ganados

La nueva CRIGPs Carne de Vacuno de Extremadura finaliza 2021 con más de 2 millones de Kg de carne amparada de Ternera de Extremadura

Posted on

Foto del equipo del órgano  de control y certificación del CR Carne de Vacuno de Extremadura (OCCTE)

El nuevo CR de Carne de Vacuno de Extremadura que comprende la IGP Ternera de Extremadura y la IGP Vaca de Extremadura, que actualmente tiene Protección Nacional Transitoria hasta su reconocimiento europeo, ha acabado el año con un fuerte crecimiento de animales certificados de Ternera de Extremadura, pasando de los 5.390 animales sacrificados y 1.748.518 Kg. de carne certificada y una media de peso 324,4 Kg/canal la campaña del año 2020 a los 6.414 animales sacrificados con una cantidad de carne amparada 2.084.102 Kg (media de peso 325 Kg/canal) en 2021.

Las expectativas para este 2022 son optimistas debido a la incorporación de un número importante de explotaciones al final de año. Esto unido a la incorporación de nuevos técnicos como inspectores ha permitido mejorar estructura de control OCCTE. Se espera iniciar la certificación en los primeros meses de 2022 de la IGP Vaca de Extremadura.

Si bien la capacidad de sacrificios en la región se vio disminuida por el cierre de casi todos los mataderos, ha habido un respaldo por parte del matadero número uno de vacuno de España ubicado en Extremadura: El Encinar de Humienta S.A., con una apuesta firme y decidida por la IGP Ternera de Extremadura, y la incipiente Vaca de Extremadura, además de otros pliegos que complementan y enriquecen a estas dos IGPs.

La apuesta desde hace dos años en un menor uso de antibióticos y desde hace un año en el bienestar animal como exigencia de los consumidores ha provocado un posicionamiento estratégico en el mercado.

El éxito de este crecimiento se debe a la sinergia del sector productor y elaborador a través de convenios comerciales y una apuesta firme en la mejora de nuestras explotaciones. Para el año 2022 se pondrá a disposición del sector para colaborar en incremento del vacuno extremeño ecológico por el gran potencial que tiene.

Las indemnizaciones del seguro agrario en Extremadura superan los 51 millones de euros en 2021

Posted on

Las indemnizaciones de Agroseguro a los agricultores y ganaderos asegurados en Extremadura por los siniestros producidos durante el año 2021 se han situado en 51,1 millones de euros. Por provincias, Badajoz ha cerrado el año 2021 con 42,3 millones en indemnizaciones, y Cáceres con 8,3 millones. Del total de daños registrados en Extremadura, más del 98% de los pagos ya han sido abonados a los productores asegurados, hasta superar los 50,2 millones de euros. En el total nacional, las indemnizaciones registradas superan los 722 millones de euros.

Por producciones, destacan las indemnizaciones abonadas a los productores asegurados de hortalizas, que cerraron la pasada campaña con 20,1 millones de euros, tras sufrir reiterados siniestros graves a causa de la lluvia y las inundaciones.

Además, destacan los daños sufridos por los fruticultores (9,9 millones) tras sufrir fuertes heladas y tormentas de pedrisco; la uva de vino (5,6 millones), los herbáceos extensivos (2,7 millones), la cereza (1,9 millones) y el olivar (1,7 millones). En el caso de los seguros pecuarios, los daños registrados por ganaderos extremeños se han situado en 7,3 millones. El resto de indemnizaciones, -hasta completar el total- corresponde a producciones aseguradas en otras líneas de seguro.

El aumento de los fenómenos meteorológicos graves ha sido constante a lo largo de la última década, como lo pone de manifiesto la siniestralidad registrada en cuatro de los cinco últimos ejercicios (2017, 2018, 2020 y 2021).

El número de invierno de CAUDAL DE EXTREMADURA, ya en la calle

Posted on

Ya está de nuevo en la calle el nuevo número de CAUDAL DE EXTREMADURA de este invierno del recién estrenado 2022 que quiere recuperar la normalidad.

