Austria. Nuestra explotación es limitada, con unos 1.500-2.000 litros de producción media anual.

Las comarcas del Norte de Cáceres reciben muchos turistas ¿hay que aprovechar esas visitas para potenciar el oleoturismo activo?

Por supuesto. Creemos que el norte de Cáceres tiene grandes recursos que lo convierten en un sitio idóneo para el cultivo del olivo.Sería muy interesante aprovechar el turismo en la zona para dar una mayor promoción a la gran calidad y diferencia de matices del aceite de   Manzanilla Cacereña. Hace unos meses realizamos una cata de aceite en nuestro olivar precisamente para acercar el producto a los consumidores.

Como productor pero como consumidor, cuando vas al super y ves AOVE casi a 3 euros el litro, ¿cómo explicar a un cliente que son al final dos productos muy distintos?

Pienso que el aceite está poco a poco abriéndose camino como un producto más especializado y no sólo como producto de consumo básico, al igual que podemos encontrar numerosos vinos en distintos segmentos y categorías.

El proceso de elaboración del aceite influye en el coste de producción, lo que repercute por tanto en precios finales diferentes. Hay una gran diferencia en los costes de un aceite producido por un pequeño productor de forma casi artesanal a los costes de un aceite que se produce a gran escala industrialmente. ¿En qué puede notarlo el consumidor? Fundamentalmente en el sabor, ¡por supuesto! Pero también a través de un mayor conocimiento de las diferentes calidades del  aceite de oliva y variedades de aceitunas. Los clientes de Olivalverde notan esta diferencia de calidad en el producto y hasta ahora… ¡repiten!

42 ok OLIVALVERDE

 

Justino Corchero (JACOLIVA): “Con aceitunas de muy bajo rendimiento y producción como la Manzanilla Cacereña, hay que innovar por obligación”

Posted on

42 justino-corchero-aceite-olive-virgen-extra

Entrevista con
Justino Corchero
Gerente de JACOLIVA

Justino Corchero es el gerente de Jacoliva, ubicada en Pozuelo de Zarzón (Cáceres), una de las empresas oleícolas más activas e innovadoras del sector extremeño con productos como Etnic y Luxuy MO. También es el presidente de la DO Gata Hurdes.

¿En qué momento se encuentra el proyecto Jacoliva y cuáles han sido sus principales logros en el año 2018?

Jacoliva sigue afianzando su objetivo principal que es la fidelización de nuestros clientes, aportando un gran valor como es un gran aceite y un buen servicio. Para una pequeña empresa y en un sector como el nuestro, es difícil crecer de forma sostenible en el tiempo, por lo que nosotros buscamos fidelidad  a largo plazo.

En 2018 hemos crecido en facturación, seguimos afianzando alianzas con grandes distribuidores regionales y nacionales, hemos sido el mejor AOVE de Extremadura en la modalidad de gran productor, se han conseguido premios internacionales con nuestros aceites premium, en una campaña la 2017/2018 que ha sido la mayor en producción de nuestra historia. Una campaña que con una bajada del 30% del precio en el mercado, ha sido muy complicado comercializar más de 1.000.000 de kilos que hemos producido, sin que afecte a las cuentas de la entidad.

Jacoliva siempre ha sido muy innovadora en cuento al lanzamiento de nuevos productos y formatos como su linea Etnic o también con el proyecto de MO Luxury ¿Hay que estar muy pendiente de las tendencias del mercado?

Somos innovadores por obligación. Estamos en una zona geográfica muy difícil, con aceitunas de muy bajo rendimiento, de poca producción y con una competencia feroz con la industria de la aceituna de mesa. La innovación es una siembra para el futuro. Además disfrutamos mucho haciéndolo, creando productos únicos aunque nos exige un enorme esfuerzo.

Etnic es un magnífico producto, cualquiera de sus variantes es sorprendente, con ellos puedes disfrutar de un viaje sensorial con el simple gesto de aliñar tu plato. Luxury MO es un proyecto que esconde valorar como se merece el aceite que obtenemos de olivos de más de 500 años de montaña del norte de Cáceres que tienden a abandonarse por las dificultades económicas y físicas que conlleva su cultivo. Es un producto excepcional.

El olivar superintensivo avanza con fuerza con costes de producción bajos que complican la rentabilidad de olivares tradicionales como el de Gata-Hurdes ¿Cuál es la alternativa?

El cultivo del olivar característico de la zona protegida DOP Gata Hurdes es único, pero como bien dices, los costes de cultivo son mucho más importantes que los nuevos cultivos de regadío en intensivo y superintensivo. Contamos con una magnífica calidad, que hoy existe en muchas zonas olivareras, por lo que no solamente sirve hacer calidad, que por su puesto es necesaria. Además tenemos que ofrecer innovación, sentimiento, debemos enseñar el alma de nuestro entorno, del cultivo de la Manzanilla cacereña, de lo que supone para estas comarcas, desde el punto de vista social y medioambiental. Seguir haciendo aceites excelentes y ponerle alma.

¿Cómo valora la campaña 2017-2018, complicada en climatología y con muchas oscilaciones bruscas de precios?

En nuestra comarca fue una campaña excelente en cantidad. El “pero”, la bajada tan brusca del precio, que es difícil de manejar cuando nuestro mercado es en un porcentaje muy alto, en producto envasado.

Como presidente de la DO Gata Hurdes, ¿qué grandes retos le gustaría cumplir?

El papel de la DOP es dar a conocer el excelente aceite que certificamos. Como nuestra estructura es mínima, con muy poco presupuesto, nos cuesta mucho hacernos visibles. Además, se certifica poca cantidad. Aún así, se consiguen importantes triunfos en muchos concursos por parte de las dos almazaras que certifican en las últimas campañas, y con ello los aceites de la DOP tienen visibilidad. Lo que es una realidad, es que los aceites certificados por la DOP Gata Hurdes, son los mejores Manzanilla cacereña del mundo. Es un producto muy escaso, no puede ser popular.

42 jacoliva Cáceres