borges

La multinacional Borges gestiona 724 hectáreas de nogal, pistachos y almendro en Extremadura

Posted on

Borges Agricultural & Industrial Nuts, que cotiza en Bolsa, dispone de 9 fincas en la región que suponen el 64% de su superficie de cultivo en España

4 NOGALES

Pocas empresas que cotizan en la Bolsa española tienen una vinculación tan fuerte con Extremadura como la que actualmente mantienen BAIN (Borges Agricultura & Industrial Nuts), la filial del grupo Borges que concentra sus negocios de almendras, nueces y pistachos y que está presente en 65 países. BAIN dispone de 724 hectáreas de cultivos de frutos secos en la comunidad extremeña, en la que lleva 40 años implantada. Cuenta con 9 fincas entre los términos de Badajoz y Montijo: Barbudo, Benavides, Las Mesas, Cantillana, Palacitos y Tesorero en Badajoz, y las de El Cuartillo y Casarente en Montijo.

Según los responsables de BAIN, “la introducción de nuevos cultivos e identificar las variedades que mejor se aclimatan a las condiciones edafoclimáticas de Extremadura para obtener cultivos eficientes, no fue una tarea nada fácil, en lo que fue necesario invertir muchos millones de las antiguas pesetas, y también de euros. Tan pronto tuvimos identificada y testada la tecnología, iniciamos la expansión mediante la adquisición de nuevas fincas”.

Las hectáreas de cultivos de frutos secos de BAIN en la región  equivalen al 64% de la superficie de la empresa en el territorio español, donde gestiona una superficie de 1.139,6 hectáreas, a las que añadiendo las 941,9 has situadas en Portugal y las 320 has de California–EE.UU. En total la empresa gestiona a nivel mundial  2.401,5 has de cultivos. En Extremadura, la mayor extensión se la lleva el nogal con más de 400 hectáreas, por delante del almendro -en gran crecimiento- y el pistacho.

Almendros
El cultivo del almendro se ha convertido en una de las prioridades de la empresa.  En 2016 BAIN inicio un nuevo proyecto que, en su primera fase, contempla en la puesta en explotación de 2.500 hectáreas de almendros. BAIN anualmente comercializa más de veinte millones de kilos.

La empresa no descarta incluso potenciar la actividad industrial en Extremadura. Según los responsables de la compañía, “se prevé continuar potenciando sus actividades agrícolas en Extremadura y, si se dan las condiciones adecuadas, cuando exista el volumen que los justifique,  incorporar la industrialización de las producciones obtenidas, los cuales, como en el caso de las almendras, actualmente se realizan fuera de la comunidad extremeña. La importante actividad agrícola desarrollada por BAIN en Extremadura, ha propiciado la instalación de las actividades industriales consistentes en el lavado, secado, calibrado y ensacado de nueces, operaciones que también se realizan para el pistacho, producto para el que también se realiza la separación por color y el descascarado, utilizando las tecnologías más modernas”.

Marca propia
La calidad y fama de las nueces extremeñas llevó consigo incluso la creación de una marca propia.”Las nueces producidas en Extremadura son de calidad excepcional y de sabor diferenciado. Desde la primera cosecha se han comercializado de forma completamente diferenciada a las nueces de California, con la submarca Pizarro (Borges-Pizarro) en recuerdo al conquistador extremeño Francisco Pizarro, nacido en Trujillo”, aseguran.

BAIN ha iniciado un programa de colaboración con los productores de Extremadura, para desarrollar el concepto de agricultora en cooperación mediante la cual pone su disposición el know-how acumulado durante 40 años de experiencia en el cultivo de los frutos secos garantizándoles la comercialización de sus producciones.

4 PIZARRO