restos de poda

La empresa Santana Hernández construirá un almacén de resto de poda de olivo, vid y frutales en Almendralejo

Posted on

93 cultivos
Campos de olivos y viñedo a las afueras de Almendralejo

Servirá para abastecer en parte la planta de biomasa de ENCE en Mérida

Gran parte de los restos de poda de cultivos tan importantes en la Comunidad Autónoma de Extremadura, como el olivo o la vid o incluso los frutales, acaban muchas veces quemados en las propias explotaciones de sus dueños sin ningún otro uso ni valor añadido. Algunas empresas extremeñas comienzan a ver el gran potencial que pueden tener en el futuro.

La Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura ha formulado informe de impacto ambiental del proyecto de “Planta de almacenamiento temporal de residuos leñosos”, cuya promotora es Santana Hernández, SA, en el término municipal de Almendralejo.

La actividad que se desarrollará en la instalación será el acopio de residuos agrícolas leñosos procedentes principalmente de la poda de olivos, viñedos y frutales libres de cualquier sustancia que pudiese proceder de tratamientos fitosanitarios previos.

La superficie del centro de almacenamiento de 8.985 m² se dividirá en siete sectores separados por calles que facilitarán la descarga de los residuos y la recogida de los mismos para su transporte a la planta  de biomasa que la empresa ENCE tiene en Mérida.

El acceso a la instalación se realizará por la carretera BA-012. Según el Ayuntamiento de Almendralejo, la actividad proyectada es compatible con el Planeamiento Urbanístico del Municipio.

Con el paso de los años, el grupo liderado por la familia Santana Hernández que preside Francisco Santana se ha convertido en uno de los más potentes del sector agrario y agroalimentario de la Campiña Sur extremeña. Cuenta con almazara en Usagre, además de liderar el grupo de ibérico Japasur de Higuera la Real, y el matadero Mazafra en Mérida. También dispone de negocios de cereales y ovino a través de su empresa Agrícola del Gévora.