Extremadura competirá con Andalucía y Levante para atraer el creciente negocio del cultivo de cannabis medicinal

Posted on

cannabis

Multinacionales como la británica Alcaliber, la norteamericana Freedom Leaf o la canadiense Aphria entran en el mercado español tras la autorización del Gobierno central de 20.000 hectáreas de cultivo  

El negocio del cannabis legal en España acelera. El Gobierno tiene concedidas hasta ocho licencias para la producción y comercialización de cannabis para uso medicinal, algunas de ellas a empresas a grandes empresas como Alcaliber, y a otras más desconocidas como CIJA Preservation, Cáñamo y Fibras Naturales SL, DJT Plants o Phytoplant Research entre otras.

La autorización del ejecutivo alcanzar hasta una superficie de plantación de unas 20.000 hectáreas de planta de cáñamo para uso medicinal. En la primavera del 2018, el conocido empresario Juan Abelló vendió su empresa Alcaliber –principal productor de opio de España desde hacía décadas– por unos 200 millones de euros al fondo británico GHO.

Paralelamente, su empresa Torreal y GHO han creado a medias la empresa Linneo Health S.L. para “la realización, tanto en España como en el extranjero, de las actividades de cultivo, producción, fabricación, importación, exportación, distribución y comercio de cannabis y sus productos para fines médicos y científicos, así como la investigación ligada al desarrollo de estas actividades”, según reza su objeto social en el Registro Mercantil de Madrid.

Alcaliber es a vez suministradora de la mayor empresa mundial del sector de cannabis medicinal, la canadiense Canopy, con un valor en Bolsa cercano de los 10.000 millones. En mercados como Estados Unidos, ya está autorizada el uso del cannabis medicinal en 29 de los 50 estados, el último de ellos California.

Cáñamo industrial
Junto a estas autorizaciones, otras dos grandes empresas –la norteamericana Freedom Leaf y la canadiense Aphria– han comenzado a tomar posiciones en empresas de cáñamo del Levante español y con la compra de  grandes invernaderos de plantas de cara a la producción futura de cannabis. Freedom Leal, con sede en Las Vegas, compró hace unos meses unos invernaderos en Valencia de 40.000 metros cuadrados por 4,2 millones de euros para “llegar a ser un invernadero líder en la producción de cannabinoides en España”, según comunicó a la Bolsa de Valores de Estados Unidos. También ha comprado la productora de Green Market Europe con sede en Elche.

Mientras, la empresa canadiense cotizada en Bolsa Aphria, a través de su filial Nuuvera, ha entrado en la productora de cáñamo Cafina, ubicada en Callosa de Segura (Alicante). Todas estas empresas se han fijado en el potencial de España especialmente por sus horas de sol, abundante terreno y agua. Según el  Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), España es pionera en sacar cepas, que luego copian los israelíes y canadienses, así como abundante sol”. Al igual que paso con las plantas fotovoltaicas, Extremadura deberá competir por horas de sol con Murcia, Andalucía y Valencia y Alicante para atraer estas inversiones en cultivos.

Actualmente, las empresas agrícolas pueden cultivar semillas de cáñamo aprobadas por la UE para uso industrial con menos del 0,2% de contenido de THC. Aunque con el requisito de declararlo en su comunidad autónoma. El  Tetrahidrocannabinol, comúnmente conocido como THC, es el componente psicoactivo de la planta de cannabis más importante. Las no psicoactivas conocidas como cáñamo, deben tener menos del 1% de THC según la normativa internacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s