Más del 42% de los ingresos del campo extremeño llegan de las Ayudas de la PAC

Posted on

Hay 15 perceptores que cobran 150.000 euros cada campaña

La agricultura y la ganadería extremeña cada vez mira más a Bruselas. El 42% de la renta agraria de la región procede cada campaña de las ayudas de la PAC. Más de 532 millones de euros de ayudas del FEAGA, de las que el 76% ya vienen como Pago Único. A las que hay que sumar otros 143 millones de euros de ayudas de Fondos FEADER, de los que una parte importante van a parar también al campo regional a través de ayudas agroambientales por ejemplo.

Bancos y cajas ofrecen la domiciliación de las ayudas europeas, incluida su tramitación. Una buena parte de los perceptores de estas ayudas no reciben una cantidad muy alta aunque hay 37 beneficiarios en la región –de ellos seis como cooperativas o SAT- que sí ingresan más de 150.000 euros cada campaña. Con derecho al conocido como Pago Básico hay en la región un total de 56.632 que ingresan una media de 4.842 euros, por encima de la media española que se sitúa en los 3.527 euros.

Si no se amplía el plazo oficial como ha ocurrido otros años, la campaña de solicitud de ayudas durará hasta el próximo 30 de abril. En toda España las pueden solicitar unos 795.000 productores. El importe total de las mismas asciende a 4.926 millones de euros, que se podrán abonar en forma de anticipos a partir del 16 de octubre y el saldo a partir del 1 de diciembre. En esta campaña, al igual que ya sucedió en 2015, para poder cobrar las ayudas, se exigirá el cumplimiento de los conceptos del agricultor activo y de actividad agraria, es decir, que el que perciba las ayudas no desarrolle ninguna de las actividades no permitidas en la legislación.

Unas ayudas que cada campaña parecen girar más hacia una agricultura cada vez más verde. “Respecto al horizonte 2020, parece que el componente del pago verde va a tener una mayor relevancia, tanto en términos de importancia en el presupuesto como de mayores exigencias para los agricultores. En este contexto resulta fundamental que las prácticas de pago verde tengan una mayor flexibilidad respecto de las condiciones ambientales de cada Estado Miembro o región. En el caso de Extremadura, por la extensión e importancia del ecosistema, las prácticas ambientales necesarias en la dehesa (programas de densificación, rotación de pastos…) para su conservación y mejora deben encajar con los nuevos requisitos de estas ayudas”, asegura Javier Gonzalo Langa, Jefe del Servicio de Ayudas Sectoriales de la Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural en el reciente Informe agrario de la Fundación Caja Badajoz.

Según la nueva PAC, hay cuatro grandes líneas de ayudas: pago básico a los agricultores; pago para los agricultores que apliquen prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente (“pago verde”); pago complementario para los jóvenes agricultores que comiencen su actividad agrícola y el pago del régimen para los pequeños agricultores. Y luego están las diferentes líneas asociadas de ayudas a determinados cultivos, desde el arroz hasta tomate para industria o las de explotaciones ganaderas, entre las que la del vacuno supone más de 58 millones de euros en Extremadura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s