Dos de los temas que más preocupan a los agricultores tienen sendos reportajes en este primer número del año. Solo la subida de los costes en el agro extremeño -tanto en agricultura como en ganadería- supone una factura extra de 230 millones de euros. En el reportaje se detalla cómo la energía eléctrica, los carburantes, los fitosanitarios, los abonos, las semillas, los plásticos, la maquinaria y los piensos pueden alcanzan el 50% de los que produce. Al hilo de esta cuestión también se incluye una entrevista con Juan Francisco Blanco, presidente de la Sectorial de Suministros de Cooperativas Agro-alimentarias de Extremadura. La otra cuestión altamente preocupante es el bajo nivel de los pantanos y las restricciones para el riego que ya hay en Andalucía, y que ya han puesto en alerta al regadío extremeño.

Diversos reportajes abordan otros diferentes aspectos de nuestro agro, como el hecho de que el olivar superintensivo y el almendro han aumentado en 300.000 hectáreas en la última década en nuestra región; la nueva realidad de la creciente presencia de grandes fondos de inversión en la compra o arrendamiento de grandes fincas; la posibilidad del cultivo de la pitahaya o fruta del dragón en Extremadura; la creciente presencia del cultivo del pistacho en La Serena; el precio de la tierra en nuestra región; el futuro del cultivo del castaño en diversas comarcas de Extremadura; y un análisis de la futura PAC de los eco-esquemas.

También son diversas las entrevistas que completan este número de invierno, como la dedicada a Antonio Pérez Amaya, gerente de PASAT-Bioterra, que nos habla de las grandes posibilidades del cultivo de la almendra en nuestra región; o a Manuel Gil Luna, gerente de Tierra Inquieta, empresa que aspira a ser un referente en los untables ecológicos; o a Chelo Sánchez Bardón, presidenta de la Cooperativa Tornavalle, que nos habla del esfuerzo de los agricultores del valle por diversificar cultivos, disminuyendo el riesgo del monocultivo de la cereza; o a Álvaro Villarreal, director de operaciones de Mediterranean Green Market, empresa especializada en comercio exterior; o a María Rodríguez, directora comercial de +Tomate, que nos presenta su novedosa salsa de tomate en polvo para pizza; o a Francisco Javier Nieto, adjunto a la dirección de Bodegas Romale; o a Álvaro Rivas, director técnico de la D.O. Dehesa de Extremadura; o a Jaime Hurtado, director gerente de la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza; o a Sergio Gil, gerente de Miel de Los Ángeles; o a Cesáreo Sánchez, maestro quesero de Castrum-Erat, quesería ubicada en Castuera.

Con motivo de nuestra presencia en Fitur, analizamos la situación del turismo en Extremadura en estos tiempos de pandemia. El objetivo es el de recuperar sus 350.000 turistas extranjeros que nos visitaban antes de la aparición del covid. Incluimos, además, una entrevista con Victoria Bazaga, presidenta de la Federación Extremeña de Turismo Rural. Así como un reportaje sobre cómo la Diputación de Badajoz trabaja para convertir la provincia en un destino sostenible y seguro que apuesta por las nuevas tecnologías.

Dentro del Especial Olivar de Extremadura nos hacemos eco de la excepcional campaña de aceituna que alcanzará las 95.000 toneladas de aceite y los 300 millones de euros en valor. Por eso es portada de nuestro nuevo número de CAUDAL DE EXTREMADURA. Además, los aceites de recolección temprana suponen ya el 40% de la producción extremeña. Otros reportajes explican cómo la aceituna de mesa respira tras el dictamen de la OMC contra los aranceles de EEUU; o cómo el olivar ecológico ha llegado a nuestra región: Extremadura ya cuenta con 30.000 hectáreas de olivar ecológico y 54 almazaras certificadas. También incluimos diversas entrevistas con protagonistas del sector, como la de Francisco Javier García Albújar, presidente de la Cooperativa del Santísimo Cristo del Humilladero de Medina de las Torres; la de Rocío Trianes, CEO de Oliva&Oliva, con finca propia cerca de Oliva de Mérida; la de Joan Aguilar, gerente de La Almazara Tradicional de Gata; o la de José Antonio López, gerente de El Olivar de San José, de Garvín de la Jara.

