tormentas

Fruta y tomate, los cultivos más castigados por el frío y las tormentas de primavera

Posted on

Concentran los más de 30 millones de euros en indemnizaciones de seguros que han afectado a cerca de 30.000 hectáreas de cultivos  en más de 40 municipios

16 tomate

La pasada semana Agroseguro ha iniciado el pago en Extremadura de los daños por los pedriscos de la pasada primavera

De la sequía a las tormentas sin final. La climatología ha pasado como un ciclón durante los meses de abril y sobre todo mayo. Cambiando por completo el panorama de las reivindicaciones de los profesionales del campo. Si hasta principios del invierno las organizaciones agrarias reclamaban ayudas por la implacable sequía, ahora lo hacen por los destrozos causados por las tormentas de pedrisco y falta de cuajado en otros casos que han ocasionado estragos en miles de hectáreas de tomate, frutales, viñedo, maíz y cereales especialmente.

Según las estimaciones de Agroseguro, la entidad que agrupa a las compañías de seguros agrario y ganaderos, las tormentas de pedrisco y la falta de cuajado ha ocasionado en torno a 30 millones de euros en indemnizaciones en la región.

La pasada semana ha iniciado el pago en Extremadura de los daños por los pedriscos de la pasada primavera en la región con los primeros 5,10 millones de euros.

“Durante toda la primavera se han venido repitiendo diferentes episodios tormentosos, si bien los ocurridos durante el mes de mayo (sobre todo los de los días 1, 8, 19 y 20) han resultado especialmente perjudiciales para los cultivos. Las producciones de fruta y tomate son las más afectadas por las tormentas, aunque también se han registrado daños por pedrisco en cultivos herbáceos y en uva de vinificación. La extensión y el tamaño del granizo caído hacen prever daños intensos”, aseguran desde Agroseguro.

Esta situación, unida a la falta de cuajado en fruta (especialmente en ciruela) ocasionada por la adversa meteorología, eleva a más de 30 millones de euros la previsión de indemnizaciones en Extremadura, por una superficie reclamada, hasta el momento, de 30.000 hectáreas.

La ciruela, el cultivo estrella de la fruticultura extremeña y uno de los que más jornales aporta en campo y en centrales hortofrutícolas durante el verano, se ha visto seriamente perjudicada. También ha habido importantes daños en cereza y picota, en una época clave para el inicio de la comercialización del producto en los mercados que este año ha llegado al menos con dos semanas de retraso.

Agroseguro ha desplazado unos 20 peritos para evaluar a pie de campo lo ocurrido. Desde Cooperativas Agroalimentarias de Extremadura se ha solicitado a Agroseguro el adelanto del pago de las indemnizaciones a las explotaciones que esté aseguradas. En el caso del tomate y fruta, el nivel de aseguramiento es alto, no así tanto en olivar y viñedo.

Entre los municipios más afectados en la provincia de Badajoz por los granizos y tormentas destacan Acedera, Aceuchal, Almendralejo, Arroyo de San Serván, Azuaga, Cabeza del Buey, Calamonte, Don Benito, Granja de Torrehermosa, Guareña, Hornachos, Medellín, Mérida, Orellana la Vieja, Ribera del Fresno, Torremejía, Santa Amalia y Valdelacalzada. Por su parte, en la provincia de Cáceres, los daños y pérdidas han sido muy importantes en Cabrero, Casas de Castañar, Coria, El Torno, Guijo de Galisteo, Madrigalejo, Montehermoso, Morcillo, Navaconcejo, Madrigalejo, Riolobos, Torrejoncillo, Piornal y Valdastillas. En muchos casos, más de la mitad de las parcelas afectadas lo han sido en su totalidad.

Este año, la cosecha vendrá en muchos casos de la mano de Agroseguro.

Foto: Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

Ibercaja activa un plan de apoyo especial para agricultores extremeños afectados por las tormentas

Posted on

La finalidad es garantizar la viabilidad de las explotaciones agrícolas que han sufrido destrozos en sus cultivos, así como en infraestructuras y propiedades

ibercaja daños
Destrozos provocados en el maíz (Foto: UPA Extremadura)

Ibercaja ha activado un plan de apoyo para agricultores afectados por las tormentas que vienen aconteciendo en Extremadura, principalmente en la provincia de Badajoz, y que han provocado importantes destrozos en cultivos como el tomate, los frutales, el maíz, el olivar y la vid, dependiendo de la zona. La Entidad quiere apoyar de esta manera a los damnificados de un sector estratégico y al que está vinculado desde su fundación, hace más de 140 años, en todos sus territorios de actuación.

Este Plan contempla líneas de financiación en condiciones especiales cuya finalidad es garantizar la viabilidad de las explotaciones agrícolas de las zonas afectadas, cultivos, instalaciones y propiedades, de modo que los productores puedan continuar realizando su actividad en las mejores condiciones posibles.

De esta manera, Ibercaja se solidariza con los agricultores que han sufrido estas tormentas, trasladándoles su apoyo en estas circunstancias críticas. Las oficinas de la Entidad cuentan con especialistas en mercado Agro preparados para atender a los afectados y ofrecer la mejor solución en cada caso.

Caja Rural de Extremadura pone en marcha líneas de apoyo a los damnificados por las tormentas de las últimas semanas

Posted on

caja rural daños

Como consecuencia de los daños originados por las tormentas que, durante el mes de mayo, han tenido lugar en algunas zonas de Extremadura y que han afectado a unas 21.000 hectáreas y a 32 localidades con efectos sobre cultivos de frutales, tomate, cereal, olivar y a las infraestructuras existentes en las explotaciones, la Caja Rural de Extremadura ha habilitado diversas líneas de apoyo a los agricultores y ganaderos que han sufrido dichos daños.

Los apoyos citados contemplan, entre otros, la concesión de préstamos y créditos para financiar la recuperación de los daños producidos, todos ellos en unas condiciones financieras muy ventajosas. También prevé líneas de anticipo del cobro de las indemnizaciones de los seguros que los agricultores tuvieran contratados  por un plazo de 12 meses.

De igual forma, se financiará la contratación de nuevos seguros en condiciones también muy ventajosas para los damnificados, así como la ayuda en la tramitación y gestión de los expedientes de siniestros a través de la Oficina Técnica Agraria de la Entidad.

Con esta iniciativa, la Caja Rural de Extremadura se pone al lado de uno de los sectores más importantes de la economía regional, el sector agrícola y ganadero, al que se encuentra íntimamente vinculado desde que nació hace más de 100 años y con el que siempre estará comprometido, sobre todo en los momentos de dificultades como el que actualmente está atravesando como consecuencia de los daños climatológicos sufridos.