resina

Basilio Rodríguez (GEA Forestal): “Los precios de la resina deben rondar el euro para que las explotaciones sean rentables en Extremadura”

Posted on

Entrevista con
Basilio Rodríguez
Ingeniero forestal de GEA Forestal

Sierra de Gata se ha convertido en un territorio de gran interés para explorar las posibilidades del oficio de resinero. La empresa GEA Forestal ha impartido a primeros de diciembre pasado un curso dentro del programa “Resinación Sostenible de pinares como herramienta de conservación y Desarrollo Rural”, cofinanciados por el Fondo Social Europeo a través del programa Empleaverde.

¿En qué momento se encuentra el sector resinero?

A día de hoy el sector se encuentra en un punto de inflexión importante. Desde el año 2010 se ha vivido una recuperación en el número de resineros en España, que supera los 1.000, y de la producción que ha pasado de menos de 5.000 toneladas a estar cerca de las 15.000. Los precios de la resina se habían estabilizado en alrededor de 1 euro el kilo, pero en el último año una bajada en el precio de casi el 25% ha vuelto a hacer tambalear las expectativas de futuro de muchos productores, que este año han seguido adelante, pero que ven incierto el futuro.

La resina obtenida de los pinos ¿a qué se destina?

La resina se destila en un proceso industrial del que salen la parte volátil, aguarrás y una parte sólida que se denomina colofonia. Estos dos productos tienen pocos usos domésticos, quizás el más conocido es el del aguarrás como disolvente, pero sin embargo tienen multitud de utilidades industriales. Se usan en la industria de las pinturas, tintas de impresión, adhesivos, ceras de depilación, perfumería, cosmética, resinas compuestas e incluso en la alimentación. Tras esta destilación inicial, se pueden seguir realizando transformaciones de las que se extraen otras sustancias como los pinenos, utilizados para fijar olores en productos de cosmética y limpieza.

¿Es un oficio bien retribuido?

El oficio de resinero es un trabajo del que se puede vivir. Siempre decimos que en este oficio no te vas a hacer rico, pero si tu vida está asociada al mundo rural, es un sector que te puede permitir tener un salario digno, además de permitirte llevar una vida a tu elección. Pero no es oro todo lo que reluce claro, también hay que dejar claro que esa libertad puede jugar en tu contra si no eres una persona bien organizada y con capacidad de autogestión. Es un trabajo eminentemente físico, por lo que tiene una dureza que es importante también recalcar. Que sea un oficio bien retribuido depende del precio al que se paga el kilo de resina obtenida. Este precio viene impuesto desde las empresas compradoras, las cuales lo sitúan en función de los mercados internacionales del aguarrás y la colofonia.

¿La comarca de Sierra de Gata y Extremadura en general tiene interesantes posibilidades de aprovechamientos resineros?

En Extremadura el potencial resinero es grande, ya que existen numerosas masas de pinos resineros en condiciones de poder ser explotadas, y mucha gente con necesidad de trabajar y experiencia en sectores asociados al campo o al sector forestal. Los pinares de Extremadura se encuentran en los que consideramos de producción media baja, dando entre 2 a 3 kilos de resina por pino. Con esta producción, los precios de la resina deben rondar el euro, para que las explotaciones sean rentables. Por debajo de este precio, el trabajo se convierte en un empleo de subsistencia. Se deben realizar acciones que fomenten la estabilidad de los precios, tanto desde los productores, mediante la presión que pueden hacer agrupándose y creando asociaciones que fuercen los precios al alza, como desde las administraciones públicas que deben entender que el sector resinero crea oportunidades en el medio rural por lo que favorece el desarrollo rural y lucha contra la despoblación.

La resina es un producto sostenible, que compite directamente con los hidrocarburos, y por tanto en la economía del futuro, más verde y sostenible, debemos conseguir que tenga su espacio y que los resineros puedan vivir dignamente de su trabajo.

Un curso profesional en Sierra de Gata para aprender la profesión de resinero

Posted on

En los últimos años la profesión del resinero se está recuperando poco a poco en los montes de nuestro país. Pinares que hacía muchos años no estaban en explotación, vuelven a ser resinados por antiguos trabajadores del sector o por jóvenes que ven en esta práctica una forma de ganarse la vida en las zonas rurales.

La resinación consiste en realizar una serie de “cortes” en los pinos (principalmente de la especie Pinus pinaster, conocida como pino rodeno o resinero) para que exude la resina. Esta se va recogiendo en potes y es trasladada en barriles a la industria, donde se separará en sus diferentes componentes: aguarrás, colofonía y volátiles que se utilizarán para la fabricación de multitud de productos de la industria de perfumería y cosmética, para la preparación y acondicionamiento de alimentos, para tratamientos del papel, tintas y adhesivos o en productos tales como pinturas, barnices y disolventes, neumáticos, aditivos para combustibles o soldadura electrónica.

El auge de la resinación, viene impulsado por un aumento del precio de la materia prima, y de la demanda que de este producto están haciendo la industria de transformación. “Que la resina es un producto forestal que actualmente está siendo demandado en nuestro país, es un hecho”, comenta Sonia Pérez, Ingeniera Técnica Forestal y Co-fundadora de la empresa GEA Forestal. “Por eso creemos que es importante la profesionalización de este sector, a través de cursos especializados en técnicas de resinación e información sobre las posibles vías de acceso al mercado que generen trabajadores cualificados que puedan incorporarse al mercado laboral con garantías de éxito.”