Para suscribirse a la revista Caudal de Extremadura en su edición en papel
llamar al Tel. 670 67 55 71 ó contactar con el email caudaldeextremadura@gmail.com

La falta de pastores amenaza el mejor sistema antiincendios para el campo extremeño

Posted on

Foto: IGP Corderex

Las comarcas de La Serena, Siberia, Campiña Sur, Llanos de Cáceres y Trujillo concentran casi el 50% del censo de ovino

El Consejo Regulador de la IGP Cordero de Extremadura ‘Corderex’ reivindica el pastoreo como una actividad fundamental para mantener y regenerar los paisajes de la dehesa extremeña. Según dice Raúl Muñiz, director técnico de la IGP Cordero de Extremadura, “las ovejas aprovechan los recursos de las zonas que suelen ser las más pobres de nuestra geografía, manteniendo así un equilibrio con nuestro sistema y los paisajes que conocemos”.

La ganadería ovina lleva más de 3.000 años pastoreando por los paisajes extremeños consumiendo un material de escasa calidad que sin estos animales cubrirían los montes de la zona. Además, el paso de las ovejas juega un papel fundamental en la fertilización de las tierras.

Raúl Muñiz explica que “si el pastoreo desapareciera, muchas zonas de nuestra geografía quedarían deshabitadas y olvidadas”. Además, no se puede olvidar que genera beneficios naturales y sociales y permite que animales emblemáticos de la fauna ibérica como el lince ibérico, el águila imperial y el buitre negro  puedan coexistir.

La ganadería tradicional beneficia a los ecosistemas en muchos aspectos como mitigar los incendios forestales, convertir la materia orgánica en minerales disponibles para que sean utilizados por las plantas, facilitar la existencia de animales importantes como carroñeros o insectos, y evitar que algunas plantas dominen las comunidades vegetales hasta llegar a extinguir a otras. La propia Junta de Extremadura amplió este pasado verano hasta el 30 de junio la vigencia temporal para realizar el pastoreo controlado con ganado ovino, como medida de prevención de incendios forestales, en determinadas superficies acogidas a las ayudas a la forestación en tierras agrícolas. En la región, las comarcas de La Serena, Siberia, Campiña Sur, Llanos de Cáceres y Trujillo concentran casi el 50% del censo de ovino.

-Pocos pastores. “Actualmente y desde hace unos años se teme por la baja oferta de pastores, algo que podría terminar con el pastoreo y la trashumancia, acciones que con los años se han catalogado de vital importancia para conservar el medioambiente y generar sostenibilidad en los ecosistemas”, señala el director técnico. 

El perfil que hoy en día tiene el pastor es de una edad avanzada, concretamente mayores de 60 años, con formación eminentemente práctica y que durante toda su vida han trabajado en el campo. “Aunque es cierto que los jóvenes se están interesando por el mundo rural y llegan a alcanzar una formación académica mayor, la cantidad de personas que optan por trabajar en el campo no consigue paliar la situación desfavorable que vive hoy en día la profesión de pastor”, advierte Raúl Muñiz.

Hoy en día la IGP Cordero de Extremadura destaca por su gran producción de corderos, alrededor de 70.000 cabezas, pero no se puede hablar de ‘Corderex’ sin hacer referencia a las 400 familias que dependen directamente de esta, además de las indirectas que son muchas más.

Extremadura es una de las pocas regiones que cuenta con una Escuela Pastores que trata de promocionar, divulgar y sobre todo formar en esta práctica tan importancia para la ganadería y el mundo rural extremeño. Cuenta con su sede en la localidad pacense de Castuera, una de las zonas de mayor concentración de cabaña ovina de la región, con apoyo de diferentes entidades públicas y privadas. La Escuela cuenta con un Campus Virtual en el que se imparte un Curso de Gestión Reproductiva de la Explotación Ovina, además de otras actividades que tienen que ver con la esquila de la lana o el adiestramiento de perros ovejeros.

Foto: IGP Corderex

La futura “IGP Cabrito de Extremadura” da su primer paso hacia el reconocimiento europeo

Posted on

No solo la carne de ternera, vaca y cordero quiere tener su reconocimiento de calidad diferenciado en Extremadura. La carne de cabrito, menos abundante pero de excelente calidad, también busca su reconocimiento.

