Manuel Vázquez (Grupo CONESA): “Hay que conseguir que los precios de los derivados de tomate suban de manera sustancial”

Posted on

16 manuel vazquez

Entrevista con
Manuel Vázquez
Consejero Delegado de Grupo CONESA

¿Cómo se presenta la nueva campaña?

Se presenta mejor que la del año pasado, que desde el punto de vista del precio de venta de los productos terminados ha sido la peor en décadas. La reducción de la producción a nivel mundial que fue de un 10% la campaña pasada, ha ayudado a reducir los stocks sin vender y que ahora estimamos están en unos niveles muy bajos. Ya hay muchos síntomas de que comienza a haber escasez de algunos derivados, lo que es una buena noticia y nos pone en una situación de partida para afrontar la campaña de ventas de una manera más positiva. Hay que conseguir que los precios de los derivados de tomate suban de manera sustancial para garantizar la rentabilidad de todo el sector, agricultores e industriales.

La demanda de derivados de tomate no crece como hace algunos años a un ritmo del 3%, sino que parece está casi estancada. Esto es un problema, ya que la capacidad de transformación a nivel mundial es muy superior a la del consumo y además están surgiendo nuevos productores a nivel mundial como Ucrania, Rusia y Egipto. Hay que  ser muy cautelosos en el futuro con los aumentos de producción, ya que los ciclos que se venían produciendo hasta el momento de precios bajos y altos que solían estar equilibrados en cuanto al número de años, pueden alterarse con ciclos en los que el número de años de precios bajos supere al de precios altos debido a las sobreproducciones. Tanto en Extremadura como en España la cantidad prevista a transformar será ligeramente superior a la del año pasado.

¿Qué grandes retos a nivel de campo debe afrontar la producción regional de tomate?

El del tomate es un sector tremendamente globalizado e internacionalizado, donde la competencia ya no solo viene de los países de nuestro entorno, sino de cualquier país productor como EE.UU, Ucrania, China, Chile,… De ahí que el sector ha de ser cada vez más competitivo y ofrecer algún elemento diferenciador, como la calidad, la sostenibilidad y el fomento de la biodiversidad. Para ello es necesario estar en continua evolución, utilizando las nuevas tecnologías, como drones para mejorar la eficiencia del riego o la fertilización, nuevas variedades, la mejora continua de las tierras con aportes de materia orgánica con prácticas como el “cover crop”. Ya no solo es necesario realizar prácticas agrícolas sostenibles, sino que también poner en práctica tareas orientadas a la mejora de la biodiversidad. Tenemos un tomate que probablemente sea de los de mejor calidad de Europa, con agricultores muy profesionalizados, con un entorno que nos permite un uso muy racional de pesticidas y fitosanitarios, por ello hemos de mejorar todo lo que podamos la competitividad.

A nivel tecnológico y energético, ¿qué desafío tiene planteados la industria regional?

En equipos de proceso, el nivel tecnológico de las industrias extremeñas es muy alto. En unos años difíciles las industrias hemos incorporado equipos tendentes a minimizar el consumo energético y se han automatizado muchos procesos. El desafío más inmediato sea el de incorporar las tecnologías relacionadas con el análisis de datos, el famoso “Big Data”. Desde el punto de vista energético, el mayor consumo en la industria de transformación del tomate es el de gas natural. Llevamos unos años en los que no han aparecido mejoras que adaptar en las fábricas para disminuir su consumo. En electricidad, con un consumo considerablemente inferior al del gas natural, el empleo de paneles fotovoltaicos para autoconsumo sea una de las próximas incorporaciones.

Con las investigaciones actuales y la demanda de productos saludables ¿tiene mucho recorrido aún el tomate y sus derivados?

Ocurre una cosa curiosa con los derivados de tomate, y es que siendo este un alimento muy saludable con un aporte calórico muy bajo, alto contenido en vitaminas y un alto contenido en el más potente antioxidante natural existente como es el lycopeno – responsable del color rojo del tomate- sin embargo, los derivados del tomate están asociados en algunas ocasiones a productos o comidas quizás no tan saludables como Ketchup o pizzas. El hecho de tener un contenido en lycopeno muy alto, convierte al tomate en lo que hoy se ha dado en llamar “Superalimento”, debido a la capacidad antioxidante del mismo. Aunque el lycopeno es un gran desconocido para los consumidores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s