restaurantes

Restaurantes extremeños que acarician la estrella Michelin

Posted on

CORDEREX en ITalia
Carne de cordero. Foto: IGP Corderex

Atrio no hay más que uno en la restauración extremeña. Mantenido en el olimpo de las dos estrellas Michelin desde hace años, su estela es seguida por otro grupo de restaurantes que también han merecido distinciones. Desde hace décadas, la Guía Michelín también selecciona los que considera restaurantes Big Gourmand, que destacan por su excelente relación calidad-precio. En algunos casos, suele ser la antesala para conseguir una estrella Michelin, como le ha ocurrido a tres restaurantes en la edición de este año (A Tafona en Santiago de Compostela, La Tasquería en Madrid y El Xato en La Nucia).

De los 248 restaurantes seleccionados como Big Gourmand en la edición de la Guía del 2019, cuatro de ellos están en Extremadura: Madruelo en la capital cacereña; Nardi y El Almirez en Hervás (Cáceres) y El Acebuche en Zafra (Badajo). Figurar en esta selección de establecimientos que destacan por su calidad-precio suele ser sinónimo de recibir muchos más comensales a la mesa.

Además, otros siete restaurantes extremeños también figuran en la nueva Guía Michelin del 2019 en una nueva categoría denominada Plato Michelin, que destaca la calidad de sus comidas: La Rebotica de Zafra; Lugaris de Badajoz; La Era de mi Abuelo en Arroyomolinos de la Vera; El Palancar en Pedroso de Acim; La Finca en Jaraíz de la Vera; El Corral del Rey en Trujillo y El Paso del Agua en Badajoz capital. En Extremadura, con categoría de restaurante existen unos 700.

Según los datos del Anuario del sector turístico regional, las capitales provinciales son las que cuentan con mayor oferta de restauración con 204 establecimientos en Badajoz capital y 173 en Cáceres, seguidas de Mérida con 99, Plasencia con 58, la comarca del Norte de Extremadura con 338 –gracias al potencial turístico de La Vera y el Jerte–, los 147 de Tierra de Barros y Zafra y los 128 de las Vegas del Guadiana.

A Extremadura le faltan estrellas y soles

Posted on

La región solo tiene a Atrio en la Guía Michelin de mejores restaurantes y a Atrio, Torre de Sande y Gonzalo Valverde en la Guía Repsol

DSCN0235
Restaurante Atrio, en Cáceres

Extremadura atesora una excelente cantidad de alimentos y bebidas con denominación de origen o indicación geográfica protegida. Y otros que no lo son pero que también tienen gran fama y que componen una variada despensa de primera calidad. Sin embargo, en los fogones, los reconocimientos no son tantos en las principales guías gastronómicas.

Junto a la Región de Murcia, Extremadura es la que menos restaurantes con Estrella Michelin tiene en la actualidad: solo Atrio en Cáceres comandado por Toño Pérez y José Polo, que mantiene sus dos estrellas en la Guía del 2018. Un gran reclamo para la ciudad de Cáceres que debe una buena parte de su prestigio también a su impresionante bodega, con excepcionales añadas de bodegas de primer nivel nacional e internacional. Sus precios oscilan entre los 110 euros del menú tradicional y los 129 euros del menú degustación de media para deleitarse con unas cortezas agridulces de ibérico, una loncha ibérica de calamar y curry o su sugerente postre de torta del Casar con membrillo trufado y aceite de vainilla.

En la edición del 2018 de la Guía Michelin han entrado 16 nuevos restaurantes con una estrella y ninguno de ellos se ubica en Extremadura. La región llegó a contar con tres restaurantes con estrellas Michelin en la pasada década: además de Atrio, también estaban entre la élite de la restauración nacional Aldeabarán en Badajoz con una estrella y Altair en Mérida con otra. Aldeabarán, cuyo jefe de cocina era Fernando Bárcena, perdió su estrella en la edición del 2008. Mientras, Altair, cuyo jefe de cocina era Ramón Caso, la ganó en el 2005 y dejó de tenerla en la Guía del 2011.

La excusa de la escasa población no puede explicar por si solo la falta de nuevos restaurantes en la principal Guía gastronómica del mundo. El caso del restaurante Maralba que ha logrado este año 2018 dos estrellas Michelin estando ubicado en Almansa, una localidad de menos de 25.000 habitantes de la provincia de Albacete, es paradigmático. O que la provincia de Huesca, con solo 221.000 habitantes, haya logrado situar a tres restaurantes con una Estrella Michelin.

Es verdad que la puesta en marcha de un restaurante de los que figuran con estrellas Michelin requiere de una fuerte inversión tanto material como en personal. Y en el caso de las Guías quizás se prima en exceso las técnicas de vanguardia y una cierta experimentación gastronómica frente a una cocina más tradicional que abunda más en Extremadura.

Otra de las Guías más prestigiosas para los amantes de la buena mesa es la Guía Repsol, que premia con Soles a los que considera mejores restaurantes de cada región. De los más de 530 restaurantes elegidos, solo tres se ubican en Extremadura: Atrio son tres soles; Torre de Sande de Cáceres con un sol desde 2015 y Gonzalo Valverde en Mérida con un sol logrado en 2017. Este último dispone de un menú ejecutivo por 18 euros.