A mediados del pasado mes de agosto, el Diario Oficial de Extremadura ha publicado una resolución de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio sobre la decisión favorable de la solicitud de inscripción del nombre Cabrito de Extremadura en el Registro de Indicaciones Geográficas Protegidas. Con fecha de 22 de marzo de 2021 la agrupación “Ganaderos Asociación Productores de Cabritos CAPRITES” (Mérida) presentó una solicitud de inscripción del nombre “Cabrito de Extremadura” en el Registro de Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de la Unión Europea. Una vez comprobado, por parte de la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Junta de Extremadura, que la solicitud estaba justificada y cumplía las condiciones para continuar su tramitación, resolvió, con fecha de 6 de mayo de 2021, continuar el procedimiento de tramitación de la solicitud de inscripción y ordenar la publicación en el “Boletín Oficial del Estado”.

Dicha IGP Cabrito de Extremadura ampararía a la carne procedente de las canales de los cabritos controlados o de su despiece, de ambos sexos, nacidos y criados en el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura, procedente de las razas caprinas  Verata, Retinta, Florida, Malagueña, Murciano-Granadina, Blanca Andaluza, Cabra de las Mesetas o Serrana, Payoya, o los cruces entre dichas razas.

Habrá dos tipos de Cabritos: Cabrito de Extremadura lechal, procedentes de madres que se crían en régimen extensivo o semiextensivo, y que se han alimentado exclusivamente con leche materna. Estarán amparadas bajo esta indicación, aquellas canales que tengan un máximo 6 kilos sin cabeza y asaduras; si se presentan con cabeza y asadura, estas canales serán incrementadas en 1 kilo más su peso. Y que la edad  al sacrificio sea menor de 50 días. Se trata de una carne muy tierna, suave, de gran jugosidad y textura muy suave, de color rosa a rosa pálido y con un tipo de grasa de color entre blanco nacarado y blanquecino.

Y el otro tipo amparado será el  Cabrito de Extremadura,  procedentes de madres que se crían en régimen extensivo o semiextensivo, pudiendo complementar su lactancia con concentrados compuestos fundamentalmente por cereales y leguminosas hasta el destete y el acabado de los animales destinados a sacrificio se realizará a base de concentrados elaborados fundamentalmente con cereales, leguminosas, proteaginosas y forrajes. Estarán amparadas bajo esta indicación, aquellas canales con un peso máximo 9 kilos sin cabeza y asaduras. Si se presentan con cabeza y asadura, estas canales serán incrementadas en 1,5 kilos más su peso. La edad al sacrificio de 90 días.

El ámbito geográfico de producción y elaboración de la carne de la IGP Cabrito de Extremadura abarca la totalidad de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Por lo tanto, los animales deben nacer, criarse, engordarse, sacrificarse y faenarse en Extremadura. Todas las comarcas que integran la Comunidad Autónoma de Extremadura comparten características comunes en cuanto a elementos naturales, sistemas de producción e historia, factores fundamentales en los parámetros de calidad que distinguen y diferencian a la carne de estos cabritos de otras zonas limítrofes y del resto peninsular. Sólo se certificarán bajo el nombre IGP Cabrito de Extremadura aquellos cabritos que procedan de las explotaciones ganaderas de caprino inscritas en el registro oficial correspondiente.

La alimentación de los mismos se basará en el aprovechamiento de los recursos naturales de los montes y la dehesa consumidos “a diente” durante todo el año y suplementación, cuando sea necesaria, a base de paja, grano, forraje, subproductos y concentrados, compuestos principalmente por cereales, leguminosas, oleaginosas y proteaginosas. Los cabritos permanecerán junto a las madres y se alimentarán exclusivamente a base de leche materna en el caso del cabrito lechal de Extremadura hasta los 50 días de edad.

De Australia a La Coronada en busca de la mejor lana merina

Posted on

Chad, primer cordero 100% Australiano

Finca Fuente de los Romeros, con 1.721 ovejas, crea una raza mejorada tras importar semen y embriones de ovino merino australiano

Australia ha sido durante la últimas décadas una de las mayores potencias mundiales en ganadería de ovino, no solo para carne sino también por la calidad de la lana. Aunque esté situada a miles de kilómetros de distancia, el propietario de la la explotación Finca Fuente de los Romeros, situada entre las localidades de la Coronada y Campanario, siempre se sintió atraído por su ejemplo. Y tras mucho esfuerzo, trabajo y trámites al final logró importar semen y embriones de merino australiano para mejorar la raza y ver su aclimatación a los campos y clima extremeño. Y conseguir sobre todo que la lana extremeña vuelva a ser un ejemplo de calidad.