El proyecto “Resinación Sostenible de pinares como herramienta de conservación y Desarrollo Rural (resina P2P)”, realizado por la empresa GEA Forestal, está destinado a ofrecer formación específica para desempleados de las zonas rurales. “Con esta iniciativa” apunta Sonia Pérez- “queremos proporcionar una salida profesional a los habitantes de las zonas rurales y contribuir a mejorar la situación de la España vaciada”.

El curso se impartirá desde el día 30 de noviembre al 4 de diciembre en Gata, provincia de Cáceres. Consistirá en 40 horas teórico-prácticas para capacitar en el aprovechamiento de la resina. Estos mismos cursos ya se han realizado, teniendo una gran acogida, en Guadalajara, Albacete, Cuenca, Ourense y Lugo y ya han generado la disposición de nuevos resineros, al menos en la Comunidad Manchega, para la próxima temporada.

Todas las formaciones son de carácter gratuito y cuentan con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITECO), a través del Programa empleaverdede de la Fundación Biodiversidad, cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

Para más información y tramitación de inscripciones pueden contactar a través del correo electrónico bchacel@geaforestal.com o en los teléfonos: 911406746/ 677476178.

Antonio Trinitario Vicente Sánchez (Adisgata): “Sierra de Gata posee un gran potencial para poner en resinación muchas de sus masas de pino resinero”

Posted on

Made with Square InstaPic

Entrevista con
Antonio Trinitario Vicente Sánchez
Gerente de Adisgata

¿Cuál es el objetivo de Adisgata en la programa operativo Go Resimec?

El objetivo general del GO RESIMEC es la revitalización del sector resinero, el aumento de la productividad, la rentabilidad y la sostenibilidad de este sector, y la mejora en los rendimientos de este aprovechamiento forestal a través de la mecanización y del uso de las nuevas tecnologías. ADISGATA participa dentro de este Grupo Operativo como agente ligado al territorio rural (Sierra de Gata) en donde se realiza este aprovechamiento resinero. Las entidades que forman parte de este grupo operativo, como socios beneficiarios, son el Cesefor, el Centro de Investigación, Desarrollo y Experimentación S.L. (CIDEX); la Sociedad de Resinas Naturales, S.L.;  la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE); Federación de Asociaciones Forestales de Castilla y León (FAFCYLE); la Asociación para el Desarrollo Integral de Sierra de Gata (ADISGATA) y el Centro de Investigación Forestal del Lourizán.

¿Qué importancia tiene el pino y su aprovechamiento en resinas en la zona de Sierra de Gata?

El Pinus pinaster en la Comarca de Sierra de Gata abarca alrededor de unas 18.000 ha, de las cuales es muy difícil a día de hoy cuantificar cuanta cantidad de esta superficie es apta para realizar este aprovechamiento (malos accesos, pendientes elevadas, densidades apropiadas, etc). No obstante, la Sierra de Gata posee un potencial amplio para poner en resinación muchas de sus masas de pino resinero, por lo que este recurso puede suponer un incentivo de creación de empleo y fijación de población en esta Comarca.

La importancia del sector resinero dentro de esta Comarca es elevada, ya que estamos hablando de un aprovechamiento forestal que se realiza ligado al territorio rural, ofreciendo una oportunidad de trabajo en estas zonas que actualmente sufren el abandono y la despoblación.

¿El aprovechamiento de la resina en la zona era habitual?

Efectivamente, este recurso natural ha sido explotado anteriormente. Las actividades de resinación han sufrido altibajos a lo largo del tiempo, fruto de los numerosos cambios que se han producido en el ámbito rural, y también gracias a la aparición de productos sintéticos con aplicaciones similares a las de los derivados de la resina natural y con un menor coste de extracción, fabricación y transporte.

Actualmente, esta actividad forestal ha vuelto a resurgir fruto del aumento de la mano de obra causada por la reciente crisis económica, por la necesidad de crear puestos de trabajo que fijen población en los núcleos rurales, y debido al aumento de la demanda de las industrias de transformación que hoy en día demandan productos de carácter renovable y sostenibles con el medio ambiente. La resina como materia prima compite directamente con los derivados del petróleo, que cada vez más se están dejando de utilizar para estos usos y aplicaciones.

¿El pino y la resina puede ser una alternativa a otros trabajos habituales en la zona?

Por supuesto que puede llegar a serlo, aunque también puede llegar a convertirse en un trabajo que produzca el beneficio suficiente a estos trabajadores como para no necesitar disponer de otra actividad profesional. Los trabajadores resineros realizan sus tareas de resinación por la mañana temprano, y por las tardes suelen dedicarse a otras actividades profesionales que los ayuden a alcanzar un nivel de ingresos mensual suficiente para poder vivir. Actualmente las labores de resinación en los montes se realizan únicamente durante aproximadamente 9 meses (febrero-octubre) dependiendo de la climatología de cada año, dejando a estos trabajadores 3 meses sin actividad laboral.

Existen varias iniciativas para reconvertir a estos trabajadores en selvicultores del monte durante estos 3 meses de cesión de la actividad resinera, puesto que tanto los gestores de montes (público/privados) como los propios resineros necesitan realizar labores de desbroce, mantenimiento de caminos, senderos, etc, y por otro lado los gestores necesitan realizar trabajos de control de vegetación, reducción de biomasa, y labores de prevención de incendios forestales.

edf