Argimiro Rodríguez, el gerente de Finca Fuente de los Romeros, puede presumir de ancestros ganaderos. Proviene de transhumantes de las montañas de León, que bajaban hasta Extremadura para pasar los inviernos. Al final, en el año 1981 tuvieron la opción de quedarse con la finca. Actualmente cuenta con 1.721 cabezas de ganado. “La raza merina para carne siempre ha sido muy buena y se ha adaptado muy bien –asegura Argimiro. Después del año 81 dejamos de hacer la transhumancia. Antes se buscaba un parte por animal y ahora hasta tres en dos años. Lo que había visto siempre es que la lana perdía valor. Y por culpa de todos, incluidos los ganaderos. Se ha mirado mucho más la carne que la lana. No se ha apostado por distinguir las lanas buenas de las malas”.

Más valor
Y cuando pensaba en la lana también lo hacía en Australia. “Allí se multiplica su valor por diez, gracias a mejoras genéticas de los animales, asegura. Y pensamos que sería interesante devolver al merino que los australianos se llevaron hace unos 200 años de vuelta a España. Hacerlo con animales vivos no solo era logísticamente muy complicado sino que también sería más difícil en la adaptación del animal. Un sobrino mío, que es ingeniero aeronáutico, se puso manos a la obra y contacto con ganaderos de allí para poder hacerlo. El pasado 12 de mayo realizamos ya la segunda inseminación. En la primera lo hicimos con 115 animales y ya contamos con bastantes animales cruzados y con corderos 100% australianos”.

Herederos de la cabaña de ovejas Merinas del Marqués de Perales, una de las más relevantes en la época de esplendor de La Mesta, han decidido crear la nueva Raza de Oveja Romera. Un cruce de los mejores ejemplares de su cabaña ganadera con la mejorada raza Merina española obtenida en Australia con el trascurso de los años.

La idea de Finca Fuente de los Romeros, que está integrada en la IGP Corderex, es mantener dos líneas: la antigua que siempre ha tenido la familia y el grupo de Australia. “Creo que el ovino merino debe innovar más, porque hasta ahora se había hecho muy poco y los tiempos y necesidades cambian”, asegura Argemiro.

Hasta ahora los resultados han sido muy satisfactorios, en los nuevos corderos extremeño-australianos. “La lana de los nuevos animales es más blanca, más larga y de mejor finura  que los de aquí de siempre. La fibra es más larga. Y la sorpresa está también en su carne, donde hemos visto en su desarrollo más kilos”. La iniciativa cuenta con el asesoramiento de expertos tales como Manuel Rodríguez Pascual (exveterinario del CSIC), Beatriz López (experta en genética) y Vista Linda Foundation, una fundación originaria de Nueva Zelanda, y el apoyo de EA Group.

Daniel Cabello y Carmen Quintanilla (Mamá Cabra): “Sólo trabajamos con leche de nuestros rebaños, certificados como ecológicos y que pastan libres en la dehesa”

Posted on

Entrevista con
Daniel Cabello y Carmen Quintanilla
Propietarios de Mamá Cabra 

¿Cómo surgió el proyecto Mama Cabra desde Bodonal de la Sierra?

Mamá Cabra cumple en estos momentos una década y ha sufrido importantes avances y transformaciones desde su nacimiento hasta hoy en día. Siempre hemos pretendido que nuestro proyecto ponga en el centro la agroecología como base para funcionar, intentando cuidar y mejorar nuestra finca y entorno más cercano, así como a los animales y personas que forman parte del mismo.

A pesar de las difíciles circunstancias derivadas de la pandemia nos encontramos en un momento dulce, en el que las bases del proyecto están muy asentadas gracias a todo el esfuerzo  e inversiones que hemos ido realizando, y se puede decir que Mamá Cabra goza de muy buena salud, tanto en la parte del campo, como en la quesería y en la comercialización. Además, hace ahora un año hemos abierto un nuevo frente al introducir en la finca un rebaño de ovejas Lacaune, y ya estamos comercializando las nuevas variedades de queso ecológico de oveja bajo la denominación Mamá Oveja, que están sorprendiendo y gustando mucho.

Quizás es interesante resaltar que nuestro campo, gracias a las infraestructuras que hemos ido creando y al manejo agroecológico, ha ido mejorando sustancialmente con el paso de los años. Se nota en los suelos, con una mayor biodiversidad, capacidad de retención de agua y unos pastos mejorados gracias a una baja carga ganadera sumada a una finca muy parcelada y manejada con pastoreo racional. También se van viendo los resultados de las reforestaciones realizadas con más de dos mil pies de distintas variedades de árboles, entre las que destacan encinas, alcornoques, higueras, moreras, pinos, almeces, etc. Que van proporcionando alimento para el ganado en distintas épocas del año y sombra, retención de agua y aumento de materia orgánica para nuestros suelos. 

¿Qué tipo de quesos sois los que elaboráis y los hace distintos?

Una de las características de Mamá Cabra es que solamente trabajamos con la leche de nuestros rebaños, que están certificados como ecológicos y pastan libres en la dehesa. Trabajar con nuestra leche nos permite conocerla de manera profunda, no solo en relación a su calidad medida en parámetros de cantidad de grasa, proteína o nivel de bacterias, sino en relación a las enormes transformaciones que sufre a lo largo del año.

En cada época del año nuestros animales van variando su dieta en función de las plantas, frutos y hojas que la Naturaleza les ofrece en cada momento, y esto se traduce en cambios importantes en la leche y en los quesos. Así, no tiene nada que ver un queso que elaboramos en la época de la montanera, cuando las cabras están atiborrándose de bellotas que otro elaborado en plena primavera cuando predominan el verde y las flores en nuestras praderas, u otro de verano, cuando el calor abrasa y los animales se alimentan fundamentalmente de pastos agostados y matorral bajo tipo retama, cantueso, hogarzo, jara etc.

Trabajar solo con nuestra leche y con los ritmos que ello impone también conlleva que haya una época del año en la que no tenemos leche, ya que las ovejas y las cabras se encuentran descansando y preñadas antes de los partos que marcarán la nueva temporada. Este parón es fundamental para nosotros y nuestros animales, tanto para bajar el ritmo de producción y trabajo, como para reorganizar nuestras tareas y embarcarnos en nuevos proyectos.

Además de esta variedad que los propios ciclos de la naturaleza nos ofrece, hemos ido desarrollando distintas recetas queseras, contando en la actualidad con más de diez referencias. Por nombrar tres referencias:

-Nuestro ya mítico Quesazo, elaborado con leche cruda de cabra, es un formato de aproximadamente 7 kilos. Es una pasta dura semicocida, madurado durante 6 meses en nuestra cava subterránea de paredes de piedra natural, sobre estantes de madera de pino. De sabor intenso y complejo, limpio y poco caprino, con notas de frutos secos. Con este queso obtuvimos el primer premio de su categoría en el Campeonato de los Mejores Quesos de España del Salón Gourmet de Madrid 2019

-Nuestro Sierra del Sur es una receta que recuperamos de nuestra comarca que ya solo se elabora en un puñado de casas para autoconsumo. Es un queso de corteza lavada muy untuoso, sabor intenso a queso de sierra, masa tierna con ojos, olor característico muy intenso y notas salinas y cárnicas.

-Nuestro Oveja negra, un queso de acidificación láctica, elaborado con leche cruda de nuestras ovejas recién ordeñada y sin refrigerar, cubierto con una fina capa de carbón vegetal que se funde con su corteza enmohecida comestible.

Con la pandemia, la venta de productos agroalimentarios locales han aumentado su comercio on line ¿también lo habéis notado?

Sí, es cierto que durante la pandemia, y especialmente al principio cuando todo se paró de pronto, sí que utilizamos la venta online a través de nuestra página web para seguir comercializando a los clientes y simpatizantes de nuestro proyecto. Nuestra apuesta ha sido siempre por el comercio local, intentando vender la mayor parte posible de nuestros quesos en la propia quesería en nuestro pueblo, a la gente que conoce lo que hacemos y lo valora más allá de su calidad organoléptica, porque entiende el proyecto en su conjunto y lo que implica a nivel medioambiental y para la comarca. Estamos muy contentos porque la respuesta ha sido siempre abrumadora desde que abrimos nuestras puertas.

Cuando ves en un súper o híper quesos de mezcla a precios muy bajos ¿qué pensáis?

Que queda muchísimo por hacer. No creemos que sea solo una cuestión de precios, que también, sino algo mucho más complejo. Es evidente que para que el campo funcione los precios de los alimentos deben ser justos, sobre todo para l@s agricultores/as y ganader@s. Pero también es cierto que deberíamos cambiar muchas cuestiones de raíz, también en relación a las formas de hacer y trabajar en el campo; deberíamos cambiar hacia un nuevo paradigma que comenzase con valorar y cuidar nuestra tierra para que la producción de alimentos avance hacia una sostenibilidad que impida la destrucción de los ecosistemas tal y como ocurre en la actualidad y ofrezca a la población alimentos sanos y limpios. La agroecología ha ido desarrollando diversas herramientas que se han mostrado útiles y eficientes en diversas partes del mundo a lo largo de la historia.

Es posible producir sin utilizar productos de síntesis química y sin agotar la tierra, también lo es combinar la producción de alimentos con la mejora de la biodiversidad, y en Mamá Cabra lo hemos demostrado a lo largo de la última década. Nuestro ejemplo es muy pequeño y responde a la realidad de nuestra zona, pero existen miles de pequeños proyectos que están ofreciendo respuestas similares.

Lo que proponemos no es un cambio que nos ataña solo a los/as productores/as, sino a la sociedad en su conjunto. La tierra, el agua, la naturaleza, son la base de nuestra vida y muchas veces parecen relegados a un segundo plano mientras centramos nuestra atención en cuestiones mucho más banales.

También a nivel educativo sería necesario un cambio profundo, o no os parece que no tiene mucho sentido que un niño o una niña corriente sea capaz de manejar las últimas y más punteras herramientas tecnológicas en un móvil, y en cambio desconozca casi por completo los ciclos de la vida, los comportamientos de los animales en libertad o lo que se siembra en los huertos de su zona en cada época del año.

La IV Fiesta del Cabrito de Sierra de Gata volverá a reivindicar la importancia de la cabra y el pastoreo en el medio rural

Posted on

Enmarcada en el Plan Territorial Parque Cultural Sierra de Gata, este año se celebrará el 11 de diciembre, en la localidad de Santibáñez el Alto, con mercado, talleres agroalimentarios y medioambientales, música o pasacalles

Es ya la cuarta edición de la Fiesta del Cabrito de Sierra de Gata, y un año más se insistirá en dar valor a todo lo que se hace en los municipios serragatinos, en destacar la importancia de la cabra, del pastoreo para el cuidado del medio ambiente, además de difundir los productos agroalimentarios de la zona, su patrimonio y su cultura.

Son algunos de los objetivos de esta fiesta, que se enmarca en el Plan Territorial Parque Cultural Sierra de Gata, impulsado por la Diputación Provincial de Cáceres, y que ha presentado este lunes la diputada de Agricultura y Ganadería, Elisabeth Martín Declara, junto al alcalde de Santibáñez el Alto, Rubén Francisco González, un fiesta en cuya organización también participan la Asociación Mosaico y el Grupo de Acción Local Adisgata.

La diputada ha insistido en la necesidad de “trabajar todos juntos para reconocer la calidad del cabrito y ponerlo al nivel del cordero o la ternera. En ello se trabaja junto a la Junta de Extremadura y el Gobierno central, de hecho, actualmente, se está muy avanzado para inscribirlo como Indicación Geográfica Protegida (IGP), de tal modo que se sumaría a las que tenemos, para ello, los requisitos que se piden y que cumplimos es que el cabrito sea criado en Extremadura, en extensivo, con alimento natural y con leche materna”, por lo que se ha mostrado confiada en que, en no mucho tiempo, se pueda celebrar esta nueva IGP.

Así, en torno a este producto de calidad de Sierra de Gata, se celebra una cuarta edición de la Fiesta del Cabrito, a través de la cual se quiere hacer una llamada a visitantes de otros municipios de la zona y de turistas llegados de cualquier punto, para darles a conocer los productos de Sierra de Gata, como puede ser el cabrito, los quesos, la miel o el vino, su gastronomía, sus tradiciones y su cultura.

A lo largo del día, tal como ha explicado el acalde, se se podrá disfrutar de talleres agroalimentarios de apicultura o medioambientales; de rutas senderistas, por el Castillo de Santibáñez o el conjunto agroganadero “Los Pajares”, declarado Bien de Interés Cultural, con categoría de interés etnológico; mercado artesanal; degustación de productos típicos, como caldereta de cabrito, queso de cabra o naranjas de Acebo, así como de pasacalles y la música de Acetre.

Corderex recoge el premio ‘Producto extremeño 2020’ que otorga la Academia Extremeña de Gastronomía

Posted on

La Academia Extremeña de Gastronomía entregó el premio ‘Producto extremeño 2020’ a la IGP Cordero de Extremadura ‘Corderex’, por la calidad certificada de la carne de cordero extremeño y por su labor de difusión. El acto tuvo lugar en una ceremonia celebrada en el Hotel Barceló V Centenario de Cáceres.

El presidente de Corderex, Mario Mera Gómez-Bravo, fue el encargado de recoger el galardón y confesó que “este premio supone un impulso para seguir creciendo y acercando al consumidor nuestro producto certificado siempre apoyando al sector de la hostelería que son nuestros grandes embajadores dentro y fuera de Extremadura”.

Este premio fue concedido a Corderex el año pasado pero la gala no pudo celebrarse de manera presencial por la pandemia.

El Consejo Regulador Indicación Geográfica Protegida Cordero de Extremadura ‘Corderex’ es el Consejo Regulador de la Indicación Geográfica Protegida para los corderos que nacen en las Dehesas de Extremadura, que protege y ampara las canales de cordero que han cumplido cada uno de los requisitos que se fijan en su Reglamento. Las canales certificadas en los mataderos, siempre llevarán un precinto de garantía numerado en el garrón de su pata, así como el sello corrido a lo largo de las dos medias canales con la mención ‘CORDEREX’.

El Premio Espiga Corderex-Caja Rural Extremadura abre la convocatoria de su decimocuarta edición con dos nuevas categorías

Posted on

El Consejo Regulador de la IGP Cordero de Extremadura ‘Corderex’ y Caja Rural de Extremadura celebrarán la XIV edición del Premio Espiga los días 29 y 30 de noviembre en la Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura (ESHAEX) en Mérida. El concurso se ha divido en tres categorías y además del tradicional premio a la mejor receta del segmento de la restauración, este año se premiará a la hostelería que gestiona locales de pinchos y tapas y al servicio de catering para colectividades y menús escolares.

El concurso, que tiene como objetivo promocionar las excelencias de la carne de cordero certificada entre los profesionales del sector de la restauración de Extremadura, está abierto a todos los trabajadores de cocina que tengan alguna vinculación con la Comunidad Autónoma de Extremadura y podrán presentarse hasta el día 23 de noviembre enviando la receta a CORDEREX.

Este año se realizarán dos finales. El día 29 de noviembre a partir de las 18 horas se celebrará la final al mejor bocata, tapa o pincho y el día 30 a partir de las 10 horas tendrá lugar el concurso a la mejor receta de restauración. La entrega de premios de todas las categorías tendrá lugar el mismo 30 de noviembre.

El jurado estará compuesto por cinco expertos en la materia que valorarán el sabor y la presentación del plato, así como una correcta descripción de la receta, la valoración económica del plato y el buen aprovechamiento de la materia prima. En el segmento del catering se tendrá en cuenta además el equilibrio nutricional de la receta.

El ganador en la categoría de restauración tendrá un premio de 1.000 euros, diploma y un trofeo conmemorativo. En la categoría de bocatería y catering recibirán un premio de 300 € y la entrega de carne de cordero IGP Corderex valorada en 500